web hit counter www.elmayorportaldegerencia.com - Directivos
Welcome to www.elmayorportaldegerencia.com   Click to listen highlighted text! Welcome to www.elmayorportaldegerencia.com Powered By GSpeech

Directivos


  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Lenguaje Corporal - 001
    Lenguaje Corporal - 002
    Lenguaje Corporal - 003
    Lenguaje Corporal - 004
    Lenguaje Corporal - 005
    Lenguaje Corporal - 006
    Lenguaje Corporal - 007
    Lenguaje Corporal - 008
    Lenguaje Corporal - 009
    1/9 
    fwd 
    bwd 
    stop 
    start

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Las cualidades deseables que debe tener un equipo directivo que tenga la intención de lograr la excelencia en una organización:

    1. Unión.- Establecer una cultura de excelencia requiere la existencia de un grupo directivo integrado y unido permite a los directivos trabajar con fluidez y eficiencia. Aprender a trabajar en equipo, tratar con sinceridad y claramente los conflictos, deslindar las diferencias personales del trabajo diario, son requisitos indispensables para lograr la unión del equipo directivo.
    2. Consistencia.- Un enfoque hacia la calidad y la excelencia requiere de la convicción de asumir la responsabilidad y el esfuerzo continuo para lograrlas. El equipo directivo debe comprender que la moral y el clima organizacional dependen de que los directivos sean estables en sus decisiones y actitudes. Los cambios continuos, las promesas no cumplidas y la inestabilidad son algunas de las casusas más frecuentes de la baja productividad. Una planta de personal satisfecho y motivado requiere de un equipo directivo firmes en sus decisiones.
    3. Participación.- Esta cualidad es indispensable en el grupo directivo, ya que si no existe en el nivel directivo mucho menos existirá en otros niveles. La excelencia en los resultados requiere de la participación de todos los miembros de la empresa. La administración participa implica la distribución del poder y la responsabilidad y el compromiso entre los integrantes de la gestión.
    4. Justicia.- “El dar a cada quien lo que se merece” sueldo y prestaciones justas, sentido de pertenencia, realización, respeto, amor, calidad de vida en el trabajo, etc. Es indispensable para lograr la excelencia. Un equipo directivo justo y honesto es el fundamento para la existencia de la calidad y la productividad. No podemos exigir calidad ni productividad a los empleados, si existe una inadecuada remuneración y un clima organizacional pobre.
    5. Compromiso.- Lograr el compromiso del personal exige un grupo directivo que se involucren y se comprometan con la filosofía y los valores de la calidad, el servicio y la excelencia, lo que implica la entrega absoluta de todo el equipo de dirección. Es necesario recodar que ha que “predicar con el ejemplo”.
      Disposición al riesgo.- El grupo de gerente debe estar decidido arriesgarse con valentía toda las posibles desventajas que existe durante la gestión misma, además de los ocasionados por cambios y las mejoras. Por otra parte debe poseer la creación necesaria para mejorar en todos los ámbitos.
    6. Valores.- El reconocimiento y la práctica de los valores de la empresa y la seria convicción y lealtad hacia la organización, la calidad y la gente son factores primordiales para generar en todo el personal el compromiso y la lealtad de las cuales depende el excito de cualquier compañía.

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
     

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • La clave de tu éxito no va a estar en los resultados, está en cómo vivas el proceso. El proceso es lo único que puedes controlar. Por tanto, para tener éxito, vuelca tu ilusión en el proceso y en disfrutarlo.

    Si te centras en el resultado, aunque lo consigas, no vas a estar satisfecho, porque querrás subir al siguiente nivel. Siempre pasa.

    Si el resultado es distinto al esperado, no significa que sea malo. Cuántas veces te han sucedido cosas que etiquetaste como malas para después, con el tiempo, descubrir que es lo mejor que te pudo pasar, porque te permitió afrontar nuevas oportunidades o encontrar tu verdadera vocación.

    Michael Phelps sufrió una desgracia: se rompió la muñeca y tuvo que entrenar solo con los pies. Consiguió en las piernas una musculatura de impulso que le permitió ganar ocho medallas en los juegos olímpicos de 2008.

