www.elmayorportaldegerencia.com - Tips https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=category&id=113&Itemid=150&lang=en Mon, 19 Aug 2019 15:59:23 -0500 Joomla! - Open Source Content Management en-gb pablo.paez@elmayorportaldegerencia.com (Pirámide Digital) Abraham Lincoln https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=891&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=891&catid=113&Itemid=150&lang=en


Humanista y Luchador incansable (1809-1865)

Una cabaña de troncos en Hardin County, Kentucky, vio nacer a Abraham Lincoln el 12 de febrero de 1809. Pertenecía a una familia de colonos que más tarde se asentó en Indiana. Durante su juventud trabajó como leñador, luchó contra los indios y consiguió ser abogado. A los veinticuatro años hizo su entrada en política, con ciertos fracasos iniciales.

Después de ser designado diputado, perdió el cargo al oponerse a la guerra con México. Dos veces más fracasó en su intento de conseguir un escaño en el Senado y tuvo que retirarse a su residencia en Springfield (Illinois) para ejercer su trabajo como abogado. A los cincuenta años no se sentía muy cómodo con su vida, fracasado en su objetivo de desarrollar una carrera política.

Aunque poseía cierto renombre como abogado, su patrimonio no era demasiado amplio, y tuvo que hacer frente a algunas deudas. Eran sus amigos más cercanos quienes le animaban a intentar de nuevo el acceso a la política, si bien Lincoln se sentía decepcionado y lo rechazaba. Una serie de casualidades daría, sin embargo, con Lincoln de nuevo dedicado a la política. Los desastrosos resultados académicos de su hijo Robert le obligaron a viajar hasta la academia de New Hampshire donde se hallaba estudiando. Previamente, Lincoln recibió el encargo de dictar una conferencia en Brooklyn, a cambio de doscientos dólares.

El dinero podía venirle bien a su maltrecha economía, y además no interfería demasiado en su viaje. Aceptó el encargo y se comprometió a abordar temas políticos comprometidos en su charla, lo que generó expectativas entre el público y los organizadores. Estos, al ver el interés que se había despertado, cambiaron el auditorio a un gran local en Nueva York, permitiendo la asistencia de dos mil personas. La conferencia fue un rotundo éxito, y los periódicos a la mañana siguiente hicieron una gran reseña del evento. Rápidamente Lincoln fue requerido por los dirigentes republicanos para que dictara más conferencias en su camino hacia New Hampshire, pronunciando once discursos con el mismo éxito.

Volcado en la política, se presentó entonces como candidato en la Convención Nacional Republicana, celebrada en Chicago el 16 de mayo de 1860. Para lograr ser designado como candidato debía derrotar en las urnas a otro candidato mejor colocado, William Seward. La casualidad volvió a favorecer a Lincoln: las papeletas para la elección tardaron en estar listas, tiempo que aprovechó el candidato y su equipo para ganar los apoyos necesarios. La importancia de ser candidato republicano era básica, pues prácticamente aseguraba la presidencia al hallarse los demócratas divididos en tres candidaturas por la cuestión de la esclavitud. Así, el 6 de noviembre de 1860 Lincoln salió elegido presidente. Cuestión clave de su mandato será la abolición de la esclavitud.

Partidario de la abolición, contra su postura se alinearán los estados del Sur, cuya economía eminentemente agrícola se sustenta sobre una mano de obra esclava. En consecuencia, once estados constituyeron la Confederación Sudista, declarándose la Guerra de Secesión al negarse el presidente al reconocer la separación. El conflicto duró cuatro años y causo unas 600.000 bajas.

Considerada la primera guerra moderna por su extensión y duración, en ella lucharon tres millones de personas, se usaron las armas más avanzadas (fusiles, ametralladoras, minas, acorazados) y la economía giró en torno al conflicto, dedicándose a él todos los recursos disponibles. Tras la victoria en Gettysburg sobre el general Lee, la victoria se iba decantando del lado unionista hasta que por fin se firmó la paz, el 9 de abril de 1865. Los generales Sherman y Grant recibieron la rendición de manos de Lee. Antes de finalizar la guerra Lincoln fue reelegido, favorecido por el buen rumbo de las campañas militares, el desarrollo industrial y su política de acercamiento y conciliación hacia los estados sureños.

Su programa político planteaba restablecer una federación donde todos los estados gozaran de una igualdad de derechos, incluir en la Constitución la abolición de la esclavitud y poner todas sus fuerzas a la reconstrucción tras el conflicto. Sin embargo, su asesinato, el primero de un presidente estadounidense, le impedirá conseguir sus objetivos. Cinco días después de la finalización de la guerra, en la Ford´s Opera House asistía Lincoln a una representación, momento que fue aprovechado por su asesino, el actor John Wilkes Booth, para asestarle un disparo en la cabeza. Lincoln falleció un día después a las siete de la mañana.

Fuente: http://www.artehistoria.com


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
administrador@piramidedigital.com (Administrador.) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Adi y Rudolp Dassler https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6039&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6039&catid=113&Itemid=150&lang=en


La historia de dos hermanos fundadores de las dos mayores marcas de indumentaria deportiva del mundo, Adidas y Puma, dos marcas míticas que facturan miles de millones de euros al año (10.000 en el caso de Adidas; 2.300 para Puma) y que hoy en día cuentan con millones de jóvenes consumidores que se personifican con sus ídolos deportivos a través de su vestimenta, es digna de ser retratada en un film. Alemanes, hijos del zapatero Christoph, partidarios del nazismo, comenzaron juntos su carrera empresarial.

De profesión panadero, un joven Adi Dassler comenzó a producir su propio calzado deportivo en la cocina de su madre, después de su vuelta de la Primera Guerra Mundial. Decidió utilizar su apodo y la primera sílaba de su apellido para darle nombre a su gran emprendimiento: Adidas. En 1924, su hermano Rudolf Dassler se sumó al negocio.

Corrían días de 1926. En el interior de la «Gerbüder Dassler Schuhfabrik» los hermanos Adolf y Rudolf confeccionaban zapatillas y pantuflas sin marca. También calzado con clavos para los que gustaban de correr al aire libre con las temperaturas poco auguriosas del invierno alemán. Buena calidad en los materiales, perfecta manufactura, resistencia extrema… Las bondades del calzado Dassler llegaron a oídos de Josef Waitzer, entrenador del equipo alemán de atletismo. Con Adolf (más conocido como Adi) en el papel de artista introvertido, y Rudolf como experto en relaciones públicas, la pareja de hermanos no tardó en comercializar sus productos en la villa olímpica en los Juegos de Berlín de 1936.

Sumado a esto, el advenimiento del nazismo (del cual eran partidarios) supuso una ventaja económica, siendo el deporte utilizado por los nazis como el espejo perfecto para mostrar al mundo la perfección aria. Pero no fue un ario quien se lleve todos los laureles: estos fueron para Jesse Owens, para disgusto de Hitler y su cineasta-propagandista Leni Riefensthal. El atleta negro se colgó al cuello la gloria dorada cuatro veces por delante de muchachos rubios y de mirada azul. La proeza contenía un secreto: Jesse calzaba unas zapatillas de clavos obra de Adi Dassler. La compañía comenzaba a despegar de la mano –y los pies– de un liviano muchachito de Alabama.

El clima entre los hermanos comenzó a ser tenso durante la II Guerra Mundial. Por orden del III Reich, la fábrica de calzado se reconvirtió en taller de tanques y repuestos de lanzamisiles. Adi se libró de empuñar armas para hacerse cargo del bélico rumbo que había tomado su empresa. Rudolf, convencido de la causa nazi y espía de la SS, se unió a las tropas en Sajonia y desde allí escribió una misiva a su hermano llena de afecto: «No dudaré en pedir el cierre de la fábrica para que tengas que asumir una ocupación que te permita jugar a ser jefe y, como deportista de elite que eres, tengas que llevar un arma».

Terminada la guerra, sucedió lo esperable: Rudolf dejó la empresa para crear la suya propia, la competidora Puma. Aquí comienza una batalla comercial inescrupulosa, que roza lo patético por tratarse de dos hermanos. La disputa se extendió más allá de ellos, pasando a hijos y, en la actualidad, nietos de ambos.

Adolf (Adidas) y Rudolf Dassler (Puma) crearon dos emporios de calzado deportivo y patrocinaron a las mejores estrellas del siglo XX. Murió cada uno odiando al otro, quizás convencidos de que era la mejor manera de vivir.

Tras la muerte de Adolf Dassler en 1978, su hijo y su esposa Käthe asumieron la dirección. Adidas se transformó en sociedad anónima en 1989, pero la propiedad se mantuvo en la familia hasta su OPV en 1995.

Bajo la dirección de Rudolf Dassler, PUMA fue una empresa pequeña. Sólo bajo la dirección de su hijo Armin Dassler PUMA llegó a ser la empresa mundialmente conocida que es hoy. 


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Agostino Rocca https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6630&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6630&catid=113&Itemid=150&lang=en


Agostino Rocca fue un importante empresario ítalo-argentino, heredero de la siderúrgica Techint, que en 1945 fundó su abuelo, también llamado Agostino, y que se convirtió en la mayor productora de tubos sin costura del mundo y la más importante de acero de América Latina. Su gestión potenció las ganancias de la firma, la introdujo en el negocio del petróleo e impulsó su expansión en aceros planos y largos.

Nació el 2 de noviembre de 1945 en Milán, en el seno de una ya exitosa familia de industriales. Se formó en la Universidad Bocconi, en su ciudad de origen, y luego en la Cornell University de Estados Unidos para especializarse en Finanzas. Tras trabajar un año en París y dos en Italia, ingresó en Techint en 1977, a los 32 años. Para entonces, la empresa ya era poderosa y contaba con un innegable peso económico y político. Decidido a continuar el legado familiar, se arraigó definitivamente en Argentina en 1982.

Su padre, Roberto, lo preparó durante toda su vida para el puesto que ocupó desde 1993, cuando asumió la presidencia del holding siderúrgico. Su gestión fue inmejorable: en seis años, triplicó la facturación de la firma. "La Argentina no es Hong Kong ni Singapur. No es un país de intermediación. Ese no es el camino correcto para el crecimiento. Hemos visto muchos casos de empresas familiares que, como se dice en el box, colgaron los guantes. Lamento que no exista la voluntad de continuidad", declaró a la revista Viva en diciembre de 1999.

Más allá de su poder y riqueza, Agostino mantuvo siempre un perfil bajo y preservó su intimidad. Luego de separarse de su primera mujer, se casó con Daria y vivía pendiente de sus tres hijos, dos varones y una mujer.

A los 55 años, falleció en un accidente aéreo en la madrugada del 28 de abril de 2001, a pocos kilómetros de Buenos Aires. La avioneta Cessna Grand Caravan en la que viajaba junto a su ahijada y otras ocho personas iba rumbo al glaciar Perito Moreno cuando se precipitó en un campo de Roque Pérez. No hubo sobrevivientes. Sus restos descansan en la ciudad de Campana.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Akio Morita https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=890&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=890&catid=113&Itemid=150&lang=en


Sin dudas Akio Morita (Fundador de Sony) fue un hombre de negocios talentoso y con una visión global del mundo empresarial única. Sus ideales no estaban relacionados sólo al ámbito de su poderosa empresa sino que abarcaron al planeta en su totalidad.

Conceptos de Akio Morita de su autobiografía “Made In Japan” (1986):

“…En aquel momento me parecía que con dos tercios de la población mundial viviendo en un nivel económico muy bajo, el mundo desarrollado tenía la responsabilidad y la oportunidad de ayudar a que toda esa gente ascendiera a una esfera económicamente más elevada, lo que sería de provecho para todos. Después de todo, el pueblo de los países en desarrollo tiene derecho de gozar los beneficios de una civilización evolucionada, de mejores alimentos, vestimentas, educación y entretenimientos, pero los que estamos en el mundo desarrollado no hemos hecho lo suficiente para ayudarlos. Esta es una actitud miope de nuestra parte, porque esa gente representa nuestro futuro poderío, nuestros coproductores y clientes. Me viene a la memoria el cuento de los dos vendedores de zapatos que visitaron un país subdesarrollado: uno le mandó este telegrama a su compañía: NO HAY PERSPECTIVA DE VENTA PORQUE NADIE USA ZAPATOS AQUÍ. El otro vendedor envió este telegrama: ENVIEN EXISTENCIAS DE INMEDIATO HABITANTES DESCALZOS NECESITAN ZAPATOS DESESPERADAMENTE. Nos parecemos demasiado al primer vendedor y no hemos progresado en esta necesidad de ayudar al Tercer Mundo…”

“…En el Japón somos los herederos de una tradición cultural y de una filosofía agraria, que incluye la naturaleza y el cambio de estación. Quizá sea debido a esto que no somos un pueblo precipitado. Tenemos miles de años de historia y tradición y esa es la razón de que no nos guste cuando un país tan joven -aunque grandioso- como Estados Unidos nos trate como recién llegados. Tenemos un proverbio que dice que todo cambia al cabo de setenta días, lo que nos aconseja no ser precipitados, no extralimitarnos en la respuesta, no reaccionar con demasiada prontitud: tiene que haber un término medio entre los dos enfoques, el demasiado apresurado y el demasiado lento”.

“…El otro día oí un chiste respecto de un norteamericano y de un japonés que estaban caminando juntos por la jungla, cuando vieron que un león hambriento corría hacia ellos. De inmediato, el japonés se sentó y empezó a calzarse sus zapatillas de carrera”.

“—Si piensas que puedes correr más rápido que un león hambriento, —se mofó el norteamericano— eres un tonto.”

“—No tengo que correr más rápido que ese león hambriento: —dijo el japonés— ¡sólo tengo que correr más rápido que tú!”


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Albert Einstein https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6024&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6024&catid=113&Itemid=150&lang=en


Ulm, 1879 - Princeton, 1955

Científico estadounidense de origen alemán. En 1880 su familia se trasladó a Munich y luego (1894-96) a Milán. Frecuentó un instituto muniqués, prosiguió sus estudios en Italia y finalmente se matriculó en la Escuela Politécnica de Zurich (1896-1901). Obtenida la ciudadanía suiza (1901), encontró un empleo en el Departamento de Patentes; aquel mismo año contrajo matrimonio.

En 1905 publicó en Annalen der Physik sus primeros trabajos sobre la teoría de los quanta, la de la relatividad y los movimientos brownianos, y llegó a profesor libre de la Universidad de Berna. En 1909 fue nombrado profesor adjunto de la de Zurich y en 1910 pasó a enseñar Física teórica en la Universidad alemana de Praga. Luego dio clases de esta misma disciplina en la Escuela Politécnica zuriquesa (1912). En 1913, nombrado miembro de la Academia de Prusia, se trasladó a Berlín. En 1916 se casó en segundas nupcias. Publicó entonces Die Grundlage der allgemeinen Relativitätstheorie e inició una serie de viajes a los Estados Unidos, Inglaterra, Francia, China, Japón, Palestina y España (1919-32).

En 1924 entregó a la imprenta Über die spezielle und die allgemeine Relativitätstheorie y el año siguiente recibió el premio Nobel por su teoría sobre el efecto fotoeléctrico. En 1933 abandonó la Academia de Prusia y se enfrentó valerosamente a Hitler. Iniciada la persecución nazi contra los judíos, marchó a América y enseñó en el Instituto de Estudios Superiores de Princeton (Nueva Jersey). En 1945 se retiró a la vida privada, a pesar de lo cual prosiguió intensamente su actividad científica.

Einstein es uno de los grandes genios de la humanidad y en el ámbito de las ciencias físicas ha llevado a cabo una revolución todavía en marcha y cuyos alcances no pueden medirse aún en toda su amplitud. En su primera formulación (teoría de la relatividad restringida) extendió a los fenómenos ópticos y electromagnéticos el principio de relatividad galileo-newtoniano, anteriormente limitado sólo al campo de la Mecánica, y afirmó la validez de las leyes de esta última tanto respecto de un sistema galileano de referencia K, como en relación con otro de referencia K' en movimiento rectilíneo y uniforme respecto de K.

Según las teorías de Einstein, la ley de la propagación de la luz en el vacío debe tener, como cualquier otra general de la naturaleza, la misma expresión ya referida, por ejemplo, a una garita ferroviaria o a un vagón de tren en movimiento rectilíneo y uniforme en relación con ésta; dicho en otros términos, la velocidad de la luz no se ajusta a la de los sistemas de referencia que se mueven en línea recta y de manera uniforme respecto del movimiento de la misma luz. En realidad, el experimento de Michelson-Morley, mil veces repetido y comprobado a partir de 1881, había demostrado la diferencia existente entre la velocidad de la luz y la de la Tierra.

La relatividad restringida ofrece la razón de tal hecho, antes inexplicable. A su vez, la invariabilidad de la velocidad de la luz lleva a la introducción, en Física, de las transformaciones de Lorentz, según las cuales la distancia temporal entre dos acontecimientos y la que separa dos puntos de un cuerpo rígido se hallan en función del movimiento del sistema de referencia, y por ello resultan distintas para K y K'. Ello nos libra, en la formulación de las leyes ópticas y electromagnéticas, de la relación con el hipotético sistema fijo "absoluto", rompecabezas metafísico de la Física clásica, puesto que tales leyes, como aparecen formuladas en la relatividad restringida, valen para K e igualmente para K', lo mismo que las de la Mecánica.

El tránsito de la Física clásica a la relatividad restringida representa no sólo un progreso metodológico. Esta última, en efecto, presenta -como observa Einstein (Sobre la teoría especial y general de la relatividad)- un valor heurístico mucho mayor que el de la Física clásica, por cuanto permite incluir en la teoría, como consecuencia de ella, un notable número de fenómenos, entre los que figuran, por ejemplo, la aparente excepción en la relación de la velocidad de la luz con la de una corriente de agua en el experimento de Fizeau; el aumento de la masa de los electrones al incrementarse las velocidades de éstos, observado en los rayos catódicos y en las emanaciones del radio; la masa de los rayos cósmicos, cuarenta mil veces superior a la de la misma en reposo; el efecto Doppler; el efecto Compton; la existencia del fotón y la magnitud de su impulso, previstas por Einstein y comprobadas luego experimentalmente; la cantidad de energía requerida por las masas de los núcleos para la transmutación de los elementos; la fina estructura de las rayas del espectro, calculada por Sommerfield mediante la Mecánica relativista; la existencia de los electrones positivos, prevista por Dirac como solución a ciertas ecuaciones procedentes de la Mecánica de la relatividad; el magnetismo de los electrones, calculado por Dirac con la transformación de las ecuaciones de Schrödinger en las correspondientes de la Mecánica relativista, etc.

Una de las consecuencias de la relatividad restringida es el descubrimiento de la existencia de una energía E igual a mc2 en toda masa m. Esta famosa y casi mágica fórmula nos dice que la masa puede transformarse en energía, y viceversa; de ahí el memorable anuncio hecho por Einstein hace cincuenta años sobre la posibilidad de la desintegración de la materia, llevada luego a cabo por Fermi.

Sin embargo, la relatividad restringida no elimina el sistema fijo absoluto del campo de la Física de la gravitación. Tal sistema, en última instancia, nace del hecho por el cual la relatividad restringida admite aún, en la formulación de las leyes de la naturaleza, la necesidad de situarse bajo el ángulo de los sistemas privilegiados K y K' ¿Qué ocurriría de ser formuladas las leyes físicas de tal suerte que valieran también para un sistema K" en movimiento rectilíneo no uniforme, o bien uniforme pero no según una línea recta? Aquí la distinción entre campo de inercia y de gravitación deja de ser absoluta, puesto que, por ejemplo, respecto de varios individuos situados en un ascensor que caiga de acuerdo con un movimiento uniformemente acelerado, todos los objetos del interior del ascensor se hallan en un campo de inercia (quien dejara suelto entonces un pañuelo vería cómo éste se mantiene inmóvil ante sí), en tanto que para un observador situado fuera, y en relación con el cual el aparato se mueve con un movimiento uniformemente acelerado, el ascensor se comporta como un campo de gravitación.

La relatividad general es precisamente la Física que mantiene la validez de las leyes incluso respecto del sistema K". El postulado de ésta tiene como consecuencia inmediata la igualdad de la masa inerte y de la ponderal, que la Física clásica había de limitarse a aceptar como hecho inexplicable. Con la relatividad general, la Física alcanza el mayor grado de generalidad y, si cabe, de objetividad. ¿Qué ley natural, en efecto, es válida para sistemas de referencia privilegiados? Ninguna, en realidad. Las leyes naturales deben poder ser aplicables a cualquier sistema de referencia; es ilógico pensar, por ejemplo, que la Física no resulta admisible dentro de un ascensor que caiga con un movimiento uniformemente acelerado o en un tiovivo que gire.

La relatividad general comporta la previsión teórica de numerosos hechos; así, por ejemplo: la desviación de los rayos luminosos que se aproximan a una masa; la traslación de las rayas espectrales; la del movimiento perihélico de Mercurio, etc. La experiencia ha confirmado plenamente estas previsiones teóricas.

Durante los últimos años de su existencia, Einstein fijó los fundamentos de una tercera teoría, la del "campo unitario", que unifica en un solo sistema tanto las ecuaciones del ámbito electromagnético como las del campo de la gravitación. El desarrollo ulterior de esta teoría, dejada por el sabio como herencia, permitirá seguramente la obtención -según observa Infeld, discípulo de Einstein- no sólo de las ecuaciones de ambos campos, sino también de las correspondientes a la teoría de los quanta. Entre sus obras deben destacarse Las bases de la teoría general de la relatividad (1916); Sobre la teoría especial y general de la relatividad (1920); Geometría y experiencia (1921) y El significado de la relatividad (1945).


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Alberto Benavides de la Quintana https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6626&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6626&catid=113&Itemid=150&lang=en


El empresario minero más importante de Perú, Alberto Benavides de la Quintana, nació en Lima el 21 de octubre de 1920. Su padre fue Alberto Benavides Diez-Canseco, alcalde de Lima y hermano de Francisca Benavides, esposa del dos veces presidente Óscar R. Benavides. Su madre fue Blanca de la Quintana Cichero, hija del ex-ministro de Hacienda Ismael de la Quintana Elías.

Realizó sus estudios primarios y secundarios el Colegio de la Inmaculada de su ciudad natal, entre 1927 y 1936. Luego, se dedicó a estudiar Ingeniería de Minas en la antigua Escuela Nacional de Ingeniería, hoy UNI, de donde se graduó en 1941. Una vez graduado, ganó una beca de la minera Cerro de Pasco Corporation para estudiar una Maestría en Geología en Harvard, de donde egresó en 1944.

En 1945 se casó con Elsa Ganoza de la Torre, con quien tiene cinco hijos: Blanca, Alberto, Mercedes Raul y Roque, quien es su sucesor.

De regreso a Perú, empezó a trabajar en la Cerro de Pasco Corporation, la minera más importante de la época, como geólogo hasta 1950, y luego como Jefe de Exploraciones, hasta 1953. Ese mismo año fundó su propia empresa, Compañía de Minas Buenaventura. Se fue expandiendo por todo el país con el paso de los años y, durante su gestión, desarrolló la minería compenetrándose en mejorar la calidad de vida de las comunidades aledañas.

Ha desempeñado varias funciones públicas: fue presidente del directorio de las sociedades mineras El Brocal y Cerro Verde, teniente alcalde de Cerro de Pasco y director del Banco Central de Reserva del Perú, entre otras. También se desarrolló como presidente del Directorio de Buenaventura, vicepresidente del Comité Ejecutivo de Minera Yanacocha y director de Buenaventura Ingenieros S.A., Compañía Minera Condesa S.A., Cía. de Exploraciones, Desarrollo e Inversiones Mineras, Compañía Minera Colquirrumi S.A., Consorcio Energético de Huancavelica S.A., Inversiones Colquijirca S.A. y Metalúrgica Los Volcanes S.A.

Luego de toda una vida de trabajo, en 2001 anunció su retiro y, desde entonces, su holding ha quedado en manos de su hijo Roque.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Alejandro Magno https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6578&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6578&catid=113&Itemid=150&lang=en


Alejandro Magno es, tal vez, uno de los personajes que mayor fuerza e impacto ha habido en toda la historia. Considerado casi como un semidiós y/o un héroe de leyenda, Alejandro llegó a convertirse ya, desde la Edad Media en todo un gran personaje. Un héroe de fábula, pero un héroe real.

Alejandro era hijo de Filipo de Macedonia, uno de los soberanos y políticos más y astutos de que se tenga memoria. Algunos sostienen, sin embargo, que la gloria de Alejandro se debe exclusivamente a su padre y a las situaciones imperantes, en aquél tiempo, en Grecia. Había habido, es cierto, grandes conquistas, pero en realidad fue Alejandro quien, a la muerte de su padre conquistó todo esto y superó en mucho lo realizado con anterioridad.

Alejandro nació un 19 de julio del año 356 antes de Cristo, mismo día en que un loco llamado Eróstrato incendiaba el hermoso templo de Diana, en Efeso. Se dice que Eróstrato quería dejar su nombre a la posteridad (cosa que al fin logró, y sin mucho esfuerzo).

Este templo, considerado una de las Siete Maravillas del Mundo antiguo, era un templo y edificio de gran importancia para los griegos. Por tal motivo, los habitantes de esos tiempos, interpretaron esto (basados en supersticiones de lo que eran muy creyentes), como una prueba y señal para el Asia, pues había ya nacido para ellos el que habría de sojuzgarla.

Los padres de Alejandro fueron Filipo, rey de Macedonia, y Olimpias, princesa epírota, hija de Neoptolomeo, soberano de los molosos. La influencia de ambos fue mucha, lo mismo que la de su estirpe. Los macedonios, si bien no eran tan puros como los de la Hélade, ellos sí se consideraban griegos. En cambio, los egipcios los consideraban y tenían por bárbaros. Así pues, Alejandro fue tomando de ambas ramas, el agua de ambas fuentes.

Por las venas de Alejandro corría sangre bárbara. Ello explica ciertas normas o patrones de su complejo carácter. Por una parte, un temperamento cambiante, que oscila entre una razón fría y calculadora, y la un temperamento vehemente y apasionado. Un personaje de grandeza con signos de grandeza.

Dicen, que para explicar muchas cosas es necesario tomar en cuenta la educación recibida: primeramente la educación de los padres, luego la de la escuela. Y Alejandro no solamente tuvo excelentes padres; sino que, a su vez, excelentes maestros.

Su primer maestro fue Leónidas, pariente de Olimpias, quien trató de dominar el carácter rebelde de su discípulo. Se dice que Alejandro era indomable ante la fuerza y la autoridad, pero se doblegaba fácilmente ante la persuasión, el amor o las palabras.

De ahí que, para fortuna de Alejandro, su padre mandase llamar al filósofo Aristóteles, para que él, personalmente, se encargase de la educación de su hijo. Así, entre ambos, entre Leónidas y Aristóteles, harían de Alejandro todo un gran hombre.

Alejandro tenía trece años cuando Aristóteles empezó a educarle y ser su maestro. La influencia del gran filósofo fue decisiva en la vida de Alejandro, quien aprendiese grandes cosas con su maestro. Buen alumno, Alejandro se interesó grandemente por la cultura griega.

Le gustaba la literatura y sentía un particular interés por el arte heleno. Y fue a Aristóteles a quien cabe la gloria de haber imbuido en el gran conquistador ideas de generosa grandeza, rectitud y elevación de miras, tan escasas en gobernantes de aquellas épocas, aunque no mucho muy distintas de las actuales...

Gustaba de Eurípides y Píndaro. En lo que respecta a “obras de literatura” sentía una singular predilección por la Ilíada, su obra preferida. Una obra en cuyos personajes se proyectaba y/o identificaba. Le gustaba leer sobre Hércules, sobre el Olimpo, sobre Homero, sobre Helena. Le gustaba leer toda la obra, una obra muchos de cuyos trozos sabía y recitaba de memoria. Un libro que siempre cargaba bajo el brazo o su mochila.

Son muchas las historias, anécdotas y leyendas que se cuentan de Alejandro. Son anécdotas que nos muestran, de cierto modo, el carácter de Alejandro, su forma de ser y de pensar. Anécdotas que nos muestran su vida, historias que nos enseñan y señalan su alma.

Una de las primeras cinco o seis anécdotas que aquí relataré es conocida como la del “incienso”. Resulta que una vez se encontraba Alejandro ante el altar, derramando incienso ante los dioses. Su preceptor Leónidas se enoja, se acerca y le reprocha diciendo: “Para hacer tan abundantes ofrendas es preciso que esperes a que seas dueño del país del incienso...”. Más tarde, Alejandro fue el señor del Asia y envió a su maestro cien talentos de aromas para que no fuese un avaro con los dioses...

Una segunda anécdota se refiere a cuando en una ocasión Alejandro estaba practicando deporte y haciendo ejercicio. Alguien se acerca y le pregunta; “¿Y vas a participar en los juegos olímpicos?”, a lo que Alejandro responde; “Si mis rivales fueran reyes, por supuesto que sí”. Tal vez mucho “crecimiento” o mucho “creerse” por parte de Alejandro, pero algo que nos muestra de cómo era y cómo actuaba.

La tercer anécdota se refiere a la del caballo Bucéfalo. Resulta que un buen día un tesalio llevó ante Filipo (el padre de Alejandro) un caballo. El hombre quería 30 talentos por Bucéfalo, el nombre del caballo. De ahí que los más hábiles jinetes de la corte quisieran trepar en el caballo, domar este fiero y salvaje corcel, y hacerlo suyo.

Nadie pudo hacerlo. El equino parecía empecinado a bajar de su lomo a todo aquél que osara montar en él. Filipo entonces lo rechazó, si no fuera porque Alejandro, que estaba presente, les dijo: “¡Pero, qué bárbaros...! ¿Cómo es que puedan perder este caballo por su timidez e inexperiencia?”

El padre le reprochó su actitud diciéndole de paso: “Como si fueras tú a ser capaz de montar este caballo...”. Alejandro no se amedrentó y apostó el precio del caballo mismo, en caso de no poder apaciguarlo. El rey rió, lo mismo que la corte. La presunción de Alejandro era mucha.

Y... “¡Oh sorpresa...!”. Alejandro pudo. Se acercó al caballo, empuñó las riendas, vuelve la cabeza de éste hacia el Sol, pues había observado que el noble corcel se asustaba hasta con su propia sombra. Luego le acarició, soltó su manto, dio un ágil brinco y montó en el corcel.

Sujetó con fuerza las riendas, paseó por los espacios, y volvió a paso lento y tranquilo con un corcel agradecido. Vuelcan los aplausos, y, dicen los historiadores, que Filipo, al verle, le dice a Alejandro: “Hijo mío, busca otros reinos; Macedonia, el que poseo, es muy pequeño para ti y sé que no podrá satisfacerte...” .

Fue en el año 340 a.C en que parte Filipo para sitiar a Bizancio, dejando en Pella, capital de Macedonia, a su hijo Alejandro. Una prueba de fuego para él, pues habría de gobernar contando con tan solo 16 años. Pasa la prueba, Alejandro puede gobernar en ausencia de su padre Filipo. Este, más tarde, habría de enviar a su hijo Alejandro a un campo de batalla. Aquí, ya Alejandro, contaba con dieciocho años de edad.

Pasan los años y surgen desavenencias entre padre e hijo. Filipo se aparta de Olimpias para casarse con una bella macedonia llamada Cleopatra (no la de la película, aquella otra Cleopatra -una de las más famosas reinas de Egipto-, la que cautivara con su gran belleza a célebres guerreros como César y Marco Antonio).

Alejandro continúa el pleito contra su padre. Viene la boda de Filipo y Cleopatra. Este (Filipo), bebe demasiado. Se abalanza para reprocharle algo a Alejandro. Cae Filipo. Alejandro se vuelve y dice: “Macedonios, he aquí al hombre que se preparaba para pasar de Europa a Asia, pero que ni siquiera puede trasladarse de una mesa a otra...”. Así veía Alejandro a su padre. Un cuadro no muy digno, que digamos; pues, como vemos, se burla hasta de su padre.

Siguen rodando los años. Alejandro y su madre Olimpias se ausentan de la corte para irse a radicar entre los ilirios. Un corintio, Demaratros, hace que Filipo y Alejandro se reconcilien. Alejandro vuelve a Pella, y su madre adquiere nuevamente su antiguo rango. Filipo es más tarde asesinado en una boda. Lo apuñalan a la entrada de un teatro. Más tarde Alejandro sería proclamado rey.

A la muerte de Filipo, su hijo, Alejandro, asciende al trono de Macedonia y es proclamado rey, algo que logra sin mucha dificultad. Había, por supuesto, gente que se oponía, entre ellos muchos inquietos helenos que ardían en deseos de sublevarse.

Viene un Congreso (el Segundo Congreso de Corinto, allá por el año 336 a.C., en época de otoño, cuando caen las hojas), y, Alejandro, es proclamado oficialmente rey de Macedonia. Alejandro, un muchacho de apenas casi 20 años que pronto habría de demostrar ser un hábil gobernante, y que a los 30 años ya sería conocido como Alejandro el Grande, Alejandro Magno.

Fueron grandes las conquistas de Alejandro. Después de haber sometido a Grecia, se hizo conferir, en Corinto, el título de generalísimo de los helenos. Venció innumerables tropas. Se apoderó de Tiro y de Sidón, lo mismo que Jerusalén, Sidón y Damasco. Invadió y conquistó Egipto, fundó Alejandría. Atravesó el Éufrates y el Tigris, conquistando Arbelas, Babilonia y Susa. Quemó Persépolis y llegó hasta el Indo.

Grandes fueron las conquistas de Alejandro. Innumerables ciudades, reinos y regiones pasaron por sus manos. Enfrentó a grandes hombres, como a Darío III, rey de los persas, a quien luego de haber derrotado, le perdonara la vida.

Darío quiso llegar a un acuerdo proponiéndole a Alejandro el repartirse el reino, contestándole Alejandro “no puede haber dos soles en los cielos...”. Más tarde, alguien (ante la contrariedad de Alejandro), le cortaría la cabeza al Emperador Darío. Luego, Alejandro se desposaría con una hija del propio Darío.

A la muerte de Filipo, muchas ciudades griegas quisieron liberarse, pero Alejandro cayó rápidamente sobre Tebas. La ciudad fue arrasada por completo, quedando sólo en pie las edificaciones de los templos y la casa donde viviera el poeta Píndaro, a quien Alejandro mucho admiraba. Y así como esta, fueron muchas de las acciones que emprendió e hizo respetar Alejandro.

Es de alabar, que una de sus ideas principales haya sido la de respetar las creencias y principios de todos los pueblos. Al conquistarlos no destruía ni su culto, ni su cultura, ni su religión. (Cosa que llevándola a términos prácticos y modernos se ve todo lo contrario en fusiones de bancos, empresas o cambios de autoridades). Su intención había sido la de formar un solo imperio de toda esta vasta región, sin tener problemas de ninguna especie.

Alejandro fundó más de 70 ciudades, muchas de las cuales le dieron su nombre (ciudades a las que se les conocía con el nombre de “Alejandrías”). Su idea había sido la de formar un Imperio Universal, que tendría como capital y centro principal Alejandría, una de las ciudades más importantes de todos los tiempos.

Alejandría, la única ciudad que fuese planeada antes de ser construida. Una ciudad, importante centro de cultura y del comercio. Una ciudad cuyas calles estaban pavimentadas y eran iluminadas por las noches. Una ciudad con un hermoso museo y una extraordinaria biblioteca que acomodaba medio millón de volúmenes. Una ciudad en que los científicos vivían con los salarios que les proporcionaba el propio gobierno...

La ciudad fue grande, como grandes fueron las ideas de Alejandro. Su sueño gigantesco había sido el del Imperio Universal. Su imaginación ya había forjado este sueño, teniendo en Alejandría la capital de capitales.

Amigo y admirador de los persas, Alejandro empezaba a rumiar la idea de establecer estas costumbres. El mismo ya empezaba a vestir a la usanza persa, haciendo a sus soldados adoptar estas costumbres. Sin embargo, su principal preocupación fue la propagación del mundo helénico: un mundo unido que hablaría griego, y tendría las mismas creencias religiosas. Un mundo, tal vez utópico, pero que de todas formas o todas maneras pretendía esparcir la semilla de las ciencias, el arte y la filosofía.

Se dice que teniendo en mente este sueño de grandeza y de formar un solo y vasto imperio, una noche, en los últimos años de su vida, y una vez terminada la conquista de Oriente, Alejandro decidió que se celebrasen en una sola noche diez mil enlaces matrimoniales entre sus soldados y doncellas persas. Esto, buscando la fusión entre las razas.

Una anécdota más, que nos habla sobre la vida de Alejandro, es la del famoso “Nudo Gordiano”. Se dice que en Gordium, ciudad situada en el centro del Asia Menor, había un nudo que unía el carro y la lanza de un antiguo rey de Frigia. La leyenda señalaba que el que lograrse deshacer aquél nudo sería dueño del Asia.

Nadie podía desatar este nudo. Nadie había podido deshacer este “entuerto”. Alejandro, por lo tanto, quiso probar suerte y variando su ruta hacia esa ciudad se apersonó para resolver tal “dilema”. Al ver el nudo Alejandro rió, desenfundó su espada y de un solo tajo cortó el nudo dejándolo sólo en leyenda.

Como se sabe, Alejandro fue visitado durante su reinado por sabios, poetas y artistas, que estaban deseosos de conocer al joven rey. Únicamente Diógenes no se presentó. De él ya le habían hablado en Corinto, y en una ocasión, en que Alejandro andaba por sus rumbos, decidió hacerle una visita. Diógenes era aquél famoso hombre que vivía en un tonel, y al que se le atribuía que en cierta ocasión había recorrido la ciudad en busca de un hombre, sin encontrarlo.

Y Alejandro lo encontró... Como siempre, Diógenes se hallaba absorto en sus pensamientos, sentado junto a un muro y muy cerca del tonel. Y al preguntarle Alejandro si quería algo de él, Diógenes le contestó: “Pues no, solamente que te apartes de ahí porque me tapas el sol...”. Los cortesanos y acompañantes comenzaron a burlarse del filósofo, diciéndole que estaba ante el rey. Diógenes no dijo nada, y los cortesanos seguían riendo. Luego, Alejandro cortó sus risas diciendo: “Si no fuera Alejandro, quisiera ser Diógenes...”.

Como he relatado, Alejandro fue grande tanto por si mismo como por su imperio. Llegó a Persia, Asia, Tracia, Siria y Palestina. Tuvo uno de los imperios más grandes que jamás se hallan conocido. Llegó hasta Tiro, la capital de Fenicia. Luego iría hasta Egipto, Siria y los límites de la India. Su influencia aseguró la penetración de la cultura helénica en Asia y África.

Alejandro pudo haber seguido; pero, negándose los macedonios a ir más lejos, cansados ya los soldados de estar tanto tiempo fuera de sus hogares, nuestro personaje volvió a Babilonia. Ahí, ya cansado, aunque muy joven todavía, Alejandro muere a causa de una fiebre aguda causada por una enfermedad que hoy conocemos con el nombre de malaria. Tenía 33 años, años en que dio lo mejor de sí mismo. Años en los que hizo nombre: ¡Alejandro Magno…!

Artículo tomado del periódico “El Porvenir” de Monterrey, México, el 6 de febrero de 1989.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Alexander Graham Bell https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6583&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6583&catid=113&Itemid=150&lang=en


Físico escocés-norteamericano, creador de un gran invento. Hombre de ciencia que realizara numerosos estudios. Científico de gran renombre que legara  a la posteridad uno de sus máximos inventos: el teléfono.

No necesitamos pruebas para saber esto. Los chinos inventaron la rueda e inventaron el papel. Los griegos y los romanos nos dieron su cultura. Cristo, Buda y Mahoma nos dieron su religión. Algunos más, Bach, Beethoven, Vivaldi, nos dieron su música; Leonardo Da Vinci, Goya y Botticelli nos dieron ese placer de apreciar la belleza en la pintura; Miguel Ángel nos dio la oportunidad de poder contemplar la belleza en la escultura.

Pudiéramos citar muchas cosas más, como por ejemplo, las grandes conquistas de Napoleón y Alejandro Magno; gentes de medicina como los esposos Curie; reyes y reinas como Enrique VIII, Catalina de Rusia, Isabel la Católica o la Reina Victoria. También pudiéramos citar a grandes exploradores como Vasco da Gama o Cristóbal Colón. Hoy citamos a uno de los grandes inventores de todos los tiempos: Alexander Graham Bell.

Alexander Graham Bell nació en la ciudad de Edimburgo, Escocia en 1847. Desde niño mostró inquietud por las cosas nuevas. Su padre fue un gran maestro para él y fue gracias a éste por lo que pudo seguir y acrecentar sus inclinaciones científicas y de nuevos conocimientos. Más tarde su nombre cobraría fama por ser uno de los inventores de un gran aparato: el teléfono.

Habiendo estudiado en las Universidades de Edimburgo y Londres, en 1870 se trasladó a Canadá, de donde posteriormente pasaría a los Estados Unidos. En 1872 fundó en Boston una escuela para sordomudos y, en 1873, fue profesor de la Universidad de esta ciudad. Sus estudios para hacer oír a los sordos se llevaron a cabo en 1876, misma fecha en que inventara el teléfono.

Había por aquél entonces, en la ciudad de Boston, un taller propiedad de Charles Williams. Era una pequeña fábrica-laboratorio dedicada a la electricidad. Corría el año '42 y hasta este negocio fue a parar un joven muchacho de trece años de apellido Watson. El sería quien acompañara a Alejandro Bell en sus correrías en búsqueda del nuevo invento.

Watson se ganaba la vida, en un torno de mano, ganando cinco dólares a la semana. Su trabajo consistía en tornear pequeñas piezas fundidas con una herramienta de mano, algo completamente distinto a lo que se tiene hoy en día con un equipo completamente automatizado. En cambio él, Watson, todo lo tenía que hacer a base de manos, fuerza y sudor. Más tarde idearía unos “anteojos” para protegerse de las chispas causadas por la lumbre de la soldadura. La gente (sus compañeros) se reían de él. Decían que “¿Para qué?” (para qué usar esos anteojos, que eran protectores). La verdad, no comprendían. Por tal motivo, Watson aún muy joven, tuvo que abandonar su proyecto y sus anteojos. Muy pronto conocería a Bell.

La razón de citar a Watson es por la sencilla razón de que muchos de los experimentos que se hicieron en la búsqueda del teléfono se hicieron con la ayuda de Watson. Es más pudiera decirse que buena parte de este aparato fue hecho por el propio Watson, de acuerdo a las instrucciones dadas por el mismo Bell. Y tal vez, si no fuera por él, Bell no hubiera logrado lo que tanto deseaba.

Watson era un hombre visionario a quien siempre le gustaban las cosas nuevas. Al igual que Bell, apreciaba todo lo nuevo. Ardía en deseos por aprender cosas nuevas y obtener conocimientos más profundos. De ahí a que se llevaran y acoplaran tan bien; de ahí a que juntos, más tarde, dieran un gran impulso al teléfono y otros inventos más.

El ascenso de Watson en el taller de Williams fue rápido. A dos años de haber ingresado ya había probado su habilidad en casi todos los trabajos. Había hecho y reparado timbres, galvanómetros, telégrafos, resonadores, impresores y otros diversos aparatos. La iniciativa era una de las reglas en el taller de Williams. Cada uno tenía, dentro de ciertas normas, la libertad de hacer lo que quisiese. El operario se sentía libre de dedicar su tiempo y su ingenio en reparar del mejor modo lo que ahí le llevasen. Trabajaban también, si así lo deseaban, en construir nuevos aparatos que ellos mismos diseñasen.

Watson, el Taller de Williams y Graham Bell Una vez Watson construyó una máquina de vapor. Era un pequeño motor que más tarde sería la punta de lanza de una de las fábricas constructoras de buques más grandes que hoy existen en Estados Unidos. Watson tendría luego su propia empresa, desarrollada y establecida con las utilidades que le dejara el teléfono.

Los talleres, como he dicho, eran muy rudimentarios. Aún así, era lo mejor que había en aquellos días. Estos muy pronto serían el patrón o portaestandarte de las grandes fábricas de aparatos eléctricos con las que contamos hoy en día. De ahí saldría, gracias al ingenio de Bell y la perseverancia de Watson, el teléfono.

Aparte de los trabajos que ahí se realizaban, el Taller de Williams tenía una relación constante con diversos inventores quienes, llenos de extraordinarias ideas, alimentaban el deseo de dar vida a su sueño. Generalmente eran genios y cerebros de muy poco dinero en sus bolsillos. Ellos se acercaban, muchos de ellos tenían sus protectores; otros más sus explotadores. Todos ellos (me refiero a los inventores) con el ferviente deseo de transformar sus ideales en piezas de hierro y bronce a las que asignarían un nombre. Sería su invento, un invento al que explotarían, le sacarían dinero y los harían sentirse importantes.

A Watson le gustaba todo esto. Le gustaba ayudar a los demás. Todos abrigaban, algún día la esperanza, de poder explotar algún día su invento. Claro, no todas las cosas valían la pena (o al menos, eso quiero suponer), pero Watson sentía un especial entusiasmo por todo lo nuevo y ayudaba realmente a todo aquél que ahí se presentase. Y un día apareció, a las puertas del taller, un hombre llamado Bell.

Y Bell llegó entre humos. Habiendo llegado al taller bonificó a cada uno de los empleados con cierta cantidad de dinero a fin de que le ayudasen en la construcción de un aparato que, según él, iba a ser una máquina eléctrica completamente nueva.

Mucho daría quehacer a Watson el querer dar forma a dicho invento. Se dice que nada nuevo había en esta máquina; sin embargo, Bell, su inventor, pretendía obtener energía eléctrica de una serie de tanques de hierro del tamaño de baúles. Estos baúles debían llenarse a su vez con ácido nítrico, llevando además unas placas de zinc suspendidas dentro de los tanques.

Cuando se terminó la máquina y se vertió el ácido nítrico dentro de los contenedores, nadie esperó que con esto se produjese electricidad, puesto que la enorme cantidad de vapores nitrosos desprendidos hizo que todos los que ahí se encontraban saliesen del taller lo más rápido posible, casi a punto de estampida.

No todos los hombres que acudían al taller de Williams eran del mismo tipo. Había hombres realmente notables; otros, francamente, no servían para nada. Había quienes en realidad tenían ideas extraordinarias. Era gente que lleva “sus cosas” a fin de que el taller les diese forma. Watson cooperaba, Bell sería uno de los clientes. Y un día, mientras Watson se encontraba ocupado en su trabajo, entró al taller un hombre alto. Una persona de rápidos movimientos, cara pálida, negras patillas (que luego serían blancas), copioso bigote, nariz grande, frente ancha y despejada, y pelo negro alborotado. Hablaba mucho. Era Bell.

Era la primera vez que Watson y Bell se encontraban, la primera vez que se veían. El “señor Graham”, como algunos le conocían, le llevaba a Watson (que dicho sea de paso, su nombre era Thomas A. Watson), una pieza que había sido construida por éste último. Bell no estaba de acuerdo en ciertos detalles y trataba de hablar con Watson a fin de darle indicaciones directas y precisas acerca de cómo quería la pieza. Se trataba de su telégrafo armónico, una invención de su propiedad con la que esperaba ganar fama y fortuna. Este no era mas que un aparato, bastante sencillo, que consistía en un “transmi-receptor”, por medio del cual, utilizando la ley de la vibración sintónica , esperaba enviar unos seis u ocho mensajes mediante alfabeto Morse, a través de un solo alambre, y sin interferencia alguna.

El proceso que siguió es algo difícil de explicar, sin dejar de ocupar cierto espacio. En pocas palabras se trataba tanto de un transmisor como de su respectivo receptor que consistían en un electroimán y una pieza de acero aplastada, hecha con la cuerda de un reloj. Esta cuerda vibraba en uno de sus polos. El transmisor, por otra parte, tenía puntos de ruptura (de apertura y de cierre), como un timbre eléctrico común y corriente, pero sin campanilla, que cuando pasaba la corriente vibraba en forma de zumbido y daba un tono correspondiente a la vibración del resorte. Lo que se trataba de hacer es que los mensajes pasaran a través del alambre sin que éstos fueran distorsionados y sin que los “timbridos” saliesen “a lo loco”; es decir, sin que tocasen sin ton ni son. El plan consistía, pues, en tener seis transmisores con sus respectivos resortes, cada uno con sus respectivos tonos, y seis receptores, capaces de identificar, individualmente, dichos zumbidos. Todo esto, después de lo cual, los sonidos se convertirían en puntos y rayas del alfabeto Morse, que tampoco deberían confundirse entre sí.

El experimento de Bell fue un fracaso. Ni él ni Watson sabían como poder dar marcha a su proyecto. Watson se cansó finalmente de todos los zumbadores. Cada uno "tocaba" cuando quería, no había forma de separarlos; sin embargo, más tarde, todo cambiaría. Hubo otra persona, Elisha Gray quien hizo funcionar el telégrafo armónico con sus mensajes transmitiéndose al unísono y sin que hubiese ninguna interferencia.

La mayor parte de los experimentos de Bell se llevaron a cabo en la ciudad de Salem, en la casa de la Sra. Sanders, sitio donde residiera y donde tenía, así mismo, a su cargo, la instrucción de un niño sordo. Fue en esta misma casa donde Bell y Watson pasaran largas horas discutiendo sus experimentos, aunque la mayoría de estos, al menos los más importantes, se llevaran a cabo en la ciudad de Boston. Ideas y teorías de Bell

A Bell le gustaba hacer sus experimentos por las noches, pues durante el día, especialmente en las mañanas, se encontraba muy ocupado en sus clases en la Universidad de Boston. Ahí desempeñaba la cátedra de Fisiología Vocal, especializándose en la enseñanza de la palabra visible, sistema elaborado por su padre, por medio del cual un sordomudo podía aprender a hablar. Una noche en que Bell y Watson se encontraban en el taller, de pronto Alejandro le comenta a su amigo: “Watson, tengo que hablarle sobre una idea que corre por mi mente... Y, creo, que le va a sorprender...”. Watson le escuchó, aunque no con mucho interés. La verdad es que había trabajado demasiado todas esas noches y apenas si tenía fuerzas como para estar despierto. Pero, cuando oyó la palabra "teléfono", los sentidos de Watson se pusieron todos en alerta.

A Watson, como ya dijimos, le gustaba participar de las ideas de Bell. Hablaban de todo, desde chistes y poesías, hasta política, oratoria y máquinas para volar. Sin embargo, esta vez “la idea” era diferente. Se trataba del teléfono y Watson escuchó. Bell le dijo: “Si pudiera hacer que una corriente eléctrica variara en intensidad precisamente como el aire varía en densidad durante la producción del sonido podría transmitir la palabra telegráficamente...!”.

Watson le escuchó, ahora sí, con atención. Bell, por su parte, diseño un instrumento que pensaba haría tal cosa. Discutió con Watson la posibilidad de construirlo. Sin embargo, el proyecto de momento no se llevó a cabo, pues Bell quería que saliera perfecto, de este modo podría impresionar a sus apoyos financieros. Aparte, lo que ellos querían era que Bell, primeramente, perfeccionara su aparato llamado telégrafo inarmónico.

Watson continuó ejecutando una serie de diversos trabajos para Bell. El telégrafo armónico no acababa de ponerse a punto, o al menos, tan siquiera funcionar un poco bien. Watson maldecía su falta de habilidad mecánica (que en realidad era mucha), para hacer funcionar un aparato que en apariencia era tan sencillo. Tanto Bell como Watson estaban desesperados. Pero finalmente algo pasó y el aparato funcionó. Bell observó que la razón por la cual los mensajes se mezclaban era la falta de exactitud en el ajuste de los resortes de los receptores. Entonces hizo los ajustes necesarios; zumbidos y sonidos ya no se mezclaban, el aparato funcionaba.

Cierta tarde (era junio de 1875), Watson y Bell estaban dedicados, como siempre, a su rudo trabajo. Parecían como maquinitas, “chaca- chaca”, trabajando. Se hallaban probando los instrumentos. Algunos de ellos se encontraban fuera de tono y había que ajustarlos. De repente, uno de los resortes de los transmisores de Watson dejó de funcionar, dejó de vibrar. Watson lo movió para que siguiera vibrando, pero éste no se movió. Entonces, continuó moviéndolo rápidamente con la mano, cuando de pronto se oye una exclamación de Bell preguntando a su amigo; “¿Qué ha hecho usted...? No mueva nada, por favor. Déjeme ver..!”

Lo que había pasado era algo “sencillo” (al menos para ellos): el tornillo de contacto estaba tan apretado que rozaba constantemente con el resorte, por lo cual, cuando Watson modificó su tensión, el circuito hizo que se propagara otra clase diferente de onda sonora. Una corriente que había pasado a través del alambre al receptor, y que era un mecanismo de transformar la corriente en un débil eco del sonido del resorte. Bell comprendió entonces que el mecanismo que podía transmitir todas las vibraciones complejas de un sonido podía hacer lo mismo para cualquier otro tipo de sonido, incluyendo la palabra. Este experimento le demostró que, a final de cuentas, el complicado aparato con el que tanto había soñado no era tan difícil de construir, aunque sí se necesitaba cierta paciencia.

Naturalmente, había que hacer muchos ajustes, pero el primer paso ya se había dado. Fue entonces cuando Bell y Watson se dedicaron con más denuedo a la consecución de su obra. Se abocaron a eliminar todos los inconvenientes. Todo esto les exigió un considerable número de experimentos. Muy pronto todo estaría listo.  Y vino el día de la prueba. Todo funcionó. Así, la primera conversación que se recuerde es aquella en la que Bell le dice a Watson: “Venga aquí, Watson, lo necesito”. Una conversación no muy larga que digamos (mas bien monólogo), pero sí lo suficientemente clara e inteligible como para ser dada por buena. Era el 6 de marzo de 1876, el teléfono había nacido.

Tal y como sucediera con el telégrafo, los candidatos al título de “inventor del teléfono” son leyenda. Muchos son los países que reclaman ser los inventores de tan fabuloso aparato. Algunos investigadores señalan el haber encontrado un sistema teórico descrito y detallado aún antes de 1876. No obstante, la mayoría de todos ellos concuerdan que el primer teléfono que operó fue hecho en los Estados Unidos ese mismo año de 1876.

A dos hombres se le atribuyen el haber inventado el teléfono. Uno de ellos Alexander Graham Bell; y, el otro, Elisha Gray. Pero fue el primero (Alejandro Bell), a quien se le acredita históricamente la invención del teléfono. Su contrincante peleó, pero desgraciadamente, cosas del tiempo y de la vida lo hicieron a un lado.

Y lo que es la vida. El registro de aplicación o solicitud por el invento del teléfono se hizo antes de que éste comenzara a funcionar correctamente. Como recordaremos, no fue sino hasta el 6 de marzo de 1876 en que Bell pronunciara las famosas palabras: “Come here, Watson, I want you” (“Ven aquí, Watson, le necesito”). Sin embargo, exactamente el mismo día, el 14 de febrero de ese mismo año, dos personas se presentaban a la Oficina de Patentes de Nueva York, a registrar la patente de su invento: el teléfono. Estas dos personas eran Bell y Gray. El primero de ellos había enviado a su socio mudo, Gardiner Hubbard (uno de sus soportes financieros), para solicitar la patente a su nombre, por un aparato diseñado para “transmitir voz y sonidos”. Luego, el propio Bell haría acto de presencia. Dos horas más tarde llegaría su rival y competidor Gray.

Y fueron estas dos horas de diferencia las que hicieron inclinar el veredicto de los jueces a favor de Bell. El litigio duró varios años, pero apegado o no al derecho, el triunfo fue de nuestro personaje. Se dice que "primero en tiempo, primero en derecho"; pero también es cierto que la patente de Bell fue duramente criticada. Según era la costumbre, como lo sigue siendo ahora, en la forma de solicitud había que indicar la descripción del aparato en cuestión. Bell lo había olvidado. Aún así, le dieron la oportunidad de agregar a mano, al margen de la forma los datos que faltaban. También (y es algo que nadie cuenta), que Bell, habiendo oído el que Gray iba a registrar su teléfono, se apresuró a copiar los datos que de algún modo había obtenido del propio Gray. Los abogados de éste último apelaron, pero los jueces fallaron a favor de Bell.

Inventor de gran ingenio, precursor del teléfono, el fotófono y un aparato fonográfico. Creador de un sistema especial para mudos, e ingeniero de gran valía. Hombre que algunos vieron como explotador de otros, pero que no cabe duda dio al mundo un gran invento, el teléfono. Personaje que muriera en Canadá en 1922, no sin antes seguir dando grandes cosas a la humanidad: Alexander Graham Bell.

Tomado del periódico “El Porvenir” de Monterrey, México, el 17 de abril de 1989.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
administrador@piramidedigital.com (Administrador.) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Alfred Nobel https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6591&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6591&catid=113&Itemid=150&lang=en


Uno de los inventores más grandes que haya tenido la humanidad. Fabricante e inventor sueco que con métodos y experimentos hizo llegar al mundo una nueva esperanza. Hombre que creía en el hombre, hombre que creía en la esperanza y en la paz. Él fue Alfredo Nobel.

El primer encuentro

¿Quién pudiera imaginar que ese gran inventor y fabricante sueco que halló la forma para aplicar la nitroglicerina a las causas pacíficas y bélicas, el que inventó la dinamita, y que contribuyó en gran medida a hacer más terrible el poder de los ejércitos modernos, pudiera tener ante si toda una serie de alternativas para el empleo y uso de sus propios hallazgos y descubrimientos?

Se dice que Nobel tenía una «doble personalidad». Por una parte construyendo materiales que utilizados de cierta forma pudieran resultar totalmente destructivos; por otro lado, en cambio, aportando su fortuna a la causa de la paz. Pero ese era Nobel. Un científico, un comerciante, un hombre que quiso aportar algo para el mundo, aunque no siempre corriese con la suerte que debiera tocarle.

Antes que nada, la humanidad

Para Nobel, primero que nada estaba la humanidad. Algunos podrán criticarle por sus inventos mortíferos, pero no son los inventos los que destruyen al hombre, sino el mismo ser el que aniquila su persona. De ahí a que se preguntase si acaso Nobel se había arrepentido de sus inventos mortíferos, se le señalaría lo mismo: es el hombre el que se destruye a si mismo, y no los propios inventos que pudieran así mismo utilizarse para bien de la humanidad.

Nobel creía en el hombre. No en los hombres que le rodeaban (aventureros, criticones, holgazanes, riquillos o los buenos para nada); Nobel creía en el hombre del porvenir, en el hombre del futuro, aquel que podía ser y llegar a ser. Ciertamente idealista, pero con el corazón, también, puesto en la tierra.

Algo sobre él

Cuando se le criticó porque no estaba dispuesto a apoyar los congresos en favor de la paz, muy de moda en aquella época, Nobel contestó: «Quizá mis fábricas acaben con la guerra antes que vuestros congresos». Luego agregaba: «El día en que dos ejércitos puedan aniquilarse mutuamente en un segundo, todas las naciones civilizadas se apartarán de la guerra y darán licencia a sus soldados».

Así era como pensaba él. Unas palabras que, sobre todo en nuestros días, nos podrán resultar familiares, donde los ejércitos se temen los unos a los otros, donde la esperanza de guerra vence sobre la paz, donde unos a otros se exterminan y donde la última salida es la destrucción del mundo. Palabras proféticas, a la vez que aterradoras.

Alfredo Nobel

Alfredo Nobel nació en Estocolmo, Suecia por el mes de octubre de 1833. Era un hombre que daba la impresión de estar desarraigado. Un eterno viajero, adaptable a muchos países, gran lingüista y ciudadano de mundo, pero en el fondo insatisfecho con todos los países en que vivió.

Nobel era aún muy niño cuando su familia se había marchado a San Petersburgo, en Rusia, lugar al que su padre se había ido a fin de establecerse allí y recuperar su fortuna, que en los negocios había disipado. El padre de nuestro personaje se llamaba Immanuel Nobel y se parecía en muchos detalles a su hijo. Hombre desprovisto de educación académica consiguió establecerse, primero en Suecia, como arquitecto, y luego en San Petersburgo, como constructor de minas submarinas, buques de vapor y otros aparatos y artefactos de uso militar.

Al principio le fue bien, aunque más tarde surgieron de nuevo los problemas. Después de la guerra de Crimea, cuando el gobierno zarista rescindió sus contratos, una segunda racha de mala suerte determinó que hubiera de cerrar la fábrica; y, por segunda ocasión, el padre de Nobel se hallaba de nuevo en la bancarrota.

Ese otro tipo de problemas

Si bien el anterior había sido un tipo de problema económico, los siguientes contratiempos fueron de origen más contundente o «explosivo». Uno de ellos ocurrió la mañana del 3 de septiembre de 1864. El padre de Nobel había regresado a Suecia y había instalado un pequeño laboratorio en el pequeño pueblo de Helenborg. Allí Alfredo, que por entonces tenía ya treinta años, manifestaba tanta disposición para los inventos y la ingeniería, como lo hacía su padre. Trabajaban en un peligroso experimento a base de nitroglicerina.

¡Y nada! Que de pronto, súbitamente, el pequeño laboratorio desapareció en medio de una tremenda explosión, quitando la vida a cinco hombres y haciendo temblar a todas las casas del pueblo. La policía investigó el accidente y Alfredo reveló, fría y llanamente, que su hermano Emilio se encontraba entre las víctimas.

Nobel, según se dice había dicho que la culpa de la explosión había sido de su hermano Emilio, pues apuntaba que la nitroglicerina no era peligrosa si se tomaban ciertas precauciones. Luego afirmaría: «No podemos esperar que una substancia explosiva pase a ser de uso general sin que cueste esto algunas vidas humanas».

Hechos como el anterior se repitieron posteriormente en mayor o menor escala; pero el hecho fundamental era que ni Nobel ni nadie, conocía a fondo las propiedades de aquella nueva substancia, diez veces más poderosa como explosivo que la pólvora más potente entonces conocida. Su propia composición química era poco conocida y la que se sabía era tan sólo una aproximación, de ahí a los problemas a que se enfrentaban.

La verdad

La verdad era que los Nobel no habían sido los inventores de tan peligroso producto. Habían, sí, conocido por primera vez, la existencia de la nitroglicerina gracias a un profesor de la Universidad de San Peterburgo, llamado Sinin. Nobel apenas tenía 20 años y tan sólo contaba con conocimientos técnicos y científicos muy elementales, aunque ya se había formado en la mente de fabricar explosivos. La nitroglicerina había sido descubierta por un italiano, Ascanio Sobrero, inventor que en Turín combinó por primera vez el ácido sulfúrico con un líquido incoloro, de consistencia semilíquida, parecido a un jarabe, conocido con el nombre de glicerina, que es un alcohol obtenido a base de grasas animales y vegetales.

Sobre el producto

Este producto, cuya combinación era muy inestable, tenía la propiedad de estallar en muchas condiciones previstas, y por desgracia, también, en muchas condiciones no previstas. Aquel líquido era tan peligroso, venenoso (e incluso, además, mortífero, por la producción de sus gasas letales), que el inventor no pudo producirlo en grandes cantidades, ni determinar exactamente su composición química, ni sus posibles empleos. Poco tiempo después, no obstante, Sobrero logró diluir dicho compuesto para hacerlo menos activo y encontrar una posible aplicación a ciertas enfermedades del corazón. «Uso farmacéutico que, irónicamente -cuenta uno de sus biógrafos-, los médicos recomendaron más adelante al propio Alfredo Nobel».

Su padre y sus hermanos

El padre de Nobel, Immanuel, fue el primero en tratar de utilizar la nitroglicerina con fines explosivos, mezclándola con pólvora, obteniendo así una fuerte explosión. Comunicó a su hijo Alfredo los resultados de sus experimentos, con frecuencia negativos; Alfredo, mientras tanto, había permanecido en San Petersburgo en compañía, de sus hermanos que estaban abriéndose paso en el campo de la ingeniería.

A Alfredo le gustaba y comprendía la importancia de estos experimentos, por lo que se propuso y decidió continuar con la labor de su padre. En presencia de sus hermanos, y utilizando un canal lleno de agua existente en un establecimiento de ingeniería perteneciente a sus hermanos, Alfredo consiguió hacer estallar una probeta de cristal llena de aquel misterioso líquido; y lo hizo no mezclándolo con pólvora, como su padre recomendaba, sino mediante otro poderoso y fulminante.

En 1863 pasó a Suecia donde, a fines de ese mismo año, había conseguido fabricar un explosivo que prometía tener variadas aplicaciones prácticas, obteniendo patentes en nombre propio. Hasta ahí todo iba muy bien; sin embargo, la tensión entre el padre y el hijo crecía.

