web hit counter www.elmayorportaldegerencia.com - Biografias
Welcome to www.elmayorportaldegerencia.com   Click to listen highlighted text! Welcome to www.elmayorportaldegerencia.com Powered By GSpeech

Biografias


  • Alexander Fleming fue un científico escocés del siglo XIX y XX (nació el 6 de agosto de 1881 y murió el 11 de marzo de 1955) conocido principalmente por el descubrimiento de las propiedades antibacterianas de la penicilina y la lisozima.

    Nació en el seno de una familia campesina de Darvel (Ayrshire), un pequeño pueblo del suroeste de Escocia. A los 13 años decidió mudarse a Londres con su hermano John y un hermanastro, que por aquel entonces estaban estudiando medicina.

    En Londres, influenciado por sus parientes y gracias a una beca de estudios, Fleming comenzó a estudiar medicina en el St. Mary’s Hospital Medical School de Paddington. A los 25 años, antes de terminar su carrera, se adentró en el mundo de la bacteriología trabajando en el laboratorio del inmunólogo Almroth Wright. A partir de ese momento dedicó el resto de su vida al estudio de las infecciones bacterianas.

    En este campo de estudio, Fleming se hizo famoso y reconocido mundialmente gracias a dos extraordinarios y semi-accidentales descubrimientos:

    1. El descubrimiento de la lisozima (1922): Estudiando posibles tratamientos para un tipo de infección conocida como gangrena gaseosa, Fleming descubrió la acción antibacteriana de la lisozima al percatarse de la destrucción de las bacterias de unas de sus placas sobre la que previamente había estornudado accidentalmente (Las mucosas corporales continente la enzima lisozima).
    2. El descubrimiento de la penicilina (1928): Su más importante descubrimiento llegó cuando unas placas de estafilocos que estaba analizando se infectaron accidentalmente por el hongo Penicillium chrysogenum. La curiosidad y meticulidad de Fleming le llevaron a estudiar esas muestras con moho y a descubrir el efecto antibacteriano de uno de los componentes de ese hongo: la penicilina.

    Consciente de las implicaciones mundiales de su último descubrimiento, al año siguiente publicó sus resultados en el British Journal of Experimental Pathology y pasó un tiempo intentando aislar de forma eficiente la penicilina del hongo. Sin embargo, las dificultades para obtener el antibiótico en grandes cantidades y la poca difusión de la relevancia de su descubrimiento retrasaron la comercialización del primer medicamento antibiótico 12 años, cuando el bioquímico alemán Ernst Boris Chain y el farmacólogo australiano Howard Walter Florey desarrollaron un método de purificación de la penicilina eficiente que permitió su síntesis y distribución mundial.

    La sinergia de Fleming, Ernst Boris Chain y Howard Walter Florey les valió el Premio Nobel de Fiosología o Medicina del año 1945 por el «descubrimiento de la penicilina y su efecto curativo sobre las enfermedades infecciosas».


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Físico escocés-norteamericano, creador de un gran invento. Hombre de ciencia querealizara numerosos estudios. Científico de gran renombre que legara  a la posteridaduno de sus máximos inventos: el teléfono.

    No necesitamos pruebas para saber esto. Los chinos inventaron la rueda e inventaron el papel. Los griegos y los romanos nos dieron su cultura. Cristo, Buda y Mahoma nos dieron su religión. Algunos más, Bach, Beethoven, Vivaldi, nos dieron su música; Leonardo Da Vinci, Goya y Botticelli nos dieron ese placer de apreciar la belleza en la pintura; Miguel Ángel nos dio la oportunidad de poder contemplar la belleza en la escultura.

    Pudiéramos citar muchas cosas más, como por ejemplo, las grandes conquistas de Napoleón y Alejandro Magno; gentes de medicina como los esposos Curie; reyes y reinas como Enrique VIII, Catalina de Rusia, Isabel la Católica o la Reina Victoria. También pudiéramos citar a grandes exploradores como Vasco da Gama o Cristóbal Colón. Hoy citamos a uno de los grandes inventores de todos los tiempos: Alexander Graham Bell.

    Alexander Graham Bell nació en la ciudad de Edimburgo, Escocia en 1847. Desde niño mostró inquietud por las cosas nuevas. Su padre fue un gran maestro para él y fue gracias a éste por lo que pudo seguir y acrecentar sus inclinaciones científicas y de nuevos conocimientos. Más tarde su nombre cobraría fama por ser uno de los inventores de un gran aparato: el teléfono.

    Habiendo estudiado en las Universidades de Edimburgo y Londres, en 1870 se trasladó a Canadá, de donde posteriormente pasaría a los Estados Unidos. En 1872 fundó en Boston una escuela para sordomudos y, en 1873, fue profesor de la Universidad de esta ciudad. Sus estudios para hacer oír a los sordos se llevaron a cabo en 1876, misma fecha en que inventara el teléfono.

    Había por aquél entonces, en la ciudad de Boston, un taller propiedad de Charles Williams. Era una pequeña fábrica-laboratorio dedicada a la electricidad. Corría el año '42 y hasta este negocio fue a parar un joven muchacho de trece años de apellido Watson. El sería quien acompañara a Alejandro Bell en sus correrías en búsqueda del nuevo invento.

    Watson se ganaba la vida, en un torno de mano, ganando cinco dólares a la semana. Su trabajo consistía en tornear pequeñas piezas fundidas con una herramienta de mano, algo completamente distinto a lo que se tiene hoy en día con un equipo completamente automatizado. En cambio él, Watson, todo lo tenía que hacer a base de manos, fuerza y sudor. Más tarde idearía unos “anteojos” para protegerse de las chispas causadas por la lumbre de la soldadura. La gente (sus compañeros) se reían de él. Decían que “¿Para qué?” (para qué usar esos anteojos, que eran protectores). La verdad, no comprendían. Por tal motivo, Watson aún muy joven, tuvo que abandonar su proyecto y sus anteojos. Muy pronto conocería a Bell.

    La razón de citar a Watson es por la sencilla razón de que muchos de los experimentos que se hicieron en la búsqueda del teléfono se hicieron con la ayuda de Watson. Es más pudiera decirse que buena parte de este aparato fue hecho por el propio Watson, de acuerdo a las instrucciones dadas por el mismo Bell. Y tal vez, si no fuera por él, Bell no hubiera logrado lo que tanto deseaba.

    Watson era un hombre visionario a quien siempre le gustaban las cosas nuevas. Al igual que Bell, apreciaba todo lo nuevo. Ardía en deseos por aprender cosas nuevas y obtener conocimientos más profundos. De ahí a que se llevaran y acoplaran tan bien; de ahí a que juntos, más tarde, dieran un gran impulso al teléfono y otros inventos más.

    El ascenso de Watson en el taller de Williams fue rápido. A dos años de haber ingresado ya había probado su habilidad en casi todos los trabajos. Había hecho y reparado timbres, galvanómetros, telégrafos, resonadores, impresores y otros diversos aparatos. La iniciativa era una de las reglas en el taller de Williams. Cada uno tenía, dentro de ciertas normas, la libertad de hacer lo que quisiese. El operario se sentía libre de dedicar su tiempo y su ingenio en reparar del mejor modo lo que ahí le llevasen. Trabajaban también, si así lo deseaban, en construir nuevos aparatos que ellos mismos diseñasen.

    Watson, el Taller de Williams y Graham Bell Una vez Watson construyó una máquina de vapor. Era un pequeño motor que más tarde sería la punta de lanza de una de las fábricas constructoras de buques más grandes que hoy existen en Estados Unidos. Watson tendría luego su propia empresa, desarrollada y establecida con las utilidades que le dejara el teléfono.

    Los talleres, como he dicho, eran muy rudimentarios. Aún así, era lo mejor que había en aquellos días. Estos muy pronto serían el patrón o portaestandarte de las grandes fábricas de aparatos eléctricos con las que contamos hoy en día. De ahí saldría, gracias al ingenio de Bell y la perseverancia de Watson, el teléfono.

    Aparte de los trabajos que ahí se realizaban, el Taller de Williams tenía una relación constante con diversos inventores quienes, llenos de extraordinarias ideas, alimentaban el deseo de dar vida a su sueño. Generalmente eran genios y cerebros de muy poco dinero en sus bolsillos. Ellos se acercaban, muchos de ellos tenían sus protectores; otros más sus explotadores. Todos ellos (me refiero a los inventores) con el ferviente deseo de transformar sus ideales en piezas de hierro y bronce a las que asignarían un nombre. Sería su invento, un invento al que explotarían, le sacarían dinero y los harían sentirse importantes.

    A Watson le gustaba todo esto. Le gustaba ayudar a los demás. Todos abrigaban, algún día la esperanza, de poder explotar algún día su invento. Claro, no todas las cosas valían la pena (o al menos, eso quiero suponer), pero Watson sentía un especial entusiasmo por todo lo nuevo y ayudaba realmente a todo aquél que ahí se presentase. Y un día apareció, a las puertas del taller, un hombre llamado Bell.

    Y Bell llegó entre humos. Habiendo llegado al taller bonificó a cada uno de los empleados con cierta cantidad de dinero a fin de que le ayudasen en la construcción de un aparato que, según él, iba a ser una máquina eléctrica completamente nueva.

    Mucho daría quehacer a Watson el querer dar forma a dicho invento. Se dice que nada nuevo había en esta máquina; sin embargo, Bell, su inventor, pretendía obtener energía eléctrica de una serie de tanques de hierro del tamaño de baúles. Estos baúles debían llenarse a su vez con ácido nítrico, llevando además unas placas de zinc suspendidas dentro de los tanques.

    Cuando se terminó la máquina y se vertió el ácido nítrico dentro de los contenedores, nadie esperó que con esto se produjese electricidad, puesto que la enorme cantidad de vapores nitrosos desprendidos hizo que todos los que ahí se encontraban saliesen del taller lo más rápido posible, casi a punto de estampida.

    No todos los hombres que acudían al taller de Williams eran del mismo tipo. Había hombres realmente notables; otros, francamente, no servían para nada. Había quienes en realidad tenían ideas extraordinarias. Era gente que lleva “sus cosas” a fin de que el taller les diese forma. Watson cooperaba, Bell sería uno de los clientes. Y un día, mientras Watson se encontraba ocupado en su trabajo, entró al taller un hombre alto. Una persona de rápidos movimientos, cara pálida, negras patillas (que luego serían blancas), copioso bigote, nariz grande, frente ancha y despejada, y pelo negro alborotado. Hablaba mucho. Era Bell.

    Era la primera vez que Watson y Bell se encontraban, la primera vez que se veían. El “señor Graham”, como algunos le conocían, le llevaba a Watson (que dicho sea de paso, su nombre era Thomas A. Watson), una pieza que había sido construida por éste último. Bell no estaba de acuerdo en ciertos detalles y trataba de hablar con Watson a fin de darle indicaciones directas y precisas acerca de cómo quería la pieza. Se trataba de su telégrafo armónico, una invención de su propiedad con la que esperaba ganar fama y fortuna. Este no era mas que un aparato, bastante sencillo, que consistía en un “transmi-receptor”, por medio del cual, utilizando la ley de la vibración sintónica , esperaba enviar unos seis u ocho mensajes mediante alfabeto Morse, a través de un solo alambre, y sin interferencia alguna.

    El proceso que siguió es algo difícil de explicar, sin dejar de ocupar cierto espacio. En pocas palabras se trataba tanto de un transmisor como de su respectivo receptor que consistían en un electroimán y una pieza de acero aplastada, hecha con la cuerda de un reloj. Esta cuerda vibraba en uno de sus polos. El transmisor, por otra parte, tenía puntos de ruptura (de apertura y de cierre), como un timbre eléctrico común y corriente, pero sin campanilla, que cuando pasaba la corriente vibraba en forma de zumbido y daba un tono correspondiente a la vibración del resorte. Lo que se trataba de hacer es que los mensajes pasaran a través del alambre sin que éstos fueran distorsionados y sin que los “timbridos” saliesen “a lo loco”; es decir, sin que tocasen sin ton ni son. El plan consistía, pues, en tener seis transmisores con sus respectivos resortes, cada uno con sus respectivos tonos, y seis receptores, capaces de identificar, individualmente, dichos zumbidos. Todo esto, después de lo cual, los sonidos se convertirían en puntos y rayas del alfabeto Morse, que tampoco deberían confundirse entre sí.

    El experimento de Bell fue un fracaso. Ni él ni Watson sabían como poder dar marcha a su proyecto. Watson se cansó finalmente de todos los zumbadores. Cada uno "tocaba" cuando quería, no había forma de separarlos; sin embargo, más tarde, todo cambiaría. Hubo otra persona, Elisha Gray quien hizo funcionar el telégrafo armónico con sus mensajes transmitiéndose al unísono y sin que hubiese ninguna interferencia.

    La mayor parte de los experimentos de Bell se llevaron a cabo en la ciudad de Salem, en la casa de la Sra. Sanders, sitio donde residiera y donde tenía, así mismo, a su cargo, la instrucción de un niño sordo. Fue en esta misma casa donde Bell y Watson pasaran largas horas discutiendo sus experimentos, aunque la mayoría de estos, al menos los más importantes, se llevaran a cabo en la ciudad de Boston. Ideas y teorías de Bell

    A Bell le gustaba hacer sus experimentos por las noches, pues durante el día, especialmente en las mañanas, se encontraba muy ocupado en sus clases en la Universidad de Boston. Ahí desempeñaba la cátedra de Fisiología Vocal, especializándose en la enseñanza de la palabra visible, sistema elaborado por su padre, por medio del cual un sordomudo podía aprender a hablar. Una noche en que Bell y Watson se encontraban en el taller, de pronto Alejandro le comenta a su amigo: “Watson, tengo que hablarle sobre una idea que corre por mi mente... Y, creo, que le va a sorprender...”. Watson le escuchó, aunque no con mucho interés. La verdad es que había trabajado demasiado todas esas noches y apenas si tenía fuerzas como para estar despierto. Pero, cuando oyó la palabra "teléfono", los sentidos de Watson se pusieron todos en alerta.

    A Watson, como ya dijimos, le gustaba participar de las ideas de Bell. Hablaban de todo, desde chistes y poesías, hasta política, oratoria y máquinas para volar. Sin embargo, esta vez “la idea” era diferente. Se trataba del teléfono y Watson escuchó. Bell le dijo: “Si pudiera hacer que una corriente eléctrica variara en intensidad precisamente como el aire varía en densidad durante la producción del sonido podría transmitir la palabra telegráficamente...!”.

    Watson le escuchó, ahora sí, con atención. Bell, por su parte, diseño un instrumento que pensaba haría tal cosa. Discutió con Watson la posibilidad de construirlo. Sin embargo, el proyecto de momento no se llevó a cabo, pues Bell quería que saliera perfecto, de este modo podría impresionar a sus apoyos financieros. Aparte, lo que ellos querían era que Bell, primeramente, perfeccionara su aparato llamado telégrafo inarmónico.

    Watson continuó ejecutando una serie de diversos trabajos para Bell. El telégrafo armónico no acababa de ponerse a punto, o al menos, tan siquiera funcionar un poco bien. Watson maldecía su falta de habilidad mecánica (que en realidad era mucha), para hacer funcionar un aparato que en apariencia era tan sencillo. Tanto Bell como Watson estaban desesperados. Pero finalmente algo pasó y el aparato funcionó. Bell observó que la razón por la cual los mensajes se mezclaban era la falta de exactitud en el ajuste de los resortes de los receptores. Entonces hizo los ajustes necesarios; zumbidos y sonidos ya no se mezclaban, el aparato funcionaba.

    Cierta tarde (era junio de 1875), Watson y Bell estaban dedicados, como siempre, a su rudo trabajo. Parecían como maquinitas, “chaca- chaca”, trabajando. Se hallaban probando los instrumentos. Algunos de ellos se encontraban fuera de tono y había que ajustarlos. De repente, uno de los resortes de los transmisores de Watson dejó de funcionar, dejó de vibrar. Watson lo movió para que siguiera vibrando, pero éste no se movió. Entonces, continuó moviéndolo rápidamente con la mano, cuando de pronto se oye una exclamación de Bell preguntando a su amigo; “¿Qué ha hecho usted...? No mueva nada, por favor. Déjeme ver..!”

    Lo que había pasado era algo “sencillo” (al menos para ellos): el tornillo de contacto estaba tan apretado que rozaba constantemente con el resorte, por lo cual, cuando Watson modificó su tensión, el circuito hizo que se propagara otra clase diferente de onda sonora. Una corriente que había pasado a través del alambre al receptor, y que era un mecanismo de transformar la corriente en un débil eco del sonido del resorte. Bell comprendió entonces que el mecanismo que podía transmitir todas las vibraciones complejas de un sonido podía hacer lo mismo para cualquier otro tipo de sonido, incluyendo la palabra. Este experimento le demostró que, a final de cuentas, el complicado aparato con el que tanto había soñado no era tan difícil de construir, aunque sí se necesitaba cierta paciencia.

    Naturalmente, había que hacer muchos ajustes, pero el primer paso ya se había dado. Fue entonces cuando Bell y Watson se dedicaron con más denuedo a la consecución de su obra. Se abocaron a eliminar todos los inconvenientes. Todo esto les exigió un considerable número de experimentos. Muy pronto todo estaría listo.  Y vino el día de la prueba. Todo funcionó. Así, la primera conversación que se recuerde es aquella en la que Bell le dice a Watson: “Venga aquí, Watson, lo necesito”. Una conversación no muy larga que digamos (mas bien monólogo), pero sí lo suficientemente clara e inteligible como para ser dada por buena. Era el 6 de marzo de 1876, el teléfono había nacido.

    Tal y como sucediera con el telégrafo, los candidatos al título de “inventor del teléfono” son leyenda. Muchos son los países que reclaman ser los inventores de tan fabuloso aparato. Algunos investigadores señalan el haber encontrado un sistema teórico descrito y detallado aún antes de 1876. No obstante, la mayoría de todos ellos concuerdan que el primer teléfono que operó fue hecho en los Estados Unidos ese mismo año de 1876.

    A dos hombres se le atribuyen el haber inventado el teléfono. Uno de ellos Alexander Graham Bell; y, el otro, Elisha Gray. Pero fue el primero (Alejandro Bell), a quien se le acredita históricamente la invención del teléfono. Su contrincante peleó, pero desgraciadamente, cosas del tiempo y de la vida lo hicieron a un lado.

    Y lo que es la vida. El registro de aplicación o solicitud por el invento del teléfono se hizo antes de que éste comenzara a funcionar correctamente. Como recordaremos, no fue sino hasta el 6 de marzo de 1876 en que Bell pronunciara las famosas palabras: “Come here, Watson, I want you” (“Ven aquí, Watson, le necesito”). Sin embargo, exactamente el mismo día, el 14 de febrero de ese mismo año, dos personas se presentaban a la Oficina de Patentes de Nueva York, a registrar la patente de su invento: el teléfono. Estas dos personas eran Bell y Gray. El primero de ellos había enviado a su socio mudo, Gardiner Hubbard (uno de sus soportes financieros), para solicitar la patente a su nombre, por un aparato diseñado para “transmitir voz y sonidos”. Luego, el propio Bell haría acto de presencia. Dos horas más tarde llegaría su rival y competidor Gray.

    Y fueron estas dos horas de diferencia las que hicieron inclinar el veredicto de los jueces a favor de Bell. El litigio duró varios años, pero apegado o no al derecho, el triunfo fue de nuestro personaje. Se dice que "primero en tiempo, primero en derecho"; pero también es cierto que la patente de Bell fue duramente criticada. Según era la costumbre, como lo sigue siendo ahora, en la forma de solicitud había que indicar la descripción del aparato en cuestión. Bell lo había olvidado. Aún así, le dieron la oportunidad de agregar a mano, al margen de la forma los datos que faltaban. También (y es algo que nadie cuenta), que Bell, habiendo oído el que Gray iba a registrar su teléfono, se apresuró a copiar los datos que de algún modo había obtenido del propio Gray. Los abogados de éste último apelaron, pero los jueces fallaron a favor de Bell.

    Inventor de gran ingenio, precursor del teléfono, el fotófono y un aparato fonográfico. Creador de un sistema especial para mudos, e ingeniero de gran valía. Hombre que algunos vieron como explotador de otros, pero que no cabe duda dio al mundo un gran invento, el teléfono. Personaje que muriera en Canadá en 1922, no sin antes seguir dando grandes cosas a la humanidad: Alexander Graham Bell.

    Tomado del periódico “El Porvenir” de Monterrey, México, el 17 de abril de 1989.


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • El economista Álvaro Saieh Bendeck, uno de los empresarios más exitosos de Chile, nació en Villanueva, Colombia, el 14 de septiembre de 1949. Se crió en el seno de una familia de origen árabe que, cuando tenía tres años, se trasladó a Chile y se estableció en la ciudad de Talca. A partir de entonces, fundaron la empresa familiar "Casa Saieh", una tienda que ofrecía desde electrodomésticos hasta ropa y artículos para el hogar.

    Como profesional, se recibió de economista en la Universidad de Chile y realizó un Master of Arts y un PhD en Economía en la en la Universidad de Chicago. Fue presidente del directorio de Corp Banca Venezuela, vicepresidente de Corp Banca Chile, vicepresidente de AFP Provida, miembro del directorio de la Asociación Chilena de Banqueros, gerente general del Banco Osorno y la Unión, decano de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile y estuvo a cargo del desarrollo del departamento del Banco Central de Chile, entre otros puestos.

    Actualmente, se desempeña como dueño y único accionista de Copesa, un consorcio periodístico que controla los diarios La Tercera, La Hora, La Cuarta, la revista Qué Pasa, y un conjunto de radios. También fundó el CorpGroup, un holding que agrupa al banco CorpBanca y el Banco Condell en Chile, es propietario de SMU S.A., la firma de la marca Unimarc –que agrupa a las cadenas de supermercados Unimarc, Deca, Rendic, El Loro, Bryc, Mayorista 10, Euromarket, Las Brujas, Covarrubias, Los Naranjos, Korlaet, Ribeiro, entre otras-. Entre sus múltiples reconocimientos públicos, se destacan el Premio Gestión y el ICARE en 2009, y el que le otorgó la organización América Economía a la Excelencia por su labor como presidente de CorpGroup, en el II foro Multilatinas: La Hora de los Emergentes, en Bogotá.

    Su familia está compuesta por su esposa Ana Guzmán Anhfelt y sus 5 hijos, María Soledad, Francisca, Catalina, Consuelo y Jorge Andrés, a quien en febrero del 2012 designó como su sucesor en la presidencia de CorpBanca.


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Cuando estudiaba en el colegio San Luis Gonzaga de la ciudad de Cali, nunca me imaginé la siguiente Historia:

    Aurelio Baldor, el autor del libro que más terror despierta en los estudiantes de bachillerato de toda Latinoamérica, no nació en Bagdad. Nació en La Habana, Cuba, y su problema más difícil no fue una operación matemática, sino la revolución de Fidel Castro. Esa fue la única ecuación inconclusa del creador del Álgebra de Baldor, un apacible abogado y matemático que se encerraba durante largas jornadas en su habitación, armado sólo de lápiz y papel para escribir un texto que desde 1941 aterroriza y apasiona a millones de estudiantes de toda Latinoamérica.

    El Álgebra de Baldor, aun más que El Quijote de la Mancha, es el libro más consultado en los colegios y escuelas desde Tijuana hasta la Patagonia. Tenebroso para algunos,misterioso para otros y definitivamente indescifrable para los adolescentes que intentan resolver sus "misceláneas" a altas horas de la madrugada, es un texto que permanece en la cabeza de tres generaciones que ignoran que su autor, Aurelio Ángel Baldor, no es el terrible hombre árabe que observa con desdén calculado a sus alumnos amedrentados, sino el hijo menor de Gertrudis y Daniel, nacido el 22 de octubre de 1906 en La Habana, y portador de un apellido que significa "valle de oro" y que viajó desde Bélgica hasta Cuba.

    Daniel Baldor Reside en Miami y es el tercero de los siete hijos del célebre matemático.Inversionista, consultor y hombre de finanzas, Daniel vivió junto a sus padres, sus seis hermanos y la abnegada nana negra que los acompañó durante más de cincuenta años, el drama que se ensañó con la familia en los días de la revolución de Fidel Castro.

    Aurelio Baldor era el educador más importante de la isla cubana durante los años cuarenta y cincuenta. Era fundador y director del Colegio Baldor, una institución que tenía 3.500 alumnos y 32 buses en la calle 23 y 4, en la exclusiva zona residencial del Vedado. Un hombre tranquilo y enorme, enamorado de la enseñanza y de mi madre, quien hoy lo sobrevive, y que pasaba el día ideando acertijos matemáticos y juegos con "números", recuerda Daniel, y evoca a su Padre caminando con sus 100 kilos de peso y su proverbial altura de un metro con noventa y cinco centímetros por los corredores del colegio, siempre con un cigarrillo en la boca, recitando frases de Martí y con su álgebra bajo el brazo, que para entonces, en lugar del retrato del sabio árabe intimidante, lucía una sobria carátula roja.

    Los Baldor vivían en las playas de Tarará en una casa grande y lujosa donde las puestas de sol se despedían con un color distinto cada tarde y donde el profesor dedicaba sus tardes a leer, a crear nuevos ejercicios matemáticos y a fumar, la única pasión que lo distraía por instantes de los números y las ecuaciones. La casa aún existe y la administra el Estado cubano. Hoy hace parte de una villa turística para extranjeros que pagan cerca de dos mil dólares para pasar una semana de verano en las mismas calles en las que Baldor se cruzaba con el "Che" Guevara, quien vivía a pocas casas de la suya, en el mismo barrio.

    "Mi padre era un hombre devoto de Dios, de la patria y de su familia", afirma Daniel. "Cada día rezábamos el rosario y todos los domingos, sin falta, íbamos a misa de seis, una costumbre que no se perdió ni siquiera después del exilio". Eran los días de riqueza y filantropía, días en que los Baldor ocupaban una posición privilegiada en la escalera social de la isla y que se esmeraban en distribuir justicia social por medio de becas en el colegio y ayuda económica para los enfermos de cáncer.

    El 2 de enero de 1959 los hombres de barba que luchaban contra Fulgencio Batista se tomaron La Habana. No pasaron muchas semanas antes de que Fidel Castro fuera personalmente al Colegio Baldor y le ofreciera la revolución al director del colegio. "Fidel fue a decirle a mi padre que la revolución estaba con la educación y que le agradecía su valiosa labor de maestro..., pero ya estaba planeando otra cosa", recuerda Daniel. Los planes tendría que ejecutarlos Raúl Castro, hermano del líder del nuevo gobierno, y una calurosa tarde de septiembre envió a un piquete de revolucionarios hasta la casa del profesor con la orden de detenerlo. Sólo una contraorden de Camilo Cienfuegos, quien defendía con devoción de alumno el trabajo de Aurelio Baldor, lo salvó de ir a prisión. Pero apenas un mes después la familia Baldor se quedó sin protección, pues Cienfuegos, en un vuelo entre Camagüey y La Habana, desapareció en medio de un mar furioso que se lo tragó para siempre. "Nos vamos de vacaciones para México, nos dijo mi papá. Nos reunió a todos, y como si se tratara de una clase de geometría nos explicó con precisión milimétrica cómo teníamos que prepararnos. Era el 19 de julio de 1960 y él estaba más sombrío que de costumbre. Mi padre era un hombre que no dejaba traslucir sus emociones, muy analítico, de una fachada estricta, durísima, pero ese día algo misterioso en su mirada nos decía que las cosas no andaban bien y que el viaje no era de recreo", dice el hijo de Baldor.

    Un vuelo de Mexicana de Aviación los dejó en la capital azteca. La respiración de Aurelio Baldor estaba agitada, intranquila, como si el aire mexicano le advirtiera que jamás regresaría a su isla y que moriría lejos, en el exilio. El profesor, además del dolor del destierro, cargaba con otro temor. Era infalible en matemáticas y jamás se equivocaba en las cuentas, así que si calculaba bien, el dinero que llevaba le alcanzaría apenas para algunos meses. Partía acompañado de una pobreza monacal que ya sus libros no podrían resolver, pues doce años atrás había vendido los derechos de su álgebra y su aritmética a Publicaciones Culturales, una editorial mexicana, y había invertido el dinero en su escuela y su país.

    La lucha empezaba. Los Baldor, incluida la nana, se estacionaron con paciencia durante 14 días en México y después se trasladaron hasta Nueva Orleáns, en Estados Unidos, donde se encontraron con el fantasma vivo de la segregación racial. Aurelio, su mujer y sus hijos eran de color blanco y no tenían problemas, pero Magdalena, la nana, una soberbia mulata cubana, tenía que separarse de ellos si subían a un bus o llegaban a un lugar público. Aurelio Baldor, heredero de los ideales libertarios de José Martí, no soportó el trato y decidió llevarse a la familia hasta Nueva York, donde consiguió alojamiento en el segundo piso de la propiedad de un italiano en Brooklyn, un vecindario formado por inmigrantes puertorriqueños, italianos, judíos y por toda la melancolía de la pobreza. El profesor, hombre friolento por naturaleza, sufrió aun más por la falta de agua caliente en su nueva vivienda, que por el desolador panorama que percibía desde la única ventana del segundo piso.

    La aristocrática familia que invitaba a cenar a ministros y grandes intelectuales de toda América a su hermosa casa de las playas de Tarará, estaba condenada a vivir en el exilio, hacinada en medio del olvido y la sordidez de Brooklyn, mientras que la junta revolucionaria declaraba la nacionalización del Colegio Baldor y la expropiación de la casa del director, que sirvió durante años como escuela revolucionaria para formar a los célebres "pioneros". La suerte del colegio fue distinta. Hoy se llama Colegio Español y en él estudian 500 estudiantes pertenecientes a la Unión Europea. Ningún niño nacido en Cuba puede pisar la escuela que Baldor había construido para sus compatriotas.

    Lejos de la patria Aurelio Baldor trató en vano de recuperar su vida. Fue a clases de inglés junto a sus hijos a la Universidad de Nueva York y al poco tiempo ya dictaba una cátedra en Saint Peters College, en Nueva Jersey. Se esforzó para terminar la educación de sus hijos y cada uno encontró la profesión con que soñaba: un profesor de literatura, dos ingenieros, un inversionista, dos administradores y una secretaria. Ninguno siguió el camino de las matemáticas, aunque todos continuaron aceptando los desafíos mentales y los juegos con que los retaba su padre todos los días.

    Con los años, Baldor se había forjado un importante prestigio intelectual en los Estados Unidos y había dejado atrás las dificultades de la pobreza. Sin embargo, el maestro no pudo ser feliz fuera de Cuba. No lo fue en Nueva York como profesor, ni en Miami donde vivió su retiro acompañado de Moraima, su mujer, quien hoy tiene 89 años y recuerda a su marido como el hombre más valiente de todos cuantos nacieron en el planeta. Baldor jamás recuperó sus fantásticos cien kilos de peso y se encorvó poco a poco como una palmera monumental que no puede soportar el peso del cielo sobre sí. "El exilio le supo a jugo de piña verde. Mi padre se murió con la esperanza de volver", asegura su hijo Daniel.

    El autor del Algebra de Baldor se fumó su último cigarrillo el 2 de abril de 1978. A la mañana siguiente cerró los ojos, murmuró la palabra Cuba por última vez y se durmió para siempre. Pero sus siete hijos, quince nietos y diez biznietos, siempre supieron y sabrán que a Aurelio Baldor lo mataron la nostalgia y el destierro.


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • William Henry Gates III nació el 28 de octubre de 1955 y pasó su infancia en la ciudad de Seattle, Estados Unidos. Asistió a un colegio estatal hasta sexto grado, para luego cambiarse a la elitista escuela de Lakeside. Allí se produciría un hecho decisivo para su vida: en el año 1968 se encontraría por primera vez con una computadora, entraría en contacto con el mundo que lo cautivaría y sería el centro de su vida: la informática. También en Lakeside conoció a Paul Allen, con quien más tarde fundaría Microsoft.

    En el año 1975, siendo todavía un alumno de Harvard, creó la empresa de software Microsoft, y el año siguiente abandona sus estudios para mudarse a Albuquerque y pactar con la empresa Altair la cesión de un lenguaje para computadoras, el Basic, al 50% de las ventas. Al año siguiente, se enteró del éxito de la empresa Apple y de que necesitaban un intérprete de Basic.

    En 1980, Gates utiliza su astucia de buen empresario y consigue vender el sistema operativo MS-DOS a la empresa IBM, pero sin tenerla él aún: lo compró, una vez realizada la venta, a muy bajo precio a un joven programador. Y su astucia fue más allá: Microsoft quiso los derechos de licencia, mantenimiento, e incluso la facultad de vender el DOS a otras compañías. IBM aceptó, considerando que lo que produciría dividendos sería el hardware y no el software. Unos días después, Microsoft compró los derechos de autor del QDOS a Tim Paterson, que trabajaba para la Seattle Computer Products, por 50.000 dólares, que vendió a IBM como MS-DOS (Microsoft DOS).

    Más allá de una mente brillante, Bill Gates es un gran hombre de negocios, que sabe ver las oportunidades que se le presentan y aprovecharlas sin titubear. Es el segundo hombre más rico del mundo según la revista Forbes (2010) con una fortuna de 53 mil millones de dólares. En la actualidad, el sistema operativo creado por él: Microsoft Windows, es el más utilizado en el mundo, con cientos de millones de usuarios alrededor del globo. Fueron las pequeñas-grandes decisiones y la astucia empresarial lo que lo llevaron a encabezar los lugares más altos de la economía mundial.


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Download Name Play Size Duration
    download Abraham Lincoln
    Pirámide Digital

    5.5 MB 6:01 min
    download Benjamin Franklin
    Pirámide Digital

    5.4 MB 5:55 min
    download Isaac Newton
    Pirámide Digital

    3.7 MB 4:02 min
    download Napoleon Hill
    Pirámide Digital

    3.9 MB 4:19 min
    download Soichiro Honda
    Pirámide Digital

    4.4 MB 4:51 min


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Carlos Kasuga nació en un pequeño pueblo del centro de México llamado Los Cerritos. Su padre fue Tsutomu Kasuga y su madre Mitsuko Osaka. El padre arribó a México antes que su madre, siendo apenas un joven de 20 años.

    Años antes, Japón estaba atravesando una coyuntura compleja conocida como “la Era Meiji”, que buscaba una renovación total de la nación. Durante este período, el país asiático empezó una reestructuración a todos los niveles y cerró sus fronteras a Occidente.

    Su economía entró en crisis y el desempleo junto con el apropiamiento de tierras por parte del Estado dejó a muchos japoneses (especialmente campesinos) fuera de la estructura y en situación de precariedad.

    Japón pidió a estos japoneses que en nombre del bien común, se sacrificaran saliendo del país e hicieran su vida en otras naciones. Es allí donde se inician las migraciones de japoneses hacia otras naciones del mundo.

    Kasuga (padre) era cultivador de gusano de seda. Llegó a México en 1930 por iniciativa de un coterráneo radicado en México que había logrado adquirir un terreno.

    Tsutomu Kasuga ingresó a México proveniente de Japón bajo la figura de inmigrante “Yibiyose”. Esto quiere decir con carta de invitación. Comenzó entonces a trabajar como agricultor en un rancho pero al poco tiempo lo abandonó por ver escasa posibilidad de progreso.

    Se trasladó entonces hacia Los cerritos y empezó a trabajar como dependiente de una de las tienda de abarrotes más importantes del lugar, propiedad de otro paisano: Teikichi Iwadare.

    Allí trabajó mucho y con empeño logró aprender el idioma castellano y las artes del comercio. Ese mismo año pidió a sus parientes que estaban en Japón que le consiguieran una muchacha que estuviera dispuesta a casarse y viajar a México para hacer familia con él.

    A través de una carta se comunicó con la chica. Luego de ver su foto y recibir su promesa de esforzarse mucho para el bienestar de su futura familia, la chica accedió a viajar y casarse con él. Desde su llegada a México, la pareja trabajó como un equipo en la tienda para forjarse una base.