    Por eso, cuando te sucedan cosas de manera distinta a lo que esperabas no lo etiquetes como malo, estate abierto a que, aunque no lo parezca, sea realmente bueno. Eso te hará tremendamente resistente a las contracciones.

    El mundo no se va a volcar en hacerte feliz, lo tienes que hacer tú, sabiendo gestionar tus reacciones, tratando los retos como un juego y sin etiquetar las contradicciones como males, pues tal vez sean buenas. Con esa actitud nunca pierdes, siempre ganas.

    La pasión no la vas a encontrar en el trabajo; está en ti, pon pasión en cualquier cosa que hagas, transmitiendo ilusión a tus compañeros y tu éxito estará garantizado.

    Por eso tu éxito es hacer bien cada cosa, pendiente de las personas que te rodean, centrándote en el reto de cada día y dándolo todo en el proceso. La intención, la intensidad con que hagas tu trabajo y el ambiente que generes a tu alrededor tendrá un efecto mucho mayor en tu felicidad que tus logros.

    Por: Enrique Quemada Clariana


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Hoy en día no basta tener experiencia, conocimientos o títulos. Las empresas buscan al contratar una serie de competencias personales en los ejecutivos. A continuación describo la competencia más buscada de todas.

    Imagínese que está por viajar y delega en un subordinado la responsabilidad de llamar a un proveedor para elaborar una campaña urgente. A su regreso, le pregunta al subordinado por la campaña. El responde: “¿Qué campaña?”. Usted se lo recuerda, y él responde: “Ah sí, llame al proveedor pero se ha mudado y no pude contactarlo”. Lo más probable es que usted explote en ira, a menos que haya tomado un sedante o practique meditación.

    Al subordinado le faltó iniciativa, lo que según un estudio reciente de Korn & Ferry es la competencia más buscada por las empresas al contratar.

    ¿Qué es la iniciativa? Según el diccionario de la Real Academia es “adelantarse a los demás en hablar y obrar”. Un componente explícito de esta definición es el concepto de adelantarse en las situaciones o en la resolución de los problemas. Sin embargo, implícitamente, está la importancia de hacerse responsable de los problemas y la de tomar riesgos para resolverlos.

    Para evitar incendios en los edificios, pueden instalar regaderas que se activen por sensores ante un aumento de temperatura. Lo segundo mejor son alarmas con sensores de humo, que nos alertan del problema. Por último, pueden tenerse extinguidores para apagar el fuego. En su empresa, usted puede tener ejecutivos “regaderas” con mucha iniciativa. Apenas perciben un problema, responsablemente se anticipan y lo resuelven asumiendo riesgos en el camino. El otro tipo es el ejecutivo alarma de humo. Tiene la capacidad de anticiparse y alertarlo, le muestra el problema a tiempo, pero es dependiente, quiere que usted decida. Le falta la capacidad de hacerse responsable, de buscar soluciones propias y asumir el riesgo de resolverlo. El otro es el ejecutivo extinguidor, que no se anticipa, actúa cuando el problema quema, siguiendo sus órdenes para apagar el fuego. El peor de todos es el ejecutivo que no se da cuenta de que su área se incendia. Este último, solo se dedica a buscar a excusas para evadir su responsabilidad.

    ¿Cómo se forma la iniciativa? Los padres tienen mucha responsabilidad en la niñez. Hacerle la vida demasiado fácil al niño hará que de adulto espere que le resuelvan todos sus problemas. Pero, el otro extremo, el de tener muchas carencias en la niñez, merma la autoestima y nos convierte en personas inseguras. Como todo en la vida el camino es un buen equilibrio.

    La educación en el colegio y la universidad también es importante. Una educación donde el profesor se limita a transferir conocimientos y el alumno es un agente pasivo receptor, posiblemente no formará profesionales con iniciativa. En esta educación existe una sola verdad: la del profesor, y el alumno se limita a repetirla. En cambio, si el profesor es un facilitador del aprendizaje, permitiéndole al alumno descubrir el conocimiento, buscar respuestas propias, experimentando y cuestionando, es más probable que forme iniciativa. Si estamos acostumbrados a hacer lo que dice el profesor, sin descubrir ni cuestionar, haremos lo mismo en el trabajo: esperaremos pasivamente que nuestro jefe nos dé las ordenes.