Otros problemas, nuevos rumbos

Aún quedaba vivo el recuerdo de la muerte de su hermano, Emilio, muerto en aquel fatal accidente. Su padre había sufrido un ataque al corazón lo que afectó gravemente su salud. La policía, mientras tanto, investigaba, a la vez que la familia presentaba un frente unido: la causa de la explosión fue debida a la torpeza del muchacho, el hermano de Alfredo.

Sin embargo, las autoridades locales no quedaron convencidas, y prohibieron a Nobel que siguiera fabricando explosivos, al menos dentro de los límites del pueblo. Lo anterior obligó a Nobel a recurrir a una treta que pudiéramos considerar obvia. Cambió de domicilio. Se mudó a un barco, donde empezó a realizar sus experimentos. El sitio exacto era sobre el lago Mälaren, no muy lejos de Estocolmo. Sin embargo, aquí también encontró problemas: los habitantes del lugar estaban hartos de tanto ruido, motivo por el cual Nobel tenía que cambiar a menudo de sitio. No obstante y todo esto, Nobel pudo continuar sus experimentos.

Los experimentos

Nobel procedió a fabricar importantes cantidades de nitroglicerina para satisfacer los pedidos que le llegaban y a proseguir sus investigaciones en torno al tipo de prevención que debía que tenerse a fin de evitar que estas «botellitas» explotasen a cada momento.

Hubo luego de interrumpir estos experimentos ya que para ello se requería cierta situación financiera, condición de la cual no gozaba, al menos la que él requería. Dispúsose, pues, al campo de los negocios. De ahí, al menos, podría sacar algo para continuar sus investigaciones en el campo de los explosivos.

Nuevas empresas, nuevos problemas

La complicada situación en el campo de las patentes que se producían en distintos países era algo que le incomodaba. Por una parte un grupo de personas sin escrúpulos se dedicaba a dizque producir explosivos, los cuales eran sumamente peligrosos y de muy baja calidad. Por otro lado, empezaban a surgir por todas partes reglamentos y disposiciones administrativas que prohibían o limitaban el uso de la nitroglicerina, por temor a los accidentes que pudieran producirse. De ahí a que Nobel pensara: «Y, ahora ¿qué vendo?».

Pero su lucha seguía. Nobel efectuó un viaje a Estados Unidos a fin de defender sus derechos de patente. Allí demostró las virtudes y cualidades de su producto, la nitroglicerina, y las ventajas que tenía sobre otros, haciendo hincapié en el manejo y la seguridad de tal substancia que ya era más fácil de tratar.

Aprovechó, entonces, Nobel, una situación. En Estados Unidos se iniciaba un período de expansión industrial en gran escala, y el nuevo producto parecía ofrecer enormes beneficios: éste podía tener amplias aplicaciones, desde el uso farmacéutico, hasta ser utilizado para ayudar a la construcción de puentes, pasos de ferrocarril, presas, represas, etcétera, y destruir, así, los obstáculos físicos que se requerían para la construcción del mismo.

Dinamita y pólvora

Era bien sabido de todos que la nitroglicerina presentaba grandes problemas de peligro. Así, frente a esta situación, Nobel empezó a buscar un método para hacer menos peligrosa la nitroglicerina. Pronto dio con lo que buscaba: empapar la nitroglicerina con una substancia de sílice porosa, llamada kieselguhr, de aspecto similar a la arcilla. Este procedimiento hacía que la nitroglicerina quedara relativamente estabilizada. A este producto lo llamó dinamita.

La dinamita

La dinamita era un poco menos efectiva que la nitroglicerina en cuanto a poder explosivo, pero sus ventajas relativas a seguridad. En su manejo compensaban con creces aquella diferencia. La fortuna de Nobel empezó a crecer rápidamente. En 1867 las fábricas de Nobel produjeron once toneladas de dinamita; en 1874 la cantidad producida ascendía a tres mil toneladas, y el número de fábricas había pasado de tres a doce.

En 1875 hizo otro importante descubrimiento al combinar pólvora de algodón con nitroglicerina. Mediante esta combinación consiguió un explosivo más poderoso que la nitroglicerina y tan seguro como la dinamita. A este tipo de «gelatina explosiva» Nobel la llamó balistita, materia que fue imitada por sus rivales ingleses y patentada por ellos con el nombre de cordita, aunque, hay que reconocer, el invento pertenece a Nobel.

Su forma de ser

Nobel era un hombre peculiar. Inquieto, agudo, malhumorado e introvertido. A pesar de ser multimillonario, haber sido condecorado por distintos gobiernos, Nobel estaba, hasta cierto punto desilusionado del hombre. Era a la vez profundamente cínico como idealista. Sus opiniones resultaban, a veces, pintorescas. El mundo de los negocios le inspiraba horror. De sus amigos diría: «¿Dónde están?». Una vez escribió, contestándole a un conocido: «Le aseguro a usted que los amigos numerosos se encuentran únicamente entre los perros». Así era Nobel.

Sin embargo, y a pesar de todo esto, había en Nobel aún una esperanza. Aquél misántropo estaba convencido de que sus millones podían y debían servir para hacer algo en beneficio de la humanidad. Tenía profunda fe en el desarrollo de la ciencia y del hombre, de la educación y su progreso. De aquí nacería la idea de fundar los premios que llevarían su nombre, y cuyo objetivo era estimular la producción científica y literaria, lo mismo que los esfuerzos en pro de la paz, mediante este reconocimiento.

La persona que posiblemente más haya influido en esta decisión fue la condesa austríaca Bertha von Chinic, luego baronesa von Stuttner. Ella lo alentó, le dio ideas y finalmente los premios se acordaron. La baronesa von Suttner era una mujer inteligente, escritora dotada de gran sensibilidad, quien al comunicar a Nobel sus ideas apasionadas en favor del pacifismo, ideas que coincidían con las de Nobel, le instó a que diera un buen uso a sus millones estableciendo un premio en favor de los que luchaban por la paz.

Se estableció la Fundación Nobel. Sus cláusulas y estatutos fueron aprobados por el gobierno de Suecia, a principios de 1900 y refrendada por el rey en junio del mismo año. En diciembre de 1901, cinco años después de la muerte de Nobel, se distribuyeron los primeros premios que llevan su nombre.

Tomado del periódico “El Porvenir” de Monterrey, México, el 24 de septiembre de 1990.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Alfredo Fortabat https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6619&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6619&catid=113&Itemid=150&lang=en


Este empresario argentino nació en la ciudad de Azul, en Buenos Aires el 13 de mayo de 1894. Fue mundialmente conocido por fundar la importante compañía cementera Loma Negra C.I.A.S.A.

Sus padres, Luciano Fortabat y Elena Pourtalé, eran un matrimonio de estancieros. Alfredo fue el mayor de tres hijos y sus hermanos se llaman Juan y Carlos. Cuando cumplió 6 años, la familia se mudó a Francia, por lo que cursó sus estudios en los liceos Michelet y Carnot, de París, y después en la Sorbona. Dos años más tarde, la familia sufrió un revés económico y regresaron a la Argentina. Desde entonces, se estableció en Olavarría y empezó a dirigir una fábrica de cal llamada Loma Negra, que quedaría oficialmente fundada en 1926.

Dos años después, la empresa comenzó a construir casas para los obreros, conformando una villa minera. Sus primeros productos fueron lanzados en 1929. Su éxito fue continuo e inigualable: para los setentas, ya había constituido un importante complejo industrial que fue clave en la evolución de la localidad de Loma Negra y de todo el Partido de Olavarría, donde estaba ubicada la firma.

Su vida amorosa es digna de Hollywood. Contrajo matrimonio con Elisa Corti Maderna en los cuarentas, pero luego se divorció porque estaba enamorado de otra mujer. Así, en 1947 se volvió a casar -vía Uruguay, porque en su país el divorcio aún no estaba permitido- con una mujer 29 años menor: María Amalia Lacroze, con quien convivió por más de 30 años y quien heredó su fortuna, una de las más importantes de la Argentina.

Si bien no tuvo hijos, crió como propia a la hija de su segunda esposa, Inés Lafuente. Aunque no está confirmado, aún está vigente el juicio por filiación que le inició Rafael Rodríguez, quien decía ser su hijo no reconocido, un proceso que actualmente llevan adelante quienes serían sus nietos.

Alfredo falleció en Buenos Aires el 10 de enero de 1976 y sus restos descansaron en la Parroquia Santa Elena de Loma Negra, hasta mediados de 2005. Actualmente se encuentran sepultados en la bóveda de la familia Lacroze del cementerio de la Recoleta.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Ali Al-Naimi https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=11044&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=11044&catid=113&Itemid=150&lang=en

 


El hombre más poderoso del petróleo o la personalidad energética del año son algunos de los calificativos con los que los principales medios económicos se han referido en los últimos tiempos a Ali Al-Naimi (1935), ministro de Petróleo y Recursos Naturales de Arabia Saudí. Y es que, aunque Estados Unidos pisa los talones al país árabe para convertirse en el primer productor mundial de petróleo, este sigue ostentando el liderazgo a nivel global y Al-Naimi continúa siendo el hombre encargado de gestionar la producción.

Ocupa la posición 50 en la lista de las personalidades más poderosas de la revista Forbes, pero pese a ello son muchos los que lo han califican como alguien humilde. Y es que así fueron sus orígenes. Ali Al-Naimi nació en el seno de una familia pobre, al este del país, y desde muy joven tuvo que ayudar a su padre a cuidar el rebaño de ovejas que les servía de sustento.

Pero todo cambió cuando con apenas 12 años se convirtió en chico de los recados en la compañía estatal de petróleo, Aramco. Su inteligencia y ganas de aprender llamaron la atención de los ejecutivos de la empresa que decidieron costear su formación, lo que dio lugar a otra de las cualidades que caracterizan a Al-Naimi: la gratitud.

El diario The Guardian lo describía hace unos años como un hombre tremendamente leal a todos aquellos que considera que lo ayudaron a prosperar y a dejar atrás esos orígenes humildes que, sin embargo, no oculta y de los que se siente muy orgulloso.

Realmente era difícil imaginar que aquel joven pastor podía llegar a estudiar Geología en la Universidad de Lehigh, en Estados Unidos, y posteriormente completar su formación con un master en la misma materia en la prestigiosa Universidad de Stanford.

Terminados los estudios, la carrera profesional de Ali Al-Naimi continuó en la compañía que confió en sus posibilidades, aunque en esta ocasión con una escalada meteórica. Al reincorporarse a Aramco trabajó para el departamento de Explotación durante tres años más y en 1967 dio el salto a las áreas de Economía y Relaciones Institucionales.

Vicepresidente ejecutivo, presidente y consejero delegado fueron los cargos que ostentó en los ochenta, hasta que en 1995 empezó a dirigir el ministerio que hoy sigue capitaneando. A sus casi 80 años, Al-Naimi lleva dos décadas al frente de la gestión del oro negro saudí y parece que ni la caída del precio del crudo, que en el caso del barril de Brent se ha llegado a reducir hasta la mitad entre junio y diciembre de 2014, va a conseguir doblegarle fácilmente.

“No me importa si los precios caen hasta los 20 dólares el barril” fue una de las frases sentenciadas por el ministro en una entrevista publicada a final de año y también una más comentadas. Y es que no son pocos los ojos puestos en él con la esperanza de que Arabia Saudí recorte su producción para proteger el precio del crudo. Pero Ali Al-Naimi se mantiene firme en su intención de no hacer tal cosa.

Inteligencia y profesionalidad son las palabras con las que muchos han definido a este estratega que utiliza sus conocimientos y experiencia en el sector y en las negociaciones internacionales para proteger los intereses de su país.

Al-Naimi hace a menudo gala de ello. Una muestra es que ha llegado a reconocer en algunas de sus intervenciones públicas la importancia de las energías renovables teniendo en cuenta los problemas generados por los combustibles fósiles como el efecto invernadero. Sin embargo, estas afirmaciones suyas, que nunca parecerían haber salido de boca del máximo responsable de un Ministerio del Petróleo, han ido siempre acompañadas de matices como la importancia de que los recursos renovables, cuyo aprovechamiento está aún en desarrollo, convivan con el petróleo. Al-Naimi también ha hecho más de una vez hincapié en las posibilidades de la energía solar (que un país como Arabia Saudí podría aprovechar).

Su templanza y su calma son sus mejores aliadas a la hora de enfrentarse tanto a las reuniones de trabajo como a los medios de comunicación, consciente de la importancia que tienen todas y cada una de las palabras que pronuncia.

En el aspecto físico, suele llamar la atención su buena forma, y es que es un apasionado del deporte para quien incluso un traslado de una conferencia a otra es un buen momento para estirar las piernas. Lo más habitual es verlo enfundado en un traje diplomático durante los actos oficiales, aunque siempre que puede viste la ropa tradicional de su país.

La producción de petróleo, y todo lo que esta conlleva, siguen pasando por las manos de este humilde y a la vez poderoso miembro del Gobierno de Arabia Saudí.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Álvaro Saieh Bendeck https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6621&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6621&catid=113&Itemid=150&lang=en


El economista Álvaro Saieh Bendeck, uno de los empresarios más exitosos de Chile, nació en Villanueva, Colombia, el 14 de septiembre de 1949. Se crió en el seno de una familia de origen árabe que, cuando tenía tres años, se trasladó a Chile y se estableció en la ciudad de Talca. A partir de entonces, fundaron la empresa familiar "Casa Saieh", una tienda que ofrecía desde electrodomésticos hasta ropa y artículos para el hogar.

Como profesional, se recibió de economista en la Universidad de Chile y realizó un Master of Arts y un PhD en Economía en la en la Universidad de Chicago. Fue presidente del directorio de Corp Banca Venezuela, vicepresidente de Corp Banca Chile, vicepresidente de AFP Provida, miembro del directorio de la Asociación Chilena de Banqueros, gerente general del Banco Osorno y la Unión, decano de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile y estuvo a cargo del desarrollo del departamento del Banco Central de Chile, entre otros puestos.

Actualmente, se desempeña como dueño y único accionista de Copesa, un consorcio periodístico que controla los diarios La Tercera, La Hora, La Cuarta, la revista Qué Pasa, y un conjunto de radios. También fundó el CorpGroup, un holding que agrupa al banco CorpBanca y el Banco Condell en Chile, es propietario de SMU S.A., la firma de la marca Unimarc –que agrupa a las cadenas de supermercados Unimarc, Deca, Rendic, El Loro, Bryc, Mayorista 10, Euromarket, Las Brujas, Covarrubias, Los Naranjos, Korlaet, Ribeiro, entre otras-. Entre sus múltiples reconocimientos públicos, se destacan el Premio Gestión y el ICARE en 2009, y el que le otorgó la organización América Economía a la Excelencia por su labor como presidente de CorpGroup, en el II foro Multilatinas: La Hora de los Emergentes, en Bogotá.

Su familia está compuesta por su esposa Ana Guzmán Anhfelt y sus 5 hijos, María Soledad, Francisca, Catalina, Consuelo y Jorge Andrés, a quien en febrero del 2012 designó como su sucesor en la presidencia de CorpBanca.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Amancio Ortega https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=10649&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=10649&catid=113&Itemid=150&lang=en


Amancio Ortega Gaona nació el León, 28 de marzo de 1936 en Busdongo de Arbas, es un empresario español dedicado al sector textil, fundador junto a su ex esposa, Rosalía Mera y presidente del grupo empresarial textil Inditex (Industrias de Diseño Textil Sociedad Anónima) hasta su sucesión por Pablo Isla el 10 de Enero de 2011.

Empezó en la mercería La Maja, próspero comercio de A Coruña, donde encontró a todas las personas con las que más tarde crearía su imperio. Fundó junto a su ex-esposa, Rosalía Mera Inditex, empresa que actualmente preside, cuya cadena de tiendas de ropa más conocida es, sin duda la marca, Zara. Refugiado en la normalidad y obsesionado por el anonimato, toda su vida e incluso su rostro han sido durante muchos años uno de los secretos mejor guardados del panorama empresarial español.

Cuenta con la mayor fortuna de España, la 3ª de Europa y la 8ª del mundo según la prestigiosa revista Forbes (2006). En el año 2009 Amancio Ortega se ubico como el octavo hombre más rico del mundo con 24 mil millones de dólares.

Su carrera en el mundo del textil comienza a los catorce años en La Coruña como empleado de dos conocidas tiendas de ropa. Pero es en 1963 cuando crea la compañía Confecciones GOA (sus iniciales en sentido inverso), dedicada a la fabricación de batas. El negocio crece progresivamente en esta década, el producto es distribuido a distintos países europeos.En 1975 se abre la primera tienda de Zara en una céntrica calle de La Coruña. Sus establecimientos comienzan a abrirse por toda España y en 1988, con su tienda en Oporto (Portugal), comienza su expansión internacional por Europa, América, Asia, Oriente Medio y norte de África. Con el aumento del volumen de actividades de la empresa, en 1985 se crea el grupo Inditex.

En el 2001 se crea la Fundación Amancio Ortega, institución privada sin ánimo de lucro que pretende promover todo tipo de actividades en el campo de la cultura, la investigación, la educación, y la ciencia.

Además del negocio textil, Ortega ha diversificado su iniciativa empresarial hacia otros sectores industriales como el inmobiliario, el financiero, los concesionarios de automóviles o la gestión de fondos de inversión. Entre sus aficiones conocidas destacan la hípica, los automóviles y la pintura. Marcos, el único hijo varón de Ortega, nació con una grave discapacidad y el empresario promovió la fundación de Paideia; institución de apoyo a menores con deficiencias, que dirige su ex mujer, de la que se separó en 1986. Después se casó con Flora Pérez Marcote, empleada en una de sus tiendas.

Con su política de compras, la revista calcula que Ortega, que también tiene intereses en el sector hotelero, posee ahora edificios por valor de US$ 5,000 millones, que gestiona a través de Pontegadea. Destacan sus propiedades en grandes urbes como Madrid, París, Roma, Berlín Nueva York o Londres.

Comentan, quienes lo conocen, que Amancio Ortega se jacta de ser un hombre corriente, enemigo de las excentricidades y la ostentación.

Actualmente es el número 3 de la lista de billonarios según la revista Forbes.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Andrés María Ampère https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6579&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6579&catid=113&Itemid=150&lang=en


Se dice que todo lo que se conocía, en la época antigua, en cuanto a las dos ramas más importantes de la física (la electricidad y el magnetismo), se reducía solamente a dos hechos: la atracción del hierro por la llamada piedra imán, y la de los cuerpos ligeros por el ámbar frotado. Muy poco, en realidad, se había avanzado. La brújula era el único gran invento; pero, a partir de esa fecha, allá por el siglo XI o XII de nuestra era, nada nuevo había sucedido o se había inventado.

Es de alabarse el genio y tenacidad de muchos hombres y muchas mujeres, que poniendo todo su esfuerzo, su inteligencia y corazón han llegado a descubrimiento de algo; han llegado a la creación de nuevos métodos, nuevos procedimientos; han llegado a la invención de nuevas cosas que ayuden a los humanos a vivir en un mundo mejor.

Ampère fue uno de estos genios. Él, con su talento y entrega, con su paciencia y perseverancia, logró descubrir nuevos campos, inferir nuevas leyes, descubrir nuevas cosas, inventar nuevos quehaceres. Logró, por ponerlo en pocas líneas, descubrir la fuerza de la electrodinámica, inventar el electroimán y facilitar la transmisión de mensajes a través del telégrafo electromagnético.

Andrés María Ampère nació en una familia como cualquier otra. No pertenecía a ninguna clase privilegiada, como tampoco a ninguna clase de tipo marginada. Nació muy cerca de Lyón, Francia, el 22 de enero de 1775. Allí viviría, en una pequeña finca, llamada Poleymieux-les-Monts-d'Ors, lugar cercano a la propia ciudad leonesa.

La historia muy pronto reconocería a Ampère como uno de los hombres más inteligentes de todos los tiempos. Su padre era un hombre instruido y estimado por todos cuantos le rodeaban. Se llamaba Jean Jacques Ampère. Su madre, por otra parte, era Jeann Antoinette Sarcey, y también era muy estimada por la gente de la localidad, no solamente por la dulzura de su carácter, sino además por las obras y actos de beneficencia que frecuentemente realizaba.

Se sabe que poco tiempo después de nacer Ampère, sus padres dejaron el comercio para trasladarse a la pequeña finca antes mencionada y de la que eran dueños. Polmieux era un pueblo bastante chico, sin las exigencias ni enseñanzas de ningún profesor. No obstante, y a pesar de todo esto, muy pronto surgirían en el niño esas altas facultades intelectuales que iría desarrollando a lo largo de su vida.

Una de las primeras facultades desarrolladas por Ampère fue la del cálculo. Le gustaba contar, le gustaba calcular. No le gustaba "ser calculador" (en otro sentido, o en otra connotación). No se medía por nada del mundo, y siempre trataba de sacar adelante sus proyectos. Un niño inquieto, que tal vez no gustara mucho del juego con los demás, sino el juego consigo mismo y de la observación con el mundo que le rodeaba.

Y así como esos niños (que algunos consideran distraídos), que agarran y juegan con corcholatas, piedritas, frijoles, maíces o habichuelas, Ampère hacía esto último: Juntaba pequeños guijarros o habichuelas en su intento de contar las cosas. Era algo que a él le fascinaba. Tal vez no fuese un gran matemático, pero daba ya sus primeros pasos para conseguirlo.

De este modo, y antes de conocer ya bien las cifras, Ampère coloca sus piedras a las que pinta de colores diferentes, las dispone en cierto orden y logra establecer cálculos precisos como todo un gran matemático. Piedras y guijarros que coloca en hileras, en diversas combinaciones y que le dan un sentido curioso, diferente y lleno de toda concepción lógica.

Ampère tuvo una infancia afortunada. Sus padres le querían. Habiendo nacido en el seno de una familia encantadora, normal, sencilla y refinada, la niñez del pequeño Andrés fue impregnada de momentos alegres, felices y encantadores. En un principio, según parece, fue un niño débil. No le interesaban mucho los deportes o los ejercicios al aire libre. Prefería sus propios pensamientos.

Claro, tampoco era un niño retraído. Se dice, incluso, le gustaban las bromas, siempre que no le fueran hechas a él. Tenía su propio espíritu de alegría, tal vez no igual a la de sus compañeros, pero sí lo suficientemente comunicativo como para no desconectarse del mundo. No era de los que les gustase andar rompiendo vidrios, subiéndose a los techos de las casas, desgarrándose la ropa o mojándose los pies. Era un poco más serio que los demás, pero siempre centrado y consciente de lo que era y lo que hacía.

Siempre es interesante saber que fue lo que llevo a "X" o "Y" persona a descubrir algo, a crear algo, a inventar algo. El ver esa imagen en el preciso momento del salto de la chispa es algo que a todos nos debiera interesar. Ver esos hombres de fama universal, sus impresiones interiores, su pensamiento, sus deseos internos es algo que ha atraído a muchos pensadores, escritores y amantes de la vida y la conducta humana.

Andrés fue siempre un niño preocupado por los cálculos matemáticos. No dejaba escapar oportunidad alguna como para ponerse a contar todo lo que veía o pasaba por su mente. Se distraía practicando al contar su caja de piedrecillas, hasta que un buen día cayó en cama y ya no pudo hacerlo.

Entonces ideó otro método: cortaba en pequeños pedazos el pastel que su madre le daba y seguía sus cálculos, anteriormente suspendidos. Lo anterior, una muestra de la sagacidad e interés de Ampère por seguir el estudio de las matemáticas, algo muy distinto a lo de cualquier niño de su misma edad, ya sea de esa época, o bien, a lo de los de hoy en día.

Es así como el joven Ampère pronto devora y asimila todos los libros que le llegan a sus manos. Le gusta la historia, los viajes, la poesía. Lee a los romanos, se interesa por la filosofía y centra su atención en todo lo nuevo, raro, intrigante y diferente. Trata de leer todos los libros. Se desvive por el conocimiento.

En sus lecturas prefiere a Homero y a Voltaire. Su principal objetivo: leer toda una enciclopedia de veinte gruesos volúmenes a fin de saber más sobre todo lo que ahí hubiera estado escrito y fuese de su interés. Así, uno a uno, pasando del primero al segundo, del segundo al tercero, volviendo nuevamente a aquel volumen que no hubiera quedado definido, y continuando el orden aritmético anteriormente establecido, Ampère daba cabida a sus más caros deseos: aprender.

El joven Ampère se desvive por los libros. Siendo un muchacho de tan solo 14 años pareciese como si fuese difícil que un joven de esta edad se interesase más por los libros que por los juegos. Pero así era Ampère, un muchacho de extraordinaria inteligencia que pasaba gran parte de su tiempo en la biblioteca de su pueblo.

Pero llegó el día en que esta biblioteca ya no era suficiente para él. Entonces buscó nuevos libros. De ahí que su padre le condujese, de vez en cuando, y siempre que podía, a Lyón, donde el joven estudiante se dedicaba a leer y consultar los libros más raros que encontrara.

Luego, una vez, siendo él aún un niño, cruzó su solicitud a un bibliotecario. Quería leer ciertas obras. El bibliotecario se le quedó viendo y le dijo: "¿Lo has pensado bien, amiguito...? ¡Estas obras están escritas en latín!" Ampère no lo dudó, quiso leerlas, aunque con ello batallase. Para él no existía obstáculo alguno; y, si estaban en latín, ¡aprendería esa lengua!

Ampère se dedica ahora al estudio y origen de las lenguas. Quiere entender a grandes filósofos. Para esto tiene que leerlos en su propio idioma. Lee a Leibnitz, lee a Descartes. Se introduce al análisis del espíritu humano, la clasificación de las ideas. Desea tener todo un muy bien constituido marco de referencia.

Ampère no intuía una lengua universal que uniera todos los países, como algunos filósofos pregonaban. Sí, creía, que pudiera haber algo, pero tampoco creía en lo utópico. Debía pensarlo más. Sus pensamientos seguían envueltos en las hojas de la ciencia. Seguía fascinado al seguir descubriendo nuevas cosas. Tenía ilusiones y habría de cumplirlas.

Su padre había sido un gran apoyo para él, pero pronto moriría. La revolución había llegado. Las tropas republicanas toman Lyón, la ciudad es devastada. Sus habitantes son tratados con despotismo e inusitada desconsideración. Su padre, que había sido juez de paz, aparte de ser aristócrata, es condenado al patíbulo.

El mismo día que sube al cadalso escribe una póstuma carta a su esposa donde le dice con una sensibilidad y simplicidad expresa que no hablara nada a su hija Josefina acerca del infortunio de su padre. Le pide a su esposa que trate en todo momento y haga hasta lo imposible para que su hija siga ignorando lo de su muerte. Luego, en cuanto a su hijo, le pide que le haga saber el que prosiga sus aspiraciones, aunque ya no esté cerca de él.

El golpe es demasiado duro para Ampère. El chico tiene apenas dieciocho años. Es derrotado. Sus facultades mentales, afectivas e intelectuales le hacen caer en el derrotismo. Pasan días, semanas y meses. Ampère se ve cada día peor. Su estado de ánimo sigue igual. Ya no cambia. Tratan de alentarlo, pero todo es imposible.

Pasa un año. No es sino hasta que lee unos escritos de Rousseau, que hablaban sobre botánica, en que Ampère vuelve nuevamente a la vida. Algo había pasado en el alma del científico. Alguien a quien tal vez le Hubiera afectado la lectura de un volumen que había abierto al azar. Un libro que contenían unos versos de las "Odas de Horacio".

Le gusta la poesía. Lee a Homero, Virgilio y otros poetas latinos. Su espíritu se revela. Ampère vuelve a ser el de antes. Quiere luchar, quiere aprender. Se vuelca en la ciencia, se enreda en otros temas. Gusta ahora de tópicos matemáticos, físicos y filosóficos. Ampère está decidido a hacer algo por la civilización.

Ampère habita una modesta casa en Lyón. Tiene su jardín, su habitación y sus pensamientos. Le gusta la naturaleza, se complace estudiando la manera en que nacen y se propagan las ondas etéreas, las diversas formas que toman la vibración de las cuerdas. Ampère era observador y trataba de ir hasta el fondo del asunto.

A un lado de todo esto, Ampère conoce el amor. Se trata de Julia Carron, una bella muchacha a la que conociera cortando flores. No se casaron, pero la tomó como compañera. El no tenía pensado en casarse, pero necesitaba una compañera. Ella se le acerca, se le mete en su cama y su corazón.

La situación de Ampère era precaria. Tenía que trabajar y no sólo esto, sino además, sacar un buen dinero, el eterno problema... Tiene entonces que empezar a dar clases particulares de matemáticas para sufragar los gastos y dispendios a que le obligaba su nueva condición.

Diariamente, al ponerse el sol, un grupo de jóvenes acudía a su casa a recibir lecciones. Estas consistían, la mayoría de las veces, en lecturas en voz alta. Lecturas sistematizadas que le servirían grandemente para agarrar método y ocupar, más tarde, altos puestos y cargos de elevada responsabilidad.

Su vida personal seguía su propia tónica. Julia, bella y buena, se convirtió en digna compañera de su vida. Eran felices. Ella sentía una gran admiración por el inventor; él, a su vez, sentía un gran amor por su mujer. Pero cinco años más tarde Julia Carron muere.

Era 1908, justo cuando Ampère había sido nombrado profesor del Liceo de Lyón, luego de lo cual siguen para nuestro personaje meses dolorosos. Si bien su mujer le había dado un hijo, lo cierto es que aún no se podía desprender del recuerdo de esta bella mujer que le alegró siempre su vida. Sin embargo, el trabajo tenía que seguir, y éste fue su gran consuelo.

Se dedica a su trabajo. Años después, siendo joven todavía, encuentra otra mujer, culta, graciosa y exquisitamente educada. Mas sin embargo, este espacio no puede llenar el vacío y hueco dejado por su primer mujer quien había constituido para Ampère el único amor de su vida.

Ampère empieza a estudiar los fenómenos relacionados a la corriente electromagnética. Se interesa por los descubrimientos de Volta (el de la pila). Observa de cerca los efectos de la corriente eléctrica sobre una aguja imantada. Empieza a ver la relación que existe entre los fenómenos eléctricos y los magnéticos.

Ampère estudia y formula leyes sobre esta acción. Poco después demuestra que el magnetismo y la electricidad son manifestaciones distintas de una misma causa. Continúa sus trabajos, demuestra nuevas teorías. Escribe y establece leyes sobre el magnetismo y la corriente eléctrica.

Su nombre queda escrito para la posteridad. De ahí que se le llame "amperes" o "amperios" a las medidas o unidades de electricidad o corriente eléctrica. (Algo así como los "volteos", nombre tomado, a su vez, de otro científico: Alejandro Volta"). Estos "amperes" o "amperios" se refieren a la cantidad de electricidad que atraviesa un conductor en un determinado período de tiempo.

Vienen después otros trabajos. Estos de carácter netamente matemático. Se dedica al cálculo, al estudio de probabilidades, de la estadística, de ecuaciones, de derivadas e integrales, cosas que me sería difícil explicarlas, pues poco les entiendo. Ampère, al contrario, era un genio para esto, tan es así que ya se le conocía entonces como el "Newton de la electricidad".

Ampère abandona su puesto de profesor de matemáticas para ocupar el cargo de física en la Escuela Politécnica de París. Empieza a utilizar máquinas eléctricas, telescopios y otros objetos e instrumentos para sus ensayos. Sigue trabajando en sus teorías, continúa aprendiendo de sus experimentos.

El tiempo que reside en París quebranta su frágil salud. Un amigo suyo, el Director de la Escuela Veterinaria de Lyón, se da cuenta que Ampère ya no es el mismo. Ampère se acaba, Ampère se extingue. Su cuerpo y su salud ya no dan para más. Sin embargo, su ánimo y deseo de conocimiento siguen siendo los mismos.

No pierde interés en nada, no pierde oportunidad alguna para recorrer el mundo y hacerlo suyo. Viaja por todos rumbos: de Norte a Sur, de Este a Oeste; no quiere dejar nada sin conocer. Llega a Marsella, la ciudad de sus amores, la ciudad que tanto quiso y tanto amó. Marsella, la ciudad donde comenzara sus estudios sobre la recepción de la telegrafía sin hilos.

Ampère se encuentra ya muy enfermo, su cuerpo no resiste más. Su alma es reconfortada con las palabras de un sacerdote con quien lee e intercambia pensamientos de un libro titulado la "Imitación de Cristo", libro que, según él, sabía de memoria. Reflexiones, ideas y sentimientos tomados del corazón.

Era el 10 de junio de 1836. Ampère moría a los sesenta años de edad. Ese mismo día el telégrafo de Marsella comunicaba tristemente la noticia a París. El instrumento ideado por este gran hombre dejaba de ser utilizado para la transmisión de mensajes oficiales. Esta vez comunicaba algo más trascendental: la muerte de un gran genio de la inventiva: Andrés María Ampère.

Tomado del periódico “El Porvenir” de Monterrey, México, el 13 de febrero de 1989.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Andrew Carnegie https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6575&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6575&catid=113&Itemid=150&lang=en


25 de noviembre de 1835 – 11 de agosto de 1919

Fue un industrial, empresario y filántropo estadounidense oriundo de Escocia. Cuando era niño, emigró de Escocia junto con sus padres. Creó la Carnegie Steel Company en Pittsburgh, que más tarde se fusionó con la Federal Steel Company de Elbert H. Gary y varias empresas más pequeñas hasta crear U.S. Steel. La fortuna que ganó de sus negocios, la destinó a la filantropía y educación, fundando la Carnegie Corporation of New York, Fondo Carnegie para la Paz Internacional, y Carnegie Mellon University en Pittsburgh.

Aunque Carnegie pagaba a sus empleados los bajos salarios típicos de esa época, luego dio la mayoría de su dinero para financiar diversas bibliotecas, escuelas y universidades en América, el Reino Unido y otros países, así como para crear fondos de pensiones para los empleados de más antigüedad. Considerado a menudo como la segunda persona más rica de la historia. Carnegie empezó como radiotelegrafista y hacía la década de 1860 invirtió en ferrocarriles, coches cama para trenes, puentes y torres de perforación de petróleo. También hizo fortuna como vendedor de bonos para financiar empresas americanas en Europa.

Con el acero fue donde hizo su fortuna. En la década de 1870, fundó la Carnegie Steel Company, un paso que consolidó su nombre como uno de los "grandes magnates de la Industria" (en inglés, “Captains of Industry”). Sobre la década de 1890, era la más grande y rentable de todas las empresas industriales del mundo. Carnegie la vendió a J.P. Morgan en 1901, que creó U.S. Steel. Carnegie dedicó el resto de su vida a la filantropía a gran escala, con especial énfasis en bibliotecas locales, la paz mundial, educación e investigaciones científicas.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Andrónico Luksic Abaroa https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6618&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6618&catid=113&Itemid=150&lang=en


Uno de los hombres más influyentes de Chile es Andrónico Luksic Abaroa, el fundador y presidente de los holding Antofagasta plc y Quiñenco.

Nació en la ciudad de Antofagasta, el 5 de noviembre de 1926. Hijo del inmigrante croata Policarpo Luksic y de Elena Abaroa, Andrónico se crió una familia de origen chileno-boliviano. Egresó del Colegio Hispano Americano para estudiar economía de la Universidad de La Sorbonne, en París, pero duró un día, porque extrañaba su país. Entonces, decidió cursar Derecho en la Universidad de Chile. Ya recibido de abogado, comenzó su carrera empresarial en 1952, luego de adquirir el 25% de una compañía minera de su ciudad de origen. Tan solo dos años después, vendió su parte de la minera a un consorcio japonés por medio millón de dólares, hecho que se convirtió en su primer gran éxito empresarial y despertaría su deseo de convertirse en un magnate.

Desde entonces, comenzó en los años 60 el camino de la diversificación, ingresando a sectores como la industria, la agricultura y el transporte. A partir de los 80, su grupo empresarial comenzó a crecer y en los 90 dio el salto para transformarse en uno de los más grandes del subcontinente. Poco a poco, fue adquiriendo diversas empresas y agrupando sus negocios industriales y financieros en el holding Quiñenco y las compañías mineras en Antofagasta plc, grupo al que presidió hasta el año 2004, dejándola en manos de su hijo Jean-Paul Luksic. Así, fue consolidando el hoy llamado grupo Luksic, que entre otras grandes firmas maneja el Banco de Chile, CCU, Madeco, y Telefónica del Sur y se posiciona como uno de los más poderosos del Latinoamérica.

En 2004, Andrónico fue considerado el hombre más rico de Chile por la revista Forbes, con un patrimonio estimado en 3.400 millones de dólares.

Un años después de anunciar su retiro formal del mundo empresarial, a los 78 años, falleció en la ciudad de Santiago el 18 de agosto de 2005, dejando a su viuda, Iris Fontbona, y a sus cinco hijos dentro de las familias más acaudaladas de Chile. Sus restos fueron velados en la Iglesia San Francisco de Sales.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Anne Cox Chambers https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=10646&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=10646&catid=113&Itemid=150&lang=en


Anne Beau Cox Chambers nació el 01 de diciembre 1919, en Dayton, Ohio es propietaria principal de Cox Enterprises, un imperio de medios de comunicación de propiedad privada que incluye periódicos, televisión, radio, televisión por cable, y otros negocios.

Es la hija de James M. Cox, editor de un periódico y en 1920 fue candidato presidencial demócrata, y su segunda esposa, Margarita Parker Blair. Ella posee y controla los intereses de su padre, a través de Cox Enterprises. Durante 33 años fue co-propietaria de la empresa familiar con su hermana, Barbara Cox Anthony, quien murió el 28 de mayo de 2007. Vive en Atlanta, Georgia.

Cox-Chambers tiene casas en Buckhead Atlanta, un apartamento en Sutton Place en Nueva York, una finca del siglo 17 en Provenza Francia y una plantación de Carolina del Sur.

En 1955, se casó con Robert William Chambers, con quien tuvo un hijo, James Cox Chambers

En 1988 el hijo de Anthony James Cox Kennedy reemplazó a su padre como presidente y director ejecutivo. Chambers sigue siendo un asesor cercano sobre el funcionamiento diario de la empresa.

En 2004, Cox Enterprises anunció una deuda de $ 7,9 mil millones financiado oferta de privatización de un 38% de las empresas de televisión por cable Cox Communications que aún no posee. Con aproximadamente 6,3 millones de suscriptores de cable Cox también ofrece servicio de alta velocidad a Internet a más de 2 millones de hogares y servicios de telefonía a 1,1 millones de hogares.

Su patrimonio neto ha sido estimado por Forbes en US $ 13.4 mil millones en 2011 y la sitúa en el puesto número 53 del mundo y 20 de Estados Unidos, basada principalmente en su participación en el capital de Cox Enterprises.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Aristóteles https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6025&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6025&catid=113&Itemid=150&lang=en


(Estagira, 384-Calcis, 322 a.J.C.) Filósofo griego. Hijo del médico real de Macedonia, estuvo veinte años en la Academia de Platón, primero como discípulo y luego como investigador y como tutor. Candidato a ser el sucesor del maestro, se afirma (aunque es dudoso) que quedó despechado por el nepotismo de la elección de Espeusipo y marchó a Assos (Asia Menor), donde escribió su diálogo Sobre la filosofía (la «carta de Assos») y fundó un centro de estudio bajo la protección de su amigo Hermias, gobernador de Atarnea, con una de cuyas parientes, llamada Pitias, se casó.

Muerto Hermias (capturado y crucificado por el sátrapa Mentor), partió hacia Lesbos como huésped de Teofrasto; fiel a la amistad, compuso la Oda a la virtud, en memoria de Hermias y por la que veinte años después sus enemigos intentaron procesarle por impiedad. Aceptó luego de Filipo II de Macedonia el cargo de preceptor de Alejandro (de 13 años), quien siempre conservaría un gran respeto por su maestro, le apoyaría económicamente e incluso le mandaría desde el Indo ejemplares de la fauna y de la flora de su imperio.

Aristóteles se había trasladado mientras tanto, de nuevo, a Atenas y había fundado el Liceo, donde enseñaba paseando (de ahí el nombre de escuela «peripatética»), seguía sus investigaciones y análisis de datos, correspondientes a los más diversos campos (arte dramático, constituciones políticas, deportes olímpicos, zoología), y elaboraba una veintena de obras. Sin embargo, al morir Alejandro (a los 33 años), el clan de Demóstenes (autor de las Filípicas y, por tanto, enemigo de Aristóteles) se envalentonó y «el Estagirita» volvió a decidir su partida, para «ahorrar a los atenienses un segundo atentado contra la filosofía» (el primero lo habían cometido con Sócrates). Al año siguiente, moría en Eubea de úlcera de estómago.

Escondidas en una bodega -para protegerlas de los proveedores de Pérgamo-, sus obras fueron olvidadas, descubiertas por azar, ordenadas y editadas por Andrónico de Rodas en la Roma de Cicerón, redescubiertas como totalidad en la Edad Media por los árabes, cristianamente interpretadas (bautizadas) por los tomistas y neoescolásticos, relegadas por los modernos y, por último, definitivamente rehabilitadas a partir de Hegel.

De ellas, la tradición ha recogido con el nombre de Órganon las obras de lógica: Categorías, De la interpretación, Primeros y Segundos analíticos, Tópicos y Refutaciones de los sofismas. Además de la Retórica, de la Poética (en parte) y de Sobre el alma, la «antropología» de Aristóteles comprende la Ética a Eudemo, la Ética a Nicómaco, la Política y la Constitución de Atenas. Sus obras sobre la naturaleza son: Del cielo, De la generación y corrupción, los Meteoros, la Mecánica, De las partes de los animales, De la generación de los animales, Sobre el caminar, Sobre el movimiento, etc. Los varios libros de la Física y de la Metafísica fundamentan y coronan el conjunto.

Gracias a él, sabemos de la ciencia positiva de la época y de los trabajos y concepciones de sus predecesores y contemporáneos. Aristóteles aporta siempre agudas y originales observaciones y no pocas de sus adquisiciones lo han sido de las ciencias naturales de todos los tiempos (algunas, incluso, no confirmadas hasta el s. XIX): describió unas 400 especies (de las que disecó unas 50), distinguió entre animales «sanguíneos» (vertebrados) y «exangües» (invertebrados), clasificó a los murciélagos como mamíferos, describió la vida social de las abejas, distinguió entre insectos dípteros e himenópteros y entre rocas y minerales y aportó la noción capital de especie.

Clasificador y analista universal (de regímenes políticos, de géneros literarios, de categorías y de modos de razonar e, incluso, del ser y de las causas) y tan atento al fenómeno del lenguaje como reticente con los abusos del habla, Aristóteles se planteó además y sobre todo las grandes cuestiones de fondo: la estructura de la materia, la organización de la vida, el poder del espíritu y sus límites, la libertad del hombre y su sentido y la trascendencia misma de la divinidad y su misterio. 


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Aurelio Baldor https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=19084&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=19084&catid=113&Itemid=150&lang=en


Cuando estudiaba en el colegio San Luis Gonzaga de la ciudad de Cali, nunca me imaginé la siguiente Historia:

Aurelio Baldor, el autor del libro que más terror despierta en los estudiantes de bachillerato de toda Latinoamérica, no nació en Bagdad. Nació en La Habana, Cuba, y su problema más difícil no fue una operación matemática, sino la revolución de Fidel Castro. Esa fue la única ecuación inconclusa del creador del Álgebra de Baldor, un apacible abogado y matemático que se encerraba durante largas jornadas en su habitación, armado sólo de lápiz y papel para escribir un texto que desde 1941 aterroriza y apasiona a millones de estudiantes de toda Latinoamérica.

El Álgebra de Baldor, aun más que El Quijote de la Mancha, es el libro más consultado en los colegios y escuelas desde Tijuana hasta la Patagonia. Tenebroso para algunos,misterioso para otros y definitivamente indescifrable para los adolescentes que intentan resolver sus "misceláneas" a altas horas de la madrugada, es un texto que permanece en la cabeza de tres generaciones que ignoran que su autor, Aurelio Ángel Baldor, no es el terrible hombre árabe que observa con desdén calculado a sus alumnos amedrentados, sino el hijo menor de Gertrudis y Daniel, nacido el 22 de octubre de 1906 en La Habana, y portador de un apellido que significa "valle de oro" y que viajó desde Bélgica hasta Cuba.

Daniel Baldor Reside en Miami y es el tercero de los siete hijos del célebre matemático.Inversionista, consultor y hombre de finanzas, Daniel vivió junto a sus padres, sus seis hermanos y la abnegada nana negra que los acompañó durante más de cincuenta años, el drama que se ensañó con la familia en los días de la revolución de Fidel Castro.

Aurelio Baldor era el educador más importante de la isla cubana durante los años cuarenta y cincuenta. Era fundador y director del Colegio Baldor, una institución que tenía 3.500 alumnos y 32 buses en la calle 23 y 4, en la exclusiva zona residencial del Vedado. Un hombre tranquilo y enorme, enamorado de la enseñanza y de mi madre, quien hoy lo sobrevive, y que pasaba el día ideando acertijos matemáticos y juegos con "números", recuerda Daniel, y evoca a su Padre caminando con sus 100 kilos de peso y su proverbial altura de un metro con noventa y cinco centímetros por los corredores del colegio, siempre con un cigarrillo en la boca, recitando frases de Martí y con su álgebra bajo el brazo, que para entonces, en lugar del retrato del sabio árabe intimidante, lucía una sobria carátula roja.

Los Baldor vivían en las playas de Tarará en una casa grande y lujosa donde las puestas de sol se despedían con un color distinto cada tarde y donde el profesor dedicaba sus tardes a leer, a crear nuevos ejercicios matemáticos y a fumar, la única pasión que lo distraía por instantes de los números y las ecuaciones. La casa aún existe y la administra el Estado cubano. Hoy hace parte de una villa turística para extranjeros que pagan cerca de dos mil dólares para pasar una semana de verano en las mismas calles en las que Baldor se cruzaba con el "Che" Guevara, quien vivía a pocas casas de la suya, en el mismo barrio.

"Mi padre era un hombre devoto de Dios, de la patria y de su familia", afirma Daniel. "Cada día rezábamos el rosario y todos los domingos, sin falta, íbamos a misa de seis, una costumbre que no se perdió ni siquiera después del exilio". Eran los días de riqueza y filantropía, días en que los Baldor ocupaban una posición privilegiada en la escalera social de la isla y que se esmeraban en distribuir justicia social por medio de becas en el colegio y ayuda económica para los enfermos de cáncer.

El 2 de enero de 1959 los hombres de barba que luchaban contra Fulgencio Batista se tomaron La Habana. No pasaron muchas semanas antes de que Fidel Castro fuera personalmente al Colegio Baldor y le ofreciera la revolución al director del colegio. "Fidel fue a decirle a mi padre que la revolución estaba con la educación y que le agradecía su valiosa labor de maestro..., pero ya estaba planeando otra cosa", recuerda Daniel. Los planes tendría que ejecutarlos Raúl Castro, hermano del líder del nuevo gobierno, y una calurosa tarde de septiembre envió a un piquete de revolucionarios hasta la casa del profesor con la orden de detenerlo. Sólo una contraorden de Camilo Cienfuegos, quien defendía con devoción de alumno el trabajo de Aurelio Baldor, lo salvó de ir a prisión. Pero apenas un mes después la familia Baldor se quedó sin protección, pues Cienfuegos, en un vuelo entre Camagüey y La Habana, desapareció en medio de un mar furioso que se lo tragó para siempre. "Nos vamos de vacaciones para México, nos dijo mi papá. Nos reunió a todos, y como si se tratara de una clase de geometría nos explicó con precisión milimétrica cómo teníamos que prepararnos. Era el 19 de julio de 1960 y él estaba más sombrío que de costumbre. Mi padre era un hombre que no dejaba traslucir sus emociones, muy analítico, de una fachada estricta, durísima, pero ese día algo misterioso en su mirada nos decía que las cosas no andaban bien y que el viaje no era de recreo", dice el hijo de Baldor.

Un vuelo de Mexicana de Aviación los dejó en la capital azteca. La respiración de Aurelio Baldor estaba agitada, intranquila, como si el aire mexicano le advirtiera que jamás regresaría a su isla y que moriría lejos, en el exilio. El profesor, además del dolor del destierro, cargaba con otro temor. Era infalible en matemáticas y jamás se equivocaba en las cuentas, así que si calculaba bien, el dinero que llevaba le alcanzaría apenas para algunos meses. Partía acompañado de una pobreza monacal que ya sus libros no podrían resolver, pues doce años atrás había vendido los derechos de su álgebra y su aritmética a Publicaciones Culturales, una editorial mexicana, y había invertido el dinero en su escuela y su país.

La lucha empezaba. Los Baldor, incluida la nana, se estacionaron con paciencia durante 14 días en México y después se trasladaron hasta Nueva Orleáns, en Estados Unidos, donde se encontraron con el fantasma vivo de la segregación racial. Aurelio, su mujer y sus hijos eran de color blanco y no tenían problemas, pero Magdalena, la nana, una soberbia mulata cubana, tenía que separarse de ellos si subían a un bus o llegaban a un lugar público. Aurelio Baldor, heredero de los ideales libertarios de José Martí, no soportó el trato y decidió llevarse a la familia hasta Nueva York, donde consiguió alojamiento en el segundo piso de la propiedad de un italiano en Brooklyn, un vecindario formado por inmigrantes puertorriqueños, italianos, judíos y por toda la melancolía de la pobreza. El profesor, hombre friolento por naturaleza, sufrió aun más por la falta de agua caliente en su nueva vivienda, que por el desolador panorama que percibía desde la única ventana del segundo piso.

La aristocrática familia que invitaba a cenar a ministros y grandes intelectuales de toda América a su hermosa casa de las playas de Tarará, estaba condenada a vivir en el exilio, hacinada en medio del olvido y la sordidez de Brooklyn, mientras que la junta revolucionaria declaraba la nacionalización del Colegio Baldor y la expropiación de la casa del director, que sirvió durante años como escuela revolucionaria para formar a los célebres "pioneros". La suerte del colegio fue distinta. Hoy se llama Colegio Español y en él estudian 500 estudiantes pertenecientes a la Unión Europea. Ningún niño nacido en Cuba puede pisar la escuela que Baldor había construido para sus compatriotas.

Lejos de la patria Aurelio Baldor trató en vano de recuperar su vida. Fue a clases de inglés junto a sus hijos a la Universidad de Nueva York y al poco tiempo ya dictaba una cátedra en Saint Peters College, en Nueva Jersey. Se esforzó para terminar la educación de sus hijos y cada uno encontró la profesión con que soñaba: un profesor de literatura, dos ingenieros, un inversionista, dos administradores y una secretaria. Ninguno siguió el camino de las matemáticas, aunque todos continuaron aceptando los desafíos mentales y los juegos con que los retaba su padre todos los días.

Con los años, Baldor se había forjado un importante prestigio intelectual en los Estados Unidos y había dejado atrás las dificultades de la pobreza. Sin embargo, el maestro no pudo ser feliz fuera de Cuba. No lo fue en Nueva York como profesor, ni en Miami donde vivió su retiro acompañado de Moraima, su mujer, quien hoy tiene 89 años y recuerda a su marido como el hombre más valiente de todos cuantos nacieron en el planeta. Baldor jamás recuperó sus fantásticos cien kilos de peso y se encorvó poco a poco como una palmera monumental que no puede soportar el peso del cielo sobre sí. "El exilio le supo a jugo de piña verde. Mi padre se murió con la esperanza de volver", asegura su hijo Daniel.

El autor del Algebra de Baldor se fumó su último cigarrillo el 2 de abril de 1978. A la mañana siguiente cerró los ojos, murmuró la palabra Cuba por última vez y se durmió para siempre. Pero sus siete hijos, quince nietos y diez biznietos, siempre supieron y sabrán que a Aurelio Baldor lo mataron la nostalgia y el destierro.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Ben Cohen y Jerry Greenfield https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=10652&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=10652&catid=113&Itemid=150&lang=en


Ben Cohen y Jerry Greenfield eran amigos de la infancia nacieron con cuatro días de diferencia en Brooklyn, Nueva York, en 1951. Se podría decir que el helado corre por sus venas. Durante su último año de escuela secundaria, Ben conducía un camión de helados. Después de la secundaria, asistió y se retiró de varios colegios en el noreste, con el tiempo dejó sus estudios por completo y empezó a enseñar cerámica en una granja en la región de Nueva York Adirondack, donde también incursionó en el helado.

Jerry comenzó de una manera más tradicional. Después de graduarse de la escuela secundaria, estudió en el Oberlin College para estudiar medicina. Jerry trabajó repartiendo helado en la cafetería de la escuela. Al graduarse, Jerry volvió a Nueva York para trabajar como técnico de laboratorio, aplicó para la facultad de medicina sin éxito. Durante sus días de laboratorio de alta tecnología, compartía un apartamento de Manhattan con Ben. Después de mudarse a Carolina del Norte durante unos años, Jerry se reunió con Ben en Saratoga Springs, Nueva York, y decidió entrar en el negocio de la comida juntos.

Al principio, la pareja pensó en hacer panecillos, pero decidieron que el equipo necesario era demasiado caro. En su lugar, se establecieron con el helado. Decidieron ubicarse en Burlington, Vermont, fue una ubicación ideal para una tienda en una ciudad universitaria sin una heladería. Ellos tomaron un curso de $ 5 en la fabricación de helados y en 1978 abrieron la primera Ben & Jerry en una gasolinera en Burlington.

Crecimiento:

La tienda original se convirtió en un favorito de la comunidad gracias a su helado de sabores ricos y creativos. Ben y Jerry también decidieron desarrollar una campaña hacia la comunidad, en la que tendría lugar un festival de cine libre y gratuito regalando bolas en el primer aniversario de la tienda, una tradición que aún continúa. En 1980, el dúo comenzó a hacer pintas para vender a los supermercados locales. En 1981, se amplió esta operación.

El negocio aumentó significativamente. En 1983, la compañía abrió su primera franquicia en Maine, y firmó un contrato con una empresa de distribución de Boston. Se dieron a conocer durante la década de 1980 - incluyendo Nueva York Super Fudge Chunk y García Cerezo - y en 1987 las ventas fueron de $ 32 millones. En 1988, el presidente Ronald Reagan nombró Ben y Jerry las personas de EE.UU. para Pequeños Negocios del Año, y para finales de año la compañía estaba operando tiendas en 18 estados.

Sabores creativos:

Una de las razones de la popularidad rápida de Ben & Jerry eran sus combinaciones de sabores únicos. Todos los nuevos sabores fueron inventados por Jerry, por lo general sin ningún tipo de comercialización de la prueba. Algunos sabores emblemáticos 1980 incluyen Chunky Monkey, Crunch y Rainforest Crunch Económicos, bolas de que Ben & Jerry ha servido de forma gratuita en Wall Street tras el crack bursátil del 19 de octubre de 1987.

Los problemas crecen:

La Trayectoria de la empresa no siempre ha sido tan suave como sus mezclas para helados. Ben & Jerry se enfrentaron con Häagen-Dazs por los derechos de distribución, dando lugar a demandas en contra de Häagen-Dazs ', la compañía Pillsbury, en mediados de 1980. Dado que el crecimiento rápido de la compañía continuó, se hizo evidente a los fundadores que iban a necesitar a alguien con más visión para los negocios para mantener el negocio en funcionamiento. Después de permitir a los clientes a solicitar el trabajo en "! Soy su consejero delegado ", la empresa seleccionada en 1995 Robert Holland, un veterano de McKinsey & Co..

La contratación de Holland llevó a la compañía a una encrucijada. Ben y Jerry se habían convertido en iconos de la marca. Existía la preocupación de que la empresa perdería su jerarquía informal y la cultura única bajo el liderazgo de Holland. Ben & Jerry siempre habían tenido una relación estricta en escala salarial de su gestión, que tuvo que romper la contratación de Holland.

Por otra parte, Ben & Jerry estaban pasando por un momento difícil en el mercado. Aunque la compañía había hecho su nombre con sabores extravagantes y gruesos mix-ins, el sabor de helado más popular en Estados Unidos era - y sigue siendo - plain vanilla. La empresa había lanzado una línea de "lisas, sin trozos!" Sabores para capturar ese segmento del mercado que prefieren sabores menos funky.

Mientras que el mercado del hielo super-premium crema fue creciendo, también lo era la competencia. Häagen-Dazs y de Dreyer fueron actores principales. Ben & Jerry tenía externalizado su producción a algunos de Dreyer con el fin de llegar a los clientes en los EE.UU. occidentales Ahora que Dreyer fue convirtiendo en un competidor, Ben & Jerry tenía que preocuparse por su dependencia de un competidor para la fabricación y distribución.

Holland dejó el cargo en 1996. Al año siguiente, Perry Odak se convirtió en el nuevo director general, y las ventas en ese año fueron de unos $ 174 millones. A finales de 1999, la empresa anunció que había recibido un aviso de interés por parte de otras grandes empresas, y en 2000 la internacional de alimentos Unilever compró la marca Ben & Jerry por $ 326 millones, a pesar de que el acuerdo llamado de Ben & Jerry es para ser operado separadamente de otras marcas de helado de Unilever.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Benjamín Franklin https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=889&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=889&catid=113&Itemid=150&lang=en


La búsqueda de la perfección.

Boston 1706 - Filadelfia 1790

Benjamin Franklin fue un enamorado de la vida y la aventura, y su optimismo y sentido del humor daban siempre muestra de ello. Franklin es conocido en todo el mundo por ser uno de los promotores de la independencia de los Estados Unidos. También es celebre por sus trabajos científicos, sus inventos y su insaciable labor periodística y editorial. Sin embargo, la parte más interesante de su legado es la referente a la ética y la superación personal.

Su pasión por los libros lo condujo a trabajar en la imprenta de su hermano a la edad de los 12 años. La mitad del dinero que ganaba la utilizaba en comprar libros para continuar cultivando este hábito. Fue autodidacta en el aprendizaje de la gramática y su dominio de la literatura continuó creciendo día a día. Su amor por la lectura y el lenguaje nunca terminó. En su autobiografía cuenta cómo a los 63 años comenzó a estudiar idiomas, llegando a dominar el francés, el italiano, el latín  y el español, el cual llegó a aprender con la suficiente fluidez como para poder leer libros enteros con una gran facilidad.

Sin embargo, su amor por la aventura y su desapego por lo convencional, produjo ciertas frustraciones y desatinos en su juventud, que más tarde lo llevaron a reflexionar acerca de la necesidad de romper con viejos hábitos y crear hábitos de éxito. Franklin comprendió que si en verdad deseaba elevar su vida a un estado de mayor correspondencia entre los valores que sabía que debían guiar su vida y sus acciones, necesitaba desarrollar un plan de acción y un compromiso total para su crecimiento y desarrollo personal.

En su afán por lograr una mayor claridad acerca de los valores y virtudes que le ayudaran a vivir una vida balanceada, plena y feliz, resolvió identificar las muchas virtudes que debían proveer dirección a su vida y se dio a la tarea de definirlas en pocas palabras, en términos precisos, evitando las definiciones demasiado amplias y confusas. Franklin buscó adquirir cada una de las virtudes anotadas y mantuvo notas diarias acerca de su progreso en esta tarea. Para tal efecto, y con la convicción de que el dominio de ciertas virtudes debería facilitar la adquisición de otras, según su criterio las escribió en el siguiente orden de prioridad:

  • Templanza: No comas hasta sentirte harto. No bebas hasta la ebriedad.
  • Silencio:  No hables más de aquello que pudiera beneficiar a otros o a ti mismo. Evita las conversaciones triviales.
  • Orden: Ten un lugar para cada una de tus cosas. Ten un momento para cada parte de tu trabajo.
  • Resolución: Comprométete a llevar a cabo lo que debes hacer. Haz sin falta lo que te has comprometido.
  • Frugalidad: No gastes más que en lo que pueda hacer el bien a otros o a ti mismo. No desperdicies nada.
  • Trabajo: No pierdas el tiempo. Ocúpate siempre en algo útil. Elimina todo acto innecesario.
  • Sinceridad: No lastimes a nadie con engaños. Piensa con inocencia y con justicia. Si hablas, hazlo de acuerdo con esto.
  • Justicia: No perjudiques a nadie, ni haciéndole daño, ni omitiendo lo que es tu deber.
  • Moderación: Evita los extremos. No guardes resentimientos tanto tiempo como puedas creer que lo merecen.
  • Limpieza: No toleres la falta de limpieza, ni en el cuerpo, ni en la ropa, ni en la vivienda.
  • Serenidad: No te dejes alterar por pequeñeces, ni por accidentes comunes o inevitables.
  • Castidad: Recurre al acto sexual rara vez, solo por motivos de salud o descendencia, pero nunca hasta sentirte harto o débil, y nunca si pudiera afectar tu propia paz, tu reputación o la de otra persona.
  • Humildad: Imita a Jesús y a Sócrates.

En Franklin, el hábito de la auto - evaluación se convirtió en un compromiso que perduró hasta el final de sus días. Como resultado de ello disfrutó de grandes éxitos por lo menos en cinco campos distintos: los negocios, el periodismo, la ciencia y la política. Fundó el periódico la gaceta de Filadelfia, y fue pilar en el establecimiento de la primera biblioteca pública. Aunque desarrolló la batería eléctrica, su más famoso experimento fue el de la llave y la cometa para estudiar la naturaleza de la electricidad. Su mayor legado político fue el haber sido llamado a ayudar en la redacción de la constitución de los Estados Unidos.

Benjamin Franklin fue un hombre feliz.

En cierta ocasión expresó que debía su felicidad a la filosofía que él mismo había formulando medio siglo atrás, la cual resumió en las siguientes palabras: “El mejor servicio que podemos prestar a Dios es hacerle el bien a los demás”, y Franklin utilizó su interminable energía, su juicio, sentido común, tacto y pulso literario en hacer esto de todas las maneras posibles. Su vida fue un testimonio de amor al servicio. Servicio en pos de su éxito personal, servicio a su comunidad, su país y al mundo entero.

Fuente: http://www.artehistoria.com


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
administrador@piramidedigital.com (Administrador.) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Bernard Arnault https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6058&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6058&catid=113&Itemid=150&lang=en


Bernard Arnault nació en Roubaix, Francia, el 5 de marzo de 1949. Es uno de los hombres más ricos del mundo, en términos de posición ocupa el número 7 según la publicación Forbes. Su fortuna alcanza los 27.500 millones de dólares. Es, además, el segundo hombre más rico de la Unión Europea y uno de grandes empresarios del momento: es padre del imperio LVMH, un monstruo empresarial que nuclea a las firmas más lujosas y famosas del mundo de la moda y la vida elegante, como Christian Dior, Louis Vuitton, Loewe, Givenchy o Möet & Chandon.

Y el negocio parece ir cada vez mejor: LVMH, el mayor grupo de productos de lujo a nivel mundial, reportó un aumento del 13% en sus ventas comparables del cuarto trimestre, impulsado por un creciente apetito de los consumidores chinos por productos de lujo y por el constante aumento del gasto discrecional.

LVMH, cuya marca Louis Vuitton representa más de la mitad del beneficio operativo del grupo, también propuso aumentar su dividendo en un 27% en la parte basado en el desempeño récord del año pasado.

Arnault, dijo en una conferencia de prensa hoy que había razones para ser optimistas sobre el 2011 y que confiaba que el desempeño del grupo superaría al del año anterior.

LVMH reportó una ganancias para el 2010 de sus operaciones recurrentes de 4.320 millones de euros (US$5.950 millones), sobre ingresos de 20.300 millones de euros, en línea con los pronósticos en un sondeo de Reuters. Las previsiones de las ventas comparables del cuarto trimestre apuntaban a una expansión del 11%.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Bill Gates https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6044&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6044&catid=113&Itemid=150&lang=en


William Henry Gates III nació el 28 de octubre de 1955 y pasó su infancia en la ciudad de Seattle, Estados Unidos. Asistió a un colegio estatal hasta sexto grado, para luego cambiarse a la elitista escuela de Lakeside. Allí se produciría un hecho decisivo para su vida: en el año 1968 se encontraría por primera vez con una computadora, entraría en contacto con el mundo que lo cautivaría y sería el centro de su vida: la informática. También en Lakeside conoció a Paul Allen, con quien más tarde fundaría Microsoft.

En el año 1975, siendo todavía un alumno de Harvard, creó la empresa de software Microsoft, y el año siguiente abandona sus estudios para mudarse a Albuquerque y pactar con la empresa Altair la cesión de un lenguaje para computadoras, el Basic, al 50% de las ventas. Al año siguiente, se enteró del éxito de la empresa Apple y de que necesitaban un intérprete de Basic.