    El 26 de octubre de 1937, nació Carlos Tsuyoshi Kasuga Osaka. Luego de mucho esfuerzo y ahorro, sus padres lograron abrir una tienda en la localidad de Cárdenas, a la que pusieron el nombre de su hijo “Carlos Kasuga”.

    En 1942, cuando Carlos era apenas un pequeño de 4 años, tuvo que salir de su pueblo natal junto con sus padres, dejando todas sus propiedades. Los pobladores salieron a defender a la familia para que no se los llevaran pero fue inútil.

    Estados Unidos había declarado la guerra al Japón, y México por tener un gobierno subordinado a los dictámenes norteamericanos, acató la orden estadounidense de trasladar a todos los inmigrantes nipones a la capital y a confiscar sus bienes.

    Los servicios de inteligencia de EEUU operaban a sus anchas en México y tenía un registro pormenorizado de todos los japoneses (ahora declarados enemigos) radicados en México.

    Los Kasuga fueron ubicados junto con otras familias en Tacubaya, Ciudad de México. Con lo poco que lograron salvar y en colaboración con los otros refugiados japoneses, crearon una escuela a la que nombraron Takubaya Gakuen.

    La escuela estaba destinada para que sus niños no perdieran conexión con su cultura. Allí se les enseñaba a leer y escribir japonés, y también historia del Japón.

    Carlos Tsuyoshi tuvo que hacer esfuerzo extra pues además asistía a una escuela pública mexicana. Era estudiante en dos escuelas al mismo tiempo.

    A medida que fue creciendo, Carlos apoyó a la economía familiar en una tienda de dulces que lograron abrir sus padres ahorrando poco a poco como buhoneros de verduras en la calle.

    Fue así que con gran dedicación, esfuerzo y perseverancia, logró ingresar y culminar sus estudios superiores graduándose de Contador Público. Sus valores familiares lo acompañarían desde ese momento y para siempre: honestidad, respeto, gratitud y la inagotable laboriosidad.

    En 1956 Carlos viajó a Japón bajo una figura especial denominada “Dekasegui” (persona que sale de su tierra para hacer fortuna en otro lugar). Allí se pagó sus estudios para perfeccionar su dominio del japonés en la Universidad de Sofía, ubicada en Tokio.

    Allí asistió a la Primera feria de maquinarias japonesas y le llamó la atención una para fabricar pelotas y productos inflables.

    Carlos pertenecía al equipo de natación de su facultad y recordó que en sus prácticas de inicio utilizaban tripas de caucho a falta de salvavidas. Decidió adquirir una de estas máquinas y la llevó a México.

    A los 21 años y con apoyo de su familia, estaba fundando su primera empresa. Ésta, aún hoy, lidera el mercado de los productos inflables: Industrias Kay, que fabricó los inmensos aros inflables emblema de las olimpiadas México 68.
    En 1981, y tras labores de convenio entre la industria Yakult Japón, logró los permisos para instalar la Planta Yakult México. Esta inicia operaciones con su fábrica completamente automatizada localizada en el municipio Ixtapaluca.

    Actualmente cuenta con una segunda Planta ubicada en Guadalajara, Jalisco y es una de las marcas más consolidadas en el mercado mexicano.

    Carlos Kasuga ha sido un promotor incansable de la educación y los valores. Se ha preocupado por fortalecer nexos entre quienes como él son “nikkai” (hijo de inmigrantes japoneses). Ha fundado escuelas y pertenece a agrupaciones destinadas al rescate de la cultura japonesa.


    También es reconocido por difundir la fórmula de su éxito a través de conferencias, libros y vídeos. Sus ideas apuntan al empoderamiento ciudadano a través de la educación en valores.

    Ideas y aportes

    La filosofía fundamental de Carlos Kasuga se sostiene en cuatro Ejes Fundamentales para lograr el éxito:

    1. El BIEN SER. Para alcanzar el éxito personal y profesional deben cultivarse las siguientes virtudes: Puntualidad, Disciplina, Austeridad, Amor al estudio, Honestidad y Laboriosidad.
    2. El BIEN HACER. Todo lo que se hace debe realizarse bien desde el principio.
    3. EL BIEN ESTAR. Sentirse bien por haber dado lo mejor de uno al hacer las cosas.
    4. EL BIEN TENER. Los 3 pasos anteriores conducen a la prosperidad económica honesta, producto del trabajo limpio y honrado.

    Además de estos postulados, Kasuga aboga por una transformación radical de la educación. No solo debe limitarse a impartir conocimientos académicos tradicionales, sino que debe hacer énfasis en la enseñanza de valores.

    De igual manera, recalca que la limpieza de los espacios, de las personas, debe ser un hábito en la vida de toda persona. Eso también contribuye a la salud y al éxito.

    Afirma que cuando una empresa, una institución del gobierno, una entidad no funciona como debe ser, los responsables son los directivos porque, según sus palabras: Los peces empiezan a podrirse desde la cabeza, no desde la cola.

    En cuanto a sus modos gerenciales, Kasuga rompió paradigmas tradicionales afirmando que al trabajador además de su salario hay que ofrecerle un “sueldo moral”. Esto no es más que hacerle saber lo útil, necesario, querido, respetado y reconocido que es.

    Además, se auto-invita a las casas de sus trabajadores y cena con ellos para fortalecer lazos y visualizar las condiciones en las que viven para apoyarlos de manera personalizada.

    Otro de sus curiosos hábitos empresariales, es no establecer sanitarios diferenciados para los directivos y los obreros.

    Carlos Kasuga es uno de los empresarios mexicanos más importantes de América Latina, hijo de japoneses pero nacido en México. Es fundador y dueño de la empresa de productos lácteos probióticos Yakult, S.A. División México, Presidente del Instituto de Ciencias de la Vida y expresidente de la Federación Panamericana de la Leche. 

    También es fundador y propietario de Industrias Kay Internacional, una reconocida productora de inflables plásticos, y fundador de una de las instituciones educativas más prestigiosa del país: el Liceo Mexicano Japonés.

    También ha ocupado la presidencia de múltiples organizaciones que tienen como finalidad la unión de los “Nikkei” (descendientes de migrantes japoneses) en América latina: la Asociación Mexicana Japonesa, el Comité de las celebraciones de la migración japonesa a México y la Confederación Panamericana Nikkei (COPANI).

    A pesar de haberse titulado como Contador Público, ha dado sobradas pruebas de ser mucho más que eso. Sus resultados como emprendedor exitoso y como altruista ser humano, ratifican su condición de líder integral.

    Carlos Kasuga ha desarrollado como conferencista una interesante faceta, de mayor alcance y trascendencia para la comunidad mexicana y latinoamericana. En cada una de sus presentaciones reivindica el orgullo de ser mexicano.

    Hoy, con sus 80 años, tiene como objetivo compartir con sus compatriotas mexicanos y con su auditorio internacional las fórmulas que ha aplicado en su vida. Las mismas le han servido para alcanzar el éxito personal, profesional y para convertirse en un ciudadano de calidad para la nación que acogió a sus padres. 


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • ¿Quién es este hombre dueño de la mayor fortuna del mundo, según la famosa revista Forbes? Un mexicano cuya fortuna asciende a los 53.500 millones de dólares en el ya pasado 2010.

    Ingeniero civil de raíces libanesas, su padre fue un católico Maronita de nombre Youssef Salim, quien emigró desde el Líbano a la edad de 14, y cambió su nombre a Julián Slim Haddad, agregando el apellido de su madre, según era costumbre. Hijo de Linda Helú y Julián Slim Haddad, Carlos Slim Helú es egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde impartió la cátedra de Álgebra y Programación Lineal.

    Su carrera como empresario comienza desde muy joven, cuando comenzó a invertir en la compra de negocios, los cuales hacía prosperar exitosamente, así como en la compraventa de bienes raíces en el centro de la Ciudad de México. La clave, como siempre, es la astucia y el olfato para detectar oportunidades: saber aprovechar las crisis en vez de que las crisis se aprovechen de uno. A principios de los años ochenta, en medio de la famosa crisis que paralizó a México y con fugas de capitales históricas, Slim y su grupo realizaban inversiones fuertes en el país, adquiriendo varias empresas que eran vendidas a muy buenos precios.

    Carlos Slim ha mencionado repetidamente que esta etapa del país le recordó por lo que pasó su padre Julián Slim, cuando en 1914 y en plena Revolución Mexicana le compró a su hermano mayor el 50 por ciento restante del negocio que tenían en común, llamado La Estrella de Oriente, creyendo así en México y en su destino. «Si mi papá, en plena Revolución, con el país sacudido, sin todavía tener familia, siendo extranjero y sin el arraigo que te da el tiempo, confió en México y en su futuro, cómo no iba a hacerlo yo», ha dicho Carlos Slim en algunas entrevistas.

    La actividad de Carlos Slim se ha venido diversificando en varios sectores. En 1997 adquirió acciones de la empresa informática Apple Computer, justo antes del lanzamiento de iMac, logrando multiplicar su fortuna.

    En 1997 adquirió Prodigy, un proveedor estadounidense de Internet. Carlos Slim logró hacer de esta empresa un poderoso servidor de diversos servicios de Internet hasta lograr una alianza con MSN, lanzando un portal en castellano de la mano con Microsoft. Éste, al poco tiempo, se convertiría en portal líder en México.

    El 10 de septiembre de 2008 compra un 6.4% del The New York Times, es decir 9,1 millones de acciones por un valor aproximado de $123 millones de dólares. De acuerdo a Slim este es un movimiento estrictamente financiero y no una estrategia para entrar en el mundo de los medios estadounidenses. Con esta participación accionaria se convierte en el tercer accionista más grande de la compañía, después de la familia Ochs-Sulzberger, quienes han mantenido el control accionario del Times desde 1898, y del fondo de cobertura Harbinger Capital Partners.

    Estrategia, oportunismo y decisiones fuertes y acertadas parecen ser las claves del éxito de este latino que se encuentra en la cima del poder económico mundial.


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Deepak Chopra (22 de octubre de 1946) médico especialista en medicina ayurvédica., orador motivacional, escritor, internista y conferencista especializado en el área del misticismo cuántico. Nació en Nueva Dheli, India. Actualmente vive en La Jolla, California, Estados Unidos. Chopra fue un estudiante proveniente de una familia que logró asegurarle una educación aceptable, a sabiendas que en su ciudad y en general en la India la situación de pobreza, inequidad, y analfabetismo es grande.

    Así que, luego de graduarse con buenas notas empezó a estudiar medicina en la universidad pública de su ciudad. Al terminar su estudio decidió buscar mejores horizontes fuera de su país. Así que, viajó a Estados Unidos, al principio no fue fácil conseguir trabajo, aunque manejaba el inglés, el choque cultural fue duro. Pero luego de unos meses consiguió un trabajo y fue ascendiendo en poco tiempo. Llegó a ser director del hospital Memorial de Nueva Inglaterra y también fue profesor de la Universidad de Boston. El estrés y las grandes jornadas laborales lo llevaron poco a poco a acudir al cigarrillo y a la bebida.

    Chopra tuvo que vivir una gran batalla en contra de estos vicios que estaban afectando su vida personal, emocional, física y laboral. Por ello, comenzó a volver a las bases de la medicina natural aprendidas en su tierra natal. Las mejorías comenzaron a surgir en su vida. Así que sintió la necesidad de divulgar los principios de una salud espiritual, en la que la mente juega un papel fundamental. Sin embargo, las ideas de Chopra han sido controvertidas. Ha sido acusado de charlatán por no tener pruebas sobre la eficacia de sus métodos.

    También ha sido acusado por algunas personas que han tomado talleres en su Centro Chopra, en La Jolla, California por estafa porque aseguran que no sintieron ningún cambio luego de esto. Pero, sin duda este centro es muy popular y constantemente acoge una cantidad impresionante de pacientes provenientes de varias partes del mundo. Cierto tiempo después volvieron a surgir nuevos comentarios en su contra, se le acusó de plagio en varios libros, vender remedios sin prescripción y hasta de ser visto en prostíbulos. Realmente, era más que todo una campaña de desprestigio.

    Pero las acusaciones poco le importaron a Chopra y a sus lectores. Sus seguidores lo han defendido acérrimamente porque sienten en él una guía, una protección y una palabra sabia y sensata en el momento indicado.

    Sus libros también han logrado ser vendidos en varias partes del mundo y todos y cada uno son calificados como exitosos. Los más vendidos últimamente han sido: Cuerpos sin edad, mentes sin tiempo, Curación cuántica, Las siete leyes espirituales del éxito, Almas gemelas y Sincrodestino, uno de los más vendidos en Colombia.

    En su nuevo libro, expone que las coincidencias tienen un gran poder para cambiar el rumbo de la vida. Chopra asegura que el destino puede determinarse para conseguir lo que se desea. En otras palabras, las casualidades son mensajes que nos llegan para enrutarnos mejor en la vida. En su libro les brinda a los lectores varios consejos de cómo aprovechar las coincidencias en la vida de cada uno. Para este médico indio el destino es la realización progresiva de las metas propias. Chopra habla a sus seguidores de lo necesario que es conectarse con la creatividad del Universo, su capacidad para tener compasión, alcanzar los propósitos y el amor en la vida.

    Ahora bien, para Chopra y sus planteamientos la meditación es la clave y el camino para encontrar la respuesta a muchas cosas. Escuchar su voz interior y actuar de acuerdo a ella es una de las grandes tareas. En el momento en que la mente de una persona logré esto, está escapando de diversos problemas emocionales como la depresión, la desesperación, la falta de sentido, entre otros. Uno de los métodos por los cuales se reconoce Chopra es por su uso de la confrontación, en sus textos y charlas siempre está formulando preguntas, que sin duda ubican a la persona en una posición complicada.

    Uno de sus libros más destacados es Golf, en este libro aclaro lo importante que es entender el espíritu de este juego ya que para ejecutarlo y obtener el objetivo deseado se debe usar la coordinación del cuerpo y de la mente. Chopra aceptó una entrevista por parte del periódico tradicional de Colombia El Tiempo en donde dio una visión desde su experiencia y conocimiento sobre la situación colombiana. Dijo que era necesario que cada ciudadano encontrará la felicidad para mejorar tantos problemas. Encontrar ese camino garantizará el éxito.

    Chopra es uno de los indios con más libros publicados, lleva casi 40 y todos son exitosos, una gran cantidad han sido Best Seller. Es uno de los personajes más destacados en temas de espiritualidad y el poder de la mente en la curación médica. Su influencia está marcada por las enseñanzas de escrituras tradicionales indias como el Ayurveda, corriente tradicional de la curación hindú, los Vedānta y el Bhagavad Gita. Esto lo expresa en cada una de sus entrevistas, además sabemos que es seguidor de Jiddu Krishnamurti.

    Entre los detractores de Chopra, se encuentran famosos científicos y médicos como el biólogo Jerry Coyne, el físico teórico y cosmólogo Lawrence Krauss, el biólogo evolucionista Richard Dawkins, David Gorski, el doctor Stephen Barrett, Michael Shermer, el neurólogo Steven Novella, PZ Myers, el consultor médico Gerald C. Zumwalt, entre otros. La revista Time lo eligió entre los 100 íconos y héroes del siglo XX y fue bautizado como el profeta-poeta de la medicina alternativa. Gran cantidad de sus libros se encuentran traducidos a 35 idiomas; en inglés se han vendido más de 12 millones de ejemplares.


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Emilio Azcárraga Milmo o Emilio Azcárraga Jr. (San Antonio, Texas, Estados Unidos; 6 de septiembre de 1930-Miami, Florida, Estados Unidos; 16 de abril de 1997) fue un empresario mexicano, hijo de Emilio Azcárraga Vidaurreta, quien fundó lo que hoy es Televisa.

    Estudió en la academia militar de Culver Academies, en Estados Unidos y se graduó en 1948.

    Trabajó en varias empresas en la televisión tales como Univision, una cadena de habla hispana perteneciente a las 12 cadenas de Estados Unidos, en los años 60, y en los años 70 como accionista de Grupo Televisa S.A.

    También dirigió estaciones importantes de la televisión mexicana y era el presidente de la red de habla hispana Galavisión. Fue propietario de empresas inmobiliarias.

    Como parte de su actividad filantrópica, en 1985 fundó la Fundación Mexicana para la Salud A.C., junto con otros empresarios mexicanos que tuvieron la responsabilidad social, compromiso y solidaridad para generar una inversión social a largo plazo que contribuyera a mejorar la calidad de vida de los mexicanos.

    Fue dueño de "The National," un diario estadounidense enfocado hacia los deportes, que fue publicado entre el 31 de enero de 1990 y el 13 de junio de 1991.

    En octubre de 1993, declaró al Semanario Proceso: “México es un país de clase modesta muy jodida, que no va a salir de jodida. Para la televisión es una obligación llevar diversión a esa gente y sacarla de esa triste realidad y de su futuro difícil. La clase media, la media baja, la media alta. Los ricos, como yo, no somos clientes, porque los ricos no compramos ni madre”aunque no esta aclarado en que contexto lo dijo.

    El 15 de febrero de 1994 lanzó al mercado mexicano el diario "Summa", que fue un fracaso. Lo cerró en enero de 1995.

    Se casó 4 veces, la última con Adriana Abascal, antigua Miss México; su anterior compañera sentimental fue Paula Cusi.

    Murió el 16 de abril de 1997 a bordo de su yate ECO a las afueras de Miami a causa de cáncer de páncreas. Entonces Grupo Televisa pasó a manos de su hijo Emilio Azcárraga Jean, a sus hijas, a Adriana Abascal y a su exesposa Paula Cusi.

    Su vida.

    Emilio Azcárraga Milmo, el empresario más poderoso que ha visto México, era muy quisquilloso con los gafetes. Estas credenciales, sin las cuales ningún empleado era admitido dentro de las instalaciones de Televisa, debían portarse no sólo como identificación, sino como símbolo de orgullo. Después de todo, el personal de Televisa estaba empleado por la compañía de medios de comunicación de habla hispana más grande del mundo, con cimientos que se remontan a 1930. Cuando se encontraba en sus oficinas de Chapultepec, Televicentro, o en los Estudios San Angel, Azcárraga procuraba siempre usar su gafete, aunque a veces lo dejaba a propósito dentro de su bolsillo y reprendía escandalosamente a los guardias de seguridad que le permitían pasar sin él. En Televisa, el gafete representaba entonces el pasaporte y el emblema de honor; por tanto, la lealtad consistía en tener no sólo “la camiseta bien puesta”, sino también “el gafete bien puesto”.

    Un día en Televicentro, Azcárraga entró en un elevador en el que viajaban algunos de sus técnicos, enfundados en sus chamarras amarillas. Inmediatamente notó que uno de los hombres no llevaba el gafete prendido al bolsillo de su uniforme, sino colgando de su cinturón. “¿Para eso te pago tanto?”, reclamó Azcárraga, “¿pa’ que traigas el gafete en los huevos?”. Se hizo un silencio aterrador. El Tigre había rugido. Pero el empleado pudo musitar una respuesta. Llevando su mano a la garganta, exclamó: “No, señor, esos los traigo aquí”.

    Azcárraga soltó tremenda carcajada, una de esas amplias y sonoras carcajadas suyas que le eran características. Nerviosos, sus empleados empezaron a reír entre dientes. Cuando el elevador llegó a su piso, Azcárraga se quitó su Rolex y se lo dio al trabajador. “Lo mereces, cabrón”, dijo, y salió por las puertas.

    Ese era El Tigre. Temido y amado, déspota y alegre, impulsivamente generoso. Pero ¿exactamente por qué lo llamaron ‘El Tigre’? ¿Cómo surgió el apodo?

    Hay tantas respuestas como percepciones acerca de este nombre. Algunos periodistas que escribieron sobre él señalaban que se debía a la franja de cabello cano, que peinaba hacia atrás, y que acrecentaba su porte señorial. Los hombres de negocios atribuían el sobrenombre a su tendencia a arrojarse sobre algún bien ambicionado o a lanzarse a un nuevo negocio con premura; sus decisiones parecían basarse más en un instinto animal que en cualquier estudio. “Si le propones una idea, en ese momento te dice si la compra o si cree que eres estúpido”, decía el embajador Agustín Barrios Gómez, quien trabajó muchos años en Televisa. “Jamás te dice ‘llámame el lunes’. Es ‘hagámoslo’ o ‘vete a la chingada”. Más que pasar tiempo leyendo sobre un asunto, Azcárraga prefería buscar expertos, bombardearlos con preguntas y entonces tomar una decisión rápida, salomónica.

    Los empleados de menor rango, quienes temblaban con sólo pensar en disgustar al patrón, sentían que el apodo reflejaba su impulsivo hábito de maltratar a aquellos que no llenaban sus expectativas, a veces despidiéndolos ahí mismo sin escucharlos. Otros sugerían que tal vez como su padre, Emilio Azcárraga Vidaurreta, era conocido como El León, era lógico que el hijo tuviera un mote felino también.

    De hecho, Emilio Azcárraga Milmo fue bautizado como El Tigre a finales de la década de los 60, antes de tomar el control de la compañía (1972) que su padre había fundado (en la década del 30), aunque el apodo no llegó a ser muy conocido sino hasta la de los 80.

    En diversas épocas, su imperio incluyó cuatro cadenas nacionales de TV, radio, la editorial de revistas en español más grande del mundo, películas, videos, y los importantes equipos mexicanos de fútbol: América y Necaxa. Pero al final, la historia de su vida estuvo llena de contradicciones. Aunque era orgullosamente mexicano, había nacido en Estados Unidos y allí eligió morir. Pese a haber sido el hijo caprichoso de un prominente hombre de negocios, que se creía estaba destinado a ser mediocre, acabó con todas esas predicciones al convertirse en un hombre aún más rico y poderoso que su propio padre.

    Para 1993, Emilio Azcárraga Milmo era el hombre más rico de América Latina, con una fortuna estimada en 5.000 millones de dólares. La pregunta que surge, sin embargo, es si la asombrosa expansión de su empresa fue resultado de su visión y su refinado olfato para los negocios, o si lo logró en vista de la ausencia de una competencia local y, en general, por las circunstancias favorables en las que se desarrolló y que fueron otorgadas por el sistema.

    El imperio de la familia Azcárraga ha moldeado al menos a tres generaciones de mexicanos. Según estudios realizados por el Instituto Nacional del Consumidor, un niño mexicano común pasa, como promedio, unas 1.500 horas al año frente al televisor contra menos de 1.000 horas en la escuela. Estadísticas como esta generan dudas sobre cuál de las dos ha ejercido una mayor influencia.

    Más de 80 millones de televidentes regulares están expuestos diariamente a modelos y expectativas que en la realidad se satisfacen muy pocas veces. Esta influencia sociocultural ha tenido manifestaciones superficiales evidentes. Desde los años 50, cuando llegaron las actrices rubias a la televisión y los anunciantes preferían gente de tez blanca y cabellos castaño o rubio para presentar sus productos, aumentó la venta de tinte rubio para el cabello.

    La influencia televisiva se ve también en los nombres con los que, desde los 70, se bautiza a los niños mexicanos. El santoral quedó atrás; desde esas fechas, los padres usan cada vez más a la televisión como fuente de inspiración para nombrar a sus hijos. El Registro Nacional de Población muestra que nombres como Marimar, María Mercedes, Gabriel o Gabriela, se multiplicaban en los recién nacidos, coincidentemente con la salida al aire de nuevas telenovelas.

    México se ha convertido en un país de televidentes. La cantidad promedio de horas diarias que pasan los mexicanos frente al televisor rebasa la de Estados Unidos y los países europeos. De los sectores más educados a los de menores recursos, todos reciben los sofisticados estímulos de la pantalla chica, que por más de 20 años estuvo prácticamente monopolizada por la programación de Televisa. La empresa de Emilio Azcárraga ha sido la principal influencia en las actividades culturales, políticas y económicas de la mayoría de la población mexicana. El mismo partido gobernante ha tenido que utilizarla para conectarse efectivamente con sus electores potenciales. “Televisa es la dueña del tiempo libre de los mexicanos”, ha dicho el escritor Carlos Monsiváis.

    El consorcio de Azcárraga representó, durante más de 25 años, una pieza fundamental en la estabilidad política del país. Con su amplio alcance y sus variados recursos, Televisa prácticamente definía qué era noticia en México y también qué no lo era; el conocido noticiero nocturno —24 horas— de hecho determinaba lo que los mexicanos debían saber y lo que no. Ejemplos de lo que, por años, los mexicanos no se enteraron por la televisión sobran: el número aproximado de víctimas del temblor de 1985, en Ciudad de México; la denuncia de las mujeres cuyos hijos han desaparecido; críticas al modelo económico; las posiciones políticas distintas a las del PRI.

    Hasta muy recientemente, en época de elecciones, Televisa difundía la información del partido oficial e ignoraba a los candidatos de los partidos de oposición y sus clamores de fraude, lo que fue mermando la credibilidad de la televisora. Esta actitud se hizo más patente en los comicios locales de Chihuahua en 1986, donde el PAN y algunas organizaciones civiles protestaron fuertemente por la manipulación que Televisa había hecho con la información. De las protestas, la gente se enteró por la prensa; jamás existieron para la televisión.

    Las manifestaciones sindicales, campesinas, magisteriales o de cualquier organización cívica eran ignoradas o se informaba solamente del caos vial que provocaban; nunca se les daba espacio para escuchar el motivo de su protesta.

    Contradicción es quizá el término que mejor capta el carácter de Emilio Azcárraga Milmo, pero su obsesiva preocupación por mantener el control es probablemente la clave para explicar el derrotero de su vida. El estilo de su liderazgo despótico no sólo provenía de la costumbre típica empresarial mexicana. Existen profundas razones personales que explican porqué toda su vida fue una verdadera batalla épica por el control.

    Nacido en San Antonio, Texas, el 6 de septiembre de 1930, y educado en la Academia Militar Culver, en Indiana, Emilio Azcárraga siempre necesitó controlar. Recién empezados sus 20, pocos meses después de haber contraído matrimonio, Azcárraga vio cómo su esposa desarrollaba una enfermedad incurable y moría. A partir de ese momento, procuró buscar amistades y romances que obedecieran las condiciones que él establecía. La mayoría de sus amigos eran también sus empleados, y aquellos que no lo eran a menudo hacían negocios con él, pero Emilio siempre mantenía las riendas. Afectado por un sentimentalismo que, al menos en parte, tenía sus raíces en la muerte de su esposa, y que lo impulsó a emprender una serie de negocios y relaciones breves, su carrera se convirtió en una búsqueda de respeto y de poder. Durante 20 años, su archirrival en esta batalla fue su propio padre, quien apodó a su hijo el ‘príncipe idiota’ desalentado ante sus modales de Casanova y su conducta caprichosa. Y durante al menos 20 años más. Parece que la memoria de su padre muerto siguió impulsándolo a buscar la expansión de la empresa hasta convertirla en un imperio de medios cada vez más grande.

    De hecho, los dramas que moldearon la vida adulta de Azcárraga Milmo eran dramas de poder y control: los matrimonios, aventuras, divorcios y separaciones; la lucha por llegar a ser un digno heredero de su padre a la cabeza del más grande consorcio de medios de habla hispana; la resistencia ante los esfuerzos oficiales por nacionalizar o interferir con la empresa; su insistencia en tener la exclusividad de los artistas y otros empleados; la batalla para conservar las estaciones de Televisa en Estados Unidos; la ruptura con sus socios, Rómulo O’Farrill y Miguel Alemán Velasco; la onerosa carga que representó la compra de las acciones de su hermana Laura; la lucha interna contra los magnates de medios Rupert Murdoch y Roberto Irineu Marinho en la creación de un servicio de televisión vía satélite para América Latina en el que Televisa tuviera al menos iguales derechos; y, finalmente, cuando su salud entró en franco deterioro, sus esfuerzos para asegurar una transición de poder a su hijo (Emilio Azcárraga Jean).

    Los filosos ángulos de la personalidad de Azcárraga eran más evidentes en su lenguaje. Al igual que su padre, tenía por costumbre dirigirse a la gente llamándola “pendeja”, y disfrutaba emplear expresiones amenazadoras cuando quería que algo se hiciera. “¡Te cuelgo de los huevos si no lo haces a tiempo!”, gritaba a sus empleados.

    Aunque Azcárraga era un hombre obsesionado con el control, con frecuencia era incapaz de mantener su propia ecuanimidad. El mensaje quedaba muy claro para los empleados: si lo hacías enojar o tratabas de engañarlo, podías enfrentar toda la fuerza del gruñido y las garras de El Tigre. Sus famosos rugidos eran a menudo largas y humillantes diatribas, llenas de obscenidades. A veces llegaba hasta lo físico. Su jefe de investigaciones, Miguel Sabido, entró en una acalorada discusión cuando Azcárraga le dijo que pensaba vender el Teatro Alameda, que había pertenecido a la familia desde los años 30. Azcárraga empujó a Sabido con tanta fuerza que lo tumbó al suelo, desde donde siguió gritando a su jefe. Azcárraga le gritó de regreso: “¡Levántate, cabrón de mierda, eres un vicepresidente de Televisa!”.

    Pero Azcárraga sentía simpatía por aquellos que no se dejaban intimidar fácilmente. Su forma agresiva de hablar era su método para asegurar que sus órdenes fueran obedecidas y, al mismo tiempo, despertar la lealtad de sus subalternos de manera informal. Cuando el jefe te llamaba “pendejo” o “cabrón” o “maricón”, significaba que eras uno de sus chicos, que le caías bien y que confiaba en ti. Si no le agradabas, te hablaba de “usted”.

    Azcárraga no reservaba sus rugidos exclusivamente a los hombres. Lucía Méndez, la actriz que por muchos años fue su creación más preciada, recibió una severa reprimenda cuando se grababa El extraño retorno de Diana Salazar en 1987. Lucía le dijo que iba a tener un bebé. Lejos de felicitarla, El Tigre puso el grito en el cielo. La Méndez había cometido el pecado capital de las actrices: se había embarazado ¡justo a la mitad de una telenovela! Azcárraga le recetó un sermón de altos decibeles: “¿Por qué no lo planificaste? ¿Cómo le vamos a hacer si te pones muy gorda? ¡Estás al aire! ¡Eres una irresponsable! ¡¿Cómo es posible? !”, y así siguió y siguió. Lucía no hizo más que soltarse a llorar y no paró hasta varias horas después. Al día siguiente, Azcárraga le telefoneó y se deshizo en disculpas: “Mira, Lucía, realmente ayer me enojé mucho, me puse muy mal. Te grité mucho. Quiero pedirte que me disculpes, y decirte que tienes razón: llevas muchos años trabajando, estás en la edad perfecta para tener un hijo...”. Era típico de Azcárraga. Un zarpazo y luego una lamida.

    Toda su vida, Azcárraga cultivó la amistad de personas famosas y sofisticadas. Contaba entre sus amistades cercanas al más grande hombre de letras en México: Octavio Paz. También eran amigos suyos el director de orquesta austríaco Herbert von Karajan, el pintor británico David Hockney, el banquero y filántropo estadounidense David Rockefeller, el rey Juan Carlos de España y el historiador mexicano Enrique Krauze. Sin embargo, pese a rozarse con una élite cultural e intelectual en donde sumaba amigos famosos y sofisticados, como creía debía hacerlo un aristócrata, la principal contribución de su empresa a la cultura mexicana fue una especie de drama que ha sido frecuentemente denostado (sin habérsele estudiado a profundidad) como el opio de los pobres: la telenovela. Asimismo, Azcárraga se aficionó a la promoción de la ópera e incluso consiguió una interpretación de la Misa de la Coronación, de Mozart en el Vaticano; pero generalmente, los productos musicales de Televisa eran cantantes prefabricadas con cuerpos construidos a posteriori.

    Azcárraga manejaba rígidamente su empresa como proveedora de entretenimiento para las masas. Sin embargo, era un hombre de gran entusiasmo y gestos patrióticos, que lo llevaron a invertir en instituciones culturales, exposiciones y eventos que mostraban su gran aprecio por la excelencia artística. Al parecer, les daba caviar a los acaudalados y potaje a los pobres, pero mucho de lo que apoyaba en las artes era gratuito y disponible al público en general.

    Como su padre, Azcárraga dedicó muchos de sus recursos, tanto personales como profesionales, a los pobres. Públicamente, creía que sus canales de televisión servían a las clases humildes al darles entretenimiento gratis. En lo privado, en uno de los aspectos menos conocidos de su vida, hizo donativos secretos—de su propio bolsillo y no de Televisa—a numerosos proyectos de caridad. Estos incluían albergues para los niños de la calle y personas incapacitadas, así como escuelas en Chiapas. También contribuyó con el grupo de defensa ambiental Greenpeace y financió viajes de monjas a Roma.

    Muy pocos sabían de estas donaciones ya que generalmente las enviaba de manera anónima, pidiéndoles a sus secretarias de confianza o a algunos ejecutivos que se encargaran de la transferencia de los fondos. No le gustaba que le dieran las gracias, y menos cuando el agradecimiento era emotivo, porque lo desconcertaba totalmente.

    Azcárraga, sin embargo, falló en servir a los mexicanos como un pueblo mestizo. Optó por un tipo de programación que suprimía—y aún suprime—los rostros morenos de la mayoría de los habitantes del país. Vetó cualquier representación artística auténtica del estilo de vida de los más necesitados, prefiriendo ofrecer una mezcla de cuento de hadas y pantomima. Creyó ayudar a los pobres al permitirles el acceso gratuito a espectáculos como Siempre en Domingo, pero durante más de tres décadas, este complaciente público estuvo ovacionando a una sucesión de artistas que eran cada vez más blancos y más rubios, y progresivamente menos parecidos a los que se encontraban en el estudio.

    Fascinaba y atraía a casi todos los que le conocían por primera vez. En los negocios, utilizaba su innegable encanto para convencer a algún ejecutivo que quería contratar o algún empresario con quien quisiera hacer negocios. En privado, lo usaba como complemento de su atractivo físico y su magnetismo, para seducir a las mujeres y —en un sentido platónico— a muchos hombres. Al igual que Clark Gable o Jorge Negrete, las mujeres querían estar con él, y los hombres querían ser él. Muchos exitosos empresarios y diplomáticos extranjeros quedaron hechizados con su encanto: el corredor de bienes raíces de Los Angeles, George Rosenthal; el editor del New York Post, Peter Price; el agente de yates inglés, George Nicholson; el magnate de la televisión estadounidense, Jerry Perenchio; el embajador de Estados Unidos, John Gavin; y el embajador ruso, Oleg Darusenkov. A veces la seducción era puramente verbal. A Azcárraga le gustaba discutir con mujeres indómitas, insumisas; desde María Félix hasta la entrevistadora Cristina Saralegui, tanto por el placer de cautivarlas mientras se enfrentaban, como para intercambiar ideas. En ocasiones, la labor de seducción era innecesaria: la actriz—ahora senadora—Irma Serrano ‘La Tigresa’, quien fuera amante del presidente Gustavo Díaz Ordaz, alguna vez le envió un cheque en blanco con una nota que decía: “Pon la cantidad que quieras por pasar una noche contigo”.

    El encanto era parte de los recursos histriónicos de Azcárraga y se hizo más evidente con el tiempo. Si sospechaba que había problemas, podía amenazar en broma: “Si no ¡vas a ver por qué me llaman Tigre!”.

    Se sometió a cirugía plástica y se tiñó el cabello, que ya encanecía, para acentuar su franja blanca. Vestía de manera impecable y se perfumaba con la más exclusiva colonia Chanel. Ya avanzados sus 60, seguía ejerciendo un efecto seductor en la gente que recién le conocía. “Emilio Azcárraga es el modelo de la perfección en el arreglo personal”, consideró en una ocasión Nely Galán, ejecutiva estadounidense, que trabajó con él en 1994. “Vive la vida como una representación artística”.