    Pero no todo depende de la persona, fomentar la iniciativa también depende de la empresa. Un empleado, en los inicios de la empresa automovilística Ford, tuvo la iniciativa de crear un auto rojo. Cuando se lo mostró a Henry Ford, éste lo destruyó a martillazos con ira. Para Ford, sus clientes podrían tener el auto deseado, en la medida en que fuera negro. Similarmente muchos líderes destruyen la iniciativa de sus subordinados a martillazos.

    Una empresa que promueve una cultura de tolerancia al error, fomentará esta competencia tan buscada.

    Una empresa donde sus líderes dan martillazos a sus subordinados, cuando fallan en sus iniciativas, fomentará el conformismo y la dependencia.

    Por David Fischman


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • La felicidad quizás sea eso que no sabemos definir muy bien, pero que todos buscamos ansiadamente. En ocasiones hasta producirnos un malestar tremendo por las propias exigencias que nos imponemos para encontrarla, de ser feliz, caiga quien caiga, pase lo que pase.

    Si preguntas a alguien dónde se encuentra la felicidad, normalmente encontrarás respuestas que hacen referencia a lo externo, a lo que se desvanece, a lo que está más fuera de nuestro control que bajo el mismo.

    Pero la realidad es que no es así, ni la salud, ni el dinero ni el amor dan la felicidad y creer que tu estado de ánimo depende de que estas áreas de tu vida funcionen es un gran error, que al final te llevará a ser más infeliz.

    ¿Dónde solemos buscar la felicidad?

    Las personas desgraciadamente nos hemos inventado multitud de creencias irracionales. Son exigencias y necesidades que solo están en nuestra mente, pero que pensamos son verdades absolutas. Sentencias inquebrantables que tienen que marcar nuestro camino, sí o sí. De hecho, cuestionarlas puede causarnos el mismo vértigo que asomarnos a un acantilado escarpado.

    Nos las tomamos como un mandato, nos guiamos por ellas, las hacemos nuestras e incluso las defendemos aunque nos generen sufrimiento.

    Creemos, erróneamente, que si tenemos cubiertas estas necesidades y exigencias, hallaremos la felicidad y, por el contrario, si se produce una grieta y no alcanzamos nuestras expectativas, tendremos que sentirnos desgraciados. Cargas con las que no podrá nadie, tampoco nosotros.

    Normalmente estas creencias hacen referencia a la aprobación de los demás, al desempeño perfecto de uno mismo en alguna tarea de relevancia, al dinero, a la salud, a tener una pareja estable y que funcione perfectamente, a ser madre, a ser alguien interesante y carismático…etc, etc, etc.

    Realmente, hay muchos tipos de creencias y cada persona tendrá las suyas propias, pero básicamente tienen que ver con lo que acabamos de enumerar:

    • “El trabajo dignifica”,
    • “Se te va a pasar el arroz”,
    • “El dinero da la felicidad”,
    • “La salud es lo más importante que existe”…

    Por lo tanto, es ahí donde las personas solemos buscar nuestra felicidad, lo que provoca que nos impongamos expectativas poco realistas y al final seamos muy infelices. De hecho, los estudios confirman que cada vez tenemos más necesidades cubiertas y somos más infelices que antaño, y además, va en aumento.

    Lo que sí da la felicidad

    Si cada vez poseemos más y vivimos más cómodamente, con más abundancia, ¿por qué somos más infelices? ¿qué está fallando?

    Lo que falla es creernos que lo externo nos hará felices. Es cierto que conseguir el trabajo de tus sueños, encontrar una pareja que te quiera y te trate bien o tener dinero da cierto placer, pero en realidad es algo muy a corto plazo. Y es placer, que no felicidad.

    El ser humano se habitúa rápidamente a lo que tiene y cada vez va necesitando más y más, por lo que no tiene techo, no se conforma, con todo lo que ello conlleva.

    ¿Quién no conoce gente multimillonaria que ha robado? ¿No tenían suficiente? ¿Quién no sabe de alguien que se mata trabajando a pesar de que, para vivir, podría trabajar la mitad?