En 1980, Gates utiliza su astucia de buen empresario y consigue vender el sistema operativo MS-DOS a la empresa IBM, pero sin tenerla él aún: lo compró, una vez realizada la venta, a muy bajo precio a un joven programador. Y su astucia fue más allá: Microsoft quiso los derechos de licencia, mantenimiento, e incluso la facultad de vender el DOS a otras compañías. IBM aceptó, considerando que lo que produciría dividendos sería el hardware y no el software. Unos días después, Microsoft compró los derechos de autor del QDOS a Tim Paterson, que trabajaba para la Seattle Computer Products, por 50.000 dólares, que vendió a IBM como MS-DOS (Microsoft DOS).

Más allá de una mente brillante, Bill Gates es un gran hombre de negocios, que sabe ver las oportunidades que se le presentan y aprovecharlas sin titubear. Es el segundo hombre más rico del mundo según la revista Forbes (2010) con una fortuna de 53 mil millones de dólares. En la actualidad, el sistema operativo creado por él: Microsoft Windows, es el más utilizado en el mundo, con cientos de millones de usuarios alrededor del globo. Fueron las pequeñas-grandes decisiones y la astucia empresarial lo que lo llevaron a encabezar los lugares más altos de la economía mundial.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
administrador@piramidedigital.com (Administrador.) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Birgit Rausing https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=463&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=463&catid=113&Itemid=150&lang=en


Birgit Rausing, nació en un pueblecito del sur de Suecia en 1924, de padre médico y madre ama de casa. Ella y sus hijos poseen una fortuna de 14.000 millones de dólares, después de convertirse en propietarios de la compañía de envasado tras la muerte del marido de Birgit, la octava fortuna más importante de Suiza comenzó a amasarse en Suecia entre bolsas de harina y tetraedros de cartón. Hoy es el emporio Tetra Laval.

Radicados en Vaud por sus beneficios fiscales, Birgit y sus tres hijos dejan que los negocios se multipliquen sin olvidar los consejos del viejo Ruben.

Birgit Rausing no buscó al dinero, el dinero la eligió a ella, sin pedirlo, ingresó a la Lista de Forbes a los 75 años de edad; aunque lo suyo, insiste siempre, es la filantropía.

Vivió una vida estable, realizó estudios equivalentes al bachillerato, y ya entrada en la veintena conoció, durante un viaje a Estocolmo, al que habría de ser el hombre con el que compartiría 45 años de vida: Gad Rausing, ella no sabía quien era. ni le interesaba, pero el destino le había escrito ya algunas páginas por adelantado.

El abuelo Ruben es el personaje más importante de la familia Rausing. Sin él, ni sus hijos, Hans y Gad, ni la familia conformada por este último con Birgit y sus tres hijos, habrían heredado todo lo que tienen.

Ruben solía decir: "Hacer algo que nunca nadie haya hecho es cada vez más difícil".

Él lo logró y aprovechó al máximo dicho talento. Nació en Raus, cerca de Helsingborg, Suecia. Estudió economía en Estocolmo, y en 1920 se doctoró en Ciencias en Columbia, Nueva York.

Viajar y vivir en los Estados Unidos cambió el rumbo de su vida. Allá, se encontró con el concepto de las tiendas de autoservicio, una estructura de comercio que no existía aún en Europa, pero en la que vio toda la proyección y futuro que finalmente tuvo.

Y en 1929, cuando se registró el crack bursátil en Wall Street que detonó la Gran Depresión, Ruben Rausing se unió a uno de sus mejores amigos, Eric Akerlund, para fundar en Suecia la primera fábrica del Norte de Europa especializada en envases.

La llamaron Akerlund & Rausing y la compañía se convirtió pronto en líder de todo el Viejo Continente.

El primer proyecto: bolsas para guardar harina a partir de un sistema que permitía revolucionar la transportación de este insumo básico que entonces sólo se vendía a granel y se contaminaba con frecuencia.

El siguiente gran hallazgo de Ruben Rausing fueron los empaques para leche.

Esto es, la distribución en botellas de vidrio complicaba la venta en los supermercados (ruptura de botellas, esterilización) y había que devolverlas, etcétera, así que en los 40´s creó plásticos termo-sellables que algunos años después terminaron por convertirse en los envases de cartón para leche que conocen prácticamente todos los países del mundo.

Hacia 1951, los dos socios ya habían establecido una filial de su empresa matriz al norte de Suecia, a la que llamaron Tetra Pak, y cuyo objeto original era vender tetraedros de cartón.

En 1965, luego de largas charlas, Rausing vendió su participación en la empresa Aikerlund & Rausing, y compró todas las acciones correspondientes a Tetra Pak, en la que decidió especializarse.

Su meta era concentrarse en la fabricación de envases para la distribución de líquidos. Y así lo hizo hasta 1991, año en el que su empresa inició una nueva etapa.

Tetra Pak adquirió Alfa Laval, uno de las compañías líderes en la venta de equipo para la industria alimentaria.

En 1992, la empresa sufrió una reorganización completa y en 1993, se formó el grupo Tetra Laval, que hoy comprende Tetra Pak y De Laval.

Las cuentas del consorcio familiar caminaban bien, así que Birgit poco tenía que preocuparse sobre el asunto... hasta el año 2000. Gad, su marido, muere en enero, apenas cruzado el umbral del nuevo milenio, y Birgit y sus tres hijos heredan una fortuna que rondaba los 9.000 millones de francos suizos.

Birgit se mudó definitivamente a vivir al cantón de Vaud, en Suiza. Primero, por el gusto que tiene por los lagos y los paisajes serenos. Segundo, por un argumento esgrimido por sus hijos con carácter irrefutable: los beneficios impositivos que obtendrían radicando en Suiza.

Así, sus tres hijos tomaron las riendas del consorcio, Björn es el jefe de fusiones y adquisiciones de Tetra Laval.

Kristen, la mayor, soltera, pasa sus días entre Gran Bretaña y Suiza, es una apasionada de la equitación, disciplina que practica desde niña; y toma parte de las decisiones financieras del grupo. Y Finn también supervisa los negocios familiares al tiempo que funge como presidente del Instituto de Economía Aplicada de Suecia.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Carlos Ardila Lülle https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6631&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6631&catid=113&Itemid=150&lang=en


El empresario e industrial colombiano Carlos Ardila Lülle es uno de los hombres más influyentes de Latinoamérica. Es el fundador y promotor de la Organización Ardila Lülle (OAL), que conglomera grandes empresas como RCN Televisión, RCN Radio y, la marca de gaseosas Postobon. Su patrimonio calculado en 5400 millones de dólares según Forbes, lo convierte en el tercer hombre más rico de Colombia, y uno de los trescientos en todo el mundo.

Ardila Lülle nació en Bucaramanga, en Santander, el 4 de julio de 1930. Sin embargó, creció en la ciudad de Zapatoca. A los 15 años, y luego de concluir sus estudios secundarios en el colegio jesuita San Pedro Claver, se trasladó a Medellín para estudiar la carrera profesional de Ingeniero Civil en la Facultad de Minas de la Universidad Nacional de Colombia, de la cual egresó en 1951.

A partir de entonces, empezó a forjar su carrera profesional y su gran fortuna con el negocio de las bebidas gaseosas: hacía pruebas de sabores y terminó manejando la industria nacional más grande del sector. A los 24 años, tuvo su primer acierto empresarial cuando se empecinó en producir una gaseosa de manzana que era criticada por sus colegas pero que terminó volviéndose exitosa.

Tras posicionar su empresa, Ardila Lülle fue por más y decidió expandirse a otros rubros. Fue así que fundó y consolidó la OAL, integrada por más de 80 compañías de diversos sectores de productos y servicios, que generan más de 40 mil puestos de trabajo en su país. La suya es la mayor productora individual de azúcar en el mundo, por medio de Incauca, además de producir el 60% de las gaseosas y jugos que se consumen en el país y participar en el negocio de envases de vidrio. También es dueño de Los Coches, concesionario de General Motors en Colombia, y en el sector agroindustrial, fue pionero en la producción de biocombustibles a partir de caña de azúcar.

Su familia actual está compuesta por su esposa Eugenia Gaviria de Ardila y sus cuatro hijos Carlos Julio, José Antonio, María Emma y María Eugenia.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Carlos Slim https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6043&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6043&catid=113&Itemid=150&lang=en


¿Quién es este hombre dueño de la mayor fortuna del mundo, según la famosa revista Forbes? Un mexicano cuya fortuna asciende a los 53.500 millones de dólares en el ya pasado 2010.

Ingeniero civil de raíces libanesas, su padre fue un católico Maronita de nombre Youssef Salim, quien emigró desde el Líbano a la edad de 14, y cambió su nombre a Julián Slim Haddad, agregando el apellido de su madre, según era costumbre. Hijo de Linda Helú y Julián Slim Haddad, Carlos Slim Helú es egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde impartió la cátedra de Álgebra y Programación Lineal.

Su carrera como empresario comienza desde muy joven, cuando comenzó a invertir en la compra de negocios, los cuales hacía prosperar exitosamente, así como en la compraventa de bienes raíces en el centro de la Ciudad de México. La clave, como siempre, es la astucia y el olfato para detectar oportunidades: saber aprovechar las crisis en vez de que las crisis se aprovechen de uno. A principios de los años ochenta, en medio de la famosa crisis que paralizó a México y con fugas de capitales históricas, Slim y su grupo realizaban inversiones fuertes en el país, adquiriendo varias empresas que eran vendidas a muy buenos precios.

Carlos Slim ha mencionado repetidamente que esta etapa del país le recordó por lo que pasó su padre Julián Slim, cuando en 1914 y en plena Revolución Mexicana le compró a su hermano mayor el 50 por ciento restante del negocio que tenían en común, llamado La Estrella de Oriente, creyendo así en México y en su destino. «Si mi papá, en plena Revolución, con el país sacudido, sin todavía tener familia, siendo extranjero y sin el arraigo que te da el tiempo, confió en México y en su futuro, cómo no iba a hacerlo yo», ha dicho Carlos Slim en algunas entrevistas.

La actividad de Carlos Slim se ha venido diversificando en varios sectores. En 1997 adquirió acciones de la empresa informática Apple Computer, justo antes del lanzamiento de iMac, logrando multiplicar su fortuna.

En 1997 adquirió Prodigy, un proveedor estadounidense de Internet. Carlos Slim logró hacer de esta empresa un poderoso servidor de diversos servicios de Internet hasta lograr una alianza con MSN, lanzando un portal en castellano de la mano con Microsoft. Éste, al poco tiempo, se convertiría en portal líder en México.

El 10 de septiembre de 2008 compra un 6.4% del The New York Times, es decir 9,1 millones de acciones por un valor aproximado de $123 millones de dólares. De acuerdo a Slim este es un movimiento estrictamente financiero y no una estrategia para entrar en el mundo de los medios estadounidenses. Con esta participación accionaria se convierte en el tercer accionista más grande de la compañía, después de la familia Ochs-Sulzberger, quienes han mantenido el control accionario del Times desde 1898, y del fondo de cobertura Harbinger Capital Partners.

Estrategia, oportunismo y decisiones fuertes y acertadas parecen ser las claves del éxito de este latino que se encuentra en la cima del poder económico mundial.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
administrador@piramidedigital.com (Administrador.) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Charles Koch https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=10648&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=10648&catid=113&Itemid=150&lang=en


Charles Koch es hijo del fundador de Industrias Koch Feed C. Koch nacio el 1 de noviembre de 1935,que se graduó del MIT e invento un método para refinar gasolina del petróleo crudo. Llevo su invento a la Unión Soviética en 1929.

Sus hijos Frederick, Charles, David y William heredaron la empresa Industrias Koch al morir su padre en 1967. Charles y David compraron la parte de sus otros hermanos en 1.3 mil millones en 1983.

Charles es dueño de la compañía privada más grande de Estados Unidos, que invierte en Químicos, ranchos, productos de consumo, papel y operaciones de refinería en Alaska, Texas y Minnesota. Se estima sus ventas ascienden a 90 mil millones de dólares anuales. Compro en el 2005 por 21 mil millones de dólares Georgia-Pacific.

Publicó recientemente un libro de auto-ayuda llamado The Science of Success (La ciencia del éxito). Dice que su compañía será pública sobre su cadáver.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Conrad Hilton https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6051&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6051&catid=113&Itemid=150&lang=en


Son contadas con los dedos de una mano las ocasiones en las que un apellido se convierte en una marca tan poderosa, que trasciende a su portador y pasa a ser una entidad en sí misma, encolumnando detrás de ella al hombre que le dio vida. Pues este es uno de esos casos: quien habla de Hilton deberá aclarar que no se refiere a la gigantesca cadena hotelera, sino al visionario que la hizo crecer: Conrad Nicholson Hilton (1854 – 1919), descendiente de noruegos y alemanes.

Conrad Nicholson Hilton nació en San Antonio, Nuevo México, y fue educado allí.

Desde pequeño había estado interesado en el mundo de los negocios. Cuentan sus biógrafos que su padre lo enviaba a recibir a los pasajeros de tren que llegaban para pasar la noche en su pueblo, para guiarlos al pequeño hostal que la familia Hilton había construido en el condado de Socorro (Nueva México), así como también para que consumieran algo en el almacén familiar.

En sus tempranos 20 años ya comenzaría a despuntar esa personalidad sobresaliente y carismática de todos los líderes, y comenzó a destacarse: fue representante republicano en la primera legislatura del recién formado estado de Nuevo México.

En 1917, cuando Estados Unidos entró en la Primera Guerra Mundial, Hilton se enlistó rápidamente en las filas estadounidenses. Mientras Conrad estaba en el ejército, recibe la terrible noticia de la muerte de su padre. Debía hacerse cargo de la economía familiar.

Tras el fracaso en varios negocios (entre ellos, la creación de un Banco), Hilton comenzó con el negocio hotelero con la compra del Mobley Hotel en Cisco, Texas, en 1919. Ese mismo año continuó la compra de numerosos hoteles en Texas, muchos de ellos, adquiridos a precios módicos por el mal estado y la decadencia en la que estaban. Pero el ojo sagaz de este hombre que llevaba los negocios en la sangre decidió seguir apostando a este rubro, con la confianza ciega en que el crecimiento tan ansiado llegaría pronto.

Y así fue: el primer gran éxito lo tuvo en el hotel que él mismo construyó, el Dallas Hilton (ahora llamado Hotel Indigo) el cual abrió sus puertas en 1925. Seguido por el hotel Abilene Hilton en 1927, Waco Hilton en 1928 y El Paso Hilton en 1930. Su primer hotel fuera de Texas fue La Posada de Alburquerque, que fue construido en 1939 en Alburquerque, Nuevo México.

El tiempo pasó y el negocio siguió creciendo a pasos agigantados. Con una increíble visión de negocios, Conrad creó la Hilton Hotels Corporation en 1946, seguido por Hilton International Company en 1948. La compañía se expandió con servicios al viajero tales como el uso de tarjetas de crédito, alquileres de autos y demás.

Durante la gran depresión Hilton fue forzado a bancarrota y perdió varios de sus hoteles de los que, sin embargo, continuó como gerente. Más tarde, los hoteles que perdió fueron recomprados nuevamente por Hilton, y su fortuna siguió creciendo hasta límites insospechados.

En el periodo de post-guerra, 1950-1960, la expansión mundial de los hoteles Hilton facilitaron, tanto los negocios de corporaciones estadounidenses en el extranjero como al turismo dentro de los Estados unidos. Al mismo tiempo esto promulgó cierto estándar mundial para los alojamientos.

La saga de Hilton marcó un hito en la historia: fue la primera cadena hotelera internacional. En 1966 Conrad Hilton fue sucedido en la presidencia de la cadena hotelera por su hijo Barron y fue electo director.

Conrad Hilton murió de causas naturales el 3 de enero de 1979 en Santa Monica, California a la edad de 91 años. A lo largo de su vida pudo ver, con satisfacción, crecer agigantadamente el negocio al cual había dedicado todo su esfuerzo desde joven, por el que arriesgó sin temor y que asegura seguir creciendo en manos de sus descendientes.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Cornelius Vanderbilt I https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6576&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6576&catid=113&Itemid=150&lang=en


27 de mayo de 1794 – 4 de enero de 1877

También conocido como El Comodoro Vanderbilt, fue un empresario estadounidense que amasó su fortuna gracias al transporte mediante barcos y ferrocarriles. Fue el patriarca de la familia Vanderbilt.

Vanderbilt fue el cuarto de nueve hijos de Cornelius Vanderbilt y Phebe Hand, cuya modesta familia vivía en Port Richmond, en Staten Island (ciudad de Nueva York).

Su cuarto abuelo (padre de su tatarabuelo), Jan Aertson, fue un granjero holandés de la villa de De Bilt en la provincia de Utrecht, que emigró a Nueva Ámsterdam (actual Nueva York) en 1650, siendo allí contratado como sirviente. El término holandés "van der" (de los) fue finalmente conjuntado con el nombre de su poblado natal para crear "van der bilt", que posteriormente se condensó a Vanderbilt. La mayor parte de los ancestros de Vanderbilt eran ingleses, siendo Jacob Vanderbilt, su abuelo, el último de origen Holandés.

En el negocio ferroviario, la compañía de Vanderbilt era la Accessory Transit Company (compañía de tránsito accesorio).

Cornelius Vanderbilt se casó el 19 de diciembre de 1813 con su prima y vecina, Sophia Johnson (1795-1868), hija de su tía Elizabeth Hand Johnson, que a su vez era hermana de su madre. Junto con su esposa Sophia, tuvo 13 niños, 12 de los cuales alcanzaron la edad adulta.

Durante su juventud, Cornelius Vanderbilt trabajó en los transbordadores de Nueva York, renunciando a la escuela a la edad de 11 años. Para los 16 años estaba operando su propio negocio de transporte de pasajeros y mercancía entre Staten Island y Manhattan.

Durante la Guerra de 1812, recibió un contrato gubernamental para proporcionar suministros a los fuertes situados alrededor de la ciudad de Nueva York, por medio de goletas a vela, oficio por el cual obtuvo su apodo de "Comodoro".

En 1818 dirigió su atención hacia los barcos de vapor. La legislación neoyorquina otorgaba a Robert Fulton y a Robert Livingston un monopolio legal sobre el tráfico de embarcaciones de vapor, lo que prohibía legalmente la competencia. Trabajando para Thomas Gibbons, Vanderbilt competía mejorando los precios ofrecidos por Fulton y Livingston para el servicio entre Nuevo Brunswick (Nueva Jersey) y Manhattan, un importante tramo de la ruta comercial entre Nueva York y Filadelfia.

Vanderbilt logró escabullirse de aquellos que buscaban arrestarlo y confiscar su embarcación. Livingston y Fulton le ofrecieron un lucrativo empleo piloteando su barco, pero Vanderbilt rechazó la oferta diciendo "no me importa tanto hacer dinero, sino probar mis argumentos y obtener una ventaja.". Para Vanderbilt, el argumento era la superioridad de la libre competencia y la maldad de los monopolios gubernamentales. A raíz de esto Livingston y Fulton levantaron una demanda; el caso llegó a la Corte Suprema de los Estados Unidos y finalmente acabó con el monopolio de Fulton y Livingston.

En 1829 Vanderbilt se independizó para proporcionar servicio de barco a vapor en el río Hudson entre Manhattan y Albany, Nueva York. Para la década de 1840 tenía 100 barcos a vapor recorriendo el Hudson, y la reputación de contar con más empleados que ningún otro negocio en los Estados Unidos.

Durante la Fiebre del Oro de California en 1849, ofreció transporte por medio de un atajo pasando por Nicaragua hacia California, eliminando 960 kilómetros del recorrido y un 50% sobre el costo de un viaje a través del Istmo de Panamá.

El papel que jugara Vanderbilt en el desarrollo inicial del ferrocarril le llevó a ser víctima de uno de los primeros accidentes en Estados Unidos. El 11 de noviembre de 1833, Vanderbilt viajaba como pasajero en un tren de Camden & Amboy que se descarriló en los prados cerca de Hightstown, New Jersey debido a la ruptura del eje de un carro. Pasó un mes recuperándose de las heridas que incluyeron dos costillas fracturadas y un pulmón perforado. En el mismo accidente resultó ileso el Presidente de los Estados Unidos John Quincy Adams, quien viajaba un carro delante del descarrilado.

En 1844, Vanderbilt fue elegido director del ferrocarril de Long Island, que en ese entonces contaba con una ruta entre Boston y Nueva York por medio de un transbordo a barco de vapor ([6]). En 1857 fue nombrado director del ferrocarril de Nueva York y Harlem ([7]).

A inicios de la década de 1860, Vanderbilt comenzó a retirar su capital del negocio naviero e invertirlo en ferrocarriles. Adquirió el ferrocarril de Nueva York y Harlem en 1862-63, el ferrocarril del Río Hudson en 1864, y el Ferrocarril Central de Nueva York en 1867. En 1869 los fusionó en el ferrocarril Central de Nueva York y el Río Hudson.

Vista hacia el extremo norte del Túnel Murray Hill hacia la estación en 1880; se aprecian los rótulos para los ferrocarriles de Nueva York y Harlem y de Nueva York y New Haven; el Central de Nueva York y el Río Hudson se ubicaba del lado izquierdo. Los dos portales de mayor tamaño a la derecha permitían que los trenes tirados por caballos continuaran hacia la ciudad.

En octubre de 1871, Vanderbilt formalizó una sociedad con el ferrocarril de Nueva York y New Haven, uniéndolo con los ferrocarriles de su propiedad para consolidar sus operaciones en una terminal, ubicada en la calle 43 Oeste, llamada Gran Bodega Central, que fue la primera Gran Terminal Central, donde a la fecha se encuentra una estatua de Vanderbilt. El techo de cristal de la estación colapsó durante una granizada el mismo día que murió Vanderbilt, en 1877. La estación fue reemplazada en el período de 1903 a 1913.

Para 1873, había extendido sus líneas férreas hasta Chicago, Illinois. Por esta época Vanderbilt intentó obtener el control del ferrocarril de Erie, lo que lo puso en conflicto directo con Jay Gould, quien tenía control del ferrocarril. Gould ganó la batalla por el control "diluyendo" sus acciones, que Vanderbilt compró en grandes cantidades. Éste perdió más de 7 millones de dólares en su intento por obtener el control, aunque después Gould regresó la mayor parte de este dinero.

Vanderbilt estaba acostumbrado a obtener lo que deseaba, pero aparentemente encontró la horma de su zapato en Jay Gould. Vanderbilt diría, relativo a su derrota, "nunca patees un zorrillo". No sería la última vez que Gould desafiaría a uno de los Vanderbilt. Años después de la muerte de su padre, William Vanderbilt obtuvo el control de la compañía de telégrafos Western Union. Entonces Gould inauguró la American Telegraph Company, casi logrando sacar a la Western Union del negocio; esto dejó a William con la única opción de adquirir las acciones de Gould, quien obtuvo una enorme ganancia en la transacción.

Tras la muerte de su esposa, Vanderbilt fue a Canadá donde contrajo nupcias con una prima, Srta. Crawford, originaria de Mobile, Alabama, el 21 de agosto de 1869. La madre de Crawford, y su futura suegra, era hermana de Phebe Hand Vanderbilt (madre del Comodoro) y de Elizabeth Hand Johnson (antigua suegra y tía de Vanderbilt). La Srta. Crawford era 43 años menor que su esposo. Fue su sobrino quien convenció a Cornelius Vanderbilt de financiar lo que finalmente sería la Universidad Vanderbilt.

Un hombre de negocios implacable, se decía de Vanderbilt que en su vida había hecho pocos amigos y muchos enemigos. La percepción pública era la de un hombre vulgar y mezquino que hacía la vida de quienes lo rodeaban, incluida su familia, algo miserable.

Solía decir que las mujeres compraban sus acciones debido a su fotografía en el certificado de adquisición. En su testamento, desheredó a todos sus hijos excepto a William, que era tan implacable en los negocios como su padre, y el único que Cornelius creyó capaz de mantener su imperio.

A su muerte a los 82 años, se estimaba la fortuna de Vanderbilt en más de 100 millones de dólares. Heredó 95 millones a su hijo William, pero "sólo" 500,000 a cada una de sus ocho hijas. Su esposa recibió 500,000 dólares en efectivo, su modesta residencia en la ciudad de Nueva York, y 2,000 acciones comunes del ferrocarril Central de Nueva York.

Vanderbilt donó apenas una pequeña parte de su fortuna a la beneficencia, incluyendo 1 millón de dólares para la Universidad Vanderbilt y 50,000 a la Iglesia de los Extraños en la ciudad de Nueva York. Su estilo de vida era modesto, dejando a sus descendientes la construcción de las Residencias Vanderbilt que caracterizaron la post guerra civil de Estados Unidos.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Cristobal Colón https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6584&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6584&catid=113&Itemid=150&lang=en


Navegante de los mares, entusiasta e incansable explorador, descubridor de nuevos mundos;  apasionado y fiel viajero que anduvo por mil caminos y cruzó más de siete mares. Hombre de historia y hombre de leyenda, el descubridor de América: Cristóbal Colón.

Grandes han sido las hazañas y proezas que se han realizado en nuestras épocas, pero más importantes son aún, todavía, aquellas que fueron llevadas a cabo en siglos pasados, cuando las herramientas, las técnicas o los medios eran pocos o casi nulos.

Era la fe y el arrojo de los hombres los que llevaron al mundo a crecer y al mismo tiempo a dividirse. La voluntad de algunos cuantos, la fe y esperanza de otros, la locura de algunos más hicieron que éste nuestro mundo girase a velocidad diferente a la que estaba acostumbrado.

El paso de la Edad Media (que comprende desde la caída del Imperio Romano hasta la toma de Constantinopla) a la Historia Moderna (que va desde la toma de esta ciudad por los turcos hasta la Revolución Francesa) marcaría, nuevamente, una pauta en la historia: el descubrimiento de América.

Se dice que varias son las causas Del descubrimiento de América. En el Mediterráneo, como se sabe los antiguos habían desplegado una gran actividad: fenicios, griegos y cartagineses, lo mismo que los romanos, hicieron tráfico marítimo como vehículo de intercambio de mercaderías entre Oriente y Occidente.

Vino luego un largo estancamiento. Después, poco a poco, la inactividad marina que estuviera por muchos siglos adormecida fue despertando ante la sed de nuevas aventuras y riquezas; pero, debido sobre todo, o al menos en gran parte, al descubrimiento de la brújula -ya no podían perderse-, de la pólvora y de la imprenta.

Son muchas otras las causas las que se pudieran mencionar que dieron pie al descubrimiento de América. Se citan, entre otras:

  1. La extensión del comercio europeo con Oriente;
  2. El ejemplo de las Cruzadas que habían sido viajes, no sólo de conquistas, sino también de exploración;
  3. El móvil religioso -imperante siempre en estos casos- de conquistar no solamente territorios, sino almas también;
  4. El deseo de encontrar un nuevo camino, tal vez más corto o menos peligroso –por aquello de la piratería- para ir a las Indias, país de preciosas y finas mercaderías y,
  5. El móvil aventurero, la sed de conquistas y la búsqueda de oro

Pudiéranse mencionar muchas causas que llevaron al descubrimiento de América. Quién sabe si la historia pudiese haber contado luego -caso que pudo haber sido posible- que fueran los americanos los que descubriesen Europa (el Viejo Mundo) y que, tal vez, para ellos pudiese haber sido un Nuevo Mundo.

Es mucho lo que se puede contar. Hay leyendas que dicen que hubo un grupo de viajeros (propios o nacidos en América) que al aventurarse por tierras y por mares llegaron a lo que era África y Europa; mas, como no les interesó, decidieron regresar. Gente que gustaba de la aventura, pero que por miedo, temor, ignorancia o indiferencia decidieron no continuaron adelante.

Sin lugar a dudas nuestras páginas están saturadas de grandes descubridores. Hombres recios y fuertes, que aunque muchos de ellos no grandes en tamaño, tuvieron la inteligencia, la valentía y el arrojo para lanzarse a nuevos mundos, nuevos mares y nuevas tierras.

Así, entre los más destacados, cabe nombrar a Enrique el Navegante, Bartolomé Díaz, Vasco da Gama, Cristóbal Colón y Américo Vespucio. Fue gracias a ellos (algunos dirán: "por culpa de ellos), que la "civilización" llegó hasta nosotros. Cosas, muchas de ellas, sufrimientos y atrocidades que llegaron con la colonización y la conquista; cosas que venían con la supuesta civilización; pero que, al fin y al cabo, son cosas que sucedieron y que hoy vivimos para recontarlas.

Cristóbal Colón (Cristóforo Colombo, como dirían algunos) nació hacia el año de 1451, en Génova, Italia. Era hijo de Domingo Colombo y Susana Fontanarossa. Su padre se dedicaba al comercio de lana y es probable que el joven le ayudara en esto. De chico, Colón ayudaba en los quehaceres de la casa. Los domingos solían ir al campo o de pesca.

A Colón siempre le gustó el mar. Dedicaba gran parte de las tardes a ir a las muelles y ver las embarcaciones pasar. Ayudaba, según se dice, a su padre, en la contabilización de las mercaderías. El campo, si bien le gustaba, ya no le era tan interesante.

Se cuenta, entre las anécdotas (que pudieran ser o no ciertas) que varias veces, al estar dando de comer a los animales del campo, las chivitas y las ovejas le comían la ropa por detrás sin que él se diera cuenta. Un día sufrió un mordisco en la parte trasera por lo que Colón prefirió mil veces el mar.

Colón aprendió con su padre, a la vez que con amigos de éste. Gustaba de las matemáticas y la Geografía, que estudió, según cuentan sus antiguos biógrafos, en la Universidad de Pisa. Es aquí que gracias a los doctísimos y sabios maestros, a la vez que hábiles y excelentes cartógrafos, que Colón se empieza a interesar por los viajes y la constitución de la tierra.

Fueron innumerables viajes los realizados por Cristóbal Colón. Amante, también de hacer apuntes y escribir notas, Cristóbal cuenta él mismo una serie no interrumpida de viajes desde el mar Egeo hasta Inglaterra e Islandia, la tierra del fuego y hielo.

Colón gustaba de los viajes. Gozaba estando fuera de casa y de su tierra donde muchas veces fue visto como un loco. Siempre traía algo en mente. No obstante, así, se casa. En 1480, en Portugal, contrae nupcias con Felipa Muñiz de Perestrello, hija de un marino italiano que había servido a Enrique el Navegante.

Reside sucesivamente en Porto Santo y Juncal en Madeira, donde se dedica a dibujar cartas náuticas. Es tiempo de descanso para Cristóbal, quien decide seguir instruyéndose. Lee el Milione de Marco Polo, la Historia Reum de Pio II, obra geográfica que describe Asia y Europa; se interesa por todas las noticias y cartas de los navegantes, la Tabla Oceánica de Toscanelli y una obra fantástica, Imago Mundi, de Pedro de Ailly.

Colón es hombre de gran inteligencia. Por las mañanas se despierta temprano. Algunas veces sale a comprar víveres a la tienda más cercana. Platica con las gentes, les pregunta. No se queda con ninguna duda. Escribe. Recuerda y vive en su mente los viajes realizados; medita acerca de las noticias y consejos escuchadas de boca de los marinos.

Lo que hoy hubiera sido un gran proyecto, como decir "El Proyecto Apolo", "El Proyecto Atlas Centauro", "El Proyecto Marte" o "El Proyecto Géminis", no era, en aquél tiempo -al menos para los demás- un gran proyecto. Era el "proyecto" de Colón, eran los planes de un soñador quien aventuraba nuevos rumbos, nuevos mares y nuevas tierras.

No sería el "Proyecto Colón" como rimbombantemente presumirían hoy los muy mediocres exploradores del espacio. Era, eso sí, un verdadero proyecto, plan y programa, surgido del genio de un gran hombre. Un proyecto que durante años maduraría en el cerebro de Colón. Un proyecto encaminado a realizar un viaje hacia occidente y para el cual tuvo que estudiar, peregrinar, tocar de puerta en puerta y suplicar tenaz y osadamente.

Colón no sólo necesitaba apoyo moral sino económico. Pide ayuda a Génova, Portugal e Inglaterra, y no la obtiene. Enseguida pide ayuda al rey de España, y éste entrega burocráticamente, a su vez, la misión de estudiar el proyecto a las Universidades de Córdoba y Salamanca. Y como es costumbre, las universidades, acostumbradas más a la propia burocracia y al dinero, que al deseo de conocimiento universal (puesto que ésta es su verdadera función; de ahí, su nombre), dejaron pasar el tiempo y dijeron no al proyecto.

Los sabios consideraban de poco peso las razones de Colón; titubearon en el fallo, pero finalmente dijeron NO. Tenían pocos argumentos para no apoyar este viaje; pero cambiaron y dieron vuelta a la moneda y le dijeron al pobre de Cristóbal que sus argumentos no convencían, que se perderían víctimas, y, sobre todo, dinero.

Nuestro personaje Cristóbal no se dio por vencido. Quedaban aún esperanzas. Se encamina hacia Francia a fin de ofrecer sus servicios al monarca de esa nación. Entonces, dos frailes franciscanos del convento de la Rábida, Juan Pérez y Antonio Marchena, se lo impiden y ofrecen su ayuda presentando el proyecto a la reina Isabel.

Largos y dilatados fueron los convenios entre los Reyes Católicos y Colón. Hubo que vencer muchas dificultades. Las arcas del reino estaban casi vacías debido a la guerra contra los moros. Fue necesario aceptar (cosa que pocos escriben o recuerdan) el préstamo que ofrecía a los Reyes, el gran tesoro de la corona de Castilla, Luis de Santángel, el cual contribuyó con un poco más de la mitad de la suma necesaria para realizar y llevar a cabo tan grandiosa empresa.

Colón, por su parte, aportó la octava parte faltante, dinero que solicitó y le fue prestado por unos cuantos y verdaderos amigos. Ahora ya tenía lo que deseaba, pero habría que acordar y firmar algunos puntos. Su viaje no iba a ser en balde. Algo le tendría que quedar. Era justo y era necesario.

La idea de Colón no era descubrir un nuevo mundo. Esto vino, se presentó o apareció por casualidad. Creía, eso sí, en sueños, que había algo más allá de los confines de los mares. Quería soñar, pero al mismo tiempo descubrir. De paso, capitular acerca de lo descubierto y conquistado. Las tierras pudieran ser ricas y él quería parte de ellas.

Así fue como Colón firmó este convenio el 17 de abril de 1492, obteniendo de la corona de Castilla las siguientes concesiones o capitulaciones firmadas en Santa Fe:

  • El título de Almirante del Mar Océano durante toda su vida.
  • El derecho a legar dicho título a sus descendientes, a sus hijos o herederos.
  • El título de virrey y gobernador de todas las islas y tierra firme que descubriese, con derecho a proponer ternas de todos los titulares de oficios públicos con mando.
  • La décima parte, exceptuando las costas, de todas las mercancías, oro, plata y piedras preciosas que ahí se traficaran.
  • El derecho de juzgar todos los pleitos que por dichas especierías se entablaran.

Colón ofrecía a los Reyes una nueva ruta comercial, otras tierras para explotar; pero se reservaba, es lógico, abundantes y riquísimas preseas. El trato estaba ya hecho, faltaba firmar. Los Reyes estampan su firma, Cristóbal lo hace también. La reina le obsequia unos collares, le da su saludo, su bendición. Colón parte al cumplimiento de su sueño y su aventura.

Colón está entusiasmado. Casi no puede dormir. Ahora sí, hay que prepararse. Habrá, sin embargo, que esperar tres meses y medio para la partida. Se llega el momento. Colón, por supuesto no puede dormir, hay que comprar cuerdas, levar velas, levantar anclas.

Es el 3 de agosto de 1492, en que del puerto de Palos salen tres carabelas: La Pinta, La Niña y La Santa María. Su misión: descubrir nuevos mundos. Su capital, unos cuantos reales, una tripulación de 120 hombres y víveres para tres meses. Cristóbal Colón y sus hombres se habían hecho a la mar.

La Santa María, que era la nave capitana, estaba al mando de Cristóbal Colón; Martín Alonso Pinzón se encargaba de La Pinta; mientras que Vicente Yáñez Pinzón capitaneaba La Niña. El inicio del viaje ocurrió sin contratiempos. Las naves iban tomando su paso a la marcha de los vientos.

Los 120 hombres que los acompañaban era gente -se dice- de gran valor. Hay quien dice (y yo no lo dudo) que en esta empresa también había muchos aventureros, hombres salidos de las cárceles y calabozos, que preferían el riesgo de la osada aventura marina que el encierro indefinido. Además, ¿quién más se iría a arriesgar en todo esto?

En realidad no había mucho de donde escoger. Solo un loco o apasionado aventurero podría arriesgar y poner su vida en un hilo o arrojarse al mar. No obstante, había también sus valientes hombres. Gente intrépida, atrevidos y excelentes marinos venidos de distintas regiones de España. Hombres entre los que figuraban: Juan de la Cosa, un eminente cartógrafo; Martín Alonso Pinzón, experto navegante; Luis Torres, experto y perito en lenguas orientales, entre ellas el hebreo, el caldeo y el árabe.

Transcurren largas semanas llenas de esperanza y dudas. Toda la voluntad de Colón se centra en animar a los desalentados. Pasa el tiempo, transcurren dos y tres semanas, se alejan de tierra firme; sólo la vasta e impresionante extensión del océano se ofrece ante sus ojos. Los marineros quieren volver, el temor y el miedo se apodera de ellos; hay conatos de sublevación; luego, de franca rebeldía. Tachan a Colón de loco (y ellos más, piensan de sí mismos, al aceptar sus locuras).

Se llega, incluso hasta pensar en el regreso. Escasea la comida, falta el agua -y van, paradójicamente, en medio del océano-, faltan muchas cosas. Y, no es sino la fe, el valor y entrega de los demás hombres (tal vez la resignación), lo que les hace ver que no hay otro remedio. Ni modo de volver. Habrá que vencer o morir. ¿De qué otra forma podrían regresar? ¿A nado? Habría que seguir y finalmente esperar.

El 11 de octubre Colón cree ver una pequeña luz en el horizonte. El 12 de octubre, tras dos meses y medio de navegación un marinero de La Pinta, lanza por fin el tan esperado grito: "¡Tierra!". La gente no lo quería creer. Estaban locos de gusto. Por fin habían llegado, ya luego hablarían del regreso.

Colón había llegado a la isla Guanahani (no "Guaraní", como se dice a veces), una isla del grupo de las Lucayas, a la que Cristóbal bautizó con el nombre de San Salvador, al plantar la cruz ante los ojos curiosos de un temeroso y pasmado grupo de indígenas. El nombre de "El Salvador" fue debido a que habían visto en esta isla su salvación, su tierra salvadora.

En un principio creyó Colón haber llegado a las islas de las especierías; por lo tanto llamó Indias Orientales a todas aquellas islas que fueron encontrando a su paso: Santa María de la Concepción, Fernandina o Juana (a Cuba); la Española (a Haití y Santo Domingo). Luego, al desembarcar en Cuba, pensó haber llegado al reino del gran Kan.

Martín Alonso Pinzón había emprendido el viaje de regreso sin esperar órdenes de Colón. Por lo tanto, a nuestro personaje no le queda más remedio que tomar el mando de La Niña, la única nave que quedaba, partiendo el mes de enero rumbo a España. Un mes después, en febrero, Colón llega a las Azores, donde los portugueses le amenazan con la cárcel. Salvados estos infortunios, Cristóbal Colón sigue su rumbo para desembarcar finalmente en el puerto de Palos el 15 de marzo de 1493.

La multitud sale a recibirlo. La muchedumbre le acoge con gritos de asombro y entusiasmo. Colón es un héroe. La gente le espera, los emisarios le aguardan. Colón es escoltado ante palacio. Muy pronto sería recibido por los Reyes Católicos. La ciudad era Barcelona, esa hermosa ciudad catalana llena de vida que acogiera con grandes honores y fiestas principescas al nuevo gran hombre del reino.

"Manifiesto haber abierto la ruta entre España y Catai" –dijo Colón, ante los Reyes. Luego, después de contar sus aventuras e increíbles experiencias, a las que los Reyes eran muy afectos, Colón decide reposar, luego de beber un buen vino. Estaba exhausto, quería bañarse en agua limpia y fresca.

Los camareros le llevan a sus habitaciones. Colón queda profundamente dormido y ve entre sueños las olas del mar. Había conseguido lo que deseaba, pero deseaba continuar la aventura. Prepararía un segundo viaje. Esta vez, ya con experiencia, no batallaría mucho para hallar el mejor camino.

En este viaje se descubren nuevas islas: Deseada, Marigalante, Guadalupe, Monserrate, Santa María la Redonda, Santa María la Antigua, San Martín, Santa Cruz y la isla de San Juan (lo que hoy es Puerto Rico). Llegaron por último a la Española (Santo Domingo), buscando en vano la guarnición y el fuerte Natividad (que en el primer viaje habían establecido).

Los cuarenta españoles al mando de Diego de Arana, durante la ausencia del Almirante (recuérdese que Colón ya ostentaba el título de Almirante), habían tenido serios disgustos entre sí; habían provocado la indignación de los indígenas al tratar de despojarlos de sus joyas y mujeres. Los nativos acabaron por matar a sus perseguidores y arrasaron con el fuerte; símbolo, para ellos, del dominio extranjero.

Colón ordena construir la Isabela, la primera ciudad española del Continente Americano. Mientras tanto, Alonso de Ojeda explora el interior de la isla, en busca de oro, algo que encuentra en muy poca cantidad. Luego, Colón, emprende otros viajes, dejando en la isla a su hermano Bartolomé. Explora más tarde las costas de Cuba y de Jamaica, cuyos ricos y hermosos valles le hacen pensar en el paraíso.

No todo era color de rosa para Colón. En la Española muchos colonos decidieron valerse de las naves de Bartolomé Colón para regresar a Europa, pues no habían encontrado los tesoros famosos que les habían prometido. Por otra parte, la paz de la isla se había alterado. Hubo sublevaciones de indígenas, que Colón pudo finalmente contener.

A mediados de 1496 Colón tiene que regresar a España para defenderse de los cargos que se le imputan. Se le acusa de mal manejo de fondos y contar con una pésima administración. Las acusaciones venían por parte de los desertores, quienes ya se encontraban en ese momento en España.

Colón vuelve a España, confiando, mientras tanto, a su hermano Bartolomé, el cuidado de la isla. Las cosas no mejorarían. Aparte, Colón tiene que enfrentar los cargos que se le hacen en España, cargos que, finalmente, refuta, luego de largas y penosas negociaciones.

Las cosas ya se habían calmado y es entonces cuando realiza su tercer viaje al Nuevo Mundo. Zarpa con 6 naves y 600 hombres. Muchos sinsabores iban a amargar este viaje que había emprendido con entusiasta fe y renovada esperanza. Les faltan los víveres, se les acaba el agua. Cundía el desaliento cuando de pronto aparece ante ellos la hermosa isla de Trinidad.

Poco después descubriría tierra firme. Encontraría la desembocadura del río Orinoco. Comprendería entonces que se hallaba ante la presencia de un continente desconocido o un Nuevo Mundo, como él decía.

Se sabe que, durante la ausencia de Colón, su hermano Bartolomé había fundado la hermosa villa de Santo Domingo, donde fomentó la agricultura. No obstante esto, había mucho descontento. Los colonos no estaban a gusto. A los indígenas se les daban trabajos pesados y se les trataba mal.

Colón experimentó honda tristeza. En sus viajes no había encontrado oro en abundancia, como él creía iría a encontrar. Tampoco había hallado perlas ni piedras preciosas; los indígenas y colonos estaban descontentos; por otro lado, los Reyes Católicos empezaban a desconfiar de él pues creían que Colón se estaba quedando con una muy buena parte de las ganancias. Es por eso que él mismo pide que envíen a un inspector real para informar sobre la verdad de los hechos.

Isabel y Fernando, los Reyes Católicos, deciden enviar a Don Francisco de Bobadilla a la Española, con plenos poderes para juzgar al Almirante (a Colón) y si es preciso, encarcelarle. Bobadilla desembarca en 1500 en la Española, y antes de proceder a la investigación, ordena confiscar todos los papeles de los hermanos Colón, a quienes manda encerrar en el castillo de Santo Domingo.

Nuestro personaje es enviado ante la Corte. Habrá que ver y sincerarse ante los Reyes. Los monarcas reciben al Almirante en Granada, donde el pobre de Cristóbal explica las cosas y los cargos que pesan contra él.

Colón lo sabe. Isabel y Fernando están irritados; las tierras descubiertas por él no les brindan las riquezas que la India, visitada por Vasco da Gama, rendía a Portugal. Pero Colón aseguraba haber encontrado un nuevo mundo, además de las islas; era necesario volver, explorar las costas descubiertas, ponerse en contacto con las nuevas tierras y sus habitantes.

Algo tendría Colón para convencer a los Reyes, Colón haría su cuarto viaje. Cuatro naves, ciento cuarenta hombres. Le acompañan su hermano Bartolomé y su hijo Fernando. Colón recorre, desafiando tormentas, océanos y mares. Con sus carabelas maltrechas continúan su viaje. Están ante la costa americana, se hallan frente a Honduras. Siguen luego hasta Panamá y serpentean diversos istmos.

Llegan a un lugar de nombre Veragua, donde, además de reparar sus embarcaciones, intentan obtener más oro. Los indígenas, en un principio, se muestran afables. Luego, ante la creciente demanda de oro, se indignan y muestran hostiles. Los españoles tuvieron que emprender nuevamente el penoso y largo camino.

Los problemas de Colón y su tripulación continuaron. Una nave averiada se perdió en Veragua; otra más, en Puerto Bello; las dos últimas, en las costas de Jamaica, isla en la que permanecieron por espacio de un año.

Rodeados de indios enemigos, acosados por el hambre, sin esperanzas de salvación, lejos de su patria, los navegantes hacen responsables de sus desdichas a Colón. Entonces, capitaneados por los hermanos Porras, se declaran en franca rebeldía. Uno de los marinos, Pedro Méndez, en compañía de su amigo Fieschi, embarcan en una canoa y van a solicitar ayuda y auxilio a la Española.

Nicolás de Ovando, conmovido por la heroicidad de los marinos que habían arriesgado la vida en demanda de socorro, envía una nave para recoger a los supervivientes. Todos se hallan ahí. Los recogen y regresan éstos a España, en 1504.

Colón está enfermo y desalentado. Siente en gran parte que es culpa suya. Las ansias de dominio, las ansias de poder, el deseo desmedido de descubrir más y más tierras le traería sus consecuencias. No puede volver a ver a su protectora, quien muere a unas cuantas semanas de su llegada. Fernando el Católico, receloso y desconfiado, se niega a recibirle.

En vano pide Colón el gobierno y mando de las tierras descubiertas para Diego, su primogénito. Todo le niegan. En vano, también, sigue a la corte hasta Valladolid, para exigir el reconocimiento a sus derechos. Nada consigue. Finalmente, el 21 de mayo de 1506, solo, triste y amargado, con el pensamiento puesto en esas hermosas tierras y en la inmensidad del mar, muere este gran navegante y descubridor de América: Cristóbal Colón.

Tomado del periódico “El Porvenir” de Monterrey, México, el 31 de julio de 1989.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Dale Carnegie https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6038&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6038&catid=113&Itemid=150&lang=en


Dale Carnegie es un autor de éxito que me agrada mucho leer. Sus historias rebosan de experiencias motivadoras. Relatos estimulantes que tienen mucho valor para mí. Su propia vida es un modelo para cualquier emprendedor. Él no nació rico y famoso; sino que, como muchos, tuvo que luchar para abrirse camino y sus primeros pasos fueron difíciles. Así lo cuenta en uno de sus libros:

“A los veintitrés años yo era uno de los jóvenes más infelices que había en Nueva York. Vendía motores de camiones para ganarme la vida. No tenía la menor idea de qué era lo que hacía funcionar un motor. Pero eso no era todo: ni siquiera me interesaba aprenderlo. Detestaba mi trabajo. Detestaba vivir en una barata habitación amueblada en la calle 66 Oeste, una habitación llena de cucarachas. Todavía me acuerdo de que yo tenía un montón de corbatas colgadas en las paredes, y cuando iba a sacar una cada mañana, las cucarachas escapaban en todas direcciones. Detestaba tener que comer en restaurantes baratos y sucios, que seguramente también estaban llenos de cucarachas.

“Regresaba todas las noches a mi solitaria habitación con un terrible dolor de cabeza, que se alimentaba y nutría con las desilusiones, las preocupaciones, la amargura y la rebeldía. Me rebelaba porque los sueños que yo había acariciado allá por los tiempos en que estaba en el colegio se habían convertido en pesadillas. ¿Esto era la vida? ¿Era esta la aventura vital que yo había esperado con tanta ansiedad? ¿Era esto todo lo que la vida iba a significar para mí, ocupado en un trabajo que despreciaba y sin esperanza alguna para el futuro? Ansiaba tener tiempo para leer. Ansiaba escribir los libros que había soñado escribir cuando estaba en el colegio.

“Sabía que tenía todo para ganar y nada para perder si abandonaba el trabajo que detestaba. No estaba interesado en hacer mucho dinero, pero sí me interesaba vivir mucho. En suma, había llegado a un Rubicón, a ese momento de decisión que debe enfrentar la mayoría de los jóvenes cuando comienzan a vivir por su cuenta. De modo que tomé mi decisión, y esa decisión alteró por completo mi futuro. Ha hecho que el resto de mi vida fuera feliz y satisfactoria más allá de mis utópicas aspiraciones.

“Esta fue mi decisión: abandonaría el trabajo que detestaba y, dado que había pasado cuatro años estudiando en el State Teachers College de Warrensburg, Missouri, estudiando para ser docente, viviría dando clases a adultos en las escuelas nocturnas. De este modo tendría el día libre para leer libros, preparar las clases, escribir novelas y cuentos. Yo quería ‘vivir para escribir y escribir para vivir’.”

Dale Carnegie


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
administrador@piramidedigital.com (Administrador.) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Debra J Fields https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=10641&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=10641&catid=113&Itemid=150&lang=en


Debra (Debbi) J Fields, es una de los pocas innovadoras y empresarias que vieron su nombre convertido en un símbolo de marca de productos de calidad, respetado en todo el mundo.

Más de 25 años de experiencia empresarial, operativa y de gestión, todo lo que ganó en una empresa que construyó (literalmente) a partir de cero. Fundadora y ex presidente de Mrs. Fields Cookies, una compañía de $ 450 millones que fundó en 1977. Mrs. Fields vendió su compañía, que es un líder en el mercado entre las tiendas de galletas recién horneadas.

Debra Jane Sivyer nació el 18 de septiembre de 1957, en Oakland, California. Con cuatro hermanas mayores, Fields nació de un padre soldador y una madre ama de casa. Ella era una estudiante promedio, pero Fields encontró que su atención por la escuela era remplazada en la cocina. Amaba hornear galletas y ver la reacción positiva de su familia y amigos al comerlas.

Después de graduarse de la escuela secundaria, Fields se reunió y se enamoró de Randy Fields, un graduado de la Universidad de Stanford. Los dos se casaron cuando Debbi tenía sólo de 19 años. Desde allí, asumió el papel de ama de casa.

A la edad de 20 años, Debbi era una joven ama de casa, sin experiencia en los negocios. Sin embargo, ella tuvo un sueño, una receta de cocina, y una pasión por compartir sus galletas con chispas de chocolate. Se las arregló para hacer lo que mucha gente consideraba imposible. Ella convenció a un banco para financiar un concepto de negocio que nunca antes había sido probado.

Así fue hasta que un día, Fields encontró un banquero que veía a través de la falta de experiencia su pasión detrás de todo. Estuvo de acuerdo en dar a Fields el dinero que necesitaba para conseguir su sueño, aunque fuera en el 21 por ciento de interés. “Fue el dinero más barato que pude tener”, dice Fields, “porque era el único dinero que podría obtener.”

Mrs. Fields quería abrir una tienda de galletas con chispas de chocolate. El 16 de agosto de 1977, “Mrs. Fields Cookies” abrió sus puertas al público en Palo Alto, California. Veintidós años más tarde, el papel de Debbi Fields 'se había expandido a partir de la gestión de una tienda a las operaciones de supervisión, gestión de marca, relaciones públicas y el desarrollo de productos de 600 tiendas de su compañía y franquicias en los Estados Unidos y 10 países extranjeros.

Sus valores personales guían  su papel como mujer de negocios. Su filosofía de la excelencia, afirmó en su lema de "Never Enough" (Nunca es suficiente) se refleja en una empresa que ha ganado una reputación de ofrecer lo mejor en calidad y servicio al cliente. Ella atribuye su éxito a su capacidad para relacionarse con sus clientes y ganar su lealtad para toda la vida.

Con la expansión en el horizonte en el año 1989, Mrs. Fields fue una de las primeras empresas en aprovechar los dramáticos avances en la tecnología informática. Debbi Fields llevó su compañía a la era del ordenador, agilizando las operaciones y los programas de producción.

Fields vendió hace poco la empresa que empezó, pero sigue siendo activa como consultora y portavoz oficial. Es autora de varios libros best-seller de cocina, y organizó su propio programa semanal de televisión llamado “Great American Desserts”. En 2003, su éxito fue tal que Fields fue incluida en la Sociedad de Empresarios, una decisión tomada por sus compañeros para recompensar sus logros, el liderazgo y la determinación.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Donald Trump https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6041&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6041&catid=113&Itemid=150&lang=en


Donald John Trump no es sólo un magnate norteamericano de los bienes raíces. Multimillonario, empresario, autor de libros y hasta productor ejecutivo, juez, conductor y estrella de un reality show: The Apprentice (El Aprendiz), que busca nuevos empresarios en potencia, se pasea por la alfombra roja cual astro hollywoodense y tiene tantos admiradores como cualquier cantante pop juvenil. Otro producto de la cultura norteamericana de masas, que admira deportistas, artistas y millonarios por igual, ¿Por qué no?

Donald Trump nació en una familia de clase media alta, en Nueva York. Su Padre, Fred Trump, formó su fortuna en el negocio de la construcción de viviendas de clase media, negocio gracias al cual llegó a poseer numerosos pisos en los barrios neoyorquinos de Queens, Brooklyn y Staten Island.

Fue de él de quien Donald aprendió los principios del negocio de la construcción y el bienes raíces, asistiendo inclusive a las supervisiones de las construcciones de su padre desde que era pequeño.

Entre sus primeros aciertos en el mundo de los negocios, se destacó la idea de comprar un Hotel contiguo a la Grand Central Station que, mediante préstamos y exenciones fiscales, logró convertir en uno de los mejores establecimientos de toda la ciudad.

A partir de entonces Trump, comenzó a invertir en numerosas propiedades y a participar en variedad de proyectos. El imperio Trump estaba por nacer y no pasaría mucho para que se convirtiera en uno de los más increíbles y extensos del mundo del bienes raíces.

Trump había adquirido renombre tras una serie de acertadas maniobras e inversiones en el sector de bienes raíces, sin embargo, Trump deseaba llegar más lejos. Determinado a cumplir sus objetivos entró de lleno en el proyecto que era el Hotel Gran Hyatt de Nueva York, proyecto que el sabía, que una vez finalizara le daría el renombre y el prestigio que quería. Tras su inauguración, Trump comprobó que no estaba equivocado, ahora con el capital y las posibilidades, se embarcó en una serie de proyectos, destacándo entre ellos la famosa Trump Tower cuyo diseño de interiores estuvo a cargo de su esposa en ese entonces, Ivana Trump, quien complementó la obra de tal manera que fue inevitable que se convirtiera en un éxito instantáneo, en una referencia obligada en Nueva York y en el principal y más famoso edificio de la Trump Organization, título que todavía hoy en día ostenta.

Pero Donald no se limitó a Nueva York, decidido a cimentar aún mas su empresa, fundó la Trump Entertaiment, con el objetivo de iniciarse en el mundo de los casinos. De esta manera su verdadero imperio comenzó a nacer en Atlantic City, localidad situada en la costa de Nueva Jersey, cerca de Filadelfia. Allí estableció su primer casino, el Trump Castle y para gerenciar a su nueva propiedad, que era su primera incursión en el mundo de los casinos, Donal designó a Ivana Trump, bajo cuya tutela el casino prosperó rápidamente y le dio la fortaleza al propio Trump, para continuar con su deseo de expandirse en susodicho sector.

Debido al éxito obtenido, Donald Trump procedió a edificar el Trump Plaza, y además comenzó a construir el Taj Mahal, considerado como la “joya de la corona” del mismo Trump.

En junio de 1988 publicó el libro Trump o el arte de vender, que en poco tiempo se colocó a la cabeza de las listas de libros más vendidos en su país. Trump era el ejemplo por antonomasia del norteamericano triunfador que se ha hecho a sí mismo, y uno de los millonarios más populares de Estados Unidos. Aunque habitualmente se mantuvo al margen de la política, a comienzos de 1987 dedicó más de cien mil dólares a la compra de espacios en los principales periódicos, donde publicó una carta abierta en la que criticaba la política norteamericana de proteger los petroleros que navegaban por el Golfo Pérsico.

Tras pasar un período de crisis económica que vio tambalear su vasta fortuna, Trump supo recuperarse con astucia y hacia comienzos del nuevo milenio había reconstruido su imperio: a sus numerosas adquisiciones había que sumarles propiedades como la Trump World Tower, Trump Hotel las Vegas, Trump Ocean Club Intenational Hotel, la serie de hoteles Trump International Tower & Hotel, que está presente en numerosas ciudades, además de los antiguos casinos y un nuevo hotel en una de las islas palmera de Dubai.

Ahora la Trump Organization administra una serie de propiedades ubicadas en diversos países, como Panamá, Brasil, el Caribe y en diferentes estados de EEUU y la Trump Entertaiment, ha expandido el número de casinos que administra.

No sólo a hacer dinero y a divorciarse se dedicó este señor: también escribió libros, como el “Arte de Volver”, en el cual narra sus experiencias durante la devacle que sufrió en los 90´s y la manera como logró sobreponerse a ésta. Es, además, coautor de un libro llamado Why we want you to be rich o Por qué queremos que seas rico, el cual lo escribió en sociedad y de acuerdo con su amigo Robert Kiyosaki. A finales del 2007 publicó Think BIG and Kick Ass in Business and Life o Piensa GRANDE y patea traseros en Negocios y la Vida, con el cual decidió regalar 100 dólares a los primeros 100 compradores del libro, en una librería de la Quinta Avenida de la isla de Manhattan, en Nueva York.

Actualmente Trump posee una fortuna estimada en 3.6 billones de dólares y es uno de los hombres más ricos de Estados Unidos y del mundo.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
administrador@piramidedigital.com (Administrador.) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Emilio Azcárraga Jean https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6625&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6625&catid=113&Itemid=150&lang=en


El mexicano Emilio Fernando Azcárraga Jean es el magnate más importante del Grupo Televisa. Nació en la ciudad de México el 21 de febrero de 1968, es hijo de Emilio Azcárraga Milmo y nieto del fundador del Grupo, Emilio Azcárraga Vidaurreta. Tiene tres hermanas: Alessandra, Ariana y Carla.

Estudió en el Lakefield College en Ontario, Canadá, para luego cursar la carrera de Relaciones Industriales en la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México. Obtuvo su Licenciatura en Marketing and Business Administration en la IPADE México y, entre 1987 y 1988, trabajó como Coordinador de Cómputo y Sistemas en Celanese Mexicana, S.A. de C.V.

Desde sus 29 años, es presidente del Grupo Televisa, la empresa de su familia, cargo que ocupó tras el fallecimiento de su padre en 1997. Actualmente, también es consejero de los siguientes negocios: Banamex-Accival, Hombres de Negocios, Univisión; así como de los Grupos "Ciudad de México", Endeavor y Axo. El 24 de marzo del 2000 fue designado Presidente de la Organización de la Televisión Iberoamericana, OTI.

También se desempeñó en el ámbito deportivo: conduce el Club América, uno de los clubes de fútbol más populares de México, de la Primera División Mexicana, así como del Club Necaxa, un equipo histórico y de gran tradición, y del San Luis FC.

El 12 de febrero del 2006, bajo la filial Apuestas Internacionales y su socio extranjero Scientific Games, se sumó al negocio de los juegos de lotería y sorteos con centros de apuestas PlayCity, que actualmente agrupa 21 centros, además de juegos y sorteos con diversas marcas.

Su holding empresarial también posee, desde inicios del 2010, un 25% de acciones de la aerolínea de bajo costo Volaris.

En el ámbito privado, su primera esposa fue Alejandra Cima, que fue víctima de cáncer desde muy temprana edad, lo cual ya superó y que llevó a Azcárraga Jean a crear la “Fundación Cima”, un espacio solidario que busca difundir y prevenir esta enfermedad. Actualmente, está en pareja con Sharon Fastlicht Kurian, con quien tiene un hijo, Emilio, una hija, Hanna, y están en espera del tercero, Ángel Genaro.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
administrador@piramidedigital.com (Administrador.) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Enzo Ferrari https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6040&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6040&catid=113&Itemid=150&lang=en


Enzo Anselmo Ferrari no necesita presentación: es el fundador de la mítica Scuderia Ferrari y, posteriormente, de la marca de automóviles que lleva su nombre a lo largo de todas las rutas del mundo.

El hombre conocido dentro de los seguidores de Ferrari como “Il commendatore” nació en Módena el 18 de febrero de 1898, y falleció en ese mismo lugar en el año 1988. Su infancia transcurrió en una granja en el valle del Po al norte de Italia.

Su vinculo con los automóviles comienza en el año 1908, cuando su padre Alfredo Ferrari lleva a sus dos hijos, Enzo y Dino, a ver una carrera de coches cerca a Módena. Enzo tiene la oportunidad de ver en carrera a Vincenzo Lancia. Desde este momento su vida quedaría marcada por las carreras de automóviles, razón por la cual Alfredo envió a sus dos hijos a una escuela de ingeniería mecánica.

A los 20 años, habiendo ya fallecido su hermano y su padre, Enzo termina su servicio en el ejército. Al salir, se encuentra con una Italia de postguerra totalmente en crisis. Enzo consigue una carta de recomendación del coronel de su regimiento y se dirige a Turín, capital automovilística italiana para buscar suerte. Solicitó trabajo en Fiat, pero no se tuvo en cuenta.

Un año después, logra conseguir trabajo en una pequeña empresa de fabricantes de coches llamada CMN, en Milán. Allí Ferrari compra un Alfa Romeo usado para competir en carreras, llamando la atención de los directivos de Alfa Romeo, quienes lo invitan a competir con sus coches de carreras. Enzo compite en varias pequeñas carreras de 1920 a 1924 pero sus resultados no fueron destacables. Ferrari pide a Alfa Romeo que le permita convertirse en un vendedor de la marca.

Así comienza la carrera de un hombre que nunca olvidó su pasión primordial, más allá del dinero y los automóviles de lujo: las carreras, los autos de potencia, la velocidad.

No siempre la suerte y el éxito estuvieron de su lado. La primera carrera en que una Ferrari competiría seria en Piacenza Italia el 11 de Mayo de 1947, una prueba menor. Las expectativas de Ferrari eran altas tanto para él como para la prensa italiana. En la carrera a solo 3 vueltas del final y con la Ferrari en cabeza se rompe la bomba de combustible. Enzo describiría al 125 entonces como un “fracaso prometedor”. Enzo nunca llego a ver la competición y desde este momento jamás volvió a asistir a una carrera en la que una Ferrari compitiera.

Enzo Ferrari fue, pese a algunas dificultades que pudiera tener en la vida, como la muerte de su hijo Dino, un hombre innovador, fuerte, con mirada hacia el futuro y los desafíos. A lo largo de su vida, empezó el desarrollo de varios vehículos sin precedentes, de velocidades nunca antes vistas. Ferrari empezó a ganar casi todas las competiciones, pero los costos de las carreras eran enormes y a Ferrari se le acababa el dinero. Por esto a pesar de su total falta de interés en la idea, Ferrari empieza a vender versiones de turismos de sus coches.

Pero las velocidades nunca antes vistas también traerían consecuencias. Las carreras de coches eran un negocio peligroso y empezaron a morir pilotos en los circuitos, cada vez en una proporción mayor. En 1957 en la celebración de la Mille Miglia, una popular carrera de la época, participaban 5 Ferrari entre mas de 250 participantes. Mas de 10 millones de personas se acercan a ver pasar los automóviles a lo largo del circuito. Por su extensión era casi imposible controlar a todo el publico. El Ferrari mas potente, el 335 de 4,1 litros al mando del prometedor piloto español Alfonso de Portago, perdió el control y se fue hacia el publico. Más de 15 personas murieron, incluido, por supuesto, el piloto, y muchas mas quedaron heridas. Enzo Ferrari fue acusado de homicidio sin premeditación. Cuatro años después se retiraron los cargos.