    Azcárraga tenía, sin embargo, un talento que es fundamental en un administrador: fomentar la lealtad y la dedicación de su gente. Lograba inspirar a sus más allegados con sermones privados en los que contagiaba su entusiasmo por el negocio de la televisión. “Mira, Gastón”, le dijo una vez a Gastón Melo, su asistente personal en los 90, “si tú vas a trabajar conmigo, quiero que sepas qué es la comunicación. Los transportes—lo que camina por tierra, los barcos en el mar, los autobuses—son lo que los políticos ven como los medios de comunicación”. Hizo una pausa para lograr un mayor efecto y remató: “Yo veo el aire, Gastón. Ese es mi negocio”.

    Azcárraga gozaba de una gran presencia entre los trabajadores de menor rango. Siguiendo el ejemplo de su padre, visitaba los foros de San Angel cada mes para asomarse a ver cómo iba la última novela y levantar la moral. Su llegada parecía hacer temblar la tierra; las conversaciones se interrumpían abruptamente. Pero luego, rodeado de una multitud, el jefe se dedicaba a preguntar por la familia, a felicitar a las actrices por sus matrimonios, a lamentar que algún familiar estuviera enfermo o a hacer bromas con los empleados de más edad. Casi todos estaban orgullosos de que El Tigre fuera su patrón.

    Azcárraga predicaba con gran celo que el deber de la televisión era reflejar y respetar los valores de la familia mexicana. Pero el ejemplo que él mismo daba no podría haber sido peor: su vida familiar era de engaño permanente —no sólo engañaba a sus esposas, sino incluso a sus amantes— y hasta pocos años antes de morir, se ocupaba poco de sus hijos.

    Aún más complejo era su patriotismo. El amor de Azcárraga por México, tanto en palabras como en hechos, no se pone en duda. Elogios hacia México y una preocupación por el bienestar de su gente eran con frecuencia mencionados en sus discursos públicos y en conversaciones privadas. “Un satélite”, dijo en una asamblea de anunciantes, “cuesta 30 millones de dólares, y a unos siete años. Comunica a todo el país. ¿Qué son 30 millones de dólares a plazos? Porque a plazos los mexicanos compramos ¡hasta la Casa Blanca!”.

    No obstante, algunos podrían afirmar que su fervor patriótico era un producto para consumo público y conveniencia política. Podrían aducir que estaba calculado para contrarrestar las críticas contra el monopolio televisivo o contra su proclividad hacia lo estadounidense. Para sus amigos y la mayoría de sus empleados, tales opiniones resultan inadmisibles.

    Sin embargo, cuando Azcárraga pronunció su famoso discurso de 1993 sobre la misión recreativa de Televisa, refiriéndose a “una clase modesta muy jodida” y a la obligación de la televisión de “sacarla de su triste realidad”, muchos interpretaron estas palabras como prueba de una arrogante condescendencia y de una explotación que ejercía sobre los pobres. Cierto o no —algunos afirman que sus palabras fueron mal interpretadas— surge la pregunta de si esas son palabras propias de un patriota.

    En sus últimos años, mientras su salud empeoraba por el cáncer, las contradicciones de Azcárraga se multiplicaban. Obedecía a sus impulsos con más frecuencia, pero también exhibía un recién adquirido sentido de responsabilidad —personal, profesional y política—, tratando de convertirse en un padre para sus hijos, buscando adelgazar su inflado imperio y promoviendo un acercamiento con los partidos de oposición.

    En su vida amorosa, se vio dividido entre Adriana Abascal, la reina de belleza 40 años más joven que él, un catálogo recurrente de jóvenes actrices, y Paula Cussi, su tolerante compañera por más de 20 años y cuarta esposa. Azcárraga parecía vanagloriarse de su habilidad para mantener dos o tres relaciones amorosas al mismo tiempo, pero este acto de malabarismo se convirtió en un torneo de lucha libre femenina. Sin embargo, cuando finalmente Paula Cussi decidió tirar la toalla y dejarlo, Azcárraga la convenció de no divorciarse, y siguieron viéndose como amigos.

    Para entender las relaciones entre Televisa y el gobierno hay que conocer una larga historia. El Estado ha buscado de manera intermitente ejercer su hegemonía cultural y su control político sobre la comunicación masiva —a través de los canales estatales 7, 11 y 13, y al menos tres amenazas de nacionalización de Televisa— sólo para ser constantemente derrotado o comprometido por los intereses empresariales de Emilio Azcárraga. Los canales estatales fueron incapaces de competir con Televisa y demostraron también que el Estado no tenía la voluntad ni la visión para manejar una televisión alternativa. Tampoco hubo necesidad: Televisa cumplía con los requerimientos gubernamentales en términos de comunicación.

    La cercanía de Televisa con el gobierno ha sido tal, que hubo un momento en que irónicamente le llamaron la Secretaría de Información. No sólo por el control que ejercía —y aún ejerce— sobre la información que recibe la mayoría de la población todos los días, sino porque durante décadas ha ido cambiando a diario patrones de consumo, modelos sociales, aspiraciones, lenguaje cotidiano y opiniones políticas.

    Azcárraga tenía ese nivel de influencia en la estructura del poder mexicano. En el gobierno tenía derecho de picaporte de la residencia oficial de Los Pinos para abajo. Desde los años 70, el oído presidencial siempre estaba dispuesto a escuchar las opiniones, peticiones o quejas de Azcárraga. Podía maldecir las trabas burocráticas y la lentitud administrativa, o influía —la mayoría de las veces con gran eficacia— en el bloqueo de su potencial competencia.

    Una de sus principales escritoras de novelas, Yolanda Vargas Dulché, buscó a Azcárraga cuando comenzaba el sexenio de Carlos Salinas de Gortari. Tratando de cumplir sus promesas de campaña de acabar con la corrupción, el presidente Salinas había enviado a la cárcel a varios ricos empresarios, acusados de evasión de impuestos. Uno de ellos era el esposo de Yolanda, Guillermo de la Parra, propietario de la cadena de hoteles Krystal. Como la empresa estaba a nombre de la familia, se libraron órdenes de aprehensión en contra de Yolanda y de sus hijos. Cuando Azcárraga se enteró, llamó a Yolanda, quien se había escondido con un pariente, y le dijo: “La televisión está a sus órdenes”. De inmediato fue a ver a Salinas para abogar por esa familia y también hizo que Ricardo Rocha entrevistara a Yolanda por televisión para despertar la simpatía del público. Entre otras cosas, Yolanda habló de cómo su esposo había mandado a construir casas gratis para 36 familias en una hacienda de su propiedad en Durango. Dos meses después, De la Parra fue liberado.

    Al secretario de Comunicaciones y Transportes, Andrés Caso Lombardo, lo mandó a la chingada porque se oponía a otorgarle unas concesiones con las que se crearía la cuarta cadena nacional de Televisa. El funcionario no quería darle mayor poder al consorcio. Azcárraga, irritado, argumentaba que sólo así se uniría a los mexicanos. Ante lo que pensaba era una actitud irracional por parte del secretario, Azcárraga recurrió al presidente Salinas y obtuvo decenas de concesiones que permitieron al Canal 9 transmitir en cadena a todo el país.

    También ilustra su influencia en el poder el hecho de que Joaquín Vargas tuviera que esperar casi cinco años para operar una concesión de televisión de paga en la Ciudad de México. Azcárraga interpuso un amparo para retrasar la entrada de esta nueva señal, Multivisión, ya que competiría directamente con su empresa Cablevisión. La única explicación que el presidente Miguel de la Madrid dio a don Joaquín fue que tendría que esperar, porque Televisa le era “muy importante”. Días antes de que finalizara su sexenio, De la Madrid autorizó que entrara en operación la concesión de Multivisión.

    En la selva política, Azcárraga se movía a sus anchas. Conocía el sistema y sabía perfectamente qué botones presionar para obtener lo que quería. “Emilio les habla a los funcionarios como nadie. Y sabe reconocer el talento. Toma lo que le sirve y desecha lo que no”, describió en una ocasión al periódico Los Angeles Times un alto funcionario mexicano.

    Aunque no hay duda de que era hombre del sistema, Azcárraga nunca les hizo la corte a los funcionarios. Hablaba con los presidentes de tú a tú y sus asuntos los trataba con la primera línea del gabinete, no con ceremonia ni reverencia, sino como si estuviera cerrando un negocio más con algún socio o cliente. Y en cierta medida, así era: Televisa servía al sistema y el sistema servia a Televisa.

    Azcárraga a veces difería de algunas posiciones del gobierno, pero pocas veces esos diferendos salían a la luz pública. En privado se manifestaba a favor de la legalización de las drogas, una política que un ala del gobierno veía con buenos ojos, pero que públicamente ha sido inadmisible. A mediados de los 90, Azcárraga le dijo al diario financiero estadounidense The Wall Street Journal: “No hay manera de detener a los narcotraficantes, salvo mediante la legalización de las drogas. Hay demasiado dinero en juego”. Eso pensaba, pero nunca tomó la iniciativa para comenzar una campaña en este sentido. Respetaba la posición oficial.

    Tenía su propia agenda y cuando ésta no era compatible con los intereses gubernamentales, lo hacía saber. En septiembre de 1982, cuando el presidente José López Portillo nacionalizó la banca, Azcárraga montó en cólera y encaró al presidente por su decisión, temiendo que la próxima industria a nacionalizar fuera la televisión. “No tenía una convicción política muy firme porque su espíritu capitalista se transparentó en el momento de prueba, cuando la nacionalización de la banca”, dice ahora el ex presidente López Portillo. “Ahí conocí a Emilio Azcárraga”.

    Como éste, hubo algunos exabruptos de El Tigre en su trato con el poder, pero fueron más bien excepciones en la generalmente cordial y mutuamente benéfica relación entre Televisa y el sistema gobernante.

    Quizá el evento que dibuja más claramente esta simbiosis fue una cena privada del presidente Salinas, los dirigentes del PRI y la crema y nata de la clase empresarial mexicana, que se celebró en febrero de 1993. Durante el banquete, el líder del partido sugirió que cada uno de los asistentes aportara 25 millones de dólares a la campaña presidencial que arrancaría ese año. Azcárraga ofreció triplicar la cantidad como pago a todo lo que, como empresario, había recibido gracias al partido y al gobierno.

    Aliado incondicional del presidente de la República —más incondicional de algunos que de otros— y del PRI, Azcárraga no ocultaba su partidismo ni su disposición a apoyar con dinero o en especie al partido oficial. Cada vez que se acercaba un proceso electoral, Azcárraga hacía declaraciones de banqueta en actos oficiales sobre su apoyo al PRI. Las citas eran distintas, pero en lo esencial repetía las mismas palabras: “Somos del PRI, nuestro jefe es el presidente de la República, y somos parte del sistema”.

    Ese era El Tigre. Un hombre controvertido que, para bien o para mal, despertaba las más arrebatadas pasiones. Un hombre curioso que exploró casi todas las áreas de la vida nacional.

    ¿Tuvo algún otro mexicano mayor influencia en la economía, la política y la cultura de su país en la segunda mitad del siglo XX? Hasta ahora la evidencia muestra que no.


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • El empresario minero más importante de Perú, Alberto Benavides de la Quintana, nació en Lima el 21 de octubre de 1920. Su padre fue Alberto Benavides Diez-Canseco, alcalde de Lima y hermano de Francisca Benavides, esposa del dos veces presidente Óscar R. Benavides. Su madre fue Blanca de la Quintana Cichero, hija del ex-ministro de Hacienda Ismael de la Quintana Elías.

    Realizó sus estudios primarios y secundarios el Colegio de la Inmaculada de su ciudad natal, entre 1927 y 1936. Luego, se dedicó a estudiar Ingeniería de Minas en la antigua Escuela Nacional de Ingeniería, hoy UNI, de donde se graduó en 1941. Una vez graduado, ganó una beca de la minera Cerro de Pasco Corporation para estudiar una Maestría en Geología en Harvard, de donde egresó en 1944.

    En 1945 se casó con Elsa Ganoza de la Torre, con quien tiene cinco hijos: Blanca, Alberto, Mercedes Raul y Roque, quien es su sucesor.

    De regreso a Perú, empezó a trabajar en la Cerro de Pasco Corporation, la minera más importante de la época, como geólogo hasta 1950, y luego como Jefe de Exploraciones, hasta 1953. Ese mismo año fundó su propia empresa, Compañía de Minas Buenaventura. Se fue expandiendo por todo el país con el paso de los años y, durante su gestión, desarrolló la minería compenetrándose en mejorar la calidad de vida de las comunidades aledañas.

    Ha desempeñado varias funciones públicas: fue presidente del directorio de las sociedades mineras El Brocal y Cerro Verde, teniente alcalde de Cerro de Pasco y director del Banco Central de Reserva del Perú, entre otras. También se desarrolló como presidente del Directorio de Buenaventura, vicepresidente del Comité Ejecutivo de Minera Yanacocha y director de Buenaventura Ingenieros S.A., Compañía Minera Condesa S.A., Cía. de Exploraciones, Desarrollo e Inversiones Mineras, Compañía Minera Colquirrumi S.A., Consorcio Energético de Huancavelica S.A., Inversiones Colquijirca S.A. y Metalúrgica Los Volcanes S.A.

    Luego de toda una vida de trabajo, en 2001 anunció su retiro y, desde entonces, su holding ha quedado en manos de su hijo Roque.


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • George Westinghouse, Jr. fue un empresario, ingeniero e inventor estadounidense.

    Inventó el freno neumático ferroviario, por el cual se hizo con su primera patente, e igualmente fue todo un pionero en la industria eléctrica. A lo largo de su vida obtuvo más de 400 patentes.

    Fue uno de los principales rivales de Thomas Alva Edison en la llamada "Guerra de las corrientes". Westinghouse y su Westinghouse Electric (fundada el 1 de agosto de 1886) desarrollaron los sistemas de transmisión de corriente alterna (CA) mientras que Edison apoyaba la corriente continua (CC). Finalmente triunfó la corriente alterna por su menor pérdida de energía eléctrica, bajo precio, etc.

    Fue nominado al Premio Nobel de Física en 1901, pero se lo llevó finalmente el científico alemán Wilhelm Conrad Röntgen.

    Vida personal

    George Westinghouse, Jr. nació en Central Bridge, Schoharie, Nueva York, siendo el octavo de los diez hijos que sus padres trajeron al mundo. Poco tiempo después, al mudarse la familia a Schenectady, New York, su padre montó una tienda-taller de maquinaria agrícola.

    Estuvo alistado en la Guardia Nacional de New York durante la Guerra de Secesión hasta que, a instancias de su familia, regresó urgentemente a casa. Sin embargo, en abril de 1863, convenció a sus padres y se realistó. En diciembre de 1864 fue destinado a la Marina, concluyendo su servicio en agosto de 1865.

    En 1867, George Westinghouse conoció a Marguerite Erskine Walker (1842-1914), con quien pronto se casó. Tuvieron un hijo, George Westinghouse III.

    George Westinghouse murió el 12 de marzo de 1914 en Nueva York, a los 67 años. Como veterano de la Guerra de Secesión que era, fue enterrado en el Cementerio Nacional de Arlington, junto con su esposa Marguerite, la cual falleció tres meses después.

    Freno neumático ferroviario

    Anuncio del nuevo Denver Zephyr (1936), seguridad y frenos Westinghouse.

    En 1869, con 22 años, inventó un sistema de frenos con aire comprimido para los trenes, su primera patente, la cual fue concedida el 28 de octubre de 1873.

    Hasta la llegada de este invento era necesario que un hombre, el guardafrenos, se encargara de ir accionando vagón por vagón todos los frenos del tren. Por esto, fue toda una revolución la inclusión del freno neumático, pues una sola pulsación aplicaba o liberaba los frenos en todo el tren a la vez.

    Con el fin de poder llevar este y otros inventos al mundo, y evitar accidentes como el que él mismo presenció poco antes del desarrollo de sus frenos, fundó la Westinghouse Air Brake Company (WABCO). El 28 de septiembre de 1869 abrió sus puertas.

    Los sistemas de frenado actuales, aun habiendo evolucionado, siguen basándose en el concepto y los diseños creados por George Westinghouse hace más de un siglo.


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
  •  


    Henry John Heinz (Pittsburgh, Pensilvania, 11 de octubre de 1844 - 14 de mayo de 1919) fue un empresario estadounidense que fundó la H. J. Heinz Company. Fue hijo de los inmigrantes alemanes de Baviera que vinieron independientemente a los Estados Unidos a inicios de los años 1840. Heinz desarrolló su negocio en una compañía nacional que hizo más de 60 productos alimenticios; uno de sus primeros fue el ketchup de tomate.

    Fue influyente para la introducción de altos estándares sanitarios para la fabricación de alimentos. Es reconocido porque ejerció una relación paternal con sus trabajadores, proporcionando beneficios de salud, instalaciones recreativas y servicios culturales. Sus descendientes continuaron con el negocio hasta hace poco, vendiendo sus acciones restantes a la compañía predecesora de lo que ahora es Kraft Heinz. Heinz fue el bisabuelo del ex senador estadounidense H. John Heinz III de Pensilvania.


    Biografía

    Primeros años
    Fue hijo de los inmigrantes alemanes John Henry Heinz (1811-1891), de Kallstadt, Palatinado, Reino de Baviera, y Anna Margaretha Schmidt (1822-1899), de Kruspis, Haunetal, Hesse-Kassel.1 Su padre emigró a los Estados Unidos a los 19 años en 1840, su madre a la edad de 21 años en 1843. Se casaron el 4 de diciembre de 1843 en Birmingham, Pennsilvania en el lado sur de Pittsburgh, donde se conocieron por primera vez.Anna Schmidt era hija de un ministro luterano; John Heinz también era luterano.1

    Heinz fue criado y confirmado como luterano. Más tarde en la vida también estuvo como miembro de iglesias metodistas y presbiterianas, y trabajó estrechamente con los bautistas también.

    A través de la familia de su padre, Henry Heinz era un primo segundo de Frederick Trump, que emigró a los Estados Unidos en 1885. Él es el antepasado inmigrante y el abuelo paternal del presidente de los Estados Unidos Donald Trump.​

    Carrera empresarial.

    Cuando era niño, Henry Heinz vendía exceso de verduras al jardín de su madre, y en la secundaria compraba verduras al por mayor y las entregaba a las casas de los vecinos con un recargo. Después de asistir a la universidad de negocios y trabajar en la oficina de la fábrica de ladrillo de su padre.

    Henry John Heinz empezó a empacar productos alimenticios a pequeña escala en Sharpsburg, Pensilvania, en 1869. Allí fundó Heinz & Noble Company con un amigo, L. Clarence Noble, y comenzó a comercializar rábano picante empaquetado cultivados en su propio huerto. Añadieron salmueras, chucrut y vinagre antes de quebrar cinco años más tarde, en 1875. Al año siguiente, Heinz fundó otra compañía, F & J Heinz, con su hermano John Heinz y su primo Frederick Heinz. Uno de los primeros productos de esta empresa fue el ketchup de tomate, y junto a ello vendiendo la misma disposición de condimentos de la anterior empresa.

    La compañía continuó creciendo, y en 1888 Heinz compró a sus otros dos socios y se reorganizó como la H. J. Heinz Company, el nombre llevado hasta el día de hoy. El lema de la compañía, "57 variedades", fue introducido por Heinz en 1896; Por entonces la compañía estaba vendiendo más de 60 productos diferentes. Heinz dijo que eligió "5" porque era su número de suerte y el número "7" era el número de su esposa.

    H. J. Heinz Company fue incorporada en 1905, y Heinz sirvió como su primer presidente, llevando en la posición para el resto de su vida. Bajo su tutela, la compañía se destacó por el trato justo de los trabajadores y por ser pionera en la preparación de alimentos seguros y sanitarios. Proporcionó a sus empleados atención médica gratuita; Instalaciones recreativas tales como gimnasios, piscinas y jardines; Y oportunidades educativas tales como bibliotecas, conciertos libres, y conferencias. Heinz dirigió un exitoso esfuerzo de cabildeo en favor de la Ley de Alimentos y Medicamentos Puros en 1906. Durante la Primera Guerra Mundial, trabajó con la Administración de Alimentos. Heinz era ya el fabricante principal del país en ketchup, mostaza, salmueras, y vinagre. Fue director en muchas instituciones financieras y fue presidente de un comité para diseñar formas de proteger a Pittsburgh de las inundaciones.

    Durante años, su compañía era mejor conocida por sus encurtidos, y a finales de los años 1880 los medios de comunicación se referían a Heinz como el "Rey Pickle", un apodo que duró el resto de su vida.

    Heinz rompió con la mayor parte de la industria alimentaria en su ardiente apoyo a la Ley de Alimentos y Drogas Puras, y su compañía fue una de las primeras en abrir sus puertas para "giras públicas", para tranquilizar a los clientes que sus productos se producían bajo condiciones sanitarias. También fue conocido por los trucos publicitarios llamativos e impresionantes, incluyendo algunas de las primeras vallas publicitarias para ser iluminadas por la noche, y un encurtido de 40 pies de altura con encendido eléctrico que deslumbró a los compradores en la Quinta Avenida de Nueva York durante varios años.

    En la época de la muerte de Heinz en Pittsburgh a la edad de 74 años, la Compañía H. J. Heinz tenía más de 20 plantas de procesamiento de alimentos, y poseía granjas de semillas y fábricas de contenedores. Heinz fue el abuelo de H. J. Heinz II, quien fue presidente de la compañía, bisabuelo del senador estadounidense H. John Heinz III de Pensilvania, y tatarabuelo de Henry Heinz IV, André Thierstein Heinz y Christopher Drake Heinz. Otro decendiente es Teresa Heinz-Kerry, que está casada con el ex senador y con el secretario de Estado de los Estados Unidos, John Kerry.

    Vida privada

    Henry John Heinz se casó con Sarah Sloan Young Heinz el 3 de septiembre de 1869. Era de ascendencia escocesa-irlandesa y había crecido en la Iglesia Presbiteriana. Tuvieron cuatro hijos que sobrevivieron hasta la edad adulta y que fueron criados como presbiterianos:9

    1. Irene Edwilda Heinz-Given (1871-1956)
    2. Clarence Heinz (1873-1920)2
    3. Howard Covode Heinz (1877-1941)
    4. Robert Eugene Heinz (1882-1882, vivió alrededor de 1 mes)
    5. Clifford Heinz (1883-1935)


    Heinz era un hombre de fe. Cuando visitó Inglaterra, sus "paradas turísticas" incluyeron las tumbas de los líderes religiosos John Bunyan, Isaac Watts y John Wesley. Visitó una capilla que Wesley fundó, escribiendo más tarde que "sentí que estaba en tierra santa". Al comienzo de su voluntad, Heinz escribió: "Deseo expresar, al principio de esta Voluntad, como el elemento más importante en ella, una confesión de mi fe en Jesucristo como mi Salvador".

    Heinz murió en su casa el 14 de mayo de 1919 después de contraer neumonía. Su funeral fue en la Iglesia Presbiteriana de East Liberty. Fue enterrado en el cementerio de Homewood en Pittsburgh, en el mausoleo de la familia Heinz.

    Una estatua de bronce de Heinz por Emil Fuchs fue dedicada el 11 de octubre de 1924 en el edificio de la compañía de Heinz en Pittsburgh.


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • John Francis "Jack" Welch Jr. nació en Peabody, Massachusetts, el 19 de noviembre de 1935, es un empresario y escritor estadounidense.

    Fue elegido Ejecutivo del siglo XX. Entró a trabajar en la General Electric Company en 1960 y en 1981 pasó a ser el octavo director general de la empresa. Durante su mandato, los beneficios de la compañía ascendieron a 400.000 millones de dólares, con lo que ésta se convirtió en una de las empresas más grandes del mundo. Welch es en la actualidad director de Jack Welch, LLC, compañía que proporciona asesoramiento a empresas.

    Su jefe, que veía en él un talento inusual, lo invitó a cenar para hacerlo desistir de su idea, prometiéndole reubicarlo en otro puesto de la corporación. Ellos no lo sabían, pero aquella cena de cuatro horas sería un hito central en la historia de General Electric.

    Welch hizo una carrera meteórica, alcanzando la vicepresidencia de la compañía con apenas 37 años. Finalmente, en 1981, a los 45, se convirtió en el director ejecutivo más joven de la historia de la empresa fundada un siglo atrás por el genial inventor, Thomas Alva Edison.

    Desde el cómodo sillón central del directorio, Welch trabajó infatigablemente durante toda la década del ochenta para hacer de la elefantiásica GE, una compañía dinámica y competitiva. Reestructuró la empresa, depuró la burocracia y adoptó métodos de eficiencia novedosos y temibles. Todos los años, Welch despedía al 10% de los gerentes con peores resultados mientras que premiaba a los 20% mejores con bonos salariales y stock-options. El tijeretazo se hizo sentir. De los 411.000 empleados de GE en 1980 sólo quedaban unos 300.000 en 1985.

    En los años noventa, con GE ya reestructurada, Welch se decidió a modernizarla añadiendo actividades de servicios a sus tradicionales ventas de artículos de consumo. Con un agresivo programa de adquisiciones, diversificó los negocios de la compañía.

    ¿Cuál fue el balance de su gobierno? Desde su asunción en 1981 hasta su retiro en el 2001, la facturación GE se quintuplicó desde 26.000 millones a 130.000 millones. Elegido Manager del Siglo en 1999 por la revista Fortune, hoy Jack se dedica al golf mientras disfruta de un plan de retiro de 8 millones de dólares anuales.


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Jeffrey Preston Bezos nació el 12 de enero de 1964 en Albuquerque (Nuevo México), como Jeffrey Preston Jorgensen. Su madre, Jacklyn Gise, tenía 17 años cuando dio a luz. De su padre biológico, Ted Jorgensen, no se sabe mucho. El padrastro de Jeffrey, Miguel Bezos, nació en Cuba. Cuando Jacklyn se casó con Miguel Bezos, poco tiempo después de nacer Jeffrey, Miguel Bezos adoptó a Jeffrey y este recibió su apellido. La familia se trasladó a Houston (Texas), donde Jeffrey estudió en la escuela River Oaks Elementary del 4.º al 6.º grado. Posteriormente, su familia se mudó a Miami (Florida), donde estudió en la Miami Palmetto Senior High School. Su alma máter es la Universidad de Princeton.

    A principios de enero de 2019, anunció su divorcio de su mujer MacKenzie Bezos, con la que había estado casado desde 1992. La pareja tiene cuatro hijos, una de ellos adoptada de China.

    Estudió Ciencias de la Computación e Ingeniería Eléctrica en la Universidad de Princeton, donde se graduó en 1986. Trabajó para una compañía de fibra óptica y luego en un hedge fund de Wall Street.

    Jeff Bezos realizó diversos trabajos relacionados con su formación, pero no fue hasta 1994 cuando decidió abrirse camino de manera independiente fundando en aquel momento una librería en línea llamada Cadabra.com, abierta oficialmente el 16 de julio de 1995, con una inversión inicial de 1.300.000 dólares. Sus padres contribuyeron invirtiendo mucho dinero en la empresa de su hijo.

    Desde el principio, Jeff Bezos había logrado tener una visión de en lo que se convertiría Internet en pocos años, apostando por la masificación de la red, la cual muy pronto tendría presencia en todos los mercados. Por ello, le pareció una idea brillante poder ofrecer un catálogo de libros en línea en el que estuvieran compiladas las diferentes publicaciones de las editoras, y a través del cual el público podría buscar los libros disponibles dentro de un stock, para finalmente pedirlos de manera directa a través de Internet.

    Aquel primer proyecto, que aún no había sido llamado Amazon, tuvo su primera oficina en el garaje de una casa que habían alquilado Jeff y su esposa Mackenzie en la ciudad de Seattle. Allí instalaron los tres servidores con los que comenzaron a procesar la información del sitio.

    Al poco tiempo de que la empresa estuviese en funcionamiento, decidió rebautizarla con el nombre de Amazon. Algunos señalan que el cambio de identidad se debió pura y exclusivamente al río Amazonas, mientras que otros aseguran que fue una simple estrategia de posicionamiento, teniendo en cuenta que en aquella época se difundían las listas de páginas web ordenados alfabéticamente, motivo por el cual Amazon comenzó a aparecer en los primeros lugares de los buscadores.

    Disponiendo de más de 200 000 títulos al comenzar con la empresa, y siendo un servicio novedoso que permitía que los usuarios pudieran adquirir libros a través de un contacto vía correo electrónico, Amazon no tardó en convertirse en un verdadero éxito.

    En pocos meses la web logró alcanzar más de 2000 visitantes diarios, y al año siguiente logró multiplicar por 25 dicha cifra.

    Con los años, Amazon se convirtió en una de las empresas en línea más importantes, desde aquel lejano 16 de julio de 1995 en el que se registró la venta del primer libro, logrando ser conocida a nivel mundial en 1997.

    Esto logró demostrar además que el sistema del e-commerce es viable, y que enfocado de manera correcta puede convertirse en un negocio incluso mejor que el del mercado convencional.

    El crecimiento inesperado de la compañía hizo que Jeff Bezos decidiera apostar por otros ámbitos, por lo que amplió su negocio. De esta manera, hoy no sólo pueden adquirirse libros a través de Amazon, sino también una infinidad de artículos, desde CD, DVD, juguetes, electrónica, ropa, comida y demás.

    Coincidiendo con ello, Bezos esbozó cuál es el principal objetivo de su empresa, asegurando: "Nuestro objetivo es ser la compañía del mundo más centrada en el cliente. El lugar donde la gente pueda encontrar y descubrir cualquier cosa que quieran comprar en línea".

    Fue precisamente su visión para hacer buenos negocios, lo que llevó a Jeff Bezos no sólo a revolucionar la manera que durante años la gente había utilizado para comprar libros, sino también la forma de leerlos. Durante el año 2007, la compañía Amazon puso a la venta un novedoso dispositivo electrónico denominado Kindle, la particularidad residía en haber sido especialmente diseñado para leer libros digitales. Poco tiempo faltó para que finalmente este nuevo gadget de Amazon demostrara su gran utilidad para los amantes de la lectura, ofreciendo las prestaciones necesarias para cubrir los requerimientos de los usuarios.

    En 2014 fue elegido como el peor jefe del mundo, según los sindicatos en el tercer congreso de la Confederación Internacional de Sindicatos en Berlín. La votación fue hecha a través de Internet. Sharan Burrow, secretaria de esta confederación, indicó que Jeff representa la inhumanidad de los patrones que están siendo promocionados por el manipulador modelo empresarial estadounidense.

    En 2014 puso a la venta también el FirePhone, un nuevo smartphone con el que pretende revolucionar el mercado de las compras en línea, a través del móvil. Consta de 2 GB de RAM y dos pantallas.

    Jeff Bezos es el accionista mayoritario en el retailer Amazon.com, el periódico The Washington Post y la compañía aeroespacial Blue Origin.

    Jeff Bezos en la Gran Inauguración de Amazon Spheres en Seattle Fue nombrado Persona del año en la revista Time en 1999. En 2008, fue seleccionado por U.S. News & World Report como uno de los mejores líderes de América. Bezos fue galardonado como Doctor honoris causa de Ciencias y Tecnología en la Universidad Carnegie Mellon en 2008.

    En 2011, The Economist concedió a Jeff Bezos y a Gregg Zehr un premio de innovación por el Amazon Kindle.

    En 2012, Bezos fue nombrado «empresario del año» por la revista Fortune.​ Además, es miembro de Bilderberg Group y asistió a la conferencia Bilderberg en 2011 en St. Moritz, Suiza, y a la conferencia de 2013 en Watford, Hertfordshire, Inglaterra. Fue un miembro del Comité Ejecutivo del Consejo Empresarial en 2011 y 2012.

    De acuerdo con Forbes, Jeff Bezos fue listado en enero de 2018 como la persona más rica del mundo, con una estimada riqueza neta de 157 000 millones de dólares estadounidenses.1

    En 2014, fue clasificado como el mejor CEO del mundo por Harvard Business Review. En octubre de 2017, Bezos fue la persona más rica del mundo de acuerdo con Forbes, sobrepasando al cofundador de Microsoft Bill Gates.

    Jeff Bezos también ha figurado en la lista de los 50 mejores líderes del mundo de Fortune tres años consecutivos, liderando la lista en 2015. En septiembre de 2016, Bezos fue galardonado con el Premio Heinlein por avances en la Comercialización del Espacio obteniendo 250.000 USD. Bezos donó el dinero del premio a la organización internacional estudiantil Students for the Exploration and Development of Space.


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • James Thomas Anthony Valvano, más conocido como Jim Valvano (Queens, Nueva York; 10 de marzo de 1946-Durham, Carolina del Norte; 28 de abril de 1993), fue un entrenador de baloncesto estadounidense que ejerció en la NCAA durante 23 años como entrenador principal y asistente.

    Entre sus logros importantes fue el haber conquistado el anhelado título universitario con la Universidad de North Carolina State en 1983 en una final ante la Universidad de Houston que se decidió en el último segundo tras un palmeo sobre la bocina de Lorenzo Charles.

    Valvano falleció en el año de 1993 víctima de cáncer, llegando a ser un ejemplo a seguir por su coraje ante la mortal enfermedad. A su nombre hay una fundación en favor de víctimas de cáncer en los Estados Unidos, siendo muy conocido un discurso que realizó 8 semanas antes de su muerte en la ceremonia de los premios ESPY Awards de 1993.

    Una sección del discurso de Valvano particularmente conmovedora fue la siguiente:

    Para mí, hay tres cosas que todos deberíamos hacer todos los días. Deberíamos hacerlo todos los días de nuestras vidas. El número uno es reírse. Deberías reír todos los días. El número dos es pensar. Deberías pasar algún tiempo metido en tus pensamientos. Y el número tres es, deberías llevar tus emociones conmovidas hasta las lágrimas, podría ser de emoción o de alegría. Piensa en ello. Si te ríes, piensas, y lloras, eso es un día completo. Es un gran día. Si lo haces siete días a la semana, vas a tener algo especial.


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Amante del dinero, el hombre de las muchas vidas que naciera en 1839 en los Estados Unidos de una familia de inmigrantes judíos-alemanes, en sus modestos inicios llevó un libro al que llamó “Mayor A” y que junto a su autobiografía “Random Reminiscences”, se constituyeron en una obra perfecta de su enorme capacidad negociadora y la ambición ilimitada de pródigo empresario.

    El fue quien vendía a sus compañeros de escuela piedras de colores y de formas variadas lo que le proporcionó sus primeras entradas al acumular esos ingresos en un tazón azul al que denominó su primera caja fuerte. A partir de allí quedó demostrado su talento para las transacciones financieras.

    Cierto día decidió contar su tesoro y se encontró con la suma de cincuenta dólares, justamente y por esas cosas del destino, un granjero de los alrededores necesitaba exactamente esa suma para saldar una deuda de forma urgente, y ahí estaba el pequeño gran John que se la facilitó a un interés del 7% anual, descubrió azorado que su capital dado en préstamo retornaba a su bolsillo con 3 dólares y medio de interés. A partir de ese momento su frase “decidí hacer trabajar al dinero en mi lugar” fue emblema de millones de emprendedores del mundo entero, mientras su nuevo compañero de ruta contable sería “El registro A”, el más fiel registro de disciplina y orden del debe y el haber como códigos de su vida. Había descubierto, entonces, que el dinero bien utilizado genera capital. Fogueado por su padre en el campo de las utilidades lucrativas, hacer dinero fue su talento natural. Invirtió en cuantiosos rubros, hasta llegar a controlar el 90% de las refinerías de petróleo de Estados Unidos, y poco después ejercería el monopolio de los canales de distribución.

    Organización y una férrea energía fueron también los rasgos que lo llevó a ser uno de los hombres más poderosos del mundo. Se calcula que su fortuna personal llegó a alcanzar los 1.000 millones de dólares, mientras que sus aportes filantrópicos, del que no era muy afecto, alcanzaron los 550 millones.


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • John Pierpont (J.P.) Morgan nació en Hartford (Connecticut), el 17 de Abril de 1837. Su padre Junius Spencer Morgan, un hombre de negocios con empresas tanto en Estados Unidos como en Europa, educó a su hijo desde muy joven para que aprendiera a gestionar en un futuro los activos de la familia que algún día heredaría el pequeño John.