    Cuando las personas nos damos cuenta de que no somos felices a pesar de tenerlo todo, creemos que la solución es más de eso que ya tenemos: trabajar más horas, intentar ser más guapo, hacer más dinero, viajar más, buscar pareja desesperadamente…con lo que la caída aun duele más.

    Lo que no saben estas personas, es que la felicidad está en ellos mismos, en su actitud, en cómo deciden disfrutar de la vida y en cómo funciona su escala de valores.

    La felicidad está en cómo aprecias y te diviertes con lo que posees, sea mucho o poco. Existen personas que tienen muy poco y son mucho más felices que aquellos que poseen mansiones y grandes fortunas.

    No existen pocos ejemplos de personas que lo tienen todo y acaban suicidándose, después de llevar una vida entera tomando todo tipo de psicofármacos.

    Si quieres ser feliz empieza a apreciar todo lo que existe a tu alrededor y a dejar de quejarte por lo que te falta. Es casi imposible que todas las áreas de tu vida estén completas, pero eso no quiere decir que no puedas ser feliz con lo que tienes entre manos.

    El olor a café por las mañanas, la risa de tu hija pequeña, bailar una canción bonita con tu pareja en mitad del salón, correr con tus perros detrás de las mariposas, ver las estrellas, una buena conversación en la playa mientras la brisa te da en la cara, abrir una botella de vino con un baño caliente… Estas son las pequeñas cosas que sí dan la felicidad, ¿lo sabías?


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • ¿Qué tienen en común nombres como Steve Jobs, Bill Gates, Carlos Slim, Mark Zuckerberg, Larry Page, Sergey Brin y Warren Buffett? Que todos fueron estupendos CEOs de sus compañías y cumplían con las características necesarias para llegar al éxito.

    Pero ¿cuál fue el camino para alcanzar esta instancia? Varios CEOs destacados de la historia, antes de ocupar los altos mandos, tuvieron que sortear complejos obstáculos y demostrar con hechos más que con promesas que eran capaces.

    Al revisar sus biografías parece todo fácil: jóvenes de esfuerzo que se lanzan al mundo de los negocios con lo que mejor saben hacer. Perdiendo algunas veces, pero ganando la batalla más importante, aquella que los encamina al éxito.

    Sin embargo, en la práctica todo es más complejo. Luchar contra 500 empleados o miles de personas en un sector, que persiguen el mismo objetivo, y cada una de ellas con características distintas, parece una tarea casi imposible.

    La pregunta que surge luego de repasar sus historias es ¿qué los hace diferentes? Es decir, qué capacidades tienen ellos que no posea el resto de sus similares. Por qué ellos y no tú.

    A juicio de Adam Bryant, subdirector del New York Times, se trata de una mezcla de varias habilidades como la imaginación, la actitud y los nervios.

    Con el objetivo de buscar el denominado “factor X”, el CEO de diario estadounidense entrevistó a más de 70 directores ejecutivos y otros líderes de la columna semanal que venía realizando hace varios años. Trabajo que le permitió encontrar cinco elementos que se repetían una y otra vez entre todos aquellos genios. Estos fueron los resultados:

    LOS CINCO SECRETOS

    1. Curiosidad. Muchos directores ejecutivos exitosos son “apasionadamente curiosos”, dice Bryant. Se trata de una parte de ellos que rara vez es visto en los medios de comunicación y que nace de forma natural en ellos. Muchas de estas personas se preocupan de cosas que nadie quiere saber: se preguntan por qué las cosas funcionan de la manera que lo hacen y si las cosas se pueden mejorar, averiguan las historias de la gente que trabaja con ellos y sus clientes. “Es este cuestionamiento incesante que lleva a que los empresarios descubran oportunidades y los ayuda a comprender a las personas que trabajan para ellos, y cómo hacer que trabajen juntos de manera efectiva”. Se describen a ellos mismo como “estudiosos de la naturaleza humana”.
    2. Aguerrido. Muchas de estas personas tienen admirables historias de superación, de años luchando contra la adversidad, lo que les permite aprender de las experiencias vividas. Muchos de ellos han lidiado con el fracaso una y otra vez, pero tienen también la respuesta para superarlo. “Los CEOs parecen impulsados por una fuerte ética de trabajo forjado en la adversidad. A medida que avanzaban en las organizaciones, la actitud sigue siendo la misma: este es mi trabajo, y voy a poseerlo. Debido a esa actitud, son recompensados con más desafíos y promociones”, comenta Bryant.
    3. Equipos de trabajo. En algún momento, la idea de ser un “jugador” que forma parte de un equipo se devaluó en el sector corporativo. Sin embargo, para los CEOs, es una ley. Ellos entienden cómo funcionan los equipos de trabajo y cómo sacar el máximo partido al grupo, dependiendo de las capacidades de cada uno. Para el subdirector de NYT, esta inteligencia tiene que ver con la capacidad de reconocer las necesidades de los jugadores de tu empresa y la manera de reunirlos en torno a un objetivo común.
    4. Sencillez. No hablamos de la sencillez personal, sino de ser simples en nuestro trabajo. Los altos ejecutivos, así como los clientes, quieren que seas sencillo, que vayas al grano, que seas conciso. Según Adam Bryant, “pocas personas pueden ofrecer la simplicidad que los jefes quieren. Por el contrario, asumen erróneamente que ellos se sentirán impresionados con una larga presentación de PowerPoint o largos comentarios sobre algunos proyectos. Los ejecutivos en posiciones de autoridad son claros en decir lo que quieren.
    5. Sin temores. ¿Te gustan las situaciones donde no hay una ruta específica o no sabes donde vas a parar? Esa es una pregunta que todos los grandes CEOs de la historia se han hecho alguna vez en sus vidas. En otras palabras ¿Soy valiente para asumir retos? A menudo, la toma de riesgos se asocia con los empresarios arriesgando en los negocios, pero la toma de riesgos es un estilo de vida que muchos ejecutivos encarnan y buscan fomentar en los demás. La buena noticia es que estos rasgos no son genéticos. Están desarrolladas a través de la actitud, el hábito y la disciplina, factores que te ayudarán a convertirte en el mejor líder.

    Romeo Cárdenas


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Mi hij@ nació hace pocos días, llegó a este mundo de una manera normal… Pero yo tenía que viajar, tenía tantos compromisos.Mi hij@ aprendió a comer cuando menos lo esperaba, comenzó a hablar cuando yo no estaba. Cómo crece mi hij@ de rápido. ¡Cómo pasa el tiempo!

    Mi hij@ a medida que crecía me decía: ¡Papá algún día yo seré como tú!

    - ¿Cuándo regresas a casa papá?

    - No lo sé, pero cuando regrese jugaremos juntos, ya lo verás.

    Mi hij@ cumplió diez años hace pocos días y me dijo:

    - ¡Gracias por la pelota papá! ¿Quieres jugar conmigo?

    - Hoy no hij@, tengo mucho que hacer.

    - Está bien papá, otro día será, se fue sonriendo. siempre en sus labios las palabras “Yo quiero ser como tú”.

    Mi hij@ regresó de la universidad el otro día, todo un hombre. hij@ estoy orgulloso de ti, siéntate y hablemos un poco.

    - Hoy no papá, tengo compromisos, por favor préstame el carro para visitar algunos amigos.

    Ya me jubilé y mi hij@ vive en otro lugar; hoy lo llamé:

    - ¡Hola hij@ quiero verte!

    - Me encantaría padre, pero es que no tengo tiempo, tu sabes, mi trabajo, los niños, ¡pero gracias por llamar, fue increíble oír tu voz!

    Al colgar el teléfono me di cuenta que mi hij@ ERA COMO YO!!!


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

    1. El que tiene mucho dinero pero no tiene educación, nunca disfrutará del paisaje aunque se sienta grande.
    2. El que solo tiene conocimientos pero no produce, solo ve un poco del paisaje.
    3. El que tiene conocimiento y paralelamente produce, tiene el mejor panorama.
    4. El que no se ha preocupado por conocer y no genera, nunca verá nada de lo que pudiese ver.

    Adquiere conocimiento pero ponlo en práctica: esa es la clave para ver el paisaje completo.


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó, en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • -Que le pasó compadre, lo veo tan desanimado?

    - Compadre, ¡¡la desconsiderada de mi mujer!!. Usted sabe que somos muy pobres, me fuí con mi escopeta, arriesgándome con los peligros del monte, víboras y animales salvajes, garrapatas, mosquitos, frío hasta los huesos, con suerte logré cazar un venado, tuve que cargarlo a mis espaldas el largo camino de regreso y subir la loma hasta la casa, no había terminado de llegar, cuando aparece mi mujer con cuchillo en mano y empieza a repartir el venado entre los vecinos y sus familiares. Que una pierna para doña Juana, que otra para doña Paquita, que este lomito para mi mamá, que las costillitas para mi hermana, a los dos días de nuevo sin nada que comer, el tonto, otra vez de cacería. Pero ya me cansé y esta noche me separo.

    El compadre le dijo: invite a su mujer de cacería, no le diga las penurias que pasa, píntele bonita la cosa.

    El compadre siguió el consejo y por supuesto la convenció; ella, entusiasmada fue con falda larga, que poco a poco se le desgarraba con las púas en el camino; la blusa le quedó toda dañada, los zapatos se le rompieron por las piedras y las espinas la hicieron sangrar. El cabello se le maltrató le quedó tieso como estropajo. Se le pegaron garrapatas y bichos. Las manos con ampollas y llagas, casi le da un infarto al toparse con una víbora.

    Por fin, después de tantos martirios encontraron un venado. El hombre se acercó a su presa, disparó y el venado cayó muerto. La mujer no cabía de júbilo pensando en que su sufrimiento había terminado, pero no era así. 

    - Ahora mija, cargue el venado para que vea lo bonito que se siente, 

    La mujer casi se desmaya, ante la desesperación por regresar a su casa, ni para protestar tuvo alientos. Cargó el venado en su espalda hasta su casa, casi muerta con las piernas temblando, jadeando y a punto de desmayar, al llegar tiró el animal en la sala de su casa.

    Sus hijos y vecinos salieron a recibir a la pareja de cazadores acostumbrados a la repartición, gritaron con alegría:

    - ¡¡¡ Vamos a repartir el venado!!!

    La mujer tirada en el piso, hizo un esfuerzo sobrehumano para levantar la cabeza y con los ojos inyectados de sangre, volteó a los vecinos y agarrando aire, les gritó:

    - ¡¡¡ El que me toque ese venado, lo mato!!!

    REFLEXIÓN

    Para valorar el esfuerzo ajeno, todos debemos aprender a "cargar el venado".

    Muchos tienen riquezas, empresas y comodidades porque durante años cargaron muchos venados para llegar donde están ahora...

    Y otros, como la comadre del cuento, siempre esperan a que llegue el familiar, el amigo, el conocido con el venado a cuestas para caerle y desgarrarlo, sin importar el esfuerzo que les ha costado conseguirlo. Sólo se valora aquello que se ha adquirido con arduo trabajo, sudor sacrificio y hasta lágrimas.


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • El exceso de información a la que estamos expuestos, desde las redes sociales hasta los buscadores, ha hecho que nuestra productividad decaiga, que perdamos mucho tiempo. Muchos empiezan el día perdiéndose en las notificaciones de su celular o revisando mails.

    Hoy quiero compartir con ustedes tres tips:

    1. Cuando despiertes, no cojas tu celular. Si lo haces, será inevitable caer en la tentación de leer las notificaciones y empezar a divagar. Lo necesario en ese momento del día es que desayunes, hagas ejercicio, medites o hagas una actividad personal que, probablemente, no puedas hacer por lo que queda del día.
    2. Sácale el jugo a tus horas más productivas. Haz las tareas más complejas o que necesiten de una alta concentración y creatividad, por la mañana. Las reuniones pásalas para la tarde.
    3. Organízate. Un ambiente de trabajo ordenado, limpio, bien iluminado y ventilado es clave para que tu cerebro rinda más. Archiva las carpetas en tu computadora, elimina las aplicaciones no imprescindibles de tu celular y apaga ciertas notificaciones (de Snapchat, por ejemplo).

    Por: Germán Lynch Navarro


    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.

  • Si el video no se presenta, seguramente www.youtube.com lo eliminó , en ese caso haga click aquí...

    El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
Don't have an account yet? Register Now!

Sign in to your account

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech