Çankaya Child Çocuk Escort Çankaya Child Çocuk Escort Çankaya Child Çocuk Escort Çankaya Child Çocuk Escort Çankaya Child Çocuk Escort Çankaya Child Çocuk Escort Çankaya Child Çocuk Escort Çankaya Child Çocuk Escort Çankaya Child Çocuk Escort Çankaya Child Çocuk Escort Çankaya Child Çocuk Escort Çankaya Child Çocuk Escort Çankaya Child Çocuk Escort Çankaya Child Çocuk Escort Çankaya Child Çocuk Escort Çankaya Child Çocuk Escort Çankaya Child Çocuk Escort Çankaya Child Çocuk Escort Çankaya Child Çocuk Escortzd Ankara Child Çocuk Escort Etlik Child Çocuk Escort Antalya Child Çocuk Escort Antalya Child Çocuk Escort Antalya Child Çocuk Escort Antalya Child Çocuk Escort www.elmayorportaldegerencia.com - Matt Stevenson
 


Un niño de 10 años triste por la muerte de un pececito puede ser un hecho intrascendente, de esos que pasan inadvertidos. Pero en el caso del joven Matt, fue mucho más que eso. Fue el disparador que terminó en un negocio inimaginable.

Todo comenzó cuando la hermana de Matt decidió lavar las piedras de la pecera de Johny, su mascota, y el pobre pez no logró sobrevivir. El trauma de Matt se transformó en obsesión: “Yo quería mucho a ese pez y entonces me decidí por estudiar Diseño de Productos en la Universidad”, cuenta Stevenson.

Justamente en el trabajo final para graduarse en la carrera, Matt presentó el fruto de esa temprana obsesión: un filtro de acuario para corales. A partir de ahí, se construyó un prototipo en su propia casa y en 1999 se lo ofreció a varios posibles interesados, que había evaluado al dedicarse dos meses enteros a estudiar un poco el mercado y a preparar ríos distribuidores mayoristas, cosa que necesitaba para poner en marcha el servicio.

“Realmente no sabía si había mercado para mi invento, si alguien iba a estar interesado en comprarlo”. Todo ese esfuerzo comenzó a dar frutos, cuando un distribuidor le encargó mil unidades del nuevo producto, que hubiese facilitado que su mascota Johny no muriera. Rápidamente, llegó la sociedad con su padre, donde su hermana (la que en definitiva había sido partícipe involuntaria del inicio de todo) hacía las veces de secretaria.

Al día de hoy, Reef One fabrica ya varias versiones distintas de BiOrb (nombre comercial del sistema) y otros tantos productos orientados a los acuarios, facturando unos 7 millones de dólares al año y empleando a 15 personas a tiempo completo. Y todo gracias a la mirada de un niño sobre un pececito.

Fuente: www.es.shvoong.com


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
Pin It

Don't have an account yet? Register Now!

Sign in to your account