    J.P. Morgan estudió en el Colegio Inglés de Boston y en Suiza, mostrando unas magníficas dotes de buen estudiante, para más tarde matricularse en la prestigiosa universidad de Göttingen en Alemania, donde obtuvo un excelente expediente en todas las materias relacionadas con las matemáticas. Cuando tenía 15 años, se dedicó a viajar por Europa y es aquí cuando comenzó a sentir admiración por las obras de arte, convirtiéndose más adelante en su verdadera pasión.

    Cuando cumplió 20 años se graduó en la universidad y se marchó a vivir a Nueva York, donde comenzó su carrera en el apasionante mundo de las finanzas, trabajando en una entidad financiera (Duncan, Sherman & Co) que era la representación americana de George Peabody & Co, de la que su padre era propietario, trabajo que le proporcionó una buena base para más tarde ocuparse como agente, y mediante su propia empresa (J.P. Morgan & Co) de las entidades de su padre.

    De Dabney, Morgan & Co a Drexel, Morgan & Co

    En 1864 J.P. Morgan constituye un acuerdo con Charles Dabney, un importante hombre de negocios de la época, creando la entidad financiera Dabney, Morgan & Co. Pero en el año 1871 Dabney se retira y Anthony J. Drexel se convierte en el nuevo socio de John, fundando la empresa Drexel, Morgan & Co. Por aquel entonces Anthony era propietario de un gran banco de inversiones, y tras la fusión se convirtieron en la mayor y más exitosa empresa de inversiones de Wall Street, siendo la fuente principal de financiación del gobierno de los Estados Unidos. En aquella época nuestro protagonista estaba pensando en dejar el mundo de la banca y retirarse a una vida más tranquila, hasta que su padre le presentó a Anthony Drexel, quien le hizo una suculenta oferta de su compañía, además de adquirir una gran experiencia en el mundo empresarial.

    En 1890 muere su padre y queda al frente de todas las empresas de la familia, con bancos en Londres y París, tres años más tarde fallece también su socio Anthony Drexel, otorgándole con ello calidad de administrador único del señorio financiero que por aquel entonces traspasaba las fronteras americanas, lo que también le ayudo a realizar trascendentes y beneficiosas operaciones financieras, comenzando la hegemonía del mayor banquero de todos los tiempos que era conocido como “El maestro del dinero”.

    Mientras su fortuna crecía, Morgan continuaba acometiendo inversiones y adquisiciones, siempre enfocadas hacia empresas de nueva generación, hasta tal punto que durante los años 70 y 80, permitió al mismísimo Thomas Edison, trabajar en sus dependencias, experimentando con nuevos proyectos, apoyándole económicamente en todo momento, permitiendo a la empresa de Thomas, fusionarse con la corporación Thomson Houston Electrical, naciendo con esta nueva alianza la hoy tan conocida General Electric.

    Inversiones en el ferrocarril

    Después de la Guerra civil, muchas pequeñas empresas de ferrocarril, atravesaban por malos momentos y comenzó una encarnizada guerra en el sector por parte de los grandes financieros de la época por adquirirlas. En el año 1900 J. P. Morgan, poseía 5.000 millas de ferrocarril, reestructuró el sector y restableció las nuevas regulaciones que ni el mismísimo gobierno había sido incapaz de redactar.

    Uno de los gastos principales a los que se enfrentaba John, al mando de las compañías de ferrocarril era la partida de acero. Para solucionar dicho problema, compró distintas empresas de acero, hasta que en 1901 instauro la U.S. Steel Company, una de las operaciones más importantes de su vida, donde adquirió la compañía del señor Andrew Carnegie, otro de los hombres de negocios más importantes de la época, formando la primera empresa de los Estados Unidos valorada en más de un billón de dólares.

    En las crisis financieras de la época

    Después del pánico financiero de 1893, las reservas de oro se redujeron drásticamente, lo que tambaleó la estabilidad del tesoro de los Estados Unidos. Para afrontar dicha situación, Morgan se reunió con otros banqueros y acordaron comprar 200 millones de dólares de bonos del tesoro, pagándolos en oro. Esta operación preservó como es lógico el crédito de los Estados Unidos, pero John y sus colegas fueron denunciados públicamente en el congreso por la cantidad que se habían embolsado en concepto de comisiones.

    En Marzo de 1907 se repite la situación y una vez más se origina un crash en el mercado de acciones, las casas de corretaje cierran y los tipos de interés se disparan, circunstancias que obligó al gobierno de aquel entonces a pedir ayuda a Morgan para paliar la crisis bursátil que se estaba viviendo. Como en otros momentos, John se reúne con Rockefeller, Harrigan, Frick, Schiff y Rodgers, decidiendo inyectar la liquidez suficiente al sistema financiero para evitar su colapso.

    El publico en general siempre ha cuestionado las grandes cantidades de dinero que se embolsaba Morgan, gracias a todas estas ayudas al gobierno, pero el presidente Cleveland siempre enfatizaba el servicio y el bien público que representaban aquellas aportaciones, restando importancia a los ingresos extras que las ayudas le proporcionaban a J. P. Morgan.

    En 1912 cuando controlaba dos tercios de las fuentes de financiación del país, y sus empresas estaban valoradas en más de 25 billones de dólares, fue sometido a un proceso de investigación, con la intención de demostrar que el banquero más flamante de todos los tiempos estaba monopolizando gran cantidad de sectores, además de llevar a cabo practicas económicas para beneficio mutuo. Pero al finalizar el proceso se demostró que no había habido intención de crear ningún monopolio y el imperio que había fundado, era fruto de la nueva economía que se estaba gestando.

    El 31 de Marzo de 1913 John Pieport Morgan fallece a los 79 años de edad, dejando el mayor imperio financiero nunca jamás visto, ganándose el respeto de todos aquellos que en un primer momento lo tacharon de codicioso, representando el comienzo de la nueva economía moderna de los Estados Unidos, estableciendo empresas que hoy día son verdaderos gigantes en sus sectores como General Electric y AT&T.

    Todos los que conocieron a Morgan lo calificaban como un hombre con mirada asesina y nariz desfigurada, además de estar algo obeso, lo que le otorgaba un gran efecto físico a todo aquel que lo conocía personalmente, pero a pesar de sus apariencias contrajo matrimonio en dos ocasiones.

    A diferencia de otros hombres de negocios de la época como Andrew Carnegie, Morgan se crió en una familia de banqueros, siendo su abuelo Joseph Morgan, el primer emprendedor de la familia, fundando diversas empresas de líneas de barcos de vapor.

    Morgan tenía otra visión sobre el capitalismo de la que tenían sus compañeros contemporáneos, quienes se esforzaban desde su posición de competencia, para conseguir cuota de mercado, algo que odiaba, haciendo lo posible para absorberlas y crear monopolios para controlar los precios, desarrollando verdaderos entramados empresariales a su gusto y antojo, algo que le llevo a presidir las siguientes compañías:

    • The Nacional Bank of Comerse.
    • The New York Central and Hudson River Railroad.
    • The Lake Shore and Michigan Southern Railroad.
    • The West Shore Railroad.
    • The New York, New Haven and Hartford Railroad.
    • The Pullman Palace Car Company.
    • The Mexican Telegraph Company.
    • The Western Union Telegraph Company.
    • The Manufacturing Investment Company.
    • The Federal Steel Company.
    • The General Electric Company.
    • The Madison Square Garden Company.
    • The Metropolitan Opera House Company.

    Los defensores de Morgan siempre han argumentado que nunca ha abusado de su poder, pero la pregunta que muchos se hacen es si un hombre, en una época donde existían grandes lagunas legales en plena democracia que unos pocos millonarios vivían una vida repleta de lujos mientras el 80% de las familias americanas ganaba menos de 500 dólares al año, solo un hombre podía controlar mas de la mitad del capital americano, además de argumentar en numerosas ocasiones que su banco había contribuido al desarrollo de la nación y gracias a él se estaba viviendo la nueva era capitalista.

    Una de las grandes pasiones durante su vida fue la colección de cuadros, libros, yates y casas. Cuando falleció la mayor parte de sus obras de arte fueron donadas al Museo Metropolitan de Nueva York.

    También realizo importantes obras de caridad donando importantes sumas de dinero a hospitales iglesias y Universidades, ya que siempre ha estado muy comprometido con la causa humana.

    Más información en Hispatrading


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Karl Hans Albrecht nació en Essen, Alemania en el año de 1920, El empresario multimillonario alemán, fundó la cadena de supermercados de descuento Aldi en 1948 junto a su hermano, ocupa actualmente el puesto número 10 según la revista Forbes. A partir de 2010, Aldi con más de 4.000 tiendas en Alemania, además de otras 8.000 tiendas en Australia, Francia, Gran Bretaña, Grecia, Polonia, Portugal, España, Suiza y los Estados Unidos entre otros países. Es el mayor competidor de la cadena de supermercados de descuento alemana, Lidl.

    Karl Hans Albrecht nació en Essen, Alemania en el año de 1920, El empresario multimillonario alemán, fundó la cadena de supermercados de descuento Aldi en 1948 junto a su hermano, ocupa actualmente el puesto número 10 según la revista Forbes. A partir de 2010, Aldi con más de 4.000 tiendas en Alemania, además de otras 8.000 tiendas en Australia, Francia, Gran Bretaña, Grecia, Polonia, Portugal, España, Suiza y los Estados Unidos entre otros países. Es el mayor competidor de la cadena de supermercados de descuento alemana, Lidl.

    Karl es el hombre más rico de Alemania. y también sirvió en el ejército alemán durante la Segunda Guerra Mundial.

    Los hermanos Albrecht se criaron en circunstancias modestas, su padre era panadero y ayudante de oficiales administrativos. Su madre era dependiente en una pequeña tienda de abarrotes en Schonnebeck. Mientras que Karl trabajaba en una tienda de delicatessen, Theo aprendía el negocio en la tienda donde trabaja su madre. La primera tienda Aldi fue inaugurado en 1961 llamado Albrecht-Discount.

    Poco se sabe acerca de Karl Albrecht, porque él mismo se retrajo de la vida pública. La revista Forbes dijo que está casado, tiene uno o dos hijos y vive en algún lugar en Suiza. Él es un gran fan del golf y juega en su propio campo de golf construido en 1976 y también planta las orquídeas.

    Renunció a su cargo de presidente de la junta directiva a principios del año 2002 cediendo totalmente el control de la empresa. El negocio de hoy en día ya no es dirigido por la familia Albrecht.


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Lars Magnus Ericsson (Värmskog, Värmland, Suecia, 5 de mayo de 1846 – Botkyrka, Provincia de Estocolmo, Ibídem, 17 de diciembre de 1926) fue un inventor y empresario sueco, fundador de la empresa Telefonaktiebolaget LM Ericsson.

    Biografía

    Sus padres fueron el agricultor Erik Eriksson y Maria Jonsdotter. Cuando tenía 11 años murió su padre y tuvo que empezar a trabajar para ayudar a su familia en oficios como ferrocarrilero y minero en Suecia y en Noruega.

    En 1867 la familia se mudó a Estocolmo donde encontró un trabajo en una empresa que fabricaba mayormente equipos de telegrafía. En 1873 recibió un estipendio para seguir especializándose en Suiza y Alemania, en la empresa Siemens. A su regreso, en 1876, fundó junto a un compañero de trabajo, Carl Johan Andersson, un pequeño taller mecánico, fabricando instrumentos de medición, pero pronto empezaron a fabricar una versión propia del teléfono, que fue lanzada al mercado en 1876.

    En 1883 se asoció con Henrik Tore Cedergren, fundador de una compañía telefónica, iniciándose el desarrollo de la empresa conocida hoy como Telefonaktiebolaget L.M. Ericsson.

    Después de una exitosa carrera, en 1900, se retiró de la empresa a la edad de 54 años, vendiendo en 1905 todas sus acciones en la compañía. Se retiró a Alby, Botkyrka, donde creó una granja modelo, con avanzados elementos técnicos creados por él. La granja se convirtió en una Casa de la Cultura llamada Subtopía. En sus últimos años, construyó una granja llamada Hägelby, en Botkyrka, donde falleció en 1926. Su tumba se encuentra en los terrenos de la iglesia de Botkyrka, al sur de Estocolmo y no tiene lápida.

    Personalidad

    Se cuenta que era una persona exigente, que no le gustaba la publicidad alrededor de su persona y que era muy respetado entre sus empleados. Era un opositor al sistema de patentes y opinaba que muchos de sus productos nunca hubieran sido posibles si el sistema hubiera sido más efectivo. No le importó que una empresa noruega copiara su teléfono, el cual a su vez era una copia de aquel fabricado por Siemens. Nunca vio a su teléfono como un elemento técnico que interesara a las grandes masas, sino más bien como un juguete para personas de clase alta.


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Empresario estadounidense nacido en Allentown, Pensilvania, el 15 de octubre de 1924 y fallecido en Bel-Air, California, el 2 de julio de 2019. Fue presidente de las compañías Ford y Chrysler y ha sido considerado como el ejecutivo más brillante de la historia de la automoción norteamericana. Paradigma del "hombre hecho a sí mismo", en 1983 editó su autobiografía, un auténtico best seller que, sólo en los Estados Unidos, vendió siete millones de ejemplares.

    Bautizado con el nombre de Lido Iacocca, se crió en una familia humilde de emigrantes italianos que, con mucho esfuerzo, logró abrirse camino en el sector de la comida rápida. Se graduó en ingeniería industrial y en 1946 ingresó en la Ford Motor Company, donde protagonizó una meteórica carrera profesional que le condujo en 1970 a la presidencia de la firma. Después de treinta y dos años en la empresa, ocho de ellos como presidente, el 13 de julio de 1978 el propio Henry Ford II le comunicó su despido. Algunos analistas interpretaron que bajo la drástica decisión del nieto del fundador, Henry Ford I, se escondía un trasfondo de celos profesionales por el indiscutible liderazgo de Iacocca en la compañía. Sea como fuere y lejos de sepultar su carrera profesional, la salida de la Ford fue sólo un punto de inflexión en la exitosa trayectoria de este ingeniero industrial reconvertido en "gurú" del sector del automóvil.

    Iacocca y la Chrysler Corporation se necesitaban y se encontraron en el momento justo. La compañía atravesaba una etapa crítica y confió su recuperación en el reputado ejecutivo que acababa de abandonar por la puerta trasera la todopoderosa Ford Motor Company. Iaccoca no defraudó, se convirtió en presidente ejecutivo de la firma y rescató a la Chrysler de la quiebra. Durante una larga década logró suculentos beneficios hasta que, ya en los años noventa, la irrupción en el mercado de las marcas japonesas invirtió la tendencia de crecimiento en el sector de la automoción estadounidense y tanto Chrysler, como General Motors y Ford, sufrieron las consecuencias de una poderosa competencia externa. A pesar de los momentos difíciles, su paso por la Chrysler constituyó un hito en la historia empresarial.

    Iacocca revolucionó el sector del automóvil, con una estrategia basada en el lanzamiento de productos innovadores. Fue el creador de coches míticos en la historia de la automoción como el célebre Mustang que Ford lanzó en 1964 o el Chrysler Voyager, el primer monovolumen del mercado. Simbolizó además la posibilidad de alcanzar el éxito económico en un mundo altamente competitivo y fue el empresario estadounidense mejor pagado de su generación. Poseedor de una estimable fortuna, contribuyó a la restauración de la estatua de la Libertad que se ejecutó durante la gestión del presidente Ronald Reagan. Desde su jubilación estableció su residencia entre Los Ángeles y el sur de Italia pero no se resignó a mantener una vida tranquila de millonario retirado y trabajó en la creación de nuevos proyectos. A punto de cumplir 75 años lanzó la E-Bike, una revolucionaria bicicleta de alta tecnología a la que incorporó un motor eléctrico.


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Louise Loony Hay nació el 8 de octubre de 1926 en Los Angeles (California). Sus padres se divorciaron cuando ella tenía un año y medio, motivo por el cual su madre se vió obligada a trabajar como empleada doméstica y dejó a Louise a cargo de unos amigos. Más tarde su madre volvió a casarse y tuvo otra hija. La vida de Louise estuvo marcada por los abusos físicos, la inestabilidad y la pobreza. Con solo 5 años de edad fué violada por un vecino y a los 10 por su padrastro, quien tambien la agredía físicamente.

    En el año 1941 Louise huye de su casa y trabaja como camarera entregándose sexualmente a cualquiera que le prestara algo de atención. Con solo 16 años se queda embarazada y entrega a su hijo en adopción.

    En 1950 vuelve a casa y se lleva a su madre con ella buscándole trabajo como limpiadora en un pequeño hotel.

    Más tarde se fué a vivir a Chicaco con una amiga donde, tras trabajar como empleada doméstica, encontró trabajo como modelo de alta costura en Nueva York, para diseñadores muy importantes en ese momento (Bill Blass, Oleg Cassini y Trigère Pauline). Durante su viaje por el mundo de la moda conoció al que fuera su marido en el año 1954: Andrew Hay, un conocido empresario Inglés. Ella lo definía como un “caballero encantador y educado” y le sirvió para poder desarrollarse en numerosos eventos presidenciales y de la realeza. Pero, en el año 1968, su encantandor y educado caballero la abandonó por otra mujer, ella lo definió como «Fue precisamente cuando yo estaba empezando a creer que las cosas buenas podían ser duraderas. Sí, fue un golpe aplastante. Pero el tiempo pasa, y sobreviví» y no ha vuelto a casarse hasta la fecha.

    Fruto de la baja autoestima que le quedó tras una vida llena de abandonos y dolor, en 1970 comienza a adentrarse en las prácticas espirituales como la meditación. Aprendió que «los pensamientos y las palabras son creadoras de nuestra vida, que cada uno es responsable de sus propias experiencias y que puede cambiar su vida si modifica su modo de pensar, escogiendo y prestando atención a las palabras que utiliza» según sus propias palabras.

    En 1972 se convirtió en ministro y en una popular oradora de la iglesia, e inició sus estudios en la Maharishi’s International University, en Fairfiel-Iowa.

    Vuelve a Nueva York y continúa con los cursos de formación de sanadores en su iglesia, participando activamente en actividades sociales. Más tarde, analizando los problemas y dolencias de sus clientes, y estudiando las causas psicológicas y espirituales, es cuando empieza a relacionarlas con la aparición de enfermedades, lo que hizo que realizara una guía referencial que detallaba las causas mentales de las enfermedades.

    De ese modo, en 1976 publicó su primer libro: “Sane su cuerpo”, una lista de causas metafísicas de enfermedades con pautas de pensamientos positivos para revertir las patologías. Fué traducido a 25 idiomas.

    A partir de ese momento se dedicó a dar conferencias y clases por todo Estados Unidos. Louise aseguró que la “aceptación de uno mismo resuelve cualquier tipo de problema”. Incluso pudo comprobar que cuando sus clientes aprendian a apreciarse y a repetarse a si mismos, el problema por el cual habían acudido a ella, simplemente desaparecía.

    Un día, Louise fué diagnosticada con un cáncer de útero, sobre lo que ella comentó “Como a cualquiera que acaban de decirle que tiene cáncer, fui presa de un pánico total”. Ella sostenía que el cáncer solo era una manifestación externa de un profundo resentimiento que devoraba su cuerpo. Louise dedició no operarse ni someterse a quimioterapia aunque los médicos le advirtieron de lo grave de la enfermedad ya que estaba en una fase muy avanzada. Ella pidió posponer la operación tres meses, tiempo en el que inició tratamientos naturales como la reflejoterapia, la terapia del colon, una dieta especial para liberar toxinas y terapia con un pisoterapeuta especialista en espresas la rabia. Indagó en el pasado de sus padres y descubrió que habian sido tambien víctimas de malos tratos, por lo que trabajó mucho en el perdón hacia ellos y en liberarse del resentimiento que les tenía hasta que logró sentir compasión por las personas que le habían hecho daño.

    “La palabra «incurable», tan aterradora para tantas personas, para mí significa que esa dolencia, la que fuere, no se puede curar por medios externos, y que para encontrarle curación debemos ir hacia adentro. Si yo me hacía operar para librarme del cáncer, pero no me liberaba del modelo mental que lo había creado, los médicos no harían otra cosa que seguir cortándole pedazos a Louise hasta que ya no les quedara más Louise para cortar. Y esa idea no me gustaba.”

    Seis meses después de empezar su propia curación, el cáncer desapareció, sin quimioterapia y sin cirugía.

    En 1980, una vez recuperada, abandona Nueva York y regresa a California para seguir trabajando. Una vez allí, en 1984 tuvo que hacerse cargo de su madre enferma y anciana “Mi madre no había sido capaz de protegerme cuando yo era niña, pero ahora yo podía, y quería, cuidar de ella. Mi madre… está cada vez más fuerte y flexible. Le encargué un audífono… también conseguí convencerla de que se operase las cataratas en un ojo, y ¡qué júbilo fue para ella volver a ver, y para nosotras volver a ver el mundo con sus ojos!”

    Y a partir de aquí comienza a escribir una serie de libros de autoayuda que han ayudado a miles de personas en todo el mundo.

    Su libro más relevante fué publicado en 1984 “Usted puede sanar su vida” donde explica como lograr cambios a traves de la eliminación de creencias limitantes. Alcanzó la lista de Best-sellers del New York Times y se mantuvo en ese puesto 12 semanas consecutivas. En la actualidad se han vendido más de 50 millones de copias en 30 paises a lo largo de todo el mundo.

    Tras el éxito de “Usted puede sanar su vida” fundó su propia editorial HAY HOUSE que incluye a más de 130 autores, entre ellos, Barbara De Angelis, Joan Borysenko, Bernie Siegel, Susan Jeffers, Alan Cohen, Wayne Dyer y Stuart Wilde. Fundó también la FUNDACION HAY y el Fondo de Caridad de Louise Hay. Ambas son organizaciones sin ánimo de lucro que apoyan a diversas entidades, incluyendo aqueññas relacionadas con mujeres maltratadas, el SIDA y demás personas rechazadas por la sociedad.

    Ej 1985 comienza un grupo de ayuda llamado “Hay Rides” con 6 hombres con SIDA. Tres años más tarde, el grupo contaba con 800 personas y realizaba reuniones semanales en un auditorio en Santa Mónica.

    Su mensaje de sanación fué motivo de muchos artículos en diferentes revistas y periódicos.

    En 2008, con 81 años, se estrenó su película “Usted puede sanar su vida”. En sus propias palabras, «es la historia de mi vida, mis enseñanzas, y cómo he aplicado los principios de mis enseñanzas a mi vida».

    El filme contó con la participación de Gregg Braden, Wayne Dyer, Gay Hendricks, Doreen Virtue y Esther y Jerry Hicks y dirigida por el ganador del premio Emmy Michael Goorjian. En el mismo año Hay recibió el premio Minerva durante la Conferencia de la Mujer junto a Gloria Steinem, Billie Jean King, Betty Chinn e Ivelise Markovits.

    En septiembre de 2011, Hay y Cheryl Richardson publicaron su libro Usted puede crear una vida excepcional. En la actualidad, a pesar de su avanzada edad, además de ofrecer conferencias por Estados Unidos y trabajar en su fundación, Hay disfruta de la pintura, la jardinería y el baile en su casa de San Diego.


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Dueño de la empresa bananera más importante de Latinoamérica, Luis Adolfo Noboa Naranjo fue uno de los hombres más influyentes de Ecuador. Nació en Ambato el 1 de febrero de 1916 y fue el hijo de Adolfo Noboa y de Zoila Matilde Naranjo, un matrimonio de bajos recursos. Quien supo ser el mayor empresario ecuatoriano del siglo XX, tuvo además el mérito de haber crecido en la pobreza y haberse levantado a través del trabajo y el sacrificio, hasta situarse en los círculos económicos y financieros mundiales. “Heredé de mi padre la pobreza pero jamás la amargura”, decía

    Comenzó a trabajar desde muy chico como vendedor de periódicos. Fue creciendo gracias a su esfuerzo y al apoyo del entonces empresario más importante del Ecuador, don Juan X. Marcos. Entró a trabajar a su grupo empresario como conserje del Banco Sociedad General de Crédito, y llegó a transformarse primero en uno de los ejecutivos de Marcos, luego en su socio, y por último, en reemplazarlo en su posición. Si bien trabajaron juntos tan solo durante cinco años, ambos estuvieron vinculados posteriormente en la exportación de arroz, negocio con el que Noboa ganaría su primer millón.

    La depresión de los años treinta y la Gran Guerra hacen que Ecuador exporte productos de indispensable consumo para los países beligerantes y, en ese contexto, el arroz se convirtió en el producto de exportación que más creció. Así, para los cuarenta, Noboa se ha convertido en el mayor exportador de la región.

    Esos años fueron también el inicio del auge bananero, motivado por la demanda de Estados Unidos y Europa Occidental. Entonces, Noboa era agente de la Standard Fruit Company, donde trabajó hasta 1956, y en donde aprendió el negocio. Diez años más tarde, había fundado la Exportadora Bananera Noboa S. A. y disputaba el liderazgo del mercado: ya era uno de los hombres más ricos del Ecuador.

    La década del setenta fue fundamental para su imperio. Se divorció de su primera esposa, Isabel Pontón, por lo que perdió la mitad de su fortuna. Pero, años después, contrajo nuevamente matrimonio con Mercedes Santistevan Arosemena, perteneciente a los más altos círculos sociales guayaquileños y poseedora de una de las fortunas más importantes de la ciudad. A partir de entonces, el holding de Noboa se disparó hasta los mil 200 millones de dólares que la revista Forbes calculó, al momento de la muerte de su fundador, en 1994.

    Actualmente es su hijo Álvaro quien continúa con su legado empresarial y ha fundado en su honor el Museo Luis A. Noboa Naranjo, donde se exhibe su colección privada de pinturas.


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Michael Eugene Porter, mejor conocido como Michael Porter (23 de mayo de 1947), economista, investigador y conferencista. Nació en Ann Arbor, Michigan, Estados Unidos. Debido a la profesión de su padre, Oficial de la Armada, estuvo en varias partes del mundo. La preparatoria la realizó en New Jersey. Era amante de los deportes, practicó golf, futbol americano, béisbol. Fue llamado para participar en el equipo de la NCAA. Pero su ingreso a la universidad obstaculizó dicho evento. Entró a la universidad de Princeton a estudiar Ingeniería Mecánica y Aeroespacial. De ahí, trabajó en la Armada de Estados Unidos, incentivado por su padre, alcanzando el rango de capitán.

    Supo que este mundo no era al que quería pertenecer el resto de su vida. Por ello, en 1971 se retiró para iniciar un master en administración de empresas en la Universidad de Harvard y, luego, empezó un doctorado en economía empresarial en la misma universidad. En 1984 fue cofundador de una firma de consultoría en administración y estrategia que se llamó Monitor Group. Posteriormente, escribió su primer artículo, llamado, Cómo las fuerzas competitivas dan forma a la estrategia, fue publicada en Harvard Business Review. En este artículo expuso su Modelo de las Cinco Fuerzas, se ha convertido en una herramienta fundamental para cualquier estudiante de administración.

    Al año siguiente, publicó Estrategia Competitiva, su primer libro, en este desarrolló el análisis sobre la matriz de estrategias genéricas, esta fue una herramienta muy utilizada pero igualmente cuestionada. Fue muy acogida esta estrategia en los países japoneses. Años después, Porter ingresó a la lista de best sellers con su libro Ventaja Competitiva, en este nuevo libro se enfocó en el desarrollo de la cadena de valor. Esta herramienta sirve para identificar las fuentes de la ventaja competitiva de las empresas, el modelo tuvo gran popularidad.

    En suma, Porter acuñó un modelo teórico que definió las actividades que debe desarrollar una empresa para maximizar la creación de valor añadido al cliente final, esta operación debe minimizar los costes. Este nombre fue dado por Porter debido a que consideró cada actividad como un eslabón de una cadena, en la cual paso a paso se va añadiendo valor al producto.

    Porter tuvo una inclinación y gusto por la escritura. El siguiente libro fue La Ventaja Competitiva de las Naciones (1990), en este libro realizó un análisis comparativo y detallado sobre las variables competitivas de diversos países y las regiones. Demostró que la competitividad estaba relacionada con la abundancia y la calidad de los factores de producción, así como de las condiciones de la demanda y de la estrategia, la estructura y la rivalidad de las empresas, esta hipótesis fue conocida como el “diamante de Porter».

    Por sus aportes recibió varios galardones, invitaciones a instituciones académicas y para dictar conferencias en varios lugares. Sus conceptos han tenido un alcance mundial y le han ganado el reconocimiento del padre de la estrategia competitiva. Aunque, ha sido víctima de varias críticas, es innegable que sus aportes han servido como pilares para el desarrollo del análisis organizacional. Las obras más importantes son: How competitive forces shape strategy (1979), Competitive Strategy (1980), Competitive Advantage (1985), From Competitive Advantage to Corporate Strategy (1987), What is Strategy (1996), entre otras.

    Como mencionamos anteriormente fue un economista muy entregado y apasionado por la escritura, por ello, su producción posee más de 18 libros y alrededor de 125 artículos sobre estrategia corporativa y competitividad. Ejerció como profesor en la Escuela de Negocios de Harvard y directo del Instituto para la Estrategia y Competitividad.

    Sus enseñanzas inspiran muchos cursos sobre estrategia y competitividad en escuelas de administración y negocios en todo el mundo. Durante sus cátedras y conferencias defendió la idea de la importancia de que las empresas para prosperar deben primero superar a sus contrincantes. Para conseguir esto los gerentes no solo deben invertir tiempo y dinero para hacerse a productos de última tecnología, sino que además de apostar por iniciativas que le den un valor añadido al cliente.

    The Economist, semanario británico afirmó que Porter ha ayudado con sus teorías a desarrollar el capitalismo global. Sin olvidar sus estudios más actuales sobre responsabilidad social, valor compartido, desarrollo económico en áreas rurales o estrategias digitales, muy provechosas para el mundo del mercado virtual. En el año 2000 recibió la distinción de University Professor, máximo reconocimiento dado a los profesores por su labor académica y profesional. Ha sido asesor de directivos de empresas internacionales como: Nestlé, DuPont, Procter & Gamble, o Sysco. Fue asesor del Gobierno norteamericano y del Congreso.

    Este famoso ingeniero e investigador norteamericano explica que sus ideas sobre estrategia corporativa tienen total vigencia, asegurando que los pilares competitivos de la industria son imperecederos y perdurables en el tiempo. Obviamente no olvida que existen nuevas variables y el mercado global se mueva a mayor velocidad. La importancia de sus teorías, en especial, de su modelo estratégico de las Cinco Fuerzas, es la total aplicabilidad a la industria de hoy.


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Con más de 3 mil 500 conferencias dictadas, más de 38 libros sobre el liderazgo, y 69 años de edad, Miguel Ángel Cornejo puede ser considerado como el orador más grande que el mundo haya podido ver en los últimos años de la historia.

    Mexicano de nacimiento, Miguel Ángel Cornejo Cortés vio la luz del mundo por primera vez en 1946. Estudió medicina veterinaria y zootecnia en la Universidad Nacional Autónoma de México, hizo una maestría en biología celular en el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional, donde también realizó su doctorado en biomedicina molecular.

    Como promotor de la “Cultura de la Excelencia” y gran fomentador de nuevos líderes ha llevado sus enseñanzas, que son la recopilación de sus experiencias de vida, a más de 90 países de América, Asia y Europa, teniendo gran acogida en las naciones en vías de desarrollo.

    Entre sus obras más destacadas podemos mencionar: “Líderes del Tercer Milenio”, “Infinitud Humana”, El Ser Excelente”, entre otros que aclaran como una persona debe ser la constructora de su propio camino mediante el planteamiento de objetivos claros y una lucha constante.

    En todo momento habló de vivir enamorado a plenitud de todo lo que nos rodea y el asumir sus propias culpas para ejercer de forma responsable cada decisión que uno toma en la vida. También es el fundador del Colegio de líderes, de la fundación que lleva su nombre.

    Preguntado por cuál considera su mayor logro, respondió: “Mi mayor logro es haber hincado la Cultura de la Excelencia y fundar una institución educativa la cual tiene como objetivo la formación de líderes y culturas corporativas de clase mundial”.


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Nikola Tesla (en cirílico: Никола Тесла; Smiljan, Imperio austríaco, actual Croacia, 10 de julio de 1856 - Nueva York, 7 de enero de 1943) fue un inventor, ingeniero eléctrico, ingeniero mecánico y físico estadounidense de origen serbocroata. Se le conoce sobre todo por sus numerosas invenciones en el campo del electromagnetismo, desarrolladas a finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Las patentes de Tesla y su trabajo teórico ayudaron a forjar las bases de los sistemas modernos para el uso de la energía eléctrica por corriente alterna (CA), incluyendo el sistema polifásico de distribución eléctrica y el motor de corriente alterna, que contribuyeron al surgimiento de la Segunda Revolución Industrial.

    Su carácter, su enfrentamiento con Edison y el halo de misterio que rodea a algunos de sus descubrimientos, hicieron que Tesla se convirtiera en un científico muy popular a partir de la década de 1990, con una abundante bibliografía disponible acerca de su vida y de su obra.

    Semblanza general

    Nikola Tesla, de etnia serbia,5​6​ nació en el pueblo de Smiljan (actualmente en Croacia), en el entonces Imperio austrohúngaro, y tiempo después se nacionalizaría estadounidense.

    Tras su demostración de la comunicación inalámbrica por medio de ondas de radio en 18948​ y después de su victoria en la guerra de las corrientes, se le reconoció ampliamente como uno de los más grandes ingenieros eléctricos de los Estados Unidos de América. Durante este periodo la fama de Tesla rivalizaba con la de cualquier inventor o científico de la historia o la cultura popular, pero debido a su personalidad excéntrica y a sus afirmaciones increíbles —a veces totalmente inverosímiles, y en ocasiones, falsas— acerca del posible desarrollo de innovaciones científicas y tecnológicas, Tesla terminó relegado al ostracismo y considerado un científico loco.​ Nunca prestó mayor atención a sus finanzas y se dice que murió empobrecido a los 86 años.

    Además de su trabajo en electromagnetismo e ingeniería electromecánica, el trabajo de Tesla más tarde sirvió en diferente medida al desarrollo de la robótica, el control remoto, el radar, las ciencias de la computación, la balística, la física nuclear y la física teórica. Llevó adelante estudios que permitirían desarrollar la radio, pero nunca desarrolló este concepto debido a que no entendía del todo la física inherente a este fenómeno. Posteriormente, cuando Guillermo Marconi reclamó los derechos de uso de la radio en plena Segunda Guerra Mundial, la Corte Suprema de los Estados Unidos rechazó la solicitud, incluyendo en su decisión la restauración de ciertas patentes previas a la de Marconi, entre ellas algunas de Tesla.

    La unidad de medida del campo magnético del Sistema Internacional de Unidades (también denominado densidad de flujo magnético o inducción magnética), el tesla (T), fue llamado así en su honor en la Conferencia General de Pesas y Medidas de París en 1960.

    Su personalidad, su carácter excéntrico y la historia de su experimento sobre transmisión inalámbrica, son utilizados por aficionados a las teorías conspirativas para justificar varias pseudociencias, atribuyéndole inventos, hechos y/o investigaciones que no se corresponden con la realidad.

    Primeros años

    Nikola Tesla era hijo de padres serbios. Nació en el pueblo de Smiljan, en el Imperio austrohúngaro, cerca de la ciudad de Gospić, perteneciente al territorio de la actual Croacia. Su certificado de bautismo afirma que nació el 28 de junio de 1856 del calendario juliano, correspondiente al 10 de julio del calendario gregoriano en uso actualmente. Su padre fue Milutin Tesla, un sacerdote de la iglesia ortodoxa serbia en la jurisdicción de Sremski Karlovci, y su madre, Đuka Mandić, un ama de casa de ascendencia serbia, que dedicaba parte de su tiempo como científica autodidacta al desarrollo de pequeños aparatos caseros.

    Se cree que su origen paterno proviene de alguno de los clanes serbios del valle del río Tara, o bien del noble herzegovino Pavle Orlović. Su madre, Đuka, provenía de una familia ortodoxa domiciliada en Lika y Banija, pero con profundos orígenes en Kosovo.​ Era competente fabricando herramientas artesanales caseras y había aprendido de memoria numerosos poemas épicos serbios, pero nunca aprendió a leer.