En 1961 Ford se decide a competir con Ferrari, obteniendo resultados diversos. Ferrari empezó a perder y el coste de mantener la Scuderia aumentaba vertiginosamente. A pesar de la venta de turismos el dinero se agotaba. En 1967 la Scuderia Ferrari estaba al borde de la quiebra. Entonces se acerca al grupo Fiat por ayuda económica. El acuerdo con Fiat contemplaba que Enzo se encargaría de la división de automóviles de carrera y Fiat fabricaría los turismos de Ferrari. Hacia el 1969 cada parte cuenta con el 50 % de las acciones de Ferrari (En 1988 el Grupo Fiat se convirtiría en el accionista mayoritario).

En 1963 construyó el Instituto Professionale per l’Industria e Artigianato, una escuela de aprendizaje en Maranello. En 1972 construyó la pista de pruebas de Fiorano.

Enzo Ferrari muere en el año 1988, dejando un imperio automovilístico que no para de crecer. Su marca es emblema de autos de calidad a lo largo y a lo ancho del mundo.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Frank Donaldson Brown https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6290&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6290&catid=113&Itemid=150&lang=en


Frank Donaldson Brown (1885-1965) fue un director financiero y director corporativo de DuPont y General Motors Corporation . Se graduó de Virginia Tech en 1902 con una Licenciatura en Ciencias en Ingeniería Eléctrica. Realizó estudios de posgrado en ingeniería en la Universidad de Cornell y se unió a DuPont en 1909 como vendedor de explosivos.

A Frank Donaldson Brown se le atribuye la autoría y la creación y desarrollo del Modelo de Dupont.

En 1912 logró captar la atención del tesorero de  DuPont John J. Raskob , quien lo puso en la actividad financiera y le animó a utilizar procedimientos contables uniformes y fórmulas estadísticas para evaluar los diversos intereses comerciales de la compañía.

En 1918 colaboró ​​en la organización de DuPont para la compra de una participación sustancial en General Motors al anterior presidente William C. Durant , y ese mismo año se convirtió en tesorero de DuPont en sustitución de Raskob. En 1921 fue nombrado tesorero de GM para proteger la inversión de DuPont en el fabricante de automóviles, y en 1924 fue nombrado miembro del consejo ejecutivo de GM.

Su introducción de estándaresy de radios financieros (rentabilidad de la inversión y la rentabilidad sobre recursos propios) y la presupuestación flexible permitió a la empresa gestionar eficazmente su imperio descentralizado. Durante este tiempo trabajó en estrecha colaboración con el legendario jefe de GM Alfred P. Sloan . Se desempeñó como vicepresidente de la junta directiva desde 1937 hasta 1946.

Brown se retiró como un ejecutivo activo con GM en 1946, pero permaneció en la junta hasta 1959, cuando él y otros tres directores tuvieron que renunciar debido a diferencias con DuPont.

Brown se desempeñó como presidente del primer fondo de  ex alumnos de Virginia Tech, y fue el mayor contribuyente de Virginia Tech Education Fund Building Center.

En 1968,  se construyó en el campus de Virginia Tech principal el Centro de Educación Continua que lleva su nombre.  En 1995, el edificio se convirtió en el Donaldson Brown Hotel and Conference Center, pero después de la finalización del Inn en Virginia Tech y Skelton Conference Center en 2006, el edificio cambió su nombre a Centro de Graduados de la Vida Donaldson Brown. Donaldson Brown Hall en la actualidad alberga a la escuela de posgrado de Virginia Tech y es una residencia para aproximadamente 115 estudiantes de posgrado y profesionales.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Fred DeLuca https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=10651&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=10651&catid=113&Itemid=150&lang=en


Fred DeLuca es fundador de Subway Sandwiches and Salads. Con más de 13.000 tiendas en 62 países, Metro es considerado por muchos como el conjunto del sistema de franquicias de mayor éxito en todo el mundo.

El "sistema" metro utiliza miles de empleados de los dueños de tiendas y vendedores que suministran al sistema un patrimonio neto de miles de millones.

Fred DeLuca comenzó con una tienda de sandwiches solo en el año 1965 a la edad de 17 años. Estaba buscando un medio para complementar su salario mínimo. Se solicito consejo a un amigo de la familia, el Dr. Peter Buck. un físico nuclear que le sugiere una tienda de sandwiches, había tenido bastante éxito en su ciudad natal.

Fred sabía que necesitaba un poco de capital para financiar el proyecto y el Dr. Fred Buck aporta $ 1000 dolares en capital y por lo tanto se hizo socio de Fred. La tienda se llamaba incluso submarinos súper Pete por Peter Buck.

Para Fred y Peter, que no fue fácil, de hecho, la primera tienda estaba luchando por sobrevivir cuando los dos decidieron abrir una segunda tienda. Esta segunda tienda luchó por sobrevivir también. En lugar de tirar la toalla, en un movimiento audaz que muchos expertos piensan que era ridículo, una tercera tienda se abrió en un lugar bien visible. La tercera fue la vencida para la asociación.

El resto es historia con la primera apertura "en franquicia" en Wallingford, CT, en 1974. La franquicia internacional llegó por primera vez 10 años más tarde en Bahrein, en la costa de Arabia Saudita.

Tras consolidarse en Estados Unidos debido a su modelo de franquicias, Subway decidió expandirse al continente europeo y americano. Con el paso del tiempo pasó a otros mercados no tradicionales, tales como el interior de varios establecimientos de Wal-Mart, campus universitarios, o bases militares estadounidenses en el extranjero.

La franquicia fue el plan para proporcionar la exposición de la marca, la expansión del negocio, y una oportunidad para las personas que deseen abrir un "sistema de negocios" ellos mismos.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Gabriel Echavarría https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6633&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6633&catid=113&Itemid=150&lang=en


Uno de los empresarios más importantes de la historia colombiana fue Gabriel Echavarría Misas, un industrial conocido por su gestión al mando de la Organización Corona, una multinacional que integra la minería de insumos industriales, la manufactura de cerámica y otros materiales de construcción, la comercialización de productos para el hogar y la construcción a través de las tiendas Homecenter y Almacenes Corona.

Nació en Medellín el 19 de noviembre de 1884. Hijo de Alejandro Echavarría Isaza y de Ana Josefa Misas Euse, tuvo tres hermanos. Se formó en áreas diversas como la literatura, el comercio, la música y las lenguas modernas en Medellín, en el Colegio de los Padres Jesuitas, y en Inglaterra. Hablaba francés e inglés fluidamente y era muy aficionado al piano. Viajó mucho por Europa y Estados Unidos, lo que le permitió hacerse grandes amigos y muchos contactos para los negocios.

Sus primeros pasos en el mundo empresarial fueron en la casa comercial de su padre, conocida internacionalmente bajo el nombre de Alejandro Echavarría e Hijos. En 1907, y gracias a su trabajo, la firma se convirtió en la Compañía Colombiana de Tejidos, hoy conocida como Coltejer.

En 1935 tuvo su gran acierto financiero con la compra de los Bancos de Medellín y la Compañía de Jesús, la empresa conocida como Locería de Caldas, a la cual logró convertir en una de las primeras industrias del país. Cuando la adquirió, en ella trabajaban setenta obreros y, a su muerte, contaba con más de quinientos empleados.

A su vez, fundó Industrias Metalúrgicas Unidas (Imusa) y fue miembro de su Junta Directiva. Junto con su hermano Alejandro, se hizo cargo también de la Calcetería Alpha, que más tarde se unió con la firma Pepal, y subsistió definitivamente con el nombre de Pepalfa.

En lo personal, se casó con Elena Olózaga Restrepo, con quien tuvo cinco hijos: Felipe, agricultor e industrial, director de varias empresas, entre ellas Bavaria y Banco del Comercio; Hernán, ingeniero y abogado, fue ministro de Obras Públicas en el gobierno de Alfonso López Pumarejo y miembro de la Cámara de Representantes; Elkin y Norman, ambos gerentes de la Locería Colombiana y hombres de negocios; y Alice, casada en Cali con Alvaro Garcés Giraldo.

Dejando un importante legado empresarial a su familia, Gabriel Echavarría falleció en 1943 en la misma ciudad que lo vio nacer 49 años antes.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Godfrey Harold Hardy https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=14970&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=14970&catid=113&Itemid=150&lang=en


Cranleigh, 1877 - Cambridge, 1947

Matemático británico. Perteneciente a una modesta familia, sus padres fueron maestros de escuela en su localidad natal. Acabados los estudios escolares con las máximas calificaciones a los doce años de edad, asistió al Instituto Winchester en 1890 y al Trinity College de Cambridge en 1896, de donde fue profesor en 1900.

Publicó numerosos artículos, en los que destacó como un riguroso analista en cuestiones como la convergencia de series numéricas y el cálculo integral. Escribió A Course of pure mathematics (1908), la primera obra británica en la que se tratan los conceptos de función, número y límite entre otros, adaptados a un público no graduado, que influyeron grandemente en la enseñanza de las matemáticas en la universidad. En 1910 fue elegido miembro honorífico de la Royal Society, institución que lo galardonó con su Medalla en 1920, además de concederle las medallas Sylvester (1940) y Copley (1947).

Los trabajos de Hardy abarcan una gran diversidad de temas, entre los que destacan el análisis diofántico, la suma de series divergentes, las series de Fourier, la función de Riemann y los números primos. Colaboró con el matemático indio Ramanujan a la teoría de funciones algebraicas. Fue un antibelicista declarado durante ambas guerras mundiales, pues se sentía incapaz de luchar contra un pueblo, el alemán, que tantos matemáticos de talla habían dado al mundo, lo que le colocó en posiciones incómodas frente a sus colegas.

Considerado el mejor matemático de su tiempo en el Reino Unido, un ataque al corazón mermó considerablemente su capacidad física e intelectual, lo que no le impidió escribir A mathematicians apology en 1940, obra en la que defiende el valor de la matemática teórica más abstracta y la belleza como valor indispensable de las buenas teorías matemáticas por encima de otros valores como su aplicabilidad o relevancia a los problemas de física. Ese mismo año fue nombrado presidente de la London Maths Society, institución que le había concedido la medalla De Morgan en 1929. Su salud empeoró, y a pesar de que publicó algunos artículos de investigación de escaso peso específico, cayó en una fuerte depresión que le impelió a un intento de suicidio por ingestión de barbitúricos en 1947, del que se salvó, pero que le dejaron severas secuelas que acabaron con su vida varios meses más tarde.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
administrador@piramidedigital.com (Administrador.) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Gustavo Adolfo Bécquer https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6581&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6581&catid=113&Itemid=150&lang=en


Gustavo Adolfo Bécquer nació en Sevilla, la capital de la Giralda, en España, un 17 de febrero de 1836. Y si bien, Gustavo Adolfo era todo un sevillano, los Bécquer eran oriundos de Flandes, habiendo llegado a España en el siglo XVII. De este modo, de su cruce con la gente de España, salieron los Bécquer de Sevilla, los Bécquer sevillanos...  Su nombre completo era Gustavo Adolfo Domínguez Bastida. Tenía un hermano pintor, llamado Valeriano, quien al igual que Gustavo, a pesar de tener estos apellidos, ambos adoptaron el nombre de sus antepasados nórdicos. Esto tal vez, por considerar éste apellido algo más elegante que el otro. Así lo hicieron y luego, al cabo del tiempo, todos los conocerían como los Bécquer, y no como los Domínguez Bastida...

Huérfano a muy temprana edad, cuando aún no cumplía los 10 años, Bécquer fue a parar, junto con su hermano, a casa de la Sra. Monchay, quien era su tía y madrina. Ahí empezó su educación y allí comenzaron los primeros "toques" de poeta.  Su tía quería hacerlo "hombre de mar". De ahí, que luego de las primeras letras lo pusiese en la Escuela Náutica de San Telmo. Claro, al joven Bécquer no le interesaba mucho esto; pues encontraba más apasionante dedicarse a las musas y al amor, que el avocarse al estudio de la brújula, el sextante y el recuadro.  Y lo que son las cosas y lo que es la suerte. El cierre abrupto de dicho colegio le permitió seguir por el rumbo que él quería. Ya no tendría, como los marineros, hacerse a la mar, sino navegar tierra adentro. Como diría alguien: "Ya no tendría que sufrir el mareo del océano; sino, ahora, el mareo del amor..."

Bécquer vivía un mundo de fantasía artística. Desde temprana edad le gustó componer. Todo lo sublimaba, todo lo hacía grande y todo lo hacía bello. En él, no había engaños o desengaños; y, si existían, éstos tenían su explicación y su salida a través de hermosos versos. Muy chico, a la edad de doce años, compuso una Oda a la muerte de Alberto Lista. En su adolescencia se hizo más poético. Llenose de cánticos y alabanzas a ninfas y musas que pasaban por sus sueños, destacando en ellos la tenue inmortalidad de la belleza.

Quien vive de prisa, vive apasionadamente. Y Bécquer estaba destinado a vivir de prisa y con pasión. Un muchacho que a la edad de dieciocho años vivía entre fantasías, amoríos y recuerdos, y romances sevillanos. Un joven cuyos versos cuentan mucho acerca de su persona. Versos y poemas en los que dice como un adiós a aquello que no puede hacer suyo, y que sin embargo, siente cierta nostalgia por ello.

Versos y poemas en que canta a sus amadas, a sus amoríos y desventuras. Poemas como Elvira u Oda a la señorita Lenona. Un poeta dominado por un sentimiento especial, que siente, que intuye y que vibra. Un escritor de versos que vive ensimismado en nostalgias y recuerdos, que clama por aquello que se va o amenaza irse, y que siente, que el quedarse solo, es como morir.

Pesimismo vs. Optimismo

Y si bien a Bécquer se le ve a veces como un pesimista, lo cierto es que Gustavo Adolfo también fue un apasionado que disfrutaba la vida a todo lo que daba. Le gustaba saborearla, vivirla plenamente, disfrutar de lo sencillo y alegrarse con aquello que veía. Un hombre que le gustaba sentir las cosas y hacerlas suyas.

Bécquer era, por decirlo así, todo un bohemio. Un día, en vísperas de marcharse a Madrid, trabajaba con unos amigos (Campillo y Julio Nombela) en un poema tripartito: La Conquista de Sevilla. Pretendían hacerse ricos (o al menos eso querían) cuando lo pudiesen vender en Madrid a un editor. Calculaban que, una vez cubiertos los gastos de viaje, alojamiento, comida y "varios", les sobrarían unos sesenta mil reales. Entonces Campillo preguntó: "¿Y qué haremos con este dinero?", a lo que Bécquer contestó: "¡Pues, para obras de caridad!".

Según estos tres andaluces sus poemas harían milagros. Creían traer consigo la famosa "Lámpara de Aladino". En realidad no les fue muy bien, que digamos. Menos mal que tenía ahí muy buenos familiares: una excelente madrina y un envidiable tío, que era poco más que bueno. Ambos ayudaron al poeta y éste lo supo agradecer.

Fueron los familiares quienes envían a Gustavo Adolfo a Madrid. Llega él, haciendo su entrada allá por el año de 1854. Era otoño. Bécquer llega con un pequeño baúl, algo de ropa, un cuaderno de dibujo, (pues aparte de poeta, Bécquer gustaba, como su hermano, de la pintura), una libreta repleta de poemas y sesenta pesetas como capital.  Todo esto era lo que Bécquer traía consigo al saltar de la diligencia y tocar suelo madrileño. Un joven que no tenía ni la menor ni la más remota idea de lo que le esperaba. Un joven con alma de poeta que muy pronto haría temblar los labios y latir los corazones de las muchachas enamoradas de esa época.

Pero no todo le llegó de la noche a la mañana a Gustavo Adolfo. Bécquer tuvo que soportar las miserias y humillaciones que todo un provinciano sin dinero. Sufre. Había puertas, pero estas no estaban abiertas para todo mundo. Habría pues que esperar. Habría pues que contentarse viviendo entre cuartos llenos de telarañas donde iba tejiendo sus sueños de poeta.  A esto, un amigo suyo, Julio Nombela, comenta: "Las necesidades físicas ni le apremiaban ni le molestaban. Su fantasía llenaba de paisajes magníficos los más míseros albergues. No se daba cuenta del tiempo ni del medio ambiente en que vegetaba. Siempre dispuesto a trabajar, había que buscarle trabajo porque él no sabía buscarlo".  Así era Bécquer. Un hombre que a los diecinueve años se le ofreciera un trabajo, en el que no duraría por mucho tiempo. Satisfacción pasajera que le hiciera pensar y encaminarse luego por otros rumbos. Prefirió, entonces, acompañar a su hermano por los venturosos caminos de Toledo, Soria y Ávila. Esto les daría, a ambos hermanos, temas importantes para sus cuadros, dibujos y artículos periodísticos.

Después, Bécquer intentó acogerse a cualquier tipo de trabajo. Su alma errante, su espíritu aventurero y su alma de poeta. Así era él; pero, tenía que trabajar. Y así fue como consiguió, otra vez, de manera fortuita, y gracias a unos amigos, un pequeño trabajo por el que le pagarían tres mil reales al año.  Y no duró aquí mucho tiempo. Su oficio era el de un simple burócrata, en la Dirección de Bienes Nacionales. Su trabajo consistía en llenar engorrosas y tediosas formas burocráticas, esas que nadie sabe a dónde van a parar y que solo sirven para crear cucarachos. Así, cansado de todo esto, Bécquer se la pasaba haciendo dibujos.  Luego, un día, sentado en su escritorio, rodeado de sus compañeros de oficina, Bécquer, mostrando uno de sus dibujos, decía: "Este es Hamlet... Esta es Ofelia... Y, este es....". No acababa de decir el último "es", cuando una voz a sus espaldas (su jefe), le completaba la frase: "Y este es un empleado que sobra en las oficinas y ¡queda despedido...!". Gustavo Adolfo ni se inmutó. Se volvió hacia su jefe, le agradeció su cesantía, sonrió y se marchó.

Tiempo después, el poeta tuvo que hallar nuevamente trabajo donde fuese. Un escritor que tenía sus propios sueños; o, como se diría, actualmente, tenía sus propias "ondas". Vivía como abstraído, envuelto en sus pensamientos y su mundo mágico de gran poeta. Pero tenía que sobrevivir, y para esto tenía que trabajar. Encontró, pues, trabajo en "El Porvenir" (un pequeño periódico español, de aquellos tiempos). Pasa un buen rato y, por fin, a los veintiún años, logra cierta notoriedad escribiendo en "La Crónica", haciendo críticas de arte.

Bécquer se desplaza a Toledo. Ahí se documenta para escribir sus críticas de arte. La ciudad le fascina y permanece en ella por espacio de casi un año. Y es Toledo, con todo ese romanticismo y sabor medieval que le hace inspirarse más. Bécquer busca en el pasado remembranzas poéticas. Trata de encontrar, en ese pasado misterioso, ese espíritu enigmático de una raza formada por muchas sangres, y que le habla con orgullo de su Alcázar, de su Catedral, del Greco y del Tajo.

El tiempo pasa. Doce meses apenas por cumplir y Gustavo Adolfo vuelve a Madrid. El poeta mejora su suerte. Una casa editora (Gaspar y Roig) le encarga unas traducciones. Luego, por recomendaciones, un gobernante nombra a Bécquer censor de novelas. Posteriormente, en una tertulia del conocido y llamado Café Suizo, halló Gustavo Adolfo a varios amigos. Uno de ellos le obsequió un hermoso álbum de 500 páginas en las que escribiría, tiempo después, sus famosas Rimas.

La política, como en todos los tiempos, era ese mal que zumba como ruido y piquete de zancudo y avispa por todos lados y todas direcciones. Tiempos algo convulsos donde en las pláticas de café, en los corrillos de amigos y en las redacciones de los diarios lo único que se escuchaba era la palabra "política" y "gobierno". Así pues, Bécquer "entra" a la política (más bien por convencionalismo o conveniencia, que por convicción), y empieza a escribir interesantes artículos polémicos en El Contemporáneo.

Mientras tanto, por un camino distinto, aunque tal vez no muy diferente, Bécquer, sintiéndose con la fuerza y el valor suficiente como para casarse, decide como todo buen hijo de vecino, contraer nupcias. Y así lo hace. La realidad, pensaba él, se sentía capaz: tenía dinero, contaba con tres trabajos y tres sueldos: el de traductor, el de periodista y el de censor.

Y se casa. Lleva al altar a Casta Esteban Navarro, una damisela que conociera en Veruela, en 1861, cuando fuera a visitar y conocer un famoso monasterio que se encuentra en esa localidad. Bécquer iba con la "excusa" de la arqueología; ella, no se sabe que le haría al poeta para que este se interesase en su persona. Una niña, que se cuenta, tenía un carácter vulgar y un temperamento cambiante e iracundo.

No duraron mucho tiempo. Al poco rato ya "andaban de las greñas". Ella se enfadaba por cualquier cosa. El, simplemente escribiendo versos. Una pareja que jamás se pudo entender, aunque hay que indicar que de este matrimonio surgieron tres hijos, que aliviaron, hasta cierto punto, la enemistad o resentimiento entre ellos. Alguien escribió que "su experiencia doméstica le probó, como a todos los grandes soñadores, que los gastos de la casa no se cubren con suspiros y que, entre los trastos de la cocina y el humo del fogón, se destiñe el halo poético de las más altas elegidas, llámense Beatriz, Laura o Elvira".

Bécquer cantaba a través de su poesía. Poemas, escritos y cantos que se dejan ver y entretejer al hacer lectura de sus bellos versos plasmados en sus "Rimas". Versos en los que él se pregunta y pregunta a su amada "¿qué es poesía...?, sin que ella le responda.

"¿Qué es poesía?", me dices mientras clavas

en mi pupila tu pupila azul.

"¿Qué es poesía?... ¿Y tú me lo preguntas?

Poesía eres tú.

Se sabe que la mayor parte de sus Rimas se las inspiró Julia Espín, una musa fría y calculadora de la cual Bécquer se enamoró. Sin embargo, y para desgracia del poeta, dicha musa prefirió a otro hombre, un tal señor Quiroga, un hombre rico y con dinero, y que con el paso del tiempo llegaría a ser ministro. Aquí, otra vez nuestro ilustre personaje se ve abatido por la desolación y la cruel realidad de ese amor perdido. Se siente envenenado, se siente desdichado:

Una mujer me ha envenenado el alma;

otra mujer me ha envenenado el cuerpo;

ninguna de las dos vino a buscarme;

yo de ninguna de las dos me quejo.

Como el mundo es redondo,

el mundo rueda. Si mañana rodando,

este veneno envenena a su vez,

¿por qué acusarme?

¿Puedo dar más de lo que a mí me dieron?

Una vez, estando con su editor, éste se le acercó y le preguntó al poeta: "A propósito, Gustavo: ¿Tiene usted de casualidad algunas cuartillas para el almanaque que voy a publicar? Solo puedo pagarle sesenta reales". "Hecho" -contestó Bécquer- "Exactamente la suma que necesito para pagar una deuda". Y se puso a escribir. Hablaba sobre las hojas secas arrastradas por el viento, como si en ellas se sintiera identificado. Pero, luego habla sobre "la gloria", esa que a veces nunca se alcanza, y si se llega a ella, ésta fácilmente se escapa como el humo o como el viento.

Errante por el mundo fui gritando:

La gloria, ¿dónde está?

Y una voz misteriosa contestome:

Más allá..., más allá...

En pos de ella seguía por el camino

que la voz me marcó.

Halléla al fin, pero en aquél instante

en humo se trocó.

Mas el humo formando denso velo,

se empezó a remontar

y penetrando en la azulada esfera,

al cielo fue a parar.

Bécquer era todo un poeta. De ahí sus conocidos versos:

Los suspiros son aire y van al aire.

Las lágrimas son agua y van al mar.

Dime, mujer, cuando el amor se olvida,

¿sabes tú a donde va?

........................................................

Por último, dos de sus rimas más conocidas. Primeramente la de las golondrinas, y finalmente la del camino:

 

Volverán las oscuras golondrinas

en tus labios sus nidos a colgar

y otra vez con el ala a sus cristales

jugando llamarán;

pero aquellas que el vuelo refrenaban,

tu hermosura y mi dicha al contemplar;

aquellas que aprendieron nuestros nombres;

esas... ­no volverán!

..................

...Yo voy por un camino, ella por otro,

pero al pensar en nuestro mutuo amor,

yo digo aún: "¿Por qué callé aquel día?",

y ella dirá: "¿Por qué no lloré yo?"

Gustavo se despide de sus amigos del Café Suizo una tarde del 14 de diciembre. Hacía frío. Un frío endemoniado que pudo más que el calor y la pasión de este joven poeta. El se iría a su casa, ubicada en el número 23 de la calle de Claudio Coello. De ahí no saldría jamás. Su frágil salud, el frío y sus pulmones acabaron con él. Aún no cumplía los 35 años.

Hoy nos queda solo el recuerdo de un gran poeta y un gran autor. Un personaje que nos diera a través de sus versos la cálida ternura de un amor que siempre llevamos en nuestro corazón. Un amor que podemos hallar en muchas partes, siempre que miremos a través de unos ojos limpios de todo un gran poeta como lo fue: Gustavo Adolfo Bécquer.

Tomado del periódico “El Porvenir” de Monterrey, México, el 6 de marzo de 1989.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Gustavo Cisneros https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6627&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6627&catid=113&Itemid=150&lang=en


Gustavo Cisneros Rendiles, es un empresario e inversionista venezolano, presidente y accionista mayoritario del emporio Organización Cisneros, uno de los holdings privados más grandes de Latinoamérica.

Nació el 20 de noviembre de 1945 en Caracas y es el cuarto hijo de Diego Cisneros, quien consolidó una modesta fortuna en el negocio del transporte. Estudio en Estados Unidos, en la secundaria de Suffield Academy en Connecticut y luego en el Babson College en Wellesley, Massachusetts, donde se graduó como Licenciado en Administración.

En 1968, y con solo 23 años, tomó las riendas del negocio familiar cuando su padre enfermó. Desde entonces, se dedicaría a la expansión internacional de la firma, diversificando sus actividades, adquiriendo otras y formando numerosas filiales, dando así forma a la actual estructura de la Organización, hasta convertirla en una de las entidades privadas de medios de comunicación, entretenimiento, telecomunicaciones y productos de consumo con mayor presencia en Latinoamérica e inclusive en lugares como Australia, Estados Unidos, varios países de Asia y Europa.

Está casado con la heredera de otra de las grandes familias de Venezuela, Patricia Phelps, emparentada con los fundadores del Grupo Empresarial 1BC, la Radio Caracas Radio y el canal, RCTV. Tienen 3 hijos: Guillermo, Carolina y Adriana.

Para el año 2000, ya se había posicionado como el venezolano más acaudalado e influyente, con una fortuna de más de US$ 4 billones, según la revista Forbes. A su vez, ha sido una figura pública protagónica: fue aliado de numerosos presidentes de Venezuela, además de estar relacionado con numerosas otras personalidades de la política, la economía y la diplomacia, tales como el ex presidente de España Felipe Gonzalez, el multimillonario David Rockefeller, George H.W. Bush y Henry Kissinger, entre otros. Fue catalogado por el New York Times, junto con su esposa, como la pareja más influyente de Latinoamérica.

Fue también reconocido como Caballero de la Orden de Malta, Orden del Libertador en Primera Clase Gran Cordón –máxima condecoración civil otorgada en Venezuela-, Orden Andrés Bello, Orden Francisco Miranda en Segunda y Primera Clase, entre otras.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Harry S Truman https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=5995&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=5995&catid=113&Itemid=150&lang=en


Harry S Truman fue un Presidente diferente. Probablemente tomó tantas o más  decisiones que los 42 presidentes que lo precedieron. Malas o buenas. Sin  embargo, un aspecto de su grandeza puede que permanezca para siempre.

El único 'activo' que tenía cuando falleció era la casa en la que vivía, que  se hallaba en Independence, Missouri. Su esposa la había heredado de sus  padres y, aparte de los años que pasaron en la Casa Blanca, fue donde vivieron toda la vida.

Cuando se retiró de la vida oficial en 1952, sus ingresos se reducían a una pensión del Ejército USA, de $13,507.72 al año. El Congreso, enterándose de que, incluso, pagaba los sellos de correo le otorgó una prestación y, más  tarde, una pensión de $25,000 al año.

Después de la "entrega" de la Presidencia al general Eisenhower, Harry y Bess regresaron, conduciendo su coche, a su casa en Missouri, sin ninguna compañía del Servicio Secreto.

Cuando le ofrecían cargos con elevados salarios, los rechazaba, diciendo:  "Ustedes no me quieren a mí, lo que quieren es a la figura del Presidente, y  esa no me pertenece. Le pertenece al pueblo norteamericano y no está en  venta...".

Cuando el 6 de Mayo de 1971, el Congreso pretendía otorgarle la Medalla de Honor con ocasión de su 87 cumpleaños, él la rehusó, escribiendo una carta que decía: "No considero que haya hecho algo para merecer esa medalla, venga  del Congreso o venga de cualquier otra parte."

Mientras fue Presidente se pagó todos los gastos de viaje y manutención con su dinero. Muchos políticos modernos de todo el mundo se hacen ricos gracias a los cargos que desempeñan.

El bueno de Harry Truman estaba en lo correcto cuando comentó en una ocasión: "Mis metas en la vida fueron ser pianista en una casa de putas o  ser político. Y para decir la verdad, no existe gran diferencia entre estas dos ocupaciones".

Debió haber sido desenterrado, clonado y reelegido !!


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Henry Clay Frick https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6614&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6614&catid=113&Itemid=150&lang=en


Henry Clay Frick nació en West Overton, Pennsylvania el 19 de diciembre de 1849. West Overton era una comunidad rural unas 40 millas al sureste de Pittsburgh. En su juventud, trabajó para su abuelo, un próspero comerciante, como secretario y contador. Con sus ingresos y con la disponibilidad de dinero de la familia, Frick vio un gran potencial en los depósitos de carbón bituminosos en esta parte del país. Formó Frick & Co. y con varios de sus socios compró las operaciones de carbón, y comenzó a producir coque a partir del carbón. Para producir el coque, el carbón tenía que ser calentado al punto de que sus gases y alquitranes sean eliminados. Frick y sus socios construyeron hornos para calentar el carbón y extraer el coque. En este momento, Pittsburgh era el hogar de una rápida expansión de la industria del acero, del que el coque era un ingrediente muy importante en su producción. Frick reunió la demanda del acero del sector mediante la adquisición de muchas de las minas de la región, que las compró a sus competidores. A sus 30 años, Henry Frick era millonario. Su empresa se convirtió en el mayor productor de coque en el mundo, operando 12000 hornos y explotando 40.000 hectáreas de carbón. Henry Frick tomó el control y creció la industria de coque, esto generó la atención de Andrew Carnegie, que tenía enormes inversiones en la industria del acero. En 1889, Carnegie se retiró de la gestión activa del negocio del acero, y Henry Frick se convirtió en el presidente de la compañía Carnegie. En 1892 la empresa siderúrgica se reorganizó como Carnegie Steel Company, con Frick como jefe interino. La organización era en ese momento el mayor empresa siderúrgica del mundo, valorada en $ 25 millones. Como un empresario agresivo, Frick siempre tenía un ojo en los beneficios, y en tratar de aumentar sus márgenes.  Fué conocido por su trato de mano dura con los trabajadores y los sindicatos en las fábricas.  Cuando una huelga en una de sus fábricas de acero en Homestead, creció violentamente, Henry Frick intentó traer a 300 rompehuelgas para mantener el funcionamiento del molino, y después de un día de lucha, 16 personas murieron, y decenas más resultaron heridas. El gobernador de Pennsylvania puso a Homestead bajo ley marcial para sofocar la violencia. Debido a su fuerte postura anti-trabajador y antisindical,Henry Clay Frick obtuvo un gran desprecio del público. La huelga de Homestead es conocida como uno de los conflictos de trabajo más amargos en la historia de EE.UU.. Poco después de la huelga, Henry Clay Frick fue atacado en su oficina por un hombre que le disparó y lo apuñaló. Frick sobrevivió al ataque, pero sirvió como un recordatorio de la violencia que surgió durante la disputa sindical.

En 1899, Henry Clay Frick dejó Carnegie Steel, pero continuó sus negocios en ciudades como Pittsburgh y Nueva York. Desempeñó un papel importante en la formación de U.S. Steel Corporation, y también se aventuró en ferrocarriles y bienes raíces. Como hombre extremadamente rico, Frick adquirió una magnífica colección de arte a través de los años, y cuando murió en 1919 dejó su gran mansión de Nueva York y su colección de arte a la ciudad, que lo convirtió en un museo. También donó gran parte de su considerable fortuna, estimada en $ 50 millones, a organizaciones de caridad. Henry Clay Frick era de hecho una polémica figura, un hombre de negocios difícil en un período de la historia de los Estados Unidos cuando poderosos industriales capitalistas construyeron la infraestructura del país.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
administrador@piramidedigital.com (Administrador.) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Henry Ford https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6059&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6059&catid=113&Itemid=150&lang=en


Si hablamos de las personas que se hicieron a sí mismas, Henry Ford es el paradigma por excelencia. Después de que terminó de cursar los estudios primarios, sus padres decidieron que lo mejor para él era que comience a trabajar en la granja familiar en lugar de que prosiga con sus clases en la escuela. Ya desde temprana edad, el pequeño Henry manifestó su afición por la mecánica y, mientras cumplía con sus labores en la granja, se pasaba gran parte del día en un taller que había improvisado dentro de la propiedad.

“No tuve más juguetes que mis herramientas, y fue con ellas con lo que jugué toda mi vida. De joven, el menor desecho de cualquier máquina era para mí un verdadero tesoro”.

Su padre deseaba que continúe en la administración de la granja familiar, cosa que no estaba en los planes del joven Henry. Y así fue que a los 17 años, y en contra de los deseos de su progenitor, entra como aprendiz mecánico en una fábrica. En menos de un año, aprendió todo lo necesario y creyó que la mecánica ya no tenía secretos para él.

“Las máquinas son para el mecánico como los libros para los escritores. Encuentra en ellas sus ideas y, si está dotado de cierta inteligencia, lleva estas ideas a la práctica.”

Después de renunciar a su empleo en la compañía Westinghouse en donde se desempeñaba como mecánico especializado, regresó a la granja de sus padres. Allí, pasó la mayor parte de su tiempo en el taller que había montado en su adolescencia.

“Como ya no estaba ocupado cortando leña, trabajaba en mis motores de explosión, estudiando su índole y funcionamiento. Leía todos los trabajos relativos a ese tema que lograba conseguir, pero fue de la práctica de donde extraje mis mejores conclusiones.”

El espíritu emprendedor y apasionado del joven Henry parecía atrapado en la granja familiar y sus sueños lo llevaban mucho más allá de la vida rural en la cual estaba inmerso. Por esa razón, cuando recibió la propuesta de unirse como ingeniero mecánico en una de las compañías de Thomas Alba Edison, no lo pensó mucho, tomó sus bártulos y dejó la granja paterna por segunda y última vez, ya que no regresaría nunca más.

En la casa que alquiló en Detroit, su nuevo taller ocupaba casi todo el espacio. Por las noches, luego de cumplir su tarea en la compañía, trabajaba hasta altas horas en su motor de nafta. “Un trabajo que a uno le interesa jamás es duro y yo no dudo nunca de su éxito”, palabras que marcan una de las cualidades de este gran emprendedor, su inquebrantable perseverancia.

En 1892, a los 29 años, todos sus esfuerzos se materializaron en su primer automóvil a nafta. Con el prototipo, paseo por las calles de Detroit ante la mirada atónita de los transeúntes. Recorrió más de 1.600 kilómetros y sometió al vehículo a todo tipo de pruebas. Para luego vender el “cacharro” por doscientos dólares. Este fue su primer éxito, aunque el joven Henry Ford quería ir mucho más lejos.

“Mi intención no era en absoluto establecerme como constructor sobre una base tan mediocre. Yo soñaba con la gran producción; pero para eso me hacía falta una máquina superior a esa, la primera. Si uno se apura no consigue nada bueno.”

Ford seguía sus labores para la compañía de Edison cuando le ofrecieron un cargo directivo muy importante en la empresa, tendría una generosa remuneración y acceso a los más altos niveles ejecutivos. Pero había una condición, él tendría que renunciar a todos sus proyectos y dedicarse por entero a los planes de la compañía. Como era de esperarse, no aceptó el cargo, porque eso significaba abandonar para siempre sus sueños, cosa que no estaba dispuesto a hacer.

“Presenté mi renuncia, decidido a no volver a acepta jamás un puesto subalterno”.

Ahora sí, el mundo estaba muy cerca de presenciar lo que Henry Ford soñaba en aquellos años, la producción en masa de automóviles como nunca antes se había hecho.

“Poca gente osa lanzarse a negocios, porque en el fondo de sí mismos se dicen: ¿por qué lanzar tal producto al mercado, si ya hay alguien que lo hace? Yo, en cambio, me he dicho siempre: ¿por qué no hacerlo mejor? Y eso es lo que hice.”

“Yo me niego a reconocer la existencia de imposibilidades. No conozco a nadie que sepa tanto sobre un tema para decir que esto o aquello no es posible (…). Si un hombre, tomándose como una autoridad en la materia, declara que equis cosa es imposible, aparece enseguida una horda de seguidores irreflexivos que repiten a coro: es imposible”.

“Todo es posible. La fe es la sustancia de aquello que esperamos, la garantía de que podemos realizarlo”.

Fuente: “Mi primer millón”, Charles-albert Poissant, Christian Godefroy


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Horacio Manuel Cartes https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6620&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6620&catid=113&Itemid=150&lang=en


El magnate más importante de Paraguay se llama Horacio Manuel Cartes, es político, empresario y dirigente deportivo y ahora también candidato a la presidencia de su país por el Partido Colorado, luego de haber salido victorioso en las internas con el movimiento Honor Colorado.

Este poderoso hombre de los negocios nació en Asunción el 5 de julio de 1956. Su padre fue Ramón T. Cartes, quien lo apoyó para que siguiera una carrera técnica en los Estados Unidos.

Luego de culminar sus estudios, Horacio Cartes volvió a Paraguay y, con tan solo 19 años, gestó sus primeras iniciativas comerciales. Poco a poco, logró desarrollar empresas líderes en el mercado paraguayo, trabajando por sobre todo en sectores productivos como en la industria, la ganadería y el agro, generando fuentes de trabajo para miles de paraguayos y reinvirtiendo en el país.

Pero su figura es reconocida a nivel internacional por sus logros en el ámbito deportivo. En 2001, pasó a ser el presidente del Club Libertad, de fútbol, que durante su mandato obtuvo sus más grandes palmares (tales como un tetracampeonato) y llegó a las seminales de la Copa Libertadores de América. También fue el director de selecciones de la Asociación Paraguaya de Fútbol, durante las eliminatorias para la Copa Mundial de Fútbol de 2010, en el que la Selección de fútbol de Paraguay avanzó hasta los cuartos de final.

Su vida pública está plagada de escándalos. Cartes fue implicado por una estafa de 34 millones de dólares al Estado en 1985. Estuvo prófugo por cuatro años, hasta que se entregó a la justicia. Finalmente lo sobreseyeron. En noviembre del 2002, el diario “La Nación” expuso fotocopias de documentos donde Fahd Jamil (también llamado “el Rey de la frontera) y familiares, le vendieron a Cartes unas seis estancias y establecimientos agrícolas en el Amambay y Canindeyú. Sin embargo, nunca se ha comprobado ninguna acción ilegal en ninguna de las empresas que tiene a su cargo.

Su incursión en la política se dio en el 2009, cuando se afilió al partido colorado. Un año después, fundó el Movimiento Honor Colorado. Posteriormente, se le sumó Movimiento Progresista Colorado, liderado por el ex presidente del Paraguay, Nicanor Duarte Frutos. El 9 de diciembre de 2012, Cartes ganó las internas del partido y fue propuesto como el candidato oficial para la presidencia en las elecciones del próximo 21 de abril. Actualmente, lidera las encuestas con el 33% de los votos.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Isaac Newton https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=888&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=888&catid=113&Itemid=150&lang=en


Sabías…?

Para todos es siempre muy interesante platicar de alguna persona que por sus méritos académicos, artísticos o altruistas se ha destacado especialmente. Los programas de televisión o las películas sobre los genios llaman nuestra atención por que nos dan a conocer los detalles de su vida o de su rutina de trabajo y nos muestran al genio como una persona de carne y hueso, aunque sus características intelectuales sean sorprendentes. Pero, ¿acaso se han preguntado alguna vez quién ha sido el mayor genio intelectual, el mejor pensador o el más grande científico de todos los tiempos?

Bueno, pues los científicos del mundo , en muchas ocasiones lo han hecho, y han buscado entre sus representantes, es decir, entre los científicos , al que podría denominarse como el más grande. Muchos investigadores también se han preguntado lo mismo para elaborar libros sobre la historia de la ciencia o para desarrollar libros de divulgación o biografías científicas.

De acuerdo con los expertos, el más grande científico que ha vivido sobre la Tierra fué Sir Isaac Newton. Después de él, existen muchos candidatos para el puesto número dos, y no existe un acuerdo común. Sin embargo, el primer lugar parece estar decidido.

Isaac Newton ha sido definido como científico, físico y matemático. Nació en Woolsthorpe, Lincolnshire en Inglaterra el 25 de diciembre de 1642, el mismo año en que murió Galileo.

De niño construía aparatos mecánicos de diversos tipos que él mismo inventaba; pero no mostró ninguna señal de una inteligencia superdotada. Abandonó la escuela durante un tiempo para ayudar a su madre en la granja, donde demostró que no tenía la más mínima cualidad para ser granjero, así que su tío intervino para convencer a su madre de enviarlo a la Universidad de Cambridge pues insistía en que su sobrino sería un excelente académico ya que poseía cualidades extraordinarias. Y vaya que el tío no se equivocó.

Newton completó el trabajo iniciado por Galileo sobre el movimiento de los cuerpos y lo resumió de manera admirable en las tres leyes de Newton del movimiento. Aplicó estas tres leyes para demostrar que la magnitud de la fuerza de gravitación dependía de la masa y de la distancia entre los cuerpos, y descubrió la ley de la gravitación universal, cambiando por completo la percepción del mundo de su época que creían que los cielos eran divinos y no obedecían a las leyes naturales. Estudió los rayos luminosos y descubrió que la luz blanca está compuesta de varios colores que pueden separarse y recombinarse, fundando al espectroscopia y la óptica. En matemáticas, halló el teorema del binomio que lleva su nombre y descubrió una nueva manera de calcular áreas limitadas por curvas, lo que actualmente llamamos cálculo, simultáneamente y de forma independiente a Wihelm Leibniz. Inventó los telescopios. Inventó los telescopios newtonianos que utilizan espejos parabólicos en lugar de lentes, pues creía (erróneamente) que la luz blanca se refractaba en el vidrio formando lo que llamó aberraciones cromáticas, Newton, el científico más grande de todos los tiempos, también era un hombre, un hombre como todos, que en momentos de desesperación y angustia se alejó de la ciencia y se dedicó a la teología y ala alquimia, buscando a Dios y a la forma de fabricar oro.

Newton, fue el número uno.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Jack "Neutrón" Welch https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=14529&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=14529&catid=113&Itemid=150&lang=en


John Francis "Jack" Welch Jr. nació en Peabody, Massachusetts, el 19 de noviembre de 1935, es un empresario y escritor estadounidense.

Fue elegido Ejecutivo del siglo XX. Entró a trabajar en la General Electric Company en 1960 y en 1981 pasó a ser el octavo director general de la empresa. Durante su mandato, los beneficios de la compañía ascendieron a 400.000 millones de dólares, con lo que ésta se convirtió en una de las empresas más grandes del mundo. Welch es en la actualidad director de Jack Welch, LLC, compañía que proporciona asesoramiento a empresas.

Su jefe, que veía en él un talento inusual, lo invitó a cenar para hacerlo desistir de su idea, prometiéndole reubicarlo en otro puesto de la corporación. Ellos no lo sabían, pero aquella cena de cuatro horas sería un hito central en la historia de General Electric.

Welch hizo una carrera meteórica, alcanzando la vicepresidencia de la compañía con apenas 37 años. Finalmente, en 1981, a los 45, se convirtió en el director ejecutivo más joven de la historia de la empresa fundada un siglo atrás por el genial inventor, Thomas Alva Edison.

Desde el cómodo sillón central del directorio, Welch trabajó infatigablemente durante toda la década del ochenta para hacer de la elefantiásica GE, una compañía dinámica y competitiva. Reestructuró la empresa, depuró la burocracia y adoptó métodos de eficiencia novedosos y temibles. Todos los años, Welch despedía al 10% de los gerentes con peores resultados mientras que premiaba a los 20% mejores con bonos salariales y stock-options. El tijeretazo se hizo sentir. De los 411.000 empleados de GE en 1980 sólo quedaban unos 300.000 en 1985.

En los años noventa, con GE ya reestructurada, Welch se decidió a modernizarla añadiendo actividades de servicios a sus tradicionales ventas de artículos de consumo. Con un agresivo programa de adquisiciones, diversificó los negocios de la compañía.

¿Cuál fue el balance de su gobierno? Desde su asunción en 1981 hasta su retiro en el 2001, la facturación GE se quintuplicó desde 26.000 millones a 130.000 millones. Elegido Manager del Siglo en 1999 por la revista Fortune, hoy Jack se dedica al golf mientras disfruta de un plan de retiro de 8 millones de dólares anuales.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
administrador@piramidedigital.com (Administrador.) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Jaime Gilinski Bacal https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6622&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6622&catid=113&Itemid=150&lang=en


Conocido por ser el hombre más poderoso de Colombia, Jaime Giliski Bacal es el banquero, empresario, agente de la edificación y filántropo propietario del Gilinski Group, un conglomerado de empresas más grandes de Colombia.

Nació el 14 de diciembre de 1957 en el seno de una familia judía y sus padres fueron Perla Bacal Zweiban e Isaac Gilinski Sragowicz, fundadores del grupo empresarial que hoy conduce. Obtuvo su licenciatura en ciencias en Ingeniería industrial en el Instituto de Tecnología de Georgia en 1978, y se especializó con una maestría en administración en la escuela de negocios de Harvard en 1980.

Su principal reto como empresario, el que asumió con particular éxito, fue tomar la fortuna de su padre y transformarla en un negocio multimillonario y sólido. Durante los noventa, ya al mando del Grupo Gilinski, adquirió el Banco Andino, al que convirtió en uno de los más eficientes del sistema colombiano en solo cuatro años. Luego lo vendió por una suma 10 veces mayor a la que lo había adquirido. El Grupo también es propietario de Yupi, una importante compañía de golosinas que exporta a nueve países de Latinoamérica y de la firma de Plásticos Rimax.

El 11 de mayo del 2012, la gran HSBC anunció la venta de sus operaciones en América Latina (Colombia, Perú, Paraguay y Uruguay) al banco GNB Sudameris, que ya era propiedad de los Gilinski, por $400 millones de dólares en efectivo. A partir de entonces, tiene bajo su poderío activos consolidados por $11 mil millones de dólares.

Comprometido con el desarrollo empresarial, Gilinski es el Presidente de Proyectos de Capital para la Casa de Jabad en la Universidad de Harvard, una organización de estudiantes judíos que proporciona programación educativa, social y recreativa. Del mismo modo, y a través de la Fundación Raquel y Jaime Gilinski, apoya el Centro David Rockefeller para estudiantes de América Latina en la Universidad de Harvard.

Actualmente, este CEO reside en la ciudad de Londres, en el Reino Unido, y prepara a sus dos hijos mayores, Josh y Gabriel, para sucederlo en la empresa familiar.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
administrador@piramidedigital.com (Administrador.) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
James H. Clark https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=10647&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=10647&catid=113&Itemid=150&lang=en


James H. Clark, famoso por fundar Netscape, comenzó su sueño de empresario muchos años antes. Después de abandonar la escuela secundaria, Jim pasó 4 años en la Marina . Comenzó a tomar clases nocturnas en Tulane y ganó suficientes créditos para ser aceptado en la Universidad de Nueva Orleans y también obtuvo una maestría en Física. Continuó su formación en 1974 mediante la obtención de un doctorado en ciencias de la computación de la Universidad de Utah. En 1979, Clark aceptó un puesto en la Universidad de Stanford como profesor asociado de ingeniería eléctrica.

Formó Silicon Graphics, Inc. en 1982 junto a seis estudiantes graduados de Stanford y la Abadía de Silverstone. A partir de terminales que actúan como estación de trabajo gráfica. En 1992, Silicon Graphics fue comprado por Mips de informática en un intercambio de acciones 400 millones de dólares. Clark fue capaz de usar la CPU MIPS como base de su nuevo puestos de trabajo. Silicon Graphics se convirtió en el líder mundial en la producción de efectos visuales de películas de Hollywood y las imágenes en 3-D. Al centrarse en el extremo superior del mercado.

Después de un enfrentamiento con Silicon Graphics, Jim Clark logró su mayor éxito. En 1994 él y Marc Andreessen (el co-creador de la World Wide Web navegador Mosaico) fundó Netscape. En agosto de 1998, se estima que Netscape tenía casi el 80% del mercado de los navegadores de Internet. Pero en agosto de 1995, Microsoft introdujo Windows 95 y su navegador web, Internet Explorer. Microsoft incluye Internet Explorer de forma gratuita, una gran desventaja. A pesar de su costo, Netscape fue capaz de mantener a raya a Internet Explorer con características innovadoras, tales como marcos, Java, JavaScript y plug-ins.

Netscape se vio obligado, en enero de 1998, para que su navegador sea libre. El desarrollo del navegador se trasladaría a un proceso de código abierto. El proyecto Mozilla comenzó. Luego, en noviembre de 1998, AOL compró Netscape.

En 1998, Jim Clark se le ocurrió la idea de entrar en la industria de la salud. Quería simplificar las molestias de seguro y el papeleo con un producto que ayude a facilitar el acceso a la salud más eficiente. Su compañía, Healtheon hizo algunos progresos en la simplificación administrativa de la tecnología de los registros médicos, pero una de Atlanta, Georgia, la compañía de inicio, WebMD, ya estaba haciendo avances hacia la misma meta, debido a que Microsoft proporciona apoyo financiero a WebMD, Clark decidió fusionar su compañía, Healtheon, con la WebMD original para formar la actual Corporación WebMD.

Clark siguió siendo un empresario activo. En 1999, Clark lanzó myCFO - una empresa para ayudar a los individuos ricos a gestionar sus fortunas. Vendió la empresa a un tercio de su inversión inicial a Harris Bank a finales de 2002.

También en 1999, Clark se convirtió en inversionista original de Shutterfly y Presidente de la Junta. La compañía permite a las personas compartir fotos, imprimir y guardar. Kibu.com, el sitio muchacha adolescente recibió una inversión de $ 22 millones de Jim Clark en 1999. En el año 2000, Kibu había decidido devolver su capital restante a los inversores porque el mercado no podría reconocer el valor de la empresa.

Neoteris, la red de seguridad de la empresa, fue fundada en 2000 por Clark, quien se convirtió en el presidente y el respaldo financiero. Neoteris fue adquirida por NetScreen en 2003 y posteriormente por Juniper Networks.

Su participación en diversas empresas de negocio ha acompañado a su forma financiera y ética. Es un verdadero visionario.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
John Davison Rockefeller https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6048&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6048&catid=113&Itemid=150&lang=en


Amante del dinero, el hombre de las muchas vidas que naciera en 1839 en los Estados Unidos de una familia de inmigrantes judíos-alemanes, en sus modestos inicios llevó un libro al que llamó “Mayor A” y que junto a su autobiografía “Random Reminiscences”, se constituyeron en una obra perfecta de su enorme capacidad negociadora y la ambición ilimitada de pródigo empresario.

El fue quien vendía a sus compañeros de escuela piedras de colores y de formas variadas lo que le proporcionó sus primeras entradas al acumular esos ingresos en un tazón azul al que denominó su primera caja fuerte. A partir de allí quedó demostrado su talento para las transacciones financieras.

Cierto día decidió contar su tesoro y se encontró con la suma de cincuenta dólares, justamente y por esas cosas del destino, un granjero de los alrededores necesitaba exactamente esa suma para saldar una deuda de forma urgente, y ahí estaba el pequeño gran John que se la facilitó a un interés del 7% anual, descubrió azorado que su capital dado en préstamo retornaba a su bolsillo con 3 dólares y medio de interés. A partir de ese momento su frase “decidí hacer trabajar al dinero en mi lugar” fue emblema de millones de emprendedores del mundo entero, mientras su nuevo compañero de ruta contable sería “El registro A”, el más fiel registro de disciplina y orden del debe y el haber como códigos de su vida. Había descubierto, entonces, que el dinero bien utilizado genera capital. Fogueado por su padre en el campo de las utilidades lucrativas, hacer dinero fue su talento natural. Invirtió en cuantiosos rubros, hasta llegar a controlar el 90% de las refinerías de petróleo de Estados Unidos, y poco después ejercería el monopolio de los canales de distribución.

Organización y una férrea energía fueron también los rasgos que lo llevó a ser uno de los hombres más poderosos del mundo. Se calcula que su fortuna personal llegó a alcanzar los 1.000 millones de dólares, mientras que sus aportes filantrópicos, del que no era muy afecto, alcanzaron los 550 millones.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
administrador@piramidedigital.com (Administrador.) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
John Forbes Nash https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=14556&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=14556&catid=113&Itemid=150&lang=en


John Forbes Nash (1928-2015) fue un matemático estadounidense que recibió el Premio Nobel de Economía en 1994 por sus aportes a la teoría de juegos y los procesos de negociación y el Premio Abel de la Academia Noruega de Ciencias y Letras (considerado el Nobel de las matemáticas) en el 2015 por, entre otras cosas, sus aportaciones sobre ecuaciones no lineales en derivadas parciales.

Desde pequeño mostró interés por las matemáticas y la química. Tras ganar una beca en el concurso George Westinghouse, se matricularía en ingeniería química en la actual Universidad Carnegie Mellon. Gracias a su profesor que vio su talento innato para las matemáticas, Nash aceptaría una beca de la Universidad de Princeton para el doctorado en matemáticas. Su carta de recomendación decía solo: “Este hombre es un genio”.

Con 30 años fue diagnosticado de esquizofrenia paranoica, una enfermedad que le acompañaría durante toda su vida. En su cabeza buscaba las claves secretas para poder desactivar una conspiración mundial que creía haber descubierto; para ello, escribía sin parar ecuaciones interminables e irresolubles por todas partes con breves periodos de lucidez. Su familia y sus amigos ayudaron a que, poco a poco, su vínculo con la realidad se fuese fortaleciendo en detrimento de sus delirios.

Sus teorías han influido en las negociaciones comerciales globales, en los avances de la biología evolutiva y en las relaciones laborales nacionales. La película A Beautiful Mind “Una mente maravillosa” (2001) está basada en su vida y aunque con licencias y errores, el propio Nash reconoció que “lo positivo fue que supo llamar la atención en todo el mundo sobre la esquizofrenia”.

John Nash falleció junto a su esposa el 23 de mayo de 2015 a causa de un accidente mortal de tráfico.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
administrador@piramidedigital.com (Administrador.) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
John Pemberton https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6055&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6055&catid=113&Itemid=150&lang=en


El 5 de mayo de 1886 no fue un día más en la vida de John Pemberton, de 54 años de edad. Luego de trabajar algún tiempo en la fórmula de una bebida refrescante, descubrió la combinación que en el año 2010 excedería las 45.000 botellas consumidas por segundo alrededor del mundo: la Coca-Cola.

Hoy en día, es el producto más ampliamente distribuido en el mundo, adquirible en 205 países, muchos más que las naciones que forman la ONU. Junto a la típica expresión americana “Okey”, Coca-Cola es la palabra más universalmente reconocida en la tierra, convirtiéndola en un símbolo del estilo de vida occidental, del capitalismo y el consumo.

En sus comienzos, fue introducida comercialmente como “un tónico efectivo para el cerebro y los nervios”.   En 1938 fue declarada “Bebida por excelencia” en los Estados Unidos.  Para Asa Candler, segundo propietario de la Compañía Coca-Cola, parte del atractivo de la bebida eran las propiedades digestivas que se le atribuían: Coca-Cola fue el primer producto ampliamente accesible que era al mismo tiempo un remedio patentado y una bebida con gas.

Su atractivo nombre es invención de Frank Robinson, optando por la combinación de dos ingredientes de la bebida, que le daban un atractivo sonido aliterado. Robinson también ideó el logotipo de la marca, para el cual utilizó caligrafía spenceriana, y fue el primer fabricante del producto final.

En su primer anuncio publicitario, en el rotativo Atlanta Journal el 27 de Mayo de 1886, se ponía de relieve sus grandes cualidades como bebida y refresco: “Deliciosa, Refrescante, Estimulante y Vigorizante”.

La fórmula secreta de Coca-Cola continúa estando bajo el más absoluto recelo: se identifica con el código 7x,  para evitar que los ingredientes secretos cayeran en manos de los atentos competidores.

Pero el universo Coca-Cola es mucho más que una bebida: cientos de artículos llevan su logotipo y se comercializan en el mundo entero. En 1898 se distribuyeron más de 1 millón de objetos y artículos publicitarios con el slogan “Beba Coca-Cola. Deliciosa y Refrescante”. En 1891 aparecieron las “Coca-Cola Girls”, que incitarían la fantasía masculina en calendarios y carteles publicitarios durante décadas, y donde se permitieron los primeros y casi únicos desnudos de la marca.

En esos años la compañía se infiltró en la vida cotidiana de los norteamericanos: ya se vendían chicles, golosinas, cigarrillos, todos ellos con el logo de Coca-Cola. Hoy en día, millones de botellas de esta bebida legendaria son vendidas alrededor del mundo, con un éxito creciente e ininterrumpido.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
John Pierpont (J.P.) Morgan https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6289&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6289&catid=113&Itemid=150&lang=en


John Pierpont (J.P.) Morgan nació en Hartford (Connecticut), el 17 de Abril de 1837. Su padre Junius Spencer Morgan, un hombre de negocios con empresas tanto en Estados Unidos como en Europa, educó a su hijo desde muy joven para que aprendiera a gestionar en un futuro los activos de la familia que algún día heredaría el pequeño John.

J.P. Morgan estudió en el Colegio Inglés de Boston y en Suiza, mostrando unas magníficas dotes de buen estudiante, para más tarde matricularse en la prestigiosa universidad de Göttingen en Alemania, donde obtuvo un excelente expediente en todas las materias relacionadas con las matemáticas. Cuando tenía 15 años, se dedicó a viajar por Europa y es aquí cuando comenzó a sentir admiración por las obras de arte, convirtiéndose más adelante en su verdadera pasión.

Cuando cumplió 20 años se graduó en la universidad y se marchó a vivir a Nueva York, donde comenzó su carrera en el apasionante mundo de las finanzas, trabajando en una entidad financiera (Duncan, Sherman & Co) que era la representación americana de George Peabody & Co, de la que su padre era propietario, trabajo que le proporcionó una buena base para más tarde ocuparse como agente, y mediante su propia empresa (J.P. Morgan & Co) de las entidades de su padre.

De Dabney, Morgan & Co a Drexel, Morgan & Co

En 1864 J.P. Morgan constituye un acuerdo con Charles Dabney, un importante hombre de negocios de la época, creando la entidad financiera Dabney, Morgan & Co. Pero en el año 1871 Dabney se retira y Anthony J. Drexel se convierte en el nuevo socio de John, fundando la empresa Drexel, Morgan & Co. Por aquel entonces Anthony era propietario de un gran banco de inversiones, y tras la fusión se convirtieron en la mayor y más exitosa empresa de inversiones de Wall Street, siendo la fuente principal de financiación del gobierno de los Estados Unidos. En aquella época nuestro protagonista estaba pensando en dejar el mundo de la banca y retirarse a una vida más tranquila, hasta que su padre le presentó a Anthony Drexel, quien le hizo una suculenta oferta de su compañía, además de adquirir una gran experiencia en el mundo empresarial.

En 1890 muere su padre y queda al frente de todas las empresas de la familia, con bancos en Londres y París, tres años más tarde fallece también su socio Anthony Drexel, otorgándole con ello calidad de administrador único del señorio financiero que por aquel entonces traspasaba las fronteras americanas, lo que también le ayudo a realizar trascendentes y beneficiosas operaciones financieras, comenzando la hegemonía del mayor banquero de todos los tiempos que era conocido como “El maestro del dinero”.

Mientras su fortuna crecía, Morgan continuaba acometiendo inversiones y adquisiciones, siempre enfocadas hacia empresas de nueva generación, hasta tal punto que durante los años 70 y 80, permitió al mismísimo Thomas Edison, trabajar en sus dependencias, experimentando con nuevos proyectos, apoyándole económicamente en todo momento, permitiendo a la empresa de Thomas, fusionarse con la corporación Thomson Houston Electrical, naciendo con esta nueva alianza la hoy tan conocida General Electric.

Inversiones en el ferrocarril

Después de la Guerra civil, muchas pequeñas empresas de ferrocarril, atravesaban por malos momentos y comenzó una encarnizada guerra en el sector por parte de los grandes financieros de la época por adquirirlas. En el año 1900 J. P. Morgan, poseía 5.000 millas de ferrocarril, reestructuró el sector y restableció las nuevas regulaciones que ni el mismísimo gobierno había sido incapaz de redactar.

Uno de los gastos principales a los que se enfrentaba John, al mando de las compañías de ferrocarril era la partida de acero. Para solucionar dicho problema, compró distintas empresas de acero, hasta que en 1901 instauro la U.S. Steel Company, una de las operaciones más importantes de su vida, donde adquirió la compañía del señor Andrew Carnegie, otro de los hombres de negocios más importantes de la época, formando la primera empresa de los Estados Unidos valorada en más de un billón de dólares.

En las crisis financieras de la época

Después del pánico financiero de 1893, las reservas de oro se redujeron drásticamente, lo que tambaleó la estabilidad del tesoro de los Estados Unidos. Para afrontar dicha situación, Morgan se reunió con otros banqueros y acordaron comprar 200 millones de dólares de bonos del tesoro, pagándolos en oro. Esta operación preservó como es lógico el crédito de los Estados Unidos, pero John y sus colegas fueron denunciados públicamente en el congreso por la cantidad que se habían embolsado en concepto de comisiones.

En Marzo de 1907 se repite la situación y una vez más se origina un crash en el mercado de acciones, las casas de corretaje cierran y los tipos de interés se disparan, circunstancias que obligó al gobierno de aquel entonces a pedir ayuda a Morgan para paliar la crisis bursátil que se estaba viviendo. Como en otros momentos, John se reúne con Rockefeller, Harrigan, Frick, Schiff y Rodgers, decidiendo inyectar la liquidez suficiente al sistema financiero para evitar su colapso.

El publico en general siempre ha cuestionado las grandes cantidades de dinero que se embolsaba Morgan, gracias a todas estas ayudas al gobierno, pero el presidente Cleveland siempre enfatizaba el servicio y el bien público que representaban aquellas aportaciones, restando importancia a los ingresos extras que las ayudas le proporcionaban a J. P. Morgan.

En 1912 cuando controlaba dos tercios de las fuentes de financiación del país, y sus empresas estaban valoradas en más de 25 billones de dólares, fue sometido a un proceso de investigación, con la intención de demostrar que el banquero más flamante de todos los tiempos estaba monopolizando gran cantidad de sectores, además de llevar a cabo practicas económicas para beneficio mutuo. Pero al finalizar el proceso se demostró que no había habido intención de crear ningún monopolio y el imperio que había fundado, era fruto de la nueva economía que se estaba gestando.

El 31 de Marzo de 1913 John Pieport Morgan fallece a los 79 años de edad, dejando el mayor imperio financiero nunca jamás visto, ganándose el respeto de todos aquellos que en un primer momento lo tacharon de codicioso, representando el comienzo de la nueva economía moderna de los Estados Unidos, estableciendo empresas que hoy día son verdaderos gigantes en sus sectores como General Electric y AT&T.

Todos los que conocieron a Morgan lo calificaban como un hombre con mirada asesina y nariz desfigurada, además de estar algo obeso, lo que le otorgaba un gran efecto físico a todo aquel que lo conocía personalmente, pero a pesar de sus apariencias contrajo matrimonio en dos ocasiones.

A diferencia de otros hombres de negocios de la época como Andrew Carnegie, Morgan se crió en una familia de banqueros, siendo su abuelo Joseph Morgan, el primer emprendedor de la familia, fundando diversas empresas de líneas de barcos de vapor.

Morgan tenía otra visión sobre el capitalismo de la que tenían sus compañeros contemporáneos, quienes se esforzaban desde su posición de competencia, para conseguir cuota de mercado, algo que odiaba, haciendo lo posible para absorberlas y crear monopolios para controlar los precios, desarrollando verdaderos entramados empresariales a su gusto y antojo, algo que le llevo a presidir las siguientes compañías:

  • The Nacional Bank of Comerse.
  • The New York Central and Hudson River Railroad.
  • The Lake Shore and Michigan Southern Railroad.
  • The West Shore Railroad.
  • The New York, New Haven and Hartford Railroad.
  • The Pullman Palace Car Company.
  • The Mexican Telegraph Company.
  • The Western Union Telegraph Company.
  • The Manufacturing Investment Company.
  • The Federal Steel Company.
  • The General Electric Company.
  • The Madison Square Garden Company.
  • The Metropolitan Opera House Company.

Los defensores de Morgan siempre han argumentado que nunca ha abusado de su poder, pero la pregunta que muchos se hacen es si un hombre, en una época donde existían grandes lagunas legales en plena democracia que unos pocos millonarios vivían una vida repleta de lujos mientras el 80% de las familias americanas ganaba menos de 500 dólares al año, solo un hombre podía controlar mas de la mitad del capital americano, además de argumentar en numerosas ocasiones que su banco había contribuido al desarrollo de la nación y gracias a él se estaba viviendo la nueva era capitalista.

Una de las grandes pasiones durante su vida fue la colección de cuadros, libros, yates y casas. Cuando falleció la mayor parte de sus obras de arte fueron donadas al Museo Metropolitan de Nueva York.

También realizo importantes obras de caridad donando importantes sumas de dinero a hospitales iglesias y Universidades, ya que siempre ha estado muy comprometido con la causa humana.

Más información en Hispatrading


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
administrador@piramidedigital.com (Administrador.) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Juan Sebastián Bach https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6580&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6580&catid=113&Itemid=150&lang=en


Nació en un muy bonito y pequeño pueblo de Alemania, Eisenach, el 21 de marzo de 1685; es decir, hace ya casi 304 años (poco más 3 siglos). Fue el hijo más chico de Johan Ambrosius Bach y Elizabeth Bach, quienes educaron a su hijo como a cualquier niño de pueblo.

La familia descendía de músicos, por lo que seguramente ya Bach traía esto en la sangre. Incluso toda esta rama, era una prominente familia que por espacio de dos siglos habían dado a su región excelentes organistas y cantantes: Ministros de capilla, ejecutantes de órgano, monaguillos, niños cantores, participantes de coro, etc.

Así, se dice que en toda la historia del arte no ha habido una familia tan numerosa ni tan unida como la del los Bach, la que por cerca de 200 años convirtiera un tranquilo rincón del norte de Alemania en un verdadero semillero de músicos y compositores de grandes melodías.

Y así transcurrió la vida del pequeño Bach, quien a la muy temprana edad de 10 años quedara huérfano al morir sus padres. No sabemos mucho, en realidad, de los primeros años en la vida del pequeño Juan Sebastián; pero, lo que sí podemos asegurar es que su padre le había enseñado a tocar violín.

A la muerte de sus padres, Bach se fue a vivir a casa de su hermano, Johan Christoph (Juan Cristóbal), quien le enseñara a tocar el clavicordio. Y se cuenta que este hermano, Cristóbal, había hecho una colección de piezas para órgano, que con cierto egoísmo de hermano mayor guardaba celosamente bajo llave en un armario con puertas de celosía.

Y como buen "hermanito", el pequeño Juan, se levantaba todas las noches, a hurtadillas, a fin de poder abrir la ansiada puerta y poder copiar todas esas hojas llenas de pautas y anotaciones. Deseaba saber y conocer la música de su hermano y las de otros compositores que también ahí estaban atesoradas y escondidas.

Pero, "héte aquí", que Juanito no podía abrir la puerta; y, si la forzaba, su hermano se daría cuenta. Entonces ideó otra forma. Se dio cuenta que a través de las celosías podía meter sus dedos y así sustraer las partituras. A veces tenía problemas, pues éstas se hallaban un poco fuera de su alcance. Entonces se ayudaba de unas pequeñas pinzas que le permitían maniobrar mejor las hojas y al final de cuentas las agarraba, siempre lo lograba.  Y así estuvo Juan Sebastián Bach, por espacio de seis meses, copiando todas las noches, a la luz de la luna, aquellas obras que su hermano le había prohibido mirar. Todo esto trajo funestas consecuencias para Bach, pues el forzar la vista, le traería problemas de ceguera. Ceguera que le vendría mucho tiempo después, ya en su vida adulta.

Este deseo de estudio, el de saber las obras de los demás, el copiar partituras que a él le gustaban, el poderlas interpretar y hacer sus propias composiciones, caracterizaron toda su carrera. A la edad de 15, su bien timbrada voz de soprano le aseguró una beca en la Iglesia de San Miguel, en Lüneberg.

Ya en ese tiempo, Bach había asistido al Liceo de Ohrdruff, y todos los días festivos iba a pie hasta Hamburgo para escuchar al gran organista holandés Reinken. Bach no perdía oportunidad de acudir a cualquier concierto que se presentase. De este modo fue conociendo a grandes intérpretes y compositores de música, entre quienes se encontraban gentes de otros países como Francia, Bélgica, Polonia, Italia y Hungría.

Se dice que Bach estaba loco por la música. A veces (se sabe, se dice y se tiene la certeza y el conocimiento), que caminaba hasta 80 kilómetros para ir a ver y escuchar tocar los conciertos de órgano que un afamado músico, Buxtehude, daba en la ciudad de Lübeck. Algo que no creo que se pueda ver en nuestros días.

La mayor parte de la vida de Bach estuvo dedicada a la música. Fue maestro de capilla en diversas iglesias, director de conciertos de varios príncipes alemanes, director de musical de varias escuelas y compositor nato. Su atrevimiento como organista le valió algunas y muy variadas y serias reprimendas por parte de sus superiores.

A Bach le gustaba "jugar" con el órgano. Se deleitaba jugar con las teclas, sonidos y acordes que salían y se mezclaban en el aire que le hacía respirar y sentir la música. Una vez, le llegó una nota que decía: "Hemos tenido quejas de que usted acompaña los himnos haciendo variaciones sorprendentes y adornos que no vienen al caso, lo cual destruye la melodía y confunde a los fieles".

A los encargados de las iglesias no les gustaba que Bach hiciera tantos cambios o tantos "adornos"; pero él, Bach, se sentía fascinado al poder sentir la música en sus manos. Tal vez Bach no era de convencionalismos, le gustaba ir más allá de la música misma. De ahí que se sepa que el propio Bach hiciera muchos de sus propios instrumentos, los arreglase, los afinase, les hiciese modificaciones y hasta inventase nuevos instrumentos.

Bach tuvo dos esposas, o, si le gusta de otra forma: se casó dos veces. Su primera esposa se llamaba María Bárbara. Era prima suya y se casó con ella el 17 de octubre de 1707. Una bella mujer y cantante con una excelente y clara voz de soprano. Entre ellos procrearon 7 hijos, cuatro de los cuales murieron después. Ella falleció en 1720.

Su segunda esposa fue otra cantante, Ana Magdalena. Su nombre completo era Anna Magdalene Wülken, con quien contrajera nupcias en 1721. Ella le dio 13 hijos, nueve de ellos varones, solamente dos de los cuales le sobrevivieron. Entre ambas mujeres, tuvo 20 hijos, siete de los cuales vivían aún después de su muerte. Cuatro de ellos llegaron a ser músicos notables; los demás, se dedicaron a otras actividades.

Así, con tantas vocaciones musicales bajo un mismo techo, la casa de Bach se convertía en un verdadero salón de eventos familiares, de música y conciertos. Una familia que hizo nombre y que dejó mucho a la posteridad. Una familia en que todos sabían de música, en que todos sabían de Bach.

Bach no solo sabía tocar instrumentos, sino que de hecho sabía afinarlos, construirlos y hasta inventarlos! Así, entre sus máximas aportaciones está la de haber contribuido a la evolución del teclado, incluyendo por primera vez, en la digitación, el uso de los dedos pulgares.

Se dice que con frecuencia llamaban a Bach para probar un órgano nuevo. Y, cuando esto sucedía, le rodeaba un selecto y respetuoso auditorio que le miraba con suma atención. El, todo vestido de negro, peluca, mirada seria, adusta, quijada recia, nariz prominente... El público, por otra parte, a la espera de la "aprobación" del maestro.

Luego, Bach subía al escenario (en este caso, al coro), se sentaba, abría las manos, las miraba, veía el teclado, y ¡manos a la obra...! Si le gustaba el instrumento, regalaba a sus oyentes con alguna de sus obras; si no, pues nada... Así era Bach, o al menos, eso es lo que se dice en los libros.

Bach tenía sus cualidades. Era un excelente compositor. De hecho, cuando probaba un órgano, y sabía que éste era bueno, no solo deleitaba a los oyentes con ricas melodías, sino que se daba el lujo de componer algunas "fugas". Las "fugas" son esas intrincadas formas de expresión musical que él llevó hasta su máxima expresión.

La fuga gira sobre un tema único repetido en distintos tonos, en donde las voces se van como entretejiendo para resonar luego todas juntas. Una habilidad que solo Bach pudo lograr. Una destreza donde se combinan contrastes musicales y se tejen todos ellos en un "todo" armonioso. Algo que quizá no haya sido igualado por nadie.

Bach ya era un hombre de renombre. Su música llegaba a todas partes. Todo el mundo deseaba oírlo. Figuras prominentes lo hicieron no solo compositor exclusivo de su corte, sino que le confirieron títulos honorarios. En 1736 fue nombrado conde honorario del Duque de Wissenfals, y compositor de la corte del Rey de Polonia y Elector de Sajonia.

Bach siguió viviendo en Leipzig (ahora en Alemania del Este), lugar donde viviese por espacio de casi 26 años y donde escribiese la mayor parte de su música sacra. En mayo 7 de 1747, Federico el Grande pide escucharlo. Bach gustoso accede, arriba a Potsdam (también en Alemania del Este), y ahí "improvisa" en varios pianos "Silbermann".

Sigue en Potsdam. Compone muy diversas y variadas fugas. Sin embargo, su vista empeora. Casi no ve. En 1749, dos operaciones de la vista, debilitada por copiar tanto sus propios trabajos como los de otros autores, le deja casi completamente al borde de la ceguera. Debilitado así, Bach continúa. Regresa a Leipzig. De pronto, recupera la vista. Esto en junio 10 de 1750. Sin embargo, días después, el 28 de julio de ese mismo año, Bach muere de apoplejía. Antes, ya había dejado muchas obras que había el mismo dictado.

Innumerables son las obras de Bach. Muchas de ellas (o la mayoría de éstas) enfocadas a temas religiosos. Entre sus principales obras se encuentran la Misa en Si Menor, la Pasión Según San Mateo, las diversas "fugas" y "gavotas" que compuso, y el muy conocido "Concierto de Brandenburgo". Obras que tienen sus aciertos, obras que tienen sus cualidades. Composiciones, muchas de ellas elocuentes que nos dejan sentir y escuchar a través de sus notas el temperamento artístico de Bach.

Tomado del periódico “El Porvenir” de Monterrey, México, el 27 de febrero de 1989.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Julio Santo Domingo https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6628&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6628&catid=113&Itemid=150&lang=en


Julio Mario Santo Domingo Pumarejo fue un industrial colombiano que se convirtió en el segundo hombre más rico de su país y el 108 del mundo, según la revista Forbes, con un estimado de 8.500 millones de dólares.

Nació el 16 de octubre de 1923 en la Ciudad de Panamá mientras sus padres estaban de vacaciones en el istmo. Forma parte de la tradicional familia Santo Domingo, oriunda de Mompox y radicada en Barranquilla. Sus padres fueron Beatriz Pumarejo y Mario Santo Domingo, pionero en la aviación comercial en Colombia y fundador de Cervecería Águila.

Creció en Barranquilla y fue parte del mítico grupo de intelectuales de “La Cueva”, junto a Álvaro Cepeda, Germán Vargas, Eduardo Vilá, Gabriel García Márquez y Alfonso Fuenmayor. En esa época, realizó algunas inmersiones en la literatura, pero su vida fueron los negocios, el arte, el buen vestir y las relaciones con el jet set internacional.

Forjó su carrera empresarial en compañías como Avianca, SABMiller, Bavaria, El Espectador, Caracol Radio y Televisión, Cromos, Dataifx, Celumovil, Cine Colombia, Mambo LLC y Almagran, entre otras. Poco a poco, fue construyendo un imperio basado en una visión futurista de la industria nacional: aprovechó el momento en el que las grandes figuras de los negocios querían salir del país y compró varias firmas a bajos precios. Así, logró ser propietario de 100 compañías en Colombia en los sectores automotriz, aeronáutico, telecomunicaciones y cervecero, entre otros.

En 2005 realizó una transacción financiera en la cual Cervecería Bavaria S.A. se fusionó con la compañía surafricana SAB Miller, proceso mediante el cual adquirió el 15,1% del holding, convirtiéndose así en el segundo accionista de la segunda cervecera más grande del mundo.

También se caracterizó por su filantropía, la que lo llevó a hacer generosas donaciones para educación de jóvenes de bajos recursos y la construcción de centros de cultura y entretenimiento.

Se casó dos veces, la primera vez con la aristócrata brasileña Edyala Braga, con quien tuvo a Julio Mario (fallecido), y la segunda con la samaria Beatrice Dávila, con quien tuvo a Alejandro (quien continúo la administración de sus negocios), Andrés (quien se inclinó por las artes y la música) y a Tatiana (que es la actual novia de Andrea Casiraghi, hijo de la princesa Carolina de Mónaco).

Ya retirado y radicado en Nueva York, Santo Domingo falleció en la noche del viernes 7 de octubre de 2011 a los 87 años.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Karl Hans Albrecht https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=10642&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=10642&catid=113&Itemid=150&lang=en


Karl Hans Albrecht nació en Essen, Alemania en el año de 1920, El empresario multimillonario alemán, fundó la cadena de supermercados de descuento Aldi en 1948 junto a su hermano, ocupa actualmente el puesto número 10 según la revista Forbes. A partir de 2010, Aldi con más de 4.000 tiendas en Alemania, además de otras 8.000 tiendas en Australia, Francia, Gran Bretaña, Grecia, Polonia, Portugal, España, Suiza y los Estados Unidos entre otros países. Es el mayor competidor de la cadena de supermercados de descuento alemana, Lidl.

Karl Hans Albrecht nació en Essen, Alemania en el año de 1920, El empresario multimillonario alemán, fundó la cadena de supermercados de descuento Aldi en 1948 junto a su hermano, ocupa actualmente el puesto número 10 según la revista Forbes. A partir de 2010, Aldi con más de 4.000 tiendas en Alemania, además de otras 8.000 tiendas en Australia, Francia, Gran Bretaña, Grecia, Polonia, Portugal, España, Suiza y los Estados Unidos entre otros países. Es el mayor competidor de la cadena de supermercados de descuento alemana, Lidl.

Karl es el hombre más rico de Alemania. y también sirvió en el ejército alemán durante la Segunda Guerra Mundial.

Los hermanos Albrecht se criaron en circunstancias modestas, su padre era panadero y ayudante de oficiales administrativos. Su madre era dependiente en una pequeña tienda de abarrotes en Schonnebeck. Mientras que Karl trabajaba en una tienda de delicatessen, Theo aprendía el negocio en la tienda donde trabaja su madre. La primera tienda Aldi fue inaugurado en 1961 llamado Albrecht-Discount.

Poco se sabe acerca de Karl Albrecht, porque él mismo se retrajo de la vida pública. La revista Forbes dijo que está casado, tiene uno o dos hijos y vive en algún lugar en Suiza. Él es un gran fan del golf y juega en su propio campo de golf construido en 1976 y también planta las orquídeas.

Renunció a su cargo de presidente de la junta directiva a principios del año 2002 cediendo totalmente el control de la empresa. El negocio de hoy en día ya no es dirigido por la familia Albrecht.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
La Familia Dupont https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6586&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6586&catid=113&Itemid=150&lang=en


Familia de la más alta sociedad americana. Originarios de Francia, venidos a América, el nombre de ellos está asociado a grandes fábricas y empresas de reconocido prestigio. Generadores de una riqueza inmensa que muchos envidiarían, hombres de visión extraordinaria, forjadores de un gran emporio, ellos fueron los Du Pont.

La riqueza no siempre nace de la noche a la mañana. Es necesario trabajar, educarse, tener visión y empeño. Algunos nacen ya entre familias pudientes, y no son ellos quienes propiamente forjan el capital ni mucho menos merecen el reconocimiento por lo que han hecho o han logrado.

El caso de algunas familias puede resultar interesante ya que muchas de ellas han sido importantes en el desarrollo de nuestra historia. Algunas, dentro del ámbito puramente histórico; otras, desde el punto de vista social, económico, político o cultural. Familias como los Borgia, los Karamazov, los Curie, los Ford, los Kennedy o los Du Pont. Todas de una manera u otra han formado y han hecho historia.

Habrá que reconocer que muchos de los que llegan a formar grandes capitales han hechos éstos, casi de la nada. Ha sido su visión, entrega, dinamismo, coraje y empuje lo que los ha llevado a llegar al sitio en el que están. Otros, para fortuna de ellos y desgracia de otros, su dinero lo amasan o han amasado por medio de negocios turbios, muertes entre hermanos, monopolios absurdos donde quieren todo a cambio de nada. Familias caciques que aplastan al hombre y matan a sus hermanos.

El caso de la familia Du Pont es diferente. Desde hace tiempo, bastante tiempo, su nombre se ha escuchado en muchos lados. La creación de su riqueza viene de mucho tiempo atrás. Pudiéramos citar, para ser precisos, el año de 1730, como punto de origen o punto de partida de esta familia que industrializó y revolucionó en gran medida la economía estadounidense.

Cuando uno tenga la oportunidad de visitar los Estados Unidos e ir por la costa atlántica, justo en el estado de Delaware, se podrá tener la impresión de estar llegando a un estado, por decirlo así, casi feudal. Todo ahí "huele" a Du Pont. Carreteras, edificios, fábricas, comercios, casi todo relacionado a esta prominente y multimillonaria familia.

En realidad, los multi-negocios de esta importante familia están dedicados a la fabricación de todo tipo de artículos, desde cubiertos, cuchillos y tenedores, hasta pasar por fábricas de papel, servilletas, confetti, manteles, pañuelos, rollos de película, cámaras fotográficas, químicos, solventes, pinturas, fábricas de automóviles, fábricas de explosivos, tiendas de ropa y hasta fábricas de explosivos.

Uno de los principales giros comerciales e industriales se centra en un inmenso laboratorio: los Laboratorios Du Pont, lugar en el que se llevan importantes investigaciones científicas que han contribuido a mejorar sus propios artículos y a mejorar otros.

Aquí, en este mismo sitio y sus alrededores se podrá ver vastos complejos familiares dedicados a albergar a millares y millares de empleados y obreros, lo mismo que un exclusivo parque de diversiones y club deportivo que sirve de centro de recreo y distracción para sus propios empleados.

¿Y quiénes son los miembros de esta familia, cuyo nombre se encuentra indiscutiblemente asociado a tantos productos que día a día utilizamos sin darnos tal vez cuenta? Productos que van desde los aerosoles, los plásticos, el vidrio, acero y cemento; productos como las pinturas vinílicas, los tintes, los enjuagues, los aceites o aditamentos.

La familia es numerosa. Hoy en día viven y trabajan centenares de miembros de ellos; sus profesiones son muy diversas, desde inventores, químicos y físicos, hasta escritores, poetas, músicos y deportistas. Sin embargo, su "nombre" pareciese como un arquetipo que nos lleva de inmediato a pensar en los Du Pont millonarios, esos que han amasado una gran fortuna y que han impuesto un sello patriarcal.

Los primeros Du Pont

Uno de los primeros Du Pont, Pedro Samuel Du Pont nació en París en 1739; era hijo de un relojero de buena posición y de una aristocrática familia empobrecida. Este muchacho, educado por su ambiciosa madre, tuvo que ceder también ante la voluntad del padre, que hizo de él un excelente relojero.

El tiempo pasó, las manecillas se avanzaron, y Samuel Du Pont, cuyas ambiciones no eran ciertamente pequeñas (volvía parecerse a su madre), se elevó rápidamente en la sociedad y llegó a ser inspector general de comercio durante el mandato de Luis XVI, adquiriendo una considerable fortuna y hasta un título nobiliario. Los amigos de Du Pont formaban una larga lista de personajes encumbrados, muchos de ellos personajes ilustres en diversos campos de la política, el comercio y las artes. Hombres como Benjamín Franklin, Tomás Jefferson, Mirabeau, Jacques Turgot y hasta Voltaire.

Era natural que, cuando su segundo hijo, Irineo, dio muestras de tener un especial talento en el campo de la ciencia, su padre le hiciera estudiar bajo la dirección de un amigo suyo que, además, era, quizá, el sabio más notable de su época, el físico-químico Antonio Lavoisier, aquél que desarrollara numerosos estudios y principios químicos que llevaran al descubrimiento de nuevas teorías y principios sobre la combustión, y dirigiera, así mismo, una de las fábricas de pólvora más importantes de toda Francia.

Irineo Du Pont

Como su padre, Irineo aprendía con gran facilidad. Así, no tardó en ponerse al corriente del proceso de la fabricación de la pólvora y hasta, incluso, mejorarlo. Su nombre empezaba a conocerse, lo mismo que el de su familia. La riqueza aumentaba y el destino y nombre de la familia se elevaba más alto aún que su título nobiliario.

Respecto a esto último, lo cierto es que el título resultaba de dudoso valor durante los años de la Revolución francesa. El viejo Du Pont había actuado como diputado en os Estados Generales, o Parlamento, identificándose con los moderados, partidarios de una monarquía constitucional. Enemigo de los jacobinos, a Du Pont poco le falto para que se le enviase a la guillotina.

Pedro Samuel Du Pont

La vida de Pedro Samuel Du Pont se encuentra llena de colorido, de hechos, anécdotas y cambios repentinos. Se sabe que su abuelo hubiera querido hacer de él un perfecto relojero, pero esto no sucedió así. El destino le llevaría por otros caminos más grandes aún.

Más tarde, cuando Pedro Samuel se halló sin dinero durante la Revolución francesa, convirtió al hijo menor en su más firme apoyo, confiriéndole la dirección de una pequeña imprenta. Con el dinero que ganaba el hijo pudo sostenerse la familia. Irineo entonces tenía veinte años, acababa de casarse con Sophie Madeleine Dalmas, hija de un comerciante. Su carrera de químico había quedado truncada al desaparecer Lavoisier, expulsado por los jacobinos.

Era una época de cambios rápidos, la revolución crecía en intensidad, y, el padre, Samuel, demasiado identificado con la realeza, se ve obligado a esconderse para salvar su vida. Irineo asume el control total de la imprenta, la cual fue muchas veces atacada por la muchedumbre hostil del hambriento e inquieto París de los años del terror. El resto de la familia -la esposa de su hermano Víctor que era considerada como sospechosa por inclinarse a la monarquía- huyó a provincia a fin de esconderse de la persecución que se le hacía.

La tensión y el Paris del Terror

La tensión había subido a su punto más álgido con la ejecución del gran Lavoisier, odiado por los jacobinos debido a su posición privilegiada en tiempos de la monarquía. Robespierre, importante pensador y político de aquellos tiempos había declarado que la República (se refería a Francia) no necesitaba de hombres de ciencia.

Irineo, inquieto y amargado por el matiz que tomaban los hechos, pensó una vez más en abandonar su patria, refugiarse en un país más joven, más tranquilo y más acogedor para los hombres. Desgraciadamente no pudo llevarlo a cabo de manera mediata, sino un poco más adelante cuando ya la época del Terror había cedido un poco.

Hacia Estados Unidos

Fue por sugerencia de su padre que Irineo se dirigió en cierta ocasión a Robert Fulton, inventor norteamericano que en aquellos años se hallaba en Francia y hacía pruebas en el Sena con un extraño aparato o artefacto, un tipo de barco hundible llamado “submarino”.

El tema de la charla fue estrictamente científico. Hablaron de un proyecto que tenían los Du Pont para crear en el continente americano de una colonia de franceses emigrados, un lugar seguro donde pudieran asentar las bases para un comercio futuro.

Alentado por los informes que le diera Fulton, a través de su hijo Irineo, y por el hecho de que su otro hijo, Víctor, había siso nombrado cónsul general de Francia en los Estados Unidos, el viejo Samuel tomó la decisión de gran importancia: toda la familia Du Pont debía trasladarse a los Estados Unidos.

Los planes

El viejo Du Pont forma una sociedad por acciones: Du Pont de Nemours, Father, Son and Company. Comienza así a trazar grandiosos y utópicos planes, teniendo como capital base la suma de cuatro millones de francos que esperaba reunir, así como tomando en cuenta el talento y capacidad de toda su familia. El viaje estaba preparado, pero cuando ya estaba todo listo, empiezan a surgir nuevas dificultades. Las relaciones entre Francia y los Estados Unidos habían empeorado. El capital reunido resultaba muy insuficiente como para trasladarse; sin embargo, ya estaba decidido, debían de trasladarse.

En Estados Unidos

Era muy tarde para retroceder. Debían de continuar. La familia se embarca a fines de 1799 y llegan a Rhode Island en enero de 1800. Luego de tres meses de tormentas y averías, Pedro Samuel Du Pont, el eterno y alegre optimista visionario francés, se encontró con que el horizonte era menos color de rosa que lo que había previsto. El precio de los terrenos había subido mucho. El país era hostil a los franceses. En algunos estados los extranjeros no podían tener acceso a los bienes inmuebles. El dinero no era suficiente y se agotaba fácil y rápidamente.

Las amistades

Jefferson, viejo amigo de Pedro Samuel, y a la sazón vicepresidente de Estados Unidos (John Adams era Presidente), encargó al viejo Du Pont que preparara un proyecto sobre la educación en los Estados Unidos. Du Pont preparó el proyecto, pero por causas desconocidas (al menos para mí) no se pusieron en práctica. Irineo, por otra parte, se sentía inquieto, nervioso y abatido. Tenía crecientes responsabilidades familiares y los fondos empezaban a escasear. Un día salió a cazar y observó que la pólvora norteamericana era de muy mala calidad. ¿Por qué no instalar una fábrica de pólvora? El viejo Du Pont aprobó el proyecto.

La empresa

Se inicio así el gran proyecto. Se daba el paso a la construcción del gran emporio de la familia Du Pont. La fábrica de pólvora se haría. Esto podría tener sus repercusiones políticas, pero esto también le interesaba a Du Pont. Inglaterra estaría en desacuerdo, lo cual beneficiaría a Francia y debilitaría al primero. Jefferson dio su aprobación. La fábrica quedaría ubicada muy cercana a la ciudad de Washington, la nueva capital federal de los Estados Unidos.

Irineo trazó sus planes, sus proyectos. Todo estaba listo. Faltaba un “pequeño detalle”: el dinero. Piensa rápidamente y acierta. El y Víctor salen a Francia a reunir el capital. Tal y como el viejo Du Pont había previsto, el Gobierno francés apoya la empresa y ayuda a Estados Unidos, dando un golpe muy severo a su enemiga Inglaterra. Irineo reúne 36,000 dólares y se forma una compañía con 18 acciones, once de las cuales se reservaba la compañía inicial de la familia Du Pont y cuatro quedaban en manos de capitalistas norteamericanos.

Víctor por su parte entró en contacto con esferas oficiales y regresó con información y rumores acerca de los proyectos de Napoleón. Los emigrados podían ya regresar. Así, el viejo Pedro Samuel Du Pont emprende el viaje de regreso a su querida Francia. Du Pont lleva un mensaje personal de Jefferson para Napoleón. Algunos dicen que fue el viejo Pedro Samuel quien jugara un papel importante, si bien secreto, en las negociaciones que culminaron con la venta del territorio de la Luisiana por Napoleón a los Estados Unidos.

Los negocios

La compañía tuvo excelentes resultados en un principio. Pero al llegar la guerra en 1812, todo cambiaría. Estados Unidos e Inglaterra se confrontaban. La fábrica de pólvora había redoblado su actividad. Se trabajaba de día y de noche. Los pedidos del gobierno pasaron de cincuenta mil libras de pólvora en 1811 a quinientas mil en 1813.

En 1814 la Compañía debía más dinero del que tenía invertido en capital y equipo. Era o se sentía él, según escribía Irineo a sus amigos en Francia, como la de un prisionero en libertad provisional que debe presentarse cada mes a la policía.

El resurgimiento

Termina la guerra y la calma vuelve, como vuelve también el viejo Pedro Samuel, allá por el año de 1814. Ahora los Du Pont se meten de lleno al negocio de las minas. Su campo se dirige ahora a la fabricación de fibras, telas y pintura. Todo va viento en popa.

Las fábricas crecen a un nivel acelerado. Una de ellas, una de las más grandes queda sumergida en llamas. Aquella fábrica que iba a proporcionar a la familia Du Pont una colosal fortuna había también de quitar la vida a algunos de sus miembros. Años más tarde, habrían de morir en una explosión varios nietos del viejo Pedro Samuel.

En la actualidad, las empresa o “holdings” de estos grupos de empresas de la familia Du Pont se extienden por diversas partes del mundo. Empresas dedicadas a los negocios de alimentos, bebidas, pinturas, películas, madera, cemento, acero, fierro, vidrio, pinturas, electrodomésticos, hotelería, autos y aviones.

La visión de un solo hombre y el resto de su familia habrían de llevarlos por nuevos caminos esparciendo riquezas y ampliando nuevos satisfactores en beneficio de la sociedad. Su nombre y su prestigio son reconocidos por todos. Ellos fueron los Du Pont.

Tomado del periódico “El Porvenir” de Monterrey, México, el 6 de noviembre de 1989.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
administrador@piramidedigital.com (Administrador.) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Lakshmi Niwas Mittal https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6046&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6046&catid=113&Itemid=150&lang=en


Lakshmi Niwas Mittal es un millonario industrial hindú, y no solo eso: es el quinto hombre más rico del mundo según la ya mítica revista Forbes del año 2010, con una riqueza de aproximadamente 28.700 millones de dólares.

¿Cómo alcanzó el magnate tal fortuna descomunal? Por ser el presidente de la Mittal Steel Company, la mayor productora de acero a nivel mundial. Actualmente, Mittal Steel Company tiene sucursales en 14 países, entre ellos Rumanía, Polonia, Sudáfrica, Indonesia, Bosnia-Herzegovina, Kazajistán, México, España y Estados Unidos. En 2004 fue elegido el Empresario Europeo del Año por la revista estadounidense Fortune.

Nacido en 1950 en Sadulpur una aldea muy pobre, su conexión con la metalurgia viene desde su más tierna infancia. De pequeño, su padre, Mohan Mittal, emigró con toda su familia a Calcuta. Es allí donde abrió un pequeño taller metalúrgico, luego heredado por su hijo. Esta herencia tendría un desenlace que su padre jamás hubiera imaginado: comenzó una expansión constante y gigantesca hasta lo que hoy en día es un coloso de los metales, la llamada Mittal Steel.

¿Cómo sucedió? Adquiriendo otras pequeñas empresas y sumándolas a la propia, (entonces llamada Ispat: acero en sánscrito). La misma comenzó su expansión en 1976 cuando Lakshmi se enteró de las dificultades de una acería en Indonesia. El magnate adquirió la acería y la reconvirtió en la próspera Ispat Indo. Más tarde, compró una segunda acería, en quiebra por aquel entonces, en Trinidad y Tobago. El primer paso lo da en Asia central y adquiere una siderúrgica privatizada por la ex república soviética de Kazajistán, donde se convierte en el primer suministrador de acero del país.

Como todo empresario que aprovecha las oportunidades, también hizo uso acertado de los vaivenes políticos del mundo que le tocaba vivir: con las privatizaciones de los grandes emporios industriales de los países de la antigua Unión Soviética y el Bloque Socialista, Lakshmi Mittal siguió adquiriendo empresas siderúrgicas: en Polonia, República Checa, Rumanía, Bosnia y República de Macedonia, consiguiendo producir a muy bajo precio, gracias a los bajos costes laborales y a la creciente demanda de la emergente industria del automóvil.

En la actualidad, Lakshmi Mittal posee el 43,3% de Mittal Steel-Arcelor que maneja el 10% del comercio mundial del acero Su residencia personal es la 2ª más cara del mundo. Se encuentra en Kensington, Inglaterra, y costó casi 130 millones de euros. Lakshmi compró la casa en el año 2003 al empresario de Fórmula 1, Bernie Ecclestone y está elaborada con el mismo mármol que el Taj Mahal de la India, por este motivo mucha gente la conoce como el “Taj Mittal”.

Pero no todos son negocios exitosos y millones en la vida de Lakshmi. En 2002, el magnate estuvo implicado en un escándalo político, conocido en la prensa como Mittalgate junto con el Primer Ministro británico Tony Blair, ya que muchos consideraron que la donación económica (3,4 millones de dólares) que hizo al Partido Laborista llevó a Blair a intervenir, en forma de carta al Primer Ministro rumano, en la compra de una acerera rumana favoreciendo a Mittal. El escándalo se agravó cuando se descubrió que Mittal Steel no era tan británica como Blair defendía, ya que se encuentra registrada en un paraíso fiscal de las Antillas holandesas y sólo 100 de sus 146.000 trabajadores están en Gran Bretaña.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Larry Ellison https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=10643&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=10643&catid=113&Itemid=150&lang=en


El fundador y actual hombre fuerte de Oracle, Larry Ellison, inició la historia de la que hoy es la número dos en software a nivel mundial a los 33 años y con sólo 2.000 dólares en su bolsillo. Aunque actualmente, luego de 30 años de estar timoneando la compañía, es uno de los hombres más ricos del mundo, con una fortuna personal de 39.000 millones de dólares.

A diferencia de otros multimillonarios tecnológicos (como su gran enemigo desde siempre Bill Gates) las excentricidades de Ellison no tienen fin y no las disimula, ni tampoco busca equiparar el peso de tener tanto dinero con acciones altruistas.

En cuanto a los negocios en sí, se lo considera un gran estratega y un gran visionario, porque decir sólo que supo estar en el momento justo en el lugar indicado, sería dejar de lado esa capacidad de intuir en donde estaba el negocio que lo conduciría al éxito. Y ese negocio estuvo en el software de base de datos.

Lawrence Joseph Ellison, hijo de madre soltera, nació en Chicago en 1944 y vivió con sus tíos de clase media hasta que ingresó en la Universidad de Illinois, aunque los estudios no fueron su fuerte y dejó todo al poco tiempo.

Uno de sus primeros trabajos en el Sillicon Valley fue en Ampex, compañía que lo nombró para que se hiciera cargo de la construcción de una base de datos para la CIA. Y si bien ese proyecto no resultó como se esperaba, fue una de las catapultas hacia la conformación, en 1977, de Oracle.

Fue así que, junto a Bob Millar desarrollaron la gran gestora de bases de datos que tuvo como a uno de sus primeros grandes clientes a IBM, quien adoptó su sistema hacia 1981. Bancos, supermercados, aerolíneas, todos los sectores comenzaron a ser sus clientes y, para rematarla, en 1995 trasladó su negocio a Internet para convertirse en el software de gerenciamiento de base de datos que es utilizado actualmente por la gran mayoría de los sitios web.

En sólo diez años, la compañía ya superaba los mil millones de facturación. Y siguió creciendo para poder encaminarse e incluso superar -según los deseos de Ellison- a Microsoft.

A partir del 2000, se iniciaron las grandes adquisiciones: Peoplesoft por 10.300 millones de dólares, Siebel por más de 5.800 millones de dólares, Hotsip, empresa sueca productora de software y a la estadounidense Sleepyca fueron sólo algunas. Así se consolido no sólo como la número uno en base de datos sino también en lo referido a sistemas de gestión.

Sus palabras lo dicen todo: “¿Loco? Sí, es cierto. Verá, cuando la gente dice que estás loco, hay dos posibilidades. Una es que realmente tengas una gran idea, fuera del convencionalismo. Si todo el mundo piensa que los PC´s son el futuro y no lo son, pero, si tú te has dado cuenta primero, tienes una enorme ventaja sobre los demás porque no van a seguirte”.

Loco o visionario, lo cierto es que Oracle es la empresa número dos en el mundo tecnológico, siempre con la ambición de ser la número uno, aunque aún no lo logró ya que sigue adelante su archirival de toda la vida, Microsoft.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
administrador@piramidedigital.com (Administrador.) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Larry Page https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=10644&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=10644&catid=113&Itemid=150&lang=en


Larry Page nació en East Lansing, Michigan, Estados Unidos, el 26 de marzo de 1973. Es hijo de Gloria Page y de Carl Victor Page, profesor de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial de la Universidad de Michigan.

La pasión de Page por los ordenadores empezó a los seis años y siguiendo los pasos de su padre se matriculó en la East Lansing High School. Se graduó con honores en la Universidad Estatal de Michigan, donde obtuvo una licenciatura en Ciencias de la Computación. Obtuvo su doctorado en Ciencias Informáticas en la Universidad de Stanford. El Instituto de Empresa lo premió con un Máster Honorífico en Administración de Empresas y fue el primero en recibir el premio Alumni society recent engineering graduate de la Universidad de Míchigan.

Durante su doctorado en Stanford conoció a Sergey Brin. Juntos desarrollaron y pusieron en marcha el buscador Google, que empezó a funcionar en 1998. Google está basado en la tecnología patentada PageRank. Se dice que le pusieron este nombre al buscador por su semajanza con la palabra gugol, que en inglés quiere decir 10 elevado a 100 (10^100) .

Page fue presidente de Google junto con Brin hasta 2001, año en que decidieron contratar a Eric Schmidt. Page dirige Google junto a Sergey Brin y Schmidt.

A fecha 4 de abril de 2011 Eric Schmidt cesó su actividad como CEO de Google para dar paso a Larry Page.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
administrador@piramidedigital.com (Administrador.) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Lawrence Ellison https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6042&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6042&catid=113&Itemid=150&lang=en


Lawrence J Ellison, conocido como Larry Ellison, tiene 56 años y es el fundador y figura principal de la empresa informática “Oracle”. Es uno de los multimillonarios más conocidos y ocupa el puesto número 4 entre las mayores fortunas personales del mundo según la revista Forbes, con 28.000 millones de dólares estadounidenses en el 2009.

Su buena fortuna se debe su talento y a su capacidad estrátegica, pero en gran parte también a la más pura casualidad, ya se sabe, estar en el momento adecuado y en el sitio oportuno: cuando estaba trabajando para Ampex, ya en Silicon Valley, se le asignó el proyecto de diseñar una enorme base de datos para la CIA. El nombre del proyecto, que acabó siendo un desastre, era Oracle.

En cambio, las exitosas andanzas de la empresa que nació en 1977 de este proyecto fallido ya son historia. Fundada junto a Bob Miner, el cerebro detrás del desarrollo de la base de datos (curiosa la equivalencia con Paul Allen, cerebro de Microsoft), actualmente casi todos los principales sitios web del mundo funcionan con el software de bases de datos de Oracle Corporation (ORCL).

Ellison es considerado como excéntrico por sus gustos extravagantes: Su yate de lujo “Rising Sun” es el tercero más grande del mundo, un jet Gulfstream Aerospace G-5 valorado en unos 38 millones de dólares. Sayonara, uno de los veleros más veloces del mundo, que le consiguió el título de campeón del mundo, un MiG-29 ruso que le costó alrededor de 20 millones de dólares (tuvo que insistir durante años hasta que le permitieron comprarlo) y una finca en construcción en Woodside con una réplica de un palacio japonés del siglo XVI en la que lleva invertidos más de 40 millones de dólares son algunos de sus últimos gustos financiados por su basta riqueza.

Un dato curioso es que Larry no terminó sus estudios universitarios.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Lorenzo Zambrano https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6629&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6629&catid=113&Itemid=150&lang=en


El mexicano Lorenzo Hormisdas Zambrano Treviño es mundialmente reconocido por ser el director general y presidente del Consejo de CEMEX, una de las mayores compañías cementeras del mundo.

Nació en la ciudad de Monterrey el 27 de marzo de 1944 en el seno de la familia formada por Lorenzo Zambrano Hellión y Alejandrina Treviño Madero. Se graduó como Ingeniero Mecánico Administrador en el Tecnológico de Monterrey en 1966, y obtuvo una Maestría en Administración de Empresas en la Universidad de Stanford en 1968.

Al concluir sus estudios, y tal como lo había hecho su padre, ingresó a la empresa CEMEX donde, durante 17 años, desempeñó diversos cargos operativos y ejecutivos, incluyendo la gerencia de la Planta de Torreón y la dirección de Operaciones. En 1985 fue nombrado director general, y desde abril de 1995 es presidente del Consejo de Administración. La que comanda es una de las principales compañías globales de la industria de materiales para la construcción, que cotiza tanto en la Bolsa Mexicana de Valores como en el Mercado de Valores de Nueva York.

A su vez, es miembro del Consejo de Administración de IBM, y también ha servido en el Consejo Consultivo Internacional de Citigroup International, el Consejo Asesor de Empresas Allianz y los consejos de Alfa, Grupo Financiero Banamex, FEMSA, Empresas ICA, Televisa y Vitro. Del mismo modo, entre 1997 y 2012, ocupó el cargo de presidente del Consejo Tecnológico de Monterrey.

Dentro de su vida personal, decidió permanecer soltero y enfocar toda su energía en su labor profesional. Más allá de ser criticado, Zambrano ha sabido imponer sus elecciones y volcarse de lleno a su verdadera pasión, CEMEX.

Su trayectoria empresarial y compromiso con la responsabilidad social fue ampliamente reconocida: recibió el “Premio Woodrow Wilson de Ciudadanía Corporativa”, el “Gold Medal Distinguished Service Award” de la Americas Society, el “Excellence in Leadership Award” de la Escuela de Negocios de Stanford y el prestigiado “Ernest C. Arbuckle Award” de la Asociación de exalumnos de esa universidad.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Ludwig van Beethoven https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6582&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6582&catid=113&Itemid=150&lang=en


Grandes han sido los músicos que han pasado por el mundo, pero tal vez ninguno de ellos ha dejado una huella tan honda en los corazones de todos aquellos que aman la música como lo fue Beethoven. Lo cierto es que todo esto pudiera deberse, en gran medida, a la vida y circunstancias de este hombre. Un magnífico compositor que entregó toda su vida a su pasión más excelsa: la música.

La vida de Beethoven corre entre mil mareas y más de cien encrucijadas. Eran tiempos de la Revolución francesa. Los principios de ésta se habían difundido rápidamente por toda Europa. En Viena, un joven músico, Beethoven, se sentía atraído por las ideas republicanas: libertad, igualdad, independencia, fraternidad, unión...  A Beethoven le interesaba todo esto. Sueña con una libertad ilimitada, con una república grande, heroica. Admira muchas cosas y a personajes importantes de esa época. De ahí su sinfonía "La Heroica", la cual escribe y compone, en 1804, en honor al Primer Cónsul. Su música vibra con el espíritu de la época, se imbuye, se impregna...

Pero, más tarde, cuando se da cuenta que la vida da vueltas y que no todo es color de rosa, ve que su héroe se desmorona. El cónsul se hace coronar emperador, y Beethoven sufre una gran decepción. Rompe indignado su dedicatoria “a Bonaparte”, y en su lugar escribe de su puño y letra: “... a la memoria de un gran hombre”.  Más tarde diría que Napoleón no era el genio de la Revolución, tal y como él se había imaginado. Según él, Napoleón era "un hombre como los demás". Frío, ambicioso, y lleno y ansioso de poder. Así pensaba Beethoven y así eran sus muy particulares pensamientos. Un hombre que más tarde daría al pueblo alemán el sentimiento de su propia grandeza.

Ludwig van Beethoven nació el 16 de diciembre de 1770 en una pequeña buhardilla de la ciudad alemana de Bonn. Una preciosa ciudad cosmopolita, situada a orillas del Rin. Ahí daría sus primeros pasos este gran genio de la música quien, al mismo tiempo, marcara toda una etapa en la evolución de la misma. Un compositor que señala el inicio de toda una era paralela a la historia política social de Europa.

La infancia de Ludwig se desarrolla entre tristezas, desvelos y penurias. Su niñez no conoce la dulzura de la vida familiar. Sus primeros años carecen de toda educación moral e intelectual. Su padre era un borracho, tenor mediocre y alcohólico empedernido. Su madre, una sencilla criada de salud precaria y carácter débil. Pero ni Juan, su padre; ni María Magdalena Leim, su madre, pudieron dar algo bueno al pobre Ludwig.

La única persona que pudiera valer la pena mencionar, como destacada, dentro de la familia Beethoven, era su abuelo Luis. Un hombre nacido en Amberes, en la región de Flandes (Bélgica), y establecido en Bonn, desde hacía 40 años. Y fue tal vez de ahí, de esos orígenes, donde surgieran esos rasgos característicos de este gran músico. Rasgos como su fogosidad, su vehemencia y su feroz independencia. Rasgos, por cierto, nada alemanes, sino más bien propios de todo un flamenco.

Fueron realmente difíciles los primeros años del chiquillo de Bonn. A la edad de cuatro años, empieza a manifestarse en el niño su afición por la música. Su padre intenta explotar las aptitudes del chiquillo y exhibirlo como un niño prodigio. Cree en el talento de su hijo (o al menos trata de aprovecharlo), y le hace pasar largas horas sentado frente al clave, o bien, le hace encerrar en una habitación, para que toque el violín.

Ludwig empieza a aprender, comienza a sentir. Su juventud transcurre ensombrecida por las preocupaciones y penurias materiales. A los once años se gana ya el sustento tocando en la orquesta de un teatro. A los trece, es ya un buen organista; a los diecisiete, tiene a su cargo el sostenimiento de su familia y la educación de sus hermanos.  Más tarde, se ve obligado a solicitar el retiro de su padre (incapaz de seguir trabajando, a causa de su afición por el alcohol), y a cobrar la pensión que le era otorgada a fin de que éste (su padre) no malgastara el dinero que le era concedido.

Y es en medio de tantas desventuras -que dejan en su alma una profunda huella- en que Beethoven tiene la suerte de conocer el amor. Conoce a la familia Breuning, conoce a Leonor de Breuning (“Lorchen”): su gran amiga, su primer amor. Lorchen se convierte para él en la mujer ideal que reúne todas las bellezas del cuerpo y del espíritu. Para Beethoven no había mujer más allá que su hermosa Leonor. Esa mujer que le daría una gran tranquilidad y remanso de espíritu y de paz.

Más tarde, al paso del tiempo, el amor por Leonor se troca en una firme amistad. Años después, ella se casa con el doctor Wegler, uno de los mejores amigos de Beethoven. Y, lo que muchos creían iba a terminar en enemistad, sucedió todo lo contrario. Continúa el afecto y la amistad entre los tres. Se hablan, se tratan, se conocen... Luego, Wegler escribiría a Beethoven: “¡Bendito sea Dios que me permite hablar de ti con mi mujer y con mis hijos...!”

En noviembre de 1792, a los veintidós años de edad, Beethoven decide fijar su residencia en Viena, la capital musical no solo de los alemanes, sino del mundo entero. Ya antes (cinco años antes), había pasado una corta temporada en este lugar. En dicha ocasión conoció a Mozart, quien, según parece, no hizo mucho caso de Beethoven, nuestro gran compositor. (Tal vez, diría yo, por incompatibilidad de caracteres: ambos creídos y algo locos).

Estalla la Revolución. Francia hierve en ella. Beethoven siente simpatía por los franceses. Arde en deseos por conseguir para su patria lo mejor. Se anidan en él grandes sentimientos de democracia y anhelos por ayudar a tener una república, sentimientos que irían desarrollándose en el curso de su vida y existencia.

Empieza a componer música. Da notas y acordes a dos poesías bélicas de Friedberg: “Canto de Partida” y "Somos un gran pueblo alemán". Beethoven tiene 25 años, aunque aparenta menor edad. Va entonces formándose la imagen típica del gran maestro: cara ancha, basta y rojiza; frente poderosa y abultada; cabellos muy negros, siempre enmarañados y ojos de prodigiosa intensidad.

Beethoven sabe lo que vale. Es un muchacho joven, erguido, de complexión atlética... Hasta cierto punto algo vanidoso. Él cree que vale eso y mucho más, y lo hace saber a los demás. En Viena le consideran orgulloso, vanidoso y rudo. No conquista muchas simpatías y lo ven hasta ¡salvaje!

Beethoven era un gran pianista que había sorprendido a Viena, la capital austriaca. Sus atrevidas improvisaciones, su música y su talento cautivaban a muchos. Las mujeres se derriten por él, y muchas hasta se hubieran casado con este gran genio, si no fuese porque era poco más que un oso gruñón.

Les gustaba, sí, el exótico encanto de su melena, la magia de sus dedos al pasarlos por el teclado; pero sus modales, no eran muy refinados, que digamos. Sus modales, en la mesa, nadie los podía tolerar; la policía alguna vez lo tomó como vagabundo, le gustaba hacer bromas pesadas, siempre y que no estuvieran dirigidas a él; era arrogante y susceptible, ofendía a sus protectores, y discutía con los amigos que trataban de ayudarlo.

Y empiezan los problemas para gran Beethoven. A poco tiempo de residir en Viena, aparece el primer toque de alarma: la sordera inicia sus estragos. Los oídos le zumban día y noche. Su órgano auditivo se debilita de manera progresiva e irremediable. A nadie confiesa su secreto, ni siquiera a sus más íntimos amigos.

Por largo tiempo no quiso admitir que se estaba quedando sordo; pero, con el correr de los días, viose obligado a tener que agachar la cabeza para escuchar lo que tocaba. Se acercaba al teclado. Luego, siempre vivía diciendo “Was?”, que significa “¿Qué...?”, en español. No oía nada, no entendía nada. Trata de disimularlo y hasta cierto punto lo logra. La situación para él es terrible. No quiere quedar sumido en el silencio. Empieza a componer con más furia. Pide a Dios ayuda diciendo: “¡Oh, Providencia, permite que brille sobre mí la alegría, aunque sea por un solo día... Hace tanto que soy ajeno a ella!”.

El espíritu de Beethoven se plasmó en sus grandes obras. Más de una de ellas, por no decir que todas, reflejan su estado de ánimo, de alegría o de dolor de este gran artista. Se dice, incluso, que la mayor parte de sus obras las realizó estando ya sordo. Pero él no se dejaba vencer. Seguía luchando y seguía componiendo. De ahí su “Sonata Patética”, la tercera sonata para piano. También estaría su juvenil Primer Sinfonía. Más tarde vendrían otras obras más, a las que en transcurso del presente artículo haré mención y referencia.

A la tortura física que le inflige su sordera, se añaden otros sufrimientos. Beethoven es nuevamente víctima del amor, la pasión y el desengaño. Pasaron por él muchos amores, corrieron por él muchos sueños no alcanzados. Sintió el amor, aunque no lo que pudiéramos llamar el placer.

De temperamento vehemente, llevaba Ludwig toda su pasión al paroxismo. Se enamoraba, soñaba, se deleitaba; soñaba con aventuras, las cuales siempre terminaban en sufrimiento y desengaños. A la edad de treinta y un años conoce a una bella mujer, la condesa Julieta Guicciardi. Una mujer coqueta, egoísta y pueril. Beethoven la amaba, pero ella no.

La muchacha juega con el corazón del músico, le hace sufrir cruelmente, se burla. Beethoven la ama con pasión, pero ella no le corresponde. Años más tarde, justo dos años después, la “simpática” muchacha se casa con el conde de Gallenberg. Beethoven sufre una severa crisis de depresión. Su alma se ve atormentada no sólo por el desengaño, sino por su enfermedad: una sordera que le acompaña a todas partes y que lo hace infeliz y desgraciado.

Sus esperanzas de curación desaparecen. No hay salvación para él. Solamente su espíritu elevado le hace sobrevivir y seguir viviendo. A los treinta y dos años se establece en él una lucha entre el genio que triunfa y un cuerpo que desfallece. Escribe otras obras: Sonata con Marcha Fúnebre, Sonata quasi una Fantasía, Segunda Sonata, y Sonata en Do menor, dedicada al emperador Alejandro.

Vienen otras épocas, otras obras. Beethoven se aferra a su orgullo, se aferra a la vida. Deshecha las ideas tristes que invaden su alma y escribe su Segunda Sinfonía, todo un matiz de tonos y contrastes musicales en que canta y compone al triunfo y heroísmo que vence al infortunio. Luego, al compás de las victorias napoleónicas, Beethoven escribe con gran acierto e inspiración la Tercera Sinfonía, la “Heróica”.

Enamorado empedernido, Beethoven vuelve a caer en el amor. Algunos (algunas) le comprenden; otros (otras), no. Sin embargo, y a pesar de todo esto Beethoven encuentra consuelo en la amistad de la condesa María von Erdödy, mujer encantadora, quien reúne para Ludwig toda una celestísima concurrencia. Ella le quiere bien. Beethoven la llama su “confesora”, a quien cuenta todas sus penalidades. Un día le escribe y le dice: “Mis problemas aumentan... ¡Cuántas veces he pensado en vos, mi honorable amiga! Pero la desolación me oprime siempre, siempre...”.

Y hete aquí que nuevamente, y de pronto, aparece la felicidad en el rostro y alma de Beethoven. Un amor encarnado en la grácil y fina figura de Teresa de Brunswick. Y, aunque mucho mayor que ella, Beethoven se enamora de su Teresa con esa gran vehemencia que le es característica. Ama a su Teresa, vive por ella, se pierde por ella... Ludwig ya la conocía. Había tratado a su familia diez años atrás. Había sido profesor de Teresa, siendo ella entonces una niña. También había trabado amistad con el conde Francisco, hermano de la joven.

Los Brunswick le invitan a pasar una temporada en su residencia de Martonvásár, en Hungría. Hungría era (como en gran medida lo es ahora) un país lleno de magia al que solamente iban los verdaderos potentados de la clase noble. Ludwig se dirige al encuentro de su princesa. Y es allí, durante la primavera, en que nace una gran amistad entre estas dos almas rebosantes de sensibilidad. Amistad transformada en amor tierno y apasionado.

Vive Beethoven una etapa de fecunda inspiración. Escribe de un solo tirón o golpe y porrazo la Cuarta Sinfonía. Cambian sus modales, ya no es tan hosco y agresivo como antes. Se le ve efusivo, alegre y cordial. Beethoven es otro, un Beethoven seguro de sí mismo. Un estupendo maestro que pronto daría otros frutos musicales como la Quinta Sinfonía, donde desarrolla el tema de la tragedia clásica, la lucha del hombre contra el destino.

Le siguen otras obras: la Sexta Sinfonía, la Pastoral y la Apassionata, donde da a conocer una viva expresión de pasión y de ternura. Más tarde, todo ese mundo de ilusiones creado en su interior se desmorona de nuevo. El noviazgo se deshace; mas sin embargo, ninguno de los dos se olvida del otro.

El motivo de la separación nadie la conoce. Pareciese como si todo quedase en el misterio. “Se dice” (pero, recalco, “se dice”), el motivo que se interpone entre ellos es la desigualdad social, la diferencia de fortunas, algo que humilla a Beethoven y agudiza su misantropía. Teresa sigue amando a su maestro, él también a su Teresa. Teresa lo ama hasta la muerte, Beethoven hasta después de la muerte.

Abandonado nuevamente por el amor, sumido nuevamente en la desesperación, Beethoven encuentra un nuevo amor: Bettina Brentano, una muchacha soñadora, sentimental, inteligente, dotada de un gran amor por la música y que aparece milagrosamente y de pronto en la vida de este gran compositor. Surge en ellos una firme amistad, pero ésta termina con la boda de la joven.

Bettina conocía a Goethe (autor de Fausto), Beethoven, aprovechando esta coyuntura (que hoy llamamos “palanca”), trata de entrevistase con el escritor. Ambos tenían ganas de conocerse y por ello y para ello preparan una entrevista. Esta tendría lugar en Teplitz, en Bohemia, en 1812.

La entrevista se realiza, pero ambos sufren una severa desilusión. No logran entenderse. Beethoven es demasiado violento e independiente; el poeta, demasiado cortesano. Beethoven tenía su genio y su orgullo; Goethe, su servilismo. Beethoven no hacía caso de las costumbres, a Goethe le interesaban.

Más tarde, el autor del Fausto escribiría: “Beethoven es, por desgracia, de una personalidad completamente salvaje...”. Luego, después de un incidente ocurrido ante la familia imperial, donde Beethoven no mostró, según Goethe, la más mínima cortesía, el escritor pretendió ignorar la existencia del músico y guardó un silencio absoluto sobre su obra y su persona.

De la época de su estancia en Teplitz son las sinfonías Séptima y Octava. En la primera de ellas se expresa de una manera efusiva y espontánea, dejando ver claramente un hombre ebrio de energía y de pasión que muestra su genialidad y una huella imborrable de su herencia flamenca. La segunda (me refiero a la Octava), muestra otro sesgo, otro carácter.

Y sigue así la vida del gran músico, quien conoce, en esta ocasión a una cantante de nombre Amalia Sebald, quien ayuda para inspirarle otras obras. Beethoven se siente fulminado por su amor. Ella, a su vez, se siente atraída por la bondad del hombre y su fuerza creadora. Amalia no solamente es joven, sino que posee una belleza de sentimientos que hacen más impacto en el corazón del gran Ludwig.

El cariño que unió a esta pareja fue breve, pero pródigo en afectos. Y en este, como en otros casos, no hubo un algo que justificase su separación. Simplemente se dio, sin saber por qué. Algo que siempre quedaría como el eterno enigma que envolvió la vida amorosa de este gran maestro. Amalia abandonaría Teplitz y, tres años después, contraería matrimonio con un consejero de la corte.

El músico rebasa ya los cuarenta y dos años. Su corazón siente aún atracción por las mujeres. Ellas se cruzan por el camino, él se detiene y sufre nuevos desengaños. En el Congreso de Viena se le considera una gloria europea. Toma parte activa en los festejos, donde príncipes y monarcas le rinden pleitesía. Pasan fugaces los momentos de gloria y tras ellos vienen los días difíciles donde siente se hunde su carrera.

El ya no es “la moda”; ahora Rossini es el importante, y Beethoven pasa a ocupar un segundo término. Sus protectores mueren, otros cambian de ciudad y unos más le abandonan. Sus amigos le consideran pedante, le retiran el saludo y la mayoría no le quiere volver a ver. Sus enfermedades se ensañan con su cuerpo. Está completamente sordo y sólo se comunica por escrito con los demás.

Los médicos le diagnostican tisis. Beethoven se siente realmente enfermo. En febrero de 1815 da su postrer concierto. Luego, a finales del mismo año, muere su hermano Carlos quien le nombra tutor de su hijo de nueve años. Beethoven adora al niño. Lo trata y lo cuida como si fuera su hijo. Ignora por completo la serie de sufrimientos e ingratitudes con las que su adorado sobrino le recompensaría su generosidad.

A los cuarenta y cinco años Beethoven es un hombre espiritual, maduro y solitario. La naturaleza es su única confidente. Los rasgos dominantes se acentúan en su rostro. El maestro se encuentra preocupado por la falta de dinero, contrae deudas con los editores; y de sus obras, no obtiene ningún rendimiento. Se consume entre problemas domésticos y económicos. Vive pésimamente instalado. Trata de cobrar pensiones, cosa que pocas veces logra y si lo hace, éstas no le resuelven problema alguno.

En treinta y cinco años en que reside en Viena se muda de casa unas treinta veces. El pleito por conservar la tutela de su sobrino le consume tiempo, esfuerzo, energías y le provoca enojos. El muchacho ya es grande. Beethoven se resigna a que deje la Universidad. Carlos se convierte en comerciante, a la vez que en un vicioso, holgazán y jugador empedernido. Nunca cambiaría de rumbo. En el verano de 1826, llega al extremo de pegarse un tiro en la cabeza. No muere, pero esto hace provocar que el corazón de su tío, Ludwig van Beethoven, quede destrozado.

Sumergido y abismado en la profunda tristeza de su existencia, Beethoven saca fuerzas de flaqueza y se dispone a cumplir una ilusión acariciada durante toda su vida: cantarle a la Alegría. Compone la “Novena Sinfonía” y su famoso “Himno a la Alegría”. La historia de un hombre infortunado, siempre atormentado por la nostalgia y el dolor, que aspira a cantarle a la alegría.

Viena, por otra parte, está entregada por completo a las melodías italianas. El maestro, humillado, prefiere abandonar el país y trasladarse a Londres. Un grupo de nobles amigos le dicen que “¡No!”, y le piden que se quede. Estrena en Viena la “Novena Sinfonía”, la cual resulta todo un éxito. La gente de pie, aplausos frenéticos, vivas inusitadas, un éxito rotundo y triunfal. Beethoven se emociona, llora hasta las lágrimas y se desvanece de la emoción.

No obstante lo anterior, los problemas continúan para el músico, su triunfo resulta pasajero, los resultados nulos. Pero no se da por vencido y sigue luchando. Proyecta numerosas obras: la Décima Sinfonía, la Obertura sobre el nombre de Bach, la Odisea, la música de Fausto y muchas más. Su espíritu sigue haciendo temperamental: irónico, despectivo y alegre.

La muerte se acerca. Beethoven no le teme a ella, ha vencido su propio dolor y no cree ya en la muerte. Pero ésta le acecha y hace acto de presencia. Cae víctima de pleuresía. Es finales de 1826. Desea vivir, pero ya no puede. Quiere seguir ayudando y asegurar el futuro de su sobrino, quien lo sigue despreciando.

Beethoven continúa luchando, tiene algunos meses de reposo; pero, el día 20 de diciembre sufre su primera operación. Luego, entre enero y febrero del año siguiente es operado cuatro veces más. La pobreza le embarga. La Sociedad Filarmónica le remite cien libras, como un adelanto de un concierto organizado en su beneficio.

El 23 de marzo deja como heredero universal a su ingrato y tan “querido sobrino”, a quien siempre quiso ver como a un hijo. Deja unas cartas a sus íntimos amigos. La muerte le llama y Beethoven deja de existir a la edad de 57 años. Esto sucedía un 26 de marzo de 1827, a las cinco y cuarto de la tarde.

Caía una terrible nevada. Estaba en Viena. Su penosa agonía había durado dos días. Algunos le recordarían, aunque ningún amigo, ni siquiera Carlos, “su querido hijo”, hubiera estado a su lado. Es una mano extraña la que le cierra los ojos. Horas después, el escultor Danhauser vaciaría luego la famosa mascarilla de este gran genio de la música que fue: Ludwig van Beethoven.

Fuente: Federico Ortíz-Moreno


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Luis Carlos Sarmiento https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6632&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6632&catid=113&Itemid=150&lang=en


El magnate Luis Carlos Sarmiento Angulo es un empresario, constructor y banquero colombiano, que se posicionó como el más rico de su país y el número 44 en el mundo, con una fortuna estimada en 17 mil millones de dólares. Es públicamente reconocido por ser el presidente del holding Grupo Aval Acciones y Valores y el dueño de la Organización Sarmiento Angulo.

Nació en Bogotá el 27 de enero de 1933. Es el penúltimo de los 9 hijos de Eduardo Sarmiento Pulido y Georgina Angulo. Se graduó como bachiller del Colegio Mayor San Bartolomé, en donde fue un destacado estudiante. A los catorce años, comenzó a interesarse por la contabilidad y un amigo de su padre lo contrató para que le llevara las cuentas del negocio, siendo solo un adolescente.

Un año después, ingresó a la Facultad de Ingeniería Civil de la Universidad Nacional en el primer puesto entre cuatrocientos aspirantes. Mientras se formaba, trabajó como ayudante de ingeniería en la empresa Cuellar Serrano Gómez, fue calculista de geodesia en el Instituto Geográfico Agustín Codazzi, y se desempeñó como ingeniero de campo en la firma Santiago Berrío y Cía.

En diciembre de 1950 conoció a Fanny Gutiérrez, la mujer que lo ha acompañado desde entonces. Se casaron en enero de 1955 y tuvieron cinco hijos: María Claudia, Luz Ángela, Adriana, Luis Carlos y Sonia.

Valiéndose de su amplia experiencia empresarial, con tan solo 23 años, Sarmiento abrió su propia firma de ingeniería y construcción, desarrollando contratos en zonas peligrosas que nadie más quería hacer. Así, en 1959, creó la Organización Luis Carlos Sarmiento Angulo que, para 1975, se había convertido en la mayor constructora de viviendas de Bogotá.

También incursionó en el sector financiero con la fundación de Seguros Alfa. Casi al mismo tiempo, compró el Banco de Occidente, un banco regional al borde de la quiebra. Su liderazgo lo transformó en una de las empresas actuales más exitosas del país. En este camino, en 1972 fundó la Corporación de Ahorro y Vivienda Las Villas y así inició una importante carrera en el mundo financiero que incluye, como hito, la compra del Banco de Bogotá.

Desde 1998, decidió agrupar bajo una sola entidad llamada Grupo Aval la mayoría de los activos financieros de su Organización. Esto le permitió que, en diciembre de 2010, cerrara el negocio más grande que una empresa colombiana ha realizado en el exterior: la compra del principal grupo financiero en Centroamérica: Bac – Credomatic.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Luis Noboa Naranjo https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6617&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6617&catid=113&Itemid=150&lang=en


Dueño de la empresa bananera más importante de Latinoamérica, Luis Adolfo Noboa Naranjo fue uno de los hombres más influyentes de Ecuador. Nació en Ambato el 1 de febrero de 1916 y fue el hijo de Adolfo Noboa y de Zoila Matilde Naranjo, un matrimonio de bajos recursos. Quien supo ser el mayor empresario ecuatoriano del siglo XX, tuvo además el mérito de haber crecido en la pobreza y haberse levantado a través del trabajo y el sacrificio, hasta situarse en los círculos económicos y financieros mundiales. “Heredé de mi padre la pobreza pero jamás la amargura”, decía

Comenzó a trabajar desde muy chico como vendedor de periódicos. Fue creciendo gracias a su esfuerzo y al apoyo del entonces empresario más importante del Ecuador, don Juan X. Marcos. Entró a trabajar a su grupo empresario como conserje del Banco Sociedad General de Crédito, y llegó a transformarse primero en uno de los ejecutivos de Marcos, luego en su socio, y por último, en reemplazarlo en su posición. Si bien trabajaron juntos tan solo durante cinco años, ambos estuvieron vinculados posteriormente en la exportación de arroz, negocio con el que Noboa ganaría su primer millón.

La depresión de los años treinta y la Gran Guerra hacen que Ecuador exporte productos de indispensable consumo para los países beligerantes y, en ese contexto, el arroz se convirtió en el producto de exportación que más creció. Así, para los cuarenta, Noboa se ha convertido en el mayor exportador de la región.

Esos años fueron también el inicio del auge bananero, motivado por la demanda de Estados Unidos y Europa Occidental. Entonces, Noboa era agente de la Standard Fruit Company, donde trabajó hasta 1956, y en donde aprendió el negocio. Diez años más tarde, había fundado la Exportadora Bananera Noboa S. A. y disputaba el liderazgo del mercado: ya era uno de los hombres más ricos del Ecuador.

La década del setenta fue fundamental para su imperio. Se divorció de su primera esposa, Isabel Pontón, por lo que perdió la mitad de su fortuna. Pero, años después, contrajo nuevamente matrimonio con Mercedes Santistevan Arosemena, perteneciente a los más altos círculos sociales guayaquileños y poseedora de una de las fortunas más importantes de la ciudad. A partir de entonces, el holding de Noboa se disparó hasta los mil 200 millones de dólares que la revista Forbes calculó, al momento de la muerte de su fundador, en 1994.

Actualmente es su hijo Álvaro quien continúa con su legado empresarial y ha fundado en su honor el Museo Luis A. Noboa Naranjo, donde se exhibe su colección privada de pinturas.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
administrador@piramidedigital.com (Administrador.) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Malcolm Baldrige https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=13037&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=13037&catid=113&Itemid=150&lang=en

 


Nació en Omaha, Nebraska y es graduado de la Universidad de Yale con grado de bachiller en 1944. Baldrige trabajó durante su juventud como capataz en un rancho y ganó varios premios en el circuito profesional de rodeo. Fue el Hombre del año del Rodeo profesional en 1980 e ingresó al Salón de la Fama de los Vaqueros en la ciudad de Oklahoma en 1984. Malcom Baldrige murió el 25 de Julio de 1987 en un accidente de rodeo en California. Su servicio como Secretario de Comercio fue uno de los más largos en la historia. Él es posiblemente el Secretario de Comercio más colorido y uno de los más apreciados. Le sobreviven su esposa Margaret y sus dos hijos.

El Modelo Baldrige fue creado por el Presidente Reagan el 20 de agosto de 1987; el premio recibió el nombre de Malcom Baldrige en memoria del que fuese Secretario de Comercio de EEUU hasta 1987, fallecido en accidente y principal impulsor de la creación del Instituto Nacional de Normas y Tecnología (INNT). Principalmente se ocupaba del reconocimiento de los logros en la mejora de calidad, organización de directrices para la organización, autoevaluación y compartir sus experiencias. El premio fue creado en virtud de su excelencia directiva y su contribución a la mejora a largo plazo en la eficacia y la eficiencia del gobierno.

En 1987, el congreso de los Estados Unidos promulgó la ley pública 100 – 107 estableciendo el Premio Nacional de Calidad Malcom Baldrige, otorgado anualmente a aquellas organizaciones que obtengan las mayores calificaciones en las siguientes categorías : Liderazgo, Información y análisis, Planificación estratégica, Gestión de los RR. HH, Garantía de calidad de productos y servicios, Resultados de calidad y Satisfacción del cliente.

Malcolm Baldrige fue nominado para ser Secretario de Comercio por el Presidente Ronald Reagan el 11 de Diciembre de 1980 y ratificado por el Senado de los Estados Unidos el 22 de Enero de 1981.

Durante su administración como Secretario de Comercio, Baldrige jugó un papel importante en el desarrollo e implementación de políticas de comercio. Tomó la iniciativa para resolver las dificultades en la transferencia de tecnología con China y la India. Baldrige tuvo las primeras conversaciones a nivel de Gabinete con la Unión Soviética en siete años que prepararon el terreno para incrementar el acceso de Firmas Norteamericanas al mercado Soviético.

Baldrige fue nombrado por el Presidente para presidir una Comisión en el Gabinete que buscara las prácticas injustas en el comercio y recomendaba las formas de terminar con esas prácticas. Fue líder en las reformas de las leyes Antimonopolios.

Los ganadores del Premio Baldrige a la Excelencia en la Administración contribuyeron a largo plazo a la mejora de la economía, eficiencia, y efectividad en el gobierno. Dentro del Departamento de Comercio, Baldrige redujo el presupuesto en más del 30% y el personal administrativo en 25%.

Antes de entrar al Gabinete, Baldrige fue Presidente y Oficial Ejecutivo en jefe en Scovill, Inc., Waterbury, Connecticut. Habiendo ingresado a Scovill en 1963, él es acreditado como el líder de su transformación de ser una compañía trituradora de metales con problemas financieros hasta convertirla en un fabricante altamente diversificado de productos para el hogar y la industria.

Baldrige inició su carrera en la industria de manufacturas en 1947 en una compañía Fundidora de acero en Connecticut y alcanzó la presidencia de esa compañía en 1960. Durante la II Guerra Mundial, Baldrige sirvió en combate en el Pacífico como capitán en la División 27 de Infantería. 


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
administrador@piramidedigital.com (Administrador.) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Mark Zuckerberg https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6053&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6053&catid=113&Itemid=150&lang=en


El joven Mark Zuckerberg, nacido en 1984, podría estar dando sus primeros pasos como graduado Harvard en la carrera de programación informática en alguna ciudad estadounidense. Sin embargo, con sus cortos 26 años de edad, acaricia una fortuna de más de 6.900 millones de dólares. Ha sido recientemente declarado Persona del Año por la revista norteamericana Time Magazine.

Zuckergerg estudió en el Colegio Ardsley, y luego en la Academia Philips Exeter. En el año 2002, con 19 años, lanzó con su amigo Adam D’Angelo, el actual jefe técnico de Facebook, un curioso programa: Synapse Media Player. El éxito fue notable debido a la habilidad del software de predecir canciones, basada en la preferencia, y selecciones previas, del usuario. Diferentes compañías de software, como Microsoft o Apple, quisieron obtener los derechos, pero finalmente no se firmó ningún contrato al respecto. La gran oportunidad de Mark estaba por venir.

El año siguiente ingresa en Harvard, y formó parte de la fraternidad Alpha Epsilon Pi. Este dato parecería menor, a no ser por un pequeño (gran) detalle: el gran producto que lo llenaría de millones de dólares surgiría como un deseo de mantener el contacto virtual entre los miembros de esa fraternidad. Esa pequeña gran idea hoy en día es utilizada por más de 500 millones de miembros alrededor del mundo: la red social Facebook.

No todo fue crear redes, hacer amigos y volverse millonario: en el inicio de la red, el Departamento de Servicios Informáticos de Harvard llevó a Zuckerberg ante la administración con cargos como infringimiento de la seguridad informática y violación de las políticas de privacidad y de propiedad intelectual.[] Zuckerberg declaró que pensaba que la información debía ser libre y abierta al público. Las acciones tomadas por el Consejo Administrativo de Harvard en este asunto no se hicieron públicas. En 2004 Zuckerberg creó Facebook y se ausentó un año de la Universidad. Un año después abandonó la carrera.

Muchas empresas prestigiosas, como Yahoo! y Viacom, entre otras, intentaron comprar el exitoso Facebook. El por aquel entonces miembro de Yahoo! Terry Semel, ofreció 1000 millones de dólares por Facebook, pero la oferta fue rechazada por su creador. El 24 de octubre de 2007, Facebook y Microsoft anunciaron que este último había comprado el 1.6% de las acciones de la red social. Algunos han mencionado que dicho contrato valorizó Facebook por un valor aproximado de 15.000 millones, sin embargo, una extensión de las relaciones entre ambos hasta 2011 incrementaría el precio. Y la cuenta bancaria de Zuckerberg, claro está.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
administrador@piramidedigital.com (Administrador.) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Matt Stevenson https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6054&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6054&catid=113&Itemid=150&lang=en


Un niño de 10 años triste por la muerte de un pececito puede ser un hecho intrascendente, de esos que pasan inadvertidos. Pero en el caso del joven Matt, fue mucho más que eso. Fue el disparador que terminó en un negocio inimaginable.

Todo comenzó cuando la hermana de Matt decidió lavar las piedras de la pecera de Johny, su mascota, y el pobre pez no logró sobrevivir. El trauma de Matt se transformó en obsesión: “Yo quería mucho a ese pez y entonces me decidí por estudiar Diseño de Productos en la Universidad”, cuenta Stevenson.

Justamente en el trabajo final para graduarse en la carrera, Matt presentó el fruto de esa temprana obsesión: un filtro de acuario para corales. A partir de ahí, se construyó un prototipo en su propia casa y en 1999 se lo ofreció a varios posibles interesados, que había evaluado al dedicarse dos meses enteros a estudiar un poco el mercado y a preparar ríos distribuidores mayoristas, cosa que necesitaba para poner en marcha el servicio.

“Realmente no sabía si había mercado para mi invento, si alguien iba a estar interesado en comprarlo”. Todo ese esfuerzo comenzó a dar frutos, cuando un distribuidor le encargó mil unidades del nuevo producto, que hubiese facilitado que su mascota Johny no muriera. Rápidamente, llegó la sociedad con su padre, donde su hermana (la que en definitiva había sido partícipe involuntaria del inicio de todo) hacía las veces de secretaria.

Al día de hoy, Reef One fabrica ya varias versiones distintas de BiOrb (nombre comercial del sistema) y otros tantos productos orientados a los acuarios, facturando unos 7 millones de dólares al año y empleando a 15 personas a tiempo completo. Y todo gracias a la mirada de un niño sobre un pececito.

Fuente: www.es.shvoong.com


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Maximiliano https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6588&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6588&catid=113&Itemid=150&lang=en


Príncipe de Habsburgo, archiduque del Imperio Austro-Húngaro, viajero de innumerables países.

Persona preparada, de clara inteligencia y finos gustos. Aquel que fuese llamado por Napoleón III para que ciñera la corona imperial de México: Fernando Maximiliano de Habsburgo.

Por la ruta del tiempo

Cuenta la historia que «había una vez» dos hermanos que se llevaban a las mil maravillas. El mayor de ellos, Francisco José, no dejaba escapar oportunidad alguna para ayudarle y obsequiarle algunos regalos. En cierta ocasión, el pequeño enfermó, y Juan Francisco iba todos los días a visitar a su hermano. Le leía algunas historias, trataba de halagarlo haciéndole algunos dibujos, pintando con él, platicando... Se llevaban muy bien.

Corre el tiempo. Francisco creció adquiriendo hábitos metódicos. Era la personificación del deber; rechazaba el lujo exagerado; sólo le gustaba la caza y la música. Su hermano menor, en cambio, amaba la naturaleza, el mar, los animales, la buena mesa, la poesía y la música; era diferente a su hermano: gastaba sin moderación alguna, aunque siempre estaba dispuesto a abrir su corazón a la gente.

Francisco José, el mayor, era más reseco, más serio; el menor, todo lo contrario, era amable y bondadoso. Luego, cuando llega la adolescencia, sucede en ellos un cambio. El menor, de sólo 16 años, sigue siendo estudiante; el mayor, en cambio, es nombrado y convertido en Majestad Imperial de Austria. Tenía apenas 18 años de edad.

El amor que se profesaban desde niños comienza a declinar. El más pequeño pasa a un segundo plano ante los ojos de Francisco José. No obstante, el destino le tenía preparado, al menor, algo grande. Regir los destinos de México, ceñir la corona imperial y convertirse en Maximiliano I, segundo Emperador de México.

El Príncipe Fernando Maximiliano, archiduque del Imperio Austro-Húngaro, nació el 6 de julio de 1832 en el Palacio Schoenbrün, cercano a Viena. Fue el segundo hijo de del archiduque Francisco Carlos y de la archiduquesa Sofía, ambos de la casa de Habsburgo, gobernantes de Austria.

Estudio con preceptores imperiales, el principal de ellos fue el conde de Bombelles. Destinado a la Marina, viajó por el Mediterráneo. Pasó un buen tiempo (4 años, de 1850 a 1854), viajando y conociendo Grecia, Italia, España, Portugal, la Isla de Madera, Tánger y Argelia, donde escaló y ascendió al Monte Atlas.

Fue nombrado después almirante y comandante en jefe de la flota austro-húngara, en cuyo carácter visitó Palestina (1855), Francia, Bélgica y Holanda (1856) e Inglaterra (1857). En una de las visitas que realizara a Bélgica, en el palacio real de Bruselas, conoció a la princesa Carlota Amalia, hija del primer matrimonio del rey Leopoldo I y Luisa de Bélgica, con la que después contrajo nupcias, el 27 de julio de 1857.

Su infancia

No cabe duda que los primeros años de la vida de Maximiliano estuvieron enmarcados por todo el lujo propio de las cortes europeas, incluyendo una guardia de honor personal. Pero, además de todos estos momentos de esplendor imperial, tablado teatral y ratos de ocio, fue su madre quien se encargó de la educación de los herederos al trono de Austria.

Ella misma, su madre, la archiduquesa Sofía, fue quien se encargó de la educación de sus hijos; ella misma vigilaba y seleccionaba los cursos que debían impartírseles. Se interesaba acerca de los logros que tenían, aquello que les gustaba y aquello para lo que eran más aptos.

Maximiliano y Francisco José

Con su hermano mayor, Francisco José, quien ciñera más tarde la corona como emperador de los austriacos, Maximiliano estudió idiomas, arte, religión, geografía, matemáticas, historia, filosofía, especialidades guerreras como artillería, balística y técnicas de infantería, y por supuesto, el arte de gobernar.

En un principio, como señalé al inicio, los hermanos se llevaban de maravilla. Luego, todo cambiaría. A partir de los estudios, hubo cierto distanciamiento entre ellos el cual fue acentuándose cada vez más. Francisco José veía hacia abajo y con el miramiento de hacer insignificante a su hermano menor, Maximiliano.

Su visita a Francia

En el año 1856, Maximiliano fue enviado en nombre de Austria a París para tratar con Napoleón III, sobre las relaciones de las dos naciones. La impresión que se llevase Maximiliano sobre la corte francesa no pudo ser peor: en varias ocasiones escribe a su hermano comunicándole el mal gusto que le habían causado Napoleón y su esposa Eugenia de Montijo.

No se dan muchos detalles en cuanto este «choque», pero había algo en ellos (ésta pareja, Napoleón III y Eugenia), que a Maximiliano no le gustaba. Dicho sea de paso, Napoleón III era hijo de Luis Bonaparte, rey de Holanda, y de Hortencia de Beauharnais, hermana de Josefina, la primera esposa de Napoleón Bonaparte.

El joven Maximiliano

Antes de regresar a su patria, Maximiliano hace escala en Bélgica. Ahí conoce a la hija del rey Leopoldo I, Carlota Amalia, quien sólo contaba con 16 años de edad. Los jóvenes se entienden. Más tarde, el 27 de julio de 1857, contraen matrimonio.

Una cosa que hay que aclarar es que, contrario a lo acostumbrado no sólo en la época, sino en las familias gobernantes, ni Maximiliano ni Carlota llegaron al matrimonio por decisión de sus padres. Ambos deseaban casarse, pero con alguien escogido por ellos mismos. No había habido oposición y ellos habían hecho lo que querían.

Las primeras encomiendas

El emperador austriaco Francisco José se negaba a dar algún título real a su hermano Maximiliano (recordemos su «pique»); pero, instado por otros mandatarios europeos y por familiares para que fuera un poco menos drástico con su hermano, optó por nombrarlo virrey de los territorios italianos dominados por Austria.

El cargo debía ser de alguna importancia, pues Maximiliano y Carlota habrían de gobernar Milán y Venecia. Sólo seis semanas después de su matrimonio, el 6 de septiembre de 1857, la nueva pareja virreinal entró a Milán, en medio de una salva de artillería; pero los habitantes no demostraron ninguna alegría, pues nadie, en Italia, quería seguir siendo dominada por el yugo austriaco.

No duraron mucho tiempo aquí. Aunque fueron mal recibidos en Milán, Carlota y Maximiliano hicieron todo lo posible por mostrarse afectuosos y caritativos con la gente. Pero la guerra desatada por Francia y Córcega, que se mancomunaron para liberar a Italia de los Austriacos, puso punto final al gobierno de Maximiliano.

La pareja se fue a vivir a Miramar, cerca de Trieste; y allí, mientras Maximiliano se dedica a refinar sus gustos burgueses, Carlota «se muere de coraje» por no tener el poder en sus manos, más aún sabiendo que después de lo de Italia, difícilmente Francisco José pudiera darle otra corona a su hermano.

El ofrecimiento de la corona

Los hechos anteriores habían pesado sobre él. Y, para distraerse de estos pesares, realiza un viaje a Brasil (1859-1860). Luego regresaría s su patria. Había personas que estaban interesados en establecer una corona imperial en México. Muchos trataban de sacar provecho.

El exiliado mexicano José Hidalgo (que algunos historiadores sitúan como pariente allegado a Don Miguel Hidalgo) era asiduo visitante de la casa materna de la esposa de Napoleón III, y resultó convirtiéndose en amigo de confianza de Eugenia de Montijo.

Hidalgo y José María Gutiérrez de Estrada (también mexicano) hablaban constantemente con los reyes de Francia acerca de la situación política en México. En sus charlas ponían sobre el tapete la posibilidad de que un noble europeo se hiciera cargo del gobierno de aquel país.

La corona es ofrecida a Maximiliano, quien la acepta el 10 de abril de 1864. Corría el año 1861. Francisco José no le había dado más coronas; en cambio, Napoleón III, le ofrecía todo un imperio. Casi enseguida, Maximiliano nombra ministros y otros funcionarios (ya desde aquel tiempo se acostumbraba «repartir» los cargos) y firma con su hermano un contrato por el cual renunciaba a sus derechos a la corona de Austria.

Más tarde firma el Tratado de Miramar con Napoleón III, por el cual se comprometía el gobierno de Francia a mantener en México un ejército de 25,000 hombres para apoyar al Imperio durante seis años, número de soldados que iría reduciéndose a medida que fueran organizadas las fuerzas mexicanas.

El problema en México

México pagaría 270 millones de francos por concepto de gastos de guerra, más 76 millones con un rédito del 3 por ciento anual, dinero prestado en efectivo para gastos del gobierno imperial; además, se tendría que pagar a la tropa todos los gastos de abastecimiento y la liquidación de todas las deudas anteriormente habidas.

Uno de los compromisos del tratado era que el gobierno imperial de México seguiría una política liberal. Empero, México no estaba en condiciones de pagar tan enorme suma. Juárez no estaba tan loco como para aceptar semejante disparate. El país seguía siendo un caos y, aunque se quisiera, no había modo de sacarlo adelante.

Los antecedentes

El país, como mencioné, era un verdadero embrollo. El asalto al poder por grupos de diferentes tendencias habían desgraciado al país. Líderes, regentes, presidentes y dictadores no hacían mas que enriquecerse y burlarse del pueblo (cosa que muchos hacen todavía); Hidalgo y Morelos habían ofrendado sus vidas en vano; luego vendrían otros, la mayoría de ellos bastante rateros y corruptos.

Antonio López de Santa Anna había ocupado varias veces la presidencia, vendido la mitad del país y disfrutado de muchas muertes; Juárez, dígase lo que se diga, había hecho lo mismo, aunque siempre con mayor inteligencia. Luego, Agustín de Iturbide... ¿Emperador? ¿Qué más pudiéramos esperar...?

Maximiliano rumbo a México

Antes de viajar a México realiza un viaje a Roma para visitar al Papa, pero nada arregla sobre la cuestión religiosa mexicana. Maximiliano sigue teniendo problemas con su hermano. Este le obliga a renunciar, antes de partir, a la sucesión y a todos los privilegios de su apellido.

Lleno de ira, Maximiliano se niega; pero, días más tarde se doblega. El 10 de abril de 1864 se hace el nombramiento oficial de Maximiliano como Emperador de México. Al poco tiempo, él y su esposa zarpan del puerto de Trieste, en Italia, en la fragata austriaca «Novara».

El 28 de mayo llegan a Veracruz, donde son recibidos fríamente por la población. Continúan su viaje rumbo a México, donde entran el 12 de junio. Se les recibe espléndidamente. Población, autoridades y ejército francés les dan una cálida bienvenida.

El gobierno de Maximiliano

Al organizar su gobierno, Maximiliano nombra como ministros a personajes liberales moderados, lo que produce el disgusto de los conservadores. Lo más grave que le sucede es que, en vez de ocuparse por resolver asuntos de inmediata importancia, se dedica a cosas por completo superficiales e inútiles, como la organización de la corte y el protocolo. Pero tiene, también, Maximiliano, sus puntos buenos: reorganiza la Academia de San Carlos, funda los Museos de Historia Natural y de Arqueología, la Academia de Ciencias y Literatura. Deja, en cambio, en el olvido, asuntos de mayor importancia.

Aunque declara a la religión católica la religión del Estado, mantiene los principios de la reforma liberal, reduce el clero a su función ministerial y los aleja de la política y la administración. Dispone que se presten gratuitamente los servicios religiosos, que los sacerdotes quedasen a sueldo del gobierno y que toda comunicación con Roma pasara por la censura gubernamental antes de ser enviada a su destino. El nuncio protesta por estas medidas y el clero mexicano emprende una verdadera campaña contra el emperador, a quien llaman «empeorador».

Inician los problemas

No tardó en surgir la desavenencia entre Maximiliano y el mariscal Bazaine, acusando este último al primero de no poder organizar la hacienda pública, mientras que el Maximiliano tildaba al mariscal de negligente, tonto y descuidado para sofocar el estado de rebelión existente.

Maximiliano no quiere problemas. Sabe que los hay. El emperador publica un decreto, el 3 de octubre de 1865, en el que declaraba fuera de la ley a los guerrilleros que estuvieran combatiendo aún contra el imperio, que todo hombre sorprendido con armas sería remitido a las cortes marciales, para ser pasado por las armas veinticuatro horas después. Mientras tanto, Carlota, su esposa, hace un viaje por la península de Yucatán.

Se deshace el Imperio

Napoleón III, por otra parte, sabía que las cosas no marchaban muy bien en México. La Cámara de representantes le pide explicaciones sobre los costos y resultados de la expedición a México. Por todas estas causas y muchas otras más, especialmente la causa económica que estaban dejando exhaustas las arcas del tesoro francés, Napoleón III resuelve dar por terminada su empresa en México, dos años antes del plazo fijado en los tratados de Miramar.

Cuando Maximiliano recibe la comunicación del emperador de los franceses avisándole del retiro de las tropas, decide abdicar; pero la emperatriz Carlota no se resigna a perder la corona y embarca para Europa. Según algunos esto enloquece a la emperatriz, a fuerza desea el poder y ya muestra algunos signos de locura.

Enferma luego, en serio, la emperatriz. Maximiliano desea regresar. Por segunda vez resuelve abdicar y embarcarse con sus últimos contingentes franceses que eran contenidos en Veracruz. Los franceses empiezan a embarcar, comienzan el 18 de diciembre de 1866 y terminan de hacerlo el 11 de marzo de 1867.

Pero Maximiliano se queda...

Maximiliano marcha hacia Orizaba el 21 de octubre de 1866 para salir junto con Bazaine hacia Europa. Circunstancias familiares, ofrecimientos del partido conservador que lo tenían bloqueado y la llegada de los generales Miramón y Márquez, lo animan a seguir en México.

Reorganiza el ejército imperial. Miramón intenta un golpe en Zacatecas, donde se encontraba el gobierno republicano. Juárez y su gabinete, que habían venido desde Paso del Norte a Chihuahua, Durango y Zacatecas, están a punto de ser prisioneros, pero logran escapar.

El general Escobedo, por su parte, derrota a Miramón, en San Jacinto de Aguascalientes. Maximiliano trata de hacerse fuerte en Querétaro, donde se concentran las tropas de Márquez, Miramón, Méndez y Mejía. Dos ejércitos, uno, el del norte, al mando del general Escobedo, y el otro, el de occidente, al mando del general don Ramón Corona, avanzan sobre Querétaro.

En otro punto aparece el general Porfirio Díaz, quien sitia Puebla y derrota a Márquez quien se había trasladado desde México para defender esa plaza. Mientras tanto, en Querétaro, Maximiliano decide rendir la plaza y deponer las armas.

El emperador se retira al Cerro de las Campanas con algunos de sus generales y se entrega como prisionero. Maximiliano es hecho preso en el Convento de Santa Cruz y después trasladado al de Capuchinas. El gobierno dispone un Consejo de Guerra quien ha de juzgar a Maximiliano y a los generales prisioneros.

Se forma el consejo y la sentencia es dada. El archiduque Maximiliano es fusilado junto a los generales Miguel Miramón y Tomás Mejía, a las faldas del Cerro de las Campanas, el 19 de junio de 1867. Sus restos, solicitados por su familia, serían trasladados más tarde al panteón imperial de los capuchinos, en Viena. El habría sido Maximiliano I, Emperador de México.

Tomado del periódico “El Porvenir” de Monterrey, México, el 9 de julio de 1990.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Michael Bloomberg https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=7629&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=7629&catid=113&Itemid=150&lang=en


Empresario y político estadounidense. Michael Rubens Bloomberg nació el 14 de febrero de 1942, día de San Valentín, en un barrio obrero de Boston, en el seno de una familia de clase media. Su padre era contador y su madre ama de casa, pero el joven Mike ya demostró desde su infancia que era capaz de flanquear cualquier obstáculo para salir de la mediocridad.

Gracias a una beca se graduó en la prestigiosa Universidad Johns Hopkins, aunque el doctorado lo obtuvo en Harvard que, junto a Yale, es la universidad estadounidense de donde han salido más presidentes del país.

En el verano de 1966 la conocida firma Salomon Brothers se hizo con sus servicios. Fue cuando conoció lo que realmente significaba trabajar en Wall Street. Muy pronto se convirtió en el supervisor de todos los movimientos bursátiles, de las ventas y de los sistemas de información de la compañía. Su valía era tal que la firma le hizo socio seis años más tarde. A los 39 años fue despedido, y cobró 10 millones de dólares por sus acciones. Con ese dinero decidió abrir una oficina junto a algunos ex compañeros de Salomon, siendo su mayor éxito reconocer, a principios de los ochenta, el valor de la tecnología informática para organizar las cotizaciones y análisis financieros.

Comenzó a desarrollar un programa con el cual recopilar información sobre valores (acciones, bonos, etc.) para que los usuarios las pudieran consultar en todo momento; y así empezó a suministrar información sobre el mundo financiero a sus clientes (ya tiene unos 165 mil suscriptores que consultan su información a lo largo de todo el día).

Este negocio comenzó a crecer de a poco y en la actualidad es el multimedio de noticias de economía y finanzas más grandes del mundo, ya que cuenta con más de cien oficinas alrededor del globo y con unos ocho mil empleados repartidos en ellas.

Más adelante decidió avanzar a nuevos mercados, como la radio y la televisión. En 1992 compró WNEW, una emisora de AM en Nueva York, y luego pasó a la televisión. Incursionó con un programa matutino diario, de treinta minutos, que era transmitido por la Maryland Public Televisión y distribuido en todo el país.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Mon, 08 Oct 2012 19:56:12 -0500
Miguel Georgalos https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6052&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6052&catid=113&Itemid=150&lang=en


La historia de una de las golosinas más deliciosas y típicamente argentinas tiene, irónicamente, un origen lejano: su secreto se encuentra en una antigua receta griega que llegó al país por casualidad, cuando en 1937 un joven Miguel Georgalos (padre del actual presidente de la compañía) abandona su Grecia natal para afincarse temporariamente en Varsovia, Polonia. Allí aprende el maravilloso arte de la industria golosinera, que traería consigo a Buenos Aires en 1939 tras el estallido de la Segunda Guerra Mundial.

Una vez establecido en el país, comienza a elaborar artesanalmente una receta a base de pasta de maní, muy común en su tierra natal y materia prima del famoso Mantecol.

En 1941, Georgalos se afinca en el barrio de Floresta y desde allí arranca su actividad. En 1949, siempre bajo la razón social “La Greco-Argentina”, el golosinero puede finalmente adquirir un inmueble propio para establecer su industria en crecimiento.

Entre los años 1947 y 1955 continuaron llegando al país otros miembros de la familia Georgalos, para hacer crecer y progresar a la empresa familiar, nunca olvidando que la materia prima de excelencia y el toque artesanal eran las claves de la calidad y el éxito de sus productos. En esos años, la empresa cambia de firma y nace “Georgalos Hermanos S.R.L.”.

La empresa crecía y también creció una necesidad: la de elaborar materia prima propia. Es por esto que Georgalos se afinca en la provincia de Córdoba, lugar ideal para la siembra y el cultivo de maní. En 1956, Georgalos Hnos. S.R.L. adquiere el inmueble perteneciente hasta ese momento a la ex – cervecería Río Segundo y de esa manera, afianza y garantiza la obtención del maní en cantidad y calidad.

El 19 de octubre de 1962 Georgalos adquiere un nuevo predio en Buenos Aires para construir una planta acorde con los requerimientos más exigentes de la actividad.

Seis años después, en 1968, la empresa se conforma como sociedad anónima y toma la razón social ” Georgalos Hnos S.A.I.C.A.” ( Sociedad Anónima, Industrial, Comercial y Agropecuaria).

A partir de entonces, comienza una larga etapa de crecimiento y creatividad: se comienzan a elaborar nuevos productos, sumando más y más productos al mercado golosinero, como alfajores, chocolates y caramelos, siempre con gran éxito.

El secreto de Georgalos combina trabajo artesanal y buenas materias primas, creatividad… ¡y muy buen gusto!


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Napoleón Bonaparte https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6589&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6589&catid=113&Itemid=150&lang=en


Uno de los hombres más destacados que ha tenido la historia. Héroe no solamente de leyenda, sino de viva realidad. Emperador de Francia, conquistador de pueblos y naciones. Destacado militar con gran inteligencia y sumo arrojo. Político, estadista y gobernante francés que llevara por nombre: Napoleón Bonaparte.

Es, quizá, Napoleón, uno de los hombres sobre los que más biografías se han escrito. Sobre él se han hecho numerosos ensayos, se han escrito infinidad de libros. Su rostro, figura y personalidad se dejan ver en todos ellos. Un personaje por demás interesante y del cual hoy nos estaremos ocupando.

Es imposible, por cierto, dar un detalle pormenorizado de todos sus triunfos, logros y batallas, así como mostrar un panorama minucioso de cada una de sus actividades, tareas u oficios. Su vida está plagada de anécdotas y detalles importantes y son éstos sobre los haremos mención.

Se pudieran llenar muchas páginas acerca de su vida, pese a lo cual, lo que vamos a tratar de describir, es una visión global de su vida, sus triunfos, sus derrotas, su forma de ser y su forma de pensar. Desearíamos dedicar un poco más de espacio, pero habrá, así mismo, otros personajes esperando.

Napoleón fue grande, pero grandes fueron también otros personajes. Y así como Alejandro Magno, Aristóteles, Beethoven, Bach y Cervantes han tenido su lugar, Napoleón también tendrá, en esta ocasión el suyo. Grandes hombres y mujeres como Colón, Cleopatra, Confucio, Edison, Goya, Jesucristo, Leonardo da Vinci, María Antonieta y Miguel Ángel, ya han estado presentes. Ahora toca el turno a Napoleón Bonaparte.

Sobre el gran Napoleón

Excelente oficial de artillería, es Napoleón uno de los más destacados personajes que se tenga no sólo de Francia, sino del mundo entero. Un hombre y estupendo militar que, en pocos años adquiere más poderío que el propio Luis XIV. Un hombre que supo prepararse y se ofreció en cuerpo entero para poder vencer al enemigo.

La historia de Napoleón es así. Una lucha constante consigo mismo y con los demás. Una lucha constante por sobresalir y llegar a nuevas fronteras que le darán más crédito y más renombre. Un hombre que supo conjugar situaciones y obtener provecho de ellas para seguir adelante.

Se dice que Napoleón no hubiese llegado al sitio que ocupa hoy, si no hubiese sido por la serie de factores que en ese momento se estaban dando y conjugando en Francia. Esto puede ser cierto; pero, lo que también es verdad es que, si no hubiese tenido inteligencia, preparación y arrojo, de nada le hubiese servido que todas las condiciones le hubiesen sido favorables.

Napoleón era un hombre inteligente. Sabía esperar, y estaba consciente que la preparación era necesaria para llegar a donde se quería llegar. En cierta medida, fue el hundimiento de su país, las convulsiones revolucionarias provocadas por un profundo descontento y malestar lo que determinó en Napoleón su deseo de prepararse como cadete en las Escuelas Militares de Brienne y de París. Ahí empezarían las primeras enseñanzas, las primeras experiencias.

La familia de Napoleón

Hijo de padres jóvenes y fecundos, Napoleón nace en Ajaccio, capital de la isla de Córcega, un 15 de agosto de 1769. Su padre se llamaba Carlos Bonaparte, y aunque de posición muy poco acomodada, era de origen aristócrata. Su madre, Leticia Ramolino, unía a su belleza un temperamento enérgico y voluntarioso.

El padre, por otra parte, durante los primeros años de la ocupación francesa, en Córcega, luchó al lado de los suyos por la independencia de la isla. Más tarde aceptaría (le habían comprado) la nueva soberanía, y gracias a la benevolente protección de monsieur de Marbeuf, gobernador de la isla, obtuvo el nombramiento de diputado de la nobleza corsa, representando, en París, a los flamantes «Etat de Corse» (Estados de Córcega).

Otro de los favores que más tarde recibiría, también por intercesión de Marbeuf, sería sendas bolsas de estudio para sus hijos. Una de estas becas sería para Napoleón; se trataba de una beca de estudio para ingresar a la famosa Escuela Militar de Brienne. De esta forma la familia Bonaparte había logrado «algo» a cambio de silencio.

La infancia de Napoleón

Si pudiéramos hablar, en palabras sencillas, sobre la infancia de Napoleón, pudiéramos decir que ésta fue una vida como la de cualquier otro chiquillo. No era un genio que digamos. Era un muchacho turbulento, voluntarioso, que gustaba de jugar a los soldados y tenía cierta facilidad para el cálculo.

Un pequeño que en su imaginación ardiente, al igual que los demás, añora su isla cautiva, que no olvida las pláticas de su padre acerca de los hechos armados, de sus conciudadanos en su lucha y búsqueda de libertad. Un niño que viendo y viviendo todo esto, va formando y forjando su carácter.

Preparación y estudios

El padre de Napoleón había ya decidido la carrera para cada uno de sus hijos: José sería sacerdote; Napoleón, oficial. Camino a Versalles, donde debe tomar posesión de su cargo de diputado, deja a ambos en el Colegio de Autun. Esto ocurría en diciembre de 1778.

Francia sabía hacer bien las cosas, preparar a los hijos de la patria. Napoleón ingresa en esta nueva vida. Así, entre los nueve y los diecisiete años perdería contacto con su isla natal; lugar al que no ha de volver, sino hasta 1786.

Napoleón, «alumno del rey», recibiría de dos colegios, el primero dirigido por religiosos, y el segundo por militares, una educación estrictamente francesa, al lado de jóvenes franceses, todos ellos de buenas familias, allegados de todas las provincias del reino. Nuestro personaje, ahora transplantado a esta nueva tierra, absorbería de grado o por fuerza, todas las ideas francesas, a la vez que reaccionará a su modo y manera contra ellas.

Los siguientes años

Napoleón respira, ya, el aire de los nuevos tiempos. Un aire cargado de augurios. Eran los finales del siglo XVIII. Nuevos presagios se dejaban ver, nuevos cambios estaban por ocurrir. Napoleón, mientras tanto, está a la expectativa y no hace mucho caso a esto; solamente se prepara.

Después de cuatro meses de estancia en Autun, Napoleón ha aprendido ya el suficiente francés como para ingresar en la Escuela Real Militar de Brienne. Aquí recibe, «a expensas del rey», una esmerada educación, donde se trata de preparar oficiales instruidos, capaces de presentarse ante el mundo y, sobre todo, de hacer honor al uniforme.

Las principales materias y disciplinas impartidas son: matemáticas, latín y alemán; pero no se descuidan la música y la danza. La férrea disciplina y la fuerza de carácter están aunadas a todo tipo de instrucción. Les enseñan técnicas militares, simulaciones, reglas del arte de la guerra, una batalla con bolas de nieve, y muchas cosas más.

El gusto por la lectura

Napoleón aprovecha todas sus horas libres. Lee ávidamente todo lo que encuentra. Sus preferencias van hacia la geografía y la historia. Su imaginación va enriqueciéndose, su espíritu se abre a nuevas ideas. Todo esto le ayudará más adelante.

Han transcurrido seis años desde su ingreso en Brienne. Son los últimos exámenes. Napoleón es nombrado cadete-gentilhombre. Es el 22 de noviembre de 1784. Poco tiempo después ingresa a la Escuela Militar de París. Sus buenas notas en matemáticas le valen ser designado para el cuerpo de artillería, el arma de los científicos y de los militares inteligentes.

Hacia el grado de oficial

Napoleón tiene prisa por obtener el título y la paga de oficial. En febrero del año siguiente muere su padre de cáncer en el estómago, la misma enfermedad que habría de llevarle a él a la tumba. En septiembre de 1785 es examinado por uno de sus grandes maestros, Laplace, obteniendo el número 42, entre 48. Un verdadero éxito si tomamos en cuenta que sólo ha tenido un año para prepararse.

Napoleón tiene dieciséis años; ya es oficial de artillería. Tiene un porvenir asegurado; ahora podrá ayudar a su madre y subvenir o auxiliar a las necesidades de sus hermanos, que le esperaban en Ajaccio.

Pronto es designado para un regimiento, es enviado a la guarnición de Valence. Aquí dedica de nuevo sus horas libres al estudio y las lecturas. Lee y escribe mucho. Su curiosidad se ensancha. Ahora estudia a los hombres (los grandes personajes), los países (Europa, Africa y Asia), lee sobre las diferentes culturas y regiones de su patria, se interesa sobre los gobernantes, las religiones y las leyes.

Instintivamente dirige su mirada hacia todo lo general y lo grande. La suma de lecturas y experiencia es la que lo situará, en los años por venir, muy por encima de todos, especialmente sus rivales. Esto le servirá bastante, pues muchas de sus victorias las ganaría en base a su habilidad, sagacidad, inteligencia, lo mismo que a sus lecturas.

Un joven militar

Napoleón es ya todo un joven militar. Adolescente, todavía; pero ya con la formación de todo un hombre. En Valence pasa durante tres meses por todos los grados, desde simple soldado hasta oficial. Excelente escuela, porque sabrá, durante toda su vida, lo que es el hombre de tropa. Sabrá qué piensa y qué le gusta, qué hay que decirle y cómo hablarle.

En 1786 el joven teniente Bonaparte, quien apenas tenía 16 años, se inicia en los secretos de la balística, la táctica y la estrategia. Después, llega su primer permiso; en septiembre parte rumbo a Ajaccio, después de casi ocho años de ausencia. Permanece cerca de dos años con los suyos, trata de resolver la situación económica (que era poco favorable), pero no lo consigue.

Se inicia la Revolución

En Francia está por estallar la Revolución. Mientras tanto, Napoleón, a fuerza de renovar permisos bajo mil pretextos, su ausencia del ejército se prolonga durante veinte meses. Por fin, en junio de 1788 se ve obligado a regresar. Su guarnición se halla ahora en Auxonne, pequeño pueblo de la Borgoña, y sede de una importante escuela de artillería. Aquí permanecería Bonaparte hasta septiembre de 1789. La estancia le sería provechosa, pues en tanto Francia se lanza a la revolución, el joven teniente es llamado al servicio para repeler las primeras escaramuzas. Es entonces que recibe una verdadera formación e instrucción no sólo de artillero, sino de militar.

La toma de la Bastilla

Habían estallado por toda Francia los desórdenes que precedieron a la toma de la Bastilla, pero Napoleón va a estar ausente la mayor parte del período verdaderamente revolucionario, el período del entusiasmo y los ánimos exacerbados. Se hallará en Córcega, disfrutando de permisos, desde septiembre de 1789 hasta enero de 1791; después, desde octubre de 1791 hasta abril de 1792; y, más tarde, desde octubre de 1792 hasta junio de 1793.

Napoleón verá, sí, algunos aspectos y episodios de la Revolución francesa, pero sin haberla vivido en carne propia; sólo respirará de lejos las pasiones de la lucha; y, algo muy importante: no tomará parte en ellas, ni se comprometerá con nadie. Entrar en escena cuando la Revolución sea ya un hecho consumado.

Se hunde la monarquía

Ante la huida de Luis XVI y su humillante retorno a París, se anuncia el hundimiento de la monarquía. La oficialidad tiene ahora que prestar un nuevo juramento, esta vez tan sólo a la Asamblea. Entra, ahora sí, en escena Bonaparte.

En marzo de 1794, Napoleón recibe el nombramiento de jefe de artillería del ejército de Italia. La marcha de las operaciones pone a prueba sus dotes de gran militar. En este mismo país, Italia, medita sus principios estratégicos y concibe los planes fundamentales de su futura campaña de conquista.

Mientras tanto, los problemas en Francia continúan. Napoleón es detenido por sus relaciones con los hermanos Robespierre. Más tarde recupera su libertad, pero su carrera militar parece haberse, en ese momento, truncado. Napoleón vive ahora en París, en medio de duras privaciones. Habrá que esperar y él lo sabrá hacer.

Pero llega luego la contrarrevolución. Se intenta integrar una Asamblea y un nuevo Estado. Las circunstancias conspiran todas a favor de Napoleón. París se ha sublevado. El 4 de octubre de 1795 Napoleón es nombrado por la Asamblea, segundo jefe de las fuerzas del interior. Esto parecía cambiar el curso de su vida. La estrella napoleónica, el futuro dueño de Francia, parecía empezar a brillar en el firmamento.

Y viene el amor

Napoleón es buena mano. Entra de lleno a la política y dirige con energía, a la vez que contacto y conciliación. Conoce luego a Josefina de Beauharnais, esposa del general del mismo nombre, guillotinado en la época de Terror.

Napoleón queda prendado de su belleza, se enamora y se casa con ella, sin importarle su pasado tormentoso: un pasado lleno de aventuras y de amantes. Tiene él 26 años cumplidos y ella 32. La ceremonia nupcial tiene lugar el 9 de marzo de 1796. Siete días antes, Napoleón ha sido nombrado, por el Directorio, general en jefe del ejército de Italia. La rutilante estrella napoleónica continúa fulgurando, ahora con más intensidad.

Problemas y desventuras

Con Italia no tiene ningún problema. Sus tropas le son fieles y su dominio es excelente. La conquista de Italia con un puñado de hombres es una obra maestra de inteligencia. Mientras tanto, Napoleón sigue enamorado; escribe una carta tras otra a Josefina. Son cartas ardientes, íntimas, apasionadas, salidas de su alma; un alma devorada por las llamas de los celos.

Sus celos no son injustificados. Josefina, en París, se divierte y se burla de su esposo, simulando un embarazo para no ir a reunirse con él. Mientras, Napoleón, un tanto tonto, desprecia las bellezas milanesas, florentinas, romanas y napolitanas que se ofrecen en cuerpo entero al vencedor.

Rumbo a Egipto

Las batallas continúan, todas con éxito para Napoleón. Obliga a Austria a firmar la paz de Campoformio. Es un 17 de octubre de 1797. Al año siguiente parte hacia Tolón (19 de mayo de 1798) al frente de una expedición contra Egipto, considerado una posición estratégica en la ruta británica hacia las Indias.

Emprende entonces la gran aventura egipcia. Una aventura lejana, quimérica, en la que no cuentan ni el espacio, ni las distancias, ni las dificultades. Napoleón tenía un sueño gigantesco: apoderarse de Constantinopla, Persia, la India...  No llega muy lejos. El 21 de julio vence a los mamelucos en la batalla de Las Pirámides, pero el almirante Nelson (inglés) destruye su flota en Abukir, entre el 1 y 2 de agosto. Bonaparte, entonces, bloqueado por su conquista, inicia la campaña de Siria, tomando Gaza y Jafa, para hacer frente a la amenaza turca.

De regreso a Francia

A Bonaparte no le afecta demasiado el revés. Hasta marzo de 1799 rige los destinos de Egipto con habilidad de un buen gobernante. Pacífica y administra su conquista, crea institutos y academias, organiza el país al modo occidental. Luego, al enterarse de los reveses franceses en Europa y la crisis de su Directorio, deja su ejército y regresa a Francia.

Su regreso es hasta cierto punto incómodo. También la habían llegado noticias confirmándole algunas malas nuevas: Josefina le engaña y le pone en ridículo. Lo hace ante los ojos de París. Días de amargura, que pasan pronto a segundo término, ante los graves problemas que se avecinan.

El regreso es por otra parte (del otro lado de la moneda) apoteósico. La gente espera a un general, a un caudillo que los sepa conducir. Ese alguien es Napoleón. El poder se le ofrece ahora por entero. No hay oportunidad que perder. El será ahora el jefe que desean todos los franceses, el que terminará con la guerra y el desorden, y el que fortalecerá el poder ejecutivo.

Los líos con Josefina

Entretanto su vida privada no ha sufrido cambios. Josefina sigue engañándole y él ya sabe, al menos, a qué atenerse. Ha sido informado perfectamente por sus hermanos de la conducta desordenada de su mujer, quien lleva una vida de desenfreno en la capital. Decide, pues, romper con ella y emprender una nueva vida.

Napoleón se niega a recibirla. Pero Josefina no es nada tonta, tiene la habilidad de enviar a sus hijos, Eugenio y Hortensia, para enternecer el corazón del padre. Napoleón termina por ceder, sobre todo porque piensa que un divorcio en las presentes circunstancias sería un escándalo inoportuno, fácil de explotar por las malas lenguas. Pero también existe otra razón por la cual le perdona; sabe que Josefina, pese a sus grandes defectos, le va a ser útil: es preciso mantener por el momento buenas relaciones con personajes del mundo político e intelectual de París, mundo bastante bien conocido por su esposa.

Bonaparte en el poder

Fue Napoleón un gran gobernante. Se propone y logra pacificar al país, liberándolo del caos y el desorden. Realiza a tal fin una labor extraordinaria y logra imponer el orden y la prosperidad, dictar leyes y sanear las finanzas. Pone fin a las decisiones chantajistas y partidistas; pone fin a las persecuciones religiosas y a las luchas de clase; restaura la administración pública y la justicia; acaba con el problema de los emigrados; y realiza otras cosas más.

Aunque no cree en los principios liberales, acepta la Revolución como un hecho de carácter nacional, de cuyos postulados quiere mantener a toda costa la igualdad civil, la venta de los bienes nacionales y las fronteras nacionales del país. Quiere reconciliar el pasado con el presente; fundir o destruir los partidos políticos, sobre todo aquellos que hacen un mal a la nación; robustecer la autoridad del ejecutivo; y, devolver a Francia una verdadera conciencia nacional.

De Cónsul a Emperador

Napoleón es nombrado Primer Cónsul con poder ejecutivo para un período de diez años. Más tarde, en 1802, se le otorga el nombramiento de Cónsul vitalicio. Inicia una etapa de gobierno en la que reformó la administración, dándole a Francia instituciones que han llegado hasta hoy, a nuestros días, como el Consejo de Estado, prefecturas, organización judicial, códigos, etc. También crea el Banco de Francia.

Algunos hechos posteriores: muertes, asesinatos, complots, hacen que una distinguida junta de miembros declare que el gobierno de la República Francesa se confíe a un emperador, decisión que el pueblo aprueba por plebiscito. El 2 de diciembre de 1804 Napoleón es coronado emperador en Notre-Dame, la Iglesia de Nuestra Señora de París. La coronación estaría a cargo del Papa Pío VII.

Nuevos combates, nuevos enfrentamientos

Napoleón quería invadir Inglaterra. Estaba harto y cansado de seis años de insultos y humillaciones. Prepara su plan, pero es vencido por los británicos en Trafalgar, en octubre de 1805. Luego, en otros de los frentes, logra vencer a los austríacos.

Se forma luego una coalición (Gran Bretaña, Rusia y Prusia). El objetivo de los aliados es hacer volver a Francia a sus antiguos límites, destruir a Bonaparte y con él toda la secuela ideológica, moral y material de la Revolución. Napoleón invade Portugal y luego España.

Mientras todo esto sucedía y tras de divorciarse de Josefina, Napoleón se casa con la archiduquesa austríaca María Luisa. Esto sucede en abril de 1810. El matrimonio tiene un hijo (1811), Napoleón (II), rey de Roma. Durante este período Francia alcanza su máxima expansión territorial.

La invasión a Rusia

Napoleón quería más poder. Era inteligente, pero su ejército no siempre le respondía, pues sus soldados no eran como él. Bonaparte decide invadir Rusia ante la creciente hostilidad del zar Alejandro I para mantener un bloqueo continental. A fines de junio de 1812 se inicia la invasión, y tras vencer en Borodino, el 7 de septiembre de 1812, Napoleón entra en Moscú.

Luego, ante la negativa del zar a negociar, el emperador tiene que evacuar la ciudad. La retirada es un desastre. Es el 19 de octubre. El hambre y el frío azotan a todos. Los franceses no contaban con esto. Sus armas y estrategia habían sido buenas, pero con lo que no contaban era con la naturaleza del clima: la cruel y despiadada nieve.

El fin de Napoleón

Prusia, Austria y luego todos los estados alemanes se vuelven en contra de Napoleón. Éste, a pesar del reclutamiento de un nuevo ejército de 400,000 hombres (los «Marie-Louise») y de la victoria de Lützen (2 de mayo de mayo de 1813), es derrotado en Leipzig, en la Batalla de las Naciones.

José, su hermano, tiene que huir de España. Napoleón no puede impedir que los aliados entren en París (31 de marzo de 1814), abdicando, finalmente, sin condiciones, el 6 de abril de este mismo año. Convertido en soberano de la isla de Elba, recupera el trono de Francia en marzo de 1815, y a lo que se le llama el gobierno de los 100 días.

Napoleón no se da por vencido. Desea recuperar terreno y vencer a los ingleses. No lo logra. Napoleón sucumbe en la famosa Batalla de Waterloo, el 18 de junio de 1815. Napoleón está desecho, Wellington es el vencedor. Napoleón se entrega finalmente a los británicos que le destierran a Santa Elena, una isla del Atlántico sur.

Napoleón Bonaparte muere de enfermedad cancerosa, el 5 de mayo de 1821. Sus restos yacen en la tumba de los Inválidos, en París. El genio que fue; aquél que era supersticioso, sobre todo a los gatos negros; aquel cuyos logros y hazañas hicieron grande a Francia, sólo podrán ser recordadas con un solo nombre: Napoleón Bonaparte.

Tomado del periódico “El Porvenir” de Monterrey, México, el 23 de julio de 1990.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Napoleón Hill https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=887&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=887&catid=113&Itemid=150&lang=en


De entrevistador de grandes triunfadores a filósofo del optimismo. 1883-1970

Su cita más famosa es:- "Lo que la mente del hombre puede concebir y puede creer, lo puede lograr." -.

Napoleón Hill nació pobre en 1883 en Virginia. A la edad de 10, su madre se murió y él se volvió un niño rebelde y odioso. Dos años después su padre volvió a casarse.

Cuando Napoleón se encontró a su madrastra, ellos le dijeron: "Napoleón es el hombre más perverso que usted se podrá encontrar." Ella puso sus manos en sus hombros y dijo: "Él no es un muchacho soez. Él es quizás el muchacho más inteligente en el mundo, pero simplemente no sabe qué hacer con su inteligencia." Esas palabras tuvieron un impacto grande en la vida del niño.

Fue un hombre increíble. Luchando contra toda clase de grandes desventajas y presiones, dedicó más de 25 años de su vida a entrevistar a los grandes triunfadores y a investigar sus carreras.

¿Su meta?

Aislar y definir las razones por las cuales tantos fracasan y tan pocos alcanzan el éxito.

Entrevistó a 500 millonarios que le revelaron el origen de su riqueza. Thomas Edison, Alexander Graham Bell, Henry Ford, Elmer Gates, Charles M. Schwab, Theodore Roosevelt, William Wrigley Jr., John Wanamaker, William Jennings Bryan, George Eastman, Woodrow Wilson, William H. Taft, John D. Rockefeller, F.W. Woolworth, Jennings Randolph, entre otros.

El resultado de su trabajo fue una filosofía de 17 principios por los cuales estos hombres adquirían sus riquezas y construían sus imperios comerciales.

Estos principios son:

  • Precisión de objetivos
  • Genio creador
  • Una personalidad agradable
  • Fe aplicada
  • Recorre un kilómetro más
  • Trabajo en equipo
  • Visión creadora
  • Autodisciplina
  • Exactitud de pensamiento
  • Aprender de la derrota
  • Atención controlada
  • Iniciativa personal
  • Entusiasmo
  • Dedicación de tiempo y dinero
  • La conservación de una buena salud física y mental
  • Utilización de la fuerza del "hábito cósmico"
  • Una actitud mental positiva.

El trabajo de Napoleón Hill se documentó en una obra de ocho tomos publicada en los años treinta del siglo pasado. Esa obra hoy no está disponible, pero sí existe una versión condensada, publicada en 1937, con el título de "Piense y Hágase Rico", que hoy sigue siendo un bestseller.

De él se cuenta que sus padres le pusieron ese nombre con la esperanza de que un tío rico del mismo nombre le dejara al menos una parte de su fortuna. El tío finalmente no le dejó nada pero lo curioso es cómo agradece Hill el que esto hubiera ocurrido. El afirma que: "De haber heredado una fortuna no hubiera tenido que luchar para superar el medio de pobreza, ignorancia y superstición en el que me encontraba".

De Napoleón Hill nos quedan sus enseñanzas:

  • Si piensas que estas vencido, lo estás
  • Si piensas que no te atreverás, no lo harás
  • Si piensas que te gustaría ganar, pero no puedes, es casi seguro que no lo lograrás
  • Si piensas que vas a perder, ya has perdido; porque en el mundo encontrarás que el éxito comienza con la voluntad; todo está en el estado mental.
  • Muchas carreras se han perdido antes de haberse corrido, y muchos cobardes han fracasado antes de haber su trabajo empezado.
  • Piensa en grande y tus hechos crecerán, piensa en pequeño y quedaras atrás, piensa que puedes y podrás; todo está en el estado mental.
  • Si piensas que estás aventajado, lo estás; tienes que pensar bien para elevarte, tienes que estar seguro de tí mismo, antes de ganar un premio.
  • La batalla de la vida no siempre la gana el hombre más fuerte o el más ligero, porque tarde o temprano, el hombre que gana, es aquel que cree poder hacerlo.

El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Nerón https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6590&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6590&catid=113&Itemid=150&lang=en


Músico, poeta y loco. Hombre conocido por su crueldad, su cinismo y su diabólica forma de gobernar. Emperador romano que ha pasado a la historia por su nefasta y siniestra manera de proceder. Loco, infantil o ingenuo, él fue Nerón.

Rumbo a las gradas

La gente se aprestaba al gran evento. A un espectáculo al que también ellos (los supuestamente «cuerdos») acudían a ver. El circo se encontraba completamente repleto. Colmado de delirantes espectadores, los asistentes estaban esperando a presidir las luchas de esas tarde.

Y de pronto apareció el emperador. Subió al balcón y se mostró ante la concurrencia. La ovación no se hizo esperar. De repente, a una señal, allá abajo, en la arena, se abrieron las puertas del foso que daban al proscenio.

Las rejas quedaron abiertas. Subieron las puertas y de su interior salieron cuatro hombres, dispuestos a cualquier cosa con tal de conservar su vida. Uno llevaba un tridente y una enorme malla; otro estaba provisto de una corta, pero afilada espada; el tercero blandía orgulloso un enorme mazo con púas; el último sólo portaba un escudo que le cubría buena parte de su cuerpo.

Eran cuatro hombres que tenían una sola cosa en común: un semblante pálido con el temor reflejado en sus miradas. Los cuatro se miraban detenidamente, de pies a cabeza, con suma desconfianza. Muy pronto se trenzarían a lucha entre los cuatro.

Antes, tenían que caminar hacia el palco principal. Caminaban a tres metros el uno del otro. Luego, ya alineados frente al palco de honor, el palco del emperador, gritaron al unísono el saludo acostumbrado por los gladiadores: «Ave, César; quienes van a morir, te saludan».

La frase estaba dicha. En seguida, a una señal del palco, los cuatro hombres se trenzaron en lucha feroz, el uno contra el otro. Era una lucha de todos contra todos. Los golpes iban y venían; el choque de las armas retumbaban en el gran coso.

El tiempo transcurría. Los hombres parecían agotados, sus carnes desgarradas y la sangre pintando de rojo la arena del redondel. El primer hombre cayó, quedando tres solamente. No pasó mucho tiempo en que los golpes, el dolor y las grietas de las carnes hechas jirones hiciera que el número de contendientes fueran solamente dos.

El duelo estaba por concluir. Ambos contendientes estaban extenuados. Ninguno de los dos podía más. Por fin, uno de ellos cayó. Habían pasado 20 interminables minutos. El silencio de las graderías había aparecido. Un solo hombre estaba de pie.

Cansado, sudoroso, ensangrentado, casi sin poder seguir aún de pie, este gladiador esperaba la señal que le autorizaba dar muerte a sus agónicos contrincantes. Ese hombre que quedaba, miró hacia arriba y esperó el visto bueno del hombre de arriba para dar el golpe de gracia. Este hombre de arriba, el emperador, era Nerón.

¿Y quién fue Nerón?

Nerón fue uno de los más grandes y diabólicos emperadores de todos los tiempos. Su maldad no tuvo alcance. Su gobierno hizo retumbar nos solamente Roma, sino que éste trascendió las fronteras y confines de su Estado. Hombre siniestro y fuera de toda razón, Nerón nació en el año 37. Su madre Agripina lo bautizó con el nombre de Lucio Domicio Enobarbo.

La familia de Nerón

Nerón tuvo como progenitores a grandes personajes que destacaban en aquel tiempo en el primer plano de la política romana. Su madre era Agripina, hermana del emperador Calígula. El padre de Nerón era Cneo Domicio y fue un destacado miembro del Senado, siendo, además, el primer esposo de los tres que tuviera Agripina.

Agripina era, por otra parte, sobrina de Claudio, otro soberano del imperio que representaría así mismo un importante papel en la vida de nuestro personaje. Más tarde el propio Claudio le adoptaría al momento de casarse con la misma Agripina.

La educación de Nerón

Los primeros años de la vida de Nerón transcurrieron bajo la tutela de su madre, quien casi, desde el momento de su nacimiento, intentó convertirlo, algún día, en el emperador de Roma; cosa que logro sin muchos contratiempos, aunque sí con algunas muertes.

Nerón fue educado por un bailarín y un peluquero, ambos, según se cuenta, con tendencias marcadamente homosexuales y que, seguramente, no pudieron darle al infante la educación que todo un futuro soberano merecía; y, a pesar de que faltaba mucho por hacer, Agripina no perdió oportunidad alguna para ir pensando en hacer de él el futuro emperador de todos los romanos.

Su madre, sabemos, no era un dechado de virtudes. Sobrina del emperador Claudio -que además de vicioso no pasó de ser un simple y cándido alcornoque-, logró que éste adoptara al pequeño Nerón, no sólo para recibir la protección de tan destacada figura, sino para, en un momento dado, arrebatarle el trono.

Los tiempos de Nerón

Los tiempos de Nerón eran épocas de un tremendo caos político. Ya desde hacía muchos años, mucho antes del nacimiento de Cristo, Roma vivía en el más completo de los desórdenes. Los emperadores se sucedían unos a otros, y casi nunca por méritos propios ni por la voluntad del pueblo. Todos querían ganar.

Eran tiempos nada diferentes a los que hoy vivimos. La corrupción se veía por doquier. Los poderosos llegaban a gobernar gracias a intrigas, incestos, fraudes e incluso hasta asesinatos. Hombres, mujeres, políticos y familiares se disputaban el imperio.

La prostitución, la homosexualidad o el lesbianismo estaban a la orden del día. Nadie daría un denario por el futuro del imperio romano. La incompetencia era lo natural. La corrupción, el entreguismo, la pobreza y la humillación era todo aquello que se veía. Y fue aquí, en este ambiente, en que nació Nerón.

La muerte de Claudio

Agripina había querido desde un principio hacer de su hijo Nerón todo un emperador. Pero había un problema: el sucesor legítimo de Claudio (ahora padre -o padrastro- de Nerón), era su hijo Británico. Ella ni se inmutó, sabía que Nerón sería el próximo emperador. Sólo tendría que aguardar.

Llegó el tiempo y fue así como preparó su plan. Agripina se dio mañas para conseguir de una conocida hechicera un veneno que habría de administrárselo a Claudio. Más tarde, gracias a la complicidad de uno de los criados del emperador logró que entre los hongos, uno de los platos favoritos del emperador, se le agregara el fatídico menjurje.

El brebaje había sido aplicado. Claudio ni cuenta se había dado. A pesar de que los platos del gobernante eran previamente ingeridos por un esclavo, el inocente y tonto Claudio fue engañado por medio de una sutil artimaña. La astuta Agripina hizo creer a los asistentes que el emperador, debido a su embriaguez, había perdido el sentido. Llevado a sus aposentos, su muerte fue anunciada al tercer día.

Nerón es coronado

Corría el año 54. Nerón contaba apenas 17 años. Enterado por su madre del destino que le esperaba, y como si intuyera lo que tal asunto llevaba implícito, aceptó de mala gana tal propuesta, el poder que se le ofrecía.

En realidad a Nerón poco le interesaba ser emperador... ¿Para qué? A él, lo que le gustaba, eran los temas relacionados al arte. Nunca tuvo jamás interés por las cuestiones imperiales. Lo que él deseaba era llegar a ser escultor, pintor, o cantante; pero, emperador de los romanos, jamás. Menos aún siendo tan joven.

Pero Nerón ya había aceptado. El joven e imberbe gobernante era aclamado por todo el populacho, muchos de ellos (como sigue sucediendo hoy en día), acarreados: invitados con refrescos y bebidas, y la promesa de un mendrugo de pan.

«Ave, Nerón», «Ave, César» eran los gritos que se escuchaban. El imperio jamás había sido gobernado antes por un adolescente. Nerón estaba a punto de hacerlo. Faltaba todavía, sin embargo, la aprobación del Senado. Claro, Agripina ya había asegurado prebendas y ventajas a más de 500 hombres de la nobleza, por lo cual no hubo objeciones. Nerón entraba así por la puerta de la historia.

Nerón contra su madre

Fue la vida de Nerón una existencia por demás desordenada. Como «buen hijo» adquirió los hábitos y vicios de su madre; tan pronto se dio cuenta que tenía el poder, el nuevo emperador se distinguió por los abusos cometidos contra sus semejantes.

Queriendo hacer uso completo y desmedido de su independencia, entendió que Agripina, su madre, era un obstáculo para ello. Había, pues, una sola salida: eliminarla. Y así lo hizo. Los dos primeros intentos fracasaron, pero el tercero tuvo el efecto deseado: la muerte de Agripina.

La gente de Nerón estaba dispuesta a todo. Llegaron al lugar donde se encontraba la madre de Nerón. Ella, adivinando sus intenciones, se levanta la túnica y exclama: «¡Dale al vientre!» El verdugo se limita a obedecer la orden. Cuando llega Nerón, mira a su madre y con rostro compungido y llanto lastimero se queda junto al cadáver por varias horas. Nerón ya había enloquecido; frecuentes alucinaciones, en que veía el rostro de su madre, le acompañarían el resto de su vida.

Los amores de Nerón

La vida amorosa de Nerón fue poco más que azarosa. Casado en el año 53, con su hermanastra Octavia, tal matrimonio nunca llegó a consumarse. No se sabe si por inapetencia de Nerón o por otra cosa. Lo que sí se sabe es que más tarde ella sería asesinada por orden del propio emperador.

Acte fue otra de sus queridas. La amó con tanta intensidad que por su propia causa, nuestro biografiado decide asesinar a su propia madre, Agripina. Luego, desplazada Octavia, acusada de haber cometido adulterio (¡para lo que en aquel tiempo se valía!), Nerón se casa con Popea.

Es Popea, según parece, quien más deslumbra al emperador; tal vez la mujer por la que más afecto sintió. Vendría luego Messalina (con quien se casara el año 66), y le acompañara en una gira artística. (No olvidemos que Nerón era también -o él mismo se creía- artista). Eran recorridos llenos de fiestas y de orgías donde al final de estas, hombres y mujeres terminaban en su lecho.

Los herederos de Nerón

En el año 63 (Nerón tenía 26 años) siente la alegría al saber que pronto sería padre. Popea estaba embarazada. Por fin tendría un heredero al trono. Nacería una niña, Augusta, que moriría a los tres meses. La tristeza sumiría a Nerón por un tiempo. Luego, otra cosa sería.

Dos años después, cuando Popea se acercaba a los 30 años de edad, ésta resulta embarazada nuevamente. No obstante, en cierta ocasión, en un arranque de celos endemoniado, Nerón patea a su mujer. A consecuencia del infame y terrible castigo, Popea muere, y también con ella el posible sucesor por línea directa de Nerón. Finalmente se casaría con Messalina (casada ya cuatro veces) quien fue quien le acompañó en su viaje y gira artística por Grecia.

Las costumbres y gustos de Nerón

Se dice que Nerón tuvo sus muy raras y extrañas costumbres; pudiéramos decir, más bien, «tendencias», «gustos» o «inclinaciones». Muerta Popea, necesitaba el calor de alguien para calmar sus ímpetus naturales. Y muy pronto se le presentó ese alguien que cumplía todos esos requisitos exigidos por el emperador; se llamaba: Esporo.

Esporo era un reconocido homosexual a quien Nerón hizo castrar y mandó que la practicaran una transformación de sus genitales (o sea, que lo del «cambio de sexo» no nos debe resultar tan novedoso en nuestros días como algunos lo quisieran ver). Luego, el emperador lo obligaría a vestir ropas de mujer, paseando con él, en una litera, cual si anduviese con la emperatriz, ante la mirada atónita de los romanos que pronto se acostumbrarían el ver estos actos tan bochornosos, pero que eran del encanto y fascinación sutil de los tan dados tanto a las buenas como a las malas «lenguas».

Circo, maroma y teatro

Nerón era un hombre, hasta cierto punto, despreocupado. No le interesaba para nada el gobierno; pero sí, en cambio, buscar afanosamente el cariño y el afecto del pueblo. Era como un niño, que desea hacer cosas sin saber cómo hacerlas o sin tener la menor idea de las consecuencias que éstas pudieran acarrear.

En pocas palabras, Nerón era un loco. Para conseguir el afecto de su pueblo mandó edificar su propio circo, en las inmediaciones del río Tíber. Ya existía, no obstante, el llamado Circo Máximo, donde el emperador y su séquito presidían grandes carreras de cuadrigas (esos famosos carros tirados por cuatro caballos al frente), que enloquecían a las multitudes congregadas para verlos.

Pero el pueblo estaba cansado de este espectáculo; necesitaban uno más fuerte. Querían ver sangre, necesitaban ver muertes. Nerón, entonces, en su circo, inició los combates entre gladiadores, y entre éstos y las fieras.

Se trataba del nuevo espectáculo, donde el pueblo quedaba satisfecho sólo cuando un gladiador daba muerte a otro, o cuando «por fortuna» el hombre perecía bajo las garras de un tigre o un león. Fue entonces que nació aquella frase conocida que alude a los programas de políticos y gobernantes tanto de aquellos tiempos como de nuestra era moderna que dan «pan, circo, maroma y teatro» a fin de apaciguar y envilecer aún más a las masas.

El gobierno de Nerón

Apasionado a los juegos de lira, Nerón aborrecía todo lo que fuera guerra. Jamás dirigió una campaña. Las guerras se sucedían sin que él se preocupara en lo más mínimo. El Senado, sin embargo, celebraba las victorias como si hubiesen sido del mismo emperador.

Los pleitos estaban a la orden del día. Las comunidades cristianas iban ganando adeptos. Se viene luego lo del incendio a Roma en el que algunos historiadores dicen, fue Nerón quien la mandó quemar. Otros más, se oponen a tal aseveración y argumentan que el emperador, al momento de la conflagración, se hallaba en la localidad de Anzio, cuando de pronto alguien le comunicó la noticia de que el circo y toda Roma se encontraban en llamas.

La muerte de Nerón

Los pleitos, conflictos y reyertas continuaron. La gente empezó a ver que Nerón no era propiamente un emperador. Era más bien un pobre loco al que le gustaba hacer versos, cantar, declamar y tocar la lira.

Una vez, estando en una campaña bélica, allá por las Galias, Nerón se encontraba plácidamente tocando su instrumento favorito: la lira. Sospechaba algo. Creía que intentaban eliminarle. Llama a sus libertos (sus guardias de cámara, vigilantes y cuidadores), pero estos no le hacen caso.

La mayoría de ellos ya ni se encuentran ahí. Decide entonces suicidarse. Toma un cuchillo; pero, incapaz de llevar a cabo lo planeado, llama a su esclavo, Epafrodito, quien le ayuda a cumplir su cometido. Agarra el cuchillo y clava la hoja en la garganta del emperador. La sangre brotó y con ella se fue la vida de Nerón.

Tomado del periódico “El Porvenir” de Monterrey, México, el 23 de julio de 1990.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Norman Vincent Peale https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=15325&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=15325&catid=113&Itemid=150&lang=en


Norman Vincent Peale.


(31 de mayo de 1898 – 24 de diciembre de 1993) fue el autor de El Poder del Pensamiento Positivo y creador de la teoría del pensamiento positivo. Con su esposa, fundó la revista Guideposts en 1945. Nació en Bowersville, Ohio y murió en Pawling, Nueva York.

Biografía

A la edad de 34, el doctor Peale aceptó el llamado a Marble Collegiate Church en Manhattan donde permaneció durante 52 años como uno de los más famosos predicadores de Nueva York. Los fieles aumentaron de 600 a más de 5.000 en el momento de su retiro, en 1984. Los turistas se alineaban alrededor del bloque para oírlo predicar. A sus 90s él todavía daba discursos de motivación a cerca de 100 grupos al año.

En 1945, Peale, su esposa, Ruth Stafford Peale, y Raymond Thornburg, un habitante de Pawling, hombre de negocios, fundaron la Revista Guideposts (Guideposts Magazine). Ellos lograron conseguir $1.200 a través de Frank Gannett, fundador de la cadena de periódicos Gannett, J. Howard Pew, industrialista de Filadelfia y Branco Rickey, propietario de los Brooklyn Dodgers.

Guideposts fue diseñada para ser un foro sin costo para que la gente (tanto para celebridades como para personas comunes) relatara sus historias inspiradoras para proveer ánimo espiritual a todos sus lectores. La revista a todo color de 48 páginas, bajo la dirección de Ruth Stafford Peale (hasta su fallecimiento en 2008, a la edad de 101 años) es la revista de circulación de pago número 13 en el país con más de 4 millones en circulación.

Peale puso sus habilidades a trabajar por muchos años. El Poder del Pensamiento Tenaz, fue publicado en 1952 y ha vendido cerca de 20 millones de copias y ha sido impreso en 41 lenguajes diferentes. El Dr. Peale completó lo que ha sido llamado su inspirador de mayor ventas de todos los tiempos a la edad de 54. Ahora, para aquellos desalentados escritores que han enviado sus manuscritos repetidamente, para conseguir solamente notas y palabras de rechazo, la historia de la publicación del libro es en sí misma un estudio de pensamiento positivo.

El libro había sido rechazado muchas veces por los editores. Desanimado, él lanzó el manuscrito en la cesta de la basura y dijo a su esposa que lo dejara ahí. Ella tomó su palabra, literalmente, y el día siguiente presento el manuscrito, dentro de la cesta de la basura, al editor afortunado que finalmente lo aceptó.

El libro de Peale es realmente el primer libro de auto-ayuda. Quien nunca ha leído el libro esperaría encontrarlo trivial, pero encontraran que él da un cierto consejo sano para vivir. Él habla de hacer tiempo para el silencio. Él dice que debemos cuidar de nuestro yo mismo físico. Él nos recuerda que la culpabilidad y la cólera pueden hacernos enfermar. Él fue uno de los primeros en decirnos, antes de que los estudios médicos comenzaran a darnos la prueba empírica, que el pensamiento positivo hace una gran diferencia en la salud y la curación.

Fue autor de 46 inspiradores libros incluyendo “Un Pensamiento Positivo Para Cada Día”, “Entusiasmo, la Fuerza que Hace la Diferencia”, “La Fe Es la Respuesta” y “Los Asombrosos Resultados de Pensar Positivo”.

Es verdad, sin embargo, que el Peale no trata mucho el lado oscuro de la naturaleza humana, y después de un rato el texto del libro comienza sentirse poco profundo. Eso quizás explica la respuesta de un visitante a este país de otra tradición religiosa que le fue dado varios textos religiosos para ayudarle a entender el Cristianismo, entre éstos le fue dado las palabras de San. Pablo del libro de la Biblia y el libro “el Poder del Pensamiento Positivo” de Peale. Cuando él acabó su lectura, comentó: Encuentro a San Pablo atractivamente interesante, pero el Dr. Peale me causa consternación

Durante 54 años, el programa semanal de radio del Dr. Peale, “El Arte de Vivir” estuvo en el aire. Se dice que sus sermones eran enviados a más de 750.000 personas por mes y en 1964 una película titulada “One Man’s Way” fue hecha basada en su vida.

Peale también fue cofundador de “The Horatio Alger Association”, con el educador Kenneth Beebe en 1947 dedicada a reconocer y honrar estadounidenses contemporáneos que han logrado alcanzar éxito y excelencia frente a la adversidad.

La familia Guideposts de organizaciones sin ánimo de lucro incluyen Peale Center, Positive Thinking Foundation y Guideposts Publications. Su propósito es ser el líder mundial en comunicación positive, principios llenos de fe que facultan las personas a alcanzar su máximo potencial a nivel personal y espiritual.

En la víspera de la navidad de 1993, falleció a los 95 años.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Paul Allen https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=10640&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=10640&catid=113&Itemid=150&lang=en


Paul Allen nació el 21 de enero de 1953 es un empresario estadounidense. Junto a Bill Gates es fundador de la empresa Microsoft.

Nació en Seattle, estado de Washington. Desde los 14 años empezó a ser un gran entusiasta de los ordenadores. Allen fue a la Washington State University, aunque la dejó a los 2 años junto con Bill Gates para dedicarse a escribir software comercial para los nuevos ordenadores personales.

Fundaron Microsoft (inicialmente "Micro-Soft", el guion fue eliminado un año más tarde) en Albuquerque, Nuevo México, en 1975, y empezaron vendiendo un intérprete del lenguaje BASIC. Allen formó parte decisiva en un trato de Microsoft para comprar un sistema operativo llamado QDOS por 50.000 dólares. De esta forma, Microsoft pudo cumplir con su contrato para suministrar el sistema operativo para los nuevos PC de IBM. Fue el principio de un notable y constante crecimiento para la nueva compañía exitosa.

Allen se vio obligado a renunciar a Microsoft en 1983 después de haberle sido diagnosticada la enfermedad de Hodgkin, la cual superó después de muchos meses de tratamiento de radioterapia y un trasplante SDF de médula ósea.

Volvió a Microsoft en 1990, ocupando una posición directiva, y ese mismo año creó Vulcan Ventures, un fondo de capital de riesgo especializado en servicios de cable y banda ancha. Paul Allen participa o ha participado en más de 140 compañías, entre las que destacan Priceline, Dreamworks, GoNet, Oxygen y Metricom.

A principios de septiembre del 2000, Paul Allen decidió abandonar completamente Microsoft y todos los cargos que ocupaba. En un emotivo comunicado, firmado por el propio Bill Gates, se reconocía la contribución de Allen al éxito de la compañía. En el futuro ejercerá como consejero estratégico. Ese año, vendió 68 millones de acciones, pero todavía posee 138 millones, lo cual constituye la mayor parte de su riqueza.

La estrategia de inversión de Allen se focaliza en empresas con tecnología de futuro. Allen es un convencido de que el próximo boom tendrá lugar en el sector interactivo y sucederá cuando esté terminada y a disposición, la infraestructura digital en base a fibra de vidrio, posibilidades de trasmisión óptica, etc.

Cada vez más personas desean recibir información combinada con entretenimiento, como por ejemplo la tv-interactiva, educación online, aprendizaje interactivo, etc. Solo en el área de especialización laboral, el volumen de negocios asciende a más de 70.000 millones de dólares.

En diciembre de 2011 anunció que desarrollará junto con el ingeniero y empresario Burt Rutan una nave con forma de avión gigante con capacidad para realizar vuelos tripulados y de carga al espacio.

La nave tendrá unas dimensiones similares a las de un campo de fútbol y sus creadores esperan que realice su primer vuelo de prueba en 2016. Ambos fueron los promotores de la nave SpaceshipOne (SS1), el primer avión espacial de uso privado y tripulado en alcanzar el espacio.

Actualmente el el número 57 en la lista de millonarios de forbes con 13 billones de dólares.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
administrador@piramidedigital.com (Administrador.) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Platón https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6023&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6023&catid=113&Itemid=150&lang=en


Filósofo griego (Atenas, 427 - 347 A. C.). Nacido en el seno de una familia aristocrática, abandonó su vocación política por la Filosofía, atraído por Sócrates. Siguió a éste durante veinte años y se enfrentó abiertamente a los sofistas (Protágoras, Gorgias…). Tras la muerte de Sócrates (399 A. C.), se apartó completamente de la política; no obstante, los temas políticos ocuparon siempre un lugar central en su pensamiento, y llegó a concebir un modelo ideal de Estado. Viajó por Oriente y el sur de Italia, donde entró en contacto con los discípulos de Pitágoras; luego pasó algún tiempo prisionero de unos piratas, hasta que fue rescatado y pudo regresar a Atenas.

Allí fundó una escuela de Filosofía en el 387, situada en las afueras de la ciudad, junto al jardín dedicado al héroe Academo, de donde procede el nombre de Academia. La Escuela, una especie de secta de sabios organizada con sus reglamentos, residencia de estudiantes, biblioteca, aulas y seminarios especializados, fue el precedente y modelo de las modernas instituciones universitarias.

En ella se estudiaba y se investigaba sobre todo tipo de asuntos, dado que la Filosofía englobaba la totalidad del saber, hasta que paulatinamente fueron apareciendo -en la propia Academia- las disciplinas especializadas que darían lugar a ramas diferenciadas del saber, como la Lógica, la Ética o la Física. Pervivió más de novecientos años, hasta que Justiniano la mandó cerrar en el 529 D. C., y en ella se educaron personajes de importancia tan fundamental como Aristóteles.

A diferencia de Sócrates, que no dejó obra escrita, los trabajos de Platón se han conservado casi completos y se le considera por ello el fundador de la Filosofía académica (a pesar de que su obra es fundamentalmente un desarrollo del pensamiento socrático). La mayor parte están escritos en forma de Diálogos, como los de La República, Las Leyes, El Banquete, Fedro o Fedón.

El contenido de estos escritos es una especulación metafísica, pero con evidente orientación práctica. El mundo del verdadero ser es el de las ideas, mientras que el mundo de las apariencias que nos rodean está sometido a continuo cambio y degeneración. Igualmente, el hombre es un compuesto de dos realidades distintas unidas accidentalmente: el cuerpo mortal (relacionado con el mundo sensible) y el alma inmortal (perteneciente al mundo de las ideas, que contempló antes de unirse al cuerpo). Este hombre dual sólo podría conseguir la felicidad mediante un ejercicio continuado de la virtud para perfeccionar el alma; y la virtud significaba, ante todo, la justicia, compendio armónico de las tres virtudes particulares, que correspondían a los tres componentes del alma: sabiduría de la razón, fortaleza del ánimo y templanza de los apetitos. El hombre auténtico será, para Platón, aquel que consiga vincularse a las ideas a través del conocimiento, acto intelectual -y no de los sentidos- consistente en que el alma recuerde el mundo de las ideas del cual procede.

Sin embargo, la completa realización de este ideal humano sólo puede realizarse en la vida social de la comunidad política, donde el Estado da armonía y consistencia a las virtudes individuales. El Estado ideal de Platón sería una República formada por tres clases de ciudadanos -el pueblo, los guerreros y los filósofos-, cada una con su misión específica y sus virtudes características: los filósofos serían los llamados a gobernar la comunidad, por poseer la virtud de la sabiduría; mientras que los guerreros velarían por el orden y la defensa, apoyándose en su virtud de la fortaleza; y el pueblo trabajaría en actividades productivas, cultivando la templanza.

Las dos clases superiores vivirían en un régimen comunitario donde todo (bienes, hijos y mujeres) pertenecería al Estado, dejando para el pueblo llano instituciones como la familia y la propiedad privada; y sería el Estado el que se encargaría de la educación y de la selección de los individuos en función de su capacidad y sus virtudes, para destinarlos a cada clase. La justicia se lograría colectivamente cuando cada individuo se integrase plenamente en su papel, subordinando sus intereses a los del Estado.

Platón intentó plasmar en la práctica sus ideas filosóficas, aceptando acompañar a su discípulo Dión como preceptor y asesor del joven rey Dionisio II de Siracusa; el choque entre el pensamiento idealista del filósofo y la cruda realidad de la política hizo fracasar el experimento por dos veces (367 y 361 A. C.).

Sin embargo, las ideas de Platón siguieron influyendo -por sí o a través de su discípulo Aristóteles- sobre toda la historia posterior del mundo occidental: su concepción dualista del ser humano o la división de la sociedad en tres órdenes funcionales serían ideas recurrentes del pensamiento europeo durante siglos. Al final de la Antigüedad, el platonismo se enriqueció con la obra de Plotino y la escuela neoplatónica (siglo III D. C.).


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Ray Kroc https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6049&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6049&catid=113&Itemid=150&lang=en


“Este muchacho sabe lo que quiere”, esbozó un testigo fortuito aquella tarde en el Festival de 1955, en la que el ejecutivo de máquinas de batido Ray Kroc, se quedara con la primera franquicia de ese negocio de comidas rápidas que brillara por su limpieza, para lograr poco tiempo después, que el nombre de sus dueños, los hermanos Mc Donald, se transformara en un referente no sólo económico sino también social.

Dice la historia que habían pasado algo más de veinte años desde que Richard y Maurice McDonald, dos jóvenes emprendedores, llegaran a Pasadena dejando atrás mandatos familiares. Tras probar suerte con diferentes comercios se dieron cuenta del auge del automóvil y crearon un negocio paralelo: la venta de comidas a ocasionales conductores atendidos por veloces señoritas montadas en patines, que entre pedido y pedido, alternaban con cocineros de comidas rápidas en un sistema edilicio octogonal, que permitía el recorrido circular de los autos a la vez que la preparación in situ de la comida quedaba a la vista.

Con un considerable capital a cuestas, los inquietos hermanos Mc desembarcaron muy cerca de Los Ángeles animándose con su nombre.

Ni remotamente imaginaron la gran cadena comercial por venir cuando decidieron diferenciar su restaurante en medio de una gran crisis económica. La mano de obra se había convertido en un problema y los costos de las materias primas eran elevadísimos, entonces, frenar ímpetus y sentarse a analizar las cuentas fueron prioridad.

El último balance arrojaba que el 80 % de la rentabilidad estaba dada por las hamburguesas.

Era el momento de tomar el toro por las astas y adosaron rapidez y autoservicio como esencia de la reestructuración en combinación a precios bajos.

Tres fueron los meses que les llevó el cambio y sin patinadoras a la vista optaron por un servicio directo, bandejas descartables, y preparación estándar de alimentos en línea contenidos en un menú de nueve platos, donde las hamburguesas fueron las anfitrionas por excelencia a sólo quince centavos de dólar.

La facturación del comienzo fue baja, pero nuevas propuestas fritas hicieron que el negocio repuntara.

Fue entonces que, tanto Dick como Mac, comenzaron a amesetar sus aspiraciones hasta que apareció Kroc, quien compró la primera licencia y llevó con el tiempo a McDonald´s Corporations a ser número uno en fast food en Norteamérica.

Respondiendo a las nuevas necesidades del mercado mundial, no sólo de adultos, sino también de niños, el apodado Rey de la Hamburguesa, desafió como nadie la Ley de los Arcos Dorados y eligió a Ronald, un pintoresco payaso hoy casi tan conocido como Papa Noel, para sintetizar lo feliz que era pensando el día que entró a ese local tan pulcramante organizado a ofrecer sus máquinas y se quedó no sólo con el comercio, sino también con la gloria.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
administrador@piramidedigital.com (Administrador.) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Rhonda Byrne https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6045&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6045&catid=113&Itemid=150&lang=en


Rhonda Byrne nació el 12 de marzo de 1951. Es una guionista y productora de televisión australiana. Hasta aquí, nada que haga pensar en que sobresale entre el resto, con una pequeña diferencia: ella tiene “El Secreto”. El Secreto del éxito, de explorar los temas que interesan a todos por igual, las problemáticas que aquejan a los hombres y el tema que más les quita el sueño: cómo tener éxito. Éxito para todo: en la vida, en el amor, en las financias. Si a cualquiera de nosotros nos ofrecieran este secreto a cambio de dinero, ¿quién no lo daría?

Esta fue la respuesta que supo encontrar Rhonda, más conocida por el bestseller de autoayuda (y posterior película) “El Secreto” (2004), que postula uno de los principales temas de la corriente místico-filosófica Nuevo Pensamiento: la ley de atracción universal.

“El Secreto” en su versión cinematográfica vendió casi dos millones de DVD y cuatro millones de copias respectivamente en menos de seis meses.

El principal argumento del libro es que el universo responde a frecuencias positivas de deseo y lo satisface respondiendo a una ley de atracción que hace que el universo “oiga” los poderosos llamados de los anhelos de cada individuo, y responda positivamente a ellos.

Pero así como Byrne atribuye al deseo positivo la particularidad de cumplirse, lo mismo sucede con los deseos negativos, lo malo, lo dañino y los problemas: serán atraídos de la misma manera que lo positivo, si son invocados por la mente. Es indispensable ser optimista para que la vida responda de la misma manera.

Byrne leyó “La Ciencia de Hacerse Rico” de Wallace D. Wattles, libró que la motivó a redactar “El Secreto” en un periodo de crisis personal. Sabemos que muchísimas veces, de los momentos difíciles nacen las grandes oportunidades.

Esto le sucedió a Byrne, quien supo captar cuál es el mejor producto que se puede vender: el éxito. Ahora, la exitosa es ella y el libro sigue vendiéndose sin parar alrededor del mundo.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Ricardo Salinas Pliego https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6623&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6623&catid=113&Itemid=150&lang=en


"Tenemos la obligación de imaginar un mejor futuro, y después buscar la forma de llegar a él”. Así piensa Ricardo Benjamín Salinas Pliego, un empresario mexicano dueño, presidente y director general del Grupo Salinas, que conglomera a diversas firmas dedicadas a las telecomunicaciones, medios, transporte, servicios financieros y ventas.

Nació en la Ciudad de México el 19 de octubre de 1955 y sus padres fueron Esther Pliego de Salinas y Hugo Salinas Price, dueño del importante Grupo Elektra. Estuvo casado con Ninfa Sada Garza, con quien tiene tres hijos (Ninfa, Benjamín y Hugo), y luego con María Laura Medina de Salinas, con quien también tiene tres hijos (Ricardo, Cristóbal y Mariano).

Ricardo se graduó como Contador Público con Mención Honorífica del Instituto Tecnológico en 1977, y dos años después finalizó un MBA en la Universidad de Tulane en Nueva Orleáns, Estados Unidos. A partir de 1981, se incorporó a la empresa de su padre como gerente de importaciones. “Mi bisabuelo Benjamín empezó el negocio y contando de allí, soy la cuarta generación pasando por el abuelo don Hugo Salinas Rocha y mi padre, Hugo Salinas Price”, declaró.

Cuando en 1994 su padre anunció su retiro, Ricardo tomó las riendas del holding como dueño y director general de Grupo Elektra. Durante su gestión, en medio de una grave crisis económica y ante la posibilidad de una quiebra, reestructuró el modelo de negocios con medidas que modificaron radicalmente el rumbo de la empresa devolviéndole su viabilidad.

A partir de entonces, se enfocó a las telecomunicaciones. En 1998 adquirió, a través de subasta pública, una cantidad importantes de licencias del espectro radioeléctrico para otorgar servicios de PCS y WLL que sirvieron para la fundación de Unefón, Telecosmo y TV Azteca. También tuvo gran participación en la actividad financiera: fundó Banco Azteca, Seguros Azteca y Afore Azteca. Su último gran proyecto, dado a conocer en mayo de 2011, es Totalplay, un servicio que conjunta telefonía fija, celular, internet y televisión vía fibra óptica.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
administrador@piramidedigital.com (Administrador.) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Richard Branson https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6047&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6047&catid=113&Itemid=150&lang=en


Fines de los años 60 en Europa. La juventud vivía días de efervescencia que partía desde las universidades y se extendía hacia las calles de las grandes ciudades. La literatura, la filosofía, el rock and roll y el libertinaje sexual eran las insignias de una generación que consumía hippismo.

En ese contexto, Richard Branson supo ser un hippie atento y con ganas de sacarle el jugo económico a aquella movida cultural. Mientras era todavía estudiante universitario, Richard editó la revista Student, en donde logró entrevistar a personalidades de la talla de Mick Jagger o Jean Paul Sartre, entre otros. En su primera edición, la revista Student logró vender 50 mil ediciones. “Usted va a terminar millonario o en la cárcel”, le advirtió un profesor a Richard en aquel momento.

Luego del éxito de Student, el joven Richard continuó expandiéndose dentro de los negocios vinculados a la cultura hippie de la época, y abrió una casa de venta de discos, totalmente distinta a lo que se conocía en el momento. Era un lugar para pasar horas, en un ambiente cálido, escuchando las últimas novedades de la música en el mundo.

Cuando las tiendas Virgins ya eran un lugar de culto, Richard Branson fue más allá y lanzó el sello discográfico Virgin Records, con el que llegó a grabar discos con Sex Pistols y los Rolling Stones, entre otros.

A pesar de contar con una fortuna de millones de dólares, Branson nunca abandonó su onda hippie y aventurera, al punto de donar varios millones a obras de caridad y hasta querer recorrer el mundo en globo aerostático, algo que casi le cuesta la vida.

Mucha razón tenía aquel profesor universitario con esa premonición: “vas a terminar millonario o en la cárcel”. 

Fuente: siliconvalleyhabitat.com


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Robert Hock https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=10650&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=10650&catid=113&Itemid=150&lang=en


Robert Kuok Hock Nien nació el 6 de octubre de 1923 en Johor Bahru, es un influyente hombre de negocios chino de Malasia. Según Forbes su fortuna se estima en alrededor de $ 12500 millones en mayo de 2011, convirtiéndose en el hombre más rico de Malasia y el sudeste de Asia.

Kuok posee medios de comunicación, tímido y discreto, la mayoría de sus empresas son de 100% propiedad de él o su familia. Además de una multitud de empresas en Malasia, sus empresas tienen inversiones en muchos países de Asia. Su negocios van desde plantaciones de caña de azúcar (plantaciones Perlis Bhd), refinerías de azúcar, la molienda de harina, alimentos para animales, petróleo, minería, finanzas, hoteles, propiedades, comercio, transporte y publicación su mayor fuente de riqueza es la apuesta de Wilmar International, la mayor compañía del mundo de aceite de palma. Él era un estudiante de la prestigiosa escuela Institución Raffles.

Kuok padre llegó a Malasia desde Fujian, China a principios del siglo 20, y Robert era el más joven de tres hermanos. Afirma que se inició en los negocios como un cadete, y más tarde comenzó un negocio con el apoyo de sus familiares. De hecho, después de su graduación, trabajó en el departamento de granos del conglomerado japonés Mitsubishi industrial entre 1942 y 1945

Kuok y sus dos hermanos fundaron Kuok Hermanos Sdn Bhd en 1949, con el comercio de productos agrícolas. Bajo el nuevo gobierno post-colonial, Kuok se inició en el negocio del azúcar junto con el gobierno. En 1961, hizo un golpe mediante la compra de azúcar barata de la India antes de que los precios se dispararan. Siguió una fuerte inversión en refinerías de azúcar, controlaba el 80% del mercado del azúcar de Malasia con una producción de 1,5 millones de toneladas, equivalente al 10% de la producción mundial, y así se ganó su apodo de "Rey Azúcar de Asia".

En 1971, se construyó el primer Shangri-La Hotel, en Singapur. Su primera incursión en propiedades en Hong Kong fue en 1977, cuando adquirió una parcela de tierra en el recién recuperado Tsim Sha Tsui Este paseo marítimo, donde se construyó el segundo hotel, el Shangri-La Kowloon. En 1993, el Kerry Group adquirió una participación del 34,9% en el South China Morning Post de News Corporation de Murdoch.

Sus empresas tienen inversiones en muchos países, como Singapur, Filipinas, Tailandia, China Continental, Indonesia, Fiyi y Australia. Sus negocios en China incluyen 10 empresas embotelladoras de Coca Cola, y la propiedad de la Beijing World Trade Center.

Kuok se retiró oficialmente del Grupo Kerry el 1 de abril de 1993. Uno de sus hijos, Kuok Khoon Ean, ahora se encarga de la mayor parte de las operaciones del día a día de sus negocios. En la actualidad reside en Hong Kong.

El 31 de octubre de 2009, el Grupo de FP desde el buque insignia de Robert Kuok, emitió un comunicado a la Bursa Malasia que ha decidido deshacerse de sus unidades de azúcar, junto con la tierra utilizada para cultivar caña de azúcar por RM 1290 millones.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Rodolfo Diesel https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6585&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6585&catid=113&Itemid=150&lang=en


Hijo de padres alemanes, Rodolfo Diesel nació en París, Francia, en el año 1858. Su vida, desde pequeño hasta su trágica y misteriosa muerte en 1913, fue siempre intensa, llena de optimismo y proyectando siempre hacia el futuro.

Con una gran visión y capacidad extraordinaria para situarse ante la realidad actual y los hechos que él sentía posibles de que pudieran darse, Diesel trabajó con tenacidad intensa, proyectando, haciendo planes, siendo firme y tenaz como todo un germánico, y con un muy buen sentido del humor y deseo de educación y de viajar y conocer como todo buen europeo.

Los primeros años de vida de Diesel (al menos, los primeros doce), transcurrieron en Paris, ciudad para la cual Rodolfo guardara siempre un recuerdo especial y a la que debía regresar varias veces más tarde.

En 1987 las cosas cambian. Al estallar la guerra franco-prusiana, los padres del muchacho, que veían que la situación se complicaba irremediablemente, y que como extranjeros corrían el peligro de ser capturados y enviados a un campo de concentración, deciden marcharse a Inglaterra, país en el que residían unos parientes suyos.

El joven Diesel se adaptó perfectamente al nuevo ambiente. Más tarde, algunos amigos serían precisamente súbditos de la reina Victoria y el rey Eduardo. Era la época en que la rivalidad entre el káiser y los monarcas colocaban las relaciones entre ambos países en una situación sumamente crítica y difícil.

Diesel no fue jamás un alemán cerrado y fanático, de tipo teutónico. Al contrario, Rodolfo fue un joven abierto a las ideas e influencias franco-inglesas. Un joven alemán que educado en Augsburgo y Múnich y con los años de experiencias juveniles en Francia e Inglaterra, le hacían ser un hombre más abierto y más maduro.

La familia de Diesel, desarraigada por la guerra franco-prusiana y por la temporada de residencia en Inglaterra, decide finalmente establecerse en Augsburgo, vieja ciudad fundada por el emperador Augusto.

La ciudad ofrecía un gran campo en todos los ámbitos, se respiraba un gran auge en la ciencia, el comercio y la industria. Las nuevas fábricas aumentaban la riqueza municipal; la biblioteca de la ciudad era una de las mejores de Alemania, y el periódico local, la Allgmeine Zeitung, gozaba de fama en toda Europa.

Pero no era sólo esto lo que atraía a la familia de Deisel para asentarse en esta bonita ciudad. Se trataba, además, de la educación de su hijo. Querían que el muchacho se preparase, estudiara en una escuela tecnológica, en uno de los mejores institutos de enseñanza técnica en el país.

El joven Diesel daba muestras de gran talento en el campo de la ciencia. Y así, pues, luego de terminar brillantemente sus estudios en Augsburgo, el joven Rodolfo fue enviado por sus padres a Múnich, para que estudiara en la Escuela Técnica de Altos Estudios.

El ambiente de Múnich -una preciosa ciudad provincial, capital mundial de la cerveza, alegre centro estudiantil, ciudad artística y cultural de gran importancia, con uno de los mejores museos de Europa- agradó en extremo al joven Diesel.

En 1875, año que llegara a Múnich se respiraba en la ciudad un ambiente de optimismo. El nuevo imperio alemán había unificado todos los territorios de lengua germánica fuera del Imperio de Habsburgo; la expansión industrial y comercial de las ciudades alemanas, la política de Bismark, y, sobre todo, la fe y la confianza en el progreso del propio pueblo y los demás países de Europa, iba en aumento.

Diesel se sentía feliz. Era su mundo, era su ambiente. Alegre e inquieto, Diesel combinaba sus estudios científicos con las charlas de café, sus correrías de mediodía y de noche por los famosos "Biergarten" (jardines de cerveza, cervecerías o jardín-bares) de esa fabulosa, alegre y atrayente ciudad de Múnich.

Y no era sólo este ambiente que más tarde evocaría con nostalgia Diesel, lo que le satisfaría a nuestro personaje. Había, además de las fiestas, los amigos, el teatro y los bailes, la cuestión del estudio. Pronto conocería a alguien que sería su gran maestro y guía. Alguien que le orientaría decisivamente en sus estudios e investigaciones. Ese alguien fue Von Linde.

Von Linde era un famoso profesor de termodinámica. Primer hombre que fabricó aire líquido, el maestro de Disel combinaba los conocimientos teóricos con las aplicaciones prácticas. Estaba convencido que la teoría sin la práctica (algo que suelen y acostumbran hacer en las Universidades y Tecnológicos que se autonombran “centros de estudio”) de nada sirve.

Diesel aprendería mucho de él. Al igual que su maestro, también él creía que había de conectar teoría y práctica en forma que ambas salieran ganando. Luego, al escuchar una de las tantas pláticas y conferencias de Von Linde, Diesel escuchó al sabio profesor hablar acerca de la cantidad tan grande de energía que se desperdiciaba en el funcionamiento de la máquina de vapor. Es entonces cuando Diesel forma en su mente un proyecto fantástico: el construir un tipo de motor más perfecto. “Si fuera posible inventar el motor más eficaz del mundo. Uno que no desperdicie energía alguna. Uno cuyo motor exprima hasta la última gota de energía...” -pensaba.

A los veintiún años de edad Diesel terminaba sus estudios y recibía el diploma de ingeniero. Pero, a diferencia de los demás muchachos de la “Uni” quienes en su mayoría trataban de dedicarse únicamente a la caza de trabajos y empleos lucrativos, Diesel prefiere la investigación teórica, dar rienda suelta a sus especulaciones, investigar, deducir, probar, tratar y poner en práctica aquello que estudiaba.

En un principio, como “buen germano”, Diesel se enfocó mucho a la cuestión teórica. Poco a poco, todos esos embalajes teóricos irían a ser puestos en práctica, gracias a la ayuda de su maestro. Diesel quería, ante todo, profundizar sus conocimientos teóricos. Von Linde, que lo apreciaba como alumno y lo quería entrañablemente como amigo, le encontró un puesto docente como ayudante de laboratorio. Y, así, el equipo de maestro y discípulo siguió trabajando intensamente.

Los estudios de Von Linde acerca de los cambios determinados por la temperatura de los líquidos y gases tenían -como casi todos los descubrimientos físicos tienen o acaban de tener- una aplicación práctica: la industria de la refrigeración, en aquel tiempo en sus inicios, y que consistía básicamente en la producción de bajas temperaturas por medio de la descompresión y evaporación de varias substancias, entre ellas el amoníaco.

Las investigaciones en este campo siguieron. Diesel, por su parte, seguía con la idea, aquella que tuviera en sus tiempos de estudiante y universitario, de construir un motor más eficiente. Recibe la oportunidad, gracias a su maestro, de trabajar para una fábrica suiza.

Diesel era una especie de agente de viajes de alto comercio, con lo cual tiene la oportunidad no solo de viajar y conocer, sino de tener un buen empleo altamente remunerativo como para vivir sin muchas complicaciones.

Y así es como, gracias a sus magníficos conocimientos teóricos, al apoyo económico obtenido y a lo tenaz de su proceder, Diesel logra producir su primer aparato en uno de los principales talleres metalúrgicos de Augsburgo. Era mucho más pesado que los motores de explosión que empezaban a mover los primeros automóviles en aquellos mismos años, pero, en cambio, desarrollaba mucha mayor fuerza, y ocupaba un espacio mucho menor que los motores o máquinas de vapor.

El aparato resultó todo un éxito, sobre todo si tomamos en cuenta que el aparato era relativamente sencillo y económico. Diesel lo exhibió en la Exposición de Múnich de 1898 e inmediatamente los ambientes industriales y científicos de diversas partes del mundo acogieron el invento con sumo interés, e incluso con entusiasmo.

A diferencia de otros inventores, que con frecuencia mueren pobres y olvidados, y no hallan en sus contemporáneos más que incomprensión y desprecio, Diesel tuvo la suerte de desarrollar su invento en una época sumamente favorable para el progreso de la técnica.

Uno de los primeros en comprender la importancia de tal invento fue un industrial americano, procedente de la ciudad de San Luis, Missouri, quien adquirió las patentes de Diesel para Estados Unidos y Canadá, por la nada desconsiderable suma de un millón de marcos oro.

Diesel, ya rico y famoso, viajaba sin cesar. Daba conferencias, se entrevistaba con gerentes y directores de fábricas, así como con industriales extranjeros interesados en obtener sus patentes. Aparte, le gustaba viajar por placer. Era una forma e conocer gente. Hombre afable, buen conversador, sabía combinar los principios de la física teórica y las disertaciones sobre el porvenir de la industria con amenas anécdotas acerca de los políticos y hombres de ciencia de su generación. En 1910 obtuvo el Gran Premio en la Exposición de Bruselas.

Viajó por muchos países, incluyendo Estados Unidos. Después de su primer viaje por América regresó a Europa, donde le esperaban nuevas entrevistas y consultas con importantes hombres fabricantes de motores en Inglaterra y Alemania. En otoño de 1913, unos meses antes de que se iniciara la Primera Guerra Mundial, en 1914, debía pasar a Inglaterra para asistir a una importante reunión de fabricantes y técnicos ingleses.

El 29 de septiembre de 1913, Diesel se embarca en el vapor Dresden, que hacía la travesía del canal de la Mancha, de Amberes a Londres. La noche era tranquila; la mar estaba en calma. Diesel llevaba consigo importantes documentos técnicos. Luego de conversar con algunos pasajeros, pudo verse su silueta en el puente de paseo reservado a la primera clase.

Era la última vez que se le vería. A la mañana siguiente, al llegar el Dresden a Londres, Diesel había desaparecido. Su cama no estaba deshecha. Los documentos que llevaba consigo habían desaparecido. ¿Víctima de un complot organizado? ¿Suicidio? ¿Ovnis? Nada se supo. Simplemente se habló de la muerte o desaparición de un gran hombre: Rodolfo Diesel.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Simón Bolivar https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=2702&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=2702&catid=113&Itemid=150&lang=en


La BBC elogia y elige a  Simón Bolívar, como el Americano más prominente del siglo XIX

  • Con solo 47 años de edad peleó 472 batallas siendo derrotado solo 6 veces.
  • Participó en 79 grandes batallas, con el gran riesgo de morir en 25 de ellas.
  • Liberó 6 naciones, cabalgó 123 mil kilómetros, más de lo navegado por Colón y Vasco de Gama combinado.
  • Fue Jefe de Estado de 5 naciones.
  • Cabalgó con la antorcha de la libertad la distancia lineal de 6.500 kilómetros, esa distancia es aproximadamente media vuelta ala Tierra.
  • Recorrió 10 veces más que Aníbal, 3 veces más que Napoleón, y el doble de Alejandro Magno.
  • Sus ideas de Libertad fueron escritas en 92 proclamas y 2.632 cartas.
  • Lo mas increíble es que muchas de ellas fueron dictadas de forma simultánea y en diferentes idiomas a distintos secretarios.
  • Y el ejército que comandó nunca conquistó...  sólo LIBERÓ...

Lo anterior fue el argumento con el cual la BBC de Londres eligió al Libertador Simón Bolívar como el Americano más prominente del siglo XIX.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Soichiro Honda https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=268&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=268&catid=113&Itemid=150&lang=en


De hijo de un herrero a constructor del imperio Honda 1906-1991

Soichiro Honda nació el 17 de noviembre de 1906 en un pequeño pueblo llamado Kyomo, a 270 kilómetros de Tokio en la región de Hamamatsu. Hijo de un herrero que se dedicaba a reparar bicicletas, de allí su fascinación por el taller. Este mismo interés y capacidad natural con cualquier cosa mecánica, creció cuando vió el primer modelo T Ford a la edad de ocho años; hecho que permitió que afianzara mas sus trabajos con vehículos, trabajando como aprendiz en un taller de Tokio, una vez que abandona la escuela a la edad de 15 años.

Se inicio en la construcción y conducción de automóviles de carreras, ganando varias categorías, pero su carrera fue cortada brevemente cuando casi pierde la vida, durante el evento velocidad de Japón en 1936. Como consolación a su velocidad media ese día (75 mph) seguía siendo expediente japonés de la raza por casi 20 años.

En 1937 inicio su carrera de negocios: le proveía a los militares anillos de pistón, patentando sus ideas en el bastidor de dado, metalúrgica uniforme para poder proveer a Toyota (llevaron a cabo la equidad del 40% en su compañía) y la compañía aérea Nakajima.

El período de inestabilidad e incertidumbre que se generó después de la guerra, hizo que Soichiro vendiera parte de su compañía a la Toyota y que durante un año se centrara a construir lo que en un futuro sería su imperio. Soichiro era un hombre que se distinguía por su colorido en carácter y ropa e insistía en que la inconformidad era esencial para un artista o un innovador.

En octubre del año 1945, comenzó a operar el Instituto de Investigación Técnico Honda, que dos años mas tarde se convirtió en Honda Motor Company. Recibió mas de 100 patentes e inició los nuevos diseños de motos que alcanzaron gran altura convirtiéndolo en el fabricante más grande de motocicletas antes de 1959.

Fue un hombre extremadamente orgulloso de las relaciones laborales de su planta, y de escala por méritos. La prosperidad de su compañía se basó en la confianza de la juventud y de la promoción de la gente creativa. Prueba de ello era que Soichiro insistía en que la presidencia se debía ganar basada en el merito. Todo esto con el objetivo de incentivar y presionar a sus empleados para lograr los mejores resultados.

El proyecto del F1 les sirvió enormemente para ganar experiencia y desarrollar su potencial. Obtuvo su primera victoria en 1965.

El negocio de los autos de calle revolucionó en los años 70, con la crisis del petróleo y los controles de emisiones lanzados en EEUU. El Civic es aceptado como un auto económico para la época y además fue el primer auto en pasar los test de emisiones sin colocarle un conversor catalítico (catalizador), gracias al patentado diseño de la cámara de combustión CVCC; mientras que el modelo Accord demostró a los norteamericanos que los autos japoneses no sólo eran económicos, sino que también eran confiables y de muy buen aspecto.

Para sorpresa de las tres marcas estadounidenses, el Accord ya había alcanzado el primer lugar en las ventas de ese país. lo que originó el aumento de su producción para los años 80. Sus plantas fueron elogiadas por ser de alta eficiencia y control de calidad superior.

Soichiro después de su retiro de la Compañía, se dedicó a la Fundación Honda que apuntó a armonizar tecnología ecológica. Trabajó como vicepresidente de la Cámara de Industria y Comercio de Tokio y la Asociación Japonesa de Automóviles.

Murió en agosto de 1991, a los 85 años de edad, dejando a su esposa Sachi, un hijo y dos hijas.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Srinivasa Aiyangar Ramanujan https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=14971&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=14971&catid=113&Itemid=150&lang=en


Fue un matemático autodidacta indio que, con una mínima educación académica en matemáticas puras, hizo contribuciones extraordinarias al análisis matemático, la teoría de números, las series y las fracciones continuas. Ramanujan desarrolló inicialmente su propia investigación matemática en forma aislada; que fue rápidamente reconocida por los matemáticos indios. Cuando sus habilidades se hicieron evidentes a una comunidad matemática más amplia, centrada en Europa en ese momento, comenzó su famosa colaboración con el matemático británico G. H. Hardy. Redescubrió teoremas conocidos previamente, además de producir numerosos nuevos teoremas.

Durante su corta vida, Ramanujan fue capaz de compilar independiente casi 3.900 resultados (en su mayoría identidades y ecuaciones). Casi todos sus hallazgos se han demostrado correctos, aunque algunos ya eran previamente conocidos. Logró resultados que eran a la vez originales y muy poco convencionales, como los números primos de Ramanujan y la función theta de Ramanujan, que a su vez han inspirado una gran cantidad de investigaciones.

Ramanujan nació el 22 de diciembre de 1887 en Erode, en la provincia de Madrás, (por entonces perteneciente al Imperio Británico), en la residencia de sus abuelos maternos. Descendiente de una familia de brahmanes, su padre, K. Srinivasa Iyengar, trabajaba como empleado en una tienda de saris y provenía del barrio de Thanjavur. Su madre, Komalatammal, era un ama de casa, aficionada a cantar en un templo local. Vivían en una casa tradicional de la calle Sarangapani de la ciudad de Kumbakonam (la casa de la familia es actualmente un museo). Cuando Ramanujan tenía un año y medio de edad, su madre dio a luz a otro hijo llamado Sadagopan, que murió menos de tres meses después. En diciembre de 1889, Ramanujan padeció la viruela, de la que pudo recuperarse a diferencia de los miles de personas en el Distrito de Thanjavur que murieron de la enfermedad aquel año. Se trasladó con su madre a la casa de sus abuelos maternos en Kanchipuram, cerca de Madrás (ahora Chennai). En noviembre de 1891, y nuevamente en 1894, su madre dio a luz a otros dos hijos, que murieron en la infancia.

El 1 de octubre de 1892, Ramanujan se matriculó en la escuela local. En marzo de 1894, fue trasladado a una escuela de grado medio. Después de que su abuelo materno perdiera su trabajo como oficial de la corte en Kanchipuram, Ramanujan y su madre regresaron a Kumbakonam y fue inscrito en la escuela primaria de Kangayan. Cuando su abuelo paterno murió, fue enviado de vuelta con sus abuelos maternos, quienes entonces vivían en Madrás. La escuela en Madrás no le gustaba, y el joven Ramanujan evitaba acudir a clase siempre que podía. Su familia contrató un agente de policía local para asegurarse de que asistía a la escuela. Seis meses después, Ramanujan estaba de vuelta en Kumbakonam.

Dado que el padre de Ramanujan se pasaba en su trabajo la mayor parte del día, fue su madre quien cuidó de él casi en exclusiva cuando era niño. La relación entre ambos fue muy estrecha. Ella fue la que le instruyó en la tradición y en las puranas (literatura tradicional hinduista). Aprendió a cantar canciones religiosas, para asistir a las pujas en el templo, y a mantener determinados hábitos alimenticios propios de la cultura de los brahmanes. Ramanujan comenzó por fin a rendir satisfactoriamente en la escuela primaria de Kangayan. Justo antes de cumplir 10 años, en noviembre de 1897, pasó sus exámenes de primaria en inglés, idioma tamil, geografía y aritmética, con las mejores calificaciones del distrito. Ese año, Ramanujan entró en la escuela secundaria superior de la ciudad, donde se encontró con las matemáticas formales por primera vez.

Con 11 años, Ramanujan había agotado el conocimiento matemático de dos estudiantes universitarios que eran inquilinos en su casa. Fue más tarde cuando le prestaron un libro de trigonometría avanzada escrito por S. L. Loney. Llegó a dominar por completo este libro con 13 años y descubrió teoremas sofisticados por su cuenta. A los 14 años, estaba recibiendo certificados de mérito y premios académicos que continuaron durante toda su carrera escolar y también ayudaba a la dirección de la escuela colaborando en la logística de la asignación de sus 1200 estudiantes (cada uno con sus propias necesidades) a sus poco más de 35 profesores. Completaba los exámenes matemáticos en la mitad del tiempo asignado, y mostró una sorprendente familiaridad con la geometría y con las series infinitas. Ramanujan fue instruido en cómo resolver ecuaciones cúbicas en 1902 y a continuación encontró su propio método para resolver las de cuarto grado. Al año siguiente, sin saber que la ecuación de quinto grado no podía ser resuelta por radicales como había demostrado Évariste Galois setenta años antes, trató de resolverla por su cuenta.

En 1903, cuando tenía 16 años, Ramanujan obtuvo de un amigo una copia de un libro de G. S. Carr prestado en una biblioteca. El libro, titulado "Synopsis of Pure Mathematics", era una colección de 5000 teoremas. Ramanujan estudió los artículos y el contenido del libro en detalle. Este libro es generalmente reconocido como un elemento clave para despertar el genio de Ramanujan.Al año siguiente, había trabajado de manera independiente e investigó los números de Bernoulli y había calculado la constante de Euler–Mascheroni con 15 decimales de precisión. Sus compañeros de aquella época comentaron después que "rara vez lo entendían" y que sentían por él "un temor respetuoso".

Cuando se graduó en la escuela secundaria en 1904, Ramanujan fue galardonado con el premio de matemáticas K. Ranganatha Rao por el director de la escuela, Krishnaswami Iyer. Iyer distinguió a Ramanujan como un estudiante sobresaliente que merecía una puntuación más alta que la máxima nota posible. Recibió una beca para estudiar en el Government Arts College de Kumbakonam. Sin embargo, Ramanujan estaba tan concentrado en el estudio de las matemáticas que no era capaz de dedicarse a otros asuntos, hasta el punto de que perdió la beca en el proceso de su tramitación. En agosto de 1905, se escapó de su casa en dirección a Visakhapatnam y se quedó en Rajahmundry alrededor de un mes. Más tarde se matriculó en el Pachaiyappa's College de Madrás. Nuevamente destacó en matemáticas, pero tuvo problemas con otras materias como la fisiología. Ramanujan falló en su examen de Fellow of Arts en diciembre de 1906 y de nuevo un año más tarde. Sin un título, dejó la universidad y continuó con la investigación independiente en matemáticas. En este punto de su vida, subsistió en la pobreza extrema y estuvo a menudo al borde de la inanición.

Edad adulta en la India

El 14 de julio de 1909, Ramanujan se casó con una novia de diez años de edad, Srimathi Janaki (Janakiammal), (21 de marzo de 1899 - 13 de abril de 1994) procedente de Rajendram, un pueblo cercano a la estación de ferrocarril de Marudur (distrito de Karur). El padre de Ramanujan no participó en la ceremonia del matrimonio.

Después de la unión, Ramanujan desarrolló un hidrocele testis, una hinchazón anormal de la membrana interna de los testículos. La afección podía ser tratada con una operación quirúrgica de rutina que libera el fluido bloqueado en el saco escrotal. Sin embargo, su familia no tenía el dinero necesario para costear la operación, pero en enero de 1910, un médico se ofreció a hacer la cirugía gratuitamente.

Después de su cirugía exitosa, Ramanujan buscó un empleo. Se quedó en casa de sus amigos mientras iba de puerta en puerta en torno a la ciudad de Madrás (actualmente Chennai) en busca de un trabajo de oficina. Para conseguir algo de dinero, fue tutor de algunos estudiantes de la Universidad de la Presidencia que se preparaban para su examen de First Arts.

A finales de 1910, Ramanujan estaba enfermo de nuevo, posiblemente como resultado de la cirugía que se le practicó a principios de año. Temía por su salud, e incluso le llegó a encargar a su amigo, R. Radakrishna Iyer, que "se entregasen [los cuadernos matemáticos de Ramanujan] al profesor Singaravelu Mudaliar [profesor de matemáticas en el Colegio de Pachaiyappa] o al profesor británico Edward B. Ross, del Madras Christian College". Después de que Ramanujan sanó de nuevo, recuperó sus cuadernos de Iyer y tomó un tren hacia el norte desde Kumbakonam a Viluppuram, una ciudad costera por entonces bajo control francés. 

Atención hacia las matemáticas

Ramanujan conoció al alto funcionario V. Ramaswamy Aiyer, que había fundado recientemente la Sociedad Matemática de la India. Deseando conseguir un trabajo en el departamento de recaudación, donde Ramaswamy Aiyer trabajaba, le mostró sus cuadernos de matemáticas. Como Ramaswamy Aiyer recordó más tarde: Me llamaron la atención los extraordinarios resultados matemáticos contenidos en ellos [los cuadernos]. Yo no tenía en mente ahogar su genio con un puesto en los peldaños más bajos del departamento de recaudación. Ramaswamy Aiyer envió cartas de presentación de Ramanujan a sus amigos matemáticos en Madrás. Algunos de estos amigos vieron su trabajo y le dieron a su vez cartas de presentación para R. Ramachandra Rao, recaudador del distrito de Nellore y secretario de la Sociedad Matemática de la India. Ramachandra Rao quedó impresionado por la investigación de Ramanujan, pero dudaba de que en realidad fuera su propia obra. Ramanujan menciona una correspondencia que tuvo con el profesor Saldhana, un matemático notable de Bombay, en la que Saldhana expresaba una falta de comprensión de su obra, pero llegaba a la conclusión de que Ramanujan no era un farsante. Su amigo C.V. Rajagopalachari persistió ante Ramachandra Rao y trató de sofocar cualquier duda sobre la integridad académica de Ramanujan. Rao accedió a darle otra oportunidad, y escuchó a Ramanujan disertando sobre integrales elípticas, series hipergeométricas, y su teoría de series divergentes. Rao manifestó en última instancia que se había "convertido", y que estaba convencido de la brillantez de la matemática de Ramanujan. Cuando Rao le preguntó lo que quería, Ramanujan respondió que necesitaba un poco de trabajo y apoyo financiero. Rao estuvo de acuerdo y lo envió a Madrás. Continuó su investigación matemática con la ayuda financiera de Rao cuidando de sus necesidades diarias. Ramanujan, con la ayuda de Ramaswamy Aiyer, pudo publicar su trabajo en el Diario de la Sociedad Matemática de la India.

Para uno de los primeros problemas planteados en la revista, esperó a que llegase una solución durante tres ediciones, más de seis meses, pero no recibió ninguna. Al final, Ramanujan facilitó la solución al problema. En la página 105 de su primer cuaderno, formuló una ecuación que se podía utilizar para resolver el problema de la sucesión infinita de radicales anidados: Utilizando esta ecuación, la respuesta a la pregunta planteada en el Diario era simplemente 3.

Ramanujan escribió su primer documento formal para el Diario sobre las propiedades de los números de Bernoulli. Una propiedad que descubrió fue que los denominadores de las fracciones de números de Bernoulli eran siempre divisibles por seis. También ideó un método de cálculo Bn sobre la base de los números de Bernoulli anteriores. 

En su documento de 17 páginas, "Algunas propiedades de los números de Bernoulli", Ramanujan formuló tres pruebas, dos corolarios y tres conjeturas. Ramanujan al principio redactaba sus artículos con bastantes carencias. Como el editor del 'Diario' MT Narayana Iyengar señaló:

Los métodos del señor Ramanujan eran tan escuetos y los textos y su presentación tan faltos de claridad y precisión, que de ordinario [un lector de matemática], poco acostumbrado a este tipo de gimnasia intelectual, apenas podía seguirle.

Ramanujan escribió más tarde otro artículo y también siguió publicando problemas en el Diario. A principios de 1912, consiguió un trabajo temporal en la oficina de Contabilidad General de Madrás, con un salario de 20 rupias al mes. Duró allí sólo unas semanas, solicitando entonces un puesto a las órdenes del Jefe de Contabilidad del Trust del Puerto de Madrás. En una carta de fecha 9 de febrero de 1912, Ramanujan escribió:

Sir,
Entiendo que hay una pasantía vacante en su oficina, y le ruego que considere mi solicitud. Tengo aprobado el examen de ingreso y los estudios del First Arts, pero no he podido proseguir mis estudios debido a varias circunstancias adversas. He estado, sin embargo, dedicando todo mi tiempo a las matemáticas y a su desarrollo. Puedo decir que estoy bastante seguro de que puedo hacer justicia a mi trabajo si soy nombrado para el puesto. Me permito confiar en que va a ser lo suficientemente bondadoso como para conferirme el nombramiento.

Se adjunta a su solicitud una recomendación de E. W. Middlemast, profesor de matemáticas en el Colegio Presidencial de Chennai, quien escribió que Ramanujan era "un joven de capacidad excepcional en Matemáticas". Tres semanas después de haber mandado la carta, el 1 de marzo, se enteró de que había sido aceptado como auxiliar de contabilidad, con un sueldo de 30 rupias al mes. En su oficina, Ramanujan completaba su trabajo fácil y rápidamente, por lo que podía pasar el tiempo restante haciendo investigación matemática. El jefe de Ramanujan, Sir Francis Spring, y S. Narayana Iyer, su colega que también era el tesorero de la Sociedad Matemática de la India, animaron a Ramanujan en sus actividades matemáticas.

Contacto con matemáticos británicos

En la primavera de 1913, Narayana Iyer, Ramachandra Rao y E. W. Middlemast trataron de presentar el trabajo de Ramanujan a los matemáticos británicos. Un matemático, M. J. M. Hill del University College de Londres, comentó que los trabajos de Ramanujan "estaban llenos de agujeros", señalando que aunque Ramanujan tenía "un cierto gusto por las matemáticas, y un poco de habilidad", carecía de la formación académica y de los fundamentos necesarios para ser aceptado por la comunidad matemática. Aunque Hill no se ofreció a tomar a Ramanujan como estudiante, sí le dio asesoramiento profesional completo y formal en su trabajo. Con la ayuda de amigos, Ramanujan redactó cartas dirigidas a los principales matemáticos de la Universidad de Cambridge.

Los dos primeros profesores, H. F. Baker y E. W. Hobson, devolvieron los escritos de Ramanujan sin comentarios. El 16 de enero de 1913, Ramanujan escribió a G. H. Hardy. Viniendo de un matemático desconocido, Hardy pensó en las nueve páginas manuscritas que recibió de Ramanujan como un posible "fraude". Reconoció algunas de las fórmulas de Ramanujan, pero otras le "parecían casi imposibles de creer". Uno de estos teoremas que Hardy encontró casi imposibles de creer estaba en la parte inferior de la página tres.

Hardy también quedó impresionado por algunos de los trabajos de Ramanujan en relación con las series infinitas:

El primer resultado ya había sido determinado por un matemático llamado Bauer. El segundo era nuevo para Hardy, y se deriva de una clase de funciones llamadas series hipergeométricas que primero habían sido investigadas por Leonhard Euler y Carl Friedrich Gauss. En comparación con el trabajo de Ramanujan en integrales, Hardy encontró estos resultados "mucho más intrigantes". Después vio los teoremas de Ramanujan en fracciones continuas en la última página de los manuscritos, y comentó que "[los teoremas] me derrotaron por completo, yo nunca había visto antes nada parecido en absoluto". Se imaginó que los teoremas de Ramanujan "deben ser verdad, porque, si no eran ciertos, nadie tendría la imaginación necesaria para inventárselos". Hardy pidió a un colega, J. E. Littlewood, que mirase el manuscrito. Littlewood quedó sorprendido por el genio matemático de Ramanujan. Después de estudiar el escrito con Littlewood, Hardy llegó a la conclusión de que las cartas eran "sin duda lo más notable que he recibido", y comentaron que Ramanujan era "un matemático de la más alta calidad, un hombre de originalidad y capacidad totalmente excepcionales". Un colega, E. H. Neville, posteriormente comentó que "ni uno solo de los [teorema]s podría haberse incluido en el examen de matemáticas más avanzado del mundo".

El 8 de febrero de 1913, Hardy escribió una carta a Ramanujan, expresando su interés por su trabajo. Hardy también añadió que era "esencial que yo vea pruebas de algunas de sus afirmaciones". Antes de que su carta llegase a Madrás durante la tercera semana de febrero, Hardy se puso en contacto con la Oficina de la India para planificar el viaje de Ramanujan a Cambridge. Arthur Davies, Secretario del Comité Asesor para los Estudiantes de la India se reunió con Ramanujan para organizar su viaje a Inglaterra. Sin embargo, de acuerdo con su educación Brahmán, Ramanujan se negó en principio a salir de su país para "ir a un país extranjero". Mientras tanto, Ramanujan envió una nueva carta a Hardy con teoremas, en la que le decía que "He encontrado un amigo en ti que ve mi trabajo con simpatía."

Para complementar el respaldo de Hardy, un ex profesor de matemáticas en el Trinity College de Cambridge, Gilbert Walker, pudo ver el trabajo de Ramanujan y expresó su asombro, instándolo a pasar un tiempo en Cambridge. Como resultado de la aprobación de Walker, B. Hanumantha Rao, profesor de matemáticas en una universidad de ingeniería, invitó a Narayana Iyer a una reunión de la Junta de Estudios de Matemáticas para discutir "lo que podemos hacer por S. Ramanujan". La junta acordó conceder a Ramanujan una beca de investigación de 75 rupias por mes durante los siguientes dos años en la Universidad de Madrás. Mientras estuvo contratado como estudiante de investigación, Ramanujan continuó presentando trabajos a la Revista de la Sociedad Matemática de la India. En un caso, Narayana Iyer presentó algunos teoremas de Ramanujan relativos a la suma de una serie a la revista, añadiendo que "El siguiente teorema se debe a S. Ramanujan, estudiante de matemáticas de la Universidad de Madrás". Más tarde, en noviembre, el profesor británico Edward B. Ross del Christian College de Madrás, a quien Ramanujan había conocido unos años antes, irrumpió en su clase un día con sus ojos brillantes, preguntando a sus estudiantes "¿Sabe Ramanujan polaco?" La razón era que en un artículo, Ramanujan había anticipado el trabajo de un matemático polaco cuya ponencia acababa de llegar en el correo del día. En sus trabajos trimestrales, Ramanujan elaboró teoremas para resolver integrales definidas con mayor facilidad. En 1821 trabajó sobre el teorema integral de Giuliano Frullani, formulando generalizaciones que se podían hacer para evaluar integrales anteriormente inabordables.

La correspondencia de Hardy con Ramanujan se agrió después de que Ramanujan se negó a viajar a Inglaterra. Hardy encargó a un colega que estaba dando conferencias en Madrás, E.H. Neville, que convenciese a Ramanujan para ir a Inglaterra. Neville preguntó a Ramanujan que por qué no quería ir a Cambridge. Al parecer, Ramanujan ahora había aceptado la propuesta; como Neville dijo, "Ramanujan no necesitaba ser convencido, y la oposición de sus padres había sido retirada". Al parecer, la madre de Ramanujan tuvo un sueño vívido en el que la diosa de la familia, Namagiri Thayar, le ordenó que "no prolongase más tiempo la separación entre su hijo y el cumplimiento del propósito de su vida". Ramanujan se embarcó por fin hacia Inglaterra, dejando a su esposa con sus padres en la India.

Estancia en Inglaterra

Ramanujan embarcó en el SS Nevasa el 17 de marzo de 1914. A las 10 de la mañana, el barco partió de Madrás. Llegó a Londres el 14 de abril, con EH Neville esperándole con un coche. Cuatro días después, Neville lo llevó a su casa en Chesterton Road, en Cambridge. Ramanujan comenzó inmediatamente su trabajo con Littlewood y Hardy. Después de seis semanas, se mudó de la casa de Neville y fijó su residencia en Whewell Court, a sólo cinco minutos a pie de la habitación de Hardy. Hardy y Littlewood comenzaron a echar un vistazo a los cuadernos de Ramanujan. El propio Hardy ya había recibido 120 teoremas de Ramanujan en las dos primeras cartas, pero había muchos más resultados y teoremas en los cuadernos. Vio que algunos estaban equivocados, otros ya habían sido descubiertos, pero el resto eran nuevas ideas originales. Ramanujan causó una profunda impresión en Hardy y en Littlewood, quien comentó: "Creo que es al menos un nuevo Jacobi", mientras Hardy dijo que "Se le puede comparar únicamente con [Leonhard] Euler o Jacobi."

Ramanujan pasó casi cinco años en Cambridge colaborando con Hardy y Littlewood, y publicó una parte de sus hallazgos allí. Hardy y Ramanujan tenían personalidades totalmente contrapuestas. Su colaboración fue un choque de diferentes culturas, creencias y estilos de trabajo. Hardy era ateo y un apóstol de la prueba y el rigor matemático, mientras que Ramanujan era un hombre profundamente religioso y se apoyaba fuertemente en su intuición. Mientras que Ramanujan permaneció en Inglaterra, Hardy hizo todo lo posible para llenar las lagunas en la educación de su colega sin interrumpir su hechizo de inspiración.

Ramanujan fue galardonado con una licenciatura en Ciencias (este grado fue más tarde renombrado PhD) en marzo de 1916 por su trabajo de investigación en números altamente compuestos, la primera parte de la cual fue publicada como un documento en las Actas de la London Mathematical Society. El artículo tenía más de 50 páginas con la demostración de diferentes propiedades de tales números. Hardy comentó que este fue uno de los artículos más inusuales surgidos en la investigación matemática de esa época y que Ramanujan mostró un extraordinario ingenio en su manejo.[cita requerida] El 6 de diciembre de 1917, fue elegido miembro de la Sociedad Matemática de Londres. Fue nombrado Miembro de la Royal Society en 1918, convirtiéndose en el segundo indio en conseguirlo, tras Ardaseer Cursetjee en 1841, a los 31 años, siendo uno de los estudiosos más jóvenes en la historia de la Royal Society. Resultó elegido "por su investigación en Funciones Elípticas y en la Teoría de Números." El 13 de octubre de 1918, se convirtió en el primer indio elegido Miembro del Trinity College.

Enfermedad y muerte

Plagado de problemas de salud durante toda su vida, viviendo en un país lejos de su hogar y obsesivamente involucrado con sus matemáticas, la salud de Ramanujan empeoró en Inglaterra, tal vez exacerbada por el estrés y por la escasez de su dieta vegetariana durante la Primera Guerra Mundial. Fue diagnosticado de tuberculosis y de una deficiencia vitamínica grave, y fue internado en un sanatorio.

Ramanujan volvió a Kumbakonam en 1919 y murió poco después a la edad de 32 años en 1920. Su viuda, S. Janaki Ammal, se trasladó a Bombay, pero volvió a Chennai (antes Madrás) en 1950, donde vivió hasta su muerte a los 95 años en 1994.

Un análisis de la historia clínica de Ramanujan y sus síntomas elaborado en 1994 por el doctor D.A.B Young llegó a la conclusión de que era mucho más probable que tuviese amebiasis hepática, una infección parasitaria del hígado generalizada en Madrás, donde Ramanujan había pasado gran parte de su vida. Tuvo dos episodios de disentería antes de abandonar la India. Cuando no se trata adecuadamente, la disentería puede permanecer latente por años y dar lugar a la amebiasis hepática, una enfermedad difícil de diagnosticar, pero fácilmente curable una vez que se diagnostica.

Personalidad y vida espiritual

Ramanujan se ha descrito como una persona con una disposición un tanto tímida y tranquila, un hombre digno con agradables maneras. Llevaba una vida bastante espartana mientras estuvo en Cambridge. Los primeros biógrafos indios de Ramanujan lo describen como rigurosamente ortodoxo en cuestiones religiosas. Ramanujan atribuía su perspicacia a su deidad familiar, "Mahalakshmi de Namakkal". Buscó la inspiración en su obra,78 y afirmó que alguna vez soñó con gotas de sangre que simbolizaban a "Narasimha", el consorte masculino de su deidad familiar, recibiendo a continuación visiones de rollos de contenido matemático complejo que se desarrollaban ante sus ojos. A menudo decía que «una ecuación para mí no tiene sentido, a menos que represente un pensamiento de Dios».

Hardy cita a Ramanujan remarcando que todas las religiones le parecían igualmente verdaderas, argumentando además que la religiosidad de Ramanujan había sido idealizada por los occidentales, y exagerada -en lo referente a sus creencias, no a su práctica- por sus biógrafos indios. Al mismo tiempo, destacó la estricta observancia de Ramanujan del vegetarianismo.

Logros matemáticos

En matemáticas, hay una diferencia entre tener una idea y tener una prueba. El talento de Ramanujan sugirió una gran cantidad de fórmulas que podrían entonces ser investigadas en profundidad más adelante. G. H. Hardy señaló que los descubrimientos de Ramanujan eran inusualmente ricos y que a menudo tenían muchas más implicaciones que las que se observaban a primera vista. Como consecuencias indirectas, normalmente se abrían nuevas direcciones de investigación. Los ejemplos más interesantes de estas fórmulas incluyen intrigantes series infinitas para pi.

Una de sus capacidades más notables fue la rápida solución de problemas. En el período en el que compartía una habitación con P. C. Mahalanobis, éste le planteó un problema: "Imagina que estás en una calle con casas marcadas del 1 al n. Hay una casa en el medio (x) tal que la suma de los números de la casa a la izquierda de la misma es igual a la suma de los números de las casas a su derecha. Si n está entre 50 y 500, ¿cuánto valen n y x?" Este es un problema de dos variables con múltiples soluciones. Ramanujan lo pensó y dio la respuesta con una peculiaridad: ideó una fracción continua. Lo inusual fue que era una solución válida para toda una clase de problemas. Mahalanobis se sorprendió y le preguntó cómo lo había hecho. "Es simple. En el momento en que escuché el problema, yo sabía que la respuesta era una fracción continua. ¿Qué fracción continua? me pregunté a mí mismo. Entonces la respuesta vino a mi mente", le contestó Ramanujan.

En 1918, Hardy y Ramanujan estudiaron la función de partición P(n) ampliamente y dieron una serie asintótica no convergente que permite el cálculo exacto del número de particiones de un entero. Hans Rademacher, en 1937, fue capaz de refinar su fórmula para encontrar una solución exacta a este problema mediante una serie convergente. El trabajo de Ramanujan y de Hardy en esta área dio lugar a un nuevo método de gran alcance para la búsqueda de fórmulas asintóticas, llamado el Método del círculo de Hardy-Littlewood.

Descubrió la función mock theta en el último año de su vida. Durante muchos años estas funciones fueron un misterio, pero ahora se sabe que son las partes holomorfas armónicas débiles de las formas de Maass.

Ramanujan es célebre por su extraordinaria productividad en materia de fórmulas. G. H. Hardy declaró, haciendo alusión a Leonhard Euler, también un gran creador de fórmulas extraordinarias, que "Ramanujan había nacido 200 años demasiado tarde". Respecto a las fórmulas contenidas en la carta que recibió del matemático indio en 1913, afirmaba como ya se ha señalado anteriormente que "eran demasiado increíbles para ser falsas":

Los Cuadernos de Ramanujan.

Artículo principal: Cuaderno perdido de Ramanujan.

Todavía en Madras, Ramanujan registró la mayor parte de sus resultados en cuatro cuadernos de papel de hojas arrancables. Estos resultados fueron en su mayoría redactados sin derivaciones. Este es probablemente el origen de la percepción errónea de que Ramanujan era incapaz de probar sus resultados y simplemente pensaba en ellos hasta dar con el resultado final directamente. El matemático Bruce C. Berndt, en su revisión de estos cuadernos y trabajos de Ramanujan, dice que Ramanujan sin duda era capaz de demostrar la mayoría de sus resultados, pero decidió no hacerlo.

Este estilo de trabajo puede haber tenido varias razones. Dado que el papel era muy caro, Ramanujan haría la mayor parte de su trabajo y tal vez de sus pruebas en una pizarra, y luego transfería sólo los resultados definitivos al papel. Utilizar una pizarra era común entre los estudiantes de matemáticas de la Madras Presidency en aquella época. También era bastante probable que hubiera sido influenciado por el estilo del libro de G. S. Carr estudiado en su juventud, quién declaraba resultados sin pruebas. Por último, es posible que Ramanujan consideraba sus trabajos únicamente para su propio interés personal; y por lo tanto sólo registraba los resultados.

La primera libreta tiene 351 páginas con 16 capítulos bastante organizados y algún material no organizado; el segundo cuaderno tiene 256 páginas en 21 capítulos y 100 páginas no organizadas; y el tercer cuaderno contiene 33 páginas no organizadas. Los resultados de sus cuadernos inspiraron numerosos trabajos de matemáticos posteriores tratando de demostrar lo que él había encontrado. El propio Hardy ideó trabajos que exploran el material de trabajo de Ramanujan, como hicieron G. N. Watson, BM Wilson, y Bruce Berndt. Un cuarto cuaderno con 87 páginas no organizadas, el llamado "cuaderno perdido", fue redescubierto en 1976 por George Andrews.

Los cuadernos 1, 2 y 3 se publicaron como un conjunto de dos volúmenes en 1957 por el Instituto Tata de Investigación Fundamental (TIFR 90 ) , Mumbai, India. Esta fue una edición fotocopiada de los manuscritos originales, de su puño y letra.

En diciembre de 2011, como parte de las celebraciones del 125 aniversario del nacimiento de Ramanujan, TIFR publicó los cuadernos a color en dos volúmenes [la edición de coleccionista http://www.math.tifr.res.in/~publ/ramanujan.html]. Estos fueron producidos a partir de imágenes escaneadas y microfilmados de los manuscritos originales de los archiveros de expertos de Roja Muthiah Biblioteca de Investigación, Chennai.

Hardy, Ramanujan y el número 1729

Artículo principal: Mil setecientos veintinueve

Número de Ramanujan:

-Se denomina número de Hardy-Ramanujan a todo entero natural que se puede expresar como la suma de dos cubos de dos maneras diferentes, como el conocido número 1729, protagonista de la anécdota entre Hardy y Ramanujan:

El número 1729 se conoce como el número de Hardy-Ramanujan por una famosa anécdota del matemático británico G. H. Hardy en relación con una visita al hospital para ver a Ramanujan. En palabras de Hardy:

Recuerdo una vez que fui a verle cuando estaba enfermo en Putney. Había viajado en el taxi número 1729 y remarqué que me parecía un número intrascendente, y esperaba de él que no hiciera sino un gesto desdeñoso. "No", me respondió, "es un número muy interesante; es el número más pequeño expresable como la suma de dos cubos de dos maneras diferentes".
En efecto, la cifra tiene dos descomposiciones diferentes:

9 elevado al cubo + 10 elevado al cubo = 1 elevado al cubo + 12 elevado al cubo = 1729

Las generalizaciones de esta idea han creado la noción de "número taxicab" y de "número cabtaxi".

Otros puntos de vista de los matemáticos sobre Ramanujan

Hardy dijo: «Combinó un poder de generalización, una idea de la forma y una capacidad de modificar rápidamente sus hipótesis que, a menudo, eran realmente sorprendentes, y lo hizo, en su propio campo peculiar, sin rival en su día. La limitación de sus conocimientos era tan sorprendente como su profundidad. He aquí un hombre que podía elaborar ecuaciones modulares y teoremas... en órdenes desconocidos, cuyo dominio de las fracciones continuas fue... más allá del de cualquier matemático en el mundo, que había encontrado por sí mismo la ecuación funcional de la función zeta y los términos dominantes de muchos de los problemas más famosos de la teoría analítica de los números, y sin embargo, nunca había oído hablar de una función doblemente periódica o del teorema de Cauchy, y que tenía de hecho una vaga idea de lo que era una función de variable compleja...".  Cuando se le preguntó sobre los métodos empleados por Ramanujan para llegar a sus soluciones, Hardy dijo que "llegaban a través de un proceso de argumentación mezclada, de intuición y de inducción, de la que fue enteramente incapaz de dar ninguna explicación coherente." También declaró que "nunca conoció a su igual, y se le podía comparar únicamente con Euler o Jacobi."

K. Srinivasa Rao, manifestó que "En cuanto a su lugar en el mundo de las matemáticas, citamos a Bruce C. Berndt, quien dijo: 'Paul Erdos nos ha pasado las calificaciones personales de Hardy sobre distintos matemáticos. Supongamos que valoramos a los matemáticos sobre la base de su talento puro en una escala de 0 a 100; Hardy se dio una puntuación de 25, JE Littlewood obtuvo 30, David Hilbert 80, y Ramanujan tendría 100.'"

El profesor Bruce C. Berndt de la Universidad de Illinois, durante una conferencia en el IIT de Madras en mayo de 2011 declaró que en los últimos 40 años, como casi todos los teoremas de Ramanujan le han dado la razón, se había producido un mayor aprecio por el trabajo y la brillantez de Ramanujan. Además, afirmó que el trabajo de Ramanujan estaba ahora omnipresente en muchas áreas de la matemática moderna y de la física.

En su libro Scientific Edge, el físico Jayant Narlikar habló de "Srinivasa Ramanujan, descubierto por el matemático de Cambridge Hardy, cuyos grandes hallazgos matemáticos estaban empezando a apreciarse entre 1915 y 1919. Sus logros pasaron a ser plenamente comprendidos mucho más tarde, pasados muchos años de su prematura muerte en 1920. Por ejemplo, su trabajo en números altamente compuestos (números con un gran número de factores) iniciaron una nueva línea de investigación en la teoría de tales números".

Durante su tarea de toda una vida dedicada a la educación y la propagación de las matemáticas entre los niños en edad escolar en la India, Nigeria y otros países, P.K. Srinivasan ha introducido continuamente obras matemáticas de Ramanujan.

Reconocimiento póstumo

Desde el año del Centenario de Ramanujan, el 22 de diciembre de cada año, se celebra el Día de Ramanujan en el Government Arts College de Kumbakonam donde había estudiado. La celebración es organizada por el Departamento de Matemáticas mediante la celebración de un seminario de dos o tres días invitando a eminentes estudiosos de universidades y colegios. Los participantes son principalmente estudiantes de matemáticas, investigadores y profesores de las universidades locales. El cumpleaños número 125 fue celebrado de una manera especial, invitando a eminentes eruditos matemáticos extranjeros como G.E. Andrews y Bruce C. Berndt, especialistas muy familiarizados con las aportaciones y trabajos de Ramanujan.

El Indian Institute of Technology (IIT) de Madrás en Chennai, conmemora el trabajo y la vida de Ramanujan cada 22 de diciembre. El Departamento de Matemáticas celebra este día mediante la organización de un Simposio Nacional sobre Métodos Matemáticos y Aplicaciones (NSMMA) durante un día, invitando a eminentes eruditos indios y extranjeros.

Se ha creado un premio para jóvenes matemáticos de países en desarrollo con el nombre de Ramanujan por el Centro Internacional de Física Teórica (CIFT), en cooperación con el Unión Matemática Internacional, que nombra a los miembros del comité del premio.

El Shanmugha Arts, Science, Technology & Research Academy (SASTRA), con sede en el estado de Tamil Nadu, en el sur de la India, ha instituido el "SASTRA Ramanujan Prize" dotado con 10.000 dólares para ser otorgado anualmente a un matemático que no exceda de los 32 años y que haya hecho contribuciones sobresalientes en un área de la matemática influida por la obra de Ramanujan. El límite de edad se refiere a los años que vivió Ramanujan, cuyos abundantes logros siguen siendo la base de nuevas realizaciones. Este premio ha sido otorgado anualmente desde 2005, en una conferencia internacional promovida por SASTRA en Kumbakonam, la ciudad natal de Ramanujan, alrededor de la fecha de su cumpleaños el 22 de diciembre.

En el 125 aniversario de su nacimiento, la India declaró el cumpleaños de Ramanujan (22 de diciembre), como el "Día Nacional de las Matemáticas". La declaración fue hecha por el doctor Manmohan Singh en Chennai el 26 de diciembre de 2011,100 declarando también que el año 2012 se celebraría el "Año Matemático Nacional" en la India.

La residencia de Ramanujan es conservada por la universidad SASTRA en Kumbakonam.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
administrador@piramidedigital.com (Administrador.) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Stephen King https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6056&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6056&catid=113&Itemid=150&lang=en


El culpable de interminables noches sin dormir, o el dueño de una imaginación prodigiosa. Ambas cosas pueden definir a Stephen King, escritor nacido en octubre de 1947 en Portland, Maine. Su niñez fue marcada por la ausencia del padre, que los abandonó a él, su madre y su hermano mayor, y por el constante movimiento de un lado a otro del país siguiendo las escasas oportunidades laborales de su madre, hasta que acabaron por establecerse en Durham (Maine) donde ella empezó a cuidar de su propios padres, ya mayores. Allí estudió, sufriendo las constantes burlas de sus compañeros (como le ocurría a Carrie, uno de sus más famosos personajes) debido a su torpeza, continuas enfermedades y deficiencia visual.

Es en estos años cuando comienza su pasión por escribir. Durante esos años escribió muchas historias. Incluso editó un periódico casero en el sótano de su casa junto a su hermano. Intentó constantemente publicar alguno de sus relatos pero todas las revistas le rechazaban cortésmente, pero él no desistió hasta que en 1964 consigue que le publiquen el primer relato, “In a Half World of Terror”. Estos años inspiraron muchos de sus relatos, como “Cuenta Conmigo” o “It (Eso)”, basados en parte en hechos de su infancia. Stephen canalizaba sus frustraciones infantiles y sus constantes sufrimientos en algo mucho más fructífero que el aislamiento y el ocio: la literatura.

Su actividad continuó vinculada a la escritura: En 1966 se matricula en la universidad de Maine, donde se graduaría en 1970 de filología inglesa. Colaboró en el diario “The Maine Campus” con una columna semanal. Allí escribió su primera novela “Rabia” que aunque no la primera, al final logró publicar, y varias novelas más.

En 1971 contrae matrimonio con una compañera de estudios. Vivían en la miseria y King pasó por varios trabajos, con salarios muy bajos que apenas le alcanzaban para vivir. Se ayudaba, para ello, de algunas novelas que lograba publicar, sobre todo en revistas para adultos, aunque nunca llegó a cobrar más de 500 dólares.

En el año 1973 su estado económico estaba al borde del desastre. Para sobrevivir junto a su esposa e hijos, logra un adelanto de 2500 $ por la publicación de Carrie y espera llegar a obtener unos 16000, pues sabe que la novela es buena. Contando que cobraba unos 6400 anuales, esto era para él una auténtica fortuna. Sus expectativas se quedaron cortas, pues se realiza una edición de bolsillo del libro y recibe unos 200.000 $. El primer gran batacazo literario había llegado, y no sería el único.

Algunos años luego, ciertos problemas en la academia lo llevan a trasladarse a Colorado a vigilar un hotel que cerraba en invierno. Sus problemas con la bebida y las drogas siguen aumentando día a día. ¿El resultado de esta experiencia? Es el argumento de “El Resplandor”.

En el año 1976, se estrena una película basada en su novela “Carrie”, dirigida por Brian de Palma, que sería un increíble éxito de taquilla y se convertiría en un mito en la historia del cine de terror. Tuvo, además, dos nominaciones a los prestigiosos premios Oscar.

A partir de aquí comenzaría a publicar varios libros, llegando en 1980 a tener 3 libros simultáneamente en la lista estadounidense de Best Sellers: “El Resplandor”, “La Zona Muerta” y “Ojos de Fuego”. También conoce a Peter Straub, con quien co-escribiría algún libro.

Luego de una vida de penurias económicas, Stephen King supo hacer de su talento literario una inalcanzable fuente de ingresos multimillonarios.

Logró comprar una mansión victoriana en Bangor, donde sigue residiendo. Por entonces ya era un escritor de fama, prolífico y recibía numerosos e importantes premios, formaba parte de jurados y otros actos sociales. Hoy sus libros se siguen vendiendo en todos los costados del mundo y continúan inspirando a prestigiosos directores de cine a adaptar sus creaciones literarias.

Una mente brillante, una imaginación prolífica, un hombre inagotable de imaginación… e ingresos: ese es el genial Stephen King.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
administrador@piramidedigital.com (Administrador.) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Steve Ballmer https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=10645&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=10645&catid=113&Itemid=150&lang=en


Steve Ballmer, es un empresario norteamericano y el director ejecutivo de la empresa informática Microsoft Corporation. sucedió en ese puesto a Bill Gates el 27 de junio de 2008

Está en la lista anual de la revista Forbes con una fortuna personal de al menos 14.5 mil millones de dólares estadounidenses. Se encuentra en el número 46 de las personas más ricas del mundo según la lista de 2011 de la revista Forbes.

Antes de unirse a la dupla Gates-Allen, había estado trabajando como asistente de gerente de producto en Procter & Gamble. Pero 1980 fue el año en que Bill Gates se acercó para proponerle que se uniera a su team, convirtiéndose así en el administrador de la empresa y, con los años y luego de pasar por diversos sectores, desde la división de sistemas operativos hasta ventas, en una de las figuras emblemáticas de Microsoft.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
 
]]>
administrador@piramidedigital.com (Administrador.) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Steven Jobs y Steven Wozniak https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6060&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6060&catid=113&Itemid=150&lang=en


En 1976, dos jóvenes estadounidenses llamados Steve Jobs y Steven Wozniak de 21 y 26 años, planeaban ingresar en una industria que apenas comenzaba en aquel momento. Eran tiempos en que los únicos usuarios de computadoras estaba compuesto por un grupo muy especial y reducido de aficionados amantes de las nuevas tecnologías.

Después de vender una camioneta y dos calculadoras abrieron “Apple Computer Inc.” en el garaje de Jobs con sólo mil trescientos dólares. No hace falta agregar que las posibilidades de éxito eran escasas, por no decir casi nulas. Pero la visión de estos dos apasionados y valientes emprendedores era muy clara: “Las computadoras serán las bicicletas de la mente. Habrá computadoras de bajo costo para todos.”

Con ese compromiso iniciaron el ambicioso proyecto, o mejor dicho, su alocada aventura. A pesar de las dificultades, cosa que es fácil imaginar, a los seis años de la fundación, vendían 650.000 unidades por año. Y en sólo 10 años consiguen transformar a Apple, una empresa de dos personas que nació en un garaje, en una compañía de 4 mil empleados.

Es verdad, hay que tener mucho cuidado con lo que desea, ya que ese deseo puede hacerse realidad.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
administrador@piramidedigital.com (Administrador.) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Thomas Alba Edison https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6587&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6587&catid=113&Itemid=150&lang=en


Considerado uno de los inventores más grande de todos los tiempos. Hombre talentoso  que con su genio e inteligencia hiciera más grande la ciencia. Destacado personaje que  realizara cientos de pruebas y experimentos, logrando importantes inventos. Su nombre: Tomás Alva Edison.

Generalmente cuando usamos o utilizamos las cosas, jamás nos percatamos del modo o forma en que estas se consiguieron o tuvieron su origen. Escuchamos la radio, vemos televisión, enviamos un telegrama, hablamos por teléfono, prendemos una lámpara, nos subimos al carro, al tren o al avión... pero, hasta ahí.

Ser inventor no es fácil. Se requiere de tiempo, amor e inteligencia; no siempre de dinero. Las cosas (inventos) que disfrutamos han sido, muchas de ellas, producto de la casualidad, pero también producto del ahínco de grandes hombres que con su talento, tesón y esfuerzo han logrado que nosotros, humildes y a la vez orgullosos y vanidosos terrestres, vivamos con más y mejores comodidades.

Tomás Alva Edison nació en Ohio (Estados Unidos), el 11 de febrero de 1847. A pesar de que es considerado uno de los inventores más grandes que haya tenido la humanidad, el pequeño Edison ni siquiera pudo completar el primer año de la escuela elemental.

Nunca le gustaron las matemáticas. E hizo bien, no siempre son las tan llamadas “ciencias exactas”. Le disgustaban los números, era un hombre práctico. De ahí a que despreciara la teoría y la abstracción, o ésta le importara poco.

A menudo se equivocaba en sus juicios o explicaciones de los principios científicos en que basaba sus inventos o experimentos, pero tarde o temprano salía a relucir la luz de la verdad, y esa verdad era la suya. Todo podía funcionar sin necesidad de mucha “ciencia”.

A la edad que suelen meterse a los niños en las escuelas, Edison fue enviado a una de ellas. No estuvo mucho tiempo ahí. Apenas si habían transcurrido tres meses, cuando ya su madre lo había sacado. Su madre había sido maestra de escuela antes de casarse. Así, gracias a esto, con su experiencia, pudo continuar con la educación de su hijo y enseñarle los conocimientos básicos.

Cuando contaba diez años de edad, el pequeño Tomás podía leer ya libros bastante difíciles y complicados. Y, aunque continuó leyendo el resto de su vida, muy a menudo hacía mofa de los clásicos, lo mismo que se burlaba socarronamente de los métodos de educación y enseñanza en donde se enseña, al igual que ahora, pura teoría que a la mera hora no sirve para nada.

Edison salió de su casa y aprendió a valerse por sí mismo. El primer indicador que surgiera en él por la ciencia, fue a la edad de diez u once años cuando leyera un libro sobre este mismo tema. Un libro que hablaba sobre ciencias generales. Ya a esta edad, nuestro pequeño personaje tenía una aguda percepción de las cosas y fácilmente encontraba errores en las conclusiones de trabajos de los supuestamente hombres universitarios, de gran conocimiento y "gran ciencia".

La familia de Edison no era pobre; sin embargo, como sus experimentos solían costarle una buena y considerable cantidad de dinero, se le ocurrió la idea de ponerse a trabajar. Pidió permiso para vender periódicos en un tren. El producto de estas ganancias sería totalmente para sus experimentos.

Como era un niño sumamente vivo, tuvo la idea de “apropiarse” de uno de los tantos carros de ferrocarril. Así, en sus ratos libres, mientras no estaba vendiendo periódico, aprovechaba el tiempo para dedicarlo a sus experimentos. Él decía que tenía su "carro laboratorio".

Edison comenzó a experimentar primeramente en el campo de la electricidad. El telégrafo era una cosa que le interesaba particularmente. De ahí a que estudiara para operador de telégrafo. Sabía que estando ahí podía aprender mucho y a mejorar el sistema con que se contaba.

Se vivía la época de la Guerra Civil, la demanda de operarios de telégrafos aumentaba. A los 15, Edison tenía un puesto seguro en Port Hurton, Michigan, como operador nocturno. Sin embargo, se le presentaba un problema. El día lo utilizaba para llevar a cabo sus experimentos, la noche para dormir; pero, como tenía que trabajar como telegrafista en el turno de la noche, ¿cómo resolver este problema?

Pronto halló la solución. Se le requería que enviase una señal cada hora durante la noche, mientras hacía su guardia. Esto le condujo a su primer experimento. Inventó un aparato para enviar la mencionada señal mientras dormía.

El tiempo pasaba y Edison seguía aprendiendo. La experiencia se acumulaba. En 1868 obtiene un trabajo en la Western Union, en la ciudad de Boston. Sus inventos le requerían más y más tiempo. Ese mismo año, recibe su primera patente para la Cámara de Representantes (el Congreso).

Se trataba de un “Contador de Votos”, como esas máquinas que cuentan billetes. Edison pensaba que este tipo de aparato ahorraría tiempo y confusión. La idea era excelente, no así para los miembros de la cámara, ni tampoco para los políticos que contaban los votos. No había forma de hacer trampa... ¡Se les quitaba una herramienta de “depuración” en el conteo...!

En vista del “éxito” obtenido (con su Contadora de Votos), Edison decidió trabajar solamente en aquellos inventos para los que realmente hubiera una necesidad. Así fue como puso manos a la obra y dirigió sus esfuerzos por caminos más sabios y menos podridos o corruptos.

Un año después, en 1869, luego de haber perdido miserablemente todo su tiempo y dinero en la famosa Contadora de Votos, Edison llegó a Nueva York, si un centavo en la bolsa. En pocos días, ya tenía trabajo y ganando cientos de dólares al mes.

El trabajo consistía en un puesto que era el de supervisor de un aparato que indicaba los índices en el precio del oro, en una casa de agentes corredores de bolsa, en Manhattan. Tiempo después dejaría la Gold Indicator Company para dedicarse de lleno nuevamente a sus inventos.

El éxito de Edison fue grandioso. Mejoró el sistema de telégrafos, inventó repetidores telegráficos; pronto le seguiría el telégrafo duplex y automático. También mejoró un aparato donde se registraran en una cintilla perforada los cambios en la compra-venta de las acciones en la bolsa de valores.

Todos estos inventos o mejoras en los inventos le llevaron a obtener grandes ganancias y sumas de dinero. Simplemente, el de la cintilla le llevó a obtener, por su venta del invento, la suma de 40,000 (cuarenta mil) dólares de aquellos tiempos.

Edison era un hombre incansable. Había puesto su propia fabriquita. Empleaba a cincuenta hombres en dos turnos, él estaba al mando de ambos turnos. Sus empleados se cansaban bastante, pues no esperaban tanto. Les era difícil satisfacer las demandas de Edison, que parecía jamás cansarse, aunque su físico o rostro así lo indicase: le decían "el vejo", y eso que aún no cumplía los treinta.

Edison tenía una sorprendente memoria. Llegó a trabajar hasta en 50 experimentos a la vez. De todo llevaba “records” y anotaciones. Tan pronto estaba ayudándole a un operario en “X” experimento, como de pronto pasaba con otro para ver “Y” procedimiento. En 1874 inventó el telégrafo cuádruple y poco tiempo después logró producir el famoso micrófono de carbón.

Edison contrajo primeras nupcias con Mary Stillwell, en 1871, mientras aún vivía en Newark. La señora Edison murió en 1884 en Menlo Park, y Edison se trasladó a Orange, New Jersey, poco después. Más tarde volvería a casarse. Su segunda esposa fue Mina Miller con quien se casó en 1886. Ahí comprarían una extensa finca donde vivirían confortablemente, teniendo en ese mismo lugar su laboratorio.

La salud de Edison ya no era muy buena que digamos. Su debilidad física se acentuaba. Sus ojos ya no veían como antes. El sueño cobraba lo que se le debía. Se dice que de los 16 a los 65 años su promedio de sueño diario fue de cuatro horas.

Cuando estaba en vías de experimentación con el fonógrafo (otro de sus inventos) se sabe que trabajó cinco días y noches seguidas sin dormir. La sordera y la falta de vista le hicieron que evitara las presentaciones en público. Además, no le gustaban los honores.

En 1891, consiguió uno de los más grandes inventos: el proyector y la cámara lenta de cine. El primer comercial de cine fue hecho y realizado en su estudio. Más tarde vendería una de sus patentes a Marconi. También, producto de sus estudios, aunque no directamente atribuidos a él están los inventos del telégrafo inalámbrico y el principio del tubo especial lumínico, principio indispensable de la radio, fonógrafo, teléfono y televisión.

El “Mago de Menlo Park”

A Edison se le conoce como “El Mago” de Menlo Park. Se le decía así porque era como un brujo a mago de loe experimentos: todo lo componía. Fue ahí la cuna de la lámpara incandescente, una de sus más grandes contribuciones a la humanidad.

Murió el 8 de octubre de 1831. Sus grandes inventos dejados al género humano lo han convertido en uno de los más grandes hombres de la historia. La luz, la energía eléctrica, algo de lo que todos gozamos, sin saber muchas veces de dónde vino, si de un simple interruptor, o de un gran genio como lo fue Tomás Alva Edison.

Tomado del periódico “El Porvenir” de Monterrey, México, el 13 de noviembre de 1989.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Walt Disney https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6050&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6050&catid=113&Itemid=150&lang=en


Tanto su nacimiento recién comenzando el siglo XX, como su muerte, están rodeados de un halo de misterio. Algunos de sus historiadores afirman que su llegada al mundo se produjo en alguna ciudad andaluza, aunque más tarde haya mudado sus aires a una mejor supervivencia en Chicago, algo que investigó en vida para conocer a ciencia cierta sus orígenes, y que al estar desahuciado optó por la criónica como la práctica que lo preservaría hasta que los avances científicos derrotaran el mal que lo llevaría a la muerte para devolverlo a la vida.

Lo cierto es que ninguna de estas especulaciones alteraría la línea trazada por su pluma de genio absoluto y supremo hacedor de películas animadas, con la que supo marcar infancias generacionales a partir de creaciones totalmente alejadas de quienes lo sindicaban con más vinculaciones de poder que aspiraciones artísticas.

Combatido como pocos en su época, se lo señaló no sólo como un gran manipulador de la pantalla grande, sino también como un ejemplo de lo que no se debe hacer bajo el dedo acusador de fumador desquiciado.

El comienzo de la aventura

Alguien dijo que al ser hijo menor poco podía ayudar a su padre granjero, por lo que se recluía en juegos que hacían volar su imaginación de niño con papeles, pinceles y colores que, poco a poco, dieron paso a personajes que ganaron su imaginario hasta que maduraron y vieron la luz.

Quizás esto haya ocurrido en Francia durante la Primera Guerra, cuando alistado como chofer de ambulancias de la Cruz Roja tuvo la osadía entre traslados, de empapelar el interior del vehículo con sus caricaturas.

La manifestación del talento estaba en marcha, pero su arbitraria exigencia, hizo que reconociera que aún debía perfeccionarse si en verdad quería vivir de su vocación.

Con más sueños que matices, merodeó las Bellas Artes de Chicago, al tiempo que se establecía en Kansas para ganarse la vida como publicista en la Gray Advertising Company y luego en el Pesmen-Rubin Commercial Art Studio, diseñando para ambos afiches y logotipos.

Pero es despedido y, sin más, se lanza por cuenta propia. Este fracaso fue más que inmediato y tras su vuelta a la relación de dependencia encuentra en la bolsa de trabajo un espacio en el Kansas City Film Ad Service, una cinematográfica que lo introduce al mundo del dibujo animado.

Allí conoce la técnica que lo sacaría de pobre empleado con dificultades financieras para convertirse en el sagaz creador de “Alicia en el País de las Maravillas”, en donde combinó imágenes reales con dibujos animados, hallazgo que la empresaria Margaret J. Winkler valoró proponiéndole costear el emprendimiento condicionándolo a la realización de una serie con el mismo formato.

La magia productiva de la antropomorfia

Trabajó duro, y con dinero fresco fondeó en Hollywood para fundar sencillamente los Estudios Disney. Tras un tiempo prudencial de lucro, Alicia ya no fue lo que era, y el esposo de la empresaria, el distribuidor Charles Mintz, le propuso la creación de un personaje entre animal y humano.

Es entonces cuando surge Oswald, el conejito feliz, para convertirse en el primo hermano mayor de Mickey Mouse, quien en noviembre de 2008 cumplirá ochenta años desde que asomara por primera vez con voz desde el celuloide, y aunque también se ponga en dudas la paternidad del dibujante sobre este efectivo personaje, es irrefutable que a partir de allí comenzó un recorrido por demás rentable de Mickey y las demás figuras animadas para Walt, y todos los que, aún hoy, conforman el imperio Disney que en la actualidad genera ingresos anuales por más de 30.000 millones de dólares.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Warren Buffett https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=2475&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=2475&catid=113&Itemid=150&lang=en


Hubo una entrevista de una hora en CNBC con Warren Buffett, la segunda persona más rica del mundo, quien donó $31 mil millones de dólares para caridad. He aquí algunos aspectos muy interesantes de su vida:

  1. Compró su primera acción a los 11 años y se lamenta de haber empezado demasiado tarde!
  2. Compró una pequeña granja a los 14 años con sus ahorros provenientes de repartir periódicos.
  3. Todavía vive en la misma pequeña casa de 3 cuartos en Omaha que compró luego de casarse hace 50 años. Él dice que tiene todo lo que necesita en esa casa. Su casa no tiene ningún muro o reja.
  4. Él maneja su propio carro a todas partes y no anda con chofer o guardaespaldas.
  5. Nunca viaja en jet privado, a pesar de ser el dueño de la compañía de jets privados más grande del mundo.
  6. Su compañía, Berkshire Hathaway, es dueña de 63 compañías. Él le escribe sólo una carta cada año a los CEOs de estas compañías, dándole las metas para el año. Nunca convoca a reuniones o los llama regularmente.
  7. Él le ha dado dos reglas a sus CEOs:  Regla número 1: No perder nada del dinero de sus accionistas.  Regla número 2: No olvidar la regla número 1.
  8. Él no socializa con la gente de la alta sociedad. Su pasatiempo cuando llega a casa es prepararse palomitas de maíz y ver televisión.
  9. Bill Gates, el hombre más rico del mundo, lo conoció apenas hace 5 años. Bill Gates pensó que no tenía nada en común con Warren Buffett. Por esto, programó la reunión para que durara únicamente media hora. Pero cuando Gates lo conoció, la reunión duró diez horas y Bill Gates se volvió un devoto de Warren Buffett.
  10. Warren Buffet no anda con celular ni tiene una computadora en su escritorio.
  11. Su consejo para la gente joven: Aléjese de las tarjetas de crédito e invierta en usted.


RECUERDE:


A. El dinero no crea al hombre, sino que fue el hombre el que creó el dinero
B. La vida es tan simple como usted la haga.
C. No haga lo que los otros digan. Escúchelos, pero haga lo que lo hace sentir mejor.
D. No se vaya por las marcas. Póngase aquellas cosas en las que se sienta cómodo.
E. No gaste su dinero en cosas innecesarias. Gaste en aquellos que de verdad lo necesitan.
F. Después de todo, es su vida. ¿Para qué darle la oportunidad a otros de manejársela?
G. Si el dinero no sirve para compartirlo con los demás, entonces ¿para que sirve?
AYUDE AUNQUE NO PUEDA HACERLO; SIEMPRE HABRÁ BENDICIÓN PARA AQUELLOS QUE SABEN COMPARTIR.
H. No gaste el dinero que no tiene. El Credito, Prestamos, etc. fueron inventados por la sociedad de consumo.
I. Antes de comprar algo, piense: ¿Que me pasará si no lo compro? Si la respuesta es 'Nada', no lo compre; porque no lo necesita.

"Nada hemos traído al mundo, ni nada nos vamos a llevar…".


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
William Edwards Deming https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=13035&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=13035&catid=113&Itemid=150&lang=en

 


William Edwards Deming nació un 14 de Octubre de 1900 en E.U.A. hijo de Albert Deming. Creció en Wyoming durante la época en que el transporte en el viejo oeste se hacía mediante carretas tiradas por caballos.

A principios de siglo se mudo con su familia de Sioux City, a Cody Wyoming. Posteriormente se trasladaron a la ciudad de Powel, en la cual se instalaron en un terreno de 16 hectáreas y en una choza de cartón alquitranado, acondiciono la biblioteca de su padre y el piano de su madre. El padre se dedicaba al cultivo mientras que su madre a dar clases de música.

Los primeros años en Powel fueron muy difíciles para la familia, en la que W. Deming con su negocio especializado en la venta de seguros, bienes raíces y servicios jurídicos pudo salir adelante: Lo mas difícil eran la incomodidad con que vivían ya que no había electricidad ni drenaje. William Edwards ganaba 25 centavos haciendo mandados en un hotel, y llego a ganar 10 dólares al mes por encender los faroles que alumbran la calle. Con el tiempo la situación de la familia fue mejorando.

En 1917 W. Deming realiza un viaje a Laramie para empezar sus estudios en la universidad de Wyoming, en la ciudad encontró trabajo de conserje, paleo nieve, trabajo en una fuente de sodas, toco el flautín en el coro de la universidad. En el año de 1921 se gradúo, pero decidió quedarse un año más para estudiar matemáticas y física. Un año más tarde enseñó física en una mina de Colorado, así obtuvo una maestría en matemáticas y en física. Estando allí cortejo a una maestra llamada Agnes Bell con la que se casó en 1923 y adoptaron un hijo Danothy.

En 1924 un profesor lo anima para que siga estudiando en Yale recibiendo su PhD en física.  En el verano trabaja en la planta Hawthorne de la Western Electric de Chicago en la cual 46000 personas fabricaban teléfonos en un ambiente de explotación y mala remuneración.

Algunas de sus ideas de la administración surgieron de su experiencia en Hawthorne, donde los trabajadores eran remunerados de acuerdo a lo que producían. El mayor interés que tenia Deming era el de estudiar el nitrógeno y de analizar sus efectos en las cosechas. En 1954 rechazo ofertas para trabajar en la industria privada.

Su esposa Agnes murío en 1930. Dos años más tarde se casó con Lola Shupe una matemática con la cual tuvo dos hijas Diana que nació en 1934 y Linda, en 1942. Cuando Deming trabajó en el departamento de agricultura, donde conoció a Walter A. Shewhart experto en estadística que trabajaba con Bell telefhone laboratories de Nueva York, allí desarrollo técnicas para llevar procesos industriales a lo que el llamaba "control estadístico".

El Dr. Deming fue reclutado por el comando supremo de las fuerzas aliadas para realizar el censo japonés de 1915. El país estaba muy dañado, cuando Deming llego la ocupación llevaba dos años y había pocos indicios de recuperación física. Deming trato de familiarizarse con la cultura. En 1956 escribió que sus métodos de estudio se convertirían en japoneses.

El Dr. Deming no conocía al grupo de unión de científicos e ingenieros japoneses (UCIJ) el cual se había organizado para la reconstrucción del país, la situación en Japón era grave ya que no podía producir la suficiente comida para alimentar a la gente. Era evidente que se tenia que exportar bienes a fin de tener dinero para comprar alimentos. Pero , debido a la guerra, Japón no solo predio mercado sino que la producción industrial era muy mala por lo que Japón entraba en "patrimonio negativo".

Los miembros de la UCIJ estaban fascinados con las teorías de Shewhart, y también con el Dr. Deming por sus conocimientos y su cordialidad y pensaron que quizá les ayudaría en sus esfuerzos de recuperación. En Marzo de 1950, el director ejecutivo de la UCIJ, Kenichi Koyanagi, le escribió al Dr. Deming que les diera a los investigadores, gerentes de producción e ingenieros, una serie de conferencias sobre métodos de control de calidad. La respuesta del Dr. Deming fue si y llego a Tokio el 16 de Junio de 1950. La situación de Japón había mejorado.

El 19 de junio ante un grupo de 500 personas realiza la primera de doce serie de conferencias. El Dr. Deming estaba preocupado por su experiencia en los Estados Unidos don de el control estadístico de calidad había florecido en un tiempo tan breve.

El Dr. Deming animaba a los japoneses a producir con calidad, siguiendo el método de realizar una investigación y mirar a futuro para producir bienes que tuvieran mercado durante mucho tiempo. En Agosto de ese año la cámara de comercio de Tokio invito al Dr. Deming para que se dirigiera a otros 50 industriales y les hablara de sus métodos y 45 más en Hakone. Al finalizar el verano, había llegado a la gerencia de la mayoría de las compañías grandes, además de enseñarles técnicas estadísticas a miles de técnicos.

Para mostrar su aprecio los japoneses establecieron en 1951 el premio Deming, una medalla de plata que llevaba grabado el perfil de Dr. Deming, el cual se otorgaba en dos categorías, a un individuo por sus conocimientos en teoría estadística y a compañías por logros obtenidos en la aplicación estadística.

En 1951 regresa a Japón a dictar más cursos y asistir a las ceremonias, también recorrió una fabrica de cámaras fotográficas y observo un tanto proféticamente y simplemente con un mejor control de calidad.

Los japoneses estaban muy agradecidos con el Dr. Deming ya que el les brindaba su calurosa cordialidad a todos los japoneses que conocía e intercambiaba francas opiniones con todo el mundo. Su noble personalidad impresionó profundamente a todos los que aprendieron de él y que llegaron a conocerlo. La sinceridad y el entusiasmo con que se dedicó a sus cursos siguen vivos y vivirán para siempre en la memoria de todos.

Para 1980 treinta años después de enseñarles sus métodos a los japoneses, el Dr. Deming fue descubierto en los Estados Unidos, y lo lanzaron a la fama, la persona que descubrió al Dr. Deming fue una productora de televisión Clare Crawford-Mason.

En 1982 publicó un libro para usarlo en sus cursos de calidad, productividad y posición competitiva, un libro extenso, de encuadernado rústico publicado por el Centro de Estudios Avanzados de Ingeniería de Massachusetts.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
administrador@piramidedigital.com (Administrador.) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
William Jefferson Clinton https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6577&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6577&catid=113&Itemid=150&lang=en


Nació el 19 de agosto de 1946 en Hope, Arkansas, más conocido como Bill Clinton, fue el 42º presidente de los Estados Unidos en los periodos de 1993-1997 y 1997-2001, siendo el tercer presidente más joven de la nación. Previamente fue gobernador del estado de Arkansas entre los años 1983 y 1992. Venció a George H. W. Bush en 1992 y luego a Bob Dole en 1996 por las elecciones presidenciales para los periodos respectivos de esos comicios. Al final de su presidencia, Clinton y su administración dejaban la Casa Blanca con un superávit de 559.000 millones de dólares y una aprobación de su gestión del 76%, la más alta para un presidente de Estados Unidos desde la Segunda Guerra Mundial.

Entre otras ocupaciones, desde 2010 es honorary chancellor de la red de universidades Laureate International Universities. Su padre murió poco antes de que él naciera y su madre le dejó al cuidado de sus abuelos para estudiar pediatría en Nueva Orleans. A su regreso en 1950 se casó con Roger Elfont Clinton y Bill adquirió el apellido de su padrastro a los quince años.

Estudió en St. John's Catholic Elementary School y en Hot Springs High School. Su vida cambió en 1963: visitó la Casa Blanca, conoció a Kennedy y escuchó el famoso discurso de Martin Luther King I have a dream. Continuó estudiando en la Universidad de Georgetown (Washington D. C.) y recibió el bachelor en Ciencia de servicios extranjeros en 1968. Después estudió en la Universidad de Oxford, donde años después estudiaría su hija, y protestó en contra de la guerra de Vietnam. Algunos dicen que se trasladó a estudiar a Inglaterra para evitar el servicio militar obligatorio, por lo que tiempo después sus detractores le tildarían de cobarde y desertor. Él se defendió alegando que era un objetor de conciencia, pues se oponía a aquella guerra por motivos políticos y morales.

Durante sesenta y nueve años, la Orden de DeMolay ha preparado a los jóvenes a ser mejores ciudadanos y líderes de nuestro país. Mi experiencia en la Orden DeMolay me dio la confianza para desarrollar mis habilidades como orador, miembro del equipo, y líder, y luego, para realizar y cumplir con mis sueños. Siempre estaré agradecido por la orientación que me han dado mis amigos de la Orden DeMolay

En 1973 se diplomó en Derecho Racial en la Universidad Yale y allí conoció a Hillary Rodham, con la que se casaría dos años después y la que alcanzó gran relevancia en la vida pública de su país como primera dama. Tienen una hija, Chelsea Victoria Clinton. En el verano de 2004 publicó sus memorias bajo el título Mi vida. En septiembre de ese mismo año se sometió a una exitosa operación del corazón.

Bill toca el saxofón tenor. Las obras de Clinton se registran en la Biblioteca y Museo Presidencial de William J. Clinton. Bill Clinton ganó en el 2000 un premio Grammy por mejor álbum hablado para niños, junto con Mijaíl Gorbachov y Sofia Loren; por el álbum Prokofiev: Peter and the Wolf/Beintus: Wolf Tracks.

Clinton fue gobernador de Arkansas entre 1978 y 1992 siendo el gobernador más joven en ser electo en el país con 32 años de edad. Se caracterizó por sus trabajos en una reforma de educación y la vialidad de Arkansas. Con su esposa Hillary llevó a cabo un satisfactorio comité para la reforma de cuidados de salud urbana. Así mismo promovió un poco popular impuesto a los vehículos automotores. Luego perdería su reelección ante el retador republicano Frank D. White. Posteriormente volvería a ser electo Gobernador de Arkansas, rol que desempeñaría entre 1983-1992. En ese segundo periodo ayudaría Arkansas a mejorar su economía y mejorar significativamente el sistema educacional del estado. Se convertiría entonces en una figura líder entre los nuevos demócratas. Presidio la Asociación Nacional de Gobernadores desde 1986 a 1987. Clinton hizo una alta prioridad en su gestión el crecimiento económico, la creación de empleo y la mejora educacional, donde destacaron la remoción de tasas de impuestos en medicamentos para ciudadanos de edad avanzada. A comienzos de los ochenta hizo de la reforma del sistema educacional una primacía para su administración, transformándolo de ser el peor a ser uno de los mejores de la nación. Esto ha sido considerado por muchos el más grande logro de su gobernación. Clinton y su comité encargado para esta reforma educacional, el cual era presidido por Hillary Clinton, se basó para el logro de las mejoras planteadas en un notable aumento en el gasto para la escuela, elevar las oportunidades para los jóvenes con talento, incremento en los salarios de los profesores, inclusión de una gran variedad de cursos y una prueba obligatoria de maestros para los aspirantes a educadores.

Presidente de los Estados Unidos. Primer mandato. Elección presidencial

A principios del año 1992 Clinton era uno de los 10 precandidatos presidenciales que competían por la candidatura oficial del Partido Demócrata; las elecciones primarias internas fueron muy reñidas y Clinton no partía como favorito. Sin embargo, debido a algunas apariciones afortunadas en los medios de comunicación y una hábil campaña electoral Clinton comenzó a ganar ventaja sobre los otros dirigentes demócratas para finalmente ganar las primarias más decisivas y convertirse en el candidato presidencial del partido.

El pueblo estadounidense no conocía bien a Clinton antes de que se presentara como candidato a la presidencia. Los líderes más importantes y conocidos del Partido Demócrata no querían ser rivales del presidente de ese entonces Bush, porque éste había adquirido mucha popularidad después de la Guerra del Golfo. Sin embargo, durante la presidencia de Bush, la economía había entrado en recesión y eso fue fatal para la candidatura a la reelección del Presidente republicano.

Clinton es recordado por haber usado la frase "Es la economía, idiota" para criticar al presidente George H. W. Bush. Clinton enfocaba su mensaje en los temas que les importaban a los ciudadanos, como el desarrollo económico, la educación y el cuidado médico; todo envuelto en una imagen de cambio. Los puntos a favor de Clinton también fueron su juventud y carisma, en una lucha generacional contra un Bush más viejo (veterano de la Segunda Guerra Mundial) y poco carismático. Por su parte la campaña de Bush atacaba a Clinton por no haber peleado en la Guerra de Vietnam y su militancia contra esa guerra, lo que ponía en duda sus condiciones para ser Comandante en Jefe.

También estaba la candidatura presidencial independiente de Ross Perot, un multimillonario populista y anti-establishment que en los primeros meses del año aparecía en las encuestas por encima de Bush y Clinton, pero que luego perdió apoyo al cometer ciertas torpezas, entre ellas el retirar su candidatura y volverla a presentar semanas más tarde.

En las elecciones presidenciales del 3 de noviembre de 1992 Clinton obtuvo 44.909.806 votos populares, que equivalían al 43,01% de los sufragios; Bush obtuvo 39.104.550 votos populares, equivalentes al 37,45% de los votos; Perot obtuvo 19.743.821 votos populares, que equivalían al 18,91% de los sufragios (un resultado sorprendente para un tercer candidato que compite contra los partidos tradicionales); Andre Marrou del Partido Libertario obtuvo 290.087 votos, equivalentes al 0,28%; y otros 375.659 votos populares (0,36%) fueron para otros candidatos. Clinton ganó en 32 Estados y en el Distrito de Columbia, mientras Bush ganó en 18 Estados; en el Colegio Electoral Clinton tuvo por tanto 370 Electores contra 168 de Bush.

Era la primera vez desde la primera victoria electoral de Richard Nixon en 1968 que un candidato ganaba la elección presidencial sin la mayoría absoluta del voto popular; o sea, sin llegar al menos al 50% de los sufragios. Pero aun así Clinton era presidente electo con una clara ventaja sobre Bush, que había fracasado en su aspiración reeleccionista.

El presidente Clinton trabajó para mejorar el sistema educativo y de salud (intentó realizar una reforma sanitaria, que finalmente no fue aprobada). Buscó la protección del medio ambiente, principalmente a través de su apoyo al Protocolo de Kioto. Intentó favorecer al mercado libre y trabajó para la paz en el Oriente Medio, promoviendo y sirviendo de mediador en varias reuniones entre líderes de Israel y de Palestina.

Clinton ganó mucha popularidad cuando promovió una serie de sanciones conocidas como la Ley Helms-Burton hacia el régimen cubano, luego que este derribara dos aviones civiles estadounidenses.

Lideró el ataque militar de la OTAN en Kosovo.

Aspectos positivos de su administración fueron la bajada del desempleo, la disminución de la deuda nacional y el equilibrio del presupuesto. Actualmente, Clinton sigue siendo muy popular entre los estadounidenses.

Clinton recibió el Premio Carlomagno en el año 2000.

Segundo mandato.  Reelección presidencial

El 10 de abril de 1995, a punto de cumplir los 72 años, el senador Bob Dole anunció de nuevo su candidatura a la presidencia, esta vez para las elecciones de 1996. Lo hizo en Topeka, frente al Capitolio de Kansas. "Tengo la experiencia. He sido probado, probado y probado de muchas maneras. No tengo miedo de gobernar, y sé cómo hacerlo" fueron sus palabras.

En esta ocasión fue el favorito entre los republicanos desde el principio. Su protagonismo en la arrolladora victoria del GOP en las elecciones legislativas de 1994 había revitalizado su ya vieja figura.

El senador Dole comenzó con una cómoda victoria en Iowa, pero poco después Buchanan dio la campanada ganando las primarias de Nuevo Hampshire y creando un auténtico problema al aparato del partido reunido en torno a Dole. Volvieron para Dole los fantasmas del 88, cuando una derrota en Nuevo Hampshire había arruinado su campaña; pero en esta ocasión no le costó restar credibilidad a la candidatura de Buchanan, al poner en duda que este pudiera ser elegido presidente en noviembre.

Se aseguró la nominación tras vencer fácilmente en las primarias del Centro y el Oeste del país, y dimitió de su escaño en el Senado para dedicarse exclusivamente a la campaña. Bob Dole fue confirmado candidato en la Convención Republicana celebrada en San Diego, acompañándole como número dos el ex congresista Jack Kemp (R - Nueva York). La selección de Kemp se debió a la necesidad de Dole de exaltar las políticas del "reaganismo" y para dar credibilidad a su promesa electoral de bajar un 15% el impuesto sobre la renta, una toma de posición que suponía un giro en su carrera política y una contradicción con sus posiciones anteriores. Jack Kemp, con su reputación de "gurú de la economía" en los años de Reagan, ejercería de portavoz perfecto de las propuestas económicas lanzadas sin demasiado entusiasmo por Dole con el único objetivo de ganar votos.

Pero el tema de la campaña no fueron sus recortes de impuestos. Fue la educación, la criminalidad, los beneficios sociales y el futuro. Dole tenía un discurso pausado, con cadencia de Kansas. Poseía un agudo sentido de lo que es posible y cumplible y eso lo diferenció de sus pares republicanos. Los electores sabían que un gobierno suyo se distinguiría por ser más práctico que revolucionario. Considerado el mejor senador de los últimos 30 años, su humor y su rectitud no disimulaban su falta de carisma frente a un Bill Clinton joven que había logrado reactivar la economía.

En 1996, el guion básico de la campaña se planteó como "el desventurado Dole frente al irresistible Clinton". Pero cuando hacia el final del proceso, ese esquema quedó parcialmente eclipsado por las informaciones sobre donativos de origen dudoso a favor de Clinton, fue el presidente el que se encontró en un aprieto y quien sufrió un resbalón. El repunte de Dole en las últimas semanas de campaña llegó demasiado tarde, por lo que en las elecciones presidenciales del 5 de noviembre de 1996 Clinton fue el ganador, obteniendo 47.402.357 votos populares equivalentes al 49,23% del total de los sufragios y venciendo en 31 Estados y el Distrito de Columbia. Bob Dole logró 39.198.755 votos populares, que equivalían al 40,72% del total y ganó en 19 Estados del Sur, Centro y Oeste. Ross Perot, que se presentó como independiente, obtuvo 8.085.402 votos populares, equivalentes al 8,40% de los sufragios emitidos; Ralph Nader, candidato del Partido Verde, obtuvo 685.297 votos populares que equivalían al 0,71%. Harry Browne del Partido Libertario obtuvo 485.798 votos populares, un 0,50%; y otros candidatos minoritarios sumaron 420.024 votos populares, un 0,44%.8 En el Colegio Electoral, Clinton obtuvo 379 Electores y Dole tuvo 159 Electores; de esta manera fue reelegido y pudo comenzar su segundo mandato el 20 de enero de 1997.

Bill y Hillary Clinton.

Al margen de los logros y desaciertos de su segundo mandato presidencial, éste se vio particularmente marcado por la extensa cobertura que los medios realizaron de los escándalos de carácter sexual en que se vio envuelto, principalmente el que lo ligaba a la becaria de la Casa Blanca, Monica Lewinsky, una licenciada en Psicología, quien tuvo relaciones íntimas con el presidente. El 6 de agosto de 1998, se convirtió en la primera testigo que refutaba la declaración jurada de un presidente de Estados Unidos, en la que negó haber tenido relaciones sexuales con ella. El fiscal acusó al presidente de once graves delitos merecedores de un proceso de impugnación "impeachment", por perjurio (en sus declaraciones en el caso Paula Jones y ante el gran jurado), abuso de poder y obstrucción a la labor de justicia. El 8 de octubre, el Congreso votó 258 a 176 votos a favor del proceso de destitución. Tras unos meses, Clinton admitió haber mantenido un "comportamiento físico impropio", aunque negó haber cometido perjurio. El 12 de febrero de 1999, la cámara alta declaró a Clinton "no culpable" del delito de perjurio por 55 a 45 votos a favor, y del delito de obstrucción a la justicia con empate a 50. Para la impugnación se exigía una mayoría de dos tercios.

Algunos consideran que fue un presidente moderado y que la economía de los Estados Unidos experimentó un fuerte crecimiento durante su presidencia. En la elección 2008, su esposa Hillary Clinton tuvo la posibilidad de ser la primera presidenta en los Estados Unidos, pero perdió su aspiración presidencial con el también precandidato demócrata, Barack Obama. Durante su etapa presidencial se dio a reconocer por el carácter informal que imprimió a sus relaciones con otros mandatarios mundiales. Durante un discurso junto al presidente de Rusia Borís Yeltsin, Bill reía abiertamente los comentarios graciosos del líder ruso, lo que supuso un giro en la imagen de las relaciones bilaterales, marcadas por los años de la Guerra Fría. Clinton supo establecer relaciones personales cercanas con líderes como Tony Blair, Jacques Chirac, Gerhard Schröder, Carlos Salinas, Fernando Henrique Cardoso, Andrés Pastrana, Eduardo Frei Ruiz-Tagle , Rafael Caldera y Carlos Saul Menem.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
administrador@piramidedigital.com (Administrador.) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Wilmer Ruperti https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6624&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6624&catid=113&Itemid=150&lang=en


Wilmer Ruperti es un empresario, inversionista y magnate del transporte marítimo venezolano. Es públicamente reconocido por ser el fundador, presidente y director ejecutivo de Global Ship Management, la compañía naviera líder en el transporte petrolero en Latinoamérica. También es el único accionista y presidente del Canal I.

Nació el 7 de diciembre de 1959 en Caracas, en una familia de clase media. Estudió en la Escuela Náutica de Venezuela, de donde se graduó en 1981. Ese mismo año comenzó a trabajar en Maraven S.A., una empresa de transporte marítimo que prestaba sus servicios a la poderosa petrolera PDVSA. En 1987 se integró al Departamento de Comercio de PDVSA y, dos años después, fue enviado por la firma a Inglaterra, donde realizó una maestría en tráfico marítimo y finanzas en el Plymouth Polytechnic.

Tras su vuelta a Venezuela, en 1994 fundó su propia compañía de transporte marítimo: Náutica Ship Brokers. Gracias a su vasta experiencia y contactos, empezó a ofrecer servicios a diferentes empresas, incluyendo a PDVSA, lo que fortificó su posición y acrecentó su productividad.

Consolidó su fortuna a partir del golpe de estado en Venezuela en 2002, que desencadenó un paro de petroleros que paralizó a toda la industria. Es en medio de estas circunstancias, en lugar de sumarse al paro, Ruperti optó por mantener sus servicios de transporte y alquiló un grupo de tanqueros rusos para materializar aún más envíos. La maniobra rompió el paro, y le permitió disponer de varios encargos adicionales, favoreciendo económicamente a su compañía -que desde entonces se ubicó en el mercado internacional bajo el nombre de Global Ship Management- y convirtiéndolo en un aliado del chavismo.

De espíritu emprendedor, este magnate decidió ampliar sus áreas de inversión y le compró al cantante José Luis Rodríguez "El Puma" su canal Puma TV, que pasó a denominarse Canal I. Desde entonces la cadena, ha progresivamente eliminado el posicionamiento del canal, como medio informativo y de opinión, transformándolo en un medio dedicado al entretenimiento, dirigido audiencias generales.

En lo personal, Ruperti hizo pública su relación con la actriz de telenovelas venezolana Anastasia Mazzone, con quien se casó en mayo de 2010 en Miami y tiene una hija, María Josefina.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Zach Wieder https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6057&catid=113&Itemid=150&lang=en https://elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=6057&catid=113&Itemid=150&lang=en


¿Se puede crear un negocio millonario con eso que nadie quiere, que todos desprecian? Zach Wieder lo hizo, al darse cuenta que la gente muchas veces tiraba cosas a la basura que eran útiles con un poco de imaginación para reformarlas, repararlas o reciclarlas.

En realidad, el don que le hizo a Wieder darse cuenta de este negocio tiene que ver con un hecho cultural e histórico: el joven Zach pasó su niñez en uno de los países comunistas de Europa del Este y luego emigró a los Estados Unidos. Ahí, ya inmerso en el mundo capitalista del consumo masivo, vio como lo que a él le faltaba y le hubiese gustado tener en su niñez europea, los estadounidenses lo tiraban a la basura con demasiada facilidad. Fue así como le surgió la idea de comenzar a darle algún rédito a los desechos de la gente.

Comenzó su tarea reciclando algunos objetos que encontraba en los basurales para vendérselos a conocidos, hasta que en el 2001 fundó su propia empresa radicada en la costa este de Estados Unidos, que se dedica a convertir materiales de desecho en productos atractivos, ecológicos o de última moda. Las ganancias de la empresa ya se habían triplicado hacia el 2004, y en el 2007 su compañía tuvo una facturación de 3,5 millones de dólares.

Una niñez donde predominaba la escasez y donde no existía el consumismo ni el márketing, fue lo que le abrió la cabeza cuando su vida viró 180 grados y se sumergió en otra cultura. Él siguió pensando que había que aprovechar todo sin desperdiciar nada.

Fuente: CNN Expansión


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Biografías Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500