    La familia se trasladó a Gospić en 1862. Tesla asistió al gimnasio de Karlovac, donde completó el plan de estudios de cuatro años en tres.

    Más tarde comenzó los estudios de ingeniería eléctrica en la Universidad de Graz, en la ciudad del mismo nombre, en 1875. Mientras estuvo allí, estudió los usos de la corriente alterna. Algunas fuentes afirman que se licenció por la Universidad de Graz, aunque la universidad afirma que no recibió ningún grado y que no continuó más allá del segundo semestre del tercer año, durante el cual dejó de asistir a las clases.

    Respecto a su época en Graz, Tesla afirmaba que "trabajaba desde las 3 a.m. a las 11 p.m., incluso domingos y días festivos". Después de la muerte de su padre en 1879, Tesla encontró un paquete de cartas de sus profesores a su padre, advirtiéndole de que, a menos que lo sacaran de la escuela, su hijo moriría por exceso de trabajo. Al final de su segundo año perdió su beca y se volvió adicto al juego. Durante su tercer año perdió su asignación y el dinero de su matrícula, aunque más adelante se recuperó de sus pérdidas iniciales y devolvió el saldo a su familia. Afirmaba que "pudo dominar [su] pasión en ese momento", pero más tarde en los EE.UU. fue nuevamente conocido por jugar al billar.

    En diciembre de 1878 abandonó Graz y dejó de relacionarse con sus familiares. Sus amigos pensaban que se había ahogado en el río Mura. Se dirigió a Maribor (hoy Eslovenia), donde obtuvo su primer empleo como ayudante de ingeniería, trabajo que desempeñó durante un año. Durante este periodo sufrió una crisis nerviosa. Posteriormente fue persuadido por su padre para continuar sus estudios en la Universidad Carolina en Praga, a la que asistió durante el verano de 1880. Allí fue influido por Ernst Mach. Sin embargo, después de que su padre falleciera dejó la Universidad, completando solamente un curso.

    Tesla pasaba el tiempo leyendo muchas obras y memorizando libros completos, ya que supuestamente poseía una memoria fotográfica. En su autobiografía relató que en ciertas ocasiones experimentó determinados momentos de inspiración. Durante su infancia sufrió varios episodios de una enfermedad muy peculiar, que le provocaba que cegadores haces de luz apareciesen ante sus ojos, a menudo acompañados de alucinaciones. Normalmente las visiones estaban asociadas a una palabra o idea que le rondaba la cabeza. Otras veces, estas le daban la solución a problemas que se le habían planteado. Simplemente con escuchar el nombre de un objeto era capaz de visualizarlo de forma muy realista. Actualmente la sinestesia presenta síntomas similares. Tesla podía visualizar una invención en su cerebro con precisión extrema, incluyendo todas las dimensiones, antes de iniciar la etapa de construcción; una técnica algunas veces conocida como pensamiento visual. No solía dibujar esquemas; en lugar de eso concebía todas las ideas solo con la mente. También en ocasiones tenía reminiscencias de hechos que le habían sucedido previamente en su vida, fenómeno este que se inició durante su infancia.

    En 1880 se trasladó a Budapest para trabajar bajo las órdenes de Tivadar Puskás en una compañía de telégrafos, la compañía nacional de teléfonos. Allí conoció a Nebojša Petrović, un joven inventor serbio que vivía en Austria. A pesar de que su encuentro fue breve, trabajaron juntos en un proyecto usando turbinas gemelas para generar energía continua. Para cuando se produjo la apertura de la central telefónica en 1881 en Budapest, Tesla se había convertido en el jefe de electricistas de la compañía, y fue más tarde ingeniero del primer sistema telefónico del país. También desarrolló un dispositivo que, de acuerdo con ciertas fuentes, era un repetidor telefónico o amplificador, pero que, según otros, pudo haber sido el primer altavoz.

    Trabajador de la Compañía Edison

    En 1882 se trasladó a París, Francia, para trabajar como ingeniero en la Continental Edison Company (una de las compañías de Thomas Alva Edison), diseñando mejoras para el equipo eléctrico traído del otro lado del océano gracias a las ideas de Edison. Según su biografía, en el mismo año concibió el motor de inducción e inició el desarrollo de varios dispositivos que usaban el campo magnético rotativo, por los cuales recibió patentes en 1888.

    Poco después, Tesla despertó de un sueño en el cual su madre había muerto, «y yo supe que eso había sucedido».​ Tras esto cayó enfermo. Permaneció dos o tres semanas recuperándose en Gospić y en el pueblo de Tomingaj, cerca de Gračac, el lugar de nacimiento de su madre.

    En junio de 1884 llegó por primera vez a los Estados Unidos, a la ciudad de Nueva York, con poco más que una carta de recomendación de Charles Batchelor, un antiguo empleador. En la carta de recomendación a Thomas Edison, Batchelor escribió: «conozco a dos grandes hombres, usted es uno de ellos; el otro es este joven».​ Edison contrató a Tesla para trabajar en su Edison Machine Works. Empezó a trabajar para Edison como un simple ingeniero eléctrico, resolviendo algunos de los problemas de la compañía.

    La compañía de Edison había instalado varias dinamos en el SS Oregon, en aquel momento uno de los transatlánticos más rápidos y el primer barco en contar con electricidad a bordo, empleada para la iluminación de la nave. En 1884 las dinamos se dañaron, lo que retrasó la salida del buque de Nueva York. Tesla se presentó voluntario para realizar la reparación, y estuvo trabajando toda la noche para lograr hacer funcionar de nuevo las dinamos, gracias a lo cual recibió las felicitaciones de Edison a la mañana siguiente.

    La carrera de Tesla progresó rápidamente. Se le ofreció incluso la tarea de rediseñar completamente los generadores de corriente continua de la compañía de Edison. Tesla afirmaba que le ofrecieron 50.000 dólares (~ 1,1 millones en 2007, ajustado por la inflación)​ por rediseñar los ineficientes motores y generadores de Edison, mejorando tanto su servicio como su economía. En 1885, cuando Tesla preguntó acerca de su remuneración, Edison replicó: "Tesla, usted no entiende nuestro humor estadounidense", rompiendo así su palabra. Con un sueldo de solo 18 dólares a la semana, tendría que haber trabajado 53 años para reunir el dinero que le fue prometido; la oferta era igual al capital inicial de la compañía. Renunció a su empleo de inmediato cuando se le denegó aumentar su salario a 25 dólares semanales.

    Así pues, poco después, necesitado de trabajo, se encontró a sí mismo cavando zanjas para la compañía de Edison por un corto periodo de tiempo, que aprovechó para concentrarse en su sistema polifásico de corriente alterna.​

    Campo magnético rotativo de tres fases.

    En 1886, Tesla fundó su propia compañía, la Tesla Electric Light & Manufacturing. Los primeros inversores no estuvieron de acuerdo con sus planes para el desarrollo de un motor de corriente alterna y finalmente lo relevaron de su puesto en la compañía. Trabajó como obrero en Nueva York de 1886 a 1887 para mantenerse y reunir capital para su próximo proyecto. En 1887 construyó un motor de inducción sin escobillas, alimentado con corriente alterna, que presentó en el American Institute of Electrical Engineers (Instituto Americano de Ingenieros Eléctricos), actualmente IEEE (Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos) en 1888. Sin embargo, Galileo Ferraris había desarrollado el mismo diseño varios meses antes de manera independiente. En el mismo año desarrolló el principio de su bobina de Tesla, y comenzó a trabajar con George Westinghouse en la Westinghouse Electric & Manufacturing Company's en los laboratorios de Pittsburgh. Westinghouse escuchó sus ideas sobre sistemas polifásicos, que podrían permitir la trasmisión de corriente alterna a larga distancia.

    Conflicto comercial

    La demostración de Tesla de su motor de inducción y el posterior otorgamiento de la patente por parte de Westinghouse, ambos en 1888, se produjeron en el momento de la competencia extrema entre las compañías eléctricas. Las tres grandes empresas, Westinghouse, Edison y Thompson-Houston, intentaban crecer en una economía capitalista de negocios intensivos, mientras que financieramente se socavaban unas a otras. Incluso hubo una campaña de propaganda, denominada "guerra de las corrientes", con Edison Electric tratando de afirmar que su sistema de corriente continua era mejor y más seguro que el sistema de Westinghouse. Competir en este mercado significaba que Westinghouse no dispondría inmediatamente de los recursos en efectivo o de ingeniería para desarrollar el motor de Tesla y el sistema polifásico relacionado.

    Dos años después de firmar el contrato de Tesla, Westinghouse Electric estaba en problemas. El casi colapso de Baring Brothers en Londres desencadenó el pánico financiero de 1890, lo que provocó que los inversores solicitaran sus préstamos a Westinghouse. La repentina escasez de efectivo obligó a la compañía a refinanciar sus deudas. Los nuevos prestamistas exigieron que Westinghouse recortara lo que parecía un gasto excesivo en la adquisición de otras compañías, investigación y patentes, incluidos los derechos acordados por el motor de Tesla. En ese punto, el motor de inducción de Tesla no había tenido éxito y estaba estancado su desarrollo.​ Westinghouse estaba pagando un canon garantizado de 15.000 dólares por año, aunque los ejemplos operativos del motor todavía no eran habituales, al igual que los sistemas de alimentación polifásicos necesarios para alimentarlos.

    A principios de 1891, George Westinghouse explicó sus dificultades financieras a Tesla en términos contundentes, diciéndole que, si no cumplía con las demandas de sus prestamistas, ya no tendría el control de Westinghouse Electric y Tesla tendría que "tratar con los banqueros" para intentar cobrar sus futuros derechos. Las ventajas de que Westinghouse continuara defendiendo su motor probablemente parecieron obvias a Tesla y aceptó liberar a la empresa de la cláusula de pago del canon del contrato. Seis años después, Westinghouse compraría la patente de Tesla por un pago de 216.000 dólares como parte de un acuerdo de intercambio de patentes firmado con General Electric (una compañía creada a partir de la fusión de Edison y Thompson-Houston en 1892).

    Laboratorios de Nueva York

    El dinero que Tesla obtuvo de la licencia de sus patentes de corriente alterna lo hizo económicamente independiente y le proporcionó el tiempo y los fondos necesarios para perseguir sus propios intereses. En 1889, Tesla se mudó de la tienda de Liberty Street que Peck y Brown habían alquilado y durante los siguientes doce años trabajó en una serie de talleres/laboratorios en Manhattan, como un laboratorio en el 175 de Grand Street (1889-1892), el cuarto piso del 33-35 South de la Quinta Avenida (1892-1895), y el sexto y séptimo pisos del 46-48 East de Houston Street (1895-1902).65​66​ Tesla y su personal contratado realizarían parte de su trabajo más importante en estos talleres.

    Ciudadano estadounidense

    El 30 de julio de 1891, Tesla se convirtió en ciudadano de los Estados Unidos a la edad de 35 años. Instaló su laboratorio en la Quinta Avenida con 35 sur, en la ciudad de Nueva York, en ese mismo año. Posteriormente lo trasladó a la calle Houston con 46 este. En este lugar, mientras realizaba experimentos sobre resonancia mecánica con osciladores electromecánicos, generó resonancia en algunos edificios vecinos y, aunque debido a las frecuencias utilizadas no afectó al suyo, sí generó quejas ante la policía: como la velocidad del resonador creció, y siendo consciente del peligro, se vio obligado a terminar el experimento utilizando un martillo, justo en el momento en que llegaron los agentes.

    También hizo funcionar lámparas eléctricas en dos lugares de Nueva York, proporcionando evidencia para el potencial de la trasmisión inalámbrica de energía.

    Algunas de sus amistades más cercanas eran artistas. Se hizo amigo de Robert Underwood Johnson, editor del Century Magazine, quien adaptó algunos poemas serbios de Jovan Jovanović Zmaj (que Tesla tradujo). También en esta época, Tesla fue influido por la filosofía védica (es decir, la doctrina hinduista) según los preceptos de Swami Vivekananda; en tal medida que después de su exposición a estas enseñanzas, empezó a usar palabras en sánscrito para nombrar algunos de sus conceptos fundamentales referentes a la materia y la energía.

    A los 36 años le fueron otorgadas las primeras patentes relacionadas con la alimentación polifásica y continuó con sus investigaciones sobre los principios del campo magnético rotativo. De 1892 a 1894 sirvió como vicepresidente del Instituto Americano de Ingenieros Eléctricos (American Institute of Electrical Engineers), el precursor, junto con el Institute of Radio Engineers, del actual IEEE. De 1893 a 1895, investigó la corriente alterna de alta frecuencia, generando una corriente alterna de un millón de voltios usando una bobina de Tesla cónica e investigó el efecto pelicular en conductores, diseñó circuitos LC, inventó una máquina para inducir el sueño,​ lámparas de descarga inalámbricas,​ y transmisión de energía electromagnética, construyendo el primer radiotransmisor. En San Luis, Misuri, hizo una demostración sobre radiocomunicación en 1893.

    En la Exposición Mundial Colombina de Chicago de 1893, hubo por primera vez un edificio dedicado a exposiciones eléctricas. En este evento Tesla y George Westinghouse presentaron a los visitantes la alimentación mediante corriente alterna que fue usada para iluminar la exposición. Además se exhibieron las lámparas fluorescentes y bombillas de Tesla de un solo nodo.

    También explicó los principios del campo magnético rotativo y del motor de inducción, demostrando cómo mantener verticalmente un huevo de cobre mediante su dispositivo conocido como "Huevo de Colón de Tesla".

    Desarrolló el llamado generador de Tesla en 1895, en conjunto con sus inventos sobre la licuefacción del aire. Sabía, por los descubrimientos de Kelvin, que el aire en estado de licuefacción absorbía más calor del requerido teóricamente, cuando retornaba a su estado gaseoso y era usado para mover algún dispositivo.​ Justo antes de finalizar su trabajo y patentar cualquier aplicación, ocurrió un incendio en su laboratorio, que destruyó todo su equipo, modelos e invenciones. Poco después, Carl von Linde, en Alemania, presentó una patente de la aplicación de este mismo proceso.

    Bobina Tesla

    En el verano de 1889, Tesla viajó a la Exposición Universal en París, donde se enteró de los experimentos de Heinrich Rudolf Hertz (realizados en 1886-88) que demostraron la existencia de radiación electromagnética, incluidas las ondas de radio. Encontró este nuevo descubrimiento "refrescante" y decidió explorarlo más a fondo. Al repetir, y luego expandir, estos experimentos, intentó alimentar una bobina de Ruhmkorff con un alternador de alta velocidad, que había estado desarrollando como parte de un sistema de lámpara de arco mejorado, pero descubrió que la corriente de alta frecuencia sobrecalentaba el núcleo de hierro y fundía el aislamiento entre los devanados principales y secundarios en la bobina. Para solucionar este problema, se le ocurrió su bobina de Tesla con un espacio de aire en lugar de material aislante entre los devanados primarios y secundarios, y un núcleo de hierro que se podía mover a diferentes posiciones dentro o fuera de la bobina.

    Iluminación inalámbrica

    Después de 1890, Tesla experimentó con la transmisión de potencia mediante acoplamiento inductivo y capacitivo, utilizando altos voltajes de corriente alterna generados con su bobina Tesla.​ Intentó desarrollar un sistema de iluminación inalámbrico basado en acoplamiento inductivo y capacitivo y realizó una serie de demostraciones públicas donde encendió tubos de Geissler e incluso bombillas incandescentes en un escenario.​ Pasó la mayor parte de la década trabajando en variaciones de esta nueva forma de iluminación con la ayuda de varios inversores, pero ninguna de las empresas logró sacar un producto comercial de sus hallazgos.

    En 1893 en St. Louis, Misuri, ante el Instituto Franklin de Filadelfia (Pensilvania) y ante la National Electric Light Association, Tesla dijo a los espectadores que estaba seguro de que un sistema como el suyo podría eventualmente conducir "señales inteligibles o incluso energía eléctrica a cualquier distancia sin el uso de cables" al conducirlas a través de la Tierra. Pensaba que solo era cuestión de tiempo que el hombre pudiese adaptar las máquinas al engranaje de la naturaleza, declarando: «Antes de que pasen muchas generaciones, nuestras máquinas serán impulsadas por energía obtenida en cualquier punto del universo».

    Generador oscilador a vapor

    Tratando de encontrar una forma mejor de generar corriente alterna, Tesla desarrolló un alternador accionado con vapor. Lo patentó en 1893 y lo presentó en la Exposición Mundial Colombina de Chicago de ese año. El vapor era forzado hacia el oscilador y se precipitaría a través de una serie de válvulas, empujando un pistón unido a una armadura hacia arriba y hacia abajo. La armadura magnética vibraba hacia arriba y hacia abajo a alta velocidad, produciendo un campo magnético alterno. Este campo inducía a su vez una corriente eléctrica alterna en las bobinas de alambre adyacentes. Eliminó las partes complicadas de una máquina/generadora de vapor, pero nunca se contempló como una solución de ingeniería factible para generar electricidad.

    Sistema polifásico y la Exposición de Chicago

    A principios de 1893, el ingeniero Benjamin G. Lamme de Westinghouse había progresado mucho desarrollando una versión eficiente del motor de inducción de Tesla, y Westinghouse Electric comenzó a calificar su sistema polifásico completo como el "Sistema Tesla Polifase". Creían que las patentes de Tesla les daban la prioridad sobre otros sistemas de corriente alterna.

    Westinghouse Electric le pidió a Tesla que participara en el Exposición Mundial Colombina de Chicago de 1893, donde la compañía tenía un gran espacio en un edificio dedicado a exhibiciones eléctricas. Westinghouse Electric ganó la licitación para iluminar la Exposición con corriente alterna y fue un evento clave en la historia de esta forma de electricidad, ya que la compañía demostró al público estadounidense la seguridad, fiabilidad y eficiencia de un sistema de corriente alterna completamente integrado. Tesla mostró una serie de efectos eléctricos relacionados con la corriente alterna, así como su sistema de iluminación inalámbrico, utilizando una demostración que había realizado anteriormente en toda América y Europa; incluyendo el uso de alto voltaje, y una corriente alterna de alta frecuencia para encender un lámpara de descarga inalámbricamente.

    Un observador anotó:

    Dentro de la sala se suspendieron dos placas de goma dura cubiertas con papel de aluminio. Estaban a unos quince pies de distancia, y servían como terminales de los cables que salían de los transformadores. Cuando se encendía la corriente, las lámparas o tubos, que no tenían cables conectados a ellos, sino que estaban sobre una mesa entre las placas suspendidas, o que podían sostenerse en la mano en casi cualquier parte de la habitación, se iluminaban. Estos fueron los mismos experimentos y el mismo aparato mostrado por Tesla en Londres unos dos años antes, "donde produjeron tanta maravilla y asombro".

    Tesla también explicó los principios del campo magnético rotativo en un motor de inducción al demostrar cómo hacer que un huevo de cobre se coloque de punta, usando un dispositivo que él construyó conocido como el Huevo de Colón, e introdujo su nuevo generador de corriente alterna con un oscilador alimentado a vapor.

    Consultoría en Niágara

    En 1893, Edward Dean Adams, que encabezaba la compañía que explotaría el salto hidroeléctrico adyacente a las Cataratas del Niágara, solicitó la opinión de Tesla sobre qué sistema sería mejor para transmitir la energía generada en las cataratas. Durante varios años, hubo una serie de propuestas y concursos abiertos sobre la mejor manera de usar la energía generada por las cataratas. Entre los sistemas propuestos por varias empresas de EE.UU. y Europa se encontraban las corrientes alternas bifásicas y trifásicas, las corrientes continuas de alta tensión y sistemas de aire comprimido. Adams se dirigió a Tesla para obtener información sobre el estado actual de todos los sistemas de la competencia, y este le aconsejó que un sistema de dos fases sería el más fiable, y que había un sistema de Westinghouse para encender bombillas incandescentes usando corriente alterna de dos fases. La compañía adjudicó un contrato a Westinghouse Electric para construir un sistema de generación de corriente alterna de dos fases en las Cataratas del Niágara, basado en el asesoramiento de Tesla y la demostración de Westinghouse en la Exposición Colombina de que podrían construir un sistema de corriente alterna completo. Al mismo tiempo, se otorgó un contrato adicional a General Electric para construir el sistema de distribución de la corriente generada.

    Algunas personas creen falsamente que en las cataratas del Niágara se construyó la primera central hidroeléctrica gracias a los desarrollos de Tesla en 1893, consiguiendo en 1896 transmitir electricidad a la ciudad de Búfalo (Nueva York). Las primeras centrales hidroeléctricas se desarrollaron primero en Europa en 1878-1885. Tras 1885 Westinghouse contrató, entre otros, a William Stanley, Oliver B. Shallenberger y Benjamin Lamme, para construir sistemas de potencia de corriente alterna en todo EEUU. Tesla no se unió a Westinghouse hasta 1888.

    La Compañía Nikola Tesla

    En 1895, Edward Dean Adams, impresionado con lo que vio cuando recorrió el laboratorio de Tesla, aceptó ayudar a fundar la empresa Nikola Tesla, creada para financiar, desarrollar y comercializar una variedad de patentes e invenciones anteriores de Tesla, así como otras nuevas. Alfred Brown firmó, trayendo patentes desarrolladas bajo Peck and Brown. El consejo de la empresa se completó con William Birch Rankine y Charles F. Coaney. Encontraron pocos inversores, dado que a mediados de la década de 1890 se vivía un momento difícil desde el punto de vista financiero, y las patentes inalámbricas de iluminación y osciladores que se establecieron en el mercado nunca se materializaron. La compañía manejaría las patentes de Tesla en las décadas siguientes.

    Incendio del laboratorio

    En la madrugada del 13 de marzo de 1895, el edificio de la Quinta Avenida Sur que albergaba el laboratorio de Tesla se incendió. El fuego comenzó en el sótano del inmueble y fue tan intenso que el laboratorio de Tesla situado en el cuarto piso se quemó y colapsó en el segundo piso. El incendio no solo retrasó los proyectos en curso de Tesla, sino que también destruyó una colección de notas tempranas y material de investigación, modelos y piezas de demostración, incluidas muchas que habían sido expuestas en la Exposición Colombina de 1893. Tesla dijo al The New York Times: "Estoy demasiado apenado para hablar. ¿Qué puedo decir?" Después del incendio, Tesla se mudó al 46-48 de East Houston Street y reconstruyó su laboratorio en los pisos 6 y 7.

    Experimentos con rayos X

    En 1898, Tesla hizo una demostración de un barco controlado por radio que esperaba vender como un torpedo guiado a las marinas de todo el mundo.

    En 1894, Tesla empezó a investigar los que después se llamaron rayos X. En el incendio de su laboratorio en 1895 se perdió todo su trabajo, según afirmó el propio Tesla. Mientras tanto, en noviembre de ese mismo año, el científico alemán Wilhelm Röntgen concluía su extensa y sistemática investigación de los rayos X, publicando sus conclusiones en 1895. La primera publicación de Tesla sobre los "rayos de Rontgen" data de 1895.

    Según el propio Tesla narra, usó su propio tubo de vacío (similar a su patente Patente USPTO nº 514170: «#514,170»). Este dispositivo difería de otros tubos de rayos X por el hecho de no tener electrodo receptor. El término moderno para el fenómeno producido por este artefacto es Bremsstrahlung (o radiación de frenado).

    En sus primeras investigaciones Tesla diseñó algunos experimentos para producir rayos X. Afirmó que con estos circuitos, «el instrumento podrá generar rayos de Roentgen de mayor potencia que la obtenida con aparatos ordinarios».

    También mencionó los peligros de trabajar con sus circuitos y con los rayos X producidos por sus dispositivos de un solo nodo. De muchas de sus notas en las investigaciones preliminares de este fenómeno, atribuyó el daño de la piel a varias causas. Creyó que inicialmente el daño no podría ser causado por los rayos de Roentgen, sino por el ozono generado al contacto con la piel y en parte también al ácido nitroso. Pensaba que se trataba de ondas longitudinales, como las producidas por las ondas en plasmas.

    Radiocontrol remoto

    En 1898, Tesla demostró en público un barco que controlaba usando un radiocontrol basado en un cohesor -que denominó "telautomaton"- durante una exposición eléctrica en el Madison Square Garden. La multitud que presenció la demostración hizo afirmaciones escandalosas sobre el funcionamiento del barco, tales como magia, telepatía o que estaba siendo pilotado por un mono entrenado oculto en su interior. Tesla intentó vender su idea al ejército de los EE.UU. como un tipo de torpedo controlado por radio, pero la marina mostró poco interés. El radiocontrol remoto siguió siendo una novedad hasta la Segunda Guerra Mundial, cuando varios países lo usaron en sus programas militares. Tesla aprovechó la oportunidad para demostrar aún más la "Teleautomática" en una conferencia pronunciada en una reunión del Club Comercial de Chicago, mientras viajaba a Colorado Springs, el 13 de mayo de 1899.

    Transmisión de energía eléctrica sin cables

    Nikola Tesla, con el libro de Ruđer Bošković Theoria Philosophiae Naturalis, frente a la espiral de la bobina de su transformador de alto voltaje en East Houston Street, Nueva York.

    Desde la década de 1890 hasta 1906, Tesla gastó gran parte de su tiempo y fortuna en una serie de proyectos para desarrollar la transmisión inalámbrica de energía. Fue una expansión de su idea de usar bobinas para transmitir la potencia que había estado demostrando en la iluminación inalámbrica. Vio este procedimiento no solo como una forma de transmitir grandes cantidades de energía en toda la Tierra, sino también, como había señalado en sus conferencias anteriores, una forma de transmitir comunicaciones en todo el mundo.

    En el momento en que Tesla estaba formulando sus ideas, no había una forma factible de transmitir de forma inalámbrica señales de comunicación a largas distancias, y mucho menos grandes cantidades de energía. Había estudiado las ondas de radio desde el principio y llegó a la conclusión de que parte del estudio existente sobre ellas, realizado por Hertz, era incorrecto. Además, esta nueva forma de radiación era ampliamente considerada en ese momento como un fenómeno de corta distancia que parecía extinguirse en menos de una milla. Tesla notó que, incluso si las teorías sobre ondas de radio eran verdaderas, no tenían ningún valor para los propósitos previstos, ya que esta forma de "luz invisible" disminuiría a distancia como cualquier otra radiación y la haría viajar en línea recta hacia el espacio, "perdiéndose irremediablemente".

    A mediados de la década de 1890, Tesla estaba trabajando en la idea de que podría conducir electricidad a larga distancia a través de la Tierra o la atmósfera, y comenzó a desarrollar experimentos para probar esta idea, incluyendo la instalación de un gran transformador de resonancia basado en una bobina de Tesla ubicado en su laboratorio de East Houston Street. Parece que tomó prestada la idea común en aquel momento de que la atmósfera de la Tierra era conductiva, y propuso un sistema compuesto por globos suspendidos, transmisores y receptores, electrodos en el aire por encima de 9.000 m de altitud, donde pensó que la presión más baja le permitiría enviar altos voltajes (millones de voltios) a largas distancias.

    Su «sistema mundial para la transmisión de energía eléctrica sin cables» basado en la conductividad eléctrica de la Tierra, funcionaría mediante la transmisión de energía por varios medios naturales y el uso subsiguiente de la corriente trasmitida entre los dos puntos para alimentar dispositivos eléctricos.

    Tesla afirmó haber demostrado la transmisión inalámbrica de energía a principios de 1891. Sin embargo nunca pudo llevarla a la práctica de una forma eficiente.

    Colorado Springs

    En 1899, Tesla se traslada a un laboratorio en Colorado Springs, Estados Unidos, para iniciar sus experimentos con alta tensión y mediciones de campo eléctrico. Los objetivos trazados por Tesla en este laboratorio eran: desarrollar un transmisor de gran potencia, perfeccionar los medios para individualizar y aislar la potencia transmitida y determinar las leyes de propagación de las corrientes sobre la Tierra y su atmósfera. Durante los ocho meses que estuvo en Colorado Springs, Tesla escribió notas con una detallada descripción de sus investigaciones día a día. Allí dedicó la mitad de su tiempo a medir y probar su enorme bobina Tesla y otro tanto a desarrollar receptores de pequeñas señales y a medir la capacidad de una antena vertical. También realizó observaciones sobre bolas de fuego, que afirmaba haber producido. Un día, notó un comportamiento inusual de un instrumento que registraba tormentas, un cohesor rotativo. Se trataba de un instrumento que realizaba registros cuando una tormenta se aproximaba y se alejaba de su laboratorio. Concluyó que se trataba de la existencia de ondas estacionarias, que podían ser creadas por su oscilador. Con equipos sensibles pudo realizar mediciones de rayos que caían a gran distancia de su laboratorio, observando que las ondas de las descargas crecían hasta un pico y luego decrecían antes de repetir el ciclo total. Tesla sugirió que esto se debía al hecho de que la Tierra y la atmósfera poseían electricidad, lo que hacía que el planeta se comportara como un conductor de dimensiones ilimitadas, en el que era posible hacer transmisión de mensajes telegráficos sin hilos, y todavía más; transmitir potencia eléctrica a cualquier distancia terrestre, casi sin pérdidas, por medio de sus conocimientos de resonancia. Tesla había descubierto que podía producir un anillo alrededor de la Tierra como una campana, con descargas cada dos horas, y también que podía hacerlo resonar eléctricamente. Encontró que la resonancia del planeta era del orden de los 10 Hz, un valor realmente exacto para su época, ya que hoy en día se sabe que es de 8 Hz. Después de que descubriera cómo crear ondas eléctricas permanentes para transmitir potencia eléctrica alrededor del mundo, el científico alemán W. O. Schumann postuló que la Tierra conductiva y la ionosfera forman una guía de onda esférica, a través de la cual se pueden propagar ondas electromagnéticas de muy baja frecuencia (conocidas como ELF por sus siglas en inglés), generadas por la actividad de los rayos a escala mundial, con valores cercanos a los 8 Hz, fenómeno que se conoce como la resonancia Schumann. Tesla realizó trabajos mucho más avanzados que los otros pioneros de la transmisión sin hilos, Hertz y Marconi, quienes usaron altas frecuencias que no resonaban con la Tierra, a diferencia de las ondas de radio de altas longitudes de onda empleadas por Tesla, que tenían la ventaja de ser recibidas en sitios remotos de la Tierra, o en las profundidades del mar, para mantener la comunicación entre naves de superficie y submarinos.

    En su laboratorio de Colorado Springs, observó señales inusuales que más tarde creyó podrían ser evidencia de comunicaciones de radio extraterrestre provenientes de Venus o Marte.Notó que eran señales repetitivas, pero con una naturaleza distinta a las observadas en tormentas y ruido terrestre. Tesla mencionó que sus invenciones podrían ser usadas para hablar con otros planetas. Y afirmó que inventó el "Teslascopio" para ese propósito. Actualmente se debate sobre el tipo de señales que Tesla pudo recibir, que podrían ser resultado de la radiación natural extraterrestre,​ aunque de todas formas, ha quedado para la historia de la ciencia como el precursor de la radioastronomía.

    El 7 de enero de 1900, Tesla dejó Colorado Springs, no sin antes trasladarse durante ciertos períodos de tiempo a la localidad cercana de Cripple Creek, en donde realizaba experimentos colocando bombillas sobre el terreno y, comentaban asombrados sus vecinos, estas se encendían solas. El laboratorio fue demolido y su contenido vendido para pagar las deudas. El conjunto de los experimentos allí preparados por Tesla para el establecimiento de la transmisión de telecomunicaciones inalámbricas trasatlánticas fue conocido como Wardenclyffe.

    Se dice que Nikola Tesla no hacía planos, sino que lo memorizaba todo. Buena parte de la etapa final de su vida la vivió absorto con el proceso judicial que entabló en lo relativo a la invención de la radio, que se disputaba con Marconi, pues Tesla había inventado un dispositivo similar al menos 15 años antes que él. En la década de 1960, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos dictaminó que la patente relativa a la radio era legítimamente propiedad de Tesla, reconociéndolo de forma legal como inventor de esta, si bien esto no trascendió a la opinión pública, que todavía considera a Marconi como su inventor.

    Algunos de sus estudios nadie podía descifrarlos debido a su enorme capacidad inductiva. Para la mayoría de sus proyectos ideaba los documentos de cabeza, le bastaba con tener la imagen de dicho objeto sin saber cómo funcionaba, simplemente lo elaboraba sin saber que podía suponer un gran avance para la humanidad.​ Fue un lector minucioso de la teoría física de Ruđer Bošković.

    Se especula que ideó un sistema de transmisión de electricidad inalámbrico, de tal suerte que la energía podría ser llevada de un lugar a otro mediante ondas de naturaleza no hertzianas. Dicho sistema se basaría en la capacidad de la ionosfera para conducir electricidad, la potencia se transmitiría a una frecuencia de 6 Hz con una enorme torre llamada Wardenclyffe Tower, para valerse de la resonancia Schumann como medio de transporte.

    Hoy en día se sabe que esta frecuencia es de 7,83 Hz y no de 6 , aunque realmente varía desde 7,83 Hz a 12 Hz, según la actividad solar y el estado de la ionosfera. Si bien se ha creído que el fracaso del proyecto se dio por problemas financieros, otras versiones aseguran que en realidad las ideas de Tesla para la torre (planeaba utilizar la Tierra como conductora de la electricidad a todo el globo) no funcionaron y que volvió a pedirle dinero a Morgan, pero este, decepcionado ante los resultados, se negó. Algunos expertos de la actualidad han intentado estudiar cómo se suponía que funcionara la Torre Wardenclyffe, pero generalmente terminan con más preguntas que respuestas. No está del todo claro qué método pretendía utilizar Tesla para transmitir electricidad y muchos creen que tal vez ni siquiera él mismo lo tenía definido.

    Tesla recorrió Nueva York tratando de encontrar inversores para lo que pensó que sería un sistema viable de transmisión inalámbrica, invitándolos a cenar en el Palm Garden del Waldorf Astoria (el hotel donde vivía en ese momento), The Players Club y el restaurante Delmonico. En marzo de 1901, obtuvo 150.000 dólares (equivalentes a unos 4,4 millones de dólares de 2018) de J. P. Morgan a cambio de una participación del 51% sobre cualquier patente inalámbrica generada, y comenzó a planear la instalación de la Torre Wardenclyffe para ser construida en Shoreham (Nueva York), unos 160 km al este de la ciudad, en la costa norte de Long Island.

    En julio de 1901, había expandido sus planes para construir un transmisor más potente para pasar por delante del sistema de radio de Marconi, que Tesla pensó que era una copia de su propio sistema.​ Se acercó a Morgan para pedirle más dinero y poder construir el sistema más grande, pero Morgan se negó a proporcionar más fondos.

    En diciembre de 1901, Marconi transmitió con éxito la letra S de Inglaterra a Newfoundland, derrotando a Tesla en la carrera por ser el primero en completar dicha transmisión. Un mes después del éxito de Marconi, Tesla intentó hacer que Morgan respaldara un plan aún más grande para transmitir mensajes y energía mediante el control de "vibraciones en todo el mundo". Durante los cinco años siguientes, Tesla escribió más de 50 cartas a Morgan, implorando y exigiendo fondos adicionales para completar la construcción de Wardenclyffe. Continuó el proyecto durante otros nueve meses en 1902. La torre se erigió en su totalidad, hasta alcanzar los 57 m de altura.En junio de 1902, trasladó sus operaciones desde el laboratorio de Houston Street a Wardenclyffe.

    Los inversores de Wall Street estaban poniendo su dinero en el sistema de Marconi, y algunos medios de prensa comenzaron a volverse contra el proyecto de Tesla, alegando que era un engaño.​ El proyecto se detuvo en 1905, y en 1906, los problemas financieros y otros eventos pudieron llevar a Tesla a sufrir un ataque de nervios.​ Tuvo que hipotecar la propiedad Wardenclyffe para cubrir sus deudas en el Waldorf Astoria, que finalmente ascendieron a 20.000 dólares (aproximadamente medio millón de dólares de 2018). Perdió la propiedad por ejecución hipotecaria en 1915, y en 1917, la Torre fue demolida por el nuevo propietario para hacer del suelo un activo inmobiliario más viable.

    Años posteriores

    Después de que Wardenclyffe cerró, Tesla continuó escribiendo a Morgan. Tras la muerte de "el gran hombre", escribió al hijo de Morgan, Jack, tratando de obtener más fondos para el proyecto. En 1906, abrió oficinas en el 165 de Broadway en Manhattan, tratando de recaudar más fondos desarrollando y comercializando sus patentes. Más adelante pasó a tener oficinas en la Metropolitan Life Tower de 1910 a 1914; a estar alquilado durante unos meses en el Woolworth Building (de donde tuvo que mudarse porque no podía pagar el alquiler); y finalmente a las oficinas de 8 West 40th Street, donde permaneció de 1915 a 1925. Cuando se mudó a esta última oficina, estaba en bancarrota: la mayoría de sus patentes se habían agotado y estaba teniendo problemas con los nuevos inventos que trataba de desarrollar.

    Turbina sin álabes

    En su 50 cumpleaños, en 1906, Tesla demostró una turbina sin álabes de 200 CV de potencia y capaz de girar a 16.000 rpm. Entre 1910 y 1911 se probaron varios de sus motores de turbina sin paletas (de entre 100 y 5000 CV) en la Central eléctrica de Waterside de Nueva York.141​ Colaboró en este desarrollo con varias compañías, incluyendo el período 1919-1922 trabajando con la Allis-Chalmers en Milwaukee.142​143​ Pasó la mayor parte de su tiempo tratando de perfeccionar la turbina Tesla con Hans Dahlstrand, el ingeniero jefe de la empresa, pero las dificultades de ingeniería hicieron que nunca se convirtiera en un dispositivo práctico. Tesla licenció la idea a una empresa de instrumentos de precisión y encontró uso en forma de exactos velocímetros y de otros instrumentos.

    Demandas acerca de sistemas inalámbricos

    Cuando estalló la Primera Guerra Mundial, los británicos interceptaron el cable telegráfico transatlántico que unía los EE.UU. con Alemania para controlar el flujo de información entre los dos países. También trataron de cortar la comunicación inalámbrica alemana desde y hacia los Estados Unidos, haciendo que la empresa estadounidense Marconi demandase a la compañía de radio alemana Telefunken por infracción de patente. Telefunken convocó a los físicos Jonathan Zenneck y Carl Ferdinand Braun para su defensa, y contrató a Tesla como testigo durante dos años por 1000 dólares al mes. El caso se estancó y luego quedó sin efecto cuando los EE.UU. entraron en guerra contra Alemania en 1917.

    En 1915, Tesla intentó demandar a la Compañía Marconi por infringir sus patentes de sintonización inalámbrica. La patente de radio inicial de Marconi había sido adjudicada en los EE.UU. en 1897, pero su solicitud de patente de 1900, que cubría mejoras a la transmisión de radio, había sido rechazada varias veces antes de su aprobación final en 1904, con base en que infringía otras patentes existentes, incluidas dos patentes de ajuste inalámbrico de Tesla de 1897. El caso de 1915 de Tesla quedó en nada, pero en un caso relacionado, donde la compañía Marconi intentó demandar al gobierno de EE.UU. por infracciones de patentes durante la Primera Guerra Mundial, una decisión de la Corte Suprema de los Estados Unidos de 1943 restauró las patentes anteriores de Oliver Joseph Lodge, John Stone y Tesla. El tribunal declaró que su decisión no tenía relación con la reclamación de Marconi como el primero en lograr la transmisión de radio, solo que dado que la demanda de Marconi sobre ciertas mejoras patentadas era cuestionable, la compañía no podía reclamar una infracción sobre esas mismas patentes.

    Rumores sobre el Premio Nobel

    El 6 de noviembre de 1915, un informe de la agencia de noticias Reuters de Londres le otorgó el Premio Nobel de Física de 1915 a Thomas Edison y a Nikola Tesla; sin embargo, el 15 de noviembre, un despacho de Reuters desde Estocolmo declaró que el premio de ese año estaba siendo otorgado a Sir William Henry Bragg y a su hijo William Lawrence Bragg "por sus servicios en el análisis de la estructura cristalina por medio de rayos X". Hubo rumores infundados en aquel momento de que tanto Tesla como Edison habían rechazado el premio.  La Fundación Nobel señaló que: "Cualquier rumor de que una persona no ha recibido un Premio Nobel porque ha hecho conocer su intención de rechazar la recompensa es ridículo"; un destinatario podría rechazar un Premio Nobel solo después de que se le anuncie como ganador.

    Ha habido afirmaciones posteriores de los biógrafos de Tesla de que Edison y Tesla fueron los destinatarios originales y que ninguno recibió el premio debido a su animosidad entre ellos; que cada uno trató de minimizar los logros y el derecho a ganar el premio del otro; que ambos rechazaron aceptar el premio si el otro lo recibía primero; que ambos rechazaron cualquier posibilidad de compartirlo; e incluso que un acaudalado Edison se negó a evitar que Tesla recibiera el premio en metálico de 20.000 dólares.

    En los años posteriores a estos rumores, ni Tesla ni Edison ganaron el premio (aunque Edison recibió una de las 38 posibles candidaturas en 1915 y Tesla recibió una de las 38 candidaturas posibles en 1937).

    Otras ideas

    Tesla intentó comercializar varios dispositivos basados en la producción de ozono, para lo que fundó la Tesla Ozone Company, que vendía un dispositivo patentado en 1896 basado en su bobina Tesla, utilizado para burbujear el ozono a través de diferentes tipos de aceites con el fin de fabricar un gel terapéutico.También trató de desarrollar una variación de este proceso unos años más tarde, como sistema desinfectante para locales hospitalarios.

    Teorizó que la aplicación de electricidad al cerebro mejoraba la inteligencia. En 1912, elaboró ​​"un plan para iluminar a los estudiantes aburridos saturándolos inconscientemente con electricidad", cableando las paredes de un aula y "saturando [el aula] con ondas eléctricas infinitesimales que vibran a alta frecuencia. El Sr. Tesla afirma que se convierte en un estimulante y saludable "baño electromagnético". El plan fue, al menos provisionalmente, aprobado por el entonces superintendente de las escuelas de la ciudad de Nueva York, William H. Maxwell.

    En la edición de agosto de 1917 de la revista Electrical Experimenter , Tesla postuló que la electricidad podría usarse para localizar submarinos usando el reflejo de un "rayo eléctrico" de "elevada frecuencia", con la señal vista en una pantalla fluorescente (un sistema que se ha observado que tiene un parecido superficial con el radar moderno).​ Tesla estaba equivocado en su suposición de que las ondas de radio de alta frecuencia penetrarían en el agua.Émile Girardeau, quien ayudó a desarrollar el primer sistema de radar de Francia en la década de 1930, afirmaba que la especulación general de Tesla de que se necesitaría una señal de alta frecuencia muy fuerte era correcta. Girardeau manifestó que "(Tesla) estaba profetizando o soñando, ya que no tenía medios para llevarlos a cabo, pero uno debe agregar que si estaba soñando, al menos estaba soñando correctamente".

    En 1928, recibió la Patente USPTO nº 1,655,114, para un biplano capaz de despegar verticalmente (un avión VTOL), que tras ser "inclinado gradualmente a través de la manipulación de dispositivos elevadores" una vez que había despegado, era capaz de volar como un avión convencional. Pensó que el avión se vendería por menos de 1000 dólares,​ aunque fue calificada como una aeronave poco práctica ​ Esta sería su última patente, cerrando acontinuación su última oficina en 350 Madison Ave., a la que se había mudado dos años antes.

    Muerte

    El 7 de enero de 1943, a la edad de 86 años, Tesla murió solo en la habitación 3327 del Wyndham New Yorker Hotel. Su cuerpo fue encontrado por una doncella que entró en la habitación de Tesla, ignorando el cartel de "no molestar" que el propio Tesla había colocado en su puerta dos días antes. Un médico forense examinó el cuerpo y dictaminó que la causa de la muerte había sido una trombosis coronaria.

    Dos días después, el FBI ordenó que la Custodia de Propiedades Extranjeras se apropiara de las pertenencias del difunto,aunque Tesla era ciudadano estadounidense. John G. Trump, profesor del M.I.T. y un conocido ingeniero eléctrico que prestaba servicios como ayudante técnico del National Defense Research Committee, fue llamado para analizar los artículos de Tesla, que estaban en custodia.​ Después de una investigación de tres días, el informe de Trump concluyó que no había nada que pudiera constituir un riesgo en manos hostiles, concluyendo que: Los pensamientos y esfuerzos de [Tesla] durante al menos los últimos 15 años fueron principalmente de carácter especulativo, filosófico y algo promocionales, a menudo relacionados con la producción y transmisión inalámbrica de energía; pero no incluyó principios o métodos nuevos, sólidos y viables para realizar tales cometidos.

    En una caja que supuestamente contenía una parte del "rayo de la muerte" de Tesla, Trump encontró una caja de décadas (una sencilla caja conmutadora de resistencias eléctricas) de 45 años de antigüedad.

    El 10 de enero de 1943, el alcalde de la ciudad de Nueva York, Fiorello La Guardia, leyó en directo un panegírico escrito por el autor esloveno Louis Adamic en la emisora de radio WNYC, mientras que las piezas de violín "Ave María" y la canción popular serbia "Tamo daleko" se escuchaban en segundo plano. El 12 de enero, dos mil personas asistieron a un funeral de estado en la Catedral de San Juan el Divino. Después del funeral, el cuerpo de Tesla fue llevado al Cementerio Ferncliff en Ardsley, Nueva York, donde fue incinerado. Al día siguiente, un segundo servicio fue conducido por destacados sacerdotes en la Capilla de la Trinidad (hoy Catedral serbia ortodoxa de San Java) en la ciudad de Nueva York.

    Posesiones

    En 1952, la insistencia del sobrino de Tesla, Sava Kosanović, consiguió que todas la propiedades de Tesla fueran enviadas a Belgrado en 80 baúles marcados con las letras NT.101​ En 1957, la secretaria de Kosanović, Charlotte Muzar, transportó las cenizas de Tesla de Estados Unidos a Belgrado. Las cenizas se muestran en una esfera dorada sobre un pedestal de mármol en el Museo Nikola Tesla.

    Personalidad y Modo de vida.

    Desde 1900 vivía en el Hotel Waldorf Astoria de Nueva York, acumulando una gran factura.170​ En 1922, se trasladó al Hotel St. Regis, y seguiría un patrón a partir de entonces de mudarse a un nuevo hotel cada pocos años, dejando cuentas impagadas.

    Paseaba hasta un parque todos los días para alimentar a las palomas. Se dedicó a alimentarlas en la ventana de la habitación de su hotel, atrayendo a los pichones heridos para curarlos.Afirmaba que era visitado diariamente por una paloma blanca que había recogido cuando estaba herida. Se gastó más de 2000 dólares, incluyendo la construcción de un dispositivo que sostuvo al animal cómodamente para que sus huesos pudieran sanar, curando sus alas y patas rotas.​ Tesla declaró: He estado alimentando palomas, miles de ellas durante años. Pero había una, un pájaro hermoso, de color blanco puro con puntas gris claro en sus alas; ese era diferente. Era una hembra. Solo tenía que desear llamarla y ella venía volando hacia mí. Me encantaba esa paloma como un hombre ama a una mujer, y ella me amaba. Mientras la tuve, hubo un propósito en mi vida.

    Las facturas impagadas de Tesla y las quejas sobre el desastre de su alimentación a las palomas lo obligaron a abandonar el St. Regis en 1923, el Hotel Pennsylvania en 1930 y el Hotel Governor Clinton en 1934. En un momento dado, también ocupó habitaciones en el edificio JPMorgan Chase Tower de Nueva York.

    En 1934, se mudó al Hotel Wyndham New Yorker, y la Westinghouse Electric & Manufacturing Company comenzó a pagarle 125 dólares por mes, además de abonar su alquiler, gastos que la compañía pagaría durante el resto de la vida de Tesla. El relato de cómo se llegó a esta situación varían. Distintas fuentes dicen que Westinghouse estaba preocupado (o había sido advertido) por la posible mala publicidad en torno a las condiciones empobrecidas bajo las cuales vivía su ex inventor estrella.​ El pago ha sido descrito como una "tarifa de consultoría" para evitar la aversión de Tesla a aceptar caridad, o como algún tipo de compensación no especificada.

    Conferencias de prensa de cumpleaños

    En 1931, Kenneth Swezey, un joven escritor que había estado asociado con Tesla por un tiempo, organizó una celebración para el 75° cumpleaños del inventor. Tesla recibió cartas de felicitación de más de 70 pioneros de la ciencia y la ingeniería, incluido Albert Einstein,y también apareció en la portada de Time magazine.​ La leyenda de la portada "Todo el mundo es su central eléctrica" destacó su contribución a la generación de energía eléctrica. La fiesta fue tan celebrada, que Tesla la convirtió en un evento anual, una ocasión en la que sacaba una gran cantidad de comida y bebida (con platos de su propia creación) e invitaba a la prensa a ver sus inventos y escuchar historias sobre hazañas pasadas, opiniones sobre eventos actuales, o algunas veces anuncios extraños o desconcertantes.

    Con ocasión de su cumpleaños en 1932, Tesla afirmó que había inventado un motor que funcionaría gracias a la radiación cósmica.​. En 1933, a la edad de 77 años, dijo a los periodistas que, después de treinta y cinco años de trabajo, estaba a punto de producir pruebas de una nueva forma de energía. Afirmó que era una teoría de la energía que estaba "violentamente opuesta" a la física de Einstein, y podría ser aprovechada con un aparato que sería barato de ejecutar y duraría 500 años. También dijo a los periodistas que estaba trabajando en una forma de transmitir longitudes de onda de radio privadas individualizadas, investigando en avances de metalurgia y desarrollando una forma de fotografiar la retina para registrar el pensamiento.

    En la fiesta de 1934, Tesla dijo a los periodistas que había diseñado una superarma que, según él, terminaría con todas las guerras. La llamaría "teleforce", pero usualmente se la mencionaba como su rayo de la muerte.La describió como un arma defensiva que se pondría en la frontera de un país para ser utilizada contra el ataque de la infantería o de aeronaves. Tesla nunca reveló durante su vida los planes detallados de cómo el arma podía funcionar, pero en 1984, salieron a la luz en el archivo del Museo Nikola Tesla de Belgrado.​ El tratado, titulado "El nuevo arte de proyectar energía concentrada no dispersiva a través de los medios naturales", describe un tubo de vacío abierto en un lado con un sellado de gas que permite que las partículas salgan, un método para cargar lingotes de tungsteno o de mercurio a millones de voltios, y dirigir la corriente resultante mediante repulsión electrostática. Tesla intentó interesar al Departamento de Defensa de los Estados Unidos,192​ el Reino Unido, la Unión Soviética y Yugoslavia en el dispositivo.

    En 1935, en su 79 fiesta de cumpleaños, Tesla cubrió muchos temas. Afirmó haber descubierto el rayo cósmico en 1896 e inventó una forma de producir corriente directa por inducción, y realizó muchas afirmaciones sobre su oscilador mecánico.​ Describiendo el dispositivo (que esperaba que le haría ganar 100 millones de dólares en dos años), dijo a los periodistas que una versión de su oscilador había causado un terremoto en su laboratorio de 46 East Houston Street y en las calles vecinas en el centro de la ciudad de Nueva York en 1898. Siguió diciendo a los periodistas que su oscilador podría destruir el Empire State Building con 5 libras de presión de aire. También explicó una nueva técnica que desarrolló usando sus osciladores, que llamó "telegeodinámica", utilizándola para transmitir vibraciones al suelo que, según afirmó, funcionarían a cualquier distancia para ser utilizadas para la comunicación o para localizar depósitos minerales subterráneos.

    Costumbres

    Tesla trabajaba todos los días desde las 9:00 a.m. hasta las 6:00 p.m. o más tarde, con una cena exactamente a las 8:10 p.m., en el restaurante Delmonico y más adelante en el Waldorf Astoria. Pedía su cena por teléfono al maitre, quien también debía ser el único que la sirviera. "La comida debía estar lista a las ocho en punto... Cenaba solo, excepto en las raras ocasiones en que daba una cena a un grupo para cumplir con sus obligaciones sociales. A continuación, Tesla reanudaba su trabajo, a menudo hasta las 3:00 a.m."

    Para hacer ejercicio, caminaba entre 13 y 16 km cada día. Todas las noches flexionaba los dedos de sus pies cien veces, afirmando que estimulaba sus células cerebrales.

    En una entrevista con el editor de periódicos Arthur Brisbane, dijo que no creía en la telepatía, y comentó que: "Supongamos que pienso en asesinarte", dijo, "en un segundo lo sabrías. ¿No es maravilloso? ¿Por qué proceso realizaría la mente todo esto?" En la misma entrevista, afirmó que creía que todas las leyes fundamentales podrían reducirse a una.

    Tesla se hizo vegetariano en sus últimos años, viviendo solo de leche, pan, miel y jugos de vegetales.

    Apariencia

    Tesla medía 1,88 m de altura y pesaba 64 kg, con casi ninguna variación de peso desde 1888 hasta alrededor de 1926. Su aspecto fue descrito por el editor periodístico Arthur Brisbane como "casi el hombre más alto, casi el más delgado y sin duda, el más serio que va a Delmonico regularmente". Era una figura elegante y estilizada en la ciudad de Nueva York, meticuloso en su aseo y vestimenta, y ordenado en sus actividades cotidianas, un aspecto que mantuvo para promover sus relaciones comerciales.​ También se ha dicho que tenía los ojos claros, "manos muy grandes" y "enormes pulgares".

    Memoria eidética

    Tesla leyó muchas obras, memorizó libros completos y supuestamente tenía una memoria eidética. Era polígloto, dominando ocho idiomas: serbocroata, checo, inglés, francés, alemán, húngaro, italiano y latín. En su autobiografía relató que experimentaba ciertos momentos concretos de inspiración. Durante sus primeros años, padeció repetidamente episodios en los que estuvo enfermo. Sufría una aflicción peculiar, consistente en que destellos cegadores de luz aparecían ante sus ojos, a menudo acompañados de visiones. ​ A menudo, las visiones estaban relacionadas con una palabra o una idea que podría haber encontrado; en otras ocasiones le proporcionarían la solución a un problema particular que se había planteado. Con solo escuchar el nombre de un elemento, podría visualizarlo con detalles realistas.​ Tesla visualizaría una invención en su mente con extrema precisión, incluidas todas sus dimensiones, antes de pasar a la etapa de construcción, una técnica a veces conocida como dibujo mental. Por lo general, no hacía dibujos a mano, sino que trabajaba de memoria. Desde su infancia, tuvo frecuentes ráfagas de recuerdos relativas a eventos que habían sucedido previamente en su vida.

    Hábitos de sueño

    Tesla afirmó que nunca dormía más de dos horas por noche. Sin embargo, admitió haber estado "dormitando" de vez en cuando "para recargar sus baterías".​ Durante su segundo año de estudio en Graz, desarrolló una afición apasionada por competir al billar, al ajedrez y a las cartas, a veces pasando más de 48 horas seguidas en una mesa de juego.​ En una ocasión trabajó durante 84 horas sin descanso en su laboratorio. Kenneth Swezey, un periodista del que Tesla se hizo amigo, confirmó que el inventor rara vez dormía. Swezey recordaba una madrugada, cuando Tesla lo llamó a las 3 am: "Estaba durmiendo en mi habitación como un muerto... De repente, el timbre del teléfono me despertó... [Tesla] habló animadamente, con pausas, [como solía hacer]... solucionó un problema, comparó una teoría con otra, lo comentó, y cuando sintió que había llegado a la solución, de repente colgó el teléfono."

    Relaciones personales

    Tesla nunca se casó, explicando que su castidad fue muy útil para sus capacidades científicas.​ Una vez dijo que en su juventud sentía que nunca podría ser lo suficientemente digno para una mujer, considerando a las mujeres superiores en todos los sentidos. Su opinión se había visto influida en los últimos años cuando contempló cómo las mujeres estaban tratando de superar a los hombres y hacerse más dominantes. Esta "nueva mujer" suscitó mucha indignación por parte de Tesla, que sentía que las mujeres estaban perdiendo su feminidad al tratar de alcanzar el poder. En una entrevista con el Galveston Daily News del 10 de agosto de 1924, declaró: "En lugar de la suave voz de mi adoración reverente, ha llegado la mujer que piensa que su principal éxito en la vida reside en hacerse a sí misma tanto como sea posible, adoptando la vestimenta, la voz y las acciones del hombre, en los deportes y en logros de todo tipo... La tendencia de las mujeres a apartar al hombre, suplantar el antiguo espíritu de cooperación con él en todos los asuntos de la vida, es muy decepcionante para mí".​ Aunque le dijo a un periodista en años posteriores que a veces sentía el no haberse casado, y que había hecho un sacrificio demasiado grande por su trabajo.​ Eligió prescindir de perseguir o de entablar ninguna relación conocida, encontrando todo el estímulo que necesitaba en su trabajo.

    Tesla era asocial y propenso a aislarse con su trabajo.​ Sin embargo, cuando se involucró en la vida social, muchas personas hablaron muy positivamente y con admiración de él. Robert Underwood Johnson lo describió como poseedor de una "distinguida dulzura, sinceridad, modestia, refinamiento, generosidad y fuerza". ​ Su secretaria, Dorothy Skerrit, escribió: "Su sonrisa genial y su nobleza siempre denotaron las características caballerescas que estaban tan arraigadas en su alma".​ El amigo de Tesla, Julian Hawthorne, dejó escrito que: "Rara vez uno conoce a un científico o a un ingeniero que también sea un poeta, un filósofo, un conocedor de la música refinada, un lingüista y un entendido degustador de la comida y la bebida".

    Era un buen amigo de F. Marion Crawford, Robert Underwood Johnson,​ Stanford White,​ Fritz Lowenstein, George Scherff y Kenneth Swezey.

    Siendo ya un hombre maduro, se hizo amigo íntimo de Mark Twain; pasaron mucho tiempo juntos en su laboratorio y en otros lugares. Twain describió notablemente la invención del motor asíncrono de Tesla como "la patente más valiosa desde el teléfono".​ A finales de la década de 1920, se hizo amigo de George Sylvester Viereck, poeta, escritor, místico y posteriormente, propagandista del nazismo. De vez en cuando, asistía a cenas organizadas por Viereck y su esposa.

    A veces, Tesla podía ser duro y expresar su disgusto por las personas con sobrepeso, como cuando despidió a una secretaria por su peso. Rápidamente criticaba la indumentaria de sus empleados; y en varias ocasiones, ordenó a un subordinado que se fuera a casa y cambiara su vestimenta.

    Relación con Edison

    Tesla había sido empleado de la Compañía Edison entre 1883 y 1885, primero en París y a continuación en Nueva York. Conocía personalmente al propio Edison, pero su prometedora carrera en la empresa se vio truncada porque no recibió el salario que pensaba que se le había prometido. Sintiéndose engañado, comenzó a trabajar por su cuenta.

    Tres años después, en 1888, Tesla había pasado a colaborar con Westinghouse, y en 1893 inició en Chicago sus demostraciones públicas para evidenciar la superioridad de la corriente alterna sobre la corriente continua de Edison, entablándose entonces lo que se conoce como la "guerra de las corrientes".

    Edison trató de combatir la teoría de Tesla mediante una campaña para fomentar ante el público el peligro que corrían al utilizar la corriente alterna. El ingeniero Harold P. Brown, que había iniciado una cruzada contra los peligros de la corriente alterna, fue financiado por Edison para investigar la electrocución, contribuyendo al desarrolló de la silla eléctrica y consiguiendo por medios subrepticios que fuera alimentada con corriente alterna.

    Respecto a su rival, Edison llegó a decir que: "Tesla es un sujeto que siempre está a punto de hacer algo", en una despectiva alusión a las habituales y altisonantes declaraciones a la prensa de su competidor. Por su parte, Tesla llegó a criticar abiertamente el desaliñado modo de vida de Edison, afirmando que: "Tal era su desidia que, de no haber contraído matrimonio con una mujer de sobresaliente inteligencia, que puso todo su empeño en sacarlo a flote, habría muerto hace muchos años".

    Cuando Thomas Alva Edison murió, en 1931, Tesla aportó la única opinión negativa a The New York Times, enterrando bajo un denso manto la vida de Edison:

    No tenía ninguna afición, no se preocupaba por ningún tipo de diversión y vivía en un absoluto desprecio de las más elementales normas de higiene... Su método era ineficiente en extremo, ya que se tenía que cubrir un campo inmenso para obtener cualquier cosa, a menos que interviniera la casualidad ciega y, al principio, casi fui un triste testigo de sus actos, sabiendo que solo un poco de teoría y cálculo le habrían ahorrado el 90 por ciento del trabajo. Pero tenía un verdadero desprecio por el aprendizaje de libros y el conocimiento matemático, confiando por completo en su instinto de inventor y en su sentido práctico estadounidense.

    Creencias

    Sobre la física experimental y teórica. No estuvo de acuerdo con la teoría de que los átomos se componen de partículas subatómicas más pequeñas, indicando que no existía un electrón que creara una carga eléctrica. Creía que si existían electrones, eran un cuarto estado de la materia o "subatomo" que solo podía existir en un vacío experimental y que no tenían nada que ver con la electricidad. Opinaba que los átomos son inmutables: no podían cambiar de estado o dividirse de ninguna manera. Creía en el concepto dominante en el siglo XIX de un "éter" omnipresente que transmitía la energía eléctrica.

    Generalmente era antagónico con las teorías sobre la conversión de la materia en energía. También criticaba la teoría de la relatividad de Einstein, diciendo:

    Sostengo que el espacio no puede ser curvo, por la simple razón de que no puede tener propiedades. También podría decirse que Dios tiene propiedades. Él no las tiene, sino solo atributos y estos son de nuestra propia creación. De las propiedades solo podemos hablar cuando tratamos con la materia que llena el espacio. Decir que en presencia de cuerpos grandes el espacio se curva es equivalente a afirmar que algo puede actuar sobre la nada. Yo, por mi parte, me niego a suscribir tal punto de vista.

    Afirmó haber desarrollado su propio principio físico con respecto a la materia y la energía, en el que comenzó a trabajar en 1892,y en 1937, a los 81 años, afirmó en una carta que había completado una "teoría dinámica de la gravedad" que [haría] poner fin a las especulaciones ociosas y a las concepciones falsas, como la del espacio curvo. Señaló que la teoría estaba resuelta en todos los detalles y que esperaba poder dársela pronto al mundo.​ Esta elucidación de su teoría nunca ha sido encontrada en sus escritos.

    Sobre la sociedad

    Además de sus dotes como científico tecnológico, Tesla es ampliamente considerado por sus biógrafos desde el punto de vista filosófico como un humanista.​ Esto no impidió que, como muchas otras personas notables de su época, se convirtiera en un defensor de una versión de selección artificial impuesta en forma de eugenesia.

    Expresó la creencia de que la "piedad" humana había interferido con el "funcionamiento despiadado de la naturaleza". Aunque su argumentación no dependía del concepto de una "raza elegida" o la superioridad inherente de una persona sobre otra, abogó por la eugenesia. En una entrevista de 1937, declaró:

    ... el nuevo sentido de compasión del hombre comenzó a interferir con el funcionamiento despiadado de la naturaleza. El único método compatible con nuestras nociones de civilización y de raza es evitar la reproducción de los no aptos por esterilización y la orientación deliberada del instinto de apareamiento...La tendencia de la opinión entre los eugenistas es que debemos hacer el matrimonio más difícil. Ciertamente, a nadie que no sea un padre deseable se le debe permitir tener descendencia. Dentro de un siglo ya no se le ocurrirá a una persona normal emparejarse con una persona eugenésicamente no apta, y le parecerá tan impropio como casarse con un delincuente habitual.

    En 1926, Tesla hizo un comentario sobre los males de la sumisión social de las mujeres y de su lucha para obtener la igualdad de género, e indicó que el futuro de la humanidad estaría a cargo de "abejas reinas". Pensaba que las mujeres se convertirían en el sexo dominante en el futuro.

    Hizo predicciones sobre temas relevantes en el entorno inmediato a la Primera Guerra Mundial, en un artículo titulado "Ciencia y Descubrimiento son las grandes Fuerzas que conducirán a la Consumación de la Guerra" (20 de diciembre de 1914).​ Pensaba que la Sociedad de las Naciones no era el remedio adecuado para los problemas de su tiempo.

    Sobre la religión

    Tesla fue educado en la religión ortodoxa. Durante su vida adulta no se consideró a sí mismo como un "creyente en el sentido ortodoxo", oponiéndose al fanatismo religioso, y opinaba que "el budismo y el cristianismo son las religiones más grandes tanto al número de creyentes como en importancia". También dijo que "Para mí, el universo es simplemente una gran máquina que nunca comenzó a existir y nunca terminará" y "lo que llamamos 'alma' o 'espíritu' no es más que la suma de los funcionamientos del cuerpo. Cuando este funcionamiento cesa, el 'alma' o el 'espíritu' también cesa".

    En su artículo, "El problema de incrementar la energía humana", publicado en 1900, Tesla escribió:

    "Durante años, la idea de que cada uno de nosotros es solamente una parte del todo ha sido proclamada en las consumadamente sabias enseñanzas de la religión, probablemente no solo como significado de asegurar paz y armonía entre los hombres, sino como una verdad hondamente fundada. El budista expresa esto de una manera, el cristiano de otra, pero ambos dicen los mismo: Todos somos uno".

    Inventos y descubrimientos destacables

    Entre los más destacables inventos y descubrimientos que han llegado al conocimiento del público en general, se pueden destacar:

    1. Transferencia inalámbrica de energía eléctrica mediante ondas electromagnéticas. Posteriormente intentó desarrollar un sistema para enviar energía eléctrica sin cables a largas distancias y quiso implementarlo en el proyecto de la torre de Wardenclyffe que tenía el fin de establecer un sistema mundial de comunicaciones y que terminó en fracaso porque antes de que pudiera acabar el proyecto, su inversor, el banquero J. P. Morgan, dejó de financiar las investigaciones de Tesla debido a su inviabilidad financiera, además de que Guillermo Marconi logró realizar transmisiones de señales de radio a través del Atlántico en primer lugar, haciendo perder el interés de Morgan por el proyecto.
    2. Generador de corriente alterna.
    3. Bombilla sin filamento o lámpara fluorescente.
    4. Dispositivos de electroterapia o diagnóstico, especialmente un generador de rayos X de un solo electrodo. También hay un registro de patente de un generador de ozono.
    5. Turbina sin paletas, operada por la fricción del fluido.
    6. Bobina de Tesla: entregaba en la salida una energía de alto voltaje y alta frecuencia.
    7. Principios teóricos del radar.
    8. Teslascopio.
    9. Control remoto.
    10. Bujía para encendido de motores de explosión.
    11. Aviones STOL.
    12. Estudios sobre Rayos
    13. Radiogoniómetro.
    14. Telegeodinámica eléctrica

    Premios y reconocimientos

    1. A pesar de que el premio Nobel de física fue otorgado a Marconi por la invención de la radio en 1909, la prensa publicó que Edison y Tesla compartirían el premio Nobel en 1915. Edison trató de minimizar los logros de Tesla y se negó a recibir el premio en caso de que fuera compartido. Algunas fuentes afirmaron que debido a la envidia de Edison ninguno lo ganó, a pesar de sus grandes contribuciones a la ciencia. Antes, se decía que Tesla podía ser nominado para el premio Nobel de 1912. La nominación se debía posiblemente a sus circuitos sintonizados usando transformadores resonantes de alta tensión y alta frecuencia. La investigación histórica posterior demostró que en esa época el nombre de Tesla no fue considerado para el premio Nobel, aunque alguna prensa sí que habló de ello.
    2. Tesla solo fue premiado con la medalla Edison, la máxima distinción otorgada por la IEEE.
    3. La unidad utilizada en el Sistema Internacional para medir la inducción magnética se llama tesla en su memoria.
    4. El cráter lunar Tesla lleva este nombre en su memoria.
    5. El planeta menor (2244) Tesla también conmemora su nombre.
    6. El Aeropuerto de Belgrado lleva el nombre Aeropuerto Belgrado Nikola Tesla.
    7. La empresa de fabricación de automóviles eléctricos, fundada por Elon Musk en 2003, lleva como nombre "Tesla Motors".
    8. Una estatua en honor a Tesla fue colocada en Nueva York en 2013. El presidente serbio Tomislav Nikolic, asistió a la ceremonia de inauguración.
    9. Premio Tesla de divulgación. El premio de divulgación que entrega la mayor plataforma de divulgación científica en habla hispana lleva su nombre.

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Post-PhD en Business & Management, Ingeniero Civil, Experto en Gerencia, Tecnología y Telecomunicaciones. Emprendedor y empresario serial exitoso. Quito, Ecuador. 1963.

    Becario en varias universidades de Estados Unidos, Europa y Asia, en múltiples diplomados y especializaciones en temas de: Gerencia, Emprendimiento, Telecomunicaciones y Tecnología, entre otros.

    Número uno de Tecnología de Porta (Claro, Ecuador), Andinatel (CNT), Grupo TVCable.

    Académico universitario de diversas maestrías y profesor invitado en varias universidades del mundo.

    Ha tenido la oportunidad de gerenciar varias empresas, como ejecutivo de primer nivel en la Industrias del Conocimiento, Telecomunicaciones, Tecnología y Servicios, manejando presupuestos de ingresos e inversión superiores a USD 80M..

    Ha visitado 53 países y 4 continentes.

    Hijo de padres de clase media. La mayor influencia de su vida, fue su padre, de quien aprendió la tenacidad, el trabajo duro y enfocado, como el medio para conseguir lo que se proponga y recibió de él, las primeras enseñanzas gerenciales para dirigir y coordinar equipos de trabajo y las estrategias básicas para construir una empresa.  De su abuelo, heredó el orden y el método de trabajo.

    Inicialmente, quizo ser veterinario, pero, optó por inscribirse en la Escuela Politécnica Nacional y estudiar Ingeniería Civil, en lo que sería su primer y definitivo encuentro con la lógica matemática, lo que le ayudó a tener una estructura ordenada de pensamiento y le formó con disciplina, esfuerzo y enfoque en resultados. Ha sido líder universitario y representante estudiantil.

    El gerente:  Como ejecutivo, lideró equipos de Tecnología, que instalaron los más complejos sistemas de tres de las más grandes empresas de telecomunicaciones de Ecuador. a inicios del siglo XXI, muchos de los cuales, no han podido ser sustituidos, debido a su complejidad, hasta el presente.

    El entrenador de equipos gerenciales: Desarrolló y patentó las metodologías de "Gerencia enfocada en la consecución de resultados": y "Emprendimiento enfocado en resultados" , y mantiene 14 patentes de propiedad intelectual en Gerencia. Ha desarrollado más de 600 programas de entrenamiento.

    El emprendedor / nace Pirámide Digital: Empresa de consultoría y entrenamiento de equipos gerenciales, con la que desarrolló eventos de entrenamiento ejecutivo para más de cien grandes empresas, desarrolló 7 portales: de gerencia: el mayor portal de gerencia .com la mayor universidad de gerencia .com (universiriencia.com), el mayor foro de gerencia .com la mayor comunidad de gerencia .comel mayor blog de gerencia .comel mayor canal de gerencia .comel mayor staff de gerencia .com, en los que comparte toda la experiencia obtenida en su vida, mediante más de 70.000 artículos (audios. documentos, posts, presentaciones,  publicaciones, tips, videos y cursos Gerenciales), que son compartidos gratuitamente en más de 100 idiomas, que proveen un innovador esquema de entrenamiento ejecutivo, a través de la consolidación de la teoría, la experiencia y las mejores prácticas; lo que acelera el proceso de desarrollo ejecutivo, potencia el enfoque en la solución de problemas, y recibe el beneficio de los aportes y la ayuda de expertos, ingredientes que facilitan y aceleran el proceso de crecimiento ejecutivo.  Sus publicaciones han recibido más de 75 millones de visitas desde más de 150 países en 5 continentes.

    El programador: Diseño y programó varios portales y Apps para equipos móviles, entre ellas: Gerencia / Management  y Universiriencia.

    El constructor: Construyó el Campus de Entrenamiento Ejecutivo de Pirámide Digital, con más de 3.000 metros cuadrados de area disponible para el desarrollo de entrenamiento ejecutivo, y su propio camper 

    El coleccionista: Mantiene colecciones de: relojes, papel moneda, monedas ,tarjetas de crédito, imágenes religiosas, llaveros, tillos, llaves, placas de autos, entre otros.

    El hombre: Si hay una palabra que lo define, es “inconforme”. Espera conseguir lo mejor de sí mismo, de todo y de todos; y, por lo tanto, está en un proceso personal de mejora y crecimiento continuo. Se caracteriza por tener ideas innovadoras y visionarias en diversos campos. Siempre tiene algún nuevo proyecto en mente y luego de evaluar su factibilidad, pone a correr todos sus conocimientos, su potencial y su energía en hacerlo realidad y con seguridad, antes de terminarlo, ya tendrá un nuevo proyecto, por el que también luchará con su acostumbrada tenacidad, hasta transformarlo en realidad.

    Su curriculum: Se presenta en www.pablogpaez.com


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Peter Drucker nació en Viena en 1909, en una pequeña población llamada Kaasgrabeen. De ascendencia judía, sus padres se convirtieron al cristianismo. Creció en un ambiente en el que intelectuales, altos cargos del gobierno y científicos se reunían a discutir nuevas ideas.

    Tras graduarse en el Döbling Gymnasium en 1927, Drucker se mudó a Hamburgo, en Alemania, donde trabajó como aprendiz en una empresa algodonera y posteriormente como periodista, escribiendo para el Der Österreichische Volkswirt. Se mudó después a Frankfurt, donde trabajó para el Daily Frankfurter General-Anzeiger y obtuvo un doctorado en Derecho Internacional.  Allí trabajó como periodista, mezclando su actividad con la política desde el año 1920 hasta la caída de la República de Weimar.

    En 1933 se mudó a Londres, donde trabajó en un banco y además fue alumno de John Maynard Keynes. Anteriormente, en Bonn, había sido discípulo de Joseph Schumpeter. Fue la última persona que, en vida, tomó clases con estas dos grandes figuras.

    "Tanto John Maynard Keynes como Schumpeter tienen muchísimo que enseñarnos, pero más en la forma que debemos pensar económicamente que en relación con sus teorías específicas: como tesis económica, el keynesismo falló donde fue aplicado; Schumpeter nunca tuvo una política económica, sí fue válido el concepto de que el desequilibrio es el estado normal de la salud de la economía".

    En 1937, tras cuatro años en Londres, el auge del nazismo lo forzó a emigrar a los Estados Unidos, donde se convirtió en profesor y escritor. Su primera labor como consultor fue en 1940. Después de enseñar en el Sarah Lawrence College de Nueva York, desde 1939 hasta 1949, y en Bennington College de Vermont, desde 1942 hasta 1947, dio clases de Administración de Empresas en la Universidad de Nueva York, entre 1950 y 1971.

    Fue asiduo colaborador de revistas como The Atlantic Monthly y fue columnista de The Wall Street Journal desde 1975 hasta 1995. Desde entonces trabajó prolíficamente en los Estados Unidos, Europa, América Latina y Asia, para grandes empresas, agencias gubernamentales y organizaciones sin fines de lucro, haciéndose rico en poco tiempo.

    También fue presidente honorario de la Peter F. Drucker Foundation for Nonprofit Management. En 1971, obtuvo la cátedra Clarke de Ciencias Sociales y Administración en la Escuela de Graduados en Administración de la Universidad de Claremont, donde pasó su última etapa profesional como profesor.

    Su carrera como pensador del mundo de la empresa despegó en 1943, cuando sus primeros escritos sobre política y sociedad le dieron acceso a las entrañas de la General Motors, que se había convertido en una de las mayores compañías del mundo de aquel momento. Sus experiencias en Europa le dejaron fascinado con el problema de la autoridad. Compartió dicha fascinación con Donaldson Brown, la cabeza pensante detrás de los controles administrativos en General Motors. Esta experiencia derivó en un libro titulado El Concepto de Corporación (un estudio de General Motors Internacional), que originó muchos artículos y trabajos posteriores. Gracias a él se popularizó la estructura multidivisional de GM.

    Drucker se interesó por la creciente importancia de los empleados que trabajaban con sus mentes más que con sus manos. Le intrigaba el hecho de que determinados trabajadores llegasen a saber más de ciertas materias que sus propios superiores y colegas, aún teniendo que cooperar con otros en una gran organización. Drucker analizó y explicó cómo dicho fenómeno desafiaba la corriente de pensamiento tradicional sobre el modo en que deberían gestionarse las organizaciones.

    Curiosamente siempre se menciona a Drucker como investigador y autor sobre el tema del liderazgo, pero de alguna manera también se le podría considerar como uno de los líderes más influyentes del siglo XX, ya que definió cierta cosmovisión de todos los administradores de empresas, administradores públicos, administradores de organizaciones sin ánimo de lucro y de todos los ejecutivos de marketing del mundo entero. Conceptos desarrollados por Drucker como "privatización", "emprendimiento", "dirección por objetivos","sociedad del conocimiento" o "postmodernidad", son hoy en día términos globalmente aceptados.

    En su obra Las nuevas realidades, pone de relieve la insuficiencia del Estado como agente de "redención social" y evidencia que sólo la productividad de una nación puede generar equidad entre su pueblo.

    En 1969, en La era de la discontinuidad, su libro más conocido, Drucker escribió una sección sobre “la sociedad del conocimiento”, basándose en los datos y proyecciones de Machlup. Drucker añadió que, a finales de los '70, el sector del conocimiento generaría la mitad del PIB. En 1970, el tema del encuentro anual de la American Society for Information Science era “la Sociedad de la Información-Consciente”, y un artículo presentado trató sobre “el Advenimiento de la Sociedad de la Información”.

    Para Drucker, las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, que acompañan a la sociedad de la información y la sociedad del conocimiento, están transformando radicalmente las economías, los mercados y la estructura de la industria, los productos y servicios, los puestos de trabajo y los mercados laborales. El impacto es mayor, según él, en la sociedad y la política, y, en conjunto, en la manera en que vemos el mundo y a nosotros mismos. No olvidemos que nos encontramos, en estos momentos (2012), en los albores del modelo de empresa (mal llamada) multinacional (transnacional), que atraviesa fronteras, que se extendería por todo el globo como paradigma de la economía más avanzada. Según Mattelart,​ el discurso el de las empresas de talla mundial se apoya en el auge de las industrias, las redes de información, liberando del peso de las fronteras a los gestores de la producción, consumidores y productos, interconectándolos en un mercado único que se autorregula para decretar la irracionalidad del Estado-Nación, y por consiguiente de 'la caducidad de las políticas públicas'.

    A lo largo de su carrera, Drucker se interesó en las organizaciones sin ánimo de lucro y en aportar a la tarea de mejorar la manera en que se administraban hospitales, iglesias, escuelas y organizaciones de la sociedad civil en general. Como cristiano devoto, unió los valores morales de un líder a su eficacia como gestor del desarrollo social sostenible.

    El fin del hombre económico (1939). Este es el primer libro extenso de Drucker. En él expone sus razones sobre las causas del fascismo y analiza las fallas de las instituciones establecidas. Aduce vigorosos razonamientos a favor de la necesidad de un nuevo orden social y económico. "Recapacitando, lo único que hacía bien era observar fenómenos y preguntarme lo que significaban. En 1933 ya sabía cómo terminaría Hitler, y entonces empecé mi primer libro, El fin del hombre económico, que no pudo ser publicado hasta 1939, porque ningún editor quería aceptar tan horribles visiones. Para mí estaba perfectamente claro que Hitler acabaría matando a los judíos y también estaba claro que terminaría firmando un tratado con Stalin".

    El futuro del hombre industrial (1942). El autor se pregunta, ¿puede la libertad individual conservarse en una sociedad industrial? El predominio de las grandes empresas, el poderío de los administradores, la automatización y los peligros del monopolio y del totalitarismo son temas importantes tratados en este libro. “En mi segundo libro, El futuro del hombre industrial, llegué a la conclusión, que el principio integrador de la sociedad moderna había pasado a ser la organización a gran escala. En ese momento, sin embargo, solo existía la organización de empresa. En este país, la empresa comercial fue la primera institución moderna que emergió. Decidí que necesitaba estar adentro, estudiar realmente una gran compañía desde adentro; como una organización humana, social, política -como un mecanismo integrador”.

    El concepto de corporación (1946). El autor da a conocer cómo por medio de la descentralización, la General Motors llega a ser una de las mayores corporaciones estadounidenses. Drucker dijo que la descentralización fue buena porque creó pequeños grupos donde la gente sentía que su contribución era importante. El éxito de esta obra demostró que en esos años había un enorme interés en la gestión. Alfred Sloan Jr., presidente de GM de 1923 a 1956, contaría también sus experiencias en la empresa que dirigió en su obra: “My years with General Motors” (1962).

    La nueva sociedad (1950). En este importante libro, Drucker conjunta los temas que recorren sus dos primeros libros, El fin del hombre económico y El futuro del hombre industrial. Afina su impresión acerca del nuevo orden mundial. Se extiende en el concepto de la gran empresa, como la institución social representativa. Presenta una imagen de la forma en que el mundo funcionará en los últimos decenios del siglo XX, imagen que se convirtió en realidad notable.

    La práctica del management (1954). Lo hizo para que el común de la gente aprendiera a administrar, algo que en ese entonces sólo lo podía hacer una élite. A partir de entonces la Administración llegó a ser una verdadera disciplina y el libro la primera “Biblia” en gestión. Su análisis de la Administración es una valiosa guía para los dirigentes de empresas que necesitan estudiar su propio rendimiento, diagnosticar sus fallas y mejorar su productividad, así como la de su compañía. Los ejemplos ilustrativos son tomados de compañías tales como Sears Roebuck & Co., General Motors, Ford, IBM, Chrysler y American Telephone & Telegraph. Esta obra también expone acerca de la Dirección por Objetivos, considerándose a Drucker como uno de los principales pioneros del concepto.

    Los límites del mañana (1959). En los primeros dos capítulos, Drucker describe normas del nuevo mundo, fruto de años recientes. A continuación expone las pruebas que se deben vencer en educación, gobierno y economía política. El libro termina con observaciones de Drucker acerca de la realidad espiritual de la existencia humana.

    La dirección por objetivos (1964). Fue el primer libro en explicar estrategia de negocios (business strategy). Drucker muestra como los negocios existentes tienen que enfocar oportunidades más bien que problemas para ser efectivos, por eso las oportunidades hacen crecer y desarrollar. "Dirección por objetivos fue el primer libro en tratar lo que ahora es llamado ‘Estrategia de negocios’. Es aún el libro más ampliamente usado en el tema. Cuando lo escribí, hace más de veinte años, mi título original era, de hecho, ‘Estrategias de negocios’, pero ‘estrategia’ en esos días no era un término de uso común. De veras, cuando mi editor y yo decidimos probar el título con conocidos ejecutivos, consultores, profesores de administración y libreros, fuimos recomendados duramente de abandonar ese término. ‘Estrategia’, nos dijeron una y otra vez, pertenece a los militares o tal vez a campañas políticas, pero no a negocios”.

    El ejecutivo eficaz (1967). Habla sobre la obligación del ejecutivo de ser eficiente, pero considerando que esa efectividad puede aprenderse, entendiendo la efectividad como un conjunto de hábitos, es decir, una suma de acciones repetidas que terminan interiorizándose en la forma de ser del ejecutivo. Para Drucker hay cinco prácticas y hábitos que deben ser aprendidos para llegar a ser un ejecutivo eficaz: 1° todo ejecutivo eficiente controla su tiempo, 2° todo ejecutivo eficaz dirige sus esfuerzos hacia resultados predeterminados, 3° el ejecutivo eficiente construye con fuerzas: las propias y las de sus superiores, colegas y subordinados y las de las circunstancias, 4° el ejecutivo eficaz se enfoca en unas pocas áreas mayores, por lo tanto, establece prioridades; 5° el ejecutivo eficiente toma decisiones efectivas, sabe que tiene que aplicar un sistema para ello. En 2002 se publicó una nueva revisión y en 2005 se publicó "El ejecutivo eficaz en acción", un diario para organizarse bien.

    La era de la discontinuidad (1969). Introduce el concepto de trabajador del conocimiento e incide en la innovación y espíritu emprendedor. Habla de una nueva disciplina que puede ser enseñada y aprendida, la innovación. En la sección dedicada a “la sociedad del conocimiento”, se basaba en una serie de datos y proyecciones económicas de Fritz Machlup (uno de los primeros autores en acuñar la expresión "Sociedad de la Información"). Drucker explicó en dicha obra que, a finales de los 70, el sector del conocimiento generaría la mitad del PIB. En 1970, el tema del encuentro anual de la American Society for Information Science era “la Sociedad de la Información-Consciente”, y un artículo presentado trató sobre “el Advenimiento de la Sociedad de la Información”. Según Drucker los recursos naturales, la mano de obra y el capital se han convertido en secundarios y pueden obtenerse, con cierta facilidad, siempre y cuando haya saber.

    Tecnología, gerencia y sociedad (1970). Es una colección de ensayos que abarcan las tendencias tecnológicas del siglo XX, tales como: planeación a largo plazo, relaciones recíprocas entre la tecnología, la ciencia y la cultura; y las del administrador antiguo y del futuro.

    Management: Tasks, Responsibilities and Practices (1973). La Administración es un cuerpo organizado de conocimientos. “Este libro –dice Drucker– trata de equipar al administrador con el entendimiento, el pensamiento, el conocimiento y las habilidades para los trabajos de hoy y mañana”. Drucker discute las herramientas y técnicas para una exitosa práctica de administración; “pues, conviene repetirlo, la administración eficaz de nuestras instituciones es la única opción frente a la tiranía de nuestra sociedad pluralista de instituciones y la meta, el motivo y el propósito de esta obra son preparar la acción eficaz de los gerentes actuales y futuros”.

    Gestionar en tiempos turbulentos (1980). Este libro concierne el futuro inmediato de negocios, sociedad y economía. Estamos –dice Drucker– entrando a una nueva era económica con nuevas tendencias, nuevos mercados, nuevas monedas, nuevos principios, nuevas tecnologías y nuevas instituciones. ¿Cómo los administradores y la Administración tratarán estas nuevas realidades? El autor explica que esta obra está interesada en la acción, en las decisiones, más que en el entendimiento o el análisis. Trata con las estrategias necesarias para transformar los cambios rápidos en oportunidades, para modificar la amenaza de cambio en acción productiva y rentable que contribuya positivamente a nuestra sociedad, la economía y al individuo.

    Innovación y emprendimiento (1985). El primer libro en presentar la innovación y el emprendimiento como disciplina determinada y sistemática. Analiza los retos y oportunidades de la nueva economía emprendedora de América. Es un excelente libro práctico que explica los nuevos riesgos que tienen que conocer las empresas e instituciones exitosas del mañana. “Escribí ese libro porque sentí que había llegado el momento de ponerse un poco más serio respecto de ese tema de lo que eran la mayoría de los trabajos y en parte también porque, bruscamente, la mayoría de las cosas que se leen y se oyen me dan la impresión, sobre la base de mis 30 años de trabajo y experiencia, de ser malentendidos. El empresario -la persona con la personalidad emprendedora de George Gilder- existe, sí, hay gente así, pero rara vez triunfa. Por otra parte, individuos a los que Gilder nunca aceptaría como empresarios tienen a menudo muchísimo éxito”.

    Gestionando la organización sin ánimo de lucro (1990). Habla acerca del servicio y de las organizaciones sin fines de lucro (non-profit), sectores de nuestra sociedad en rápido crecimiento que requieren cada día más la ayuda de expertos que sepan manejarlos efectivamente. Drucker da ejemplos y explicaciones acerca de la misión, liderazgo, recursos, marketing, objetivos, desarrollo de la persona, toma de decisión y mucho más.

    El management del futuro (1993). Mientras todo el mundo hablaba de la nueva economía, él dice que era la sociedad la que cambiaba, y que cada vez lo hacía con más rapidez. La revolución informática resultaba ser uno de esos cambios, así como los cambios demográficos y la caída de la industria tradicional como proveedora de riqueza y trabajo. También el terrorismo fue uno de los agentes del cambio más radicales la política mundial. Los ejecutivos debían comprender las nuevas realidades, para poder ser exitosos en esta nueva sociedad.

    La sociedad poscapitalista (1993). La sociedad poscapitalista es una sociedad del conocimiento. En un sistema capitalista, el “capital” es el recurso de producción crítico y está totalmente separado y hasta en oposición con el “trabajo”. En esta sociedad hacia donde nos estamos dirigiendo muy rápidamente, es el “saber” y no el capital, el recurso clave. No puede ser comprado con dinero ni creado por capital de inversión. Explica con amplitud la economía emergente, la economía del conocimiento, su protagonista (el trabajador del conocimiento) y las implicancias para las organizaciones. Un incisivo análisis de la mayor transformación mundial que tiene lugar desde la edad del capitalismo a la sociedad del conocimiento.

    Desafíos de la gerencia en el siglo XXI (1999). Trata sobre el automanagement, es decir, hace una serie de interrogantes como ¿cuáles son mis puntos fuertes?, ¿cómo me desempeño?, ¿soy lector o soy escucha? o no me escuchan?, ¿cómo aprendo?, ¿cuáles son mis valores?, ¿a dónde pertenezco?, ¿cómo puedo contribuir?, dándonos las repuestas en forma por demás sencilla y brillante. “Este no es un libro sobre predicciones. No es un libro sobre el futuro. Los desafíos y temas que aquí se tratan ya nos acompañan en todos los países desarrollados y en la mayoría de los emergentes (por ejemplo, Corea y Turquía). Ya se pueden identificar, discutir, analizar, y ya se pueden formular prescripciones para ellos. Ya algunas personas, en algún lugar, están trabajando sobre ellos”. Examina las influencias radicales en la sociedad, política y negocios ahora y en los próximos años.

    The Essential Drucker (2001). La gente que se pregunta ¿dónde puedo empezar a leer a Drucker?, ¿cuáles de sus trabajos son esenciales? encontrará la respuesta en este libro, que contiene 26 capítulos tomados de sus varios trabajos publicados entre 1954 y 1999, ofreciendo en palabras de Drucker “una coherente y razonablemente amplia ‘Introducción a la Administración’ y da una visión general de mi trabajo de Administración”.Drucker


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Peter M. Senge nació en 1947, en la ciudad de Stanford, graduado en Ingeniería de la Universidad de Stanford. Hizo un Máster en Social Systems Modeling en MIT. Posteriormente completó su PHD en Management. Es el director del Centro para el Aprendizaje Organizacional de la Sloan School of Management y fundador de la Society for Organizational Learning. En los años 1990 como la figura principal del desarrollo organizacional con su libro La Quinta Disciplina(1990), donde desarrolla la noción de organización como un sistema (desde el punto de vista de la Teoría General de Sistemas), en el cual expone un dramático cambio de mentalidad profesional.
     
    Una organización aprende si de manera continua y sistemática busca obtener el máximo provecho de sus experiencias aprendiendo de ellas.
     
    De ésta manera se podrá detectar y corregir los errores y trampas más graves, por lo que éstas organizaciones serán capaces de sobreponerse a las dificultades, reconocer amenazas y enfrentar nuevas oportunidades.

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
  •  


    27 de Mayo de 1931 -

    Nacido en Illinois (Chicago), Philip Kotler es uno de los principales expertos del mundo en la práctica estratégica de Marketing, y ha sido elegido como el primer líder en Marketing por "la Asociación Americana de Marketing" (AMA). Para muchos, es el padre del Marketing moderno. Actualmente y desde 1988, el Dr. Philip Kotler ocupa la cátedra de Marketing Internacional S.C. Johnson & Son en la J.L. Kellogg Graduate School of Management, perteneciente a la Northwestern University en Chicago. (Kellogg fue elegida como la "mejor escuela de negocios" durante seis años en la encuesta de "Business Week" de las escuelas de negocios de EE.UU. Kellogg es también conocida como la mejor facultad de negocios para la enseñanza de Marketing).

    Philip Kotler realizó sus estudios universitarios y su doctorado en Economía en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, así como un máster en Economía en la Universidad de Chicago. Además realizó trabajos postdoctorales en Matemáticas en la Universidad de Harvard y en ciencias del comportamiento en la Universidad de Chicago.

    Son muy conocidas y mundialmente empleadas las dos siguientes definiciones de Marketing o Mercadotecnia, aportadas por Philip Kotler:

    "El Marketing es la técnica de administración empresarial que permite anticipar la estructura de la demanda del mercado elegido, para concebir, promocionar y distribuir los productos y/o servicios que la satisfagan y/o estimulen, maximizando al mismo tiempo las utilidades de la empresa".

    "El Marketing es un proceso social y administrativo mediante el cual grupos e individuos obtienen lo que necesitan y desean a través de generar, ofrecer e intercambiar productos de valor con sus semejantes".

    Philip Kotler ha introducido y desarrollado nuevos conceptos de Marketing tales como: demarketing, megamarketing, turbomarketing y synchromarketing. Para él la teoría del Marketing tiene que ir más allá de la teoría de precios e incorporar la dinámica de los sistemas de innovación, distribución y promoción, para analizar, explicar y predecir los resultados económicos.

    Aunque se ha dedicado principalmente a las actividades académicas, también ha trabajado en el ámbito privado. Fundó Kotler Marketing Group (KMG) una consultora que asesora a compañías en las áreas de estrategia, planeamiento y organización de marketing y comercialización internacional. Así pues, Kotler ha trabajado como consultor para muchas grandes empresas, tales como IBM, General Electric, AT & T, Honeywell, Bank of America, Merck, McDonald's, Motorola, Ford Motor, JP Morgan, Novartis etc. en las áreas de estrategia, planificación y organización de marketing, y comercialización internacional.

    Ha viajado por Europa, Asia y América del Sur, asesorando y dando conferencias a muchas empresas sobre cómo aplicar principios sólidos de la ciencia económica y de Marketing para aumentar su competitividad. También ha asesorado a los Gobiernos sobre cómo desarrollar y posicionar sus recursos.

    Además participa como ponente en seminarios y conferencias en las principales capitales del mundo sobre los últimos desarrollos de marketing.

    Entre otros cargos, Philip Kotler ha sido Presidente de la facultad de Marketing del Instituto de Ciencias de la Administración, uno de los directores de la Asociación Americana de Marketing, uno de los administradores del Instituto de Ciencias de Marketing, uno de los directores del Grupo MAC, miembro de la Junta Consultiva de Yankelovich, y miembro del Consejo Asesor de Copérnico. Es miembro de la Junta de Gobernadores de la Escuela del Art Institute de Chicago y miembro del Consejo Asesor de la Fundación Drucker.

    El profesor Kotler fue el primero en ganar el premio "Distinguished Marketing Educator Award" (Educador distinguido de Marketing) entregado por la AMA en 1985. Además "La Asociación Europea de Consultores de Marketing y de Entrenadores de Ventas" le otorgó el premio "Marketing Excellence". Philip Kotler fue elegido como el "Líder de Marketing" (Leader in Marketing Thought) por los miembros de la AMA en 1975. Tambíen recibió el premio "Paul Converse" en 1978 "Paul Converse Award" de manos de la Asociación Americana de Marketing, en el que se reconocía su original contribución en el campo de Marketing. En 1989, recibió el premio " Annual Charles Coolidge Parlin Marketing Research". Y en 1995 los ejecutivos de Ventas y Marketing lnternacionales (SMEI) lo nombraron " El vendedor del año" ("Marketer of the Year").

    Asimismo, Philip Kotler ha sido nombrado "Doctor Honoris Causa" por las universidades de Estocolmo, Zurich, Viena, Atenas, DePaul, entre otras.

    Philip Kotler es autor del libro "Dirección de Marketing: Análisis, Planificación, Ejecución y Control" ("Marketing Management: Analysis, Planning, Implementation and Control"), el manual de Marketing más usado en las escuelas de negocios, a nivel mundial. Asimismo, ha publicado más de cien artículos en revistas importantes, varios de los cuales han recibido premios al mejor artículo.

    Además, Kotler ha escrito y ha participado en la publicación de numerosos libros conocidos y traducidos mundialmente.


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • “Este muchacho sabe lo que quiere”, esbozó un testigo fortuito aquella tarde en el Festival de 1955, en la que el ejecutivo de máquinas de batido Ray Kroc, se quedara con la primera franquicia de ese negocio de comidas rápidas que brillara por su limpieza, para lograr poco tiempo después, que el nombre de sus dueños, los hermanos Mc Donald, se transformara en un referente no sólo económico sino también social.

    Dice la historia que habían pasado algo más de veinte años desde que Richard y Maurice McDonald, dos jóvenes emprendedores, llegaran a Pasadena dejando atrás mandatos familiares. Tras probar suerte con diferentes comercios se dieron cuenta del auge del automóvil y crearon un negocio paralelo: la venta de comidas a ocasionales conductores atendidos por veloces señoritas montadas en patines, que entre pedido y pedido, alternaban con cocineros de comidas rápidas en un sistema edilicio octogonal, que permitía el recorrido circular de los autos a la vez que la preparación in situ de la comida quedaba a la vista.

    Con un considerable capital a cuestas, los inquietos hermanos Mc desembarcaron muy cerca de Los Ángeles animándose con su nombre.

    Ni remotamente imaginaron la gran cadena comercial por venir cuando decidieron diferenciar su restaurante en medio de una gran crisis económica. La mano de obra se había convertido en un problema y los costos de las materias primas eran elevadísimos, entonces, frenar ímpetus y sentarse a analizar las cuentas fueron prioridad.

    El último balance arrojaba que el 80 % de la rentabilidad estaba dada por las hamburguesas.

    Era el momento de tomar el toro por las astas y adosaron rapidez y autoservicio como esencia de la reestructuración en combinación a precios bajos.

    Tres fueron los meses que les llevó el cambio y sin patinadoras a la vista optaron por un servicio directo, bandejas descartables, y preparación estándar de alimentos en línea contenidos en un menú de nueve platos, donde las hamburguesas fueron las anfitrionas por excelencia a sólo quince centavos de dólar.

    La facturación del comienzo fue baja, pero nuevas propuestas fritas hicieron que el negocio repuntara.

    Fue entonces que, tanto Dick como Mac, comenzaron a amesetar sus aspiraciones hasta que apareció Kroc, quien compró la primera licencia y llevó con el tiempo a McDonald´s Corporations a ser número uno en fast food en Norteamérica.

    Respondiendo a las nuevas necesidades del mercado mundial, no sólo de adultos, sino también de niños, el apodado Rey de la Hamburguesa, desafió como nadie la Ley de los Arcos Dorados y eligió a Ronald, un pintoresco payaso hoy casi tan conocido como Papa Noel, para sintetizar lo feliz que era pensando el día que entró a ese local tan pulcramante organizado a ofrecer sus máquinas y se quedó no sólo con el comercio, sino también con la gloria.


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • (Nueva York, 23 de junio de 1952 - ) es periodista, analista político, escritor y viajero estadounidense.

     
    Es redactor del Atlantic Monthly y colaborador asiduo de The Washington Post, The New York Times, The New Republic, The National Interest, Foreign Affairs y The Wall Street Journal entre otros periódicos y revistas. Escribe controvertidos ensayos sobre la naturaleza del poder estadounidense abriendo debates académicos y periodísticos y en las más altas instancias del gobierno. Es tema habitual en su obra la reemergencia cultural e histórica de las tensiones suspendidas temporalmente después de la Guerra Fría.

    En marzo de 2008 fue designado senior fellow del Center for a New American Security en Washington. Fue corresponsal en varios países durante conflictos armados y consultor de las Fuerzas Especiales del Ejército estadounidense. Es frecuentemente invitado a discutir asuntos mundiales y geopolíticos con generales y almirantes. Su último libro, Soldados imperiales: la milicia norteamericana en terreno, explica el papel que cumplen los soldados estadounidenses en la ejecución efectiva de la política exterior de EE.UU.

    Es hijo de Philip Alexander Kaplan y Phyllis Quasha. Su padre le transmitió su pasión por la Historia. Tras licenciarse en inglés en la Universidad de Connecticut en 1973, intentó sin éxito integrarse en la prensa de las grandes ciudades estadounidenses antes de quedar fijo en un periódico pequeño de Vermont. Con el dinero ganado se pagó un viaje a Túnez, el primero de la centena de países que visitó después. Estuvo viviendo algunos años en Israel, donde llegó a ser miembro de Tsahal y realizó algunos reportajes sobre Oriente Medio y Europa del Este. Se instaló después algún tiempo en Portugal antes de instalarse en Atenas, donde conoció a su futura esposa canadiense, Maria Cabral. En 1984 viajó a Irak para cubrir la guerra Irán-Irak. Reside en Massachussetts.

    En 1988 publicó su primer libro, Surrender or Starve: The Wars Behind The Famine, consagrado al hambre en Etiopía durante los años ochenta y sus causas, entre las cuales no cuenta sólo la sequía y la política extranjera americana, sino también la política de colectivización agrícola del régimen de Mengistu. Después viajó a Afganistán, donde escribió para el Reader's Digest artículos sobre la guerrilla antisoviética. Publicó en 1990 su libro Soldiers of God: With the Mujahidin in Afghanistan, donde cuenta esta experiencia en la Guerra de Afganistán.

    Ninguno de estos libros se vendía bien, y el tercero, Balkan Ghosts, consagrado a la cuestión yugoslava, fue rechazado por numerosos editores antes de ser finalmente publicado en 1993. Sin embargo, cuando las Guerras de Yugoslavia terminaron, este libro fue a caer en las manos del presidente americano Bill Clinton, lo que convirtió a su autor en celebérrimo; convenció a Clinton, según dijeron ciertos funcionarios de la Casa Blanca, de que no debía intervenir en Bosnia-Herzegovina. Allí afirma que los conflictos balcánicos son debidos a resentimientos de orden histórico, por lo que son incontrolables por los otros países o la ONU.

    Publicó el mismo año The Arabists. La tesis de los "odios étnicos ancestrales" desanimó los análisis serios del conflicto, impidiendo medir las responsabilidades en estas guerras, como por ejemplo en Kosovo: A Short History de Noel Malcolm; Clinton expresó públicamente su lamento de haber tomado en serio esta tesis. Desde este periodo, su trabajo y sus ideas comenzaron a ser estudiados de cerca por las altas esferas del poder americano. En 1994 y 1995 viajó a África del Oeste y a Turquía y Asia central, a Irán y a India. En el curso de este viaje publicó The Ends of the Earth. Viajó después a través de Norteamérica y publicó An Empire Wilderness en 1998.

    En febrero de 1994 publicó en Atlantic Monthly un ensayo muy controvertido titulado The Coming Anarchy («La anarquía que llega»). Afirma ahí que el aumento de la población, la urbanización y el despojo de los recursos naturales harán frágiles a los gobiernos del Tercer Mundo y crearán un nido de anarquía con el riesgo de crear un estado de guerra permanente en ciertas zonas y representar una amenaza para el mundo. Escribió en especial:

    «África occidental ha llegado a ser el símbolo de la crisis demográfica, ambiental y social mundial en la cual la anarquía criminal aparece como el verdadero peligro estratégico»

    En 2000 Kaplan publicó una colección de artículos bajo el título de The Coming Anarchy que contenía el precedente así como otros ensayos políticos, entre ellos el controvertido Was Democracy Just A Moment? donde explica que la democracia es un concepto típicamente occidental que no es exportable más que a países desarrollados que dispongan de una clase media importante, un sistema educativo competente y bien formado, fronteras bien establecidas, una economía estable y una relativa paz social. Asegura también que los países del tercer mundo deben dotarse de autocracias moderadas e inteligentes, en las que un mínimo de libertades esté garantizado, lo que les permitirá desarrollarse y, un día, parecerse a los países occidentales y democratizarse eficazmente. Toma por ejemplo el caso de Singapur bajo el régimen autoritario de Lee Kuan Yew y las violencias perpetradas bajo los regímenes democráticos de Colombia, Ruanda y Sudáfrica. Por otra parte, afirma que el "periodo democrático" de Occidente es un simple pasaje de la Historia, y que en un futuro próximo aparecerán regímenes "democráticos" en apariencia en los cuales el poder estará de facto en las manos de una oligarquía compuesta de multinacionales, grupos de presión y empresas de comunicación que, según él, gobiernan ya en países como los Estados Unidos y Japón.

    La popularidad de las tesis iconoclastas de Kaplan ha aumentado en el mundo anglosajón tras los atentados del 11 de septiembre de 2001. Publicó Warrior Politics: Why Leadership Demands a Pagan Ethos. Afirma allí que los gobiernos occidentales no deben aplicar la "moral judeocristiana" en sus actividades públicas, sino adoptar la "moral pagana" para así concentrarse sobre la moralidad del resultado y no sobre la moralidad de los medios comprometidos para hacerlo llegar, mostrándose así discípulo de Maquiavelo y su razón de estado. En 2004 publicó Mediterranean Winter, un simple libro de viajes.

    En octubre de 2005, publicó Imperial Grunts: The American Military on the Ground, donde habla sobre la acción de las Fuerzas especiales americanas en Colombia, Irak y Mongolia. Profetiza el fin de una época, la de la guerra realizada con masas de soldados, por ejemplo en Irak, donde el "dinosaurio" que es el ejército americano debe afrontar una guerrilla compuesta de infantería ligera, poco numerosa y paramilitar. Por otra parte, se felicita del renacimiento en el ejército americano de un espíritu militar heredero de los Estados Confederados de América. Defiende también una pretendida civilización de ciertas regiones del mundo por parte de los Estados Unidos, usando los mismos métodos que durante las Guerras indias. Por otra parte publicó en junio de 2005 un artículo titulado "How we would fight China" donde sugiere que una guerra entre los Estados Unidos y China es inevitable.

    Al español se han traducido sus libros Fantasmas balcánicos, Viaje a los confines de la tierra y Rumbo a Tartaria, entre otros.


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Robert Toru Kiyosaki (Hilo, Hawái, 8 de abril de 1947) es un empresario, inversor, escritor, conferencista y orador motivacional estadounidense de ascendencia japonesa. Es el fundador, consejero delegado y accionista mayoritario de Cashflow Technologies, corporación poseedora de las licencias para la marca Padre Rico Padre Pobre. Igualmente es el escritor de un total de 20 libros, pertenecientes a dicha marca, varios de ellos en co-autoría con personalidades como Sharon L. Lechter y Donald Trump. Se afirma que tenía grandes metas y sueños pero no los pudo lograr; esto fue muy frustrante para él pero con resiliencia y pie de lucha salió adelante.1​

    Sus libros «Padre Rico, Padre Pobre» (Rich Dad Poor Dad), «El Cuadrante del Flujo del Dinero» (Rich Dad's CASHFLOW Quadrant), «Guía para Invertir del Padre Rico» (Rich Dad's Guide to Investing), alcanzaron el primer lugar de las listas de superventas de The Wall Street Journal, USA Today y el The New York Times, simultáneamente. Igualmente, otros títulos como Escuela de Negocios y Por qué Queremos que seas Rico (co-escrito con Donald Trump), son parte de las numerosas publicaciones derivadas, que forman parte de la marca y que en total han sumado 26 millones de copias vendidas a nivel internacional,2​ siendo traducidos a 40 idiomas y comercializados en más de 80 países.3​

    Kiyosaki también ha destacado como creador de juegos de mesa educativos y conferenciante, habiendo diseñado el juego conocido como El Flujo del Dinero ("CASHFLOW"),4​ un juego interactivo que busca enseñar, mediante su uso, a los participantes los preceptos y mecanismos de la denominada «Educación Financiera», concepto del que Kiyosaki es uno de los principales promotores y que ha sido continuamente propuesto por su persona, como una necesidad académica, de vital importancia, que debería ser incluida dentro del sistema educativo de los diferentes países del mundo.5​

    Su labor como escritor lo ha llevado a incursionar en el periodismo, siendo titular de la columna «¿Por Qué los Ricos se Vuelven más Ricos?» (Why the Rich Are Getting Richer?) y participó de una edición de la reconocida columna de Time Magazine, «10 Preguntas» (10 Questions), donde respondió a dudas respecto al impacto de la educación en la vida financiera de las personas, hasta llegar inclusive a aconsejar, inversiones de bajo costo inicial.6​ También figuró en los medios audiovisuales, con el programa para la televisión, «Rich Dad TV», del cual fue productor y anfitrión, siendo transmitido y avalado por la Public Broadcasting Service.7​

    Como fundador, presidente, CEO e imagen visible de Cashflow Technologies y su célebre marca Rich Dad, se ha convertido en el principal vocero y promotor de las teorías expuestas en sus libros, respecto al manejo de las finanzas, que persiguen la denominada «Libertad Financiera»8​ y que son parte de una nueva concepción acerca del manejo económico, que ha desplegado un movimiento, con defensores y críticos por igual, teniendo gran resonancia sus planteamientos y siendo objeto de debate, a lo largo de diferentes países.


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Stephen Richards Covey (Salt Lake City, Utah, Estados Unidos, 24 de octubre de 1932 - Idaho Falls, Idaho, Estados Unidos, 16 de julio de 2012) fue un licenciado, escritor, conferenciante, religioso y profesor estadounidense conocido por ser el autor del libro superventas: Los siete hábitos de las personas altamente efectivas.

    Stephen Covey residía con su esposa Sandra, y su familia en Provo, Utah, que es en donde se encuentra La Universidad Brigham Young University que es precisamente donde el Dr. Covey enseñó antes de la publicación de su libro. Stephen Covey además era padre y abuelo, tenía nueve hijos y cincuenta y dos nietos; recibió el premio de Paternidad del «National Fatherhood Initiative», (iniciativa nacional de paternidad) en el año 2003.

    Covey fue el fundador de lo que anteriormente se denominaba «Covey Leadership Center», (Centro Covey de liderazgo) en Salt Lake City, Utah, institución que fue luego adquirida por la compañía FranklinQuest, el 30 de mayo de 1997 convirtiéndose en «FranklinCovey Company», una compañía que ofrece servicios profesionales y cuya especialidad consiste en vender cursos y seminarios de formación para la gestión de negocio, herramientas para aumentar la productividad, así como también la Gestión del Tiempo, tanto para individuos como para organizaciones.

    Stephen Covey poseía una licenciatura en Administración de empresas, que le fue otorgada por la Universidad de Utah (en Salt Lake City), una maestría en Administración de Empresas, obtenida de la Universidad de Harvard y un doctorado en historia y doctrina de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, otorgado por la Universidad Brigham Young. Prácticamente dedicó gran parte de su vida a la enseñanza y a la práctica de los preceptos que detalla en sus libros, de como vivir y liderar organizaciones y familias basándose (centrándose) en principios, los cuales él sostenía, «son universales y como tales son principios aceptados por las grandes religiones y sistemas éticos del mundo».

    Covey murió rodeado por su esposa y cada uno de sus hijos y nueras en el Centro Médico Regional Eastern Idaho el 16 de julio de 2012 a las 2:15 a. m., debido a complicaciones tras sufrir un accidente en bicicleta en abril de ese año.


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Película biográfica que se apoya en tres momentos cruciales de la carrera del creador de Mac, para exponer tanto sus flaquezas como su increíble visión del futuro.

    Requiere una suscripción activa a Netflix...

    Si el video no se presenta, seguramente www.netflix.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Steve Jobs, el cofundador de Apple, es una leyenda viviente de Silicon Valley, pues es el visionario detrás de los revolucionarios inventos como la computadora Macintosh, el iPod, el iPhone y el iPad.

    Nacido el 24 de febrero de 1955 en San Francisco de una madre soltera y adoptado por una pareja con apenas una semana de vida, Jobs creció entre la ciudad que un día se convertiría en el centro tecnológico más importante.

    Jobs tenía 21 años y el ingeniero Steve Wozniak 26 cuando fundaron Apple Computer en el garaje de su casa, en 1976.

    Bajo la dirección de Jobs, la compañía introdujo sus primeras computadoras Apple y luego la Macintosh, que se volvió muy popular en los años 1980.

    Tras una lucha de poder interna, Jobs dejó Apple en 1985 e inició la compañía NeXT Computer, especializada en terminales de trabajo sofisticados para empresas.

    En el año 1986 cofundó Pixar, que ha ganado varios premios Oscar de la Academia, por producir películas tan taquilleras como "Toy Story" y "Buscando a Nemo".

    Apple decayó tras la partida de Jobs, y luego de ciertas negociaciones Steve volvió en 1996, cuando la compañía compró NeXT por 429 millones de dólares y Jobs ascendió una vez más a la Presidencia.

    Desde entonces, se ha fortalecido más y más, reformando la línea Macintosh y lanzando el reproductor de música digital iPod a inicios del año 2001.

    Luego que le detectaran cáncer, Steve se sometió en el 2004 a una operación de páncreas para regresar tres años más tarde con la increíble serie de teléfonos inteligentes iPhone.

    Steve se fue nuevamente de licencia médica en enero de 2009, pero regresó al trabajo en junio de ese mismo año, tras someterse a un trasplante de hígado.

    En enero de 2010, develó, el iPad, que salió a la venta en abril y se convirtió en el referente en estándares para las tabletas de pantalla táctil.

    En marzo de este año, y a pesar de su delicado estado de salud, Steve reapareció para presentar el iPad 2, una versión superior a su antecesora.

    Luego de una carrera exitosa, Steve Jobs, le dijo adiós a la compañía que vio nacer y crecer, Apple, para dar paso a la era Tim Cook, y emprender nuevos retos que seguro traerán más de una sorpresa.


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • /p> Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

     


  • Sun Tzu (544-496 a.C.) fue un general, estratega de guerra y filósofo chino, a quien se le atribuye la obra «El Arte de la Guerra», un tratado filosófico-militar en el que reunió estrategias y tácticas militares para derrotar al enemigo.

    Sun tzu (544-496 a.C.) nació en China, probablemente en 544, durante la dinastía Chou (722-476), un período de la historia llamado Primavera y Otoño, cuando el poder real prácticamente desapareció y los grandes principados estaban luchando, y que la división de China en varios estados más pequeños, que vivían permanentemente en lucha.

    Sun Tzu, contemporáneo del filósofo Confucio (551-479 a.C.), vivió en una época en que la filosofía también se usaba como arma para la sabiduría de las estrategias y tácticas militares y, por lo tanto, los pensadores se colocaban a la cabeza de los ejércitos que disputaban el control de la soberanía.

    Según algunos historiadores, Sun Tzu nació en Ch’i, era hijo de la aristocracia militar china y había aprendido a desarrollar sus estrategias de guerra con su abuelo. En el año 517 a.C. se habría dirigido hacia el sur y se habría establecido en el estado de Wu, donde habría desempeñado sus funciones como general y estratega del rey Hu Lu.

    Como general, Sun Tzu habría subyugado a sus enemigos con las enseñanzas que transmitió a sus soldados. Habló con propiedad sobre el despliegue de tropas y el movimiento de soldados, las técnicas de emboscadas e incluso los cambios climáticos inesperados. A partir de sus experiencias habría elaborado un tratado filosófico-militar en el que recogió una rica planificación con tácticas y estrategias de guerra para resolver conflictos y ganar batallas. El libro «El arte de la guerra», con 13 capítulos, con frases y pensamientos, aborda varios aspectos relacionados con la guerra.

    El libro «El arte de la guerra» es uno de los tratados de guerra más antiguos, cruzó siglos y se convirtió en uno de los clásicos más influyentes del pensamiento oriental. La obra es considerada la Biblia de la estrategia, la planificación y el liderazgo, y es ampliamente utilizada en el mundo de los negocios. Hasta el día de hoy, sus enseñanzas inspiran a una legión de líderes.

    Las sabias palabras de Sun Tzu incluyen: «Cuando puedas, finge ser incapaz, cuando estés listo, finge estar desesperado, cuando estés cerca, finge estar lejos, cuando estés lejos, haz creer a la gente que estás cerca», «Comandar a muchos es lo mismo que comandar a pocos. Todo es cuestión de organización», «Las oportunidades se multiplican a medida que se aprovechan», «En medio del caos siempre hay una oportunidad», «En la batalla, por lo general, se utilizan operaciones directas para hacer que el enemigo participe en la lucha y operaciones indirectas para ganar la victoria», etc.

    Sun Tzu, según algunos estudiosos, murió en el año 496 a.C., no se sabe nada más de su muerte.


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Considerado uno de los inventores más grande de todos los tiempos. Hombre talentoso  que con su genio e inteligencia hiciera más grande la ciencia. Destacado personaje que  realizara cientos de pruebas y experimentos, logrando importantes inventos. Su nombre: Tomás Alva Edison.

    Generalmente cuando usamos o utilizamos las cosas, jamás nos percatamos del modo o forma en que estas se consiguieron o tuvieron su origen. Escuchamos la radio, vemos televisión, enviamos un telegrama, hablamos por teléfono, prendemos una lámpara, nos subimos al carro, al tren o al avión... pero, hasta ahí.

    Ser inventor no es fácil. Se requiere de tiempo, amor e inteligencia; no siempre de dinero. Las cosas (inventos) que disfrutamos han sido, muchas de ellas, producto de la casualidad, pero también producto del ahínco de grandes hombres que con su talento, tesón y esfuerzo han logrado que nosotros, humildes y a la vez orgullosos y vanidosos terrestres, vivamos con más y mejores comodidades.

    Tomás Alva Edison nació en Ohio (Estados Unidos), el 11 de febrero de 1847. A pesar de que es considerado uno de los inventores más grandes que haya tenido la humanidad, el pequeño Edison ni siquiera pudo completar el primer año de la escuela elemental.

    Nunca le gustaron las matemáticas. E hizo bien, no siempre son las tan llamadas “ciencias exactas”. Le disgustaban los números, era un hombre práctico. De ahí a que despreciara la teoría y la abstracción, o ésta le importara poco.

    A menudo se equivocaba en sus juicios o explicaciones de los principios científicos en que basaba sus inventos o experimentos, pero tarde o temprano salía a relucir la luz de la verdad, y esa verdad era la suya. Todo podía funcionar sin necesidad de mucha “ciencia”.

    A la edad que suelen meterse a los niños en las escuelas, Edison fue enviado a una de ellas. No estuvo mucho tiempo ahí. Apenas si habían transcurrido tres meses, cuando ya su madre lo había sacado. Su madre había sido maestra de escuela antes de casarse. Así, gracias a esto, con su experiencia, pudo continuar con la educación de su hijo y enseñarle los conocimientos básicos.

    Cuando contaba diez años de edad, el pequeño Tomás podía leer ya libros bastante difíciles y complicados. Y, aunque continuó leyendo el resto de su vida, muy a menudo hacía mofa de los clásicos, lo mismo que se burlaba socarronamente de los métodos de educación y enseñanza en donde se enseña, al igual que ahora, pura teoría que a la mera hora no sirve para nada.

    Edison salió de su casa y aprendió a valerse por sí mismo. El primer indicador que surgiera en él por la ciencia, fue a la edad de diez u once años cuando leyera un libro sobre este mismo tema. Un libro que hablaba sobre ciencias generales. Ya a esta edad, nuestro pequeño personaje tenía una aguda percepción de las cosas y fácilmente encontraba errores en las conclusiones de trabajos de los supuestamente hombres universitarios, de gran conocimiento y "gran ciencia".

    La familia de Edison no era pobre; sin embargo, como sus experimentos solían costarle una buena y considerable cantidad de dinero, se le ocurrió la idea de ponerse a trabajar. Pidió permiso para vender periódicos en un tren. El producto de estas ganancias sería totalmente para sus experimentos.

    Como era un niño sumamente vivo, tuvo la idea de “apropiarse” de uno de los tantos carros de ferrocarril. Así, en sus ratos libres, mientras no estaba vendiendo periódico, aprovechaba el tiempo para dedicarlo a sus experimentos. Él decía que tenía su "carro laboratorio".

    Edison comenzó a experimentar primeramente en el campo de la electricidad. El telégrafo era una cosa que le interesaba particularmente. De ahí a que estudiara para operador de telégrafo. Sabía que estando ahí podía aprender mucho y a mejorar el sistema con que se contaba.

    Se vivía la época de la Guerra Civil, la demanda de operarios de telégrafos aumentaba. A los 15, Edison tenía un puesto seguro en Port Hurton, Michigan, como operador nocturno. Sin embargo, se le presentaba un problema. El día lo utilizaba para llevar a cabo sus experimentos, la noche para dormir; pero, como tenía que trabajar como telegrafista en el turno de la noche, ¿cómo resolver este problema?

    Pronto halló la solución. Se le requería que enviase una señal cada hora durante la noche, mientras hacía su guardia. Esto le condujo a su primer experimento. Inventó un aparato para enviar la mencionada señal mientras dormía.

    El tiempo pasaba y Edison seguía aprendiendo. La experiencia se acumulaba. En 1868 obtiene un trabajo en la Western Union, en la ciudad de Boston. Sus inventos le requerían más y más tiempo. Ese mismo año, recibe su primera patente para la Cámara de Representantes (el Congreso).

    Se trataba de un “Contador de Votos”, como esas máquinas que cuentan billetes. Edison pensaba que este tipo de aparato ahorraría tiempo y confusión. La idea era excelente, no así para los miembros de la cámara, ni tampoco para los políticos que contaban los votos. No había forma de hacer trampa... ¡Se les quitaba una herramienta de “depuración” en el conteo...!

    En vista del “éxito” obtenido (con su Contadora de Votos), Edison decidió trabajar solamente en aquellos inventos para los que realmente hubiera una necesidad. Así fue como puso manos a la obra y dirigió sus esfuerzos por caminos más sabios y menos podridos o corruptos.

    Un año después, en 1869, luego de haber perdido miserablemente todo su tiempo y dinero en la famosa Contadora de Votos, Edison llegó a Nueva York, si un centavo en la bolsa. En pocos días, ya tenía trabajo y ganando cientos de dólares al mes.

    El trabajo consistía en un puesto que era el de supervisor de un aparato que indicaba los índices en el precio del oro, en una casa de agentes corredores de bolsa, en Manhattan. Tiempo después dejaría la Gold Indicator Company para dedicarse de lleno nuevamente a sus inventos.

    El éxito de Edison fue grandioso. Mejoró el sistema de telégrafos, inventó repetidores telegráficos; pronto le seguiría el telégrafo duplex y automático. También mejoró un aparato donde se registraran en una cintilla perforada los cambios en la compra-venta de las acciones en la bolsa de valores.

    Todos estos inventos o mejoras en los inventos le llevaron a obtener grandes ganancias y sumas de dinero. Simplemente, el de la cintilla le llevó a obtener, por su venta del invento, la suma de 40,000 (cuarenta mil) dólares de aquellos tiempos.

    Edison era un hombre incansable. Había puesto su propia fabriquita. Empleaba a cincuenta hombres en dos turnos, él estaba al mando de ambos turnos. Sus empleados se cansaban bastante, pues no esperaban tanto. Les era difícil satisfacer las demandas de Edison, que parecía jamás cansarse, aunque su físico o rostro así lo indicase: le decían "el vejo", y eso que aún no cumplía los treinta.

    Edison tenía una sorprendente memoria. Llegó a trabajar hasta en 50 experimentos a la vez. De todo llevaba “records” y anotaciones. Tan pronto estaba ayudándole a un operario en “X” experimento, como de pronto pasaba con otro para ver “Y” procedimiento. En 1874 inventó el telégrafo cuádruple y poco tiempo después logró producir el famoso micrófono de carbón.

    Edison contrajo primeras nupcias con Mary Stillwell, en 1871, mientras aún vivía en Newark. La señora Edison murió en 1884 en Menlo Park, y Edison se trasladó a Orange, New Jersey, poco después. Más tarde volvería a casarse. Su segunda esposa fue Mina Miller con quien se casó en 1886. Ahí comprarían una extensa finca donde vivirían confortablemente, teniendo en ese mismo lugar su laboratorio.

    La salud de Edison ya no era muy buena que digamos. Su debilidad física se acentuaba. Sus ojos ya no veían como antes. El sueño cobraba lo que se le debía. Se dice que de los 16 a los 65 años su promedio de sueño diario fue de cuatro horas.

    Cuando estaba en vías de experimentación con el fonógrafo (otro de sus inventos) se sabe que trabajó cinco días y noches seguidas sin dormir. La sordera y la falta de vista le hicieron que evitara las presentaciones en público. Además, no le gustaban los honores.

    En 1891, consiguió uno de los más grandes inventos: el proyector y la cámara lenta de cine. El primer comercial de cine fue hecho y realizado en su estudio. Más tarde vendería una de sus patentes a Marconi. También, producto de sus estudios, aunque no directamente atribuidos a él están los inventos del telégrafo inalámbrico y el principio del tubo especial lumínico, principio indispensable de la radio, fonógrafo, teléfono y televisión.

    El “Mago de Menlo Park”

    A Edison se le conoce como “El Mago” de Menlo Park. Se le decía así porque era como un brujo a mago de loe experimentos: todo lo componía. Fue ahí la cuna de la lámpara incandescente, una de sus más grandes contribuciones a la humanidad.

    Murió el 8 de octubre de 1831. Sus grandes inventos dejados al género humano lo han convertido en uno de los más grandes hombres de la historia. La luz, la energía eléctrica, algo de lo que todos gozamos, sin saber muchas veces de dónde vino, si de un simple interruptor, o de un gran genio como lo fue Tomás Alva Edison.

    Tomado del periódico “El Porvenir” de Monterrey, México, el 13 de noviembre de 1989.


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Thomas J. Peters nació el 7 de Noviembre del 1942 en Baltimore. Estudió ingeniería civil en Cornell University y después economía en Stanford University donde ha obtenido un M.B.A. y Ph.D. En 2004 ha recibido un doctorado honorario de la Universidad Nacional de Management de Moscú.

     Ha servido en la marina de los Estados Unidos entre 1966-1970. Ha trabajado en la Casa Blanca entre 1973-1974 durante la administración de Nixon.

    En el período 1974-1981, ha trabajado como consejero en management en McKinsey & Company, convirtiéndose en uno de los miembros y lideres.

    En 1981, se independizó.

    Es un guru del management de los negocios desde los años 70 hasta hoy. Saltó a la fama tras la publicación de "En Busca de la Excelencia" en 1982, un libro en el que incitaba a los dirigentes a enfocar los negocios de un modo radicalmente distinto.

    La revista Fortune llamó a Tom Peters el Ur-guru (gurú de los gurús) de la dirección y lo comparó con Ralph Waldo Emerson, Henry David Thoreau, Walt Whitman y H.L. Mencken. The Economist lo etiquetó como Uber-guru. Y su innovadores puntos de vista hicieron que Business Week lo describiera como "el mejor amigo y la peor pesadilla de los negocios."

    Tom participa en casi 100 seminarios cada año y ha hablado recientemente en España, Alemania, Ecuador, Argentina, Chile, Brasil, Nueva Zelanda, Australia, Malasia, Reino Unido, Holanda, Suecia, Turquía, Arabia Saudita, India, Dubai, Suráfrica, Zimbabwe, Corea del Sur, Singapur y Tailandia.

    También ha firmado cientos de artículos en periódicos y revistas populares y profesionales, entre ellos en Business Week, The Economist, the Financial Times, The Wall Street Journal, The New York Times, Inc., Fast Company, The Washington Monthly, California Management Review, The Academy of Management Review, ForbesASAP y The Harvard Business Review.

    Su libro "Revolución de la gestión y reinvención de la empresa" presenta a Tom Peters y el estimulante desafío que plantea a los directivos y a las empresas para que abandonen la tradición y los enfoques convencionales y tengan éxito en los mercados globales, siendo, de manera constante y en los niveles más altos posibles, imaginativos, dotados de una alta capacidad de respuestas. En cuatro casos para estudio (ABB Asea Brown Boveri, Oticon, Imagination y Lane Group), Tom Peters nos muestra cómo la descentralización, las estructuras organizativas 'achatadas', los estilos de dirección abiertos y una verdadera obsesión por el cliente, pueden conducir al logro de extraordinarias ventajas competitivas.

    Desde el momento de su consolidación como genio empresarial, Peters se convirtió en un consultor y escritor siempre a la vanguardia de la gerencia, defendiendo una actitud de permanente predisposición al cambio.

    Provocador, heterodoxo, coloquial y directo, sus obras rompen esquemas y son fuente de innumerables "pensamientos empresariales" de gran calado.


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Wayne Walter Dyer (Detroit, Míchigan, 10 de mayo de 1940-Condado de Maui, Hawái, 29 de agosto de 2015)​ fue un psicólogo y escritor de libros de autoayuda estadounidense.


    Nació en Detroit en 1940, en un barrio pobre. Creció como huérfano y fue cuidado por un tío. Sirvió en la Marina estadounidense antes de estudiar en la Wayne State University, donde obtuvo su doctorado en psicología.

    Trabajó como profesor en la St. Johns University de Nueva York cuando escribió su primer libro «Tus zonas erróneas» (1976). Tras el éxito —vendió 35 millones de ejemplares en diferentes idiomas, permaneciendo 64 semanas consecutivas como superventas en el New York Times— abandonó su puesto de profesor en St. John's para dedicarse a escribir y promocionar sus obras.
    Murió en Maui, Hawái, el 29 de agosto de 2015, a los 75 años, de leucemia linfática crónica, enfermedad que le había sido diagnosticada en 2009.

     Su inspiración fue Swami Muktananda, fundador del camino espiritual de Siddha Yoga, así como San Francisco y el filósofo chino Lao-Tse, fundador del taoísmo.  Su fundamento en la psicología transpersonal, y en su fundador, Abraham Maslow ha sido puesta en duda. El psicólogo cognitivo L. Michael Hall argumenta que ya en sus primeras obras, Dyer malinterpretó su sentido e introdujo conceptos propios que la tergiversan o incluso falsean, aunque se le reconoce que el lenguaje asequible permitía, a personas sin formación previa, entender y practicar conceptos de la psicología cognitiva que ya se habían demostrado útiles en la práctica psicoterapéutica. Progresivamente, en sus obras posteriores a la primera trilogía se va haciendo más patente una influencia de la corriente llamada Nuevo Pensamiento.​ Dyer fue miembro de Public Broadcasting Services, que difundió sus charlas. A partir de 2006 arreciaron las quejas acerca de que estaba promoviendo una cosmovisión religiosa específica, lo que iba en contra de las normas editoriales de PBS.


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • William Corredor y la historia de Open Systems.

    La pequeña ciudad de Fort Collins, Colorado, famosa por contar con uno de los pocos relojes atómicos que existen en el mundo, tiene desde el año pasado una conexión especial con Cali.

    Cada vez que un residente de esa población estadounidense recibe y paga su factura de servicios públicos, lo hace fácilmente gracias al talento humano que se forma y trabaja en la capital vallecaucana.

    La responsable de esa conexión es Open Systems, una de las compañías ‘bandera’ del sector de software en Colombia. En 31 años se ha consolidado en el mercado de servicios en tecnología para empresas públicas como Emcali, en la capital del Valle; o EPM, en Medellín, y luego de conquistar las principales ciudades de Colombia, y localidades de otros 19 países latinoamericanos, en el 2018 dio el gran salto a los Estados Unidos y México.

    William Corredor, su gerente, habló  sobre cómo ha sido la experiencia de abrirse a la nación norteamericana, y cuáles son los retos que enfrenta. 

    Empezamos un plan de exportación a EE.UU. en el 2015. Lo primero fue investigar el mercado, porque no lo conocíamos. Hicimos un estudio y empezamos a ver si teníamos lo que las empresas de allá estaban buscando.

    En el 2017 empezamos a construir las piezas que faltaban para entrar al mercado. Invertimos 100 mil horas de trabajo de ingeniería. Y en el 2018 empezamos a participar en licitaciones. Las primeras ensayando cómo eran las reglas de juego, y en julio ganamos la licitación de Fort Collins. Se firmó contrato y empezamos a implementar en agosto.

    Estamos entusiasmados, pues en EE.UU. hay alrededor de unas 3300 empresas de servicios públicos a las que ahora tenemos acceso. El reto era tener el primer cliente. Cuando uno penetra un mercado, se pasa muy rápido a otras empresas del sector.

    ¿Contra qué empresas compitieron en la licitación?

    Competimos con SAP, Oracle y otras de Australia y de Bélgica. Pero nos escogieron a nosotros porque vieron un producto más adaptable a las necesidades de Fort Collins, que presta todos los servicios de manera integrada, como aquí Emcali. Ese era el diferenciador bastante grande y uno de los factores que influyó para que ganáramos.

    ¿Cómo llegó una compañía caleña a competir con empresas de Australia y Alemania en una licitación de software en Estados Unidos?

    Muchísimo trabajo y dedicación. Llevamos 31 años de historia. Las cosas no se dan de un día para otro.

    En 1987 empezamos en el mercado local y fuimos escalando. Hicimos primero ciudades pequeñas como Tuluá, después apuntamos a Bogotá, y en el camino hicimos Medellín, Cali, Bucaramanga, Cúcuta, y otras ciudades intermedias.

    En 1996, prácticamente el software nuestro era el estándar en Colombia en telecomunicaciones y servicios públicos, entonces primero fuimos profetas en nuestra tierra y a raíz de esas referencias fuimos entrando a otros países.

    Empezamos en Centroamérica, luego Ecuador, Perú, Argentina, Brasil.

    Invertimos mucho en innovación, por ello Portafolio nos nombró la empresa más innovadora de Colombia. Lo que hacemos es generar muchísimos empleos de alta calidad. En Open hay alrededor de 500 ingenieros que son los que trabajan en proyectos como los que ahora llevamos a Estados Unidos. Estamos generando mano de obra supremamente calificada y eso hace parte del crecimiento.

    ¿Algún ejemplo de innovación en el sector de servicios, el uso de redes inteligentes, que ya estén explorando?

    Hace parte de la modernización de la energía eléctrica. Años atrás las redes de energía eran un conjunto de transformadores y cables, en una red pasiva. Lo que está pasando ahora es que la red se está volviendo demasiado activa y los aparatos se están volviendo inteligentes.

    El contador de la casa, que antes era una simple ruedita que giraba en la medida en que pasaban los kilovatios, hoy es un aparato que se comunica con la compañía de energía y le pasa información permanentemente sobre tu consumo y lo que está sucediendo en tu casa.

    Desde el software, nos toca reaccionar rápidamente ante esa innovación porque somos nosotros los que medimos dicho consumo. Si el software no sabe medir el consumo en una red inteligente, pues se pierde toda la inversión en ella.

    ¿Y qué se gana con esa inteligencia?

    Que haya más información del lado de las empresas para poder brindar un servicio más acorde a las necesidades del usuario, y unas tarifas que van de la mano con su consumo.

    También es importante para el control del fraude. Las instalaciones ilegales van a poder ser controladas mucho más detalladamente, porque se puede medir cuánta energía pasa por cada transformador hasta que llega a cada casa.

    ¿En Colombia ya hay de estas redes?

    Todavía el porcentaje es pequeño y varía de ciudad en ciudad, pero cada vez se ve más. En Cali y en Medellín ya están colocando medidores inteligentes.

    ¿Qué tan dura es la competencia local para ustedes?

    En el mercado colombiano no hay otras empresas que se dediquen al área de servicios públicos. Siempre hemos competido con compañías extranjeras.

    ¿Cómo surgió entrar a esa área entonces?

    Llegamos a este mercado inicialmente por azar porque empezamos a trabajar con estas compañías de servicios en una época en la que los computadores eran todavía unos aparatos muy extraños.

    Fuimos pioneros en informática. Empezamos a trabajar en el mercado local y a crecer.

    Ustedes hacen parte de las empresas pioneras del software en Cali, ¿cómo ve hoy el potencial del sector en la ciudad?

    En Cali ha habido una industria tremenda. Se ha generado un polo de desarrollo de software muy grande. De las seis empresas de software más grandes en el país, cuatro son caleñas.

    Uno oye muchísimo más éxitos de empresas paisas y resulta que acá tenemos una industria muchísimo más desarrollada. La realidad es que el software en Cali pega duro y es la clave del desarrollo.

    ¿A qué se debe la fuerza del sector en la ciudad?

    Por un lado, a que hay buenas universidades y a la coincidencia de emprendimientos que aparecieron en Cali hace ya varios años. Compañías como Carvajal, Siesa, Compunet, Open, Parquesoft, que se desarrollaron alrededor del software y se han vuelto como una legión de compañías que desarrollan para Colombia y el resto del mundo.

    ¿Qué esperan para los próximos años?

    Vamos a poner mucho énfasis en México y EE.UU., ahí tenemos un potencial muy grande.

    En un año en México logramos tres clientes y hay 120 acueductos en búsqueda de soluciones. Sabemos de otras concesiones de energía a las que vamos a tener acceso.

    Y en EE.UU. hay más de 3000 empresas de servicios públicos que son un potencial enorme. Estaremos dedicados a eso.

    Fuente: www.elpais.com.co


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
  •  


    William Edwards Deming nació un 14 de Octubre de 1900 en E.U.A. hijo de Albert Deming. Creció en Wyoming durante la época en que el transporte en el viejo oeste se hacía mediante carretas tiradas por caballos.

    A principios de siglo se mudo con su familia de Sioux City, a Cody Wyoming. Posteriormente se trasladaron a la ciudad de Powel, en la cual se instalaron en un terreno de 16 hectáreas y en una choza de cartón alquitranado, acondiciono la biblioteca de su padre y el piano de su madre. El padre se dedicaba al cultivo mientras que su madre a dar clases de música.

    Los primeros años en Powel fueron muy difíciles para la familia, en la que W. Deming con su negocio especializado en la venta de seguros, bienes raíces y servicios jurídicos pudo salir adelante: Lo mas difícil eran la incomodidad con que vivían ya que no había electricidad ni drenaje. William Edwards ganaba 25 centavos haciendo mandados en un hotel, y llego a ganar 10 dólares al mes por encender los faroles que alumbran la calle. Con el tiempo la situación de la familia fue mejorando.

    En 1917 W. Deming realiza un viaje a Laramie para empezar sus estudios en la universidad de Wyoming, en la ciudad encontró trabajo de conserje, paleo nieve, trabajo en una fuente de sodas, toco el flautín en el coro de la universidad. En el año de 1921 se gradúo, pero decidió quedarse un año más para estudiar matemáticas y física. Un año más tarde enseñó física en una mina de Colorado, así obtuvo una maestría en matemáticas y en física. Estando allí cortejo a una maestra llamada Agnes Bell con la que se casó en 1923 y adoptaron un hijo Danothy.

    En 1924 un profesor lo anima para que siga estudiando en Yale recibiendo su PhD en física.  En el verano trabaja en la planta Hawthorne de la Western Electric de Chicago en la cual 46000 personas fabricaban teléfonos en un ambiente de explotación y mala remuneración.

    Algunas de sus ideas de la administración surgieron de su experiencia en Hawthorne, donde los trabajadores eran remunerados de acuerdo a lo que producían. El mayor interés que tenia Deming era el de estudiar el nitrógeno y de analizar sus efectos en las cosechas. En 1954 rechazo ofertas para trabajar en la industria privada.

    Su esposa Agnes murío en 1930. Dos años más tarde se casó con Lola Shupe una matemática con la cual tuvo dos hijas Diana que nació en 1934 y Linda, en 1942. Cuando Deming trabajó en el departamento de agricultura, donde conoció a Walter A. Shewhart experto en estadística que trabajaba con Bell telefhone laboratories de Nueva York, allí desarrollo técnicas para llevar procesos industriales a lo que el llamaba "control estadístico".

    El Dr. Deming fue reclutado por el comando supremo de las fuerzas aliadas para realizar el censo japonés de 1915. El país estaba muy dañado, cuando Deming llego la ocupación llevaba dos años y había pocos indicios de recuperación física. Deming trato de familiarizarse con la cultura. En 1956 escribió que sus métodos de estudio se convertirían en japoneses.

    El Dr. Deming no conocía al grupo de unión de científicos e ingenieros japoneses (UCIJ) el cual se había organizado para la reconstrucción del país, la situación en Japón era grave ya que no podía producir la suficiente comida para alimentar a la gente. Era evidente que se tenia que exportar bienes a fin de tener dinero para comprar alimentos. Pero , debido a la guerra, Japón no solo predio mercado sino que la producción industrial era muy mala por lo que Japón entraba en "patrimonio negativo".

    Los miembros de la UCIJ estaban fascinados con las teorías de Shewhart, y también con el Dr. Deming por sus conocimientos y su cordialidad y pensaron que quizá les ayudaría en sus esfuerzos de recuperación. En Marzo de 1950, el director ejecutivo de la UCIJ, Kenichi Koyanagi, le escribió al Dr. Deming que les diera a los investigadores, gerentes de producción e ingenieros, una serie de conferencias sobre métodos de control de calidad. La respuesta del Dr. Deming fue si y llego a Tokio el 16 de Junio de 1950. La situación de Japón había mejorado.

    El 19 de junio ante un grupo de 500 personas realiza la primera de doce serie de conferencias. El Dr. Deming estaba preocupado por su experiencia en los Estados Unidos don de el control estadístico de calidad había florecido en un tiempo tan breve.

    El Dr. Deming animaba a los japoneses a producir con calidad, siguiendo el método de realizar una investigación y mirar a futuro para producir bienes que tuvieran mercado durante mucho tiempo. En Agosto de ese año la cámara de comercio de Tokio invito al Dr. Deming para que se dirigiera a otros 50 industriales y les hablara de sus métodos y 45 más en Hakone. Al finalizar el verano, había llegado a la gerencia de la mayoría de las compañías grandes, además de enseñarles técnicas estadísticas a miles de técnicos.

    Para mostrar su aprecio los japoneses establecieron en 1951 el premio Deming, una medalla de plata que llevaba grabado el perfil de Dr. Deming, el cual se otorgaba en dos categorías, a un individuo por sus conocimientos en teoría estadística y a compañías por logros obtenidos en la aplicación estadística.

    En 1951 regresa a Japón a dictar más cursos y asistir a las ceremonias, también recorrió una fabrica de cámaras fotográficas y observo un tanto proféticamente y simplemente con un mejor control de calidad.

    Los japoneses estaban muy agradecidos con el Dr. Deming ya que el les brindaba su calurosa cordialidad a todos los japoneses que conocía e intercambiaba francas opiniones con todo el mundo. Su noble personalidad impresionó profundamente a todos los que aprendieron de él y que llegaron a conocerlo. La sinceridad y el entusiasmo con que se dedicó a sus cursos siguen vivos y vivirán para siempre en la memoria de todos.

    Para 1980 treinta años después de enseñarles sus métodos a los japoneses, el Dr. Deming fue descubierto en los Estados Unidos, y lo lanzaron a la fama, la persona que descubrió al Dr. Deming fue una productora de televisión Clare Crawford-Mason.

    En 1982 publicó un libro para usarlo en sus cursos de calidad, productividad y posición competitiva, un libro extenso, de encuadernado rústico publicado por el Centro de Estudios Avanzados de Ingeniería de Massachusetts.


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Profesor de la Universidad de Harvard, William Ury es un experto en Teoría de la Negociación, siendo especialmente conocido por sus ensayos y artículos.

    A lo largo de su carrera, Ury ha trabajado como consultor tanto para grandes empresas como en la mediación internacional en guerras civiles y posibles conflictos armados.

    William Ury es un mediador, escritor y orador que trabaja con conflictos que van desde disputas familiares hasta batallas en la sala de juntas y guerras étnicas. Es el autor de "Consiguiendo el Si (Getting to Yes)".


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
Don't have an account yet? Register Now!

Sign in to your account

